Facultad de ciencias forestales escuela de ciencias forestales departamento de manejo de recursos forestales



Descargar 1.06 Mb.
Página1/17
Fecha de conversión22.06.2018
Tamaño1.06 Mb.
Vistas330
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17




UNIVERSIDAD DE CHILE

FACULTAD DE CIENCIAS FORESTALES



ESCUELA DE CIENCIAS FORESTALES

DEPARTAMENTO DE MANEJO DE RECURSOS FORESTALES



ANÁLISIS DE LAS TAREAS DESARROLLADAS POR LOS PROFESIONALES DE LA FAMILIA OCUPACIONAL SILVOMADERERA DESDE LA PERSPECTIVA DE

LAS CALIFICACIONES CLAVE REQUERIDAS

PARA EL DESEMPEÑO LABORAL

Memoria para optar al Título

Profesional de Ingeniero Forestal

MARIA DANIELA SANDOVAL LUNA

Profesora Guía: Ing. Forestal, M. Sc. Ph. D. Carmen Luz de la Maza

Profesor Guía: Ing. Forestal, Dr. Jaime Millán

SANTIAGO – CHILE

2007

UNIVERSIDAD DE CHILE

FACULTAD DE CIENCIAS FORESTALES

ESCUELA DE CIENCIAS FORESTALES

DEPARTAMENTO DE MANEJO DE RECURSOS FORESTALES

ANÁLISIS DE LAS TAREAS DESARROLLADAS POR LOS PROFESIONALES DE LA FAMILIA OCUPACIONAL SILVOMADERERA DEDE LA PERSPECTIVA DE

LAS CALIFICACIONES CLAVE REQUERIDAS

PARA EL DESEMPEÑO LABORAL

Memoria para optar al Título

Profesional de Ingeniero Forestal


MARIA DANIELA SANDOVAL LUNA



Calificaciones:

Prof. Guía Sra. Carmen Luz de la Maza.

Prof. Guía Sr. Jaime Millán.

Prof. Consejero Sr. Manuel Toral.

Prof. Consejero Sra. Rose Marie Garay.


Nota

7.0


7.0

7.0


6.5

Firma

……………………………

……………………………

……………………………

……………………………


SANTIAGO – CHILE

2

007
AGRADECIMIENTOS



Agradezco a Dios por permitirme finalizar con éxito esto tan anhelado y esperado hace tanto tiempo, por estar siempre a mi lado, por darme las fuerzas y ayudarme a continuar. Gracias Dios por darme refugio, amor y consuelo cada vez que lo necesité, y porque sé que me acompañaras todos los días de mi vida.

Gracias a mi familia, por haberme dado una buena educación, por apoyarme en todas mis ideas y ayudarme a salir adelante en todos mis proyectos. A mi esposo, por darme aliento cada día y confiar en mí. Muchas gracias por todo.

Quiero agradecer de manera especial a la profesora Marilú Rioseco, por su gran ayuda y buena voluntad, por su enorme disposición, atención y paciencia entregada durante todo el desarrollo de esta memoria. Muchas gracias profesora.

A mis profesores guías, Sra. Carmen Luz de la Maza y Sr. Jaime Millán; y a mis profesores consejeros Sr. Manuel Toral y Sra. Rose Marie Garay, por el interés puesto en esta memoria y por la colaboración brindada para su buen desarrollo.

A mis compañeras y compañeros, con quienes viví tantos instantes memorables y compartimos muchos momentos de alegrías, penas, peripecias, pataletas y muchísimos desvelos para llegar a esta instancia, que es el fruto de cuando nos alentábamos unos a otros dándonos largos discursos de ánimo de que “ya queda poco”. A mi dupla “Marcela”, que me acompañó “en todas” y siempre me incentivó en continuar, y que hasta hoy disfrutamos de nuestra amistad, la cual espero perdure por mucho tiempo más.

A todos aquellos que formaron parte de mi vida universitaria y a todas aquellas personas que influyeron y aportaron de una u otra manera en mi memoria y me dieron ánimo para terminar esta etapa.

Finalmente, agradezco al Fondo de Desarrollo de las Ciencias y Tecnología FONDECYT por el financiamiento otorgado al desarrollo de esta memoria a través del Proyecto N°1040532.

RESUMEN

Producto de los cambios y avances que han tenido lugar en diversos ámbitos durante las últimas décadas, se han ido modificando las habilidades requeridas en los nuevos profesionales, por lo que además de sus conocimientos técnicos, hace necesario que manifieste una serie de competencias y capacidades.

A partir de lo anterior surge la necesidad de plantear, en forma concreta, en que se materializan estos requerimientos y capacidades, dando origen al presente estudio que centra su análisis en las calificaciones clave requeridas por los profesionales silvomadereros para su desempeño laboral. Estas calificaciones clave son aquellas capacidades, habilidades, conocimientos, actitudes y comportamientos que contribuyen al desarrollo óptimo de un trabajo.

Para este análisis se utilizó información recogida mediante encuestas aplicadas a ingenieros del área forestal y maderera que desarrollan sus labores entre la Región del Libertador Bernardo O' Higgins y la Región de los Lagos, por investigadores de las Universidades de Concepción y Austral de Chile, para el desarrollo de los proyectos FONDECYT 19511511, 10108502 y 10405323. En dicha zona es donde se ubica mayoritariamente la actividad silvomaderera.

Esta información se clasificó en términos de áreas de desempeño, identificando las responsabilidades laborales presentes, posteriormente se analizó e identificó las calificaciones clave asociadas. Finalmente se realizó un análisis del plan de estudios y objetivos de las asignaturas en relación al potencial desarrollo de calificaciones clave.

Los principales resultados entregados por este estudio, señalan que en todas las áreas de desempeño se encuentran presente las responsabilidades de administrar, planificar, organizar, coordinar, supervisar y controlar, las cuales están asociadas a distintas

calificaciones clave, manifestándose el “desarrollo personal y profesional” en forma transversal a todas las responsabilidades.

Los resultados referentes al análisis del plan de estudio, indicaron que quienes tienen a su cargo los procesos formativos de nivel superior, requieren renovarse en relación a los enfoques más modernos utilizados en los procesos de formación, e incorporar el desarrollo de las competencias y calificaciones clave en sus planes de estudio, con el fin de que los futuros profesionales cuenten con las herramientas necesarias para desenvolverse en su vida laboral.



Palabras claves: Calificaciones Clave, Formación por Competencias, Formación de Profesionales Silvomadereros, Desempeño Laboral.

SUMMARY

Due to the changes and advances in diverse social environments during the last decades, the abilities required by the new professionals have been modified. For them, besides the technical know-how, it is also necessary to declare a series of competences and capacities.

From the above arises the need to present in concrete form, how these requests and capacities are materialized. This problem is the origin of the present study, this centers its analysis upon the key qualifications required for their performance at the work world by the wood and forestry professionals, where these Key Qualifications are those capacities, abilities, know-how, attitudes and behaviors that contribute to an optimum performance on their jobs.

For the purpose of this analysis the information used had been collected by faculty members at the Universities of Concepción and Austral of Chile, while conducting some research projects (FONDECYT 19511514, 10108505 and 10405326). They obtained the data by means of surveys applied to engineers who work at the lumber and forestry field in the area located between Libertador Bernardo O' Higgins and the Los Lagos Regions. In this zone is mainly located the lumber and forestry activity in Chile.

The collected information was classified in terms of performance areas, identifying also the labor responsibilities attached to them. Subsequently the associated key qualifications were identified and analyzed. Finally, an analysis of the study plan and of the subjects' objectives was carried out in terms of their potential for development of key qualifications.

The main results delivered by this study indicate that in all the performance areas the administering, planning, organizing, coordinating, supervising and controlling responsibilities are present. These responsibilities are associated to different key

qualifications, while the capacity for "professional and personal development" appears across all the responsibilities.

The results related to the study plan analysis indicated that those academics who in charge of the upper level training processes need updating in matters related to the modern educational approaches. They also are required to incorporate the development of the competences and key qualifications in study plans, in order to provide future professionals with the necessary tools that will allow them a successful performance in their work life.



Keywords: Key qualifications, Competences oriented training, Wood and forestry professional training, Labor performance.

TABLA DE CONTENIDOS

2 OBJETIVOS 3

2.1 Objetivo general 3

2.2 Objetivos específicos 3

3 REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA Y FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA 4

3.1 FORMACIÓN DE PROFESIONALES 5

3.1.1 Formación orientada por competencias 5

3.1.2 Articulación entre educación y trabajo 7

3.1.3 Formación de profesionales del sector forestal y maderero 9

3.2 LA OCUPACIÓN FORESTAL 15

3.2.1 El sector silvomaderero chileno 15

3.2.1.1 El recurso forestal 15

3.2.1.2 La industria forestal chilena 16

3.2.2 El campo ocupacional silvomaderero 18

3.2.3 Las áreas de desempeño y los puestos de trabajo en el sector forestal de acuerdo al proyecto FONDECYT 1040532 20

3.3 CALIFICACIONES CLAVE 22

3.3.1 ¿Qué son las calificaciones clave? 22

3.3.2 Calificaciones clave requeridas por el sector empleador 26

3.4 LAS CALIFICACIONES CLAVE EN EL PROYECTO FONDECYT 1040532 33

3.4.1 Identificación de calificaciones clave para el sector silvomaderero 33

3.4.2 Hacia la operacionalización de las calificaciones clave 36

4. METODOLOGÍA DE TRABAJO Y RESULTADOS 43

4.1 OPERACIONALIZACIÓN DE LAS CALIFICACIONES CLAVE 44

4.2 CLASIFICACIÓN DE LAS TAREAS EN TÉRMINOS DE ÁREAS DE DESEMPEÑO E IDENTIFICACIÓN DE RESPONSABILIDADES LABORALES Y COMPETENCIAS TÉCNICAS ASOCIADAS 52

4.2.1 Área de desempeño: Producción de plantas 57

4.2.2 Área de desempeño: Formación del recurso e intervenciones silviculturales 58

4.2.3 Área de desempeño: Protección y conservación del patrimonio 60

4.2.4 Área de desempeño: Cosecha, Caminos y transporte forestal 63

4.2.5 Área de desempeño: Desarrollo rural y extensión forestal 65

4.2.6 Área de desempeño: Régimen y control 66

4.2.7 Área de desempeño: Administración de recursos 68

4.2.8 Área de desempeño: Aserrado 70

4.2.9 Área de desempeño: Tratamientos de la madera 71

4.2.10 Área de desempeño: Elaboración de la madera 72

4.3 ANÁLISIS DE RESPONSABILIDADES E IDENTIFICACIÓN DE CALIFICACIONES CLAVE ASOCIADAS 73

4.3.1 Análisis de las calificaciones clave asociadas a cada responsabilidad 75

4.3.1.1 Responsabilidad: Administrar 75

4.3.1.2 Responsabilidad: Planificar 77

4.3.1.3 Responsabilidad: Organizar 80

4.3.1.4 Responsabilidad: Coordinar 83

4.3.1.5 Responsabilidad: Supervisar 85

4.3.1.6 Responsabilidad: Controlar 88

4.3.1.7 Responsabilidad: Elaborar 90

4.3.1.8 Responsabilidad: Diseñar 92

4.3.1.9 Responsabilidad: Evaluar 94

4.3.1.10 Responsabilidad: Velar por 96

4.3.1.11 Responsabilidad: Dirigir 98

4.3.1.12 Responsabilidad: Adquirir 100

4.3.2 Análisis de las Calificaciones Clave asociadas a todas las responsabilidades. 101

4.4 ANÁLISIS DEL PLAN DE ESTUDIOS Y OBJETIVOS DE LAS ASIGNATURAS EN RELACIÓN A POTENCIAL DESARROLLO DE CALIFICACIONES CLAVE 103

4.4.3 Propuestas para el desarrollo de calificaciones clave en el proceso de formación. 112

4.4.3.1 Recomendaciones transversales a todas las calificaciones clave. 112

4.4.3.2 Recomendaciones específicas a cada grupo de calificaciones clave. 114

5 CONCLUSIONES 118

6 RECOMENDACIONES GENERALES 121

7 BIBLIOGRAFÍA 122

8 ANEXOS 130



1 INTRODUCCIÓN

En un mundo con economías globales, donde los países deben ser competitivos, todas las organizaciones deben mejorar continuamente y, para ello, necesitan contar con una fuerza de trabajo flexible y poseedora de destrezas múltiples. Hace algunos años era la calificación profesional específica, con una sólida base de conocimiento y de destrezas técnicas en la respectiva área de actividad, la que decidía el éxito de la postulación a un trabajo; hoy en día se da cada vez más valor a la personalidad del individuo, además de exigírsele otras capacidades de calificación profesional específica que se consideran clave para todo desempeño, tales como la habilidad para trabajar en equipo, las habilidades de comunicación, las estrategias para resolver problemas, la flexibilidad, entre otras. En Chile, la necesidad de contar con estas calificaciones clave es un hecho aceptado tanto por los profesionales como por las empresas y organizaciones en que ellos se desempeñan.

El sector silvomaderero chileno está orientado principalmente hacia el mercado exportador. Por ello ha debido adecuarse rápidamente a estos cambios para mantener altos niveles de productividad. Esto exige que el sector disponga de profesionales con gran capacidad de gestión e innovación, además de competencias que le permitan desempeñarse con altos estándares de eficiencia, comparables a las de países de reconocido desarrollo en el rubro.

A las competencias señaladas, se les denomina calificaciones clave, las que se han hecho indispensables para ejecutar las tareas diarias en el sector laboral, haciendo notar que los conocimientos y las habilidades técnicas que los profesionales posean no son suficientes, sino que además se exige la incorporación de competencias sociales y personales tales como destrezas y cualidades.

Investigadores de la Universidad de Concepción y Austral de Chile (proyectos FONDECYT 19511517, 10108508) han comprobado que la carencia de estas competencias afecta el ámbito laboral de los profesionales recién egresados del área silvomaderera, quienes ven disminuida la posibilidad de integrarse plenamente al sector productivo, pues no se sienten preparados para estas nuevas exigencias, lo que hace que necesiten de largo tiempo para integrarse plenamente a sus labores. Han detectado también, al desarrollar sus trabajos, que ello podría deberse, entre otras cosas, a la poca vinculación entre el sector formador y el sector laboral, pues los egresados señalan que habrían recibido una formación profesional meramente académica, que no establece contacto con el plano laboral.

Las instituciones formadoras juegan así, sin duda, un rol importante en la solución de los problemas identificados, por lo que es necesario buscar una forma de incorporar al proceso de formación, el desarrollo de las denominadas calificaciones.

En el caso particular de la formación de profesionales relacionados con el manejo de recursos naturales renovables, entre los que se cuentan los Ingenieros Forestales, ya FAO (1993) alertaba acerca de las serias limitantes de desempeño en el mundo laboral a causa de métodos de enseñanza – aprendizaje, principalmente pasivos, privilegiando notoriamente la teoría por sobre la práctica y orientándose casi exclusivamente a competencias técnicas.

Como una forma de aportar a la solución de los problemas detectados, dicho equipo de investigación está ahora desarrollando el proyecto FONDECYT 10405329, cuyo objetivo es "diseñar un modelo de prácticas laborales, en un esquema de colaboración formador-empresa, para desarrollar calificaciones clave, a lo largo del proceso de formación de profesionales para la familia ocupacional forestal".

En el marco de este proyecto se ha desarrollado esta memoria de título, en la que se hace un análisis de las tareas concretas que tienen a su cargo los ingenieros forestales, con la intención de identificar las calificaciones clave requeridas por el sector, y de formular algunas recomendaciones curriculares que faciliten la incorporación de dichas calificaciones en las asignaturas del plan de estudios.

2 OBJETIVOS

2.1 Objetivo general

Analizar las calificaciones clave requeridas por los profesionales silvomadereros para su desempeño laboral.


2.2 Objetivos específicos

  1. Clasificar las tareas a cargo de los profesionales silvomadereros en términos de áreas de desempeño.

  2. Identificar las calificaciones clave y competencias técnicas, asociadas a las tareas a cargo de los profesionales silvomadereros.

  3. Analizar las calificaciones clave asociadas a las tareas a cargo de los profesionales silvomadereros.

  4. Proponer formas de incorporación del desarrollo de calificaciones clave en el proceso de formación de los profesionales silvomadereros.

3 REVISIÓN BIBLIOGRÁFICA Y FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA

Esta memoria de título se enmarca en el proyecto FONDECYT 1040532: “Un modelo de prácticas laborales para el desarrollo de calificaciones clave durante el proceso de formación de profesionales, en un enfoque de colaboración formador-empresa”, por lo que sus fundamentos se tomarán de los del propio proyecto. Se debe señalar que los investigadores a cargo del mencionado proyecto han puesto a disposición de esta memoria todos los documentos de trabajo, publicaciones y bases de datos generados durante su desarrollo o en proyectos anteriores relacionados con la formación de profesionales. Igualmente, gracias a reuniones de análisis sostenidas con los investigadores, se ha llegado a compartir sus puntos de vista, muchos de los cuales se incorporan en esta fundamentación teórica.

En este capítulo se revisará los siguientes puntos que dan apoyo teórico a esta memoria:


  • La formación de profesionales. Se busca aquí entregar un marco de referencia con planteamientos actuales que orienten el análisis de las situaciones de la formación, especialmente las referidas a la formación orientada por competencias y la articulación educación-trabajo. Se tratará también, en forma general, la formación de profesionales para el sector forestal y maderero.

  • La ocupación forestal y maderera. En este punto se trata, en primer lugar, de entregar una visión global del sector silvomaderero chileno, a fin de contextualizar el trabajo de análisis de las tareas realizadas por los profesionales; en segundo lugar, de describir el sector en términos de áreas en las que éste se estructura y que son aquellas en que se desempeñan los profesionales, describiendo, así mismo, la ocupación en términos de cargos y de las responsabilidades asociadas a ellos.

  • Calificaciones clave y competencias. Este punto, que es el núcleo de esta memoria, busca entregar aspectos conceptuales referidos a lo que se entiende por calificaciones clave y por competencias, para poder sistematizar en términos de éstos los requerimientos que plantea el mundo del trabajo a los profesionales silvomadereros.

  • Las calificaciones clave en el proyecto FONDECYT 1040532. En este punto se dará una muy breve visión de los objetivos que éste persigue y de la estrategia seguida para abordar el tema, presentando también la sistematización de las calificaciones clave requeridas para los profesionales del sector silvomaderero.

3.1 FORMACIÓN DE PROFESIONALES

3.1.1 Formación orientada por competencias

En general, las instituciones formadoras se han preocupado principalmente de entregar a los futuros profesionales conocimientos y destrezas técnicas, asociados a lenguajes tecnológicos o a funciones productivas determinadas (Briasco, 2001). En este escenario, las carreras se han establecido desde la perspectiva de cada disciplina, obligando a los profesionales a adecuar su aprendizaje a cada quehacer laboral y a adquirir las competencias a través de un descubrimiento autónomo, no necesariamente regulado por la facultad, sino que construido por el medio laboral en sí (Puebla, 2005).

Sin embargo, ya no basta enfocar el proceso de formación en estos aspectos, sino que es necesario centrarse cada día más en el desarrollo de competencias profesionales, las que comprenden un "conjunto de comportamientos socioafectivos, habilidades cognitivas y psicológicas, sensoriales y motoras, que permiten ejercer una función o tarea al nivel de competencia correspondiente a las exigencias del mercado de trabajo” (Briasco, 2001).

En base a estos cambios y desafíos que atañen a la formación, es que Taylor (1997), indica que se debe buscar las mejores vías por las cuales la educación pueda cumplir con las necesidades reales, asegurando la calidad e integridad de una formación que permita a las personas prepararse para circunstancias presentes y futuras.

La formación orientada por competencias profesionales, tiene por objetivo fundamental estimular y gestionar el aprendizaje a partir de desempeños relevados en un área ocupacional. En otros términos, la formación orientada por competencias profesionales no puede pensarse como una transformación automática, ya que no se trata de aprender mecánicamente el desempeño exitoso, el cual responde a la forma particular en que se combinan variables en una organización, sino de desentrañar qué elementos cognitivos, actitudinales, valorativos y de destrezas, favorecen la definición, la resolución de problemas y la toma de decisiones. Se trata de analizar aquellas capacidades cognitivas y resolutivas que se ponen en juego en los desempeños relevados, ya que el fundamento de la profesionalidad son las capacidades, cuyo desarrollo es lo que garantiza la transferencia de saberes a contextos cambiantes y diversos (Rioseco, 2003).

Por tanto, al plantear un sistema orientado por competencias, se debe implementar reingeniería en el proceso de formación que permita al alumno desarrollarse de manera más exitosa. Los estudios de competencias demuestran que lo que hace a un profesional exitoso y lo diferencia de quien no lo es, es que el primero ha construido una percepción diferente de la situación que analiza y puede, desde esa base, establecer procesos resolutivos o crear nuevas formas de enfrentar una determinada situación (Puebla, 2005).

Por ello los objetivos de la formación orientada por competencias exigen cuestionar la práctica actual de las asignaturas y la definición de contenidos de las mismas, de modo de diseñar nuevos procesos formativos que incorporen el desarrollo de competencias, lo que conlleva a una reestructuración de la formación, cuya modificación busca dar mayor flexibilidad al individuo y posibilitarlo para manejar con cierta autonomía los subprocesos del trabajo (Lindemann y Tippelt, 2000)

Por ello, Briasco (2001), plantea que es necesario que al diseñar los procesos formativos, se contemple la identificación de las calificaciones clave y competencias requeridas, considerando los diferentes actores que intervienen en el desarrollo productivo.

La formación por competencias también exige un cambio de paradigma educativo, que implica una educación más centrada en el estudiante, una transformación del papel del educador, una nueva definición de objetivos, un cambio en el enfoque de las actividades educativas, un cambio en la organización del aprendizaje y un desplazamiento de los conocimientos a los resultados (González y Wagenaar, 2003).

Sin embargo, reestructurar un currículum a través de la sistematización, categorización y progresión de competencias, no es suficiente para obtener los resultados esperados, sino que además, es de fundamental importancia que los docentes dominen en forma coherente y adecuada las metodologías de enseñanza-aprendizaje para el desarrollo de cada área de competencia (Lindemann y Tippelt, 2000).

Para comprender de mejor manera el sistema de formación que se plantea, los mismos autores plantean que es importante mencionar la diferencia existente entre formación “orientada” por competencias y formación “basada” en competencias. El objetivo de la formación orientada por competencias, corresponde a estructurar procesos integrales de enseñanza-aprendizaje cuyo diseño metodológico-didáctico oriente al individuo hacia la adquisición de competencias y le posibilite desenvolverse en distintas áreas de desempeño. Mientras que la formación basada en competencias, se distingue de la anterior por concebir la competencia profesional como un agregado de competencias certificadas, relacionadas con funciones ocupacionales y/o profesionales.

Es por esto que los investigadores a cargo del proyecto FONDECYT 1040532 ya mencionado, señalan que la formación debe modernizarse y debe responder en forma más flexible a requerimientos exigentes y en permanente cambio. Por ello plantean que las instituciones educativas tienen un rol importante que desempeñar en este campo, pues se requiere de procesos de formación de profesionales adecuados a los cambios que se han producido en los últimos años, a fin de que los países puedan mantenerse al día frente a los desarrollos tecnológicos que tienen lugar continuamente.

3.1.2 Articulación entre educación y trabajo

Lasonen (1999), señala que una formación profesional meramente académica, que no establece contacto con el plano laboral, es incapaz de satisfacer las demandas de cambio que plantea la vida profesional, y afirma que la efectividad del aprendizaje en el trabajo radica en la naturaleza y en la calidad de la supervisión y tutoría que se les ofrece a los estudiantes en las empresas. Además, el mismo autor señala que el contacto con el mundo laboral es esencial para aprender las calificaciones clave, aludiendo a que las instituciones formadoras proporcionan menos del 20% de éstas, dedicándose principalmente a las calificaciones técnicas.

De hecho, la formación de profesionales relacionada con el manejo de recursos naturales renovables, entre los que se cuentan los ingenieros forestales, se viene cuestionando cada vez con mayor frecuencia, debido a las limitaciones en el desempeño laboral y por los métodos de enseñanza – aprendizaje que son principalmente pasivos, privilegiando notoriamente la teoría por sobre la práctica, orientándose casi exclusivamente en las competencias técnicas (FAO, 1993).

Es por ello que la educación se debe enfocar en una enseñanza que se relacione directamente con la práctica, utilizando experiencias de aprendizaje que les ayude a enriquecerse como profesionales, favoreciendo el desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes, dando origen al aprendizaje significativo, que se produce cuando se conecta una nueva información con la experiencia, permitiendo integrar grandes cantidades de conocimiento con sentido. Es así, que el aprendizaje significativo tiene lugar cuando se aprende activamente, cuando las tareas se vinculan con el mundo real, cuando existe conexión entre lo sabido y lo nuevo, logrando una enseñanza coherente y contextualizada (Novak, 1998).

De acuerdo a lo anterior, lo más apropiado para lograr un buen aprendizaje corresponde a la alternancia entre formación y trabajo, ya que los estudiantes cuentan con la posibilidad de participar en actividades profesionales en forma paralela a sus estudios, permitiendo en consecuencia, una mayor accesibilidad a las calificaciones clave y competencias profesionales, supliendo así, la gran necesidad de vinculación que existe con el mundo del trabajo (Delors, 1996).

Esta necesidad aparece explícitamente en la “declaración mundial sobre la educación superior en el siglo XXI”, en la que se sostiene, entre otras cosas, que “en un contexto económico caracterizado por los cambios y la aparición de nuevos modelos de producción basados en el saber y sus aplicaciones, así como en el tratamiento de la información, deberían reforzarse y renovarse los vínculos entre la enseñanza superior, el mundo del trabajo y otros sectores de la sociedad” (UNESCO, 1998).

En tanto, en opinión de Etcheverry (2003), la preocupación actual por establecer una relación tan estrecha entre lo que el trabajo pide y lo que la formación debe dar, debe ser analizada con cierta cautela para no transformar la formación en una academia que prepare profesionales exclusivamente para el trabajo.

Pero sin duda, la educación superior debe tomar en consideración las nuevas demandas del mundo laboral, sin perder de vista los objetivos de formación preestablecidos, lo que se puede efectuar mediante negociaciones constantes entre todas las partes involucradas, ya sea estudiantes, académicos, el mercado laboral, la sociedad y el gobierno, en donde cada una de las partes exponga sus comentarios (Zandomeni, 2005).

Así, la educación correspondería a una construcción social que integra la perspectiva de distintos actores, que debe avanzar en la búsqueda de un equilibrio entre los necesarios vínculos a desarrollar con el mercado laboral y la distancia que debe mantener respecto del mismo, a efectos de evitar el peligro de que la enseñanza superior se ajuste demasiado estrictamente a las presuntas demandas laborales y expectativas inmediatas del sistema de empleo (UNESCO, 1998).

En opinión de Filmus (1998), la vía para lograr una adecuada articulación entre educación y trabajo es a través de la formación por competencias, porque las competencias que exigen los nuevos sistemas laborales, son cada vez más coincidentes con las competencias necesarias para el desempeño exitoso, consistentes en comprender diversos tipos de procesos y actuar protagónicamente sobre ellos; con lo cual se pone fin a la dicotomía entre formación profesional y trabajo.

Los investigadores del Proyecto FONDECYT 1010850, plantean que las instituciones educativas tienen un rol importante que desempeñar en este campo, pues se requieren procesos de formación adecuados a fin de mantenerse al día frente a los cambios y desarrollos tecnológicos que tienen lugar continuamente. De este modo, las instituciones formadoras deben procurar que sus estudiantes adquieran los conocimientos y desarrollen y consoliden aquellas habilidades exigidas por estos cambios, y así, entregarles las herramientas necesarias para su progreso en el sector laboral.

Por lo tanto, lo primordial del planteamiento de la articulación formación-trabajo, reside en reconocer a la educación como indicadora del desarrollo de competencias, debido al forjamiento y combinación de competencias que radican en ella. Por otra parte, está la trascendencia de la experiencia laboral como generadora de competencias, habilidades y comportamientos que el trabajador adquiere para su desempeño (Vargas, 2004).

3.1.3 Formación de profesionales del sector forestal y maderero

En el caso de la formación de profesionales del sector silvomaderero, en el proceso de postulación extraído de las bases de datos ÍNDICES 2006 (publicación del Consejo Superior de Educación), aparece una oferta total de 17 carreras forestales y 7 carreras madereras, como se aprecia en las tablas 1a y 1b a continuación:




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos