Estructuralismo



Descargar 1.01 Mb.
Página1/2
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño1.01 Mb.
Vistas193
Descargas0
  1   2

ESTRUCTURALISMO

 

El estructuralismo es una corriente metodológica contemporánea, centrada sobre todo en las ciencias sociales y la cultura, y de enorme importancia en los años 60 y 70 del siglo XX. La noción de estructura sobre la que se basa el Estructuralismo se inspira en el análisis realizado por el lingüista F. De Saussure (1857-1913): la lengua forma un sistema de signos que funciona como si tratase del juego del ajedrez. El valor de cada signo está en función del conjunto de sus relaciones con el resto de piezas o signos. Lo fundamental es, pues, la red de sus mutuas interacciones.


La estructura es, pues, un todo que sólo puede comprenderse a partir del análisis de sus componentes y de las funciones que desempeñan en el todo. Es una totalidad en la que cualquier variación o modificación afecta al conjunto como tal.
El método estructuralista consiste en considerar cualquier realidad humana como una totalidad estructurada y significativa, que se articula en relaciones estables y que está regida por leyes internas que regulan su funcionamiento y que se encuentran en la estructura profunda de esa realidad, oculta bajo los hechos empíricos concretos. Hay que estudiar, pues, las estructuras o entramados de relaciones objetivas que los hechos mantienen entre sí.
Ya no es tanto el sujeto individual quien da sentido a las actividades y al mundo, sino más bien las estructuras, que son universales. De ahí que el estructuralismo haya recibido el apelativo de “antisubjetivista”, e incluso también de “antihistoricista”, ya que la historia consiste básicamente en una serie de variaciones dentro de las posibilidades dadas por las estructuras.
Las influencias del estructuralismo se encuentran, sobretodo, en el desarrollo de las ciencias sociales. Numerosos estudios lingüísticos, etológicos, semióticos, sociológicos, etc seguirán la senda marcada por el estructuralismo.

Los principales autores estructuralistas y su campos de investigación son: como pionero, el antropólogo C- Levi-Strauss (etnología); Barthes (crítica literaria), Foucault, Deleuze y Derrida (filosofía); Lacan (psicoanálisis), Althusser (marxismo) y Piaget (psicología).



 

INTRODUCCIÓN

Se ha dicho frecuentemente que es difícil caracterizar el estructuralismo, porqueha adoptado múltiples formas para presentar un denominador común porque las estructuras invocadas han adquirido significaciones cada vez más diferentes. Sin embargo, se debe reconocer que existe un ideal común de intelegilibidad, que alcanzano buscan todos los estructuralistas, mientras que sus intenciones críticas son infinitamente variables, el estructuralismo se opone a la separación de capítulos heterogéneos, encontrando la unidad gracias a isomorfismos. En la presente publicación se exponen los antecedentes principales del estructuralismo, así como también sus principales representantes y sus respectivos planteamientos. Las características principales de esta teoría, desde una perspectivasistémica, así como también su relación con el enfoque sistémico.La concepción de cada objeto como parte de un todo interrelacionado, oestructura, que debe conocerse en su conjunto y no fragmentado en síntesis ni análisis, constituye la esencia del estructuralismo. El estructuralismo surgió a principios del siglo XX en varias disciplinas (lingüística, crítica literaria, antropología, psicología, teoría de sistemas) en parte como reacción al evolucionismo de índole positivista. El cuerpo teórico del estructuralismo se desarrollócasi simultáneamente en varias disciplinas. Destacaron Ferdinand de Saussure y LeonardBloomfield en lingüística, Claude Lévi-Strauss en antropología, Jean Piaget enpsicología, y Louis Althusser, Michel Foucault y Jacques Lacan en filosofía.

 

 

CONCEPTOS GENERALES
ESTRUCTURA

 

La noción de estructura se relaciona con la forma de las relaciones que mantienelos elementos del conjunto. La Estructura puede ser simple o compleja, dependiendo delnúmero y tipo de interrelaciones entre las partes del sistema. Los sistemas complejosinvolucran jerarquías que son niveles ordenados, partes, o elementos de subsistemas.Los sistemas funcionan a largo plazo, y la eficacia con la cual se realiza depende del tipoy forma de interrelaciones entre los componentes del sistema.
JERARQUÍA
Implica una clasificación ordinal donde los niveles están subordinados entre sí sobre alguna base definida. Tanto que el origen griego del término se refiere a unagraduación o regla sagrada, el concepto se ha extendido a cualquier orden concertadoentre sujeto u objeto.

ENFOQUE SISTÉMICO
Es una forma de pensamiento, en la filosofía práctica y una metodología decambio. El enfoque de sistemas es posiblemente la única forma en la que podamos a volver a unir las piezas de nuestro mundo fragmentado: la única manera en quepodamos crear coherencia del caos.
SISTEMA
Un sistema es un complejo de elementos en interacción. Interacción significa que un elemento cualquiera se comportará de manera diferente si se relaciona con otroelemento distinto dentro del mismo sistema. Si los comportamientos en ambas relacionesno difieren, no hay interacción, y por tanto tampoco hay sistema. Los sistemas puedenclasificarse de varias maneras diferentes, siendo la más importante aquella que los tipificacomo sistemas cerrados y sistemas abiertos.
POSITIVISMO
Es una corriente o escuela filosófica que afirma que el único conocimiento auténtico es el conocimiento científico, y que tal conocimiento solamente puede surgir dela afirmación positiva de las teorías a través del método científico. El positivismo deriva de epistemología que surge en Francia a inicios del siglo XIX de la mano del pensadorfrancés Auguste Comte y del británico John Stuart Mill y se extiende y desarrolla por el resto de Europa en la segunda mitad. Según la misma, todas las actividades filosóficas ycientíficas deben efectuarse únicamente en el marco del análisis de los hechos reales verificados por la experiencia. Esta epistemología surge como manera de legitimar elestudio científico naturalista del ser humano, tanto individual como colectivamente.Consiste en no admitir como validos científicamente otros conocimientos, sino losque proceden de la experiencia, rechazando, por tanto, toda noción a priori y todoconcepto universal y absoluto.
EXISTENCIALISMO
Como concepción psicológica, se trata de una visión totalista del hombre que incorpora variables como el sentido o el sin sentido de la vida, la autorrealización, etc, con lo cual se busca mostrar que la realidad humana es compleja y que el comportamiento humano no puede ser reducido a una simple satisfacción de impulsos biológicos, o a intentos por mantener un equilibrio psicológico y social en el restringido sentido homeostático.
CONTEXTO
Entorno lingüístico, pragmático y social del que depende el significado de unapalabra o un enunciado. Conjunto de circunstancias que rodean o condicionan un hecho.
NEOGRAMÁTICOS
Son quienes identifican a la lengua como manifestación cultural de un pueblo, por lo que si el pueblo evoluciona, también la lengua; consideran que la base delIndoeuropeo es el Sánscrito. Tema elegido por Saussure para su Tesis Doctoral “Sobreel empleo del Genitivo Absoluto del Sánscrito”.
GLOSEMÁTICA
Teoría del lenguaje desarrollada por Louis Hjelmslev y el Círculo Lingüístico deCopenhague, a partir de las tesis de Ferdinand de Saussure, que constituye una de lasexpresiones más elaboradas del estructuralismo europeo. Desde la inspiración lógica, persigue la formulación de una teoría lingüística universal a partir de lo que tienen encomún en su estructura distintas lenguas e incluso otros sistemas de comunicación.
ESTRUCTURAS NEGENTRÓPICAS
Se puede definir como la tendencia natural que se establece para los excedentes de energía de un sistema, de los cuales no usa. Por ejemplo el Sol en su proceso de fusión nuclear, produce más energía de la que necesita para sostener su estructura, la sobrante la expulsa en formas diversas de energía.

 

HOLÍSTICA

 

 Alude a la tendencia que permite entender los eventos desde el punto de vista de las múltiples interacciones que los caracterizan; corresponde a una actitud integradora como también a una teoría explicativa que orienta hacia una comprensión contextual de los procesos, de los protagonistas y de sus contextos. La holística se refiere a la manera de ver las cosas enteras, en su totalidad, en su conjunto, en su complejidad, pues de esta forma se pueden apreciar interacciones, particularidades y procesos que por lo regular no se perciben si se estudian los aspectos que conforman el todo, por separado.

 

ANTECEDENTES


Es un movimiento europeo en el área de las humanidades que emergió en Francia a mediados de los años cincuenta y en el que el lenguaje desempeña una función clave. Los estructuralistas comenzaron por combinar el marxismo y el psicoanálisis, pero sobre todo es el positivismo quien más marca a esta corriente. Entre los principales teóricos del movimiento estructuralista destacan RolandBarthes (1915-1981), Michel Foucault (1926-1984), Jacques Lacan (1901-1981), Luis Althusser (1918) y, más recientemente, Jacques Derrida. (1930). El estructuralismo ha sido criticado por su devaluación de la autonomía individual y su aparente desprecio de la historia. La concepción de estructura en el pensamiento occidental no es tan nueva comosuele creerse. Desde comienzos de este siglo comenzaron a plantearse elementos depensamiento estructural en las ciencias sociales, especialmente en lingüística, uno decuyos principales exponentes es Saussure. Más tarde, a partir de la década del 20, estasideas, junto con aquellas provenientes del formalismo ruso, se conformaron yconsolidaron con mayor firmeza en lingüística y posteriormente en crítica estética yliteraria, sobre todo alrededor del llamado Círculo de Praga.

Durante la segunda guerra mundial y los años siguientes, el lingüista ruso Roman Jakobson, antiguo integrante de la escuela de Praga, trabajó en los Estados Unidos enestas áreas, sin que la influencia de sus ideas llegara a influenciar otros campos de lasciencias sociales. Fue necesario que surgiera el trabajo de Claude Levi-Strauss para que el estructuralismo desbordara al marco de lalingüística, dentro del cual había crecido por más de medio siglo. En 1949, la publicación de Las Estructuras Elementales del Parentesco. Se muestra que las convicciones estructuralistas están ya consolidadas y ofrecen un sistema coherente y efectivo para analizar la realidad. A partir del medio siglo, su pensamiento comienza a impregnar el trabajo de numerosos antropólogos y, poco a poco, aconvertirse en alternativa para otras áreas del pensamiento social, en especial para lasociología política.Luego de esto, sus ideas llegan a captar la atención de Louis Althusser, miembrodel Partido Comunista Francés, quien propone una relectura de Marx con el fin deencontrar detrás de sus palabras, detrás de sus planteamientos, un contenido que nadie había podido leer porque estaba implícito, oculto detrás del discurso y los conceptosevidentes: la armadura, la estructura del pensamiento marxista. Su teoría impacta confuerza en la sociología y aun en el marxismo. Con este nuevo impulso, que liga elestructuralismo con la política de izquierda y las ideas revolucionarias, esta corriente experimenta un fuerte impulso durante los años 60 y 70, hasta abarcar también distintas ciencias sociales.

 

 

HISTORIA 
1. ORIGEN Y CONCEPTO DEL ESTRUCTURALISMO
En la historia de la filosofía entendemos por estructuralismo aquella corriente metodológica contemporánea que ha marcado profundamente la orientación de lasciencias sociales y otros ámbitos de la cultura, y que ha tenido especial importancia, durante los años sesenta y setenta del siglo XX, en la orientación de la lingüística, laetnología, la filosofía de la historia, la crítica literaria y la sociología, y ha sido un intento de dotar a las ciencias del hombre de un método científico propio, distinto del de lasciencias empíricas. En términos amplios y básicos el estructuralismo busca las interrelaciones (lasestructuras) a través de las cuales se produce el significado dentro de una cultura. De acuerdo con esta teoría, dentro de una cultura el significado es producido y reproducidoa través de varias prácticas, fenómenos y actividades que sirven como sistemas designificación (se estudian cosas tan diversas como la preparación de la comida y ritualespara servirla, ritos religiosos, juegos, textos literarios y no literarios, formas deentretenimiento...).
El iniciador y más prominente representante de la corriente fue el antropólogo y etnógrafo Claude Levi-Strauss (década de 1960), que analizó fenómenos culturales como la mitología, los sistemas de parentesco y la preparación de la comida. Durante las décadas del 40 y el 50, la escena filosófica francesa se caracterizó por el existencialismo, fundamentalmente a través de Sartre, apareciendo también la fenomenología, el retorno a Hegel y la filosofía de la ciencia, con Gastón Bachelard. Pero algo cambia en la década del 60 cuando Sartre se orienta hacia elmarxismo, surge una nueva moda, el estructuralismo. Levi-Strauss inicia este nuevomovimiento, basándose en las ideas de la etnología, al que luego le seguirán Lacan, enel psicoanálisis, Louis Althusser en el estudio del marxismo y finalmente, MichelFoucault. Cabe ser destacado que Althusser y Foucault rechazaron la clasificación de su pensamiento dentro del estructuralismo, y en rigor, únicamente Levi Strauss realizó unareflexión explícita sobre el estructuralismo como método. En cualquier caso, se trata deun alejamiento de perspectivas historicistas o subjetivistas bajo el intento de hallar unanueva orientación para la investigación.

 

El estructuralismo es un enfoque de las ciencias humanas que creció hastaconvertirse en uno de los métodos más utilizados para analizar el lenguaje, la cultura y lasociedad en la segunda mitad del sigloXX. El término, sin embargo, no se refiere a una escuela de pensamiento filosófico claramente definida (como la antropología cultural, la lingüística, la historia, etc., sin embargo, el método tiene derivaciones filosóficas deconsideración). La obra de Ferdinand de Saussure (Curso de lingüística General, 1916)es considerada habitualmente como el punto de origen.El estructuralismo es un movimiento creado por F. De Saussure (1857–1913). Se educó con los neogramáticos (finales s. XIX) y forma parte de la escuela francesa; estaconcibe la lengua como un hecho social de carácter arbitrario y convencional. Esta escuela tiene 2 ramas:

París: Escuela humanística que estudia la lengua teniendo en cuenta todos losfactores que rodean el hecho lingüístico. Encontramos lingüistas cómo Meillet, Bréal, Delacroix.

Ginebra: Más radical. Pretende estudiar la lengua aislada de todo lo demás, donde encontramos a Saussure, Bally y Sechehaye.
Sólo importa la lengua en sí misma y por sí misma (Saussure).Saussure está también 10 años en París, conociendo dicha escuela. En 1906 vuelve aGinebra. Se dedica a la enseñanza hasta 1913, año en el que muere. Al morir Saussure no deja nada escrito. Su obra más importante: Curso delingüística general, lo escribieron sus alumnos: Bally y Sechehayen con los apuntes declase de Saussure y con notas cedidas por la viuda de Saussure.
2. ASPECTOS EN LOS QUE SE BASA EL ORIGEN DEL ESTRUCTURALISMO DE SAUSSURE
Su Curso de Lingüística General está considerado el origen del estructuralismo europeo. Se basa en lo siguiente:
La semiología es el estudio general de los signos y la lingüística una de sus ramas. Se ha de distinguir entre lenguaje en general (lingüística interna) ylenguaje humano (lingüística externa). Hemos de distinguir entre lengua (sistema de signos) y habla (utilización del sistema). El valor de los signos varía en función del eje que consideremos; así podremosagrupar signos en presencia (sintagmas) o en ausencia (lengua). Hemos de distinguir entre un estudio sincrónico y otro diacrónico de la lengua.Hemos de considerar al signo lingüístico como arbitrario, lineal y discreto. La lingüística para Saussure ha de ocuparse sobre todo de la descripción de la lengua.

 

3. CONTEXTO


El Estructuralismo surge en el contexto del marxismo y el funcionalismo. Marxismo, funcionalismo y estructuralismo tienen un concepto de ciencia distinta.
Marxismo

 

El marxismo es la teoría de la clase proletaria que busca la transformación de su realidad social, suprimiendo la alineación o incapacidad del individuo para conocer sus aportes a una realidad que se le impone y convertir la explotación en las relaciones de comunidad.


Los marxistas se oponen con un método científico al funcionalismo y al estructuralismo ya que pretenden observar con claridad los fenómenos en forma directa y luego explicarlos. Según este enfoque, se debe estudiar cada estructura significativa como consecuencia de una praxis social o conjunto de actividades que transforman el mundo, mediante la cual cada medio de comunicación impone sus propias características. En esta corriente se integra el proceso comunicativo dentro del marco social de la lucha de clases, haciendo posible una apreciación científica integral, donde las alternativas de la comunicación social enlazan con las circunstancias y las condiciones de evolución de las clases sociales: el sistema dominante, la incorporación de las masas en la economía y en la política, y el creciente poderío de las empresas transnacionales dela información y la difusión masiva. Los marxistas pretenden observar los fenómenos en forma directa y luegoexplicarlos. Es necesario determinar estructuras significativas y construir modeloslógicos, sin olvidar que el pensamiento de los actores sociales está condicionado por su práctica material concreta.
La conciencia social es determinada por la forma o formascomo se enfrentan las clases sociales al construir determinado tipo de sociedad, endeterminadas condiciones materiales. La base económica está condicionada a su vez por ellas. Según los marxistas, se debe estudiar cada estructura significativa como resultadode una praxis social, de esta forma cada medio de comunicación impone sus propiascaracterísticas, y la estructura significativa se adapta a cada medio; pero también cadamedio condiciona la función de la estructura o las estructuras significativas que lodirigen, de acuerdo con las prácticas sociales a que los emisores se orientan.Los marxistas dicen que es necesario conocer los fenómenos, observarlos conclaridad y delimitarlos. También se deben comprender ínterdeterminacionescondicionantes de la producción del sentido y que constituyen a las estructurassignificativas. Las estructuras significativas no solo se forman a partir de las prácticas sociales, sedesarrollan dentro de la estructura y establecen límites de conciencia. Estos límites noson superables si no se transforman las prácticas de la vida social. Estas prácticaspueden reconocerse dentro de un proceso de lucha de clases.De acuerdo con la interpretación marxista, los datos del ambiente sonproporcionados por los sujetos, a partir de estructuras significativas opuestas una aotras.
La lucha social entre los hombres les permite enriquecer los datos disponibles, transformar sus estructuras de interpretación, dirigir de un modo nuevo su práctica, cambiar sus estructuras significativas o sus pautas de información.Gracias a sus estructuras significativas, formadas en procesos concretos de vida, los hombres pueden evocar en común un conjunto de significados, de alguna maneraequivalentes y así es posible la comunicación. Al encontrarse ante nuevas condicioneslos miembros de una sociedad, formados bajo determinadas estructuras significativas, empiezan a planear nuevos modos de acción, comprenden que actuar como antessignifica destruirse.Las estructuras significativas tienden a cambiar. La conciencia empieza a visualizar nuevas posibilidades de informar la acción. Quienes permanecen dentro de lasestructuras significativas anteriores están, incomunicados.
La transformación del sentido constituye la posibilidad del cambio sustancial delas estructuras materiales de la sociedad, aunque al mismo tiempo es determinado porellas. Así, en los nuevos modos de informar, los datos son determinados por la base oestructura material. Al desarrollarse la base y la superestructura, se presentan unatendencia a romper con los viejos sentidos de la comunicación y a renovarlos, comoparte del proceso de renovación del orden social, mediante la practica concreta de los hombres en condiciones sociales determinadas. La historia de la comunicación para los historiadores marxistas es la historia de lapropaganda, porque para ellos toda comunicación es manipulación.El marxismo concibe la sociedad como modos de producción a los que cabedesglosar en 3 niveles superpuestos. Estos planteamientos marxistas tuvieron una granexpansión en los 60. Durante los años 60-70: la forma de pensamiento era unamilitancia política.Los Marxistas defienden la propiedad como modos de producción. Se refieren a dos grandes bloques:
El bloque dominante que era un nivel acomodado quien en virtud de esaposición ejerce un dominio sistemático sobre el dominado. La garantía de bienestar de laburguesía pasa por el ejercicio de estrategia de dominación.El bloque dominado en el que se definen 2 formas de dominación; la materialque es la explotación que los trabajadores sufren en el ámbito laboral, en los niveles de plusvalía (trabajo no remunerado) de que se apropia el burgués; y la ideológica en lacual el bloque dominante desarrolla a lo largo de la historia unas estrategias de alineación sobre el bloque dominado.
Para lograr esto hace uso de los vehículos de transmisión más potentes, haciendoque su discurso en el ámbito público sea el que más se oye; privando a los dominadosque se alce su voz. En el marxismo la historia de la comunicación es la historia de lamanipulación. De cómo los bloques dominantes han conseguido perpetuar su esquemay como es aceptado por los dominados, que clase obrera tenga mentalidad burguesa.
Funcionalismo. En este enfoque se considera que los medios de comunicación pueden serestudiados como instituciones, al cumplir una función importante en el mantenimiento del orden social y su proceso de transformación. Es decir, que los mass-media deben ser estudiados desde el punto de vista de su capacidad para cubrir diversas necesidades. Una estructura o sistema social puede considerarse para su estudio como unconjunto de variables interrelacionadas. Para algunos autores, las relaciones de losindividuos dentro de una institución forman una estructura, por ejemplo: la familia, elsistema bancario, etc.; mientras que para otros, la estructura es toda la sociedad. Los funcionalistas sostienen que es necesario estudiar a los medios decomunicación desde el punto de vista de su capacidad para cubrir diversas necesidades de la sociedad, esta corriente señala que cuando las instituciones que realizan funciones secundarias -como por ejemplo los periódicos- dejan de existir, dealguna manera la sociedad se transforma y surgen otras instituciones que las suplen ensu cometido de cubrir sus necesidades. Cada medio de comunicación tiene sus características propias, mismas quedefinen las diversas formas en que cada uno de ellos presenta sus mensajes; susfunciones pueden ser delimitadas, al tener conocimiento de sus características.
De acuerdo con el funcionalismo, la información es un conjunto de datos que disminuyen la incertidumbre, haciendo las veces de informadores y transformadores delindividuo y la sociedad. Dentro de esta corriente, la comunicación y la información sondos funciones armónicas que se complementan. El funcionalismo ha posibilitado la manipulación de la comunicación en procesosculturales como: preservación de valores, aculturación, transculturación.
También ha permitido comprender el papel que desempeña la industria de la cultura y los mediosde comunicación de masas; dio a conocer la manera en que los roles y el estatus de laspersonas y las instituciones resultan afectados por la información y la comunicación. Asimismo, ha orientado las comunicaciones sociales hacia el cambio o el ajuste a travésde distintos programas.
La noción de estructura social es un buen medio o punto de partida para elestudio del binomio comunicación e información. Los funcionalistas consideran a los medios de comunicacióncomo instituciones que responden a necesidades de la estructura, esdecir, cumplen funciones importantes en el mantenimiento del ordensocial y su proceso paulatino de transformación. Ellos estudian lacomunicación a nivel fenoménico o de lo que aparece. De acuerdo con el funcionalismo, la información tiende a interpretarse como unconjunto de datos que disminuyen la incertidumbre. Los datos son entonces una especiede informadores y transformadores del individuo y de la sociedad. No existe el problema de la contradicción entre comunicación y la información dentro de estacorriente, la comunicación y la información son dos funciones armónicas y complementarias.
4. IDEA CLAVE DEL ESTRUCTURALISMO
Para Saussure, la lengua es un sistema, una estructura en la que todos loselementos están interrelacionados de tal manera que un pequeño cambio en el sistemapuede llegar a afectar a todo. De ahí sale su teoría del valor: Todos los elementos de la lengua poseen un valorque les viene dado por oposición al resto de los elementos con los que forma el sistema, un elemento vale lo que no valen los demás.Todos los movimientos estructuralista que surgen después tienen en común doscosas: la lengua se estudia desde una perspectiva sincrónica y es un sistema, unaestructura. Después de Saussure surgirán dos escuelas europeas (Escuela de Praga, que esdiferente al Círculo Lingüístico de Praga y la Escuela de Copenhague).
4.1. ESCUELA DE PRAGA
 Aparece en 1926. Debe su formación a dos lingüistas: Jakobson y Trubetzkoy. Estos se dedicaron al estudio dediferentes aspectos del lenguaje, pero se centran en el campofónico. A ellos debemos la diferenciación definitiva de las dosdisciplinas: fonética y fonología. Para el Círculo de Praga será fundamental trabajar en la fonología y no tanto en la fonética, ya que la fonética avanza a medida que lo hacen las técnicas de medición. En la fonética no podemos aplicar las teorías del estructuralismo pues esta tiene como objeto de estudio los sonidos y estos son innumerables.
En la fonología sí podemos aplicar las ideas del estructuralismo ya que el objeto de estudio son los fonemas, y estos están siempre en un número limitado, concreto.
Español: 24 fonemas. Fonema es la imagen mental de un sonido y pertenece al plano de la lengua. El fonema es la suma de propiedades fónicas simultáneas por las cuales un sonido se diferencia de los demás (Jakobson). Los fonemas pueden presentar distintas realizaciones articulatorias que se llaman alófonos. Estos son estudiados por la fonética y pertenecen al plano del habla. Según los fonólogos de dicha escuela los fonemas de una lengua forman unaestructura, un sistema, de tal manera que cada uno de ellos posee un valor que le vienedado por oposición con el resto de los fonemas con los que forma un sistema.La introducción o pérdida de un fonema puede alterar todo el sistemafonológico.
4.2. ESCUELA DE COPENHAGUE
Se crea en 1931, dentro del estructuralismo. Este círculo, Hjelmslev en concreto, es el creador de una de las teorías lingüísticas más complicadas de la historia: la Glosemática. Su idea es crear una teoría general de la lengua siguiendo un método inductivode lo más particular a lo más general. La Glosemática aparece en una obra suya llamada Principios de la Gramática General. En ella, parte de los elementos más pequeños de la lengua. Ahí vemos su división entre semántica y morfema.

Semántica: son unidades lingüísticas con significación léxica.

Morfema: son unidades no autónomas de significación gramatical. 
Se deben reconocer las categorías gramaticales, para establecer estas categorías hay que hacerlo siempre teniendo en cuenta la forma y la función y viendo la correlación entre ambos (olvidándonos del valor semántico, etc.): Esta mujer es pesada por su locuacidad. (Adjetivo) Esta mujer es pesada por el comerciante. (Participio)

 

Sabemos que la mayoría de los idiomas hicieron lo mismo para crear una macroteoría general que nos sirviera para explicar los problemas lingüísticos. En su obra Prolegómenos a una teoría del lenguaje nos dice: La descripción lingüística habrá de estar libre de contradicción, ser exhaustiva y tan simple cuando sea posible. […] Necesitamos que la teoría lingüística nos permita describir de modo autoconsecuente y exhaustivo no sólo todos los textos daneses dados, sino también todos los textos concebidos o posibles, incluso losque no existirán hasta mañana o hasta más tarde, en tanto sean textos de la misma clase, o sea, textos de una naturaleza establecida como premisa igual a la de los hasta aquí considerados.
DESCRIPCIÓN ESPECIALIZADA
1. ESTRUCTURALISMO
El estructuralismo es un enfoque de las ciencias humanas que creció hasta convertirse en uno de los métodos más utilizados para analizar el lenguaje, la cultura yla sociedad en la segunda mitad del siglo XX. El término, sin embargo, no se refiere a una escuela de pensamiento claramente definida, aunque la obra de Ferdinand deSaussure es considerada habitualmente como un punto de origen. El estructuralismo puede ser visto como un enfoque general con un cierto número de variantes. Susinfluencias y desarrollos son complejos.Claude Levi Strauss inicia este nuevo movimiento en la etnología al que luego leseguirán Lacan, en el psicoanálisis, Luis Altuhusser en el estudio del marxismo y finalmente, Miguel Foucault. Cabe ser desatacado que Althusser y Foucault rechazaronla clasificación de su pensamiento dentro del estructuralismo, y en rigor, únicamente LeviStrauss realizó una reflexión explícita sobre el estructuralismo como método. En cualquier caso, se trata de un alejamiento de perspectivas historicistas o subjetivistas bajoen intento de hallar una nueva orientación para la investigación. No puede decirse claramente que el estructuralismo sea una escuela, sino másbien un enfoque metodológico para las ciencias humanas, como la antropología cultural,la lingüística, la historia... sin embargo, el método tiene derivaciones filosóficas deconsideración.

El Estructuralismo es una tendencia filosófica que cobró auge en la década de los60’s, especialmente en Francia. Se trata de un estilo de pensar que reúne autores muydiferentes que se expresan en los más diversos campos de las ciencias humanas, talescomo la antropología, la crítica literaria, el psicoanálisis freudiano, la investigaciónhistoriográfica, o en corrientes filosóficas específicas como el marxismo.Se articula como planteamiento teórico inicialmente en la corriente de lalingüística en los años 60 en Francia, promovida por Saussure y cuyas propuestasteóricas son mundialmente asumidas en la Antropología por Levi Strauss.
Ferdinand de Saussure con su libro Curso de Lingüística general‖ da varios aportes valiosos para la teoría del estructuralismo, ya que a partir de su obra obtenemossimulacros los cuales son los modelos estructurales que intentan describir las reglasinconscientes de las normas sociales. En el enfoque del estructuralismo se considera que es necesario construir simulacros lógicos que nos permitan comprender los hechosque la vida social ha impregnado de significación. La escena filosófica francesa se caracterizó por el existencialismo, fundamentalmente a través de Sartre, aparecen también la fenomenología, el retorno aHegel y la filosofía de la ciencia. Pero algo cambia en la década del 60 cuando Sartre seorienta hacia el marxismo, surge una nueva moda, el estructuralismo.
2. EL CONCEPTO DE ESTRUCTURA
Según Levi Strauss ha definido las condiciones que implican el concepto deestructura:

1. Implican el carácter de sistema. Esto consiste en que sus elementos se relacionande manera tal que la modificación de cualquiera de ellos implica una modificación de todos los demás.

2. Como todo modelo pertenece a un grupo de transformaciones, cada una de éstasse corresponde con un modelo de la misma familia, de manera que el conjuntode estas transformaciones, constituye un grupo de modelos.

3. Las propiedades enunciadas previamente permiten predecir, de qué manerareaccionará el modelo en el caso en que alguno de sus elementos se modifique.

4. El modelo debe ser construido de tal manera que su funcionamiento pueda darcuenta de todos los hechos observados.
Una estructura, pues no es una realidad empírica observable sino un modelo explicativo teórico construido no como inducción sino como hipótesis. Se diferencia así estructura de acontecimiento. En la estructura no se considera a los términos en sí mismos sino a sus relaciones, es por lo tanto, un sistema de relaciones ytransformaciones, regulado por una cohesión interna que se revela en el estudio de sustransformaciones.
Jean Piaget ha definido a las estructuras a través de tres características:

1. Totalidad: es un sistema que posee más propiedades que la de sus elementosaislados.

2. Transformaciones, posee un equilibrio dinámico.

3. Autorregulación: el sistema es cerrado y se auto conserva, porque es un sistemade transformaciones autorreguladas.
3. ESTRUCTURA Y SISTEMA
Sistema y estructura aparecerán a lo largo de nuestra disertación como sinónimosy el concepto de estructuras en transformación es frecuentemente asimilado, explícita oimplícitamente, con el de sistema. Sin embargo, los propios lingüistas se han esforzadoen distinguirlos destacando el carácter englobante del sistema respecto a la estructura, hablando de la «estructura del sistema» (Simonis). Estructura y sistema son, pues, nociones complementarias, pero mientras el análisis de la primera se propone revelar lo que cada combinatoria tiene de específico, el del segundo pretende poner de manifiestolo que las diversas combinatorias tienen en común. La Teoría General de Sistemas(TGS) afronta, a través del análisis estructural, la búsqueda de una lógica general delcomportamiento de los contenidos de las diversas ciencias, procediendo mediante laligazón de la lógica particular del contenido de cada una de ellas a través de la lógica sincontenido de las matemáticas (Racine-Reymond, 1973, citando a Boulding). Esta búsqueda de relaciones comunes en los «fenómenos de organización»subsistentes ha permitido formulaciones precisas del concepto de sistema como la que loconsidera «un conjunto de elementos cibernéticamente ligados en estructurasnegentrópicas sucesivas» (Racine-Reymond, 1973).También debemos señalar que después de la lectura atenta de las teorías deBertalanffy y Piaget (progenitores de sendas teorías), que reconocen implícita oexplícitamente, respectivamente, el hermanamiento entre sus postulados, no podemoscoincidir con la opinión de la profesora García Cuadrado (1995, p. 198) que apuntacomo carácter diferenciador entre estructura y sistema él no ser esencial a la estructurael que sus elementos actúen los unos sobre los otros.
 El estructuralismo tuvo mucha importancia en laaparición de la TGS ya que ante las perspectivasmetodológicas expuestas del estructuralismo yfuncionalismo y las consideraciones de su falta derigurosidad para alcanzar la pretensión de impulsar aun cabal conocimiento de la realidad, se fue creandouna nueva perspectiva que intenta incorporar lasaplicaciones fructíferas que han tenido las matemáticasen diversas áreas del conocimiento, a esta postura se ha denominado Teoría General deSistemas, mucho se ha hablado de ella, por tanto nuestro objetivo es describir la génesisy el desarrollo del estructuralismo nos hace necesarios reconocer este aspecto.
3.1. TEORÍA GENERAL DE SISTEMAS Y ESTRUCTURA DE SISTEMAS
El concepto de evolución de la teoría general de sistemas es el resultado de doscorrientes de pensamiento, inicialmente opuestas en la ciencia del siglo diecinueve. Unafue la teoría darwiniana sobre el origen de las especies; la otra, los primeros fundamentosde las leyes de la termodinámica.
La primera acentuó la evolución progresiva al lado de la complejidad y diferenciación asociada generalmente a la bondad del valor. La acometida posteriorestableció que, en vez de ascender el universo como un todo esta inevitablemente endescenso. Por tanto, las dos teorías se manifestaron en obvia contradicción, un estado de cosas que solo se disipó con el desarrollo de la termodinámica de procesosirreversibles en el siglo veinte. El punto de vista moderno sostiene que no existecontradicción entre la evolución, que tiende hacia un incremento en la complejidad, ylos procesos entrópicos, que tienden hacia una disipación progresiva y una menor organización. La explicación se basa en el conocimiento de que a evolución tiene lugar en sistemas abiertos con entradas y salidas, en tanto que las leyes de la termodinámicase aplican en sistemas cerrados.
La evolución y la segunda ley de la termodinámica, ambas que si se ve que aunque se desintegran las estructuras disipativas y la energía disipada en el curso de su automantenimiento y auto-organización... pueden también efectuarse estructuras cada vez más complejas a través de la oportunidad de volver a arreglar los componentes. En algunos casos al azar, los flujos de los elementos existentes trazan configuraciones de estabilidad intrínseca y de mayor complejidad. Para obtener una estructura estable debe existir un flujo de energía que entra a la región en desarrollocomo un todo y el caso de que a través de la selección natural y las variaciones deoportunidad fluya una energía de configuración intrínsecamente estable. De aquí que, el universo como un sistema teóricamente cerrado, puede tender sobre el todo hacia laentropía y el equilibrio; no obstante, puede formarse otros órganos dentro de este, dadoslos flujos suficientemente externos y adecuados de condición energética, que revierten esta tendencia local y temporalmente.
Iberall expresa gráficamente que para comprender el nacimiento, la vida y la muerte de sistemas que surgen de la degradación a gran escala prometida por la termodinámica debemos referirnos a la materia energía-espacio- tiempo del cosmos, como una gigantesca máquina. En la fase actual de la cosmológica de los procesos naturales, los procesos ordenados térmicamente descienden. Sin embargo, el mediocosmológico, materia- energía-espacio- tiempo no es homogéneo. Siempre puedendarse vacíos en los cuales se formara y cerrara un proceso de vida relativamente extenso.Las galaxias, estrellas, elementos sistemas solares, procesos geofísicos y geoquímicos, la vida, organización social todo se ha formado.

Podemos estar seguros de que existen las situaciones locales y se forman los sistemas por algún tiempo. Fue la distinción fundamental entre sistemas aislados y no aislados, lo quecondujo a Ludwing Von Bertalanffy a formular su intuición original, crucialmenteimportante, de la naturaleza de la vida. La primera propiedad fundamental de un organismo viviente, es su habilidadpara mantener su estado organizado contra la tendencia constante hacia ladesorganización implicada por las operaciones de la segunda ley de la termodinámica.Esta habilidad es inherente al hecho de que un organismo viviente es un sistema abierto (no aislado).
4. EL MÉTODO ESTRUCTURALISTA
El postulado principal de este método es afirmar que la estructura tiene unainteligibilidad intrínseca. El estructuralismo considera llegar a la estructura independientemente deprocesos no ligados a ésta. El conocimiento del todo está antes que el conocimiento delas partes. La estructura se compone de elementos y sistemas. Un sistema contempla: totalidad, transformación y autorregulación. La totalidad puede ser un agregado deelementos, pero los elementos no aparecen con independencia, sino que suspropiedades son dadas por la estructura de la totalidad. Así estructura es un sistema derelaciones donde cada quien tiene su posición. La estructura aparece con inteligibilidad intrínseca. Pero se trata de una totalidad que emerge de procesos anteriores; y tambiénes relacional por el sistema de relaciones que dan las propiedades a los elementos. Latotalidad se presenta como algo dado y como un conjunto de transformacionestemporales e intemporales.Los elementos se ensamblan en una totalidad llamada operatoria. Ésta se refiere ala totalidad relacional, al sistema de relaciones que dan las propiedades a los elementosdel agregado. La totalidad implica un agregado de elementos ensamblado a la totalidadrelacional y la emergente.
En el sistema hay mecanismos reguladores, como la autorregulación, que nopermite la introducción de elementos externos a la estructura. La autorregulaciónpresupone la noción de conservación y la de cierre. La estructura impide la generaciónde propiedades diferentes. Un sistema de transformaciones contiene un conjunto decambios que conducen al cierre de aquél. Conservación y cierre proceden a través demovimientos de control. Aquí se da la reversibilidad. Pero sí se generan elementosdiversos ser bajo los mecanismos de control. Una estructura puede tener elementoscontradictorios pero sin perder su carácter estructural.
Cuando una estructura se altera puede volver a su equilibrio a través de retroacciones. Todavía no se prueban totalmente las consecuencias que se obtienen con laaplicación exacta del método estructuralista. No puede negarse su rigor y la ventaja deaplicarse a fenómenos reales. Pero si se desea aplicarlo al hombre activo, comogenerador y productor de la realidad antropomórfica, éste no se encuentra en lossistemas de parentesco o en los sistemas sociales. Cuando los problemas del hombre y laconciencia son interpretados desde el estructuralismo, las condiciones determinan alhombre. Así no se puede explicar el surgimiento de lo nuevo.El método de Levi-Strauss parte de un principio fundamental de granimportancia: la diferencia que existe entre relaciones, modelos y estructuras sociales. Lasrelaciones sociales son lo que se da en la sociedad, externo al sujeto cognoscente; constituyen la realidad empírica y la materia prima para la construcción del modelo.
La función del modelo es la de trascender el plano de la observación empíricapara llegar a una interpretación que se aparta de los datos manifiestos y que tiene laposibilidad de descubrir una forma común a las diversas manifestaciones de la vidasocial. Contribuye a definir un método que permite demostrar que elementos enapariencia dispares, no son así y que detrás de la diversidad de los hechos pueden versealgunas propiedades invariantes diferentemente combinadas. El modelo explica la realidad dando a conocer las características comunes de suselementos; no se confunde con la estructura, sirve para comprender y poner demanifiesto la estructura social misma. Las relaciones entre el modelo y la estructura sonmás complejas. Hay varios tipos de modelos: los conscientes e inconscientes; losmecánicos y estadísticos. En cuanto a los conscientes, llamados normas, son pobresporque perpetúan las creencias y los usos. En los modelos mecánicos los elementos seencuentran a una misma escala que los fenómenos. En cambio en los estadísticos suselementos se encuentran en una escala diferente.El modelo, en la medida que puede ser manipulado, es un instrumento deinvestigación; es un procedimiento operatorio. La diferencia entre relaciones sociales, modelos y estructura es el primero de los supuestos epistemológicos del método de Levi-Strauss. Un modelo para ser estructura debe presentar un carácter de sistema (elementostales que una modificación cualquiera de uno de ellos entraña una modificación entodos los demás); pertenecer a un grupo de transformaciones, cada una de las cualescorresponde a un modelo de la misma familia de manera que el conjunto de estastransformaciones constituye un grupo de modelos; que sus propiedades permitanpredecir de qué manera reaccionará el modelo, en caso de que uno de sus elementos semodifique; y que el modelo sea construido de tal manera que su funcionamiento puedadar cuenta de todos los hechos observados.
Un sistema entre más profundo y más coherente es más estructurado. Laestructura es la base común de varios sistemas; éstos son reflejos de aquélla y sólopresentan uno o varios de la totalidad de los rasgos de ella. Los sistemas son particulares, diferentes a otros; y son generales si participan de una estructura general. Según Levi-

Strauss las estructuras deben ser plenas, sin vacíos.
La estructura es totalizante (el todotiene primacía sobre las partes); es exhaustiva, compleja y reduplicable. El método tiene varios momentos o fases:

a) Punto de partida (la observación rigurosa de los hechos, descritos con exactitud,sin prejuicios.b) Los sentidos (no es un método inductivo ni tampoco puramente deductivo; es ir y venir de los hechos a la teoría y de ésta a aquéllos; no es sólo dialéctico entre ladeducción y la experiencia; se mueve en un doble movimiento, prospectivo yretrospectivo).c) La demostración (global con referencia a la totalidad de los argumentos sobre unasunto y serán válidos si son coherentes y ordenados).d) La grupalización (la construcción de grupos y expresarlos en cuadros).e) El pequeño orden (sistematizar, construir sistemas).f) Los instrumentos (homogeneizar los elementos, destacando los más comunes;correlacionar los puntos de coincidencia y las diferencias principalmente).g) El gran orden (construcción de un cuerpo multidimensional cuyas partes centralesrevelen organización)
 

5. IMPLICACIONES FILOSÓFICAS DEL ESTRUCTURALISMO
Los estructuralistas suelen situar la explicación de los hechos sociales en un nivel más profundo que los hechos mismos: en el nivel de estructura. En consecuencia, cualquier explicación que situé en un nivel superficial resultará irrelevante. Así pues, el estructuralismo supone una reacción contra el humanismo, el subjetivismo e historicismo de las filosofías vigentes en la primera mitad del siglo.
ANTIHUMANISMO
La Episteme del renacimiento se basaba sobre la semejanza entre las cosas y entre las palabras y las cosas: el mundo es un gran libro y los libros se asemejan al mundo. Así como Nietzsche afirmará que Dios ha muerto, Foucault dirá que el que ha muerto es el hombre. De acuerdo a Foucault, las dos primeras epistemes eran incapaces de pensar al hombre como sucede en Las Meninas‖: todas las miradas se dirigen hacia el rey, pero éste no aparece en cuadro, está fuera y sólo se le conoce a través del espejo. La episteme que se inicia en el siglo XIX tiene como tema al hombre, que es, pues, un recién llegado, pero luego, la lingüística ya no hablará del hombre mismo, como tampoco el psicoanálisis o la etnología. EL hombre está en peligro de morir a medida que cobra más importancia el lenguaje. En otras palabras, el ser humano ha sido expulsado de la ciencia al afirmarse la prioridad de lo universal (la estructura) sobre lo individual. La estructura sucede al hombre, y significa su muerte. Se trata entonces de un antihumanismo epistemológico.

 

ANTISUBJETIVISMO


De acuerdo a Levi Strauss, las estructuras son supra-individuales e inconscientes,así como el ajedrez no está en las piezas sino en las reglas que rigen la estructura del juego.El subjetivismo típico de la tradición occidental (originado con el cogitocartesiano) carece ya de apoyo:



Pienso, donde no soy, luego soy, donde no pienso,dice Lacan.

¿Quién habla?, la Palabra misma, responde Foucault. Es decir, aunque hayun yo que habla y piensa, éste se halla anclado en las estructuras del lenguaje y delpensamiento.
ANTIHISTORICISMO
 Al igual que la lingüística sincrónica, el estructuralismo, prescinde (al menos en unprincipio) de la dimensión histórica. La historia, carece de sentido y solo es una de lasposibles variaciones que permite la estructura.
6. INFLUENCIAS FILOSÓFICAS DEL ESTRUCTURALISMO
Según Saussure: El hablo en forma general lo nombro dentro de la lingüística. Ello conceptualiza así:
6.1. LINGÜÍSTICA 
La lingüística es la ciencia que estudia el lenguaje, siendo éste la capacidad o elconjunto de signos que sirve al ser humano para comunicarse. Se opone a la gramática ya la filosofía del lenguaje. Estudia la estructura, funcionamiento y evolución del lenguajede forma descriptiva, objetiva y explicativa.
Considerado generalmente como el origen del estructuralismo, en el Cursodesarrolló una teoría general de la semiología. Elaboró un sistema de conceptos oelementos con el fin de enmarcar una ciencia que estudie los fenómenos del lenguaje; la lingüística. Y una ciencia que abarca toda la teoría de los signos; la semiótica (Ciencia delos signos).La lingüística es el estudio científico de la lengua. Como tal, se ocupa de descubriry entender la naturaleza y las leyes que gobiernan el lenguaje.La palabra se usó por primera vez en la segunda mitad del siglo XIX para enfatizarla diferencia entre un enfoque más nuevo hacia el estudio de la lengua que se estabadesarrollando a la sazón y el enfoque, más tradicional, de la filología. Las diferenciasentre ambas disciplinas fueron y siguen siendo en gran parte cuestiones de actitud,énfasis y propósito. La filólogía se interesa primordialmente en el desarrollo histórico delas lenguas tal como está manifiesto en textos escritos y en el contexto de la literatura y lacultura asociada y es esencialmente descriptiva. La lingüística, aunque pueda interesarseen textos escritos y en el desarrollo de las lenguas a través del tiempo, trata de explicarcómo funcionan las lenguas en un punto dado en el tiempo para extrapolar laexplicación al funcionamiento general de las lenguas y es esencialmente explicativa.
El campo de la lingüística puede dividirse, en la práctica, en términos de tresdicotomías: sincrónico versus diacrónico, teórico versus aplicado, microlingüística versusmacrolingüística.Una descripción sincrónica de una lengua describe la lengua tal y como es en unmomento dado; una descripción diacrónica se ocupa del desarrollo histórico de esalengua y de los cambios estructurales que han tenido lugar en ella.El objetivo de la lingüística teórica es la construcción de una teoría general de laestructura de la lengua o de un sistema teórico general para la descripción de laslenguas; el objetivo de la lingüística aplicada es la aplicación de los descubrimientos ytécnicas del estudio científico de la lengua a una variedad de tareas básicas como laelaboración de métodos mejorados de enseñanza de idiomas.Los términos macrolingüística y microlingüística aún no están bien establecidos. Elprimero se refiere a un más estrecho y el segundo a un más amplio punto de vista en elámbito de la lingüística. Desde el punto de vista microlingüístico, las lenguas debenanalizarse por provecho propio y sin referencia a su función social, ni a la manera en que son adquiridas por los niños, ni a los mecanismos psicológicos que subyacen a laproducción y a la recepción del habla, ni a la función estética o comunicativa dellenguaje, etc. En contraste, la macrolinguística abarca todos estos aspectos de la lengua.Varias áreas de la macrolingüística han tenido un reconocimiento terminológico comopor ejemplo la psicolingüística, la sociolingüística, la lingüística antropológica, ladialectología, la lingüística matemática, la lingüística computacional y la estilística.
6.2. SEMIOLOGÍA
Ciencia que estudia la vida de los signos en el seno de la vida social… ella nos enseñará en qué consisten los signos y cuáles son las leyes que lo gobiernan.

 

6.3. ANTROPOLOGÍA
La antropología (del griego άνθρωπος anthropos, ser humano, y λογος, logos, conocimiento), es la ciencia que estudia al ser humano de forma holística. Combinando en una sola disciplina los enfoques de las ciencias naturales, sociales yhumanas, la antropología es, sobre todo, una ciencia integradora. Analiza al hombre enel marco de la sociedad a la que pertenece, como hacedor de cultura y, al mismotiempo, como producto de la misma. Se la puede definir como la ciencia que se ocupade estudiar el origen y desarrollo de toda la gama de la variabilidad humana y los modosde comportamiento sociales a través del tiempo y el espacio, es decir, del procesobiosocial de la existencia de la raza humana.La antropología como disciplina apareció por primera vez en la Histoire Naturellede Buffon (1749) y combinó muy pronto dos genealogías distintas; una de basenaturalista, relacionada con el problema de la diversidad física de la especie humana(anatomía comparada), y como fruto de un proyecto comparativo de descripción de ladiversidad de los pueblos. Este último, que había sido abordado, desde la Baja EdadMedia, en relación a los problemas que planteaban el trabajo misional, las necesidadesde describir pueblos situados en los márgenes de la Europa altomedieval, y más tarde elproyecto colonial. Posteriormente, se le añadiría la historia cultural comparada de lospueblos que daría lugar, en Europa, al folklore.
7. ESTRUCTURALISMO Y PSICOLOGÍA: TEORÍA DE LA GESTALT

Orígenes de la teoría de la Gestalt

 

Gestalt significa en alemán configuración o forma y surge en el contexto de lapsicología de principios de siglo y constituye sin duda, un caso paradigmático de larespuesta organicista europea a la crisis que por entonces padecía la psicología,caracterizada por una escisión similar a la que actualmente se está fraguando en lapsicología cognitiva. En ese momento se consideraba que el asociacionismoestructuralista, que pretendía abordar el estudio analítico de la conciencia mediante laintrospección en busca de una suerte de química mental o de los elementos puros de laconciencia no tenía posibilidades serias de desarrollo. Las respuestas frente a estaproblemática fueron diferentes en Europa y en América.
Respuesta americana (Watson)
Influida por el empirismo se mantiene dentro de asociacionismo renunciando alestudio de los procesos mentales superiores, dando lugar a las ideas básicas delconductismo.
Respuesta europea (Kohler y Werthelmer)
Optaron por continuar el estudio de los procesos mentales rechazando el enfoqueasociacionista.En 1913, Watson publicaba su manifiesto conductista... paralelamente,Werthelmer publicaba su artículo sobre la percepción del movimiento aparente, escritofundamental de la Gestalt. Nacen así dos concepciones opuestas en psicología que, condiferentes máscaras, continúan ejerciendo notable influencia en la actualidad.
 Aprendizaje por “Insight”

 

El insight es la capacidad de darse cuenta, es tomarconciencia en forma súbita de una realidad interior, quenormalmente había permanecido inconsciente. Es un poco como la palmada en la frente o cuando decimos me cayó la chaucha aunque con un sentido más psicológico. Es una nueva comprensión, que conllevanormalmente cierta emocionalidad. Nadie puede comprender una partida de ajedrez si únicamente observa losmovimientos que se verifican en una esquina del tablero (Kohler).
La Gestalt rechaza los principios del asociacionismo, en la medida que ésteconsidera el conocimiento como una suma de partes pre-existentes. Por el contrario, concibe que la unidad mínima de análisis sea la estructura o globalidad.
Pensamiento productivo y pensamiento reproductivo
El pensamiento productivo implica el descubrimiento de una nueva organizaciónperceptiva o conceptual con respecto a un problema, reflejando una comprensión real del mismo, mientras que el reproductivo, consiste en aplicar destrezas o conocimientosadquiridos con anterioridad a situaciones nuevas.
Reestructuración por Insight. ¿Cómo se produce la reestructuración? Los Gestaltistas creen que lareestructuración tiene lugar por insight o comprensión súbita del problema. En susclásicos estudios realizados con monos durante su estancia obligada en Tenerife en laPrimera Guerra Mundial, Kholer observó cómo revolvían sus sujetos un problemasignificativo para ellos: estando encerrados en una caja en la que hay unos cestosquieren tomar unos plátanos colgados del techo que están lejos de su alcance. Losmonos, tras varios intentos baldíos y un período de reflexión, acaban por amontonar loscestos y subidos a ellos alcanzar los plátanos y comérselos triunfalmente. A diferencia delos estudios de los conductistas, en los que los animales aprenden por ensayo y error, losmonos de Kholer aprenden reorganizando los elementos del problema tras una profundareflexión.Las diferencias entre ambos estudios fueron subrrayadas con su ironía habitualpor Bertrand Russell (1927)
Los animales estudiados por los americanos se precipitanfrenéticamente, de forma increíblemente apresurada y vigorosa, y al final alcanzar por azar el resultado deseado. Los animales observados por los alemanes se sientantranquilamente y piensan y por fin obtienen la solución a partir de su conciencia interna.
Mientras los sujetos del conductismo aprenden de modo asociativo, los de laGestalt lo hacen por insight. La asociación dejaría de ser un enlace de elementos ciego ala estructura, para interpretarse como la comprensión de la relación estructural entre unaserie de elementos que se requieren unos a otros. El ensayo y el error, dentro de estemarco teórico, dejaría de ser aleatorio para convertirse en una comprobación estructuralde hipótesis significativas.En el enfoque de la Gestalt el sujeto aprende a través de la reinterpretación de susfracasos (y no sólo mediante le éxito) en la medida que comprende las razonesestructurales que han hecho posible dicho éxito (o fracaso).
¿Cuáles son las condiciones para que se produzca el insight?
Las formulaciones de la Gestalt en este sentido resultan muy vagas ya que noproporciona una explicación sobre la influencia de la experiencia basada en lacomprensión súbita de un problema.Si bien el insight es definido como un proceso repentino o inmediato, algunosGestaltistas admiten que la llegada a ese punto puede requerir un largo proceso depreparación. Pero en conclusión, es sabido que la Gestalt no ofrece una explicación dela experiencia pasada en la comprensión súbita del problema. En términos generales,cuando una tarea o problema tenga varias estructuras posibles, y alguna de ellas resultemás inmediata o fácil de percibir para el sujeto, la reestructuración resultará más difícil.Lo que sí parece estar demostrado es que la experiencia previa puede en muchoscontextos puede obstaculizar e incluso impedir la reestructuración, aunque en muchasotras ocasiones ha de ser fundamental para que ésta se produzca.La experiencia previa con un problema ayuda a la solución de problemasestructuralmente similares o al menos que contienen ciertos rasgos estructurales comunesmientras que pueden entorpecer cuando las tareas eligen soluciones nuevas oproductivas, produciéndose un fenómeno de fijeza estructural.
Innatismo
El problema es que al afirmar la influencia de la organización o estructura peronegar (o al menos no establecer explícitamente) la relación inversa de la asociación a laestructura, los Gestaltistas están recurriendo en una paradoja: admitiendo que todo loque se aprende es efecto de una organización precedente ¿de dónde es que surge éstaorganización? Si las nuevas estructuras están contenidas ya en las estructuras anteriores,en realidad, se está negando la posibilidad de aprendizaje y se está hablandoexclusivamente de maduración. Si no están contenidas, entonces, es necesario explicarsu origen: no es contradictorio entonces que la Gestalt defendiera un carácter innato enlas leyes de percepción y organización del conocimiento.

¿Es insight el insight?
 Ya Vigotsky criticaba a los Gestatistas porque no explicaban los aspectossemánticos del conocimiento. Aunque si bien pretendían estudiar la conductasignificativa, no discernían entre percepción y pensamiento. En efecto, de acuerdo aVigotsky, los procesos de reestructuración perceptiva y conceptual son diferentes. Latoma de conciencia o insight adquiere dimensiones distintas en uno y otro caso. En elcaso de lo conceptual demanda una reflexión sobre el propio pensamiento que no estánecesariamente presente en el insight perceptivo. Reisnick observa incluso que elsentimiento de comprender repentinamente no necesariamente se corresponde con unauténtico aprendizaje (en el sentido que puede no generar una reestructuracióncognitiva) sino más bien con la toma de conciencia de un aprendizaje que se produjopreviamente.La vitalidad de la teoría de la Gestalt parece residir en los esfuerzos por superarlos enfoques atomicistas, proponiendo un estudio molar del conocimiento en la que launidad básica de análisis es la estructura.En esta línea, se distingue entre pensamiento reproductivo y productivo lo que secorrelaciona con el aprendizaje memorístico y comprensivo, siendo este último productodel insight o reestructuración súbita del problema. De esta forma, la reestructuraciónqueda vinculada al concepto de equilibrio.
8. CARACTERÍSTICAS DEL ESTRUCTURALISMO

 

Los estructuralistas afirman que los sentidos nos enseñan y que los medios decomunicación son solo modalidades de transmisión mediante las cuales se reestructurandeterminadas formas que enriquecen su fuerza de expresión; es decir, que soncondicionantes para codificar o reforzar lo que en la sociedad tiene ya un sentido.Dentro de esta teoría, la sociedad se constituye en la medida que tienedeterminadas reglas o estructuras que producen el sentido de los acontecimientos, loscuales son producto de las normas que los hombres han asimilado en sociedad y lespermite evocar en común los mismos significados.El enfoque estructuralista sostiene que los sentidos engañan, y por lotanto la comunicación se debe estudiar mediante la construcción de estructuras lógicas,que permitan descubrir las interrelaciones creadoras del sentido y las reglas queconstituyen a las normas sociales. También plantea que si la sociedad se constituyeporque existen determinadas reglas o estructuras, las cuales producen el sentido de losacontecimientos y las normas externas para juzgarlos, entonces los datos que sepresentan ante el observador son en apariencia interpretados de acuerdo con lasnormas observables en forma directa, pero en realidad esas normas se constituyen oinforman, por las reglas operantes en una sociedad determinada a fin de producir talsentido.De esta manera los individuos se encuentran atrapados dentro de estructuras, lascuales sirven como pautas para informar la acción en relación con los datos que reciben. Al interior del sujeto están interiorizadas las reglas productoras de normas, aplicables acada caso. Dentro de esta corriente la contradicción entre comunicación e informaciónno se plantea como problema.Utilizando un método en contraste con los fenomenólogos, los estructuralistas tienden a estudiar al ser humano desde fuera, como a cualquier fenómeno natural y nodesde dentro, como se estudian los contenidos de conciencia. Con este enfoque, queimita los procedimientos de las ciencias físicas, tratan de elaborar estrategias investigativas capaces de dilucidar las relaciones sistemáticas y constantes que existen enel comportamiento humano, individual y colectivo, y a las que dan el nombre de estructuras. No son relaciones evidentes, sino que se trata de relaciones profundasque, en gran parte, no se perciben conscientemente y que limitan y constringen la acciónhumana. La investigación estructuralista tiende a hacer resaltar lo

Inconsciente y loscondicionamientos en vez de la conciencia o la libertad humana.El estructuralismo obtiene sus instrumentos de análisis de la lingüística. De hecho,un punto de referencia común a los distintos desarrollos del estructuralismo ha sidosiempre la obra de Saussure, Curso de lingüística general (1915), que, además deconstituir un aporte decisivo para la fundación de la lingüística moderna, introduce eluso del método estructural en el campo de los fenómenos lingüísticos. La visión delque hubiera experimentado grandes progresos profundizando el estudio de los campos de presencia

Y copresencia en los que Husserl encuentra esa característica de laconciencia que hace inferir a ésta más de lo que percibe o entiende. En esta copresenciaahonda el raciovitalismo para comprender la estructura de ideación a la que llamacreencia, sobre la que se asientan las ideas y la razón. De ninguna manera el sistema decreencias está relacionado con un supuesto inconsciente. Tiene sus leyes, su dinámica,y se desplaza históricamente transformado por las generaciones en su cambio de paisaje.Las creencias aparecen entonces como el suelo en el que se apoyan y del que senutren esas otras estructuras de ideación llamadas ideas. Entre las principales características del estructuralismo podemos encontrar losiguiente:
1. Es un movimiento heterogéneo que inicialmente aparece como una metodologíacientífica que pretende elaborar teorías objetivas y verificables, a través del controlcientífico a las ciencias del espíritu. En el estructuralismo el hombre pasa de ser  sujeto de la historia y de la cultura, a ser objeto que se conoce por la objetividad yla neutralidad científica, los estructuralistas tienden a estudiar al ser humanodesde fuera, como a cualquier fenómeno natural, y no desde dentro, como seestudian los contenidos de conciencia
2. Estos estudiosos rechazan las ideas de subjetivismo, historicismo y humanismo,que son el núcleo central de las interpretaciones de la fenomenología y delexistencialismo.
3. Con este enfoque, que imita los procedimientos de las ciencias físicas, tratan deelaborar estrategias investigativas capaces de dilucidar las relaciones sistemáticasy constantes que existen en el comportamiento humano, individual y colectivo, ya las que dan el nombre de estructuras. No son relaciones evidentes, sino quese trata de relaciones profundas que, en gran parte, no se percibenconscientemente y que limitan y constringen la acción humana.
4.  Para el estructuralismo la noción fundamental no es el sujeto sino la estructura, larelación. Los hombres, como las piezas de ajedrez no tienen significado y noexisten fuera de las relaciones que los constituyen y especifican su conducta. Elhombre, un ser inmerso en estructuras psicológicas, económicas y sociales pierde su sentido como yo, conciencia o espíritu.

 


9. EL ESTRUCTURALISMO Y EL FUNCIONALISMO

El Estructuralismo es una compleja corriente de pensamiento, de orígen europeo,a cuya génesis se suele asociar los nombres de Alfred Reginald Radcliffe-Brown (1881-1955) y de Claude Lévi-Strauss (1908). En términos muy generales, lo primero que cabedecir es que el estructuralismo no se reduce a la utilización de la noción de estructura, harto difundida en las ciencias sociales por parte de todos los enfoques teóricos.Radcliffe-Brown fue un sociólogo y etnólogo inglés, profesor en Chicago y enOxford, que investigó con un método comparativo los principios estructurales de lasrelaciones humanas. También se lo asocia con los orígenes del Funcionalismo, por loque luego lo volveremos a nombrar. En tiempos recientes se le ha criticado por encontraren sus desarrollos cierta confusión entre modelo y realidad, así como por ciertareducción de la noción de estructura a una mera articulación de elementos empíricos.
Claude Lévi-Strauss, antropólogo francés (en realidad, de origen belga), profesor del College de France, es autor, entre muchas otras obras, de Anthropologie Structurelle, cuya lección vamos a seguir para tratar de aclarar qué es el estructuralismo.Según Lévi-Strauss, el origen del análisis estructural está en la revolución lingüística (Saussure-Troubetskoy), que más allá de una transferencia de métodos deinvestigación desde el campo del lenguaje hacia el campo de la sociedad, llegó a afirmarque todos los fenómenos sociales -incluso los políticos, por supuesto- son tambiénfenómenos lingüísticos.En el enfoque de Lévi-Strauss, no se trata de aplicar una hermenéutica que devele el sentido oculto del texto explícito sino de ver a los fenómenos de sentido como manifestaciones de un juego estructural cuya explicación hay que buscar en unnivel distinto del empíricamente percibido.
En palabras más simples, no es cuestión debuscar un código que traduzca lo que un elemento significa y explique cuál es susentido más allá de su apariencia externa, sino de comprender que ese sentido esconferido por un juego estructural, vale decir, por las relaciones del elemento con otrosen el interior de una estructura, y por los factores definidores de tales relaciones.Dice Lévi-Strauss que la revolución fonológica consiste en el descubrimiento deque el sentido resulta siempre de la combinación de elementos que no son de por sí significantes. En mi perspectiva, el sentido no es nunca un fenómeno primario. Endefinitiva, el orden estructural, productor de sentido, es una sintaxis. En principionosotros la conocemos sólo por sus productos, sus efectos; y la definimos luego por lasrelaciones que vinculan entre sí a los elementos y les confieren un valor de posición similar al que adquieren los fonemas de la Lingüística en el contexto de una frase.Esos elementos y sus relaciones -dice Althusser en Pour Marx- determinan loslugares y las funciones desempeñadas por los seres y los objetos reales. Los verdaderossujetos de la investigación no son, entonces, los ocupantes de esos lugares o losfuncionarios de tales funciones, sino los definidores y distribuidores de esos lugares yfunciones. Esas relaciones, por ser tales, no se pueden pensar como sujetos y son irreductibles a toda intersubjetividad antropológica.
Esta visión tiene profundas consecuencias en cuanto al modo de investigar losocial y particularmente lo político, ya que pone el acento en el carácter significante yproductor de sentido de los vínculos relacionales y de sus valores posicionalesemergentes, orientando en definitiva la investigación hacia los factores definidores ydistribuidores de tales relaciones, superando así el clásico enfoque centrado en lasdesignaciones y roles formales de los entes institucionales, o en los desempeñospersonales. El estructuralismo -tal como Lévi-Strauss lo entiende- no acepta que puedarealizarse una integración totalizadora de los diversos niveles estructurales de unarealidad compleja, ni procediendo por homología estructural ni definiendo unaestructura como causa y a las otras como efecto. En esto el estructuralismo difierenotablemente del marxismo clásico. Dice Lévi-Strauss, por ejemplo, que toda culturapuede ser considerada como un conjunto de sistemas simbólicos...pero los diferentessistemas de símbolos cuyo conjunto constituye la cultura son irreductibles entre sí. En las ciencias sociales, el concepto de estructura puede ser entendido de dosmodos diferentes pero complementarios. En un sentido amplio, una estructura es elsistema abarcativo que contiene a los casos particulares; es la regla de variabilidad de esa pluralidad de conjuntos que surgen como variantes de su combinatoria.
En un sentido estricto, las estructuras no pertenecen al orden de la realidad empírica: son pautas inventadas a partir de ella para cumplir, como los modelos, la función dehacerla inteligible.En sentido estricto, el estructuralismo define, pues, a la estructura como unaconstrucción racional del pensamiento, y reprocha por consiguiente al funcionalismo suconcepción realista de la función y su idea de que toda la sociedad converge en ella. Lévi-Strauss consideraba que el funcionalismo es una forma primaria delestructuralismo y agregaba: decir que una sociedad funciona es una perogrullada, pero decir que todo, en una sociedad, funciona es absurdo.
El Funcionalismo es una corriente de pensamiento cuyo origen es europeo y cuyodesarrollo tuvo lugar principalmente en los EE.UU. Su hipótesis fundamental puederesumirse en el siguiente enunciado: Las actividades parciales de los elementoscontribuyen a la actividad total del sistema del que forman parte. A los comienzos del funcionalismo suele asociarse, en forma implícita, el nombrede Emile Durkheim, y en forma ya explícita, el de Bronislaw Malinowski. EmileDurkheim (1858-1917) es considerado el padre de la Sociología francesa. Es autor denumerosas obras, entre las que cabe citar:
De la División del Trabajo Social, ElSuicidio, Las Formas Elementales de la Vida Religiosa y Las Reglas del MétodoSociológico. La actitud metodológica de Durkheim partía de una exigencia de objetividad, expresada en el tratamiento de los hechos sociales como cosas

(no en el sentido decosificarlos sino de observarlos desde afuera). Durkheim consideraba que unacomprensión de los fenómenos sólo podía derivar de su tratamiento objetivo. A tal fin, elsociólogo debe investigar en primer lugar la causa del fenómeno y en segundo lugar su función, pero Durkheim aclaraba muy bien que hacer ver para qué es útil un hecho noes explicar cómo ha nacido ni cómo es lo que es, con lo que formulaba una acertadacrítica anticipada al futuro funcionalismo.Durkheim nunca separó sus inquietudes teóricas de sus intenciones reformadorasrespecto de la sociedad, para atender las cuales propugnaba un diagnóstico quediscrimine lo normal y lo patológico en los fenómenos sociales, vale decir, que permita alsociólogo reconocer los males sociales y decir cómo sanarlos.
La obra de Durkheim, aparte de su proto-funcionalismo, tiene mucho interés parala Ciencia Política, en la que se detectan muchas trazas de su influencia. Ya en suprimera obra, De la División del Trabajo Social (1893), planteaba una originaltipología de las sociedades, distinguiendo entre las sociedades de solidaridad mecánica (cuya cohesión interna se basa en la fuerza de la conciencia colectiva, en la participación intensa de los individuos en una misma sacralidad social) y las sociedades de solidaridad orgánica (en las que los hombres, por obra de la división del trabajo social se constituyen en individualidades diferenciadas, que cumplen tareas específicas en lasque realizan su vocación personal). En estas sociedades, a diferencia de las anteriores, tienen mucha importancia lasdiferencias individuales; en ellas la cohesión interna es producto de la complementaciónde funciones y de un nuevo tipo de representaciones y creencias desarrolladas en tornoal concepto de persona humana. La transición desde un tipo de sociedad mecánica aun tipo de sociedad orgánica se produce por causas del tipo tamaño y complejidad: aumento del volumen de la sociedad, aumento de la densidad material y aumento de la densidad moral, o sea de la intensidad de los intercambios y de las comunicaciones.
Bronislaw Malinowski (1884-1942) fue un sociólogo y etnólogo, polaco denacimiento, que realizó la mayor parte de su labor intelectual en Inglaterra. Fue profesor en la London School of Economics and Political Science y autor de numerosas obras,entre las que cabe citar Crimen y Costumbre en la Sociedad Salvaje, Moeurs etCoutumes des Melanesiens y sobre todo  A Scientific Theory of Culture, donde estáresumida suteoría funcionalista radical. Malinowski solía apodarse a sí mismo el jefe del funcionalismo. Utilizaba eltérmino función con dos significados diferentes (lo que originó no pocas confusionesposteriores):

- como conexión permanente entre los elementos integrantes de unarealidad social dada, con carácter regulador y dador de significado;

- como relación positiva entre las necesidades primarias de los hombres y los sistemas sociales.
Esta segunda acepción entraña un cierto reduccionismo de la cultura a la necesidad, que esbastante recurrente en el pensamiento de Malinowski y que le ha sido muy criticadoposteriormente.Malinowski partió en sus investigaciones de la consideración de las necesidadesfundamentales o básicas de la naturaleza humana, y estudió las diversas formas en quese manifiestan y satisfacen en las diversas culturas. Según Malinowski, la vida social esproducto de la urgencia que sienten los individuos de cubrir ciertas necesidadesfundamentales, tales como alimentación, seguridad, vinculación, etc. Su análisisfuncional parte del supuesto de que cada costumbre, cada idea, etc., cumple una función vital para los individuos, en cuanto a la satisfacción de sus necesidades, en elparticular contexto cultural de cada uno.Esa vida social-cultural tiende a expresarse en

instituciones sociales. ParaMalinowski, cada institución tiene su mapa, vinculado a las representaciones ycreencias del grupo social. Ese mapa abarca la definición, estructura y finalidad delgrupo institucionalizado, y las reglas que el grupo debe obedecer. Toda institución tiene, pues, normas, actividades propias, personal y aparato material. Entraña, por otra parte, una función, porque está destinada en última instancia, a satisfacer una necesidad.
La difusión del enfoque funcionalista, después de la segunda guerra mundial, fueel más notable cambio de orientación conceptual en la historia reciente de las cienciasdel hombre. Especialmente en la década de los cincuenta se produjo una gran eclosiónde obras funcionalistas, primero en Sociología y Antropología, luego en Psicología (particularmente en vinculación con la llamada dinámica de grupos) y finalmente enCiencia Política. En la década de los sesenta, el funcionalismo era el modo deinvestigación predominante en Ciencia Política, considerado por muchos como el mejorenfoque posible para el desarrollo de la teoría. Funcionalismo y función son en realidad términos bastante ambiguos.
Según Ernest Nagel, función tiene por lo menos seis significados distintos, cada uno de loscuales tiene implicaciones específicas para la investigación: 1) Enunciado de lainterdependencia de dos variables; 2) Conjunto de procesos dentro de un sistema; 3)Uso corriente de un objeto; 4) Procesos internos de mantenimiento vital de losorganismos; 5) Consecuencias que un elemento de un sistema tiene para el sistemacomo totalidad; 6) Contribución de un elemento de un sistema para el mantenimiento deéste en un estado determinado.Esta sexta acepción es la que con más frecuencia utilizan los funcionalistas en elcampo de las ciencias sociales. Conviene aclarar que es un error usar el término funcióncomo sinónimo de efecto. Por otra parte, no hay una definición correcta de función. Hay que especificar en cada caso qué acepción se está utilizando, para no invalidar elrazonamiento u oscurecer el contexto de la discusión.
La forma típica de una explicación funcionalista es el establecimiento de larelación existente entre un fenómeno dado (generalmente, una forma reiterada decomportamiento social) y el sistema dentro del cual se produce dicho fenómeno. Comomínimo, una explicación funcional requiere la existencia de un fenómeno a investigar, un sistema dentro del cual se produce el fenómeno, y la determinación de lasconsecuencias del fenómeno para el sistema. En este esquema se ve claramente larelación que, a poco andar, se estableció entre el enfoque funcionalista y el sistémico.Las explicaciones funcionales tienen habitualmente forma causal o factorial. Muyrara vez se ha logrado por esta vía una explicación completa, que incluya todas lasconsecuencias del fenómeno para el sistema. Por otra parte, es imprescindible definircuidadosamente el sistema que va a ser analizado. Ahora bien, en general los sistemas(especialmente en ciencias sociales) se definen en forma analítica, no empírica.
Estoquiere decir que los sistemas no vienen dados por la naturaleza sino que sondelimitados en función de los propósitos del investigador. Esto, como es obvio, abre laspuertas a un riesgo muy grande de forzar los hechos para que se amolden a lasintenciones. Hay un límite a la arbitrariedad en la construcción de sistemas conceptuales: hay que conservar correspondencias claras entre el modelo y los aspectos concretos de larealidad en estudio, pero no hay reglas fijas y uniformes para no cruzar esa frontera. Dentro del funcionalismo hay una gran variedad de criterios sobre aspectosbásicos del enfoque: elección de fenómenos, amplitud de sistemas de base, precisión enla definición de relaciones. Algunos enfoques son predominantemente sociológicos; otros, psicológicos; algunos son teleológicos y otros no. También hay diferencias muyimportantes acerca del modo de construir teorías y del papel de la teoría en laexplicación de fenómenos específicos. Esto se aprecia claramente, como veremosenseguida, al comparar las obras de Robert Merton y de Talcott Parsons.
Inicialmente, el funcionalismo derivó de una analogía orgánica. El enfoqueorganicista es muy evidente en la obra de Malinowski y de Radcliffe-Brown, y aún hoynutre la obra de muchos sociólogos funcionalistas. Malinowski, como ya vimos, se inclinaa definir las funciones en términos de necesidades fundamentales de todos los sereshumanos, necesidades que, en última instancia, tienen una raíz orgánica. Ahora bien, la unidad fundamental de análisis sociológico en Malinowski es la noción de institución social, mientras que Radcliffe-Brown está más interesado en las funciones vitales de lasociedad, y toma como norma la vida social ordenada, norma que sólo puedemantenerse si todos los miembros de la sociedad comparten ciertos sentimientos básicoscomunes.
Para expresar esa idea, Radcliffe-Brown empleaba el término consensus de larga trayectoria posterior en Ciencia Política, como expresión de un acuerdo o afinidadentre los miembros de una sociedad, acuerdo referido a valores culturales, a normas y ala desiderabilidad de las metas sociales así como a las reglas básicas del juego paraobtenerlas. Se trata, en definitiva, de un vínculo de solidaridad social que reduce lanecesidad de recurrir a la fuerza para resolver conflictos y crear orden y aumenta laeficiencia global del sistema al no desviar hacia conflictos internos energías que puedenaplicarse a los fines propios del sistema.Radcliffe-Brown, que fue también un precursor del enfoque comparatista en lasciencias sociales, se interesó mucho por los mecanismos y procesos de transmisión entrelas generaciones de los sentimientos sintetizados en el consensus: los llamadosprocesos de socialización, o, en lenguaje antropológico, endoculturación. Estapreocupación ocupó también un lugar central en la obra de Talcott Parsons, y es cada vez más frecuente en el pensamiento político contemporáneo, especialmente desde elreciente auge de los enfoques culturalistas. 
Aunque el estructuralismo y el funcionalismo tuvieron orígenes distintos ymantuvieron en sus comienzos polémicas teóricas, terminaron por converger en sudesarrollo posterior, vinculándose estrechamente también con el enfoque sistémico, a talpunto que hoy, cuando se habla de funcionalismo en sentido amplio se está haciendoalusión a un enfoque de síntesis: estructural-funcionalista-sistémico. Esta convergencia yase advierte claramente en la obra de Talcott Parsons.La actitud metodológica típica del estructuralismo consiste en preguntarse cómoes el objeto estudiado, analizando de qué manera están dispuestas las diferentes partesdel conjunto.
Analíticamente, una estructura es una representación mental de la disposición delas partes de un todo. La actitud metodológica típica del funcionalismo consiste enpreguntarse qué hace el objeto, o sea cuál es la función que cumple para el sistema delque forma parte.Fácilmente puede entenderse que estructuralismo y funcionalismo son dos carasde la misma moneda, ya que el estudio de la estructura lleva a considerar las funcionesde los diferentes elementos, y el estudio de las funciones (lo que cada una de las parteshace con respecto al todo) no puede dejar de considerar la estructura. Por otro lado, esetodo es visto como un sistema, del que los elementos considerados son subsistemas.Ellos pueden ser tomados, a su vez, como sistemas de otros subsistemas menores, segúnel nivel de resolución analítica que se adopte. Así puede entenderse, pensamos, esaconfluencia de enfoques en la síntesis estructural-funcionalista-sistémica que fuemencionada párrafos atrás.
10. ANÁLISIS EN LA LINGÜÍSTICA Y ANTROPOLOGÍA
10.1. ESTRUCTURALISMO ANALIZADO EN LA LINGÜÍSTICA
 De Saussure y las Ideas centrales del estructuralismo lingüístico. La lengua sería un sistema cerrado de relaciones estructurales en el cual lossignificados y los usos gramaticales de los elementos lingüísticos dependen de losconjuntos de posiciones creadas entre todos los elementos del sistema.
10.1.1. SINCRONÍA Y DIACRONÍA
La tendencia indicaba, fiel a los aportes del historicismo que, en la medida que lalingüística quisiera ser considerada científica y explicativa (en tanto que descriptiva) eranecesario que fuera histórica. Al respecto, Ferdinand de Saussure argumentará que ladescripción sincrónica de las lenguas en particular, podría considerarse también científicay además explicativa.
Mientras que la explicación sincrónica se realiza teniendo en cuenta la dimensiónestructural, la diacrónica o histórica se orienta hacia la búsqueda de explicaciones causales. Estas dos perspectivas se presentarían como complementarias en tanto ladimensión diacrónica depende de la sincrónica.
10.1.2. LENGUA Y HABLA
La segunda distinción propuesta por Saussure es la dicotomía entre lengua(langue) y habla (parole). Mientras que la primera refiere más precisamente al sistemalingüístico, el segundo se refiere al comportamiento del lenguaje. En este sentido, esdestacable el carácter meramente abstracto de la concepción del sistema lingüístico. Enefecto, para Saussure, la lengua es forma y no sustancia. Y es en este sentido que esconcebida como una estructura. La consecuencia de concebir la lengua como unaestructura, implica que ésta debe ser considerada independientemente del medio físico, aproximándose así al concepto de sistema. Se otorga así un énfasis especial en lasrelaciones combinatorias dentro del sistema.
10.1.3. ANÁLISIS ESTRUCTURAL DEL SISTEMA LINGÜÍSTICO
El análisis estructural de un sistema lingüístico no equivale a construir un relatocausal de cómo el sistema llego a configurarse. Cuando Saussure afirma que los sistemaslingüísticos son hechos sociales, esto supone considerar que:

1. Inmaterialidad: Los sistemas lingüísticos sin dejar de ser reales, son diferentes delos objetos materiales.

2. Existencia externa: Los sistemas lingüísticos son externos al individuo y por lotanto, lo hacen sujeto de una fuerza de tipo envolvente.

3. Arbitrariedad: Los sistemas lingüísticos son sistemas de valores que se sostienenpor convención social. Es decir, que se trata de sistemas semióticos en los cualesel significado está asociado arbitrariamente con aquello que significa. Lossignificados, de esta forma, no pueden existir independientemente de las formascon las cuales se los asocia y viceversa.

4. Relatividad lingüística: la relación arbitraria entre estructura y sustancia implicaconsecuentemente la negación de la existencia de propiedades universales en laslenguas humanas. La tesis postula pues que cada lengua sería una ley para sí misma.
10.2. ESTRUCTURALISMO ANALIZADO EN LA ANTROPOLOGÍA
Gracias a una mirada liberada de antiguos prejuicios sobre los pueblos llamados primitivos, el antropólogo Claude Lévi-Strauss transformó por completo la etnologíacontemporánea y elaboró un método original, aunando el análisis estructural y laaportación del psicoanálisis, para interpretar los mitos, descubrir los grandes sistemas depensamiento o explicar el funcionamiento social. Su obra le concedió un sentido nuevoa las nociones de raza, cultura y progreso.
Cuando el filósofo Claude Lévi-Strauss (influido por Saussure pero también porlos antropólogos y lingüistas estadounidenses y los formalistas rusos) publicó en el Journal of American Folklore un artículo titulado El estudio estructural del mito: Un mito, donde afirmaba que el mito ―como el resto del lenguaje, está formado por unidades constituyentes que deben ser identificadas, aisladas y relacionadas con una amplia redde significados. Así pues, los fenómenos culturales pueden considerarse como productode un sistema de significación que se define sólo en relación con otros elementos dentrodel sistema, como si fuera el propio sistema quien dictase los significados.
Todo código de significación es arbitrario, pero resulta imposible aprehender larealidad sin un código. El estructuralismo se propone identificar y definir las reglas ylimitaciones en el seno de las cuales, y en virtud de las cuales, el significado es generadoy comunicado. Este método, que se define como inmanente porque no mira en elexterior para explicar los fenómenos culturales, elimina la búsqueda de autenticidad allí donde, por ejemplo, se encuentran diferentes versiones de un mito: el análisis estructuraltoma en consideración todas las variantes halladas en el estudio de un fenómenodeterminado.
Otra función del método es la de interpretar el funcionamiento de la mente, tantoen las culturas primitivas como en las culturas científicas, como un todo estructuralmente idéntico: la teoría kantiana de los procesos de pensamiento queda así demostrada aposteriori por la investigación antropológica. El estructuralismo se ha aplicado a lasociología, la crítica literaria y la filosofía, revelándose extraordinariamente útil en elestudio de la narrativa. El proyecto de la antropología estructuralista apunta finalmente a unacomprensión del fenómeno humano en su generalidad. Se trata de hacer no sólo uninventario general de las sociedades, sino un inventario de los recintos mentales: «La etnología es, ante todo, una psicología». Se trata de reducir a un orden datosaparentemente arbitrarios, y de poner de manifiesto una necesidad inmanente a lasilusiones de la libertad. Con ese objetivo, el estructuralismo arranca de la experiencia etnográfica paraanalizar, en cada sector de la vida social, la red de oposiciones y correlaciones, de relaciones paradigmáticas y sintagmáticas, que lo organizan internamente, en virtud de lafunción estructuradora del espíritu. Por lo cual, «el fin último de la antropología escontribuir a un mejor conocimiento del pensamiento objetivado y de sus mecanismos».
De un dominio a otro de la cultura, lo que varía es el objeto (contenido) al que seaplican unas mismas operaciones mentales (formas). Todo lo cultural, al encontrarseelaborado por el pensamiento inconsciente, permite al análisis desvelarlo e interpretarlocomo pensamiento objetivado.
Los resultados alcanzados por el análisis estructural tocan muy diferentes campos: prohibición del incesto, reglas del intercambio matrimonial, organización social, totemismo, ritual, chamanismo, arte, música, máscaras, etc. Pero sus grandesdemostraciones se hallan centradas en dos subsistemas capitales de la cultura: elparentesco y la mitología. La mejor plasmación de las indagaciones estructuralistas resideen las obras de Claude Lévi-Strauss.
11. ESTRUCTURALISMO SEGÚN JEAN PIAGET
Hacia una definición
Una estructura es un todo inteligible, que se encuentra formalizado mediante un modelo en el que se muestran las relaciones (y transformaciones) del fenómenointangible a partir de un principio de funcionamiento que engloba 3 características: totalidad, transformación y autorregulación.
Orientación
 Ante la pregunta filosófica o científica de ¿qué es la realidad? El estructuralistaresponde: se trata de un todo ordenado.
Todo fenómeno es una estructura: tiene un orden que puede revelarse (forma) mediante operaciones que den cuenta de su cohesión y su funcionamiento.
La totalidad

 

Toda estructura es un todo.

 

Toda estructura está formada por elementos que se subordinan a ellamediante leyes de asociación.

Las propiedades de la estructura son diferentes a las de los elementos de modo aislado. Ejemplos: En un equipo de futbol, sus asociaciones están por encima de sus talentosindividuales.

Un sistema como el circulatorio integra al corazón, venas, arterias en algoque como elementos es totalmente diferente y funciona como un todocoordinado por su asociación.

 

La totalidad es más que la simple suma de las partes

 

Para saber qué es parte de una totalidad se procede a un desmontaje: sequitan las piezas del reloj hasta saber cuáles son necesarias y cuálesaccesorias.

La totalidad es un conjunto de relaciones que pueden formalizarse (formas) mediantereglas de operación o funcionamiento

 

Un juego de mesa es un conjunto de relaciones entre los jugadores y su juego normado e inteligible a partir de reglas

 

Niveles de pertinencia

 

-Si todo fenómeno es como un todo ¿hay pequeñas totalidadesdentro de grandes totalidades?

-¿Hay niveles de totalidad?

-Hay niveles de pertinencia de los fenómenos ordenados:

 

El corazón tiene células diferenciadas para cumplir su función.

El corazón está dentro del aparato circulatorio.

El aparato circulatorio está dentro del conjunto de aparatos del organismo 

que  hace  a un individuo.

Un individuo es miembro de una comunidad.


Dinamismo de las estructuras
Hay estructuras cerradas y abiertas

 

Una estructura cerrada es una operación matemática: independientemente delos valores el resultado es siempre el mismo.

 

Una estructura abierta es el organismo humano: independientemente de suconstitución, un microorganismo le puede afectar, enfermándole

Posiciones estructurales


Transformaciones

 

Las totalidades son estructurantes y estructuradas.

Estructurantes: se mantienen mediante un sistema de transformaciones.

Estructuradas: parten de un orden mínimo y acumulan los cambios de lastransformaciones.
Orden interno
Toda estructura tiene relaciones internas entre los elementos

-Los engranes de un reloj necesitan estar coordinados para funcionar
Estas relaciones son regulares

-Los jugadores de un equipo cumplen una función específica y secomportan con base en una estrategia, es decir, regularmente

 

Las relaciones regulares (reglas) demuestran un principio de funcionamiento

-Si un jugador falla, o una pieza del reloj está desgastada, puede sustituirsepara que el sistema siga funcionando: lo que importa es la relación no elelemento (principio de funcionamiento)

-Esto es lo que conocemos como posible transformación

 

Toda regla puede ser formalizada en términos mínimos o relaciones dedeterminación (inteligibilidad del orden)
Toda regla puede ser formalizada en términos mínimos o relaciones dedeterminación (inteligibilidad del orden)

 

-Comprender el orden interno es dar cuenta del principio detransformación, es tratar de predecir cómo actuará el sistema con base enlo que ya sabemos de él mediante sus reglas de funcionamiento quepueden formalizarse

-¿Cuál es la mayor determinación de una estructura?
Cuestionamientos de determinación

 

Si las reglas de operación son siempre las mismas, el sistema estásobredeterminado: sus relaciones son inmutables y lo cierran.
-Las matemáticas son sistemas sobredeterminados, sólo permiten relacionesinmutables

 

Si las reglas de operación son muy flexibles, el sistema es ―más libre‖ y su

estructura es más abierta a los cambios

 

-El organismo humano al adaptarse a más cambios ambientales pone enmarcha mecanismos internos que le ayudan a auto transformarse para serabierto al cambio.
 Autorregulación

 

Las estructuras se regulan a ellas mismas

 

Una estructura siempre opera bajo el principio de conservar su orden interno apesar de las amenazas del caos.

 

-Cuando un jugador pone en riesgo al equipo, el elemento es sustituidopara que no se pierda el orden

-Cuando nuestro organismo recibe un ataque a sus defensas, el sistema inmunológico reacciona para neutralizar la amenaza
 Ante la amenaza por desordenarse, la estructura se transforma para superar elreto: es como un termostato.
-Cuando hay demasiado calor, empieza aenfriar hasta llegar a la temperaturaestablecida.

-Cuando rebasa la temperatura límite deenfriamiento, empieza a calentar hastallegar a la temperatura pre-establecida.

 

Las estructuras trabajan en la regulación a través de ritmos, regulaciones yoperaciones.

 

-Los ritmos son relaciones constantes entre los elementos que le dancohesión

-Las regulaciones son determinaciones entre elementos: selección de lonecesario y eliminación de lo accesorio.

-Las operaciones son reacciones de ajuste ante los cambios que dan origena una transformación sin perder el orden.
12. REPRESENTANTES
12.1. CLAUDE LÉVI-STRAUSS (1908-2007)
Lévi-Strauss, en razón de sus aficionesantropológicas, se dedica al estudio de las culturasprimitivas y de ellas desprende, como una primeraobservación, que no son tan irracionales comoparecen, principalmente que en todas las sociedadesse manifiestan estructuras inconscientes y generalesque obligan a un estudio que debe partir de lafonología, la lingüística, los contenidos relacionales y, sobre todo, los modelos que pueden desprenderse del análisis estadístico, los conceptos y las técnicas de lalógica matemática y las leyes que cabe descubrir por debajo de la aparente diversidad delos fenómenos sociales y de los sistemas de parentesco.Sus obras principales son: Antropología Estructural, Las estructuras Elementalesdel Parentesco, Tristes Trópicos, El Pensamiento Salvaje, El Totemismo en la Actualidady Mitologías.
Busca, pues, las constantes del pensamiento inconsciente, las similitudes dedichas constantes en culturas remotas entre sí pero afines en contenidos, así como lasregulaciones matrimoniales que las caracterizan y sus actitudes recíprocas, o sea: la razón oculta que guía y estructura el caos (que es tal sólo en apariencia) de losfenómenos humanos. Para ello, parte de la concepción de que las reglas del matrimonio y los sistemasde parentesco sean considerados como una especie de lenguaje, es decir, un conjuntode operaciones destinadas a asegurar determinado tipo de comunicación entre losindividuos y los grupos, ya que considera que el mensaje está aquí representado porlas mujeres del grupo que circulan entre los clanes, las estirpes o las familias.
Se trata, en síntesis, de un enfoque observativo sobre las razones por las cuales se amplían lasrelaciones de solidaridad, cooperativas y económicas de los grupos sociales a partir de laformación progresiva de lazos de parentesco entre grupos, su consecuente rechazo delaislamiento y su progresiva pasificación, atendiendo, principalmente, a la exigüidad desus medios de subsistencia.
De tales observaciones se desprenden conclusiones como la relativa a la universalprohibición del incesto, que considera consecuencia de la estructura inconsciente queinduce a las relaciones abiertas de parentesco. Relaciona la exogamia con el lenguaje enel sentido de que ambas pretenden una comunicación con los demás, en tanto queruptura del aislamiento, y, consecuentemente, una mejor integración de los grupossociales. Y hasta indaga en torno a lo que denomina zonas de historia, dado que tienen secuencias propias y codificaciones diferenciales del antes y del después, conlo cual analiza lo que concluye por definir como sociedades frías y sociedades cálidas, atendiendo a que las primeras representan primitivismo y atraso, mientras quelas segundas son civiles y evolucionadas, pero no para encomiar las segundas, sino paradestacar, de las primeras, su mayor autenticidad, armonía y congruencia con lanaturaleza, que la de los pueblos civilizados.
En suma, a partir de tales concepciones, indaga sobre las reglas por las que serigen las conductas sociales, señalando que de la adecuada captación de dichas reglas, arraigadas por lo demás en el espíritu humano, se estructuran tanto las configuracionesde la vida convivencial como sus productos o elaboraciones mentales.También se ocupa de los mitos, en tanto que expresiones de esas estructuraselementales del pensamiento, ya que manifiestan la exaltación de los aspectosemocionales, pero conjuntamente con la manifestación de las funciones lógicas,comprobables a través de sus observaciones sobre los fenómenos naturales, y queconsidera como manifiestamente evolucionadas, sorprendentes y avanzadas. Siendosignificativo que contra el concepto tradicional que se ha manejado en torno a los mitos, a los que siempre se les ha tratado como expresiones fantasiosas o arbitrarias, anteponela demostración de que ellos representan verdaderas estructuras lógico -formales con losque se ordenan, clasifican e interpretan los fenómenos naturales. Obedecen a códigos y corresponden a significados comunes, de tal forma que tienen una lógica propia,c oexisten, vinculan y solidarizan.
La consecuencia de este saber hubo de orientarse, pues, a redactar un inventariode los recintos mentales, reducir a un orden datos aparentemente arbitrarios, alcanzar unplano en el cual se revela una necesidad inmanente a las ilusiones de la libertad.Cabe destacar, de su obra El Pensamiento Salvaje, observaciones orientadas aenfatizar, tanto el valor del simbolismo en tanto que contenido implícito a los signos conlos que se manifiesta el lenguaje; como, por otra parte, las necesarias distinciones entre el tótem y el sacrificio, incluso en contraposición con las teorías tradicionales quesuponían una continuidad o causalidad del segundo con respecto al primero:
El pensamiento salvaje no distingue el momento de la observación y el de lainterpretación, tal como no registramos, primero, al observarlos, los signos emitidos porun interlocutor para tratar después de comprenderlos: él habla, y la emisión sensiblelleva consigo su significación. Y es que el lenguaje articulado se descompone enelementos, cada uno de los cuales no es un signo, sino el medio de un signo: unidaddistintiva que no podría ser sustituida por otra sin que cambiara la significación, y quepodría estar, ella misma, desprovista de los atributos de esa significación que expresauniéndose u oponiéndose a otras unidades. Y, líneas más adelante:
Que la historia delas religiones haya podido ver en el totemismo el origen del sacrificio sigue siendo, después de tantos años, motivo de sorpresa. Inclusive si conviniésemos por necesidad enprestar al totemismo un semblante de realidad, las dos instituciones no se nosaparecerían sino más contrastadas, e incompatibles, como Mauss, no sin vacilaciones niarrepentimientos, se vio obligado a menudo a afirmarlo. Y de la obra El Totemismo en la Actualidad, igualmente pródiga en valiosasobservaciones sobre las estructuras conceptuales del hombre primitivo, vale la penatranscribir su conclusión final para advertir en mayor grado la orientación temática deLévi-Strauss:
El pretendido totemismo participa del entendimiento, y las exigencias aque responde, la manera como trata de satisfacerlas, son ante todo de orden intelectual.En este sentido no tiene nada de arcaico ni de remoto. Su imagen es proyectada, norecibida; no toma su sustancia de fuera. Pues si la ilusión cubre una parcela de verdad,ésta no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros. En resumen, la obra de Lévi-Strauss, pese a orientarse hacia una indagaciónantropológico-social y haber llegado al hallazgo de múltiples significados en lasmanifestaciones propias de las culturas primitivas, deja en evidencia que tales hallazgostienen repercusiones notorias en diversos ámbitos del conocimiento y de la religión, detal suerte que ello acaba por repercutir en apreciaciones de carácter filosóficonotoriamente significativas, haciendo de sus planteamientos una especie de parafilosofía que ha obligado a reconsiderar algunas de las ideas filosóficastradicionales a la luz de sus apreciaciones.

 

Antes bien, trata la historia como una discontinuidad plena, y sobre después de tantos años, motivo de sorpresa. Inclusive si conviniésemos por necesidad en prestar al totemismo un semblante de realidad, las dos instituciones no se nos aparecerían sino más contrastadas, e incompatibles, como Mauss, no sin vacilaciones niarrepentimientos, se vio obligado a menudo a afirmarlo. Y de la obra El Totemismo en la Actualidad, igualmente pródiga en valiosas observaciones sobre las estructuras conceptuales del hombre primitivo, vale la penatranscribir su conclusión final para advertir en mayor grado la orientación temática de Lévi-Strauss: El pretendido totemismo participa del entendimiento, y las exigencias aque responde, la manera como trata de satisfacerlas, son ante todo de orden intelectual. En este sentido no tiene nada de arcaico ni de remoto. Su imagen es proyectada, norecibida; no toma su sustancia de fuera. Pues si la ilusión cubre una parcela de verdad, ésta no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros.
En resumen, la obra de Lévi-Strauss, pese a orientarse hacia una indagaciónantropológico-social y haber llegado al hallazgo de múltiples significados en lasmanifestaciones propias de las culturas primitivas, deja en evidencia que tales hallazgostienen repercusiones notorias en diversos ámbitos del conocimiento y de la religión, detal suerte que ello acaba por repercutir en apreciaciones de carácter filosóficonotoriamente significativas, haciendo de sus planteamientos una especie de parafilosofía que ha obligado a reconsiderar algunas de las ideas filosóficastradicionales a la luz de sus apreciaciones.

 

12.2. MICHEL FOUCAULT (1926-1984)
Su enfoque es esencialmente historicista,especialmente en lo que atañe a la cultura y las ideas, perodestacando que la historia, en general, carece de sentido,ya que no se advierten sus fines últimos, sobre todo enatención al mito del progreso, entendido como unacontinuidad que para él resulta inexistente. Antes bien, trata la historia como una discontinuidad plena, y sobre todo, la historia de la cultura, a la que atribuye el carácter de una simple mezcla yentrecruzamiento de signos y disciplinas sin orden alguno. A ello le llama episteme, yl o define como: las relaciones que han existido en determinada época entre los diversoscampos de la ciencia, y denomina estructuras epistémicas a los factores de influenciainconscientes y que se expresan como discursos y signos en las diferentes fases culturalesde la historia. Sus obras principales son  Nacimiento de la Clínica Historia de la Locura en la Epoca Clásica”“ Las Palabras y las Cosasy La Arqueología del Saber”. Consecuentemente, llama arqueología del saber a la ciencia que estudia talesdiscursos y signos o epistemes y que permite comprobar que la historia no acusaprogresos ni observa continuidad alguna.
En su obra La Arqueología del Saber, Foucault redefine este mismo conceptocomo sigue: por episteme se entiende, de hecho, el conjunto de las relaciones quepueden unir, en una época determinada, las prácticas discursivas que dan lugar a unasfiguras epistemológicas, a unas ciencias, eventualmente a unos sistemas formalizados; elmodo según el cual en cada una de esas formaciones discursivas se sitúan y se operanlos pasos a la epistemologización, a la cientificidad, a la formalización; la repartición deesos umbrales, que pueden entrar en coincidencia, estar subordinados los unos a losotros, o estar desfasados en el tiempo; las relaciones laterales que puedan existir entreunas figuras epistemológicas o unas ciencias en la medida en que dependen en prácticasdiscursivas contiguas pero distintas.

 

La episteme no es una forma de conocimiento o untipo de racionalidad que, atravesando las ciencias más diversas, manifestara la unidadsoberana de un sujeto, de un espíritu o de una época; es el conjunto de las relacionesque se pueden descubrir, para una época dada, entre las ciencias cuando se las analiza alnivel de las relaciones discursivas. Sus objetivos, pues, son los de combatir la engañosa hipótesis de la continuidadde los hechos y sostener la importancia de reconocer en ellos no únicamente diferenciassustanciales, sino incluso una discontinuidad absoluta. Y a ello añade la necesidad dereemplazar las hipótesis que se orientan a la explicación psicológica del cambio, para ocuparse de las transformaciones que por sí mismas representan el cambio y no así quelo originen.Para ilustrar sus teorías, Foucault acude a la propia historia del saber occidental. Destaca sus tres estructuras epistémicas y advierte que se suceden entre sí pero nomanifiestan continuidad alguna: en la primera de ellas, que considera vigente hasta elrenacimiento,

las palabras tenían la misma realidad que aquello que significaban: cualquier objeto se identificaba que la expresión que lo nominaba; en la segunda, afinales del siglo XVI y principios del XVII, el saber ya no se detiene en la simplerepresentación de lo visible, sino que le busca una perspectiva diferente a lo real, inclusooculta: el objeto ya no se identifica con la expresión que lo describe, sino con un valorrepresentativo: las plantas se clasifican con base en criterios de identidad y diferencia; losmetales, una vez amonedados, pierden su valor intrínseco y adquieren otro puramenteconvencional o representativo, etc.; y en la tercera, a partir de fines del siglo XVIII, sereemplaza la representación para buscar la estructura oculta únicamente: la estructuradel lenguaje o su gramática son las que le dan sentido a las palabras; el trabajo necesariopara la producción de un bien es lo que le da valor al dinero; etc., es decir, que la representación es desplazada por la estructura.
En suma, Foucault asume como prioridad fundamental la de averiguar a partir de qué los conocimientos y teorías han sido posibles, de tal forma que expresamentedescarta el considerar una mera descripción del progreso de los conocimientos hacia una objetividad en la que podría reconocerse, por fin, la ciencia de hoy, sino destacar que su historia no es la de su perfección creciente, sino más bien la de sus condicionesde posibilidad. En tal virtud, no considera a las ciencias humanas como históricas, sinocomo estructurales, ya que el propio hombre es estructural, es decir, que

deja de ser el viejo y constante problema que fue y lo trata como una invención cuya fecha recienteexhibe la arqueología de nuestro pensamiento. Y acaso su próximo fin. Ello le llevó aproclamar, finalmente, la muerte de la filosofía, la de la historia y hasta la del hombre.
12.3. JACQUES LACAN (1901-1981)
Representa al estructuralismo en el ámbito de lapsicología y se caracteriza su obra por un retorno a lastesis freudianas, especialmente en lo relativo a la funcióndel habla y del significante en el sujeto que los oculta. Sus obras principales son: Intervención sobre laTransferencia y Escritos.
Contra las corrientes orientadas, sobre todo en nuestro tiempo, a la merareadaptación del enfermo, Lacan propone volver a la teoría del inconsciente, noentendida como sede de los instintos, sino como el lugar privilegiado de la palabra por laque se revela la verdad de lo que las propias enfermedades pretenden expresar. Todocuerpo es el vehículo por el que las enfermedades hablan. Y a partir de esa concepción,el problema consiste en atender a ese centro o núcleo histérico de las neurosis paraescuchar, a través del síntoma histérico, la estructura de un lenguaje que cabe descifrarcomo si fuese una inscripción.
Al captar esa inscripción, puede destruirse, y en elloconsiste la curación.Para Lacan, la inconsciente habla porque sufre y, mientras más sufre, más habla.La tarea del análisis, en consecuencia, no se limita a restablecer una simple relaciónentre el paciente y la realidad, sino a que entienda la verdad que desea transmitirle suinconsciente; y esa verdad se expresa al hacerle comprender el ello como discurso del otro, es decir, siguiendo a Freud, enseñamos que el otro es el lugar de la memoria,descubierto por él bajo el nombre de inconsciente, y ese inconsciente, dice Lacan,habla. Lo inconsciente está estructurado como un lenguaje... el sésamo de lo inconsciente reside en poseer el efecto de la palabra, en ser estructura de lenguaje. Y de ello deriva que si el ello se manifiesta como un lenguaje estructurado, cabe acudir a lalingüística estructural como ciencia auxiliar de la psicología.
Este enfoque le lleva a reconsiderar los grandes temas freudianos: el sueño, laneurosis, la locura, etc., pero a la luz de las estructuras del lenguaje, mismas que Freudintuitivamente empleó, sobre todo en materia onírica, y que le permitieron comprenderel contenido de los mensajes del inconsciente que antes carecían de sentido alguno. Lo compara con Champolion, para quien los jeroglíficos adquirieron sentido, pese a quequienes le antecedieron sólo advirtieron en ellos una lengua incomprensible y hastaperdida. Sólo mediante la búsqueda de sus claves fundamentales resulta decentrañableel misterio. Y este mismo resultado lo alcanzó Freud al descifrar ese mensaje delinconsciente que nos habla a través del sueño, la neurosis y la locura.El objetivo final de Lacan es el de enfatizar la prioridad de la palabra sobre laacción como ley por excelencia del hombre, de su lenguaje y de sus significados. Lasintomatología de las enfermedades psíquicas, para él, se expresa a través de las propiasrepresiones de conciencia, pero que no son represiones de cosas sino del discursoestructurado que funciona fuera del sujeto consciente y que éste expresa en la forma siguiente: pienso donde no estoy, estoy donde no pienso; expresión con la cual seplantea un problema de desubicación, que sólo con el psicoanálisis cabe resolver, ya quepuede enseñarse al sujeto a reconocer las páginas en blanco que haya en su historia, deesa historia de la que se le escapa la verdad con motivo de un yo y un ello en alguna medida desconectados.
El objetivo, pues, es enseñarle al paciente esa verdad quese le escapa y lo inmoviliza en la repetición. Algo similar a lo que ocurre con el juguetede cuerda que, al descomponerse, continúa moviéndose, pero en forma monótona, repetitiva y sin sentido, haciendo que se vea grotesco e inútil.Obviamente, sólo mediante el reconocimiento de la verdad del discurso delinconsciente, cabe esperar que se restituya la apreciación personal del paciente sobre ladimensión histórica de su existencia. Se trata, entonces, de una reubicación que consisteen el desciframiento de una lógica que ya está en su inconsciente y que sólo faltaba re-aplicar a su discurso en forma de mensaje consciente. El equivalente de arreglar lacuerda del juguete para que vuelva a cumplir las funciones para las que fue diseñado. 
A partir de estas consideraciones esenciales en el pensamiento de Lacan, y pese ala amplitud de su obra en torno a múltiples temas psicoanalíticos, debe observarse elrigor aplicativo de las tesis estructuralistas en todos sus temas de investigación. Su nombre se ha significado por constituirse en precursor de lo que ahora se denomina psicoanálisis estructural, incluso como crítico de las teorías conductistas con las que en algún momento se llegó a suponer, equivocadamente, alguna clase de superación sobrelas tesis freudianas.Su estructuralismo deriva también de las superposiciones que realiza con respecto al mundo real y al mundo imaginario, - en palabras de Lacroix-, el mundo del símbolo, que fundamenta a los otros dos. De allí que derive de la progresiva conformación de laimagen que el hombre va adquiriendo de sí mismo sobre su integridad corporal y psíquica a partir de sus primeras edades de vida, el concepto esencial de adquisición del yo, tanto a través de la percepción de su imagen, en una primera etapa, y que posteriormente evoluciona hacia el reconocimiento de lo simbólico, - que es el lenguaje con el cual se identifica a sí mismo -, para concluir en su humanización, como etapatercera de su formación, y que refleja la madurez final en la que confluye ese procesoevolutivo.
También es meritorio de Lacan el haber revalorado algunos de los conceptosfreudianos fundamentales a su teoría, como es el caso del deseo, la necesidad y la demanda. El deseo, por ejemplo, le parece impreciso en la exposición de Freud, por loque trata de precisarlo a través de su conjugación con la necesidad y la demanda. Dice, de la necesidad, que es un hecho fisiológico (necesidad de aire, de agua, de azúcar), yque resulta satisfecha en cuanto se consigue el objeto que la resuelve. Sin embargo, alentrar la necesidad en las redes del lenguaje simbólico, o propio del adulto, puedemostrarse mezclada con la demanda y el deseo. Describe a la demanda como un requerimiento de presencia y de ausencia, unallamada a otra persona, un reclamo de amor y hasta como un disfraz de la necesidad. Yatribuye al deseo un origen tanto anterior como ulterior a la demanda, ya querepresenta, en cuanto a lo primero: una especie de evocación de la falta de ser,expresada en tres figuras: el amor, el odio y lo indecible; mientras que, en cuanto a losegundo, trasciende a la demanda misma al articular la vida del sujeto a sus propiascondiciones, de tal forma que se elimina la necesidad. Sin embargo, para muchosfreudianos, Lacan representa una contraposición a la ortodoxia freudiana, acusándoleincluso de no enseñar algo nuevo al respecto y de que sus planteamientos sonmanifiestamente míticos en relación con dicha ortodoxia.
12.4. LOUIS ALTHUSSER (1918-1990)
Su enfoque conceptual, dentro del estructuralismo, es el de poner de relieve lo más genuino y específico de lateoría marxista. Para ello, comienza por destacar lo queconsidera sus tres funciones esenciales: la apologética, orientada a una política concreta y una praxisdeterminada; la exegética, mero comentario de textosconsiderados como verdades definitivas; y la práctica, quese ocupa de las distinciones ortodoxas del marxismosobre lucha de clases y manejo científico de las ideas.Sus obras principales son: Por Marx y Para Leer el Capital.
Para Althusser, la distinción entre ciencia burguesa y ciencia proletaria debe sersuperada para entenderlas como una distinción entre ciencia e ideología, aunqueaclarando que para él la ideología no es una mera teoría descriptiva, sino una voluntad yhasta una esperanza o una nostalgia, es, en sus palabras: la relación vivida de loshombres con el mundo y asimila a dicho concepto la idea de que por ideología debeentenderse la moral, la religión, el arte, la política, etc., es decir, todo cuanto constituyelo práctico-social.Una de sus preocupaciones principales fue la de hacer una definitiva separaciónentre las obras juveniles de Marx y sus conceptos a partir de la publicación de El Capital. Y lo primero que comienza por destacar es la gran cantidad de conceptos y nociones delMarx joven que todavía se muestran influidos por la concepción humanista y burguesa,por contraposición con la terminología empleada a partir de su obra cumbre, en la quese asumen los conceptos de fuerzas productivas, relaciones de producción, etc., desplazando sus anteriores referencias al hombre, la esencia del hombre, la alienación, etc.
Textualmente lo expresó así: Contra las interpretaciones idealistas dederecha de la teoría marxista como filosofía del hombre, del marxismo comohumanismo teórico; contra la tendenciosa confusión positivista o subjetivista de laciencia y de la filosofía marxista, contra el historicismo (relativista) oportunista de derecha y de izquierda; contra la reducción evolucionista de la dialéctica materialista adialéctica hegeliana; y en general, contra las posiciones burguesas y pequeño-burguesas,he tratado de defender, hemos tratado de defender - sea cual fuere el resultado y a pesarde errores y de imprudencias- algunos conceptos fundamentales que pueden resumirseen uno solo: la radical especificidad de Marx, su revolucionaria novedad, tanto teóricacomo política, frente a la ideología burguesa y pequeño-burguesa, aquella con la cualtiene que romper para volverse comunista y fundar la ciencia de la historia, aquella conla cual, también en nuestros días, hemos de romper también y siempre nosotros, paraconvertirnos en marxistas, seguir siguiéndolo o reconvertirnos en tales. 
A partir de esa preocupación, Althusser combate la defensa del humanismo en lamedida en que sólo representa una oposición a los descubrimientos científicos de Marx, especialmente porque éstos, a su juicio, habrían mostrado de qué manera laestructura determina al hombre, manifestando, incluso, que las relaciones reales deproducción son las que determinan las relaciones ilusorias e ideológicas entre lasconciencias, de tal forma que los individuos no son más que los efectos de la estructura.
Para Althusser, el sujeto no es más que el soporte de las relaciones de producción. Consecuentemente, la ética de la voluntad y del esfuerzo es un simpleengaño, una ideología, ya que la moral, en esencia, es ideología.
13. PLANTEAMIENTO DE LOS REPRESENTANTES DEL ESTRUCTURALISMO
El estructuralismo agrupa diferentes autores con planteamientos similares que dansu aporte particular. Entre ellos tenemos:
Lévi-Strauss: Resume sus principales ideas acerca de la distinción entre el mal llamado -según él- pensamiento primitivo y la mente civilizada. El único medio de que nosservimos para hallarlos es el estudio minucioso de los canales y formas defuncionamiento de las ideologías en las distintas culturas. En definitiva, la diversidad y lariqueza del material bruto proporcionado por el medio ambiente es tan grande que

solamente unos pocos de los innumerables elementos posibles pueden ser retenidos porel sistema, lo que hace evidente la existencia de un número considerable de sistemasposibles alternativos, ninguno de ellos predestinado a ser el único elegido por todas lassociedades y civilizaciones.Lévi-Strauss afirma que las diferentes culturas de los seres humanos, susconductas, esquemas lingüísticos y mitos revelan la existencia de patrones comunes atoda la vida humana.
Husserl: Afirma que en el estructuralismo los elementos de untodo no son comprendidos como partes del mismo sino comomiembros y así, el conjunto o grupo es un todo y no una suma. Los miembros de un conjunto dado estáncorrelacionados de manera que son no independientes unosrespecto de otros y se compenetran mutuamente. Esto marcauna diferencia importante con la concepción atomista y sumétodo de análisis, en lo que hace al estudio de una estructura.
Foucault: Dice que la estructura de por sí misma ejerce un poder de dominación que nonecesariamente es activo y con uso de fuerza, sino que en la mayoría de los casos espasivo y se caracteriza por manifestarse en forma de consenso entre los individuos (aceptación de las normas). Foucault plantea que el hombre jamás podrá ser totalmentelibre. El origen está en el conjunto de relaciones de poder que se establecen en cadasociedad en particular. Su estructuralismo antes de ser universal es particular a cadaobjeto de análisis específico.
Ferdinand de Saussure: Su estudio se basa en las siguientespremisas: El lenguaje es un sistema superior a la suma de sus partes (H2O); los elementos del lenguaje siempre son definidospor relación (combinación o contraste) con otros elementos, en un determinado momento.

La naturaleza arbitraria de los elementos lingüísticos, donde todos son definidos en términos de función y propósito, en oposición a sus cualidades inherentes. Saussure distingue entre:

*Lengua/habla

* Símbolo/signo

*Significante/significado: concepto/imagenacústica

*Forma/contenido

*Lineal *Arbitrariedad: sincrónico (inmotivado)/ diacrónico(motivado)  Relaciones paradigmáticas/sintagmáticas

*Diferencial: presencia (+)/ausencia (-)
Jean-Paul Sartre (1905-1980): Filósofo, dramaturgo, novelista y periodista políticofrancés, uno de los principales representantes del existencialismo.Las obras filosóficas de Sartre conjugan lafenomenología del filósofo alemán Edmund Husserl, lametafísica de los filósofos alemanes Georg WilhelmFriedrich Hegel y Martin Heidegger, y la teoría social deKarl Marx en una visión única llamada existencialismo.Este enfoque, que relaciona la teoría filosófica con la vida, la literatura, la psicología y la acción política suscitóun amplio interés popular que hizo del existencialismo unmovimiento mundial.
14. ESTRUCTURALISMO Y POST-ESTRUCTURALISMO EN ARQUEOLOGÍA
14.1. INTRODUCCIÓN
El Estructuralismo desde sus inicios en el campo de la lingüística y la antropologíasuponen a mi modo de ver uno de las más acertadas influencias en lo que al métodoarqueológico-interpretativo se refiere. El círculo se completa con las novedosasaportaciones que el Post-estructuralismo ofrece como reflexión, por un lado, yrenovación ante todo, de los presupuestos teóricos y prácticos de la disciplina. La Arqueología se nutre de los más ricos conceptos filosóficos y epistemológicos para llegara niveles que hasta entonces habían sido considerados como inalcanzables. Este trabajointenta desvelar en la medida de lo posible las raíces desde las que se configuraron losprincipios de la corriente estructuralista, tratar de definir sus principales postulados eintroducir las nuevas corrientes de pensamiento que renovaron y reorganizaron susfundamentos con el Post-estructuralismo.
El resultado es un recorrido inicial por algunasde las principales figuras que ayudaron a conformar los principios en los que se basa elEstructuralismo, atendiendo a algunas de sus aportaciones más relevantes. El paso porcada una de ellas ayuda a un mejor entendimiento de la evolución de la misma,incluyendo los primeros pasos hacia su deconstrucción y posterior reelaboración en laheterogénea corriente del Post-estructuralismo, que toma muchos de los aspectos queempezaron a conformar lo que se ha llamado la era posmoderna. Con todo lo quesupone de renovación y revolución en la historia del pensamiento occidental.La realización de este trabajo sirve en definitiva para iniciar una reflexión sobrelas contribuciones más significativas que esta corriente ha brindado al campo de laarqueología y al estudio de las sociedades prehistóricas. Su posición es clave en eldesarrollo de nuevas metodologías de análisis e interpretación del registro que por finlograban escapar de los postulados tradicionales que dominaron buena parte de la jovenhistoria de la disciplina. Su posición pionera le convierte en punto de inflexión deobligada referencia en el estudio de las corrientes historiográficas que dominan el estudiode la prehistoria. De ahí parte el especial interés con el que decidí comenzar a estudiareste tema.
A pesar de las dificultades que ciertamente supone la adaptación de los postuladosestructuralistas ortodoxos, el último apartado del trabajo queda dedicado a ofrecer demanera al menos introductoria, un ejemplo concreto de uno de los pocos trabajosarqueológicos que pueden considerarse como estructuralistas en el panorama actual dela investigación. En concreto versa sobre el análisis que del megalitismo realiza FelipeCriado Boado en la fachada atlántica europea. Una aproximación a su trabajo significapoder acceder al enorme campo de investigación que ofrece la Arqueología del Paisajeque él mismo desarrolla bajo postulados estructuralistas, y los resultados altamentesignificativos que de ella se desprenden. Con este broche final considero cerrado esterecorrido por las corrientes estructuralista y post-estructuralista, y su vinculación a la Arqueología.
14.2. EL ESTRUCTURALISMO Y LEVI STRAUSS
14.2.1. INTRODUCCIÓN
Una primera mirada hacia el lenguaje
El Estructuralismo nace en los años 50 como una corriente teórica transformadorade los estudios que hasta entonces copaban todos los ámbitos de las ciencias humanas.Su objeto, a pesar de todo, no era romper con todo lo anterior sino abrir una nuevaperspectiva intelectual en el modo de entender y analizar la cultura. Como veremos, elEstructuralismo parte de bases positivistas que le obligan a llevar a cabo análisisobjetivos y científicos de los procesos para encontrar las estructuras profundas de pensamiento. Aún así el propio término estructura, rompe con la idea de que cualquier concepto susceptible de análisis deba ser observable empíricamente. Y aquí está lorevolucionario.Se trata de aceptar que aquello que expresa la cultura en superficie, no es másque el reflejo de una serie de mecanismos fijos que se hallan en profundidad. Esosmecanismos están perfectamente ordenados, formados por elementos que combinadosentre sí dan lugar a las diferentes expresiones culturales que son perceptibles de maneradirecta. La labor del investigador, como si de un científico riguroso se tratara, se centraen descifrar los códigos ocultos de significado que subyacen bajo, por ejemplo, unconjunto de relaciones sociales observables empíricamente. Según el propio Lévi-Strauss, “el antropólogo practica la observación íntegra” (Lévi-Strauss, 1990: 20).
Estalabor, por tanto, deja de ser descriptiva para ser enteramente explicativa (Smith, 2000).El antropólogo se adentra en un terreno desconocido y únicamente reflejado. Se partede la idea de que el terreno social se encuentra infinitamente cargado de significado ysimbolismo. El Estructuralismo se presenta como una ciencia no descriptiva, sino capazde reconstruir la estructura no visible de la imagen real y visible.Se establece una barrera entre las ciencias naturales y las sociales. Pero tambiénse establecen límites al subjetivismo, es decir a entregar todo a las propias experienciasdel sujeto. De ahí el recurso de los modelos. Según Lévi-Strauss era necesario unificar los dos métodos (el intuitivo y el empírico) en la antropología social:“…es la única de las ciencias, sin duda, que hace de la subjetividad más íntima un medio de demostración objetiva.”
(Lévi-Strauss, 1990: 20)Pero la excesiva importancia que presta a la idea frente a la materia y ladependencia de la presencia del lenguaje, aleja al Estructuralismo de disciplinas como laarqueología y la acerca más al terreno de la antropología, de la que surge en definitiva.Esta idea parte de la importancia que entonces se estaba dando a filósofos como LudwigWittgenstein (1889-1951), dedicado sobre todo a descifrar la estructura lógica quesubyace bajo el lenguaje. Wittgenstein resalta la importancia de la palabra por la relaciónque guarda con la realidad: primero nace la palabra y de ella, la idea. De este modotodo pensamiento y toda afirmación parten del lenguaje (Fernández Martínez, 1991). Laidea que yace al comparar la cultura como un sistema lingüístico, que no es nada másque el producto de un convenio, no deja de ser reflejo de un primer paso hacia elabandono de la fe en la ciencia y el positivismo. A partir de ese momento, la cultura comienza a compararse con una lengua cuyomecanismo interno es necesario desentrañar e interpretar. La lingüística es foco deatracción para los estudios acerca de las formas de comunicación humana; de ahí suaplicación en el terreno de la antropología. De este modo, muchos de los enfoquestradicionales evolucionistas y funcionalistas quedaron inutilizados ante el deseo depenetrar en la esencia misma de la cultura.

 

El concepto de estructura sustituye al de sistema, y se abandonan los métodosdescriptivos para adoptar modelos de análisis que consigan llegar a las causas profundasde la realidad.


Lévi Strauss y la aplicación de las teorías de Ferdinand de Saussure
Claude Lévi-Strauss es considerado como padre del Estructuralismo. Sus estudiosa lo largo de las décadas de los 50 y 60 se basan en la aplicación de la lingüísticaestructural de Saussure a la antropología. Los resultados revolucionaron el concepto delas ciencias humanas del momento y muchas de las ideas que desarrolló en su momento,se consideran base de corrientes teóricas actuales en muchos ámbitos de investigación. Lévi-Strauss queda muy influenciado por los estudios lingüísticos y su repercusiónfilosófica, de ahí que el Estructuralismo nazca de un conjunto de ideas que previamenteestaban aplicadas a la lingüística. En concreto se acerca a la obra de Ferdinand deSaussure (1857-1913): En 1916 se publicaba su obra póstuma, Curso de LingüísticaGeneral, en la que desarrolla toda una teoría acerca de los signos, la semiología. Establece una diferencia entre las palabras (parole), como unidades de habla y ellenguaje (langue), como el sistema que permite coordinar el habla como acto en sí. De este modo el habla sólo puede entenderse como un todo y a la vez sólo existe comoresultado de la multiplicidad de subsistemas, unidades de habla que deben tomarcoherencia entre sí. Es por ello, que no basta con conocer las palabras para entender ellenguaje, sino el sistema que hace comprensible el habla. Ese sistema es, por tanto, la estructura del lenguaje.
Nace la lingüística estructural que tomará Lévi-Strauss y que se considera base de la semiología. La semiología, o ciencia de los signos, parte de la idea de que esa estructura profunda está formada por una serie de unidades o signos caracterizados por dosaspectos interconectados: la imagen sonora del signo (sensible), el significante, y elconcepto u objeto que representa (inteligible), el significado. Lo importante de estarelación es que está basada en concepciones arbitrarias, fruto de convenciones históricaso culturales. El signo lingüístico funciona según Saussure (idea que después adoptará Lévi-Strauss) mediante oposiciones, ya que el significante se construye en contraposición a los demás incluidos en el sistema. De modo que esa estructura podría definirse como un sistema de diferencias y analogías (sistema binario de oposiciones). Y es esa relación lo importante para el mismo, no los signos por sí mismos.
La estructura hace que endefinitiva, cualquier discurso sea comprensible.Saussure, con estas conclusiones, se situaba en contra de la lingüística tradicionalque defendía la posible comparación entre formas lingüísticas a lo largo del tiempo, yaque su estudio del lenguaje, como un sistema de signos, obligaba a un estudio sincrónicodel mismo. Debido en definitiva, a que cada significante y su correspondiente significado, no eran más que el producto de una convención, y por lo tanto nogeneralizable en el tiempo (diacronía). Como se dice más arriba, lo importante paraSaussure era establecer las diferencias que hacen que un signo tenga un significado y nootro (en un momento concreto). El traslado de estos supuestos al análisis social y culturalde Lévi-Strauss, hace alejarse a la Antropología Estructural del concepto de historia. Elanálisis estructural se convierte en ahistórico abandonando cualquier modelo diacrónico (atención al contexto, por ejemplo) en función de órdenes y códigos insertos en unmarco sincrónico. Más adelante ésta constituirá una de las principales críticas querecibirá el estructuralismo. A partir de todas estas ideas, Lévi-Strauss trata de sacar a la luz la dimensión social ycolectiva que subyace en el lenguaje como compendio de significado, dando por hechoque las acciones humanas son en sí, signos.
El Estructuralismo basa su estudio en losmodelos o estructuras que rigen los fenómenos humanos del mismo modo que existe unsistema que da coherencia a los signos lingüísticos en la construcción del lenguaje. Lévi-Strauss va a diferenciar el habla, como el resultado empírico en última instancia del usode la lengua con su carácter particular, del concepto de lenguaje. Éste último necesita deuna estructura profunda, un sistema de signos lógico que subyace oculto y que no puedeexplicarse como un mero reflejo de la realidad. Enfatiza las características del lenguaje, como paralelas a las de la cultura y toma como objetivo desentrañar lo que se encuentraen la superficie (un mito particular), para poder llegar después a una lógica másprofunda de significado (la estructura del pensamiento mítico) (Smith, 2000).
Lo importante será descubrir relaciones básicas entre los elementos y a partir de ahí, definir una estructura. Lo que traducido al lenguaje antropológico no es más queestudiar la cultura humana como un conjunto coherente de códigos transmisores demensajes. Son sus características y las reglas a las que están sujetos lo que Lévi-Strausstrata de determinar (Tilley, 1990a). Para ello desarrolla el sistema de oposición binariaque introdujera Saussure y que utilizó en la interpretación del linaje, los sistemas deparentesco, el totemismo, la mitología o el arte; de modo que fuera capaz de estableceresquemas universales de funcionamiento por oposición o equivalencia.

Otras influencias en el trabajo de Lévi Strauss
Lévi-Strauss tuvo además otras influencias importantes. Entre las quecaracterizaron sus primeros trabajos, destaca sobre todo Freud. De él tomará su interéspor las cuestiones del subconsciente y de la estructura de la mente humana. De él asumela certeza de poder encontrar mecanismos de funcionamiento de la mente que fueranuniversales y que Freud generalizaba para cada paciente y cada época. De ahí que separta de un primer estudio de la estructura del pensamiento, que se considerófundamental para el posterior análisis de los fenómenos de la cultura. También se hablade ciertas influencias de Marx, que sin aportarle ningún método específico de análisis dela cultura, sí le ofreció la idea de poder desentrañar estructuras profundas que fuerandeterminantes en el funcionamiento de las relaciones sociales, políticas y económicasperceptibles superficialmente.
Por otro lado, y recordando sus momentos de niñez enFrancia, la Geología le hará describirse a sí mismo como un verdadero científico enacción, desentrañando las capas más profundas y desconocidas de la estratigrafíaterrestre.Siguiendo las tesis de Èmile Durkheim, antropólogo y sociólogo francés, acercade la conciencia colectiva, Lévi-Strauss elabora su idea de que las estructuras sociales yculturales no son más que un producto de diversos factores colectivos; ya sean normassociales, necesidades humanas o producto de un inconsciente común, nunca se moveránpor intereses objetivos o individuales. De este modo las relaciones sociales quedan dealgún modo determinadas por las estructuras de conocimiento presentes en la mentehumana (Fernández Martínez, 1991).
Un aspecto que será modificado en parte por Barthes. La sociedad, por tantoentra en la esfera de lo abstracto a modo de conciencia colectiva, y la cultura se convierteen un sistema estructurado internamente como un todo en el que cada parte se relacionacoherentemente con el resto. De ahí las palabras de Lévi- Strauss en la inauguración dela cátedra de antropología social del Collège de France en 1960: “En el caso de ninguna forma de pensamiento y actividad humanos es posible  plantear cuestiones de Naturaleza ni de origen antes de haber identificado yanalizado los fenómenos, y de haber descubierto en qué medida las relaciones que los unen bastan para explicarlos.” Lévi-Strauss.
Este es el principio de la estructura y de lo que Lévi-Strauss entenderá como verdad de razón: la coherencia entre las partes como resultado de un orden de significación (de igual modo que un texto). En Durkheim, también aparece la idea deoposición binaria en la contrastación que realiza entre sagrado y profano, y que tomaráLévi-Strauss como base para su método de análisis. Ambos distinguen a su vez entre una forma mental primitiva que se contradice a otra moderna aunque guarden ciertas similitudes.
Marcel Mauss: Discípulo y continuador de la obra de Durkheim, analiza las culturascomo sistemas integrados por distintos planos que se manifiestan en la experiencia y serelacionan entre sí. Tanto Durkheim como su discípulo tomaron una actitud objetiva yempírica a la hora de analizar las relaciones sociales y las categorías inconscientes. Pero Mauss introduce la experiencia interna (junto a la externa), lo que supone el iniciode la fenomenología o en palabras de Lévi-Strauss:“La posibilidad de ensayar en uno mismo la experiencia íntima del otro no es más que uno de los medios disponibles, a fin de obtener esta última satisfacción empírica cuya necesidad experimentan por igual las ciencias físicas y las ciencias humanas”
Este carácter fenomenológico sin duda fue desarrollado con el seguimiento deltrabajo del filósofo y hermenéutico Maurice Merleau-Ponty. Influenciado por uno de losiniciadores de la fenomenología, Edmund Husserl. De él toma la idea de que el objeto de conocimiento no puede existir fuera del sujeto (no hay objeto sin sujeto, una idea muy ligada también al existencialismo alemán de Heidegger); de este modo el objeto sedescubre únicamente mediante la intuición. En su obra Fenomenología de la percepción (1945), introduce la idea de percepción como categoría para el conocimiento de larealidad. Un modelo incapaz de ser descrito en términos científicos. En palabras deShanks y Tilley (1987): “El acto de percibir unifica el sujeto con aquello que es percibido, y el contenido de lo percibido resultado del acto de percepción afecta a las acciones del sujeto y a su propia relación con el mundo.”

 

Entre los métodos de percepción Merleau-Ponty añade el de la existencia depresupuestos cognitivos o epistémicos en el sujeto para la ordenación de la realidad quele rodea y por lo tanto el inicio del análisis del funcionamiento de la mente humana parael conocimiento del mundo.
14.2.2. LA ANTROPOLOGÍA ESTRUCTURALISTA
Panorama general del trabajo de Lévi-Strauss. Las estructuras de la cultura
Esta es la idea de la que parten y se desarrollan todos los estudios de Lévi-Strauss: la posibilidad de acercarnos a las estructuras más profundas de la mentehumana. Se pudo ver en la primera aproximación al tema del lenguaje, del que partepara fundamentar sus teorías, toda la significación que este término supone para elestudio de la cultura. Así que no se volverá a incidir más en ello. Pero de alguna forma,es absolutamente necesario recurrir de nuevo a él para comprender, en última instancia,todo el trabajo de Lévi-Strauss.
Las Estructuras de la Cultura materializan los objetivos antropológicos que elautor quiso alcanzar y que son la base que historiadores y arqueólogos tomarán paradesarrollar, como veremos, nuevos modos de interpretar la historia. La importancia desu estudio reside en que siendo como son, códigos de funcionamiento de la mentehumana, determinan la actividad del inconsciente y por tanto el entendimiento y la acción de los seres humanos. Por tanto, al tener una traducción directa en elcomportamiento es posible a través de su documentación, desarrollar un método objetivo y lógico que sea capaz de ofrecer reglas o leyes universales de funcionamiento. Ojo, esto no quiere decir que puedan construirse normas de comportamiento humano; elobjetivo de Lévi-Strauss está más allá, en niveles tan profundos que consiguenequipararse con el horizonte de una Mente humana universal.
De aquí la necesidad de diferenciar las dos acepciones de lo que en nuestra lengua llamamos con el término estructura: no se trata de la estructura como el conjunto de los aspectos formales que caracterizan un objeto determinado y que podemos titular con el nombre de estructurareal, sino como aquellos valores que intrínsecamente caracterizan a un objeto a pesarde poder sufrir infinidad de variaciones; lo que queda. Y que podría entenderse como estructura interna. El concepto de estructura es en parte el resultado de algunas de las influencias que tuvo Lévi-Strauss durante su vida. En concreto fue Durkheim quien en1900 ya había introducido la idea de que la estructura (la estructura interna de la que sehablaba antes) ligada a una constante transformación, sólo se hace accesible a través del estudio de sus transformaciones. Para acceder, por tanto a aquellas propiedadessimilares en sistemas de apariencia diferentes (Lévi-Strauss, 1990).
Un sistema regido por leyes internas en constante mutación, del mismo modo que un texto. Leyes ocultasque, según Lévi-Strauss, en vez de considerarse como verdades de hecho, deberántomarse como verdades de razón. La racionalidad es el instrumento de la mente su concreción empírica y un aspecto fundamental de la identidad humana. Porque es ella, la mente, la que trata de organizar y entender la realidad del mundo que nos rodea. De este modo puede decirse que el ser humano guarda una estructura interna que sereflejará, de un modo inmediato, en una determinada manera de pensar y acontinuación, en un determinado modo de discurrir y actuar.
La subjetividad, por tanto, está determinada por las estructuras que manejan el inconsciente colectivo o la mentehumana (Tilley, 1990). Ésta es una de las afirmaciones que más fuerza poseen en el trabajo de Lévi-Strauss; sería interesante dar un paseo sobre los modos en los que éstetrató de esquematizar la mente humana en busca de estructuras universales. De estemodo podremos comprender el resultado de algunos de los análisis que llevó a cabo (como la propia interpretación del mito), para después poder incluir sus resultados enuna plataforma para la construcción de una nueva arqueología.
 Aproximación a una sistematización del pensamiento humano
Antes de que Lévi-Strauss tomara como referencia sus dos modelos de racionalidad: sauvage pensé y domesticated pensé para explicar muchos de losconceptos culturales con los que un antropólogo debía enfrentarse al estudiar las sociedades entendidas entonces como primitivas, tuvo que ahondar aún más en la mente humana. Se trataba de poder definir un punto de partida que fuera universal y losuficientemente sólido como para sostener todo su trabajo y el de cualquier antropólogo.El sistema debe partir de algo tan fundamental como la capacidad innata del serhumano de relacionarse de algún modo con el mundo que le rodea. Esta característica, como decíamos en el apartado anterior, es esencial para definir nuestra identidad. La realidad se presenta ante el ser humano como algo confuso y difícil de explicar; comoalgo que es necesario ordenar, y esto sólo es posible en la Mente (Criado, 2000).
Dado que este análisis trata de ser, según Lévi-Strauss, un referente general de sistematizacióndel pensamiento humano, esa mente será tratada con mayúsculas. Nadie, por tanto,puede negar que el pensar (fuera de toda acepción filosófica) sea una constante objetivade todo ser humano. La Mente organiza la realidad de tres modos distintos: a partir de combinacionesbinarias o concepciones duales del caso mesa: silla; sol: luna, sistemas de oposición odicotomías de esas dualidades (como pudo verse en el análisis del lenguaje de Saussure), como por ejemplo hombre: mujer; día: noche; frío: calor, o finalmentesistemas de clasificación de acuerdo a criterios convencionales. Tomando como baseestas estructuras lógicas de ordenación, el pensamiento se desarrollará de dos manerasdistintas de acuerdo a dos objetos distintos de referencia.
Por un lado a través de relaciones morfológicas, que atienden a la forma del objeto y que darán lugar a la generación de analogías o metáforas. Es, por tanto, una lógica que atiende a loespecífico de la realidad y que llegaría según Lévi-Strauss a un entendimiento inmediatoo formal de la realidad. Sería el caso de los mitos, como veremos más adelante. El otromodo de pensamiento está basado en relaciones metonímicas de significados, dandolugar a homologías o metonimias. Se trata de una lógica que atiende más a lo abstractoy a las cualidades intelectuales de la realidad. Es decir, que ahonda sobre los aspectospuramente formales. Según Lévi-Strauss, ese modo de discurrir no sólo trata decomprender el mundo, sino que quiere explicarlo; es el caso de la historia o la ciencia.Es en base a estos modos de pensamiento sobre los que Lévi-Strauss establecelos términos sauvage pensé y domesticated pensée; dos tipos de racionalidadentendidos como sendos aparatos para el entendimiento de la realidad. Así, mientrasque pudiera sostenerse la idea de que ambas racionalidades son opuestas, Lévi-Straussincide en que no sólo poseen las mismas funciones (ordenar la realidad), sino que sonigualmente complejas.
Habiendo realizado esta primera aproximación, puede entendersela relación que estableció el autor entre mito e historia; como dos estructuras de conocimiento de funciones similares: el mito, para sociedades a pequeña escala tratarían de estructurar la realidad visible y ordenar las experiencias sociales a través dehechos imaginados, creados, pero tomados de la realidad lo que Lévi-Strauss llamó Bricolaje (Tilley, 1990) y la historia como otra manera de narración también adoptaríaen nuestra sociedad occidental una función clasificadora y sistematizadora de prácticas ymodos que de igual manera serían adaptadas a una estructura creada de significado.
Así se establece una segunda dicotomía entre el antropólogo y el historiador o entre laantropología y la historia: la antropología desde el espacio, investiga sobre elinconsciente de las prácticas sociales y ordena los mitos en base e unidades máspequeñas de significación para acceder al los niveles más profundos de la experiencia; lahistoria desde el tiempo, trata sobre aspectos más visibles de las costumbres humanas ydescribe un flujo lineal de acontecimientos o secuencias de fechas en base a la estructurabinaria del antes y el después (un sistema cronológico preestablecido). Ambos, historia ymito, atienden a una estructura invariable que determina en forma de concienciacolectiva y que se transcribe en narraciones que aportan su propia manera de organizary entender la realidad.
La historia y la construcción de la misma no son más que reflejo del origen del mito contemporáneo, con la misma significación en su relación con la realidad que cualquier mito ancestral. La adscripción de un sentido cronológico para su estructuracióny ordenamiento, no es más que una necesidad que se crea desde mundo Occidental. Como veremos más adelante, este sentido de temporalidad será rechazado con el fin dellegar a un conocimiento más puro del pasado y menos mediatizado por el presente.Pero volviendo a la sistematización del pensamiento, y antes de intentar dar uncontexto específico a cada uno de los niveles a los que se está aludiendo, no debeolvidarse, por tanto, que en base a dos modos de entender y ordenar la realidad existendos construcciones racionales. Que sin ser discriminatorias la una de la otra, podránconvertirse más adelante en fases para una construcción histórica del pensamientohumano, dado que Lévi-Strauss entiende por cada una de ellas un modelo depensamiento ligado a una determinada formación socio-cultural (Criado, 1999).
La racionalidad salvaje vinculada casi completamente al espacio como categoría sobre laque establece su orden natural, parte de una relación profunda con la naturaleza. Lacultura nace desde la naturaleza y también la sociedad se inserta en ella, a través de

mitos y rituales. La ―racionalidad domesticada‖ piensa y ordena la realidad desde la cultura, destacando el papel del ser humano y de su existencia frente lo que le rodea, sudominio de la naturaleza. La historia no es más que el reflejo de una sobrevaloración deltiempo y su discurrir; es en él donde trata de construirse la realidad (Criado, 2000). Estosdos tipos de racionalidad (entendidos como modelos socio-culturales) fueron vinculadospor Lévi-Strauss a las llamadas sociedades frías y calientes. Las primeras, por haber tendido a preservar durante tanto tiempo unas formas de vida antiguas, se consideró que estaban próximas al punto cero de temperatura histórica (Lévi-Strauss, 1990). Mientras que las segundas, las modernas, habrían comenzado a hacer funcionar su motor histórico a partir (aunque esto ha dado lugar a muchos errores) de la revolución neolítica.

 

Historia del pensamiento humano Desarrollo de las bases teóricas de L. Strauss. Hacia una nueva concepción de la Prehistoria y la Arqueología
Lévi-Strauss termina ahí su sistematización, no trata de construir ninguna historiadel pensamiento y tampoco trata de explicar el cambio entre un sistema derazonamiento y otro. Sus objetivos eran otros, por ello el Estructuralismo es ante todouna corriente de la Antropología. Pero sí ha dado a posibilidad de concretar lo que separa el pensamiento occidental desde su base filosófica, del de sociedades con unamenor complejidad socieoeconómica, y eso sí es un gran avance para el estudio de laprehistoria respecto a arqueologías procesuales (acceder a ese sistema de racionalidadmediante la razón) y post-procesuales (mediante la subjetividad del investigador), comose verá más adelante. Pero a pesar de entender que esas sociedades eran diferentes a lanuestra, no sólo en sus modos de vida sino en su propia concepción de la realidad y desí mismos, es necesario superar la dualidad en la que Lévi-Strauss enmarcó las culturas (Hernando, 2002).
De este modo, los pocos arqueólogos que siguen una Arqueología Estructuralista (si de verdad puede llamarse como tal) deben desarrollar y superar muchos de lospostulados del Estructuralismo original y ortodoxo, y dejar de trabajar con sistemas deoposición o modelos sociales artificiales. Bien es cierto que hay que partir de la base deque existen al menos dos aparatos intelectuales radicalmente distintos para entender larealidad, que se podrían considerar como dos fases ideales o imaginarias desde las quepartir a la hora de interpretar una cultura; pero es ahora labor de historiadores yarqueólogos contextualizar o incluir en términos históricos los distintos modelossocioculturales que ofrece el registro, sin abandonar la premisa por la que se acepta queexiste una coherencia entre esa conciencia subjetiva (colectiva), y el resultado objetivo de los hechos sociales (la cultura material). Un ejemplo de ello es el PensamientoCazador (que posteriormente se sustituirá por Racionalidad Cazadora) que introduce Felipe Criado en algunos de sus trabajos de investigación (1989: 20; 1993: 23), refiriéndose al sistema de racionalidad de las sociedades cazadoras del Paleolíticosuperior en contraposición o completando el modelo binomial de Lévi-Strauss.
En ese nivel de racionalidad es donde según Criado (2000) se puede empezar adiferenciar el horizonte intersubjuntivo de una comunidad colectiva, diferente (o igual, sise trata de sociedades con un nivel muy bajo de complejidad socioeconómica) alhorizonte subjuntivo o individual. Se construye el modelo intelectual que sirve parapensar y construir el mundo y, por tanto, la creación de la cultura (lo que Foucault, como se verá más adelante, entiende como sistema de conocimiento o episteme)
De este modo, y salvando muchas de las críticas de la metodología tradicionalestructuralista, se opta por seguir una solución intermedia que bajo estas premisas ayudea desvelar la dinámica de una cultura en un contexto determinado. Arqueólogos ehistoriadores buscarán determinados sistemas de representación que conecten con lapropia concepción del mundo que tendrían los grupos del pasado, ya sea el tiempo y elespacio (Hernando), la concepción de la naturaleza o el paisaje (Criado), la relaciónentre los seres humanos y el ambiente, etc.
14.2.3. APORTACIONES DEL ESTRUCTURALISMO AL ESTUDIO DE LAPREHISTORIA Y LA ARQUEOLOGÍA
Introducción a una arqueología estructuralista. Similitudes y divergencias con la Arqueología procesual y postprocesual
 Antes de atender a las principales aportaciones que el Estructuralismo realizó alestudio de la cultura material, es necesario establecer similitudes con aquellas corrientesque le precedieron y de las que partió. Del mismo modo que Lévi-Strauss nunca pensóen abandonar el método científico y empirista que consideraba como único válido, el Estructuralismo nunca ha sido completamente aceptado como una corriente teóricacapaz de sustituir por entero las bases positivistas de la Nueva Arqueología (Hodder, 1988). Para muchos continúa teniendo un carácter Moderno en contraposición con el marco posmoderno en el que se moverá la teoría post-estructuralista.Del mismo modo que el Estructuralismo trata de alcanzar los modelos o lasestructuras que rigen los fenómenos humanos, la Nueva Arqueología aplica el métodohipotético-deductivo en su búsqueda de leyes generales que expliquen lo particular. Ambas, por tanto, están interesados en la detención de universales culturales a partir de una aproximación a lo concreto. Tratan de este modo de encontrar las leyes queinterrelacionan las entidades de estudio, tomando las partes como un todo general yuniversal.
Los dos modelos se olvidan de incluir un contexto para su evaluaciónhaciendo más fácil la elaboración de una ley general de comportamiento (un dato queserá repetidamente criticado en los ámbitos posmodernos). Pero no hay que olvidar algofundamental, y es que trabajan a niveles distintos: los sistemas de la Nueva Arqueologíason sustituidos ahora por estructuras que residen en niveles mucho más profundos. Ambos tratan de analizar los datos observables empíricamente, de manera que seanpredecibles y contrastables indefinidamente en función de esa ley general que otorga uncarácter científico al método, lo que Lévi-Strauss tituló como verdad de razón: una ley universal a la podía accederse mediante una aproximación perceptiva, peronecesariamente contrastada mediante el contexto material. Aún así, y sobre tododespués de Lévi- Staruss, los resultados obtenidos serán totalmente distintos, partiendode la base inicial de una aproximación que es en definitiva hermenéutica y debido comose verá más abajo, a un progresivo rechazo del positivismo.
Por otro lado, y debido sobre todo a la tendencia estructuralista por atender a losaspectos formales y estilísticos de los objetos del registro, se la ha tachado de demasiadoformalista. En este sentido, también el inicio de la Nueva Arqueología se caracterizó porprestar más importancia a la forma del objeto sobre el contenido del mismo. No esposible negar que el Estructuralismo trata con especial interés esas característicasconcretas de los datos, pero de igual modo, los resultados de la investigación no serán nimucho menos similares a los de la Nueva Arqueología.

Del mismo modo que el Estructuralismo parte de bases positivistas, y por tantotendentes a una arqueología procesual, no puede olvidarse que una buena parte de lametodología estructuralista que nació con Lévi-Strauss parte de la fenomenología y lahemenéutica de Merleau-Ponty, y por tanto es base de posteriores tendencias post-procesuales. Es decir, que aunque parte de supuestos empíricos como determinadasprácticas sociales (mitos, sistemas de parentesco, etc.), Lévi-Strauss siempre defendióque la manera de alcanzar su sentido original, su coherencia interna, era precisamente la intuición. Pero a diferencia del Estructuralismo, que puede considerarse como posiblesolución, ni la arqueología procesual ni la post-procesual han conseguido desvincular lamentalidad moderna occidental del sujeto investigador del objeto de estudio. Es decir, siguen proyectando modelos actuales a sociedades del pasado que ni pensaban ni vivíande la misma manera, a pesar de partir de dos métodos de trabajo totalmente distintos: la arqueología procesual, como es bien sabido, proyectando leyes universales defuncionamiento a seres humanos a un mismo nivel de rigurosidad que a cualquierfenómeno de la naturaleza; mediante la razón. Y la arqueología post-procesual ocognitiva, proyectando la subjetividad del investigador en la interpretación del registroarqueológico mediante la empatía. En ambos casos se está utilizando una percepciónactualista de nosotros mismos a unos grupos sociales que de ninguna manera poseennuestros mecanismos de razonamiento y por tanto de actuación.
En ese sentido, y como queda anunciado al inicio del párrafo, el Estructuralismo es el primero que establece unadiferencia entre las bases que determinan el pensamiento occidental (el del investigador) y las de sociedades del pasado (objeto de estudio) con un desarrollo conceptualtotalmente distinto, que no inferior (Hernando, 2002). Un aspecto esencial a la hora deintentar un acercamiento interpretativo real a los aspectos formales que han quedado yque son en definitiva el instrumento básico de estudio de la arqueología.
14.2.4. PRINCIPALES CRÍTICAS: BARTHES Y LOS PRIMEROS PASOS HACIA ELPOST-ESTRUCTURALISMO.

Críticas al Estructuralismo
Para poder recapitular sobre lo positivo y lo negativo que ha supuesto elEstructuralismo como teoría y metodología de análisis, son muchos los que se hancentrado sobre todo en criticar la figura de Lévi-Strauss y todo lo concerniente a sutrabajo. Como ya se ha anunciado anteriormente, Lévi-Strauss no fue más que unproducto de su tiempo, y por lo tanto, un continuador además de un innovador. Muchosde sus postulados hoy pueden considerarse poco correctos, como por ejemplo la tendencia a enfatizar la diferencia entre lo primitivo y lo moderno. Pero lejos de poder juzgar correctamente las conclusiones que fueron en definitiva producto de un trabajo enmarcado en un contexto histórico y social delimitado, las críticas que aquí deben tomarse como esenciales pretenden pasar por alto su persona y llegar alEstructuralismo como teoría y método en sí mismo.
Muchos de los puntos que aquí se presentan ya han sido introducidos en otrosepígrafes, así que se tratará de no incidir demasiado en ellos. Por un lado lapreeminencia que se otorga a los pensamientos e ideas, por encima de la materia o elobjeto. Un aspecto que será inmediatamente recogido y adaptado por la arqueologíaestructuralista, superando así los límites que ello pudiera suponer. De este modo la ideología se convierte en base o infraestructura de la cultura material que maneja elarqueólogo desde el registro. Otro de los aspectos que la arqueología o que el desarrollo del propio del Estructuralismo tuvo que superar, fue el de la atención a aquellas estructuras universales que introdujo Lévi-Strauss, y que no parecían más que simplesconstrucciones vacías incapaces atender a detalles históricos o contextuales de losobjetos. Un ejemplo de ello, es el dualismo simplista con el que de alguna manera sequiso sintetizar los modelos de racionalidad que imperaban en el funcionamiento de lamente humana. Inconvenientes también fueron la carencia del lenguaje y la falta de informacióncontextual con la que debe manejarse un arqueólogo, que no posee ni la mitad de datosque esperaba Lévi-Strauss que encontrase un antropólogo.
El método de oposiciones binarias del que partía el Estructuralismo original debe, por tanto, descartarse de algúnmodo. El arqueólogo es incapaz de partir de las bases que considera esenciales la teoríaestructuralista, aunque ello no quiere decir que no sea posible un análisis estructural delregistro y un ejemplo de ello está en Felipe Criado.Por último, uno de los aspectos que no ha sido capaz de superar elEstructuralismo, ha sido el acercamiento al sujeto como individuo. En este sentido, secontinúa atendiendo a la presencia de una conciencia colectiva global que encierraconsigo o determina de algún modo, el pensamiento y actividad del sujeto individual. La muerte del sujeto, será también tomada por los sucesores post-estructuralistas, quemodificarán en parte la perspectiva precedente. Pero en ese sentido, habría queconsiderar entonces, en qué medida es indispensable atender a los niveles más concretos e individualizados del sujeto como creador de cultura; es decir, si realmente posee lasuficiente relevancia.
Barthes: primeros pasos hacia el Post-estructuralismo
Muchos de los aspectos que el Estructuralismo en su plano epistemológico oteórico aporta al estudio de la Prehistoria, señalados con anterioridad, proceden sobretodo de los trabajos que fueron desarrollados a partir de la obra de Lévi-Strauss. Uno delos más destacados es el de Roland Barthes, que incluso en los últimos años de sucarrera podría considerársele como representante del Post-estructuralismo (Smith, 2000).Partiendo de la base de que esa corriente no nace como un movimiento sustitutivo de loanterior, sino como un consecuente producto de la readaptación y revisión de lossupuestos estructuralistas, la explicación más clara de sus bases resultará a partir de lascríticas y la trayectoria evolutiva del precedente estructuralista. Bajo estos supuestos, el trabajo de Roland Barthes es esencial para entender losprimeros cambios que llevan a una reconsideración de los supuestos estructuralistas.Barthes, como buen estructuralista basa su trabajo en la captación de los significados queyacen bajo la cultura a partir de métodos similares al lingüístico. Pero da un paso másallá y trata de superar esa barrera logocéntrica para incidir en otros contextos designificado (ibidem).
De este modo se abandona el método universalista de Lévi-Straussy se extrapola a otros múltiples aspectos de la cultura; algo fundamental para el análisis arqueológico de la cultura material. En este sentido, Derrida, uno de los representantesmás distinguidos del Post-estructuralismo, elaborará una severa crítica dirigida especialmente a este logocentrismoa través de su Teoría de la Deconstrucción (Bapty & Yates, 1990). Un uso excesivo de esta práctica tenderá a universalizar la propiasubjetividad del investigador en cada análisis de prácticas sociales o discursos, lo quesignifica elevar esa subjetividad a la categoría de razón universal (Criado, 1999). Derrida enfatiza, por un lado, la necesidad de reconstruir el valor de la escritura, minusvaloradapor el habla y la palabra, y por el otro, y termina por hacer desaparecer el concepto de significado bajo la sucesión de infinitos significantes. De este modo ―no hay nada fueradel texto (cita en Fernández Martínez, 1991: 209).
Después de este inciso, seguiré con el trabajo de Barthes, que además realiza unanovedosa aproximación entre el significado (concepto representado) y el significante (elobjeto de representación). Inicia un estudio sobre las relaciones de arbitrariedad entreambos, que Lévi-Strauss había recogido de los trabajos de Saussure, de modo que sepudieran construir sistemas de análisis más coherentes y menos sujetos a volubilidad (Smith, 2000). En su obra Mitologías (1973) trata el tema de la ideología muy enrelación con el lenguaje, del que diferencia un primer nivel donde se expresa elcontenido formal del mismo (denotation), y un segundo nivel que contiene el significadoideológico (connotation). Pero en trabajos posteriores, esta diferenciación que podríaconsiderarse de algún modo estructuralista será modificada por trabajos posteriores enlos que el segundo nivel ya no aparece como secundario sino que tiene un papel activodesde un primer momento, naturalizándose en el primero de los niveles. De esta manerael texto deja de tratarse de la misma manera porque se diluye la diferencia entre lasuperficie y lo que se encuentra en profundidad.
Partiendo de la idea que tenía Lévi-Strauss sobre la historia, que evidentemente trabaja con el sistema antes: después, el concepto queda vaciado de contenido. Según sumetodología, el análisis de las estructuras universales de un determinado sistema social, queda supeditado a un momento concreto, con independencia de su origen o suposterior desarrollo. De este modo el Estructuralismo debería ser considerado comoahistórico, ya que subordina la diacronía propia de la historia como flujo continuo deacontecimientos al estatismo de un único sistema sincrónico (Fernández Martínez, 1991).
Lévi-Strauss no presta atención al argumento, sino que trata de simplificar al máximo enbusca de las construcciones que sean susceptibles de ser aplicadas bajo un sistema deoposición binaria; sus historias son limitadas, secuenciales. Esta consideración parte dela crítica por parte de Lévi-Strauss de un concepto de la historia ligado a los intereses de Occidente en clave evolucionista (Tilley, 1990a). A pesar de ser una opiniónampliamente aceptada y por tanto una solución bastante lógica, Barthes va a recuperarla relación entre la sincronía y la diacronía mediante la adecuación diacrónica deunidades de significado construidas sincrónicamente y ensambladas como si de unacadena se tratase. En base a esta sucesión de un estado sincrónico a otro, Ricoeurligado a la metodología de la hermenéutica, enfatizará el papel de la praxis humana en la elaboración del proceso histórico y por tanto como agente de su propia identidad (el sentido más humano de la muerte del sujeto post-estructuralista).
Según Barthes, la cultura debe ser en todo momento considerada como un reflejo vivo de la ideología (Smith, 2000). Esta idea es fundamental en el Post-estructuralismo yserá ampliamente desarrollada por Foucault, tal y como se tendrá ocasión de ver en lasexta parte del trabajo. Es cierto que Lévi- Strauss nunca adoptó un talante crítico sobrela situación real en la que vivía, más bien prefirió permanecer cómodamente protegidobajo ideas cientificistas y objetivas que le hicieron mantenerse al margen de cualquieracción de compromiso. Fue un aspecto ampliamente criticado por los posestructuralistasy por todos los posmodernos en general, que en el caso de los arqueólogos,consideraban su trabajo como políticamente relevante dado el fortísimo componenteideológico que encerraba tras de sí la cultura material. En ese sentido es fácilcomprender que pasara por alto el incluir en su análisis una referencia de poder quedeterminase de algún modo la construcción de una determinada cultura o undeterminado horizonte colectivo (en forma de mito, por ejemplo). Según Barthes, esemito tendría necesariamente que haber sido institucionalizado como tal a raíz de unosintereses concretos. Estas ideas fueron quizá influencia de la situación política reinante enEuropa en torno a los años 60 y 70; en esos momentos la mente colectiva (de la que yahabía hablado Lévi-Strauss) deja de considerarse como determinante en la creación desistemas de significado sociales o culturales, y se deja diluir por la preeminencia que lasinstituciones o leyes emanadas de estructuras de poder estaban desarrollando en larealización de esa misma función.
En sus últimos trabajos Barthes se va acercando cada vez con mayor intensidad apostulados esencialmente post-estructuralistas. Volviendo a la lectura de los textos, Barthes comienza a argumentar que después de todo, un texto cobra significadodependiendo de la propia habilidad del lector para descifrar los códigos en los que está escrito; en palabras de Barthes: Nace el lector a costa de la muerte del autor (cita en

Bapty & Yates, 1990: 9-10). Y establece la diferencia entre readerly (legible), donde el lector aparece como un consumidor pasivo del significado final del texto, y, donde el lector es ahora forzado a adoptar un papel activo a la hora de abordar el texto. Todavía no se aleja de lo que de científico trata de ser el Estructuralismo, en el modo en el quecree que es posible determinar los códigos que estructuran y rigen los sistemas designificado. Pero comienza a sugerir una multiplicidad de significados conforme a lasmúltiples relaciones que la superposición y variación de códigos puede comportar. De este modo los códigos están sujetos a distintas interpretaciones, dependiendo de losdiferentes lectores que accedan al texto (Smith, 2000).
La atención sobre este aspecto ya desde una perspectiva post-estructuralista estará muy bien desarrollada por la teoríadeconstructiva de Derrida.Por último y abandonando casi definitivamente lo que de positivista pudieraalbergar el Estructuralismo, Barthes termina rechazando el método científico yexcesivamente racionalista que adoptó el lado más ortodoxo de la corriente. En su obra The Pleasure of the Text, publicada en 1973, Barthes desplaza completamente laposibilidad de llevar a cabo una aproximación sistemática a la cultura mediante losmétodos coherentes de la razón, e introduce nuevos aspectos emocionales y físicos quelindan más con la metodología hermenéutica (ibidem). De modo que el trabajo deja de ser tan intelectualizado y se hace más perceptivo.Tomando como referencia el trabajo de Barthes se han ido perfilando muchosde los aspectos que tomarán y transformarán los representantes del Post-estructuralismo.Estos postulados representan algunas de las ideas básicas que Derrida o Foucaultdesarrollarán durante los años 70 y que aportarán las ideas de individualidad,relativismo y subjetividad para interpretar la realidad y, en este caso, para el estudio dela Prehistoria.
14.3. EL POST-ESTRUCTURALISMO

14.3.1.INTRODUCCIÓN
Como ya se anunció al introducir el trabajo de Barthes, el Post-estructuralismo nosurge como producto de una deconstrucción de los fundamentos del Estructuralismo,sino como base a una revisión y remodelación de unos supuestos que se hacían cada vezmenos acordes a las corrientes posmodernas. De este modo el Post-estructuralismo naceutilizando las mismas herramientas metodológicas que el Estructuralismo para elentendimiento de la cultura, es decir, tomando las mismas referencias a los textos y a los modelos lingüísticos. La idea de códigos y leyes subyacentes sigue repitiéndose, y lo másimportante a mi modo de ver: la cultura sigue considerándose como un productoautónomo y no como el resultado de las circunstancias modeladas por el medio exteriordonde se desenvuelve. Aunque es necesario indicar que se le añade además el carácteractivo que había perdido con el Estructuralismo. Se deja de analizar la mente enexclusivida
El Post-estructuralismo, al igual que sucedía con su precedente, tampoco consigue acercarse al sujeto como resultado de análisis (por ello se ha hablado de la Muerte delSujeto‖). Sigue negando cualquier atisbo humanista en aras de códigos de sentido que definen al individuo, y por tanto niegan su papel en la construcción de la cultura. Peropor otro lado, desmonta los fundamentos fenomenológicos de los que partió Lévi-Strauss en busca de las estructuras de la experiencia (partiendo de la propia concienciadel sujeto), y se empieza tener en cuenta que el sujeto como agente está sujeto ainfluencias de poder que son producto de las circunstancias histórico-culturales en lasque está sumido. En este sentido se que hay una recuperación del sujeto como objeto deanálisis (sobre todo con Lacan y Foucault; éste último a través del papel del discurso depoder). Se le sigue sin considerar como agente activo, libre y autónomo, pero aparece asu vez como producto de discursos y fuerzas particulares que determinan lo que se ha llamado la Descentralización del Sujeto‖ (Smith, 2000: 119).
 De este modo, se pierde la fe en una posible aproximación científica a la culturapara encontrar una única estructura de pensamiento universal. Las propiascircunstancias políticas del momento, ensalzan la capacidad de las fuerzas e institucionesde poder como principales creadoras de una conciencia colectiva y por lo tanto, de unoscódigos de sentido mediatizados por circunstancias externas muy poco predecibles. Laslecturas empiezan a ser múltiples y muy variadas, a veces contradictorias. Comienza ahacerse imposible la construcción de leyes generales que consigan sistematizar el ordenlógico que subyace en el pensamiento y se cae irremediablemente en el relativismo, loque hace aún más difícil el acceso a estructuras que puedan considerarse como ciertas ycontrastables. Es imposible negar que cualquier observador se halle influenciado por laspropias circunstancias sociales e históricas en las que vive. De igual modo que cualquier cultura, situada en su contexto particular, estará a su vez mediada por agentes de poderregidos por intereses particulares en un determinado momento histórico (ibidem).
14.3.2. LA CRISIS DEL POSITIVISMO
Los primeros pasos hacia la desconfianza en una ciencia positiva, parten sobretodo de filósofos de la ciencia. Muchos de los presupuestos que se establecen son la basedel pensamiento posmoderno y por lo tanto, también de los principios teóricos queconstruyen el Post-estructuralismo. El primero en introducir una crítica aunquemoderada del positivismo, fue Karl Popper (1902-1994). Partiendo del métodohipotético-deductivo que caracterizaba a las ciencias del Positivismo Lógico, introduce elllamado principio de demarcación que obliga a someter a falsación cualquier hipótesisque sea planteada. Según Popper, si la teoría inicial no es falsada el método de análisisno puede considerarse como científico (Fernández Martínez, 1991). De este modo seintroduce cierto grado de relativización en la Ciencia desde las posiciones más ortodoxasdel positivismo, lo que no deja de ser significativo.
Pero sin duda el filósofo que más ha influido en la construcción de una crítica alracionalismo es Nietzsche. Y muchas de sus ideas son fundamentales en la epistemologíapost-estructuralista. Por ejemplo, el perspectivismo que defiende la posibilidad de extraermuy diferentes puntos de vista sobre una misma realidad estará ya presente en Barthescomo vimos, y será también influyente en la Teoría de la Deconstrucción de Derrida. Deesta idea parte la desconfianza de poder llegar a construir una teoría coherente quepueda aproximarse a la realidad de un modo sistemático y contrastable, si no es a travésde observaciones puntuales y particulares. Del vitalismo de Nietzsche se toma también laparticipación de la emoción y la libertad a la hora de analizar la realidad encontraposición de los métodos lógicos y racionales imperantes desde la Ilustración. Se abandonan, por tanto, las cualidades matemáticas con las que el Estructuralismointentaba teñir su metodología de trabajo.
Foucault también toma muchas de las ideas de Nietzsche para estructurar susteorías históricas. De él toma el escepticismo o la desconfianza sobre la capacidad deencontrar alguna forma de conocimiento que consiga fundamentar su visión de larealidad manteniéndose al margen de las propias circunstancias histórico-sociales de lasque parte. Según Nietzsche el fondo del comportamiento social está guiado por una tendencia innata al poder‖ (citado en Smith, 2000:121), de esta manera, la cultura debe ser analizada como producto de discursos particulares que emergen no sólo de undeterminado contexto histórico y social, sino de un concepto intemporal de poder.
Nietzsche también le ofrece las nociones de inclusión-exclusión-poder que Foucaultincorpora en su idea de la Historia como ámbito cargado de simbología crítica para elpresente desde el pasado. Una Historia Universal que trascienda todos los ámbitos de laexperiencia.Cambia también la propia concepción de la historia: deja de verse como unproceso lineal y ordenado a través de diferentes estadios de progreso y complejidad, ygana coherencia su estudio sincrónico frente al diacrónico clásico. Debe atenderse, portanto, cada estadio por sí mismo (estadios de resistencia frente al poder), englobado ensu propia sincronía. La historia deja de buscar un sentido, un objetivo y se vacía deldinamismo evolutivo al que siempre había estado ligada.Los avances hacia una ciencia posmoderna son cada vez más significativos; losfundamentos de una ciencia empírica ya no ofrecen garantía alguna, porque ya no sepretende alcanzar ninguna certeza, ni siquiera códigos universales de significación. La teoría se acepta como subjetiva y aunque definida de un modo general, determinada ylocalizada en un contexto específico. Los datos y la teoría nacen en contextos histórico-culturales concretos (Hodder, 1988).
Las conclusiones son mucho más ricas, pero por otro lado relativas y poco sujetas a métodos de contrastación. Se desecha la idea dellegar a una verdad incontestable, porque se asume que hay tantas verdades comointerpretaciones se puedan dar. Se desdeñan los criterios positivistas, que se consideraninservibles y poco abarcables; ligados al capitalismo que todo lo invade (Tilley, 1990). Acambio se desarrollan los métodos de interpretación hermenéuticos para llegar alsignificado de los objetos materiales. De este modo pueden conjugarse lo material y loideal mediante la empatía y la intuición. Y el pasado empieza a ser objeto deinterpretaciones políticas de compromiso con el presente. La arqueología acepta un papel relevante como generadora de importantes modelos de significación política eideológica. Esto no quiere decir que se siguieran extrapolando comportamientos socialesdel presente al pasado, tal y como ocurría con el positivismo, sino que definitivamente seestablece una separación radical entre el pasado y el presente, en lo que interpretaciónse refiere.
14.3.3. PRINCIPALES REPRESENTANTES DEL POST-ESTRUCTURALISMO
 Al igual que el Estructuralismo, las nuevas corrientes post-estructurales incidieronde manera significativa en diversas disciplinas como la psicología, la antropología o lahistoria. Los principales representantes de esta teoría son Jacques Lacan (1901-1981), Jacques Derrida (1930-2004) y Michel Foucault (1926-1984). Todos desarrollaron susestudios en Francia a partir de supuestos ante todo estructuralistas. Es necesario destacarlas principales aportaciones que hicieron cada uno de ellos al terreno del conocimiento,de modo que introduciré a Lacan y Derrida para dedicarme más profundamente en lalabor epistemológica de Foucault, por la especial trascendencia que cobraron susconclusiones en el estudio de la Prehistoria y sobre todo en la interpretación de lacultura material.
Lacan y Derrida. Jacques Lacan fue un psiquiatra de profesión, parte del psicoanálisis de Freudpara llegar a interesantes, pero a veces conclusiones demasiado complicadas sobre elinconsciente y el sujeto. Sus estudios sobre los fundamentos originales del psicoanálisisfueron además influenciados por la lingüística estructural de Saussure; el resultado fue el nacimiento de una nueva imagen del yo y del funcionamiento del inconsciente. Parte

de la idea de que el inconsciente está estructurado de la misma manera que el lenguaje y que por lo tanto poseen comportamientos similares (Fernández Martínez, 1991). Toma el significado y el significante de Saussure e invierte el orden de la explicación: paraSaussure existía una relación de complementariedad inherente entre el significante o imagen acústica y el significado o concepto. Lacan a partir de aquí, adscribe a ambosconceptos las categorías de consciente e inconsciente de Freud y rompe la relación entreambos. El significante gana preeminencia sobre el significado, que resulta aleatorio e inconsciente, del mismo modo que el psiquiatra accede directamente a los significantesque le ofrece su paciente durante su análisis.
De las teorías de Saussure también elabora diversos trabajos sobre el yo humano. Para su realización también parte de la relación entre significado y significante, sobre todo en su consideración como estructuras simbólicas. En este sentido, el sujetof ormará parte de esa estructura como un elemento más. Es decir, el sujeto ya no parte desí mismo, se objetiva (al igual que el significado en el significante) en el Otro, en algoexterior a él; esto es lo que se ha llamado el estadio del espejo. Pero no es hasta la llegada del lenguaje cuando el sujeto entra en un determinado campo de significación que diferencia el yo del tú. En el sujeto, por tanto, se unen lo simbólico (el ideal del yo respecto a los demás o el super yo de Freud), lo imaginario (el yo ideal, que parte de los deseos de uno mismo) y lo real (supeditado a lo simbólico e imaginario). Se sitúa por tanto en la intersección de los ejes de lo real, lo imaginario y lo simbólico (Shanks & Tilley, 1987). Y esta concepción lleva a una descentralización de la concienciaindividual. El sujeto deja de ser unitario y parte de una estructura de significado ajena aél que le fundamenta, no sólo en la concepción de sí mismo sino también en susacciones y decisiones.
Otro de los pensadores más característicos del movimiento posmoderno es el filósofo Jacques Derrida. Muy comprometido con el movimiento del 68 (al menos en unprincipio), elabora todo un compendio crítico basado en la idea de la deconstrucción. La crítica también parte del lenguaje, de las palabras y sus conceptos y termina en lafilosofía y en la revisión del concepto epistemológico de la misma, que ya había iniciado Heidegger. De este modo

los conceptos deben entenderse en función de sistemasinternos que determinan su sentido y que se deben deconstruir. Estos sistemas seconstruyen a partir de procesos históricos en forma de figuras retóricas como la metáforao la metonimia. Si volvemos a atrás, en concreto a los sistemas de oposición binarios de Lévi-Strauss y Saussure, hay que darse cuenta de que necesariamente uno de los términosincluidos en la oposición se hallaba irremediablemente por encima del otro.
Esta exclusión o infravaloración de uno de los términos es lo que Derrida trata de explicar y de construir, porque considera esta tendencia como resultado de procesos aleatorios en el tiempo (es decir, que los significados varían según las circunstancias globales de unmomento concreto). Por ejemplo en los binomios hombre: mujer o naturaleza: cultura, se considerarán los términos hombre y naturaleza como superiores o positivos a los de mujer o cultura. Pero esto no se adscribe a una ley universal sino a principios metafísicosconstruidos, y es por ello que la deconstrucción trata de invertir los privilegios, al menosprovisionalmente para conseguir el fin de la jerarquía en los significados opuestos.
El texto, por tanto, tendrá múltiples significaciones. El objetivo será adentrarse en lasestructuras más profundas del lenguaje para delimitar los distintos significados. Mediante una nueva interpretación de las relaciones entre conceptos, se quiere romper con lareiterada priorización de los fundamentos de la racionalidad moderna, que reconstruyeuna y otra vez los mismos modelos que considera universales; eso es el logocentrismo(Criado, 1999). Para ello, en una de las críticas que recibe Lévi-Strauss de parte deDerrida, éste trata de desplazar el logocentrismo del habla a favor de la escritura (Tilley,1990). De este modo los significantes se priorizan sobre los significados hasta que estos últimos terminan por desaparecer: no hay nada fuera del texto (cita en FernándezMartínez, 1991). Derrida pretende evitar así la imposición de una subjetividad particularen discursos y prácticas sociales; un hecho que significaría volver a promulgar una nueva razón universal (Criado, 1999).

 

Para un entendimiento puro de los distintos términos, defiende la independencia de cada sistema de signos respecto a cualquier construcción humana designificado. El lenguaje puede ser mejor entendido a través de la escritura; lo que Derrida entiende por gramatología. Los términos pueden adoptar múltiples significados, todo ellos dependientes del contexto en el que aparezcan. Por eso, en definitiva, el métodoreconstructivo llegará a la conclusión de que es imposible acceder a significadosdefinitivos. Y por tanto la verdad no puede ser descubierta mediante el lenguaje, dada suimplícita ambigüedad. Este estado indefinido traspasa también los límites de la cultura, loque en muchos casos ha sido especialmente útil en el desarrollo de teorías queer o teorías postcoloniales, por lo que tiene de trasgresor y rompedor respecto a los discursosdominantes (Smith, 2000).
Michel Foucault.  A pesar de no querer adscribirse a ninguna corriente estructuralista ni post-estructuralista, Michel Foucault no puede dejar de considerarse como uno de los másimportantes, si no el principal de los pensadores del Post-estructuralismo. Su obra es fundamental para la superación de las concepciones modernas de términos como saber, poder o verdad. Su trabajo se centra sobre todo en la concepción de una nueva Historia, lo que le hace especialmente interesante en trabajos como el estudio y lainterpretación de la Prehistoria, que aquí se tratan. Son muchos los temas de los que trató Foucault a lo largo de su carrera, peroquizá el más conocido de ellos y el que más se está aplicando hoy día en el terreno de lainvestigación histórica, es el del Discurso de Poder. Este Discurso puede considerarsecomo un modo concreto de entender, pensar y ordenar el mundo, las personas que viven en él, e incluso el conocimiento abstracto que se tenga de todo ello.
Lo que Foucault trata de enfatizar cuando habla de Discurso es que de ninguna manera puedeser entendido sin tener en cuenta el Poder del que procede (Smith, 2000). Es decir, el Discurso se construye en cada época en función de un Poder y de sus intereses. De este modo, inconscientemente se reproducen continuamente fragmentos de ese Discurso como también del Poder que lo construye creando corrientes de fuerza que terminan por traspasar todos los niveles sociales; obligados quedar supeditados a sus directrices(Fernández Martínez, 1991). Ese Poder, como productor de conocimiento y de realidad, termina por determinar las vías por las que se construyen aquellas verdades que sonaceptadas globalmente en una época determinada (ideas que desarrolla en su obra The Archaeology of Knowledge, publicada en 1969). Por eso no pueden considerarse comomanifestaciones particulares de una lógica estructural que subyazca a toda práctica social. Esas etapas históricas son las que Foucault define como epistemes, y son las que a través de una arqueología del saber (que se convierte ir remediablemente en un tipo concreto de hacer arqueología) deben descubrirse y analizarse para poder escribirna historia de la verdad en relación con cada contexto y, por tanto, cada concepción concreta de Verdad. En otra de sus obras, The Order of Things (1966), trata de todos estos aspectos.
Las prácticas discursivas se convierten en códigos de conducta u órdenes culturales que subyacen bajo cada etapa concreta determinando aquello que debe pensarse y que debedecirse. Foucault distingue cuatro periodos: el Renacimiento, el periodo Clásico, el Moderno y el Postmoderno (Tilley, 1990). Su actitud deconstructiva no deja de ser una severa crítica de lo que él entiende como episteme moderno, en el que el hombre (principalmente occidental) se presenta como sujeto central y objeto de conocimiento, sujeto a bases y supuestos humanistas; y una construcción de un episteme posmoderno, en el que el hombre muere como individuo a causa de las nuevas conclusiones del estructuralismo de Saussure y el psicoanálisis freudiano y lacaniano que tanto leinfluirían (Fernández Martínez, 1991). Aún así esta descentralización del sujeto es aúnmás fuerte que la de Barthes o Lacan, que mientras éstos lo desplazan hacia el lenguaje, Foucault lo diluye en la historia; así elimina la subjetividad y la conciencia (individual ocolectiva) por no tener ningún papel relevante en el cambio histórico o social (Tilley,1990). Una nueva actitud, por tanto, hacia el pasado pero también hacia el presente.
Se entienden como momentos concretos de análisis, conjuntos de relaciones de las quedesentrañar las afirmaciones que pueden considerarse verdaderas o falsas. Nacen y sedesarrollan a partir de rupturas, por tanto no puede hacerse un análisis horizontal de lasmismas. De este modo cada sociedad posee su propia concepción de verdad yracionalidad. La Arqueología de Foucault saca a la luz las prácticas discursivas que rigenesas etapas concretas o epistemes.
El término arqueología se carga de connotaciones metafóricas como métodoque logra acceder a las profundidades y a los estratos ocultos del pasado. Este término secompleta con la creación de reglas que expliquen y concreten los aspectos olvidados ymarginados que la historia deja de lado. En este sentido se acerca mucho a la idea de Nietzsche de elaborar una historia universal‖ que también incluya lo marginado y lo olvidado. Lo que en términos de Foucault puede llamarse una anti-historia, respecto atodo lo que hasta entonces había tratado la historiografía tradicional. Se deja de ladocualquier concepción evolutiva, lineal o diacrónica de la historia para pasar a enfatizarorígenes y discontinuidades; una historia aparentemente inmóvil que incide más en elcambio en sí mismo, que en la necesidad de reconstruir largos y vastos periodos. El resultado son series que no se ordenan respecto a un marco evolutivo, sino por sí mismas, distintas a las demás, con leyes e historias separadas que no pueden adscribirsea modelos generales (Foucault, 1972).
En su obra The Order of Discurse (1970), toma la idea de Nietzsche de la tendencia al poder‖ para seguir desarrollando su Discurso. En este sentido, el Discurso es fruto de intereses individuales que esperan institucionalizarse y convertirse en modelode poder. Además de esos intereses también hay factores externos de actuación talescomo prohibiciones u oposiciones que pueden distinguirse más fácilmente: como ladistinta consideración de la opinión de dos personalidades distintas de la arqueología que ocupen a su vez cargos de distinta categoría (Tilley, 1990).Foucault ofrece algunas directrices fundamentales para el estudio de la culturamaterial: cualquier elemento material puede ser objeto de discurso, en el sentido en elque su construcción acarrea implícitamente la contención de importantes dosis designificado. Para Foucault ese significado debe ser entendido como otro modo dematerialidad, dado que llevada por un discurso concreto, la subjetividad debeconsiderarse como otra forma de objetividad; el Sujeto es construido también a lo largodel tiempo. Es decir, que la cultura material a la que accede el arqueólogo deber sersiempre interpretada en base a una terminología concreta de poder-saber-verdad, uncontexto histórico específico. El pasado debe entenderse desde una posición crítica y apartir de ahí, plantear una crítica social al presente.
La cultura material queda ligada a prácticas sociales concretas y se aleja delindividuo, que se diluye bajo las corrientes dominantes del Discurso. Aunque Foucaultno defiende una unanimidad para cada sociedad, sino discontinuidades que se hacenespecialmente visibles en sociedades carentes de conexiones o formas de determinaciónaltamente definidas, como es el caso de los grupos prehistóricos. El pasado, segúnFoucault, se convierte en una construcción que tiene mucho de política. Los discursoscrean verdades acordes con un tiempo y un lugar, luego si se convierten en objeto deanálisis es necesario separarse previamente de cualquier intención de acceder a lossignificados reales de los mismos. Hay que contar también con que sin reemplazarse porcompleto, los discursos van renovándose y cambiando; es por eso por lo que Foucaultclama por una descripción de los mismos como si de monumentos se trataran, sinatender a las causas o los procesos que los transforman, que dejan de tener relevancia.
Sin rechazar por completo la interpretación, Foucault sí rechaza el métodohermenéutico. Esto no significa que defienda una mera descripción del objeto, pero sí entiende que una buena descripción acompañada con un pensar y un escribir el objeto resulta un buen modo interpretativo. El problema está intentar realizar una descripción profunda del objeto en términos de la hermenéutica, para llegar a significados profundos y ocultos que después se presentan como verdades ciertas. Para entender este razonamiento no hay más que volver a su propia concepción designificado y verdad; términos que terminan por ser demasiado dispersos como paraintentar tratar de definirlos (menos aún a través de la subjetividad). Para Foucault elsignificado correcto de un objeto reside en su superficie, concretizado en pequeñosdetalles que hablan del sistema discursivo al que pertenecen. Así el significado profundodel que trata la hermenéutica deja de ser relevante si no se atiende primeramente a unanálisis superficial que no hace sino negar que cada discurso no guarde un significadoprofundo en su interior.

14.3.4. NUEVAS APORTACIONES DEL POST-ESTRUCTURALISMO AL ESTUDIODE LA PREHISTORIA Y LA ARQUEOLOGÍA



Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos