“Espiritualista” ortodoxa => alma personal



Descargar 13.51 Kb.
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño13.51 Kb.

-“Espiritualista” ortodoxa => alma personal

-Escuela de “asociacionistas” => Asociación de ideas

- Fenómenos mentales

-¿Por qué la facultad de recordar es más efectiva con los acontecimientos de hace una hora que los de hace un año? ¿Por qué las drogas, las fiebres resucitan cosas por largo tiempo olvidadas?

-Órgano fundamental => cerebro

- Las dos vertientes deben ser cerebristas

- Los fenómenos mentales -antes

-post


-¿deben incluirse en la Psicología el estudio de actos mecánicos que llegan a ser hábitos?

- Spencer => vida mental y corporal es una

- Material inorgánico => altera condiciones => distinto final aparente

- Seres vivos => altera condiciones =>cambia actividad => final deseado

-¿Pueden considerarse ciertos comportamientos de animales y plantas comportamientos inteligentes o son sólo instintos?

-Plüger y Lewes => razona sobre estos actos

- Goltz => inteligencia a los lóbulos ópticos y al cerebelo

-Liebman => el mecanismo del cerebro explica la acción mental.



  • “Ninguna acción más que aquella que se hace por un objetivo y muestra la elección de medios, pueden llamrse una expresión indudable de la meta”

William James en sus estudios sobre psicología se basó en dos teorías:



  • La “espiritualista” ortodoxa y del sentido común . Clasifica los diversos modos mentales encontrando una sola entidad, el alma personal de la cual hay muchas manifestaciones facultativas.

  • La asociacionistas que estudian una psicología sin alma. Busca electos comunes en los diversos actos mentales.

William James considera que es inadecuado simplificar los fenómenos de estas formas.
¿Por qué esta facultad absoluta otorgada por Dios habría de retener mucho mejor los acontecimientos de ayer que los del año pasado y, más que nada aquellos que hace una hora?

¿Por qué las drogas, las fiebres, la asfixia la excitación resucitan cosas por largo tiempo olvidadas?


Los asociacionistas explican la facultad de recordad por la unión de ideas, pero el problema de esta teoría es que no explica el por qué algunas cosas tales como las drogas afectan a la memoria.

La facultad no existe absolutamente, sino en virtud de ciertas condiciones.

No podemos recordar nada sin antes no hemos tenido la experiencia de ese hecho y el órgano fundamental es el cerebro, así que para recordar algo hace falta la experiencia y el cerebro.

Tanto el espiritualista como el asociacionista deben de ser cerebristas.

Jamás ocurre ninguna modificación mental que no vaya acompañada o seguida de un cambio corporal, por eso en la psicología debe incluirse cierta cantidad de fisiología del cerebro.

Los fenómenos mentales no sólo están condicionados a parte ante por los procesos corporales, sino también los conducen a parte post, por tanto en Psicología se debe tomar en cuenta no sólo las

Condiciones antecedentes de los estados mentales, sino también las consecuencias resultantes.

Sobre acciones impulsadas conscientemente tales como el comer que se convierten en un hábito, nos deberíamos preguntar si deben ser incluidas en la Psicología.

Spencer piensa que la vida mental y corporal es una, el ajuste de las relaciones internas en las externas.

¿Podemos afirmar más distintamente aún la manera en la que la vida mental parece intervenir entre las impresiones hechas desde afuera sobre el cuerpo y las relaciones del cuerpo de nuevo hacia el mundo externo?

Si se alteran las condiciones preexistentes con los materiales inorgánicos, cada vez se produce un diferente final aparente, ejemplo: si a unas limaduras de hierro se le acerca un imán, las limaduras inmediatamente se dirigirán hacia el imán, pero si se les pone un muro entre ellos, las limaduras no intentarán saltar el muro, es decir, no alcanzarán unirse al imán.

Si es a un ser vivo a quien se le altera las condiciones cambia la actividad desplegada, pero no el final alcanzado, ejemplo: Si a una rana la metes en una jarra de agua llegará el momento que le hará falta aire y subirá hacia la superficie para poder respirar, pero si se invierte la jarra llena de agua con la rana dentro, ésta no se quedará quieta en el techo de cristal sino que intentará buscar otro camino hasta poder encontrar un sitio donde pueda respirar.

El que exista un hecho con un final, y con medios para conseguirlos son características de los seres vivos que tienen cerebro, pero no de los seres inecters que nunca se mueven por voluntad propia, sino que necesitan de algo o alguien que los mueva o maneje.

¿Pueden considerarse ciertos comportamientos de los animales y plantas comportamientos inteligentes o son sólo instintos?

Pflüger y Lewes razonan acerca de tales actos del siguiente modo: si a una rana se le echa ácido sulfúrico a su pata izquierda, inmediatamente, ésta con su pata derecha intentará quitárselo. Pero si a la rana se le corta la pata derecha y se le echa ácido sulfúrico a la pata izquierda la rana levantará la pata izquierda hacia un punto donde se frote para poderse quitar el ácido.

Goltz le atribuye la inteligencia a los lóbulos ópticos y al cerebelo de la rana. Una rana sana descubrirá la salida hacia la atmósfera, y la rana desprovista de los hemisferios cerebrales en ocasiones muestra una ingeniosidad similar. Dicha rana después de haber ascendido desde el fondo y ver que no puede traspasar el cristal, no persiste en embestir el obstáculo hasta que muera de agotamiento, Goltz concluyó que no son la sede de la facultad de las ranas, al observar que una rana descerebrada se voltea de su espalda hacia su abdomen cuando se le cose una de sus patas aunque los movimientos requeridos son entonces muy diferentes. En consecuencia, parece estar determinados no meramente por el irritante antecedente, sino por el objetivo final, aunque por supuesto, el irritante es lo que hace que desee ese objetivo.

Liebman alega en contra, diciendo que el mecanismo cerebral explica la acción mental. Una máquina producirá resultados correctos cuando funcione bien, y resultados incorrectos cuando está descompuesta. Pero si el cerebro se descompusiera y el hombre dijera: “dos por cuatro igual a dos”, en lugar de “dos por cuatro igual a ocho”, ahí surge al instante una conciencia de error. La actuación incorrecta, aunque obedezca a la misma ley mecánica que la correcta, no obstante es condenada, la ley que viene de adelante, el propósito o ideal para el cual debe actuar el cerebro, ya sea que lo haga o no.

Así se demuestra cómo apelan al principio de que ninguna acción, más que aquellas que se hacen por un objetivo y muestran la elección de medios, puede llamarse una expresión indudable de la mente.








Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad