Ficha 1785 La Psicología proyectiva Pozzi, N



Descargar 104.17 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño104.17 Kb.
Vistas219
Descargas0
1   2   3   4   5   6
CAT(A) (1614)

Se administra de niños entre 3 y 10 años de ambos sexos. Consigna: Te voy a mostrar algunos dibujos, desearía que hagas un cuento con cada uno, donde me digas qué paso antes, qué pasa ahora y qué pasara después. Se tiene en cuenta el tiempo de reacción.

Objetivos: Investiga dificultades de en la alimentaciones, complejo de Edipo, rivalidad, escena primaria, masturbación, agresión, cual y castigo. La respuesta de los padres frente a distintas conductas, miedos, hábitos, analidad, interacción familiar, ect. Se busca encontrar respuesta a la modalidad de reaccionar del niño frente a sus problemas de crecimiento.

Lámina 1: Se ven pollitos sentados alrededor de una mesa, que tiene apoyado un recipiente de comida. A la izquierda hay una figura difusa de una gallina.

Se ve oralidad, tolerancia al a frustración, capacidad de espera, problemas de alimentación, rivalidad entre hermanos, auto y hetero agresión. La gallina de información acerca de la función materna.

Lámina 2:Se ven dos osos y un osito tirando de una cuerda uno grande en un extremo y los otros dos en el otro. Los dos osos grades son ambiguos para que no sean considerados la figura del padre o de la madre.

Remite al a situación triangular y quien tiene el poder en la pareja. Nos interesa ver con quien se identifica o copera el osito y se observa la relaciones parento filiales.

Lámina 3: Un león sentado en un sillón con una pipa y un bastón. Abajo a la derecha se asoma un ratón. Aparecen historias relacionas con la figura paterna que simbolizan autoridad. El bastón puede ser presentado como instrumento de agresión, símbolo fálico o peyorativo.

El ratón sirve al niño como figura identificatoria y mostrara como se siente en relación con la autoridad.

Lámina 4: En un paisaje campestre se observa una cangura con sombrero, cartera y un canasto con leche y alimentos. De la bolsa suma un cangurito con un globo y atrás un cangurito más grande con bicicleta .Estimula historia relacionadas con la rivalidad entre hermanos, el nacimiento de hermanos, fantasías del origen y embarazo. Vinculo con la madre y función paterna.

Si se identifica con el canguro embolsado nos cuenta sobre su deseo de regresar a etapas anteriores para estar mas cerca de la mama, si se identifica con el canguro mayor muestra su deseo de indepencia y autonomía.

Lámina 5: En el interior de un dormitorio oscurosido se ve una cama matrimonial, una mesa de luz con una lámpara, un ventanal con la cortina descorrida y una cuna en la que se encuentran dos ositos. Se observa parte de una mesa y una alfombra.

Se dan relatos de escena primaria e interés respecto de las actividades de los padres en la cama. Aparecen temas de reconocimiento corporal y juegos sexuales y estimula relatos voyeuristas y exhibicionistas.

Lámina 6: se observa el interior de la cueva donde se encuentran tres osos descansando. Dos son adultos y están juntos en la parte posterior, mientras que el tercero es un osito pequeño que esta adelante, más claramente delineado.

Esta lámina es complementaria a la anterior respecto a las fantasías de escena primaria, conflicto edipico por la situación triangular, celos, rivalidad, agresión, manejo de la inclusión o exclusión y como lo hace, problemas masturbatorios y ansiedad, culpa y temor al castigo.

Lámina 7: en un paisaje selvático se observa un tigre con colmillos y garras visibles, abalanzándose sobre un mono.

Se producen historias de contenido agresivo, surgiendo miedo y reacciones del niño frente a la culpa y el castigo. Hay negación cuando en las historias no aparece contenido agresivo. Aparece el miedo a la castración y a su propia agresión.

Lámina 8: en el interior de un living dos monos adultos sentados en un sillón beben una infusión en taza. En la parte anterior un mono adulto sentado en un puf dialoga con un monito. Se observa un cuadro en la pared.

Las historias reminten a la constelación familiar, que rol el relator se atribuye y que actitudes tienen los padres para con él. Los conflictos predominantes son sexuales, orales y edipicos.

Lámina 9: dormitorio oscurecido. Hay un conejo que mira a través de la puerta.

Las historias refieren a los temores de los niños a ser dejados solos, a la oscuridad, el abandono de los padres, como maneja la separación-individuación, curiosidad por lo que ocurre en la otra habitación, escena primaria, y sentimientos de culpa y castigo.

Lámina 10: en el interior de un baño hay un perro adulto que sostiene sobre sus rodillas a uno pequeño.

Emergen los aspectos superyoicos, las tendencias regresivas relacionadas con el control esfinterial, aspectos sadomasoquistas, placer anal y fantasías de coito.

CAT(S)

Test de apercepción (Proceso por el cual nuestra experiencia es asimilada y transformada por el residuo de la experiencia pasada de cualquier individuo para formar un todo nuevo. El residuo de la experiencia pasada se conoce como masa aperceptiva) infantil.

El material con figuras de animales es más ambiguo en sexo y edad por lo que permite una mejor proyección de los afectos, impulsos y sentimientos negativos.

Siempre coexisten la conducta adaptativa, la aperceptiva y la expresiva.

Objetivos: Explora determinada situación conflictivas que si bien no son generales resultan frecuentes: accidentes, situaciones traumáticas, intervenciones quirúrgicas, problemas de aprendizaje, roles parentales, narcicismo, interacción y competencia entre pares, el lugar del varón y el de la mujer, el origen de los niños, el médico, la medina y las enfermedades, castración , violencia, abusos sexual y violación. Ambos test averiguan el comportamiento aperceptivo y expresivo. CAT(a) abarca el ¿Qué se ve? Y el CAT(s) ¿Cómo se ve y piensa?

Lámina 1: hay cuatro ratones en un tobogán, dos mujeres y dos varones.

Explora temas de rivalidad, juegos con el sexo opuesto, el lugar del varón, el lugar de la mujer, relaciones sociales, miedos a determinadas actividades y contactos sociales. Nos muestra como ha internalizado el niño la figura de los padres como cuidadores.

Lámina 2: tres monos en un aula.

Explora dificultades escolares: dar una lección, leer en público, problemas de aprendizaje, emociones que despierta el conocer, la relación con la autoridad, la forma de vincularse con sus pares, pueden aparecer comentarios acerca de la masturbación por el mono que se toca la cola, mostrarse narcisisticamente y esconderse por timidez.

Lámina 3: dos ratones jugando a la mama y al papa.

Comunica identificaciones que tienen los niños con las figuras parentales y adultas con sus actividades. El tema tiene que ver con la triangularidad, la oralidad, el lugar del papa, la mama y el hijo en la vida cotidiana, exclusión e inclusión.

Lámina 4: oso grande sentado que sostiene a oso bebe en sus brazos.

Para poder armar un cuento tiene que ver una regresión (icc) a los primeros meses de vida, donde la dependencia era absoluta. Esta lámina lo enfrenta a ansiedades y angustias tempranas. Esto nos permite enterarnos quien realiza la función de sostén. Lo esperable es que pueda ver la diada madre-hijo.

Lámina 5: un canguro con la cola y el pie vendado.

Se pueden ver fantasías de castración, elaboración de situaciones traumáticas, de daño, disminución física, fantasías de rechazo y aceptación, problemas de imagen corporal, adecuación e inadecuación, completud e incompletud.

Lámina 6: un grupo de 4 zorros, dos mujeres y dos varones.

Se puede ver interacción grupal, competencia, el lugar del varón y de la mujer, éxitos, fracasos, las emociones y afectos que estos despiertan.

Lamina 7: Un gato de pie mirándose al espejo

Nos da noticias acerca de: la imagen corporal, autoestima, inseguridad, exhibicionismo, temáticas narcisistas de crecimiento y problemas de identidad.

Lámina8: Dos conejos, uno adulto medico con guardapolvo y otro pequeño.

Explora temores frente a la enfermedad, dolor, situaciones traumáticas, operaciones, agresión, culpa y castigo. Expectativas reparatorias así si mismo u otros. Actitud frente a la ingesta de medicamentos y aceptación o resistencia del médico y la medicina.

Lámina 9: Un ciervo grande se baña y el otro pequeño observa.

Explora dificultades sexuales, hábitos de limpieza, voyeurismo , exhibicionismo y seducción. Cuando el niño ha sido estimulado más de lo necesario, abuso sexual, violación, shock y temas anales

Lámina 10: Un gata embarazada

Las fantasías tienen que ver con el origen de los niños, embarazo, temores sobre este tema, rivalidad fraterna.

Análisis e interpretación

A) Argumento(tener en cuenta el mensaje común en las dif historias)

B) Personaje principal y secundario (el principal es con el que el niño se identifica)

C) Elementos del ambiente (Hay que tener en cuenta la adecuación perceptiva del estimulo, omisiones o adiciones)

D) Tiempos pasados, presente y futuros (Se debe ver si hay repetición, omisión y en que secuencia)

E) Lógica del pensamiento (vemos la coherencia y alteraciones del pensamiento, la organización, la claridad y comprensión)

F) Lenguaje utilizado (adecuación o no del lenguaje con respecto a la edad y el contexto)

G) Capacidad creativa (cómo puede contar lo que piensa y sus fantasías,)

H) interacción (se ve el estilo predominante de relacionarse con los personajes y a qué situación responde)

I) Naturaleza de las ansiedades y defensas(es importante ver cómo surge y si se trata de paranoide o depresiva)

J) Problemáticas significativas (naturaleza al conflicto, como lo resuelve, y con quienes)

K) Finales de las historias (nos permite entender la fuerza del yo, a través de la adecuación del personaje principal. Hay que ver si el final es adaptativo, enriquecedor o no)

INDICADORES PSICOTICOS: Muestran un elevado monto de ansiedad y crueldad a través del contenido de historias sádicas que están más marcadas en el final de las mismas, gran cantidad de omisiones y adiciones, personifican roles y establecen dialogo directo con los personajes.

Esquizoide: Los personajes son percibíos con poca actividad de juego y poco movimiento. La producción esta obstaculizada por el aislamiento con respecto al mundo exterior y nivel pobre de afectividad.

Depresión: Niños que se bloquean y su producción es pobre por miedo a que lo descalifiquen. Escasos afectos y enuncia el conflicto pero no lo puede desarrollar. Los personajes son tristes, enojados, solos, pasivos, débiles, enfermos, y lastimados.

Tendencia maniaca: Gran cantidad de asociaciones y breves tiempos de reacción. Tienen inconvenientes en sostener la cadena asociativa por el constante fluir de ideas y están omitidos todos los temas relacionados con la depresión.

Tendencia impulsiva y rasgos psicopáticos: Les cuesta concentrarse y permanecer quietos para observar las láminas. Cuando el estimulo lo ubica ante situaciones de falta, indefensión realiza adiciones para transformarlo en lo opuesto. Están presentes situaciones de engaño, estafa, traición y oposición. Y hay carencia del sentido de realidad.

Tendencias obsesivas: Tratan de percibir objetivamente y de forma detallada, son prolijos, controladores y nos presentan distorsiónesela descripción del relato les permite alejarse de lo emocional por lo que sos producciones son pobres y no creativas.

Neurosis obsesivas: Al realizar las historias intentan disociar el impulso sádico anales. Las defensas que utiliza son la represión, el aislamiento, la formación reactiva y la anulación, la disociación se ve cuando los personajes buenos son obedientes, limpios mientras los malos son sucios castigados, ect. Predominan los desenlaces tristes, sádicos abandono y castigos.

Fobias: La producción en las respuestas están condicionadas a que las láminas contengan o no elementos y situaciones relacionado con su fobia, esto puede provocar fallos, dificultad en el tiempo de reacción, critica al objeto, omisiones, distorsiones, bloqueo total, falta de asociaciones y adición de personajes contra fóbicos. Cuando la lámina no provoca temor la producción es buena.

Rasgos histéricos: Niegan los contenidos que remiten a la sexualidad, frente a estos omiten, hacen shocks. Descripciones breves y pobres, no desarrollan el conflicto y fallos. Buena creatividad. Los conflictos predominantes son las triangulaciones edipicas y de exclusión. Las defensas son represión, desplazamiento y conversión.

La Hora de Juego Diagnóstica según García Arzeno:

Desde los aspectos teóricos, la hora de juego diagnóstica es equivalente a la primera entrevista con un adulto, porque surgen el mismo despliegue de fantasías, preocupaciones y presentaciones que tenemos en una primera entrevista con el adulto.

Freud no trabajo con niños en forma directa, así que quienes desarrollan el psicoanálisis con niños fueron los post-freudianos, desde el momento inmediato a Freud fueron particularmente Klein y

Al ofrecerle al niño la posibilidad de jugar en un contexto particular, con un encuadre dado que incluye espacio, tiempo, explicitación de roles y finalidad, se crea un campo que será estructurado Anna Freud, luego Arminda Aberasturi desde una línea kleiniana.

Melanie Klein va a plantear que la hora de juego era la vía regia del inconsciente, lo mismo que el sueño en los adultos, por ende permitía la misma lectura.

Arminda Aberasturi decía que la primera hora de juego, el niño ahí expresa sus fantasías de enfermedad y curación.

Dolto utiliza el juego, el modelado y el dibujo.

Mannoni, va a incorporar materiales nuevos a la entrevista con los padres, donde el niño va a estar presente.

Básicamente en función de las variables internas de su personalidad, va a ir reactualizando en el aquí y ahora un conjunto de fantasías y relaciones de objeto que se sobre-impondrán al campo de estímulo.

Diferencia entre Hora de Juego Diagnóstica y Hora de Juego Terapéutica: La primera engloba un proceso que tiene comienzo, desarrollo y fin en sí misma. La segunda es un eslabón más en un amplio continuo en el que va surgiendo aspectos nuevos y modificaciones estructurales por la intervención activa del terapeuta.

Diferencia entre Hora de Juego Diagnóstica y Entrevista Libre Diagnóstica de Adulto: en una la fantasía está mediatizada a través de las verbalizaciones; en la actividad lúdica el mediatizador es predominantemente el juguete. En la verbalización hay mayor influencia del proceso secundario.

Transferencia y Contratransferencia: antes del primer contacto existe ya una imagen futura, resultante de la información que los padres transmiten, esto condiciona la transferencia, que tiene un carácter particular por la brevedad del vínculo y por el medio de comunicación (juguete).

Indicadores de la Hora de Juego Diagnóstica.

Análisis de los siguientes indicadores:

1.- Elección de juguetes y juegos.

- de observación a distancia – dependiente – estático, - evitativo – de irrupción brusca sobre los materiales – de irrupción caótica – de acercamiento. Tener en cuenta el tipo de juguete elegido para establecer el primer contacto.

Tipo de juego: ver si tiene principio, desarrollo y fin y si corresponde al estadio de desarrollo intelectual.

2.- Modalidad del juego.

Es la forma en que el yo pone de manifiesto la función simbólica. Cada sujeto estructura su juego con una modalidad que le es propia e implica un rasgo caracterológico: a) plasticidad, b) rigidez, c) estereotipia y perseveración.



3.- Personificación.

Capacidad de asumir y adjudicar roles en forma dramática. En cada periodo evolutivo adquiere características diferentes, en los más pequeños se expresa de manera más inmediata de realización de deseos, utilizando como mecanismo fundamental la identificación proyectiva. Asume el rol del otro.

La personificación permite la elaboración de situación traumáticas, el aprendizaje de roles sociales, etc. Al análisis del contenido de la personificación nos lleva a evaluar a través de la calidad e intensidad de las diferentes identificaciones el equilibrio existente entre el Superyó, el Ello, el Yo y la realidad (importancia diagnóstica y pronóstico).

4.- Motricidad.

Adecuación de la motricidad del niño con la etapa evolutiva que atraviesa.



5.- Creatividad.

Exige un yo plástico capaz de la apertura experiencias nuevas, tolerante de la inestructuración del campo, la tolerancia adecuada a la frustración permite que se forme la representación mental del objeto, en ausencia de éste. La alteración de esta función puede darse: a) un extremo sometimiento a la realidad desagradable, b) una absoluta intolerancia a la frustración.



6.- Tolerancia a la frustración.

Se detecta a través de la posibilidad de aceptar la consigna con las limitaciones que esta impone. Diferencia dónde ubica el niño la fuente de frustración: si deriva de su mundo interno o si la elabora preferentemente de su mundo externo y la reacción frente a ello.



7.- Capacidad simbólica.

Cuantos más elementos utiliza el niño para expresar su mundo interno, mayores posibilidades yoicas revela. Cuanto mayor es el desplazamiento menor es la resistencia que opone el Yo.



8.- Adecuación a la realidad.

Aceptación o no del encuadre tempo-espacial y posibilidad de ubicarse en su rol y aceptar el del otro.

No poder adecuarse a la realidad implica un déficit en la discriminación Yo – no Yo.

El Juego del Niño Psicótico: Dificultad para jugar, imposibilidad para simbolizar, personajes crueles, yo desorganizado y perseveración estereotipia.

El Juego del Niño Neurótico: hay capacidad simbólica, está la posibilidad de expresión de sus conflictos en el “como si” de la situación de juego, capaz de discriminar interjuego entre fantasía y realidad, bajo umbral de tolerancia a la frustración o sobre-adaptación.

El Juego del Niño Normal: situación conflictiva opera como motor y no como inhibidor del desarrollo.

Hacia un modelo estructural de la Hora de Juego Diagnóstica (Kornblit): Incorpora la perspectiva fenomenológica.

Según Febbraio (en Celener) la Hora de Juego Diagnóstica es una de las herramientas fundamentales que posee el psicólogo para acceder a la evaluación de los procesos del desarrollo infantil de manera privilegiada, ordenada y profunda.



  1. La hora de juego diagnóstica se utiliza como primer encuentro con el niño en el proceso psicodiagnóstico, a posteriori de la entrevista a padres.

  2. Se considera óptimo utilizar los juguetes, que son un elemento de uso diario para los niños como primer material de indagación, alejado de lo que ellos pueden interpretar como un material típico de evaluación. Permite que el niño se distienda y favorece una sensación de comodidad. La hora de juego posee un alto valor diagnóstico como prueba proyectiva única.

3. Se puede aplicar en niños desde los 18 meses de edad hasta los 11 o 12 años.

  1. Se requiere de un consultorio amplio y adaptado.

  2. Se utiliza un material de prueba denominado “caja de juguetes” o “caja de juegos” que incluye los siguientes materiales estructurados e inestructurados: papel blanco, lápiz negro y de colores, goma de borrar, goma de pegar, tijeras, papel glacé, plastilinas, trapitos, piolín, autos, pequeño juego de té, algunos muñecos articulados, animalitos de granja y salvajes, cubos y una pelota pequeña.

  3. Este material se utiliza para todos los niños por igual. La consigna-estímulo también es la misma para todos los niños y en todas las edades.

Tres tipos de Horas de Juego diagnósticas: en niños normales, en niños neuróticos y en niños psicóticos.

Modificación de la caja de juegos tradicional:

  • Se descartan los materiales escolares tradicionales y se reemplazan por crayones gruesos no tóxicos y láminas de papel de colores gruesas tipo cartón.

  • Se incorporan instrumentos musicales o sonoros de percusión.

  • Se incorporan muñecos de peluche o felpa en reemplazo de los tradicionales muñecos articulados de plástico.

  • Se incorporan cubos de colores apilables y encastrables de tamaño grande.

  • Se incluyen plastilinas no toxicas de colores brillantes.

  • Se incluyen sogas, lanas gruesas y cables.

  • Se incorporan telas grandes o sábanas.

  • Se incluyen pelotas grandes y pelotas pequeñas inflables.

  • Se incluyen instrumentos musicales o sonoros mecanizados.

  • Se incluye un juego de plato, vaso y cuchara.

El rol del psicólogo, durante la hora de juego diagnóstico, es un observador no participante, lo que no significa que muchas veces juegue con los niños y no simplemente observe, sobre todo con niños mas pequeños. Hay que ver el juego, los roles, el libreto sobre el cuál se va a desarrollar el juego, el niño propone a que jugar porque va a proyectar sus propias fantasías, deseos, etc.

Aberastury: “La entrevista inicial con padres” Cap.5 >217<

Cuando los padres deciden consultarnos sobre el problema o enfermedad de un hijo les pido una entrevista, advirtiéndoles que el hijo no debe estar presente pero sí informado de la consulta. Aunque sugerimos la conveniencia de ver a ambos, lo frecuente es que acuda la madre, excepcionalmente el padre y muy pocas veces los dos. Para formarnos un juicio aproximado sobre las relaciones del grupo familiar y en especial de la pareja, nos apoyaremos en la impresión que tengamos a reconsiderar todos los datos consignados en la entrevista. Esta no debe parecerse a un interrogatorio, en el cual se sienten enjuiciados, por el contrario, hay que tender a aliviarles la angustia y la culpa que la enfermedad o conflicto de un hijo despiertan y para eso debemos asumir desde el primer momento el papel de terapeutas del hijo y hacernos cargo del problema o del síntoma.

Los datos que nos dan los padres suelen ser inexactos, deformados o muy superficiales y durante la entrevista se olvidan parte de lo que sabían debido a la angustia que ésta les provoca.

No consideramos conveniente finalizar la entrevista sin haber logrado los siguientes datos básicos:


  1. Motivo de consulta: si he resuelto interrogar primero sobre el motivo de la consulta es porque el escollo inicial más difícil para los padres es hablar de lo que no anda bien en y con el hijo. La resistencia a hacerlo no es consciente, para ayudarlos hay que tratar de disminuir el monto de angustia inicial.

La comparación de los datos obtenidos durante el análisis del niño con los suministrados por los padres en la entrevista inicial, es de suma importancia para valorar en profundidad las relaciones con el hijo.

  1. Historia del niño: me interesa saber la respuesta emocional -en especial de la madre- ante el anuncio del embarazo, si fue deseado o accidental, si hubo rechazo abierto con deseo de abortar e intentos realizados, o si los aceptaron con alegría. La respuesta que brinda la madre a cómo sobrellevó su embarazo nos indica cuál fue la iniciación de la vida del hijo. No espero que la respuesta sea u fiel reflejo de la realidad, pero en cambio, lo que los padres nos dicen confrontado con el material ofrecido por el niño, será de gran utilidad en la investigación. La experiencia demuestra que cuanto mejor ha sido la primera relación más fácil y detalladamente la recuerdan. Cuando obtuvimos suficiente información sobre el parto preguntamos por la lactancia (si fue materna o con mamadera y cómo). Es importante preguntar la fecha del destete y sus condiciones. El retraso en el lenguaje o inhibición en su desarrollo son índices de una seria dificultad en la adaptación al mundo. Interrogamos sobre el dormir y sus características, también una descripción del cuarto donde duerme el bebé. Edad y forma en que se realizó el control de esfínteres. Cuando interrogamos sobre enfermedades, operaciones o traumas consignamos en la historia no solo la gravedad sino también la reacción emocional de los padres. Las complicaciones que se presentan en las enfermedades comunes de la infancia son de por sí un índice de neurosis y es importante registrarlas en la historia. Cuando preguntamos a los padres sobre la sexualidad del hijo suelen asombrarse, trataremos aquí de averiguar lo que han observado al respecto.

Los padres suelen sorprenderse y quedarse sin respuestas frente a la pregunta sobre cuáles son los juegos predilectos del hijo. Valoramos como índice grave de neurosis la inhibición por jugar. Un niño que no juega no elabora situaciones difíciles de la vida diaria y las canaliza patológicamente en síntomas e inhibiciones.

El ingreso a la escuela significa para él no sólo desprenderse de la madre sino afrontar el aprendizaje que en sus comienzos le despierta ansiedades similares a las que se observan en adultos con angustia de examen. Las dificultades de aprendizaje tiene sus raíces en los primeros años, un niño que no ha jugado bien tampoco aprende bien. Es importante preguntar por la edad en que un niño ingresó a la escuela y la dificultad o facilidad en el aprendizaje de lectura y escritura.



  1. El día de vida:

La reconstrucción de un día de vida del niño debe hacerse mediante preguntas concretas que nos orienten sobre experiencias básicas de dependencia e independencia, libertad o coacción externas, inestabilidad o estabilidad de las normas educativas, del dar y recibir. Sabremos así si las exigencias son adecuadas o no a la edad, si hay precocidad o retraso en el desarrollo, las formas de castigo y premio, cuáles son su capacidad y fuente de goce, y sus reacciones frente a prohibiciones. Esto nos permitirá una visión inesperadamente completa de la vida familiar y lo que registremos será una valiosa ayuda al ser comparado con la historia del niño.

La descripción de los domingos, días de fiesta y aniversarios nos ilustra sobre el tipo y grado de la neurosis familiar, lo que nos permite estimar mejor la del niño y orientarnos en el diagnóstico y pronóstico del caso.



  1. Relaciones familiares: se comprende que muy poco podremos saber sobre las verdaderas relaciones entre ellos y nos limitaremos por eso a consignar la edad, la ubicación dentro de la constelación familiar, a saber si los padres viven o no, profesión o trabajo que realizan, horas que están fuera de la casa, condiciones generales de vida, sociabilidad de ellos y de sus hijos.

Conviene siempre recordar que la finalidad de esta entrevista es logar alivio de las tensiones de los padres y que somos desde el primer momento los terapeutas del niño y no los censores de los padres. Una vez terminada esta entrevista, si los padres han decidido hacer solamente un diagnóstico, se les comunicará el día y la hora de la entrevista con el niño así como su duración. Si en cambio aceptan un tratamiento se les dará las indicaciones generales en as que éste se llevará a cabo.

Batería de psicodiagnóstico en niños:

Primero tenemos la entrevista a padres, esto aparece modificado cuando trabajamos con adolescentes, siempre se aclara el secreto profesional, lo que no significa que en una devolución uno hable del estado psíquico de alguien, pero no se cuenta los contenidos de lo hablado, solamente se puede romper el secreto profesional en el caso de que corran riesgo su vida o ponga en riesgo la vida de los otros. Luego de la entrevista a padres viene la hora de juego diagnóstica, obviamente los elementos de la caja estarán relacionados a la edad del niño, luego podemos utilizar técnicas gráficas, primero dibujo libre, HTP, figura humana, dos personas, familia, bender, HAT que es una adaptación del bender, luego se le puede tomar un desiderativo, RO y si fuera necesario podemos incluir el CAT que sería el equivalente al TRO, que son 10 láminas de dibujos de animales que presentan conflicto y que se puede tomar de 3 a 10 años, cada lamina va a tocar diferentes conflictos evolutivos básicos, de escena primaria, etc. Se puede hacer también juego familiar, entrevistas vinculares madre hijo o padre hijo, si los padres están separados, etc, para luego realizar la entrevista de devolución que se va a realizar tanto a los niños como a los adultos con la indicación que corresponde.



Test de relaciones objetales (TRO):

El TRO data de 1955 y ofrece una serie de ventajas con respecto a su antecesor el TAT, brindando l ventaja de una amplia y detallada fundamentación teórica basada en la teoría de las relaciones objetales de Klein y Farbain. Esta técnica es en gran parte un desarrollo del Test de Apercepción Temática de Murray. En la construcción de la técnica y en el método de análisis e interpretación de sus datos se ha intentado integrar algunos elementos del método de Rorschach.

- La principal ventaja del test de Apercepción Temática (TAT), reside en que el material pictórico (dibujos) y la producción de historias están directamente vinculados con las relaciones con personas y por lo tanto proveen al sujeto y al psicólogo de un medio de comunicación directa sobre las maneras en que el sujeto percibe las relaciones humanas y el papel que juega en ellas.

- La principal contribución del método del Rorschach radica en el énfasis puesto en las idiosincrasias contenidas en la percepción del sujeto frente al material que se le presenta, y en las oportunidades que el estudio de esas idiosincrasias brinda para un análisis más formal de los datos.

El TRO es un test de mayor aprovechamiento porque a diferencia del TAT posee una mayor saturación proyectiva que tiene que ver con dar al examinado la posibilidad de funcionar con la identificación proyectiva, de todas las situaciones tensionales y relaciones objetales internas. El sujeto, sin darse cuenta de lo que está proyectando, ofrece al psicólogo las vicisitudes de las tempranas relaciones de objeto que determinan sus vínculos con el medio exterior, esto constituye el alto grado de saturación proyectiva.

Uno de los objetivos del TRO es proveer un método para explorar dentro de la relación de entrevista, la capacidad de la persona para establecer y mantener relaciones y experiencias satisfactorias con los demás.



Comparación del TRO con el TAT y el Rorschach.

1. El TRO concilia las dos tendencias del TAT y del Rorschach en cuanto a que el TAT es un test que sugiere lo que explora cada lámina y el Rorschach presenta láminas de absoluta neutralidad temática.

2. El TRO explora la secuencia temporal del drama asociado a la percepción como el TAT, pero a su vez pone énfasis en el presente, como el Rorschach.

3. El TAT sugiere alto grado de movimiento humano, mientras que en el Rorschach las manchas no la sugieren explícitamente. El TRO concilia estas dos tendencias.

4. En el TRO el estímulo presenta un grado de estructuración intermedio. Son láminas menos estructuradas que las del TAT y más que las del Rorschach.

5. El TAT es un test de contenido, el Rorschach es un test de forma. El TRO es un test de contenido y de forma.

6. El TAT es un test dramático, mientras que el Rorschach es un test dinámico. El TRO es un test dramático y dinámico a la vez.

7. El TAT recoge la proyección a través de la fantasía del examinado, el Rorschach lo hace a través de la percepción, mientras que el TRO recoge la proyección a través de ambos comportamientos.

8. En el TAT la influencia cultural es importante porque en todo el test el contenido de realidad está altamente estructurado. El Rorschach no acusa tan alto grado de influencia de lo cultural. En el TRO la incidencia cultural es escasa.

9. El Rorschach es insustituible para un diagnóstico de la estructura subyacente, mientras que el Phillipson es imprescindible para explorar la dinámica del mundo interno del paciente, la posibilidad de modificación de vínculos patológicos, etc.

Características del test: es una técnica proyectiva de estimulación visual y producción verbal. El test se compone de tres series de cuatro láminas cada una, más una lámina en blanco, en cada una de las series se muestran situaciones unipersonales, bipersonales, tripersonales y grupales con variaciones en la cantidad de detalles y grados de estructuración en el ambiente físico y en el clima emocional. En la medida de lo posible, las figuras humanas fueron dibujadas en forma tal que resultaran ambiguas en cuanto al sexo, el movimiento entre ellas, la expresión de la cara u otras actitudes. El grado de ambigüedad provee un amplio margen para la adjudicación de edades, vestimentas, u otros atributos físicos, esto posibilita una variedad de elaboraciones preceptuales brindando la oportunidad para ligar las idiosincrasias individuales con las de caracterización y tema. Cada lámina tiende a evocar temas de relaciones humanas conflictivas, a su vez cada serie se divide de las demás por los diversos grados de estructuración del ambiente físico y por el clima emocional que despierta, dadas sus distintas tonalidades.

Serie A: se presentan situaciones uni, bi, tripersonales y grupales. Tiene una distribución del tono gris difuso con muy pocos detalles de contenido de realidad y ninguno de expresión de las personas, movimiento, de gestos, de identificación sexual, el grado de inestructuración de estas láminas intenta evocar primitivas necesidades de relaciones objetales y ansiedades referidas a su satisfacción. Estas necesidades, ansiedades se vinculan a muy tempranas relaciones objetales de dependencia y enfatizan el contacto físico y sensorialidad.

Serie B: nuevamente se presentan situaciones uni, bi, tripersonales y grupales. En este caso las figuras y el marco ambiental han sido dibujados con trazos definidos y silueta muy oscura enfatizando el contraste blanco y negro, el ambiente contiene objetos del mundo físico de estructura definida y permite muy poco o ningún margen para su interpretación, es la que tiene el más alto contenido de estructuración. La variable importante en la serie B es el uso que se hace en el claroscuro como gran movilizador de amenazas, de situaciones de intransigencia, de frialdad.

Serie C: las relaciones de situaciones humanas uni, bi, tripersonales y grupales son presentadas aquí en forma algo más realista que en las series A y B. El marco ambiental es más rico en detalles que en la serie B y la presentación es mucho menos definida (el sujeto encuentra las láminas mas evocativas) como para ofrecer bastante libertad en el uso e interpretación de los detalles. Esta serie incluye el uso del color; en algunos casos con una clara y a veces incongruente intrusión de un elemento de color y, en otros, con la inclusión más suave del color en la situación como desafió emocional. Por ejemplo, sugiriendo calidez o frialdad, temor o enojo, etc.

Lámina A1: las perturbaciones que se infieren de la producción ante esta lámina, se relaciona con todo lo que moviliza la situación de test y el temor ante lo desconocido.

Lámina A2: estimula la proyección de la imagen interna de una pareja unida en un determinado vínculo, es importante considerar el uso de contenido de realidad que el paciente hace en esta lámina, el continente que busca para esa pareja, lo cual nos permite inferir cómo se estructura y se incluye el paciente en el espacio.

Lámina C3: fuertes rasgos emocionales son introducidos como marco para la conducta interpersonal. Evoca los conflictos triangulares edípicos. También pude aportar información sobre aspectos edípicos de las relaciones fantaseadas del sujeto con el psicólogo.

Lámina B3: es más definida la situación edípica, con celos como tema implícito. En esta lámina hay menos posibilidades de evitar lo edípico. La respuesta del paciente nos indica su capacidad para enfrentas aspectos angustiantes o decepcionantes de la vida. Generalmente se proyectan vínculos como: mirar y ser mirado, espiar y ser espiado.

Lámina AG: representa la vuelta a una situación muy inestructurada que por lo común es conceptuada como deprimente. La textura se interpreta casi siempre como enfatizando frialdad y sentimiento de pérdida. Explora la capacidad del paciente para tolerar el daño infligido a los objetos queridos, aceptar la ansiedad depresiva y elaborar pérdidas. Nos indica además cómo siente dichas pérdidas.

Lámina B1: el principal tema implícito es la forma en que el sujeto se las arregla con la soledad, la falta de comodidad brindada por los objetos materiales. La recurrencia en la inclusión de un segundo personaje indica la imposibilidad del sujeto de estar a solas por las connotaciones persecutorias de su mundo interno buscando un acompañante de quien depender, a quien manejar, a quien alimentar, etc. Esta lámina evidencia los conflictos con la propia identidad. El vínculo que el paciente establezca entre el personaje y la habitación es un índice que permite explorar cómo siente su propia identidad. El personaje puede ser visualizado como subiendo o bajando por la escalera. Esto, unido a las características que le adjudique al interior de la habitación, nos habla acerca de cómo fantasea su propio interior, en qué medida se acerca (sube) para conocerse mejor y permite al psicólogo el acceso, o se aparta (baja) del mismo e impide que el psicólogo pueda penetrar. Todo esto nos permite elaborar un diagnóstico y un pronóstico acerca de las posibilidades para tomar insight de sus conflictos, que peligrosidad atribuye a éstos. La historia que brinda el paciente de ésta lámina sirve también para explorar sus posibilidades de adaptación.

Lámina CG: la distribución de las figuras en el espacio y la presencia de colores y rayas horizontales a modo de escalones, hace que ésta lámina sea útil para explorar la relación del paciente con la autoridad externa e interna. Este aspecto del vínculo se ve a través de la posibilidad de discriminar aspectos estructurales internos (Ello, Yo y Superyó) en pugna, con posibilidades de conciliación o no. En cierta manera el paciente, en el momento de elaborar la historia, está ejerciendo las funciones yoicas de balance entre esos dos aspectos estructurales en pugna (Ello y Superyó) y la manera como resuelve el conflicto en la historia nos muestra qué es lo que finalmente triunfa de esa lucha interna. Desde el punto de vista adaptativo, la lámina estimula la proyección de sentimientos agresivos competitivos que pueden determinar la capacidad de empuje, el nivel de aspiraciones y el deseo de progreso.

Lámina A3: agrega más datos sobre la forma en la que el sujeto se maneja como rival frente a la autoridad. Por lo común el tema se relaciona con el hecho de ser separado de los padres o dejado de lado la tríada familiar, es decir, se plantea la situación triangular a la luz de las ansiedades más tempranas o arcaicas.

Lámina B2: es vista como una situación bipersonal. Por lo general, las dos figuras ubicadas bajo el árbol son percibidas como amantes Puede movilizar historias de desprotección de la pareja frente a circunstancias externas de peligro, privaciones, o de exclusión respecto de todo confort, resguardo. La casa funciona como un tercero que rechaza, protege, incluye o excluye.

Lámina BG: encara la situación de soledad frente al grupo, la excusión del grupo de pares. Explora sentimientos de aceptación, rechazo o indiferencia que el paciente proyecta en el grupo.

Lámina C2: los temas subyacentes de RO están en relación con daño, responsabilidad y esfuerzos de reparación. La cama y el color amarillo de sus barrotes inducen a pensar en situaciones de enfermedad, muerte, vejez.

Lámina C1: representa simbólicamente lo que fue sucediendo a lo largo del test. La presencia de elementos de contenido de realidad muy diversos hace que esta lámina se preste para proyectar ansiedades, aspectos, tendencias de diversa índole. La relación del personaje con el ambiente y el papel que desempeña en la historia muestran la relación entre el paciente y el psicólogo a lo largo de la administración.

Lámina en Blanco: la figura que el sujeto imagine y la historia que construya informa sobre el tipo de mundo que aquel construiría para sí mismo a efectos de lograr el máximo de gratificación en sus RO y un mínimo de frustración y ansiedad. Esta lámina sirve para recoger una historia que funcione como control de las anteriores, como exploración de la relación transferencial. En ciertos casos es la historia clave para formular el pronóstico, pues al paciente elabora algo así como un proyecto existencial.

Fundamentación del test.

“La forma peculiar de percibir (apercepción) dinámicamente el mundo es congruente con las formas de conducirse en las relaciones humanas (RO).”

“El estilo personal de las interacciones con los objetos queda reflejada en la modalidad perceptiva”.

“Las producciones del sujeto en TRO constituyen la representación simbólica de la dinámica conscientes e inconscientes de su personalidad”.

La suposición básica es que la forma en la que una persona percibe el mundo que la rodea, tiene congruencia dinámica con su forma de manejar las relaciones humanas en cualquier situación con que se enfrente, y que la resultante de cualquier interacción con su medio (como la producción de una historia para una lámina del TRO) reflejará los procesos dinámicos por medio de los cuales expresa y regula las fuerzas consciente e inconscientes que operan en su manejo de los temas de relaciones objetales inherentes a esa situación. Este supuesto deriva de la teoría psicoanalítica, en particular de la teoría de las relaciones objetales que describen Klein y Fairbairn. De acuerdo con esta teoría, la forma como una persona maneja su relación con las otras es el producto de una larga historia de aprender a manejar relaciones que deriva de sus relaciones con sos objetos más tempranos de los que dependía para la satisfacción de sus necesidades biológicas y psicológicas primarias. Su forma de relacionarse con el mundo está directamente influida con estas primeras relaciones.

Como consecuencia se puede postular un grado de isomorfismo (relación teoría test) entre la manera como se llevan a cabo las relaciones objetales con las personas y la forma en la que el individuo se expresa en su interacción con otros elementos de su mundo (láminas). Se puede suponer que las modalidades típicas de una persona en cuanto a percepción, uso de recursos intelectuales, grado de compromiso con sus intereses específicos o ejecución de una tarea, llevarán las huellas de sus patrones más profundamente arraigados de relación con las personas.

La manera particular con la que un individuo se relaciona con la gente y con las cosas, reflejada en su modalidad perceptiva, representa un intento de reconciliar dos sistemas de relaciones objetales (sistemas tensionales) superpuestos en grados variables:

Primer Sistema Tensional: integrado por las formas inconscientes reprimidas de relacionarse que fueron fantaseadas como medios de gratificación o ataque, cuando en sus primeros años el individuo era frustrado por encima de su tolerancia. Estas relaciones inconscientes y conflictivas están continuamente activas y procurando resolverse de modos primitivos, irracionales e infantiles, que son incompatibles con las pautas aceptables de relación social.

Segundo Sistema Tensional: constituido por las experiencias de relaciones más concientes, más aceptables, acumuladas durante un largo periodo, con una permanente puesta a prueba con su consistencia y validez: Esto permitió la consolidación de patrones e interacción más aceptables, unidos a valores de compatibilidad en las relaciones sociales.

Los intentos del individuo de conciliar estos dos sistemas (patrones), en sus interacciones actuales con el mundo físico y social, “determinan” su comportamiento típico. El grado de tensión dependerá, básicamente, de ciertos rasgos innatos de la personalidad tales como la “excitabilidad” general y la tolerancia a la frustración y al dolor, junto con la magnitud del dolor que el individuo ha experimentado en la frustración de sus necesidades primitivas. La fuerza de tensión resultará de la importancia que para el individuo, como organismo en desarrollo, tengan las tempranas relaciones de necesidad en cuestión, cuando la tensión es grande y las defensas fuertes, las relaciones objetales inconscientes pueden expresarse sólo a distancia y simbólicamente, y la naturaleza dinámica del deseo inconsciente y las consecuencias temidas pueden ocultarse.

Cuando las relaciones objetales inconscientes tienden a encontrar expresión directa en una relación actual, el resultado será un deterioro en la calidad de la relación y cierta restricción en la interacción. La interacción se reducirá o perderá flexibilidad, disminuirá el dar y el recibir, el individuo y los otros interactuarán de manera parcial más que como totalidades.

Las relaciones objetales inconscientes tenderán a imponer su patrón a expensas de formas más conscientemente aprendidas y validadas.



Los factores que determinan el grado de intromisión de las fuerzas inconscientes son:

En el individuo: la presión y la fuerza de las relaciones objetales inconscientes que buscan gratificación contrabalancean los modos de interacción con las personas basados en la realidad.

En el marco ambiental: medida en que la situación coincide en forma dinámica con una situación de relación objetal de una fantasía inconsciente, la medida en la cual la situación estímulo coincide con una situación de relación objetal inconsciente, la presencia o ausencia en el estímulo de objetos identificables del mundo físico que proveen el escenario físico de una situación de RO que pude ser interpretada como contradiciendo o sustentando sus expectativas inconscientes, la medida en la cual hay factores de realidad en la situación estímulo en función de atributos emocionales que proveen el clima emocional de la situación de RO.

Sobre la base de estos fundamentos el TRO utiliza:

Situaciones de relaciones objetales de uno, dos, tres y varios personajes (grupo), como matrices en las que se realizaron los aprendizajes de relaciones interpersonales y que son núcleo de relaciones objetales en el presente. El monto variable de contenido de realidad a través de distintos objetos del mundo físico que proveen el marco para las situaciones del RO, diversos climas emocionales que evocan distintos tipos y niveles de sentimiento, esto permite explorar el clima emocional predominante en la relación transferencial.



Método de Administración.

La primer consigna del TRO es: “Le mostraré algunas láminas. Desearía que viera cada una cuando la reciba y trate de imaginar qué puede representar. En la medida en que usted le vaya dando vida en su imaginación, construya una breve historia al respecto. En primer lugar, deberá decir cómo se imagina que surgió esta situación. Luego imagine qué es lo que está sucediendo en la situación y cuéntemelo con más detalles. Finalmente, imagine qué sucede luego o cómo termina. El relato debe hacerse en tres partes: el comienzo, la parte del medio (más detallada) y el final. Podríamos hacer una como ejemplo, usted me podrá preguntar sobre ella y yo le diré si está bien”.

La segunda consigna del TRO corresponde a una lámina en blanco: se le pide al sujeto que imagine qué clase de escena podría estar representada en la lámina, su descripción y luego la historia como en las láminas anteriores.

Si del texto relatado, en la primera lámina, surgiera una descripción en lugar de la historia solicitada, o no mencionara la secuencia temporal (pasado, presente o futuro) corresponde repetir la consigna, explicándola (qué parte faltaría, mostrando la diferencia entre describir y relatar una historia). Si efectuada la reiteración de la consigna, el examinado no muestra su actitud (ejemplo, sigue describiendo la siguiente lámina) no corresponde preguntar forzar al sujeto, se continuará con la tarea hasta finalizar. En la primer lámina el examinador interviene para corregir la modalidad de la historia si no respetara los aspectos que la consigna solicita, en las siguientes láminas no se interroga más hasta terminar el test y se sigue registrando textualmente.



Re-test y Examen de Límites.

Después que se pasan todas las láminas se vuelve sobre la primera y se empieza a preguntar, si en la primera, como se ha intervenido, ya no hay necesidad de interrogar, se pasa a la segunda. Las preguntas que se formulan son: ¿Dónde vio esto?, es importante ubicar la localización de la percepción y la proyección de la fantasía. Además se debe definir sexo y características de los personajes, así como el tipo de vínculo. El examinado tiene que contar cómo se le ocurrió hacer esa historia, cómo fue llegando a esa idea, si cuando contó la historia omitió alguna secuencia temporal se le pregunta que pudo haber sucedido antes, qué va a pasar después, etc.

El retest -también llamado encuesta- se toma en el mismo momento para que el sujeto no olvide o reprima aquello que proyectó. El retest siempre se toma para buscar la localización de la percepción, ver cómo se le fue ocurriendo y también para rellenar lagunas, contradicciones.

También en el Phillipson se administra el examen de límites que se compone de preguntas específicas sugiriendo al sujeto que intente ver lo que no vio, lo que omitió. El test de límites se toma cuando en el retest no ha podido lograr la información suficiente, es decir que se toma muy rara vez, por ejemplo, cuando en las láminas de mayor estructuración omite ciertos personajes o ciertos elementos del contexto de realidad, es decir, cuando hay ciertas cosas que no se pueden omitir, su uso está íntimamente relacionado con la búsqueda de precisión diagnóstica y requiere de experiencia del examinador.



Método de Análisis de las Historias.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos