Estado libre asociado de puerto rico



Descargar 321.5 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión03.03.2018
Tamaño321.5 Kb.
  1   2   3   4   5

Comisión de Bienestar Social y para la Erradicación de la Pobreza

Informe Positivo / P. de la C. 2714 |

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

17ma. Asamblea 7ma. Sesión

Legislativa Ordinaria


CÁMARA DE REPRESENTANTES
Sustitutivo de la Cámara al

P. de la C. 2714
INFORME POSITIVO
26 de abril de 2016

A LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE PUERTO RICO:
La Comisión de Bienestar Social y para la Erradicación de la Pobreza, previo estudio y consideración del Proyecto de la Cámara 2714, tiene a bien rendir su Informe Positivo recomendando la aprobación del Sustitutivo del Proyecto de la Cámara 2714.

ALCANCE DE LA MEDIDA
El Proyecto de la Cámara 2714, de la autoría de la Representante Luisa Gándara Menéndez, propone “…establecer la “Ley para el Licenciamiento de Establecimientos de Cuidado, Desarrollo y Aprendizaje de los Niños y Niñas en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico”; conceder al Departamento de la Familia la facultad para establecer un sistema para el licenciamiento y supervisión de los establecimientos dedicados al cuidado, desarrollo y aprendizaje de los niños y niñas de Puerto Rico; establecer las disposiciones para el licenciamiento de todos los establecimientos para el Cuidado, Desarrollo y Aprendizaje de los Niños y Niñas en Puerto Rico; implementar un programa de capacitación o educación continua del personal; establecer los procesos de medición de calidad de los servicios a ser desarrollados por el Departamento de la Familia en acuerdo de colaboración con la Universidad de Puerto Rico; establecer el Fondo Especial para el Programa de Licenciamiento de los Establecimientos de Cuidado, Desarrollo y Aprendizaje de los Niños y Niñas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico; disponer sobre la reglamentación aplicable; derogar la Ley Núm. 3 de 15 de febrero de 1955, según enmendada, que establece el sistema vigente para el licenciamiento y supervisión de los establecimientos privados y públicos existentes en Puerto Rico para el cuidado de niños(as); fijar penalidades; entre otros fines.”
Plantea la exposición de motivos de la medida que con la aprobación de la Ley Núm. 93-2008, conocida como “Ley para el Desarrollo e Implantación de la Política Pública para la Niñez en Edad Temprana de Puerto Rico”, se estableció como política pública del Estado Libre Asociado que los primeros años de vida de los niños y niñas son críticos para su desarrollo físico, social, emocional y cognoscitivo, y además, son determinantes en el proceso de escolarización de cada niño y niña.1 La Ley Núm. 93 dispone que el Estado tiene la responsabilidad de crear e implantar, directamente, o a través de otras entidades públicas o privadas, todos los mecanismos a su alcance para desarrollar e implementar programas de cuidado, desarrollo y educación para nuestros niños y niñas en edad temprana.

A tono con tal pronunciamiento, la autora de la medida sostiene que corresponde al Estado asegurar que los referidos programas estén a cargo del personal calificado y actualizado, y se utilicen las prácticas apropiadas a las particularidades y al nivel de desarrollo de cada niño. Asimismo, resalta la necesidad de que estos tengan un componente evaluativo con procedimientos e instrumentos apropiados a los niveles de desarrollo de los niños y niñas, y que atiendan todas las dimensiones del desarrollo y áreas de aprendizaje, entre otros asuntos medulares.2

Cónsono con lo anterior, la proponente arguye que, conforme la política pública de la Ley Núm. 93, supra, el personal encargado de prestar servicios en los establecimientos de cuidado, aprendizaje y desarrollo a los niños y niñas debe poseer la preparación académica y técnica necesaria para atender esta población.3 No obstante, se plantea que en Puerto Rico los requisitos formales de preparación del personal para trabajar en los establecimientos para el cuidado de los niños y niñas son insuficientes. En apoyo a su posición aduce que a pesar de que un porcentaje alto de personas que laboran directamente con los niños en edad temprana poseen algún tipo de título universitario, dicho título no conlleva necesariamente un grado especializado en educación temprana.4 Expone la autora de la medida que la razón primordial para esta deficiencia en el sistema educativo en edad temprana es que en Puerto Rico existen pocos programas académicos de preparación universitaria especializada para maestros y maestras en educación temprana.

Ante ello, la pieza legislativa ante nuestra consideración propone establecer un sistema de licenciamiento que se aplicable a toda la amplia gama de establecimientos para el cuidado y atención de niños y niñas que son regulados por el Departamento de la Familia. Además, se pretende atender los requerimientos dispuestos en la política pública establecida en la Ley Núm. 93, con especial atención a la niñez en edad temprana, para que se implemente un sistema escalonado de desarrollo profesional y técnico del personal que labora en este tipo de establecimiento.


Para el análisis de la medida, la Comisión de Bienestar Social y Para la Erradicación de la Pobreza celebró cuatro (4) vistas Públicas durante los días 14 y 15 de diciembre 2015; 2 de febrero 2016 y una Reunión Ejecutiva el 6 de abril 2016, en las cuáles comparecieron diversas agencias gubernamentales, entidades que ofrecen servicios sin fines de lucro, académicos, entre otros. Se presenta como parte de este Informe un informe de las ponencias presentadas y memoriales suscritos ante la Comisión.
RESUMEN DE PONENCIAS/MEMORIALES

Departamento de la Familia
El Departamento de la Familia (“el Departamento”) sometió escrito en el cual esbozan varios planteamientos y recomendaciones a ser consideradas para ser incluidas en la medida. Luego de haber analizado la pieza legislativa, sugieren que la misma sea organizada en forma de bosquejo con títulos y subtítulos en los que se indique a quien le son aplicables las disposiciones expuestas. De esta manera, se evita crear confusión y puede localizarse con mayor facilidad que aspectos de la ley son de aplicabilidad a los hogares de cuidado de 24 horas, que artículos están dirigidos específicamente a los Centros de Cuidado, Aprendizaje y Desarrollo y los hogares de cuidado y cuales están dirigidos a todas las tipologías de cuidado.
Destaca la agencia que esta pieza legislativa está enmarcada en el Plan Estratégico del Consejo Multisectorial del Gobernador para la Niñez en Edad Temprana (Plan Estratégico) que procura:


  • La actualización de los estándares y expectativas para el desarrollo y aprendizaje temprano en el nivel maternal/andarines, infantes, preescolar y Kindergarten;

  • La actualización y articulación de los estándares para licenciamiento y supervisión de los centros y hogares de cuidado, desarrollo y aprendizaje;

  • La institucionalización e implantación gradual y progresiva de un sistema de evaluación y apoyo a mejores en la calidad en los centros de cuidado y educación preescolar;

  • Y la implantación de currículos y sistemas de avalúo del desarrollo y aprendizaje articulados que respondan a los estándares.

Con el propósito de cumplir con estos objetivos esta medida impone a Familia una serie de responsabilidades al momento de evaluar, conceder y renovar licencias a todas las instituciones. Actualmente, el Departamento licencia a través de la Oficina de Licenciamiento varios tipos de establecimientos de cuidado de niños y niñas. Estos son hogares de crianza, hogares de grupos, las instituciones, centros de cuidado diurno, hogares de cuidado y campamentos. En el proyecto se presenta la posibilidad de incluir hogares de albergue, los que define como hogares temporeros en los cuales los niños y niñas viven por 90 días o menos. Plantea el Departamento que no conocen ni licencian actualmente establecimientos que cumplan con estas características por lo que sugirieron eliminar esta categoría.


Familia explica que los hogares de crianza, los hogares de grupo y las instituciones son establecimientos de cuidado de 24 horas donde residen menores que son custodia de la agencia. Estos se diferencian entre sí por su capacidad y por criterios tales como edades, servicios y tipo de matrícula. Un hogar de crianza es aquel en el que una familia se dedica al cuidado de hasta seis niños y/o niñas. Es interés del Departamento que nuestros niños y niñas estén, en la medida que sea posible, ubicados con familias, es por esta razón que solicitan que se incluya en las definiciones provistas en el artículo 3 de la medida la definición “familia”. El motivo de esto es que han notado que existen hogares de crianza que se comportan como instituciones, entiéndase que tienen cuidadores, cocineros, etc. Alejándose de lo que es el propósito de este tipo de hogar y de la calidad de vida que aspiramos para nuestros niños y niñas. La Ley 246-2011, conocida como la “Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de la Niñez establece la definición de familia como “Dos o más personas vinculadas por relaciones sanguíneas, jurídicas, afinidad, parentesco o afectivas que comparten responsabilidades sociales y económicas y conviven bajo un mismo techo”. Según la experiencia también pueden ser hogares de una sola persona en la mayoría de las ocasiones mujeres.
Igualmente, el Departamento aclara que los hogares de crianza son con fines lucro, según esta establecido en la Ley 3 y porque la subvención que reciben para cubrir las necesidades básicas de los niños y niñas y no para ser considerado un ingreso adicional del hogar. Un hogar de grupo es aquel establecimiento que presta un servicio residencial para menores de 12 a 17 años y 11 meses. Este tipo de hogar deberá estar compuesto por un adulto o un matrimonio con entre 6 y/o 12 niños y niñas. Se establece que el mismo debe comportarse como una unidad familiar. Por su parte, una institución es un establecimiento que se dedica al cuido de 12 o más niños y/o niñas.
El hogar de cuidado es el hogar de una familia que se dedica al cuido de forma regular durante parte del día de un máximo de 6 niños y/o niñas con los que no tienen nexos sanguíneos. Un centro de cuido diurno es un establecimiento que se dedica al cuido de más de 6 niños y/o niñas durante parte del día.
El Departamento actualmente también otorga licencias a campamentos que son establecimientos permanentes o temporales donde se organiza y se lleva a cabo un programa de actividades para niños y niñas, mayormente al aire libre y en campo abierto con fines recreativos, educativos, de adiestramiento o terapia por un periodo de tiempo y donde los niños y niñas permanecen durante las 24 horas o durante parte del día. El presente proyecto no contiene disposición alguna sobre campamentos. Los campamentos en su definición se separan del resto de los establecimientos de cuidado y se define como establecimiento permamente o temporal donde se organiza y se lleva a cabo un programa de actividades para niños con fines recreativos, educativos, entre otros. No se menciona la función de cuidado ni considera un centro de cuidado como tal sino que se separa por definición.
Se diferencian de los centros de cuido diurno por algunas de las siguientes condiciones:


  • Tienen unas edades mínimas para participar contrario a un centro de cuidado diurno;

  • Su elección está determinada por los intereses y preferencias del menor;

  • Podría implicar estadías de más de un día fuera del hogar;

  • El contacto con la naturaleza y las actividades al aire libre son fundamentales;

  • La interacción con otros menores es temporal;

  • Pueden ser especializados;

  • Están fuertemente asociado con diversión.

En Puerto Rico actualmente este tipo de actividad lo ofrecen tanto agencias estatales, municipios, como organizaciones privadas (YMCA), iglesias y entidades sociales. En su mayoría al aire libre, parques, canchas bajo techo e incluyen giras fuera de las facilidades y actividades acuáticas.


El Departamento entiende que los campamentos como actividades de recreación deben ser dirigidas con intenciones claras, definidas y coherentes y atemperadas a la realidad deportiva, social, educativa y cultural del país. Es por esto que opinan que la agencia con pericia para licenciar este tipo de establecimientos debe ser el (DRD). A tales efectos, sugieren que debe someterse legislación que provea para estos fines para que los campamentos no queden desprovistos de legislación. Igualmente, debe incluirse lenguaje en esta ley para que los campamentos sean licenciados por el Departamento en lo que es aprobada una ley que le imponga esa responsabilidad al (DRD). (Anejo 1, opinión sobre campamentos de la Dra. Raquel Rodríguez, Directora de la Oficina de Licenciamiento.)
De forma específica, el Departamento propuso que se incluyera entre las funciones y deberes del Departamento:


    1. Crear, adoptar y promulgar las reglas, reglamentos, procedimientos y criterios objetivos necesarios para cumplir con los propósitos de esta Ley, conforme a las disposiciones de la Ley Núm. 170 de 12 de agosto de 1988 , según enmendada, conocida como la “Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme”, según se dispone en el Articulo de esta Ley; y

    2. Establecer un procedimiento de licenciamiento para los establecimientos de cuidado, aprendizaje y desarrollo de los niños y niñas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico.

    3. Cobro de licencias (Lo establece el Artículo 18 del Proyecto)

    4. Dar a conocer y orientar sobre los requisitos aplicables a cualquier persona natural o jurídica que solicita una licencia;

    5. Visitar e inspeccionar para verificar que los establecimientos cumplan con las disposiciones de esta Ley y con la reglamentación correspondiente;

    6. Expedir o renovar la licencia para establecer, operar, ofrecer o continuar operando u ofrecimiento servicios los establecimientos de cuidado, aprendizaje y desarrollo de los niños y niñas en Puerto Rico;

    7. Imponer las multas administrativas, por violaciones o incumplimiento con las disposiciones de esta Ley, con los reglamentos adoptados por el Departamento, según dispuesto en esta ley;

    8. Denegar una solicitud de licencia, enmendar, suspender o cancelar la licencia otorgada por el Departamento a los establecimientos que incumplan con las disposiciones de esta Ley o que violen los términos y condiciones bajo las cuales se expidieron dichas licencias;

    9. Mantener un registro con las decisiones relacionadas a la licencia de los establecimientos y otras acciones oficiales con el propósito de que los padres y ciudadanos interesados puedan verificar el cumplimiento de los establecimientos con los requisitos de licenciamiento dispuestos en esta Ley y la reglamentación que conforme a esta se adopte;

    10. Desarrollar base de datos utilizando cualquier sistema de recopilación estadística para recoger la información sobre los establecimientos con el fin de estudiar y describir la situación de estos;

    11. Desempeñar todas las funciones y responsabilidades que se le asignan en esta Ley y en la reglamentación aplicable.

De otra parte, destacan que el PC2714 propone que todo establecimiento que solicite que se le expida una licencia para establecer un cuido diurno o nocturno deberá implantar un currículo integral de infantes y trotones (0-3 años) y niños de edad preescolar (3-4 años) que deberá ser aprobado por el Departamento de Educación. Explican que actualmente, el proceso de solicitud de licencia para un establecimiento de este tipo es uno ágil si la entidad cumple con los requisitos solicitados por la Oficina de Licenciamiento. El Departamento recomienda que cuando se realice una solicitud de licencia para operar, los oficiales de licenciamiento hagan entrega de una copia de los currículos aprobados por la Administración para el Cuidado y Desarrollo Integral de la Niñez (ACUDEN). Si la entidad desea desarrollar otro tipo de currículo, este deberá ser certificado por una persona con maestría o doctorado en Educación Preescolar o Educación Temprana.


Familia también aludió a la disposición de la medida para que se establezca un sistema de evaluación del desarrollo de los niños y las niñas para que los establecimientos lleven a cabo procesos de cernimiento a fines de identificar las deficiencias en el desarrollo de los niños y niñas. Sobre el particular, plantean que el Departamento en coordinación con el Departamento de Salud ya han analizado tres cuestionarios desarrollados en los Estados Unidos que van dirigidos a evaluar el desarrollo. Estos cuestionarios son el ASQ-SE Edades y Etapas: Social-Emocional, este cuestionario va dirigido a evaluar el comportamiento social y emocional, el ASQ-3 Cuestionario de 24 meses va dirigido a medir habilidades como destrezas motoras, comunicación y resolución de problemas, entre otros y el cuestionario M-CHAT para la detección de autismo. Estos cuestionarios fueron adoptados por la Oficina de Licenciamiento para ser requeridos a todos los centros de cuidado y hogares de cuido para cada uno de sus niños y niñas. Afirman que actualmente, se encuentra en la etapa de adiestramiento del personal para que puedan orientar a los centros de cuido y hogares de cuido sobre estos cuestionarios.
Sobre la inclusión de un deber de preparación del personal de los centros de cuido y hogares de cuido, el Departamento concuerda con el proyecto en que se debe requerir a todo el personal que labore en los establecimientos de cuidado de niños y niñas los Centros de Cuidado y Aprendizaje y Desarrollo y a los hogares de cuidado que su personal que trabaja con los niños y niñas debe capacitarse en temas relacionados al desarrollo de la niñez temprana.
Familia reconoce que la medida delega al Departamento la responsabilidad de establecer un sistema gradual y progresivo de evaluación y medición de la calidad de los servicios de todos los establecimientos de cuidado diurno o nocturno; y destacan que este requisito de crear un sistema de medición de calidad es parte del Plan Estratégico establecido para atender los asuntos relativos a la niñez temprana. Coinciden en que los establecimientos deben establecer un sistema de autoevaluación que les permita saber el nivel de calidad del servicio que prestan. Sobre el particular, plantean la preocupación de que la Oficina de Licenciamiento cuenta con un personal limitado que trabaja intensamente para cumplir con las visitas cada tres meses a cada uno de los 1,100 establecimientos de este tipo, además de los establecimientos de personas de edad avanzada. Por lo cual, solicitan que se incluyan mecanismos que viabilicen para llevar a cabo el monitoreo que establece el estatuto.
Por otro lado, que el Departamento explica ya la agencia contempla lo dispuesto en la medida para que previo a la expedición de la licencia se realice una investigación en la que dará rigurosa consideración a toda la información disponible en las solicitudes, en los certificados de salud física y mental y de buena conducta de toda persona que trabaje en los establecimientos ya sean dueños, administradores, empleados o voluntarios. A estos fines, la Oficina de Licenciamiento solicita varios documentos con el propósito de verificar la capacidad de estas personas para trabajar con niños y niñas.
El proyecto incluye como parte de los documentos que los dueños de establecimientos deben entregar un certificado de salud mental tanto de ellos como de todo su personal. Es de nuestro conocimiento que la Ley 3, fue enmendada por la Ley 62-2000 (Ley 62), para establecer entre otras condiciones que se debe proveer este tipo de certificación. Expresaron preocupación de que ni en la Ley 62, ni en el proyecto se describe esta certificación y aseguran que no existe agencia en Puerto Rico que emita este documento por lo que tendrían que acudir a médicos privados. Esto provoca que no exista ninguna garantía de uniformidad en estos certificados. Además, ni la Ley 62, ni el proyecto establecen exactamente lo que está solicitando en cuanto a cuales son las condiciones de salud mental que impiden que una persona trabaje en estos establecimientos. Muchas enfermedades mentales pueden ser tratadas y las personas que las padecen pueden llevar vidas totalmente normales. Advierten que solicitar que la persona provea un certificado donde se establezca que no padece condición alguna de salud mental podría desembocar en actos de discrimen.
Sobre este particular, el Departamento asegura que actualmente, la Oficina de Licenciamiento solicita una evaluación o certificado de salud mental si tiene una sospecha de que la persona no está apta para trabajar con los niños y las niñas. Es importante señalar que no es común que la Oficina de Licenciamiento intervenga con un establecimiento por haberse suscitado alguna situación con alguna persona con condiciones de salud mental.
Sobre la autoridad que tiene el Departamento para ordenar el cierre inmediato de un establecimiento para el cuidado, aprendizaje y desarrollo, exponen que el PC2714, correctamente les autoriza a prohibir la operación de otro establecimiento con idéntico fines cuando se haya ordenado el cierre permanente de un establecimiento. Opinan que no debería limitarse la frase con “fines idénticos” ya que en el caso de se haya cerrado algún centro de cuidado, aprendizaje y desarrollo podrían tener la prerrogativa de no conceder una licencia para otro tipo de establecimiento como lo podría ser un hogar de 24 horas o un hogar de cuidado. EL Departamento aprovechó la coyuntura para traer a la atención una problemática que han confrontado anteriormente. Aseguran que en el pasado se ha cerrado la operación de hogares que luego se licencian con la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción (ASSMCA). La agencia está autorizado a licencia hogares de menores de 7 a 18 años con condiciones mentales. Por lo cual, sugieren que se incluya en la medida que la persona a la que el Departamento le haya cerrado un hogar no podrá licenciarse con otra entidad gubernamental como lo es ASSMCA.
Sobre el Artículo 25 del PC2714, sugieren el siguiente texto:
Requisitos de Reglamentación:


  1. Recursos económicos disponibles para sostener el servicio adecuadamente.

  2. Planta física: Permisos, local, equipo, espacio, de energía eléctrica, agua potable, ventilación, medidas de seguridad, planes de emergencia, mobiliario, áreas recreativas, condiciones sanitarias y cualquier otro requisitos aplicable como medida de protección para promover la salud, la seguridad y el bienestar de las personas de edad avanzada en el establecimiento.

  3. Requisitos de personal: Educación formal de acuerdo a la tipología de cuidado, edad y nivel de desarrollo del niño o niña, tareas, certificaciones, autorizaciones, referencias, capacitaciones y cantidad de empleados en proporción a la cantidad y necesidades de las personas a las que se les va a ofrecer el servicio.

  4. Requisitos de estructura y personal adicionales a aquellos establecimientos que atienden a niños y niñas con condiciones que requieran servicios médicos especializados de forma continua y permanente.

  5. Servicios de salud preventivos, médicos, de enfermería, terapéuticos y de otros especialistas dentro y fuera de establecimientos, según fuera necesario o recomendado por un especialista de la salud.

  6. Área de nutrición, vestimenta, higiene, medios de transportación y otros servicios esenciales.

  7. Registros, informes, expedientes, protocolos, manuales, libros de contabilidad y demás documentación necesaria para garantizar la prestación de servicios.

  8. Servicios recreativos, sociales educativos, deportivos artísticos, culturales, religiosos y otros para el entretenimiento, esparcimiento, y socialización.

  9. Las tarifas o costos para el cobro por la expedición de licencias para operar los establecimientos.

  10. Cualquier otra medida de seguridad o de salud u otras áreas a los efectos de mejorar la calidad de los servicios y garantizar el bienestar de la matrícula.

De igual forma, solicitan no se incluya el Departamento tenga que publicar las licencias expedidas en periódicos de circulación general ya que la agencia publica en su página web esta información.


Finalmente, sometieron sugerencias para la inclusión de artículos específicos relacionados a la prohibición de discrimen, las facultades de reglamentación del Secretario del Departamento de la Familia, una Cláusula de inmunidad para los funcionarios en el desempeño de su deber en la gestión de licenciamiento excepto en los casos que medie crasa negligencia en el desempeño de sus funciones, omisión intencional, o comisión de algún delito; entre otros asuntos técnicos.
Habiendo presentado sus comentarios y sugerencias de enmienda, el Departamento de la Familia expresó su apoyo al Proyecto de la Cámara 2714 por entender contar con una Ley de Licenciamiento que se atempere a la realidad de nuestro país.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad