Episodio depresivo [[Image:{{{imagen}}}



Descargar 180.42 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión10.02.2019
Tamaño180.42 Kb.
Vistas83
Descargas0
  1   2   3   4   5   6   7



 

Depresión


Episodio depresivo

[[Image:{{{imagen}}}|190px|center|]]

OMIM

{{{OMIM}}}

Buscar

en Medline (en inglés)

Buscar

en Medline Plus

Sinónimos

{{{sinónimos}}}

La depresión (del latín depressus, que significa abatido, derribado) es un estado de abatimiento e infelicidad, que puede ser transitoria o permanente.

En la mayoría de los casos, el paciente describe su estado, y así lo ven los demás, como:



  • derribado,

  • socavado en su potencialidad,

  • debilitada su base de sustentación afectiva,

  • desplazado su eje de acción usual,

  • desganado,

  • hipoérgico.

Es uno de los más importantes depredadores de la felicidad humana.

También se utiliza comúnmente como sinónimo de triste, apenado, bajoneado (neologismo popular que ilustra la mirada del otro, lo ve 'bajo' —que está en un estado inferior al habitual).

Puede tener muchas causas, desde el estrés hasta la genética; y manifestarse de muchas formas, desde la fatiga a la angustia más atroz.

Puede tener graves consecuencias sociales, desde la pérdida de horas laborables a la autosupresión de un individuo.

Es uno de los problemas más intrincados con que se enfrenta el hombre.

La lucha se emprende desde todos los frentes: el laboratorio, la clínica, la farmacología, la psicoterapia, etc.

También las técnicas terapéuticas abarcan las más diversas modalidades.

Pero hay un factor común en todo intento de neutralizar este milenario trastorno afectivo: lo afectivo, desde la cordial firmeza del médico que dirige el tratamiento y la calidez comprensiva del familiar, hasta el simple, pero reconfortante, abrazo fraternal.


Tabla de contenidos


  • 1 Clasificación

    • 1.1 Un tipo de humor

    • 1.2 Un síndrome

    • 1.3 Una enfermedad

  • 2 Historia

    • 2.1 Etimología

  • 3 Recorrido histórico

    • 3.1 En la antigüedad y el medioevo: la acedia

    • 3.2 Edad moderna: química y electricidad

  • 4 Depresión

    • 4.1 ¿Qué es un trastorno depresivo?

    • 4.2 Tipos de depresión

    • 4.3 Síntomas de depresión y manía

      • 4.3.1 Depresión

      • 4.3.2 Manía

    • 4.4 Causas de la depresión

      • 4.4.1 La depresión en la mujer

      • 4.4.2 Depresión en el hombre

      • 4.4.3 La depresión en la vejez

      • 4.4.4 La depresión en la niñez

    • 4.5 Evaluación diagnóstica y tratamiento

    • 4.6 Medicamentos

      • 4.6.1 Efectos secundarios

      • 4.6.2 Terapia naturista

    • 4.7 Psicoterapias

    • 4.8 Cómo uno puede ayudarse a sí mismo cuando está deprimido

    • 4.9 Cómo pueden los familiares y amigos ayudar a la persona deprimida

    • 4.10 Dónde obtener ayuda

    • 4.11 Para más información

      • 4.11.2 ACTAD Asociación Catalana para el Tratamiento de la Ansiedad y Depresión

    • 4.14 Enlaces externos

Clasificación


Técnicamente, puede ser:

  • un tipo de humor

  • un síndrome

  • una enfermedad

Un tipo de humor


En el primer caso lo referimos a la falta de placer, de alegría, anhedonia.

Falta la resonancia de agrado frente a las cosas que antes la provocaban.

Y un predominio de lo displacentero, del pesimismo (donde lo afectivo encuentra un argumento en lo intelectual y lo proyecta al futuro), un disvalor del sentido de la vida, una vivencia de inferioridad en relación a los demás, sobre todo en lo referente a su rendimiento, y la sensación de enfermedad.

Además de todo esto, muestra poco interés hacia todo, nada le interesa y se siente insignificante frente a los demás.


Un síndrome


Consideramos un síndrome, cuando al tipo de humor anterior se le agrega:

  • la hipoergia

  • el cambio en la interacción personal

  • el ritmo y la alternancia en los síntomas

La anergia, el empobrecimiento energético, la persona lo traduce como aburrimiento, desgano, falta de interés.

Es muy característico en la consulta la frase No tengo ganas, como lo más significativo de esta experiencia de pérdida de energía; "ganas" es un significante que involucra al deseo y la voluntad a la vez.

El enlentecimiento del pensar, el menor rendimiento laboral, torpeza en las tareas que se realizaban casi automáticamente:

Todo me cuesta un gran esfuerzo Lo que antes hacia con facilidad ahora debo concentrarme, pensar cada paso de la tarea, y aún así mi accionar es lento y desarticulado.

Por el mismo fenómeno de la anergia el trabajo intelectual es casi nulo, y lo poco que realiza está contaminado por el estado afectivo.

El cansancio fácil, el agotamiento, y la tendencia al reposo (necesito acostarme), la dificultad para levantarse de la cama (a veces una tortura matinal por la lucha entre el deber y no poder, con el consiguiente sentimiento de culpa), son otras manifestaciones de la hipoergia.

Tampoco hay voluntad para las distracciones, y actividades otrora gratificantes.

El cambio en la interacción personal modifica los patrones de conducta propios y la recepción de las conductas de los otros:


  • introversión,

  • intolerancia a las reuniones,

  • a los ruidos,

  • a las esperas en los negocios,

  • agrede y se siente agredida;

hay hipersensibilidad a todos los hechos dramáticos:

  • no toleran los 'noticieros',

  • los novelones,

  • las noticias sobre muerte o enfermedades,

Estoy como en carne viva, por cualquier cosa lloro, lo insignificante me hace sufrir.

Esto sorprende, por lo general, a los familiares que tratan de hacerlo razonar; sobre lo desproporcionado de su reacción, con lo que sólo se logra aumentar la certeza de no ser comprendido, ensimismándose aún más.

El cuidado personal, la vestimenta, la imagen que se quiere dar a los otros, son descuidados.

El ritmo de los síntomas y la alternancia, son otros elementos a tener en cuenta.

Si el malestar es acentuado por las mañanas y mejora hacia la noche.

A veces se acentúa hacia la noche o, algo que me comentaron en varias oportunidades, dos o 3 horas después de almorzar (muchas veces no almuerzan o hacen una comida frugal, para evitar esta sensación).

En este grupo colocamos las alteraciones en el dormir: en conciliar el sueño, el despertarse sistemáticamente a una hora determinada de la madrugada, o muy temprano y después no volver a dormir.

Aquí la persona se encuentra sola, en la noche, en el silencio, rumiando una y mil veces su problemática, en un tiempo eterno

Algunos esperan la noche con cierto alivio porque pueden desligarse de los malestares por una horas, al menos.

También aquí vemos las variaciones en el apetito, en la sexualidad, en la pérdida o aumento de peso..

Todos estos síntomas van acompañados, están acentuados o son causados por la ansiedad y la angustia que tiñen todo el síndrome...

Una enfermedad


Como ocurre con frecuencia en psiquiatría, se sabe muy poco de las causas y patología de la depresión, por lo que es difícil determinar cuándo se trata de una enfermedad y cuándo de un síndrome, siendo una mera cuestión de convenio.

Es por esto que no estamos hablando de verdadera ciencia, sino de opiniones.

Según sus causas, las depresiones se pueden clasificar:

Depresión sintomática:

debida a causas orgánicas (aspecto anatomofisiológico)



Depresión de situación o por agotamiento:

debida a una situación -jubilación, mudanza, duelo, etc.- aspecto social.



Depresión neurótica:

según la teoría psicoanalítica, debida a una reactualización de conflictos depresión neurótica.



Depresión endógena:

debida a algo que viene del interior', sin motivo aparente.



Depresión enmascarada:

depresión sin depresión, (una depresión que juega a las escondidas).

Otras formas de clasificarlas:


  • según el tono psicomotor: depresión inhibida o depresión agitada

  • según el supuesto etimológico: depresión reactiva o depresión endógena

  • según su patogenia: depresión primaria o depresión secundaria

  • según su psicopatología: depresión neurótica o depresión psicótica

  • según su forma clínica: depresión unipolar o depresión bipolar


Catálogo: Rafanell -> SIGLO%20XXI -> SALUD


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos