Estado libre asociado de puerto rico



Descargar 42 Kb.
Fecha de conversión29.04.2018
Tamaño42 Kb.
Vistas84
Descargas0


GOBIERNO DE PUERTO RICO
16 ta Asamblea 7 ma Sesión

Legislativa Ordinaria


SENADO DE PUERTO RICO
10 de abril de 2012
Informe Positivo sobre el P. del S. 1972
AL SENADO DE PUERTO RICO
Vuestra Comisión de Salud del Senado de Puerto Rico, previo estudio y consideración, tiene el honor de recomendar a este Alto Cuerpo la aprobación del P. del S. 1972, sin enmiendas en el entirillado electrónico que se acompaña.
ALCANCE DE LA MEDIDA
El P. del S. 1972 tiene la intención de añadir un nuevo inciso (o) al Artículo 1.06 y enmendar los Artículos 2.18, 2.19, 4.03, 6.01, 8.06, 8.11, 10.01 y 10.2 de la Ley 408 de 2000, según enmendada, conocida como “Ley de Salud Mental de Puerto Rico”, a los fines de incluir a los consejeros en rehabilitación como parte del grupo de profesionales que prestan servicios de salud mental en Puerto Rico.

La persona con condiciones mentales y/o emocionales al igual que los demás seres humanos, tienen unas necesidades físicas, sociales, medicas, ocupacionales y educativas, durante el transcurso de la vida. Estas varían de acuerdo a las diferentes interacciones y experiencias individuales y colectivas. El cubrir estas necesidades, ayuda a la persona a lograr un mayor ajuste psico-social. Un impedimento, afecta la parte física, psicológica, social, vocacional y económica de la persona y su familia (Liunch y Antonal, 1997). El consejero en rehabilitación trabaja estas áreas para lograr el desarrollo integral de las habilidades y destrezas de la persona, orientándolo hacia todos los aspectos de su vida incluyendo sus metas de empleo o una vida independiente para así alcanzar su óptima calidad de vida. Por tal razón este profesional altamente calificado debe estar en el grupo de profesionales que menciona la Ley 408, según enmendada, para de esta manera ampliar y fortalecer los equipos de trabajo interdisciplinario y multidisciplinario que se conforman para manejar casos de personas con condiciones mentales en Puerto Rico con una gama amplia de profesionales especializados.

La preparación profesional de los Consejeros en Rehabilitación se ajusta a las metas de la política pública de la Ley de Salud Mental de Puerto Rico. Se le ha enseñado a tener una visión holística e integral de las personas con discapacidades, impedimentos o diversidad funcional, entre estas las de disfunción mental, a fin de ponderar otros elementos que permitan mejorar la calidad de vida de nuestros conciudadanos. Además, poseen cursos de aspectos médicos y psiquiátricos que le facilitan una mejor comunicación entre los que componen los equipos inter y multidisciplinarios. Por otra parte, el Código de Ética del Colegio de los Profesionales de la Consejería en Rehabilitación expone que toda relación de servicios de consejería con un cliente, sea a nivel privado o público, va enfocado hacia el bienestar de éste. De igual manera, el Código de Ética de la Comisión de Certificación Consejeros en Rehabilitación (Commission on Rehabilitation Counselor Certification) de los Estados Unidos, señala en su preámbulo que los consejeros en rehabilitación están comprometidos con la facilitación de la independencia personal, social y económica de individuos con impedimentos. Además, que para cumplir con este compromiso los consejeros en rehabilitación trabajan con varias personas, programas, instituciones y sistemas de provisión de servicios relacionados a los componentes emocionales y mentales del ser humano.

ANALISIS DE LA MEDIDA
Para propósitos de análisis e investigación la medida se evaluaron los Memoriales de: Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico, Universidad Central de Bayamón, Colegio de Educación y Profesionales de la Conducta, Asociación de Psicología de Puerto Rico, Migdalia González Guerra, María Montero Rodríguez, Escuela Graduada de Consejería en Rehabilitación, Universidad Interamericana de Puerto Rico.

La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción, endosa la medida e indica que el Consejero en Rehabilitación es parte del grupo de profesionales de la salud mental responsable de dirigir, coordinar e implantar el ejercicio de la buena práctica en la salud mental. Al incluir al Consejero en Rehabilitación se amplia más el panorama laboral y se nutren de este profesional los equipos interdisciplinarios que pueden proveer servicios de salud mental con capacidad, facultad profesional y legal. Estos equipos interdisciplinarios tienen la facultad para diagnosticar y prescribir tratamiento en las diferentes áreas del funcionamiento de un ser humano y como se interrelacionan entre sí. Este equipo se distingue por un trabajo en consenso el cual se caracteriza por la interacción de todos los profesionales con el paciente en tratamiento.

La Administración de Seguros de Salud de Puerto Rico, señala que el propósito de la medida tiene el efecto de ampliar la gama de profesionales que pueden ofrecer servicios de salud mental. En el caso de los Consejeros en Rehabilitación éstos tienen una preparación profesional que debe ser considerada como un activo dentro de los servicios relacionados a la salud mental. La participación de estos profesionales se uniría a los esfuerzos existentes para ofrecer servicios de calidad en el área de salud mental. La implantación de la medida no aparenta representar un impacto económico adicional considerable. Su inclusión ampliará las alternativas disponibles.

La Universidad Central de Bayamón, Colegio de Educación y Profesionales de la Conducta, considera de vital importancia que el Consejero en Rehabilitación se incluya en la ley. Este posee un cuerpo de conocimientos, el cual esta regulado por los estándares establecidos por el “Council of Rehabilitation Education”. Los estándares incluyen 10 áreas de competencias, entre las cuales están: aspectos psicosociales, médicos, teorías de consejería, de personalidad y desarrollo humano. Los conocimientos que adquieren, los capacita para trabajar con una diversidad de población con impedimentos incluyendo personas con trastornos mentales y abuso de sustancias. Es uno de los profesionales más cualificados para trabajar con la población de personas con incapacidades físicas, mentales y emocionales en Puerto Rico. Su inclusión en la ley redundará en beneficio para las personas con trastornos mentales y de todos los profesionales que trabajan en el equipo interdisciplinario y transdisciplinario. Apoyan la enmienda a la ley.

La Asociación de Psicología de Puerto Rico, expresa que estos reúnen y representan los intereses de los profesionales de psicología en Puerto Rico. Respaldan la visión afirmada en el proyecto estableciendo la relación complementaria entre la salud física y la salud psicológica. Indican que la Exposición de Motivos del Proyecto presenta una descripción apropiada de la disciplina y la profesión respecto a sus actividades, funciones, responsabilidades y obligaciones éticas correspondientes a su práctica. El profesional de la Consejería en Rehabilitación puede realizar aportaciones importantes a la labor que realizan los equipos inter y multidisciplinarios concebidos en la Ley de Salud Mental a favor de la persona que recibe tales servicios. Sugieren una modificación a la definición del Consejero en Rehabilitación. La Comisión luego de evaluar la sugerencia entiende dicha definición debe permanecer como surge del proyecto. La Asociación respalda la enmienda propuesta.

La Sra. Migdalia González Guerra, Consejera en Rehabilitación. respalda la medida, dado que entiende que este profesional va a aportar significativamente a la población servida y al equipo multidisciplinario que ofrece servicios en beneficio de la rehabilitación del paciente de salud mental.

La Sra. María Montero Rodríguez, Consejera en Rehabilitación, informa que el Consejero en Rehabilitación es un profesional con maestría o doctorado, licenciado, colegiado, que con conocimiento de la conducta y el desarrollo humano y de las instituciones sociales utiliza los principios de consejería en rehabilitación para proveerles a las personas con impedimentos servicios compatibles a sus necesidades. Ha estado prestando servicios a la población con condiciones mentales en diversas agencias gubernamentales desde antes del año 1958 en Puerto Rico. Actualmente está reglamentado por la Junta Examinadora de Consejeros en Rehabilitación del Departamento de Salud de Puerto Rico. Respalda la enmienda propuesta.

La Escuela Graduada de Consejería en Rehabilitación, Universidad Interamericana de Puerto Rico, señala que el Consejero en Rehabilitación posee la preparación académica y los conocimientos que le permiten desempeñarse en la intervención con los aspectos clínicos de sus casos. La evidencia de estudios e investigaciones en nuestras universidades privadas y en la Universidad de Puerto Rico demuestran la importancia y efectividad de la intervención de este profesional de la consejería en rehabilitación en el área de salud mental. Apoyan la enmienda.



IMPACTO FISCAL MUNICIPAL

Esta Comisión ha determinado que la aprobación de esta medida no tiene ningún impacto económico sobre los presupuestos de los municipios.


IMPACTO FISCAL

Esta Comisión, cumpliendo con el Artículo 8 de la Ley Núm. 103 del 25 de mayo de 2006, “Ley para la Reforma Fiscal del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, determina que la aprobación de esta Medida no conlleva erogación de fondos públicos, por lo que no tendrá un impacto fiscal significativo sobre los recaudos del erario de los municipios, los presupuestos de las agencias, departamentos, organismos, instrumentalidades o corporaciones públicas involucradas, que amerite certificación de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) o el Departamento de Hacienda.




CONCLUSIÓN

Esta Comisión entiende que por las razones que se establecen en la Exposición de Motivos de la Medida y los memoriales evaluados, que el propósito de la misma es uno loable y atiende una situación de alto interés público. Luego de la correspondiente evaluación respaldamos la medida. La misma cumple con los motivos que promovieron la aprobación de la Ley Número 408 del 2000, según enmendada y no van en contravención con alguna otra legislación.

Por todo lo antes expuesto, vuestra Comisión de Salud del Senado de Puerto Rico, previo estudio y consideración recomienda la aprobación del Proyecto del Senado 1972, sin enmiendas. Se acompaña el entirillado electrónico.

Respetuosamente sometido,

Ángel “Chayanne” Martínez Santiago



Presidente

Comisión de Salud


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos