Experimentos de caso único


Éstos son los cuatro objetivos de la validez



Descargar 329.5 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión14.12.2017
Tamaño329.5 Kb.
1   2   3   4   5

Éstos son los cuatro objetivos de la validez:

  • Determinar el grado en que cada una de las personas que realizan una prueba poseen el rasgo definido por la misma.

  • Avanzar un pronóstico sobre el comportamiento futuro de cada uno de los sujetos en un área de conducta determinada en función de su reacción al instrumento de medición.

  • Situar a cada uno de los sujetos en una determinada posición en un rasgo exterior a la prueba en función de su reacción a la misma.

  • Determinar el grado en que la prueba construida mide un determinado rasgo, característica o constructo.

La validez es la característica más importante de un test, ya que, como hemos mencionado anteriormente una medida externa o test será válido si mide aquel aspecto para el cual ha sido diseñado o construido. En general, la validez de un método es la exactitud con que pueden hacerse medidas significativas y adecuadas con él, en el sentido de que midan realmente los rasgos o variables que pretenden medir. Es evidente, pues, que cuando queremos estimar la validez de un instrumento de medida, necesitamos saber qué rasgo deseamos que mida. A este rasgo suele denominársele variable de criterio. Nos interesa saber en qué grado se corresponden las posiciones de los individuos en la distribución de las puntuaciones obtenidas en el test a validar y los datos que usamos, con un grado conocido de certeza, como índices para las puntuaciones de los individuos en la variable criterio.

El tema de la validez de un test es complejo. Son muchas las dificultades que suelen encontrarse cuando queremos estudiar cualquier rasgo o variable. Algunos de estos problemas son; un primer problema es el que se deriva del carácter indirecto de la medición, ya que nunca medimos un rasgo, sino algunas de sus manifestaciones conductuales, las cuales, suponemos, nos permiten estimar el grado en que un individuo “posee” un rasgo o variable. En este sentido nunca podrá decirse que un test es válido o no, sino en qué grado es válido para medir lo que pretende medir. Una restricción más, cuando pretendemos asignar un grado de validez a un instrumento, es la población en que dicha validez es estimada, dado que un instrumento podrá ser válido (en el mismo grado) para otra población de sujetos distinta.

De lo anterior se deduce que la validez no es un concepto único, si no que adopta muy variadas formas e interpretaciones dependiendo del tipo de rasgo a medir, de los sujetos a que se destina, del uso que se hará las puntuaciones de test, etc. de hecho, existen distintos tipos de validez, según la terminología usada por los autores que la definen; las más comúnmente aceptadas son: validez aparente, validez de contenido, validez predictiva, validez concurrente, validez de constructo y validez de utilidad.

En todo caso, las principales cuestiones a que pretende responder el estudio de la validez, y que ya hemos introducido anteriormente, podrían sintetizarse de la forma en que lo hacen Martínez Arias (1981) y Cronbach (1971):


  • Adecuación con lo que mide la conducta de una persona.

  • Capacidad de diagnosticar la conducta de una persona.

  • Sensibilidad para detectar un objetivo.

  • Seguridad en las decisiones.

  • Utilidad

En esta línea, algunas conclusiones que pueden extraerse de todo lo dicho son (Garcia Ramos, 1986):



  1. La validez no es un concepto único; adopta diversas y variadas formas e interpretaciones según sea la variable de validar, los objetivos del test, la población a que se aplique dicho instrumento, etc.

  2. que se valida no es estrictamente el instrumento, sino la interpretación de los datos obtenidos por un procedimiento específico (Cronbach, 1971).

  3. La validez no debe entenderse como el cálculo de un simple índice que indique la relación entre test criterio, sino más bien como un proceso continuo que requiere la acumulación de datos procedentes de distintas investigaciones empíricas y de procesos lógicos.

  4. La validez no puede determinarse en términos absolutos respecto de ninguna variable de nuestro campo de estudio, y no que es una cuestión de grado.

  5. La elección de uno u otro tipo de validez o de varios tipos a la vez, dependerá de las funciones típicas u objetivo que cumplirá el instrumento de medición participar que sea estudiando.

Dentro de la validez, hay varios tipos aunque las más importantes son cuatro tipos; la validez de contenido, la validez predictiva, la validez concurrente y la validez de constructo. De esta última hablaremos con más detenimiento posteriormente y a continuación vamos a mencionar las otras tres restantes.



La validez de contenido: este tipo de validez, implica la adecuación con que los elementos de un test miden un contenido claramente especificado. Se determina revisando sistemática y lógicamente los elementos que forman parte del test, intentando comprobar si efectivamente dichos elementos permiten describir el área de contenidos- objetivos que definen la conducta a medir.

La validez predictiva: este concepto hace referencia a la relación existente entre las puntuaciones obtenidas en el test construido y alguna variable evaluada o evaluable posteriormente. Esto alude a las posibilidades que el test ofrece para predecir, estimar, avanzar juicios de cara al futuro.

La validez concurrente: es un concepto similar al anterior. También se estima correlacionando test y criterio establecido. La diferencia entre estos dos tipos de validez está en que en el caso de la validez concurrente el criterio ha de ser una variable contemporánea a la medida al test a validar. En ocasiones, por ejemplo, se utilizan test ya validados (con garantías de validez, fiabilidad, etc.) como criterios para estimar la validez concurrente de otros tests construidos para medir la misma variable o rasgo.

2.5.2 Concepto de validez interna y sus amenazas:

  1. Concepto de Validez interna:

Para que el test tenga validez de contenido, el conjunto de ítems que lo forman tiene que constituir una muestra suficiente y representativa del dominio que reflejan.

La contribución fundamental de un experimento es que ayuda a excluir las diferentes variables que podrían explicar un fenómeno. Pero un experimento determinado no excluye necesariamente todas las explicaciones alternativas posibles. Desde un punto de vista metodológico, el mejor experimento es aquél cuyo diseño excluye las explicaciones alternativas de los resultados.

Idealmente, los resultados de un experimento tendrán sólo una interpretación, que sería que la variable independiente es la responsable de los cambios en la dependiente.

Las variables extrañas que puedan afectar los valores obtenidos en la V.D. suponen una amenaza para la validez experimental. Un experimento resulta válido en la medida que los resultados pueden ser atribuidos a la V.I., y en el grado que se generalizan fuera del experimento.

Si los resultados de un experimento pueden ser atribuidos inequívocamente a la V.I., se dice que el experimento es internamente válido. El grado en que permite la generalización se refiere a los aspectos relativos a la validez externa.

Se refiere al grado en que un experimento excluye las explicaciones alternativas de los resultados, es decir, al grado en que ciertamente la manipulación de la V.I. es responsable de los cambios en la V.D.

Cualquier factor o fuente que no sea la V.I. y que pudiera explicar los resultados es una amenaza para la validez interna. De esta forma, la validez interna es un mínimo básico sin el cual un experimento está abierto a múltiples explicaciones alternativas.


  1. Amenazas a la Validez interna:

Son ocho las variables o factores que han de estudiarse por su incidencia en la validez interna de un diseño, pudiendo suponer una amenaza para ésta. Un experimento que controle las siguientes amenazas reduce la ambigüedad de las conclusiones o explicaciones alternativas. Las amenazas pueden ser:


  1. Historia: acontecimientos ocurridos durante las diferentes mediciones.

  2. Maduración: evolución de los procesos internos de los participantes por el mero paso del tiempo (edad, hambre, cansancio…).

  3. Administración de test: (en términos generales, presentación de estímulos) cuya mera aplicación puede modificar los resultados de aplicaciones posteriores.

  4. Instrumentación: los cambios en los instrumentos de medición o en los observadores o calificadores participantes pueden producir variaciones en las mediciones.

  5. Regresión estadística: opera allí donde se han seleccionado los grupos sobre la base de puntajes extremos.

  6. Sesgos: resultantes de una selección diferencial de participantes para los grupos de comparación.

  7. Mortalidad experimental: pérdida de participantes en los grupos de comparación.

  8. Interacción entre la selección y la maduración.

A continuación se analizarán detenidamente la incidencia de cada una de estas ocho variables en la validez interna del diseño.



  1. El efecto historia:

Existen dos posibles momentos de influencia del efecto historia en el proceso de experimentación:

  1. En el desarrollo de la experimentación.

  2. En el proceso final de medición de los resultados obtenidos en el experimento.

Sin embargo, cuanto mayor sea el intervalo de tiempo experimental y el tiempo dedicado a la medición final, más difícil resultará controlar el efecto de la historia.

Las soluciones de tipo estadístico para el control del efecto historia, tales como la aleatorización de las sesiones experimentales o la aleatorización de las circunstancias que rodean el experimento, si bien contribuyen a reducir los efectos perturbadores no parece que solucionen definitivamente el problema. Además del control estadístico es conveniente plantearse un control prolongado y crítico.



  1. El efecto maduración:

El efecto de maduración abarca todos aquellos procesos biológicos o psicológicos que varían de manera sistemática con el correr del tiempo e independientemente de determinados acontecimientos externos.

La maduración es con frecuencia el punto más crítico de los estudios experimentales en educación, debido a que entre las diferentes mediciones del esquema experimental clásico (pre-test/ tratamiento/ post-test) transcurre un determinado tiempo que puede dar lugar a diferencias entre las dos mediciones realizadas, bien por el mismo paso del tiempo o bien por los cambios habidos en los sujetos experimentales durante ese tiempo.

El problema de la enorme dificultad de control de la maduración de sujetos se traduce en un criterio importante para definir la calidad de un experimento, hasta el punto que determina la categorización del diseño como experimental, preexperimental, etc.

La solución a este problema en el contexto metodológico experimental se fundamenta en la incorporación al experimento del “grupo control” existiendo diferentes alternativas para su utilización, lo que determina diseños diferenciados.

La solución metodológica que conlleva la utilización del grupo control es que el efecto de maduración entre el pre-test y el post-test será similar en ambos grupos – experimental (GE) y control (GC) – pudiendo atribuirse entonces las diferencias encontradas entre los grupos en la evaluación post- test al efecto del tratamiento seguido, exclusivamente, por el grupo experimental.


  1. El efecto administración de test (“efecto reactivo”):

Este efecto surge en aquellos experimentos que requieren la realización de pre-test o algún tipo de entrenamiento previo a la medición experimental (experiencia de aprendizaje). Estas experiencias de aprendizaje previas pueden modificar las respuestas experimentales posteriores, se siga o no un tratamiento experimental. Este efecto se produce con mayor reiteración cuando el proceso de medición supone en sí mismo un estímulo al cambio y no un mero registro de comportamiento. [*Ejemplos de este tipo de efecto serían la preocupación surgida en un sujeto ante un control de peso que, por sí mismo, puede significar un estímulo para adelgazar; la presencia de un observador extraño que puede condicionar las respuestas de los miembros del grupo…]. En general, cuanto más nuevo y motivador sea el estímulo, mayor será el efecto reactivo.

Resulta necesario aclarar que este efecto no se produce si no existen pruebas de entrenamiento o si dichas pruebas no adquieren un carácter distinto al de un registro normal de comportamiento. Por tanto, sería deseable conseguir que el sujeto no se sintiera protagonista de experimentación y la realización de mediciones no tuviera efectos especialmente reactivos.

En los grupos experimentales clásicos se controla este efecto con el establecimiento de grupos de control, ya que este efecto puede considerarse como una manifestación específica del efecto maduración.


  1. El efecto de instrumentación:

Dentro de este grupo se incluyen todos aquellos efectos perturbadores producidos por los cambios habidos en los Instrumentos de medición, en las personas encargadas de realizar las evaluaciones, en los entrevistadores…

Este efecto se controla con facilidad cuando el experimento posibilita su realización en una única sesión, con un único experimentador y con un único instrumento de medida el cual no admita dudas en la interpretación de respuestas.



  1. El efecto de la regresión estadística:

Este efecto se produce cuando se incluyen en el experimento grupos de sujetos con puntuaciones extremas en el pre-test. Por el efecto de la regresión los grupos con puntuaciones muy bajas o muy altas en una variable obtendrán puntuaciones no tan bajas o no tan altas en otra variable, sin que esas diferencias puedan atribuirse al efecto de los tratamientos ni a los efectos de historia, maduración, etc. sino simplemente al efecto de la correlación imperfecta entre las variables: cuanto menor sea esta correlación mayor será la regresión hacia la media. La falta de correlación perfecta puede deberse a error de medición y/o a fuentes sistemáticas de varianza específicas de una u otra medición.

  1. El efecto de la selección de sujetos:

Este efecto refleja el sesgo resultante de una selección diferencial de participantes para los grupos de comparación.

Este efecto se puede controlar a través de la asignación aleatoria de los sujetos a los grupos de experimentación. Este proceso de aleatorización se puede complementar con un proceso de equiparación de sujetos.

La influencia de este efecto se reduce a medida que aumenta el tamaño de los grupos de experimentación.


  1. El efecto de la mortalidad experimental:

Esta amenaza a la validez interna también se puede nombrar como agotamiento experimental o pérdida de sujetos.

La perdida de sujetos no se refiere sólo al fallecimiento real de algún individuo, sino al abandono en la participación del experimento por ciertos sujetos. Supone una amenaza para la validez interna si hay una pérdida diferencial de sujetos a través de los grupos o si el número de sujetos perdidos es similar pero hay alguna razón para creer que el tipo de sujetos, o la posición de los sujetos en una medida dada difieren a través de los grupos. Es probable en investigaciones en las que las condiciones experimentales son diferencialmente atrayentes o eficaces. Es más probable que los sujetos permanezcan disponibles o cooperativos durante y después del tratamiento si están recibiendo una intervención que es atractiva o eficaz, que si se están en un grupo menos atrayente o sin tratamiento.

El control de este efecto perturbador será efectivo a medida que se evite el abandono de los sujetos sometidos a experimentación o se disponga de sujetos reservas que hayan seguido todo el proceso experimental y que previamente hayan sido asignados al azar a los diferentes grupos de experimentación.


  1. El efecto de Interacción entre maduración y selección:

Es posible la actuación conjunta, interactiva, de dos o más efectos. A la hora de analizar los efectos de las interacciones debemos considerar otras posibilidades como maduración-historia, selección-test, etc. hasta agotar todas las combinaciones de primer orden (entre dos factores) y de órdenes sucesivos.
2.5.3.Concepto de validez externa y sus amenazas:

1. Concepto de la Validez externa:

La validez externa se refiere a la extensión y forma en que los resultados de un experimento pueden ser generalizados a diferentes sujetos, poblaciones, situaciones, variables de tratamiento y variables de medición.

Como se ha dicho, el objetivo de un experimento es demostrar las relaciones funcionales entre las variables independiente y dependiente. Un objeto aún más amplio de la investigación es establecer relaciones generales valiosas. La validez interna dirige la pregunta inicial referente a si un experimento determinado ha demostrado una relación inequívoca. La validez externa dirige una pregunta más amplia, referente al grado con que pueden generalizarse los resultados de un experimento.

2. Amenazas a la Validez externa:

Los factores que representan una amenaza a la validez externa o representatividad de un diseño son:



  1. Efecto reactivo o de interacción de las pruebas: Cuando la prueba modifica la calidad de la reacción del participante a la variable experimental, por lo que no sería legítimo generalizar a poblaciones que no han recibido el estímulo-prueba.

  2. Interacción de los rasgos de selección y la variable experimental:

  3. Efectos reactivos de los dispositivos experimentales: impedirán hacer extensivo el efecto de la variable experimental a las personas expuestas a ella en una situación no experimental.

  4. Interferencia de los tratamientos múltiples: suelen persistir efectos de los tratamientos anteriores.

A continuación se analizarán detenidamente la incidencia de cada una de estas cuatro variables en la validez externa del experimento.



  1. El efecto reactivo o de interacción de las pruebas:

Este efecto también toma el nombre de pretesting. La validez externa puede estar también limitada por la sensibilización al pretest, o la interacción de las medidas del pretest con los efectos de la variable independiente. Los resultados de estudios con pretest no se pueden generalizar necesariamente a situaciones sin pretest, porque los sujetos pueden haber respondido diferentemente a la manipulación si no hubieran estado sensibilizados al pretest.

Es decir, este efecto ocurre cuando el pre-test aumenta o disminuye la sensibilidad o calidad de la reacción del participante a la variable experimental, haciendo que los resultados obtenidos para una muestra con pretest no sean representativos de los efectos de la variable experimental para poblaciones sin pre-test.

Por tanto, se potenciará la validez externa de un diseño en lo referente a este efecto a medida que el proceso de experimentación no suponga una ruptura importante respecto a la conducta normal del sujeto; es decir, a medida que no implique estímulos capaces de provocar conductas reactivas.


  1. Efecto de la interacción entre la selección y la variable experimental:

Este efecto hace referencia a los problemas de la selección de los sujetos participantes en un determinado experimento; es decir, a la representatividad de la muestra utilizada.

Ciertamente no es fácil lograr una muestra perfectamente representativa de la sociedad a la que se pretende representar, pero debe aspirarse a ello como un presupuesto básico de investigación. Lo que no es aceptable es despreocuparse del problema en la planificación del experimento y pretender posteriormente generalizar los resultados obtenidos: “no generalizar en las conclusiones más allá de lo que los datos permitan”.



  1. Efectos reactivos de los dispositivos experimentales:

Este efecto tiene que ver con los factores situacionales. La validez externa de un estudio está limitada por los efectos reactivos de la situación o ambiente de investigación. En un estudio los sujetos tienden a reaccionar al ambiente y a responder de modo diferente cuando están siendo observados y medidos que cuando se encuentran en condiciones normales. El efecto reactivo del ambiente o situación de investigación es conocido con el nombre de efecto Hawthorne.
En otras clases de ambientes o situaciones de investigación el sujeto puede ser consciente del modo en que el investigador ve su ejecución. A veces los sujetos intentan responder de acuerdo a su percepción de deseabilidad social, o intentando ayudar al experimentador. Cualquiera de estos factores puede afectar la validez externa de un estudio.

Es importante tener conciencia de que la obvia artificialidad de la situación experimental y la conciencia del sujeto de que está participando en un experimento son, a menudo, causas más que suficientes de carencia de representatividad y por tanto impedimentos para el proceso de generalización.

En la medida que no sea posible evitar situaciones experimentales novedosas (reactivas), habrá que restringir los límites de generalización de conclusiones.

La solución óptima estaría en la línea de una “investigación en la acción” dirigida por los propios psicólogos y educadores, aconsejados en la planificación del experimento por expertos en metodología de la investigación.



  1. Efectos de la interferencia de tratamientos múltiples:

Este efecto se produce cuando se aplican diferentes tratamientos a un mismo grupo de sujetos, ya que suelen persistir los efectos de los tratamientos anteriores.

Es decir, esta variable condiciona la validez interna porque el experimentador no puede determinar si la respuesta del sujeto es debida al tratamiento que está siendo administrado, a los efectos de tratamientos previos, o a la interacción de ambos. Estos efectos también limitan la validez externa porque el investigador no puede generalizar los resultados a situaciones que no incluyan la serie de tratamientos actualmente usada en el estudio.

La solución metodológica consiste en evitar la aplicación de tratamientos múltiples a los mismos grupos de experimentación. Puede lograrse diseñando el experimento en etapas sucesivas (una etapa por tratamiento) con grupos de estudio diferenciados anteriormente.
3- Validez de constructo y sus amenazas:

1. Concepto de Validez de constructo:

Trata de garantizar la existencia de un constructo psicológico que dé sentido y significado a las puntuaciones del test.

Un cons­tructo es una variable medida y que tiene lugar dentro de una teoría o esquema teórico.
La validez de constructo es probablemente la más importante sobre todo desde una perspectiva científica y se refiere al grado en que una medición se relaciona consis­tentemente con otras mediciones de acuerdo con hipótesis derivadas teóricamente y que conciernen a los conceptos (o constructos) que están siendo medidos. Se intenta no sólo validar el test, sino también el rasgo o constructo que bajo él subyace.

La validez de constructo permite acercarse a la medida de variables derivadas de una teoría concreta. Las variables de constructo son las que determinarán que conductas han de ser seleccionadas para su observación y la situación en que será aplicada.

El instrumento de medida estará ligado al sistema de constructos dentro del que fue construido y este grado de validez es el que nos indicará el grado en el que el instrumento de evaluación es una medida adecuada al constructo y en qué medida las hipótesis derivadas del mismo pueden confirmarse mediante la utilización del instrumento.

La validez de constructo incluye tres etapas:

1.  Se establece y especifica la relación teórica entre los conceptos (sobre la base del marco teórico).

2. Se correlacionan ambos conceptos y se analiza cuidadosamente la correlación.

3. Se interpreta la evidencia empírica de acuerdo a qué tanto clarifica la validez de constructo de una medición en particular.

El proceso de validación de un constructo está vinculado con la teoría. No es posible llevar a cabo la validación de constructo, a menos que exista un marco teórico que soporte a la variable en relación con otras variables. No es necesaria una teoría sumamente desarrollada, pero si investigaciones que hayan demostrado que los conceptos están relacionados. Cuanto más elaborado y comprobado se encuentre el marco teórico que apoya la hipótesis, la validación de constructo puede arrojar mayor luz sobre la validez de un instrumento de medición. Y mayor confianza tenemos en la validez de constructo de una medición, cuando sus resultados se correlacionan significativamente con un mayor número de mediciones de variables que teóricamente y de acuerdo con estudios antecedentes están relacionadas.

2. Amenazas a la validez de constructo: 

Falta de definición de los constructos teóricos: Las variables no están preparadas para ser medidas. Ausencia de examen empírico de las interrelaciones existentes entre diversas operacionalizaciones del constructo.


4- Validez de conclusión estadística :

1. Concepto de Validez de conclusión estadística:

En la mayoría de los experimentos de grupo, el establecimiento de relaciones entre el programa y los resultados se basa en las covariaciones entre ambas variables. Las decisiones basadas en procedimientos estadísticos tienen en cuenta esas covariaciones, al valorar la magnitud de las diferencias entre grupos por encima de las variaciones entre sujetos. El uso de pruebas estadísticas no está exento de posibles sesgos, que habría que tener en cuenta para asegurar la validez de las conclusiones.



2. Amenazas a la Validez de conclusión estadística:

  • La violación de las asunciones de las pruebas estadísticas

  • Problemas relacionados con el tipo de error y comparaciones múltiples

  • Poca potencia estadística de las pruebas

  • La fiabilidad de las mediciones

  • La fiabilidad de la aplicación del tratamiento

  • Factores aleatorios, no relevantes en la situación experimental

  • Heterogeneidad, aleatoria, en las respuestas.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad