Esquema General para Presentación de Trabajos de Investigación


Plan de análisis de los datos (proyecto de resultados)



Descargar 485.51 Kb.
Página5/7
Fecha de conversión16.12.2017
Tamaño485.51 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Plan de análisis de los datos (proyecto de resultados)



Este apartado se tratará con mayor detalle en el capítulo de presentación de informes finales de investigación. Corresponde al apartado VI del texto y cuando se trate del anteproyecto incluye una descripción del plan estratégico para el tratamiento de los datos y la forma en que se presentarán los resultados.
    1. Factibilidad

En el anteproyecto, corresponde al capítulo VII, se suele exigir al investigador que presente un informe con los requerimientos del proyecto en cuanto a recursos humanos, materiales, éticos y de tiempo para la realización del proyecto, así como la ponderación de estos e indicar qué tan factible es la investigación. Se debe presentar un cronograma detallado con todas las actividades a realizar durante la investigación (las cuales en su mayoría están presentes en el apartado del Procedimiento) desde el inicio hasta la presentación del mismo. Es recomendable presentar un presupuesto tentativo del proyecto.


    1. Conclusiones

Debemos recordar que en este punto, correspondiente al capítulo VIII, se hace referencia a unas conclusiones preliminares de la investigación. Ya en este punto existe la posibilidad de exponer en un apartado pertinente los resultados de un texto que desarrolla una serie de ideas fundamentales derivadas de un esfuerzo lógico por dar solución a un problema presente, a saber, atender a las demandas de un anteproyecto de investigación. Más adelante, en el apartado 2, sobre la presentación del informe final, se ahondará en los aspectos que atiende las conclusiones de un informe final de investigación.


    1. Referencias y anexos

Estos puntos no se enumeran como capítulos. No obstante, se deben titular y seguir las pautas de acuerdo con el esquema para el Informe final de Investigación.



      1. Referencias.

Corresponde a la última sección del contenido del informe y no se enumera. Las citas de referencias documentan las afirmaciones realizadas con respecto a la literatura. Todas las citas dentro del manuscrito deben aparecer en las referencias y viceversa. Los capítulos 6 y 7 del Manual de Estilo de Publicaciones de la APA de 2009 especifican la manera de citar y hacer referencias.



      1. Anexos.

Corresponde a una sección adicional al contenido del informe y tampoco se enumera. De acuerdo con la A.P.A. (2009), un anexo es particularmente adecuado cuando se trata de materiales que son relativamente breves y que se presentan de forma económica en formato impreso. Debe incluirse en los anexos cualquier herramienta de recolección de datos creada por los investigadores, así como cualquier otro elemento pertinente a la investigación (no se incluyen los protocolos de las pruebas, ni las historias clínicas). Los anexos sólo deberán incluirse cuando éstos fueran especialmente clarificadores o útiles para que otros repliquen el estudio (Sternberg, 1996).

La A.P.A. (2009) recomienda que se presente cada anexo de la siguiente manera:
en una página independiente. Centre la palabra apéndice y las letras mayúsculas que lo identifican (A, B, C, etc., en el orden en que se mencionan en el texto), en la parte superior de la página. Centre el título del apéndice y use mayúsculas y minúsculas. (p. 39).

      1. Material complementario

Cuando el material de interés resulte poco económico en su presentación impresa, tales como archivos de audio o video, tablas de gran formato, protocolos de intervención detallados, conjuntos de datos principales o complementarios y secciones ampliadas de metodología, se prefiere disponer de los mismos para su consulta en archivos electrónicos. Para más información consulte el apartado 2.13 del Manual de Publicaciones de la A.P.A. (2009).


  1. Estructura General Para la Presentación del Informe Final de los Proyectos de Investigación

Recuerde que, a pesar de la riqueza del contenido, el descuido en la forma en que se presenta el informe de la investigación puede desmejorar la impresión que cause el mismo. El enfoque a lo largo de este capítulo recoge algunos de los aspectos fundamentales en este sentido, de acuerdo con los requerimientos de la APA (2009). A este respecto debemos acotar que la A.P.A. ha declarado taxativamente lo siguiente:


Al preparar manuscritos finales, no sólo es permisible un cierto número de variaciones a partir de los requerimientos descritos en el Manual de estilo, sino también deseable (…) las tesis y disertaciones se presentan ante la universidad del estudiante, no ante una revista. Por tanto, deben satisfacer los requerimientos específicos de esa universidad, aun si los mismos se alejan del estilo delineado por este Manual (A.P.A., 2002 p. 316).
Las excepciones justas al estilo de la APA para tesis y disertaciones suelen tener sentido y se aconsejan si esto mejora la comunicabilidad del documento.
La estructura general del manuscrito para el informe del proyecto de investigación se alinea con el esquema que fue presentado en los anteproyectos de investigación o trabajos de Licenciatura, con obvias variantes como: la incorporación de un apartado para los agradecimientos y las dedicatorias, la presentación de los resultados, discusión, limitaciones y recomendaciones.

Los párrafos a continuación hacen una breve exposición en la cual se define cada uno de los elementos que conforman la estructura del informe de un proyecto de investigación o trabajos de Licenciatura. En cada caso, el lector podrá ilustrar el contenido expuesto con el propio formato de esta obra.


4.1. Páginas Preliminares




4.1.1. Agradecimientos.

Los agradecimientos y dedicatorias forman también parte del informe y por tanto deben conservar los presupuestos lógicos y el tono, propios de la redacción académica. Se recomienda tomar en cuenta:



  • Que estos apartados se numeran con letras romanas en minúscula, en la parte superior derecha de la hoja.

  • Se debe presentar cada tema en una hoja independiente.

  • En el caso de más de un autor, recuerde que tanto los agradecimientos como las dedicatorias son un producto que conjuga el acuerdo de los autores con relación a quienes se dirige, respectivamente; el proyecto es uno sólo, no presente agradecimientos y/o dedicatorias independientes por autor.

  • Conservar la parsimonia y concreción en la elaboración de estos apartados, mantenga presente que se trata de un informe de investigación.

  • Considere prudente omitir tanto agradecimientos como dedicatorias a seres míticos, que atenten contra la congruencia filosófica, teórica y metodológica del texto. Así como a personas con un significado personal para el(los) autor(es) pero ajeno al trabajo.



Agradecimientos.

En los agradecimientos es, además de recomendable, un compromiso ético incluir a las personas cuyos aportes contribuyeron de manera significativa a la consecución del informe final. En este sentido, se debe destacar el agradecimiento a la academia, la escuela y el departamento, los Docentes y asesores (teóricos y/o metodológicos), las instituciones, los participantes y los patrocinantes del proyecto.


4.2. Marco Teórico

Igual que en el anteproyecto.


4.3. Planteamiento del Problema

Igual que en el anteproyecto.



4.3.1. Justificación de la investigación.

Igual que en el anteproyecto.


4.4. Objetivos.

Igual que en el anteproyecto.


4.5. Método

Igual que en el anteproyecto.


4.6. Resultados

Corresponde a la sexta sección del informe y se enumera con la letra VI. El manual de Publicaciones de la American Psychological Association en su edición del año 2009, dedica el capítulo cinco a los detalles con relación a la presentación del capítulo de resultados.

Debe iniciarse con una descripción del procedimiento realizado para el tratamiento de los datos, y de la forma en que se presentarán los resultados. La finalidad del mismo es hacer una Descripción de los hallazgos de la investigación. Todas las tablas y gráficos que se presenten deben tener títulos y numerarse. Tanga presente que la APA recomienda:
No incluir puntuaciones individuales o datos brutos en esta sección, salvo en estudios de caso único o en el caso de ejemplos ilustrativos, de ser necesario, estos pueden ser presentados como anexos. También se debe tener en cuenta que en este punto no es apropiado analizar las implicaciones de los resultados, este contenido debe ser referido para la sección de Discusión. (APA, 2009 p. 32).
De acuerdo con Sternberg (1996), en un informe de resultados deberá incluirse: a) estadística descriptiva que resuma los datos obtenidos de forma fácilmente comprensible; y b) estadística inferencial que evalúe la probabilidad de que las decisiones tomadas con relación a las hipótesis no se deben de forma significativa a la influencia del azar. Si se prevé presentar muchos resultados, es recomendable dividir la sección en sub-apartados, los cuáles dependerán concretamente de la naturaleza del proyecto.

Algunos criterios que deben seguirse para incluir determinados resultados son: a) todos los datos directamente relevantes para el cumplimiento de los objetivos o evaluación de la(s) hipótesis, y b) datos complementarios que puedan ser en un primer momento quizás irrelevantes respecto a los objetivos propuestos pero de interés emergente. No deben incluirse los datos de sujetos concretos a menos que a) se haya utilizado un diseño N=1 (sujeto único), b) los datos individuales muestren tendencias que quedan enmascaradas por los datos del grupo o c) las hipótesis sean relevantes para los datos de cada individuo más que para los datos del grupo.

El orden en que se citen los resultados es muy importante. Normalmente se citan primero aquellos resultados de mayor interés o de mayor relevancia con relación a los objetivos planteados o hipótesis a evaluar. Los menos importantes o relevantes se incluyen posteriormente. También es conveniente resumir los datos en forma de una o más tablas o gráficos. Al planificar las tablas y gráficos debe tenerse presente que a) no debe repetirse en el texto información contenida en los mismos, y b) las tablas y los gráficos deben ser fundamentalmente autoexplicativos, aunque, ciertamente, deben comentarse en el texto.

Siempre se plantea el problema de si presentar los datos en una tabla o en un gráfico. Por un lado, los gráficos tienden a dar al lector un sentido global de los datos mucho más exacto; por otro lado, las tablas presentan al lector la información con mucho más detalle. Generalmente se prefiere hacer un uso racional de ambas, que permita mostrar de forma eficiente los hallazgos. Evite las redundancias, considere que la información no esté siendo duplicada y lo único que varía es la forma en la cual se está exponiendo.

A este nivel, es válido asumir que el lector de su informe domina, al menos, los conceptos fundamentales de la estadística. Por tal razón, la APA (2009) justifica el hecho de no explicar aquellos conceptos o procedimientos estadísticos de uso común. Tales como los estadísticos descriptivos de tendencia central (media y mediana), dispersión (rango(s), varianza y desviación típica), forma de la distribución (asimetría y curtosis) o inferenciales como las pruebas para el contraste de medias (t de student en cualquiera de sus variantes) o ANOVA. Sin embargo, en el caso del uso de pruebas poco conocidas que puedan merecer alguna duda sobre su pertinencia, es conveniente: “justificar su uso fijando claramente las pruebas de que existe para la robustez del procedimiento en su aplicación.” (p. 33).

Al aplicarse pruebas de significación estadística debe incluirse: a) el nombre de la prueba, b) el valor de la estadística, c) los Licenciaturas de libertad (si fueran relevantes), d) el nivel de significación de la prueba, (e) el tamaño del efecto y (f) el intervalo de confianza observado. También deberá informarse si la prueba es direccional y de cuál es la dirección del efecto. Deben describirse brevemente los supuestos y la teoría que subyacen a las pruebas utilizadas con poca frecuencia y, si fuera posible, dar una referencia bibliográfica concreta que otros investigadores pudieran consultar. (APA, 2009).



4.6.1. Presentación de Tablas.

Cuando se hace referencia a éstas se debe indicar en el texto según el número con el cual ha sido identificada (tabla X), con el fin de que el lector interprete con claridad lo que usted pretende que el debe observar. De acuerdo con la APA, se recomienda que:


Cuando haga uso de tablas o figuras, asegúrese de mencionarlas todas en el texto. Refiérase a todas las tablas como tablas y a todas las gráficas, fotografías o dibujos como figuras. Las tablas y figuras complementan el texto; no pueden cumplir con todo el trabajo de comunicación. Siempre informe al lector qué es lo que debe buscar en las tablas y figuras; asimismo, proporcione suficiente explicación como para que puedan comprenderse con facilidad (APA, 2002 p. 16).
Con su edición del 2002, la APA nos acostumbró a mostrar líneas horizontales para delimitar las cotas, superior e inferior de las tablas, así como de encabezados y sub-encabezados y a omitir las líneas verticales en la presentación de estas. Con respecto a esto, hoy afirma que “apropiadamente colocados, los espacios en blanco pueden ser un sustituto efectivo de las líneas verticales. En el manuscrito, utilice el espacio entre columnas y filas y la alineación estricta para aclarar la relación dentro de una tabla.” (APA, 2009 p. 141).

Para identificar las tablas, coloque la expresión “tabla X”, en la parte superior de la misma, en la línea siguiente el título de la tabla en cursiva, justificado y con interlineado sencillo. Cuando las tablas no son el resultado de una producción propia, se debe hacer la referencia al autor por medio de una nota en la parte inferior de la tabla.



Notas en las tablas.

Las tablas deben incorporar, al menos, una de las siguientes tipos de notas recomendadas por la A.P.A. (2009), a saber: “notas generales, notas específicas y notas de probabilidad.” (p. 140). Aunque la invitación constante es a conservar el mayor grado uniformidad posible en la presentación de las tablas, debemos tener presentes que, en término de las notas, esto sólo es posible para el caso de las notas de probabilidad, dónde la información con relación a la simbología de la probabilidad puede ser transferida a todas las tablas del texto. Sin embargo, en los casos de las notas generales y específicas se trata de información que aplica a la tabla en cuestión. Por notas generales se entiende la información que permite hacer una lectura apropiada de la tabla, tales como: lógica y estructura en la organización del contenido, explicación de las abreviaturas, símbolos u otra característica que oriente la lectura y comprensión de los datos; así como la información con relación a la fuente. Señale las mismas con la palabra Nota, escrita en cursivas y seguida por dos puntos (Nota). Por notas específicas se refiere a información que permite orientar la lectura y comprensión del dato asociado a una columna, fila o celda particular de la tabla. Señale éstas con el uso de superíndices, tales como: a, b, c, … k. los mismos se asignarán a las celdas en orden de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Finalmente, las notas de probabilidad son un recurso tan útil como popular que permitirá indicarle al lector el nivel de significación de los resultados arrojados por las pruebas de inferencia estadística. Se basa en la asociación entre asteriscos (para el caso de pruebas bilaterales) o un símbolo alterno (p.e. una †para el caso de pruebas unilaterales) y un rango determinado de valores para “p”. La A.P.A. en su última edición sugiere emplear tres categorías: p<0.05, p<0.01 y p<0.001, no más. Siga el siguiente cuadro resumen, para los distintos casos:




Valor de p

Prueba Bilateral

Prueba Unilateral

<0.05

*p<0.05

†p<0.05

<0.01

**p<0.01

††p<0.01

0.001

***p<0.001

†††p<0.001

Para todo lo visto, se presenta a continuación el siguiente ejemplo.


Tabla 1

Prueba t para el contraste de las diferencias entre las medias de estrés según el sexo.

Estadístico

Hombres

Mujeres

ME

15.6a

12.7b

DT

3.2

3.1

n

60

t

3.256

r12

0.561**

Nota: La información que se presenta en esta tabla es absolutamente ficticia y existe sólo con fines ilustrativos. ME= medias, DT= desviación estándar, n= número de observaciones, t= valor del estadístico t para muestras relacionadas, r12= correlación entre los datos de hombres y mujeres. Tomado de “Elementos de Comunicación Asociados al Estrés”, por A. Pedrosa y J. M. Martínez, 1990, Revista de Psicología, 76, p. 428.

a los baremos asociados a la prueba sugieren una media poblacional de estrés en los hombres de 12 puntos. b en las mujeres, la media poblacional de estrés se encuentra en el orden de 15 puntos.

**p<0.01.



4.6.2. Presentación de Figuras

La APA (2002), contempla que “cualquier tipo de ilustración distinta a una tabla se denomina figura. En este sentido puede referirse a un diagrama, gráfica, fotografía, dibujo u otro tipo de representación” (p.18). La APA (2002, 2009) aconseja que éstas deben ser incorporadas en el documento de forma racional, tomando en consideración su pertinencia; más concretamente, incorporar una figura en el manuscrito implica que la misma es capaz de proveer valor agregado para el entendimiento de los resultados del estudio. La APA (2009) recomienda presentar figuras que se caractericen por “la sencillez, claridad, continuidad, y (por supuesto) valor de la información.” (p. 152).



De acuerdo con las recomendaciones de la APA (2002, 2009), se debe incorporar al pie de la figura información que permita tanto identificar el contenido de la figura como para aclarar aquellos aspectos de esta que no sean obvios. Aspectos como símbolos, tal como aquellos empleados para marcar los casos significativos, según la probabilidad de error; unidades de medición, abreviaturas que no son incluidas en la leyenda. Asimismo, debe incluir en las notas al pie de la figura información con relación a la fuente (ver sección 2.12 de la APA 2009). A nivel operativo, los títulos de las figuras se colocan en la parte inferior de ésta y en cursiva la frase “Figura X”, el resto del contenido se hace en letra normal, tal como se ilustra en el ejemplo a continuación:


Figura “X”. Histograma de la distribución de edad. Adaptado de “Título del artículo” de Autor, A. A., Autor, B. B., y Autor, C. C. (año). Título de la revista, xx, p. copyright XXXX.
Numere todas las figuras de manera consecutiva, con números arábigos a lo largo de todo el artículo, en el orden en que se mencionan primero en el texto, ej. Figura 1, figura 2, etc. Para más información, consultar el texto de González (2010) acerca de Algunas pautas para presentar resultados estadísticos o directamente el Manual de estilo de publicaciones de la American Psychological Association en sus versiones digital o impresa.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad