Entre el contractualismo y el dadaísmo: el activismo bienvenidos a una nueva joveret con vistas a la veida olamit ‘09



Descargar 0.61 Mb.
Fecha de conversión19.02.2019
Tamaño0.61 Mb.



Entre el contractualismo y el dadaísmo: el ACTIVISMO
Bienvenidos a una nueva joveret con vistas a la veida olamit ‘09!!

Esta vez, el tema que nos convoca es el activismo.

El diccionario de la real academia española, en su 22º edición, define el activismo como Dedicación intensa a una determinada línea de acción en la vida pública”, por lo que tal vez la joveret esté mal titulada. Tal vez tendríamos que haberle puesto “activismo social” o “compromiso con la sociedad”. No importa como quieran llamarlo, lo que vamos a poner en juicio esta vez es si debemos o no estar comprometidos con la sociedad que nos rodea, ¿somos argentinos o sionistas?, ¿Cuáles son los problemas que nos incumben? ¿Hasta dónde debemos intervenir?

A través de las páginas siguientes tratamos de recorrer un razonamiento al respecto, brindando las herramientas necesarias para la parte por lejos más importante en este proceso: el DEBATE!!!

Sin más los invito a leer y opinar.
Jazak Ve’ematz!!

David “Pulgui” Tabacman

Rosh Jinuj Artzí.

Recordar la Shoá
“...la única manera para que la historia no
se repita es manteniéndola viva.”
Eduardo Galeano
Algunas velas, fotos en blanco y negro, de fondo una música triste. Así empieza una típica peulá de Shoá. ¿Objetivo? Que los janijim lloren, sientan, recuerden. Hace poco la hice, y con janijim grandes, iotzrim bogrim. Entonces les pregunté, ¿Por qué recordamos la Shoá? Y al unísono me repitieron el discurso: “Para que no vuelva a pasar”.
Pero pasó, pasa y sigue pasando.
Pol Pot asesinó, torturó y exterminó a un tercio de la población de Camboya. Al frente de los ‘jemeres rojos’ lideró un genocidio atroz. Quemó bibliotecas, abolió las medicinas o incluso llevar gafas por considerarlas un símbolo de intelectualidad… De 1976 a 1979 masacró en los campos de la muerte a un país entero.
En 1994 se produce una de las mayores tragedias de la década en el mundo, la de los Grandes Lagos. En el genocidio en Ruanda cerca de 800 mil tutsis y hutus moderados fueron masacrados salvajemente por extremistas hutus. Dos millones se desplazaron dentro y fuera del país. A la fecha las matanzas no han cesado, incluso en campamentos de refugiados, tanto por fuerzas del gobierno como por grupos rebeldes.
Kosovo. Unos 600 mil refugiados serbios de las diferentes guerras libradas por el régimen de Slobodan Milosevic durante la pasada década viven en Yugoslavia. De ellos, unos 200 mil proceden de Kosovo y habitan en campos de refugiados.

El último éxodo serbio surgió tras la intervención de la OTAN en Yugoslavia.

Las razones de la alianza eran evitar la limpieza étnica de los kosovares a manos de los serbios y la implantación de una situación de convivencia pacífica de todas las nacionalidades. Al comienzo de la intervención de 1999 había 300 mil refugiados kosovares; hoy, tras la intervención militar de la OTAN y la presencia de tropas internacionales, alcanzan 600 mil.

Desde el año 2003 y todavía hasta hoy se desata el genocidio en Darfur, entre los Yanyauid, un grupo de milicianos formados por miembros de las tribus de los Abbala (criadores de camellos de etnia árabe) y los pueblos no Baggara, principalmente agricultores. El gobierno sudanés, aunque públicamente ha negado su apoyo a los Yanyauid, les ha proporcionado armas y asistencia, y ha participado junto con ellos en varios ataques contra los pueblos Fur, Zaghawa y Masalit. El conflicto ha sido descrito como un genocidio por los medios de comunicación internacionales, por el gobierno de Estados Unidos y por el museo del Holocausto de ese país, aunque no por la ONU.

Pero pasó, pasa, y sigue pasando.

Entonces, ¿Por qué recordamos la shoá?

Siempre nos preguntamos dónde estuvo el mundo mientras nuestro pueblo era masacrado en campos de exterminio, por qué no hicieron nada, cómo permitieron que sucediera en sus narices. Hoy nos toca a nosotros elegir si vamos a permitir la masacre, injusticia y genocidio frente nuestro, esta vez son nuestras narices. Hoy nosotros somos el mundo.

Tikun OLAM

Extraído de un texto de Rabi Noaj Weinberg


La palabra “tzedaká” en hebreo es comúnmente traducida como “caridad” o “diezmo”.  Pero esta traducción es un poco engañosa ya que la “caridad” implica que tu corazón te motiva a ir más allá de tu obligación.  Sin embargo, “tzedaká” literalmente significa “justicia” - hacer lo que es correcto.  Un “tzadik” es una persona justa, alguien que cumple con sus obligaciones - esté de humor o no.

El versículo dice: “tzedek, tzedek tirdof” - "justicia, justicia debes perseguir” (Deuteronomio 16:20).  Existe una responsabilidad humana básica de ayudar a los demás.  El dar de tu tiempo y tu dinero es una declaración que dice: “voy a hacer lo que pueda para ayudar”.

Ese es el concepto Judío de Tikun Olam - arreglar el mundo.

Hay tantos posibles proyectos: los pobres, los enfermos, la educación, los drogadictos, la violencia doméstica, los desamparados.  ¿Cuál debes escoger?



La tzedaká comienza en la casa.  Si tus padres tienen hambre, entonces primeramente debes ayudarlos a ellos y no a un refugio de desamparados.  Y de esta misma manera debes dar prioridad a los más cercanos a ti: tu comunidad, después tu país, etc.

Para los judíos, Jerusalem e Israel son considerados como su propia comunidad, ya que todo Judío tiene una porción en la tierra.

Una vez que hayas definido “a quién” darle, debes preguntarte cuál es el mejor método de hacerlo.  Maimónides detalla ocho niveles de tzedaká en orden de prioridad (Leyes de Regalos para los pobres 10;7).  Mucha gente cree que el nivel más elevado de dar es dar dinero en forma anónima, pero de hecho, hay un nivel inclusive más elevado que este: ayudar a una persona para que pueda ser auto-suficiente.  Esto incluye darle un trabajo o un préstamo para empezar un negocio.

De aquí podemos entender el concepto Judío de lo que es un fondo gratis de préstamo llamado Guemaj. Si ayudas a una persona a comenzar un negocio puede alimentarse a sí misma y a otras 10 personas más.  Como dice el dicho: “En lugar de darle un pescado enséñale a pescar”.  Esto representa el nivel más elevado de Tikun Olam, porque ahora el pescador podrá salir y ayudar a otros. Realmente has arreglado algo.

Pero existe un nivel aun más elevado de tzedaká: sentir al otro antes de que esté en problemas.  Como explican nuestros Sabios:  Se necesita sólo una persona para sostener algo antes de que se caiga, pero después de que cayó incluso cinco personas no podrán levantarlo. (Ver Rashi, Levítico 25:35).

Tzedaká no es sólo ayudar a la gente económicamente, es también hacerlos sentir bien.  Si una persona hambrienta pide comida y se la das con resentimiento perdiste la mitzvá.  A veces brindar un oído atento o una sonrisa cálida es más importante que el dinero

Más allá del 10 por ciento del compromiso económico que nos exige la Torá (Deuteronomio 14:22), existe otro aspecto: un 10 por ciento de tiempo.

Si realmente quieres arreglar el mundo no sólo vas a enviar un cheque.  Sino que te unirás a una organización.  Muchas de las grandes revoluciones mundiales tuvieron éxito por fuerza en números: el movimiento de derechos civiles, de liberación femenina, o incluso el de salvar ballenas.

¿Y si no existe ninguna organización?

Créala.

El Talmud (Baba Batra 9ª) dice: “Más grande que el que hace una mitzvá es aquel que provoca que otros hagan una mitzvá”. Si realmente quieres ser efectivo despierta a otros respecto del problema y moviliza sus esfuerzos.


Más allá de la básica responsabilidad de la tzedaká está el rajamim, "la misericordia" - preocuparte por los demás personalmente e involucrarte.  Puedes caminar pensando que eres una buena persona, pero si no lo sientes por dentro no estás todavía ahí.

Esa es la razón por la cuál la Torá yuxtapone el mandamiento "Ama a tu prójimo" con la prohibición “No te pares en la sangre de tu prójimo." (Leviticus 19:16-18).

Finalmente, cada ser humano está luchando por la perfección universal.  Tenemos una chispa Divina que ansía cambiar el mundo para bien.  A todos nos importa.  Todo lo que tenemos que hacer es enfocar nuestra atención.

Tikun Olam significa comprometerse uno mismo a solucionar los problemas mundiales.  Si cada uno diera el diez por ciento, no habrían problemas en este mundo - no hambre, no cáncer, no gente sin hogar.

Una vez que hayas reconocido que eres responsable por todo el mundo, sólo resta una pregunta: ¿Qué vas a hacer al respecto?



Soy, luego existo
El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos. Tras este acto histórico, la Asamblea pidió a todos los Países Miembros que publicaran el texto de la Declaración y dispusieran que fuera "distribuido, expuesto, leído y comentado en las escuelas y otros establecimientos de enseñanza, sin distinción fundada en la condición política de los países o de los territorios".
A continuación encontraremos una selección de artículos de la Declaración universal de Derechos Humanos que creo más representativos.
Preámbulo

Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana;

Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias;

Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión;

Considerando también esencial promover el desarrollo de relaciones amistosas entre las naciones;

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres, y se han declarado resueltos a promover el progreso social y a elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad;

Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre, y considerando que una concepción común de estos derechos y libertades es de la mayor importancia para el pleno cumplimiento de dicho compromiso; La Asamblea General proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción. “

Artículo 1


Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.

Artículo 3


Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 5


Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Artículo 13


1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.


Artículo 18


Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Artículo 19


Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.

Artículo 22


Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

Artículo 23


1. Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

2. Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.

3. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.

4. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.


Artículo 24


Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.

Artículo 25


1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad.

2. La maternidad y la infancia tienen derecho a cuidados y asistencia especiales. Todos los niños, nacidos de matrimonio o fuera de matrimonio, tienen derecho a igual protección social.


Artículo 26


1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.

3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Yo también estuve allí
Extraído de “La identidad judía frente a la crisis en la que la que vivimos hoy”.

Abraham Infeld – Consul para asuntos judíos


¿Cuál es la diferencia entre historia y memoria?

La historia es saber qué pasó en el pasado, la memoria es preguntarse cuál es la relación entre lo que ocurrió en el pasado y lo que soy ahora. ¿Se acuerdan de la historia de Jacob en la Biblia? Le robó a su hermano la bendición y el derecho de primogenitura. El hermano Esaú dice: voy a matar a Jacob, la madre lo escucha y le avisa a Jacob y le dice que huya, que se vaya al desierto porque el hermano lo va a matar. Entonces Jacob escapa al desierto. Mira hacia atrás para ver si el hermano lo sigue. No sabía a dónde iba. Le preocupaba el futuro del pueblo judío, quería estar seguro de que los judíos un día tendrían una comunidad en Argentina, con partidos políticos que no existen más. Mejor olvidemos esta digresión. No sabe a dónde va, le preocupa el futuro judío, entonces, ¿qué hace? Se va a dormir. ¿Saben por qué se fue a dormir? Un rabino dijo por qué: para soñar, porque si uno quiere tener un futuro debe tener una visión. Cualquier siquiatra o psicólogo les dirá que sin recuerdos no se puede soñar, todos los sueños son productos de la memoria. A veces son perversiones de la memoria, a veces están construidos sobre recuerdos, pero sin recuerdos no hay sueños, sin sueños no hay visión, sin visión no hay futuro. Si quieren que haya un futuro judío debe haber recuerdos judíos.

Por eso en hebreo las palabras kadima y kodem tienen la misma raíz, kadima adelante y kodem antes. Porque dentro de la psiquis judía existe la noción de que no hay futuro sin un lazo con el pasado.

Estamos hablando entonces de una supervivencia continua del pueblo judío, y había una palabra más: significativa. Uno puede hacer algo pero si no es significativo... Quiero decirles por qué es significativo para mí. Uds. sabrán que cuando los judíos salieron de Egipto no aterrizaron de repente en Tel Aviv, como les gustaría creer a muchos israelíes. Pararon en algún lugar del camino, en un lugar llamado monte Sión y algo ocurrió allí. No me importa si Uds. interpretan lo que ocurrió desde una perspectiva ortodoxa, reformista, conservadora o secular. No se puede ignorar que existió porque allí ocurrieron dos cosas. Número uno: nos pusimos anteojos a través de los cuales miramos el mundo. El Monte Sión nos dio una perspectiva propia del mundo. Y la segunda cosa es que contrajimos ciertos compromisos, nosotros, esta familia los contrajo en el Monte Sión.

Tengo una cosa más sobre esta familia. Recuerdo la primera vez que volé de EE.UU. a Israel, yo estaba en Norteamérica y tuve que volver repentinamente a Israel.

En esa época El-AL tenía su propia terminal en el aeropuerto Kennedy, la llamaban la terminal anaranjada, no sé por qué, estaba pintada de verde, me llevó seis horas encontrar el lugar. Finalmente lo encontré, entré a un salón que era seis veces más grande que éste y allí había tres mostradores, idénticos. El primero era control de aduana, el segundo control de pasaportes, el tercero control de Lubavitch, y tenía el mismo aspecto que los otros. No tuve problemas con el control de aduana ni de pasaportes, y cuando llego al control de Lubavitch el Jasid que estaba allí me dice: disculpe señor, ¿se puso los Tefilin esta mañana? En Nueva York. ¿Todos saben qué son los Tefilin? Es como una antena que uno se pone para garantizar una buena conexión. ¿Si me puse los Tefilin esta mañana? De repente me dije, ¿qué hubiera pasado si le hubiera dicho: “Muchas gracias por ofrecerme que me ponga los Tefilin, me encantaría probarlo, parece un acto religioso maravilloso. Nunca me puse Tefilin en toda mi vida. Estoy tan contento de que me lo pida, mi nombre es O´Reilly y soy cura católico”. ¿Cómo hubiera reaccionado ese Lubavitch? “No toque, no le estaba hablando a Ud., que lo pase bien, que tenga un buen viaje, no es para Ud.”, pero si yo le hubiera dicho: Soy israelí, soy judío, no soporto estas tonterías y todo esto son pavadas y no los soporto a Uds. y déjenme tranquilo y no me molesten, me hubiera seguido hasta Israel, hasta que me pusiera los Tefilin. No porque es un acto religioso, sino porque soy miembro de su pueblo.

En el Monte Sión contrajimos ciertos compromisos. Quiero hablar de tres compromisos, no, en realidad de tres categorías. Sé que algunos Rabinos les dirían que en el Monte Sión hicimos 613 promesas, que respetaríamos 613 mitzvot. Otros Rabinos les dirían que en el Monte Sión recibimos diez sugerencias. Quiero hablar de esas tres categorías. No es fácil hablar de ellas en el mundo secular. Número uno: el primer compromiso que contrajimos en el Monte Sión, que no es fácil en un mundo secular, pero en mi opinión es una tarea muy noble, y Uds. son mis testigos, nos comprometimos a decirle al mundo que hay un Dios. ¿Saben por qué pienso que es una tarea noble? Porque ¿qué le estamos diciendo a alguien al decirle que hay un Dios? ¿Saben qué le están diciendo? Le están diciendo: ese puesto ya está ocupado, no podés ser Dios, y esa es una tarea muy noble. Porque todos los crímenes cometidos en este mundo contra la humanidad los cometen seres humanos que piensan que son Dios y nuestra tarea era decirles: no hay una vacante allí arriba para que vos la ocupes, no podés ser Dios, no hay ningún aviso buscando un sucesor, Él está allí por siempre.

El segundo compromiso que adquirimos en el Monte Sión fue Tikun Olam. La gente está muy seria, en Israel no hablamos suficiente sobre Tikun Olam, e incluso cuando lo practicamos no sabemos que lo estamos haciendo. En Norteamérica los judíos siempre hablan de tikun olam, con acento norteamericano. Hace unos meses estuve allí con un grupo de israelíes de Bet Shemesh, llegamos a una conferencia y todos los norteamericanos hablaban de tikun olam, y uno de los israelíes me preguntó: ¿Cómo se dice tikun olam en hebreo? Gente, eso es hebreo!! Y también es muy importante, contrajimos un compromiso. ¿Nos conocemos de antes? ¿No? Estuvimos juntos en el Monte Sión, ¿qué le pasa a vuestra memoria?

Yo no tenía barba, por eso no me reconocieron. Estuvimos allí y nos comprometimos a dejar detrás de nosotros un mundo mejor que el que encontramos al llegar. No sólo mejor para los judíos, sino un mundo mejor, algo de qué enorgullecerse, que le dé significado a mi vida. Yo soy parte de una familia que está comprometida con Tikun Olam.

Un valor judeo-sionista

Extraído del Ministerio del Exterior de Israel


Casi un tercio de todos los israelíes son voluntarios. De hecho, Israel mismo puede ser considerado como el resultado de un esfuerzo voluntario muy exitoso. El sionismo, el movimiento nacional para el retorno del pueblo judío a su patria, consiguió apoyo político y enroló gente al trabajo práctico sobre una base totalmente voluntaria. Más aun, el movimiento sionista creó organismos voluntarios que brindaban servicios al individuo y a la comunidad cuando Israel todavía estaba bajo mandato británico.

Incluso durante los 400 años de dominio otomano, la pequeña comunidad judía en Palestina tenía sus propias sociedades de ayuda mutua y relaciones con organizaciones voluntarias a lo largo del mundo entero.


Una tradición judía

Los eruditos que supervisaban los fondos de "beneficencia comunitaria" en tiempos talmúdicos eran voluntarios y la tradición de la Tzedaká, que surgió del mandamiento "amarás a tu prójimo como a ti mismo", estimula a todo el pueblo a ayudarse mutuamente en tiempos de dificultad o crisis - no solamente que el rico ayude al pobre. Las escuelas judías - Jéder, Talmud Torá y Yeshivá - eran instituciones voluntarias, al igual que las sociedades para la sepultura, las agrupaciones para la ayuda a la novia y otros. La mayor parte de la filantropía se realizaba en forma discreta y frecuentemente como matán baseter "otorgamiento en secreto". Siempre que era posible, las comunidades judías alrededor del mundo funcionaban bajo una autoadministración voluntaria.

Ya en el período anterior a la independencia de Israel en 1948, la comunidad judía contaba con sus propias instituciones autónomas. Estableció su propio sistema escolar y para proteger los asentamientos judíos, las vidas y la propiedad, se creó la Haganá, una organización clandestina de autodefensa que posteriormente encabezó la lucha por la independencia y finalmente se convirtió en la base de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

Antes que nada, el kibutz y el moshav están basados en el voluntarismo. Tanto el kibutz como el moshav representan el esfuerzo por desarrollar asentamientos agrícolas bajo condiciones muy difíciles, por medio de un esfuerzo comunitario.

Muy pronto se fundaron otras organizaciones voluntarias: Maguén David Adom para primeros auxilios; Akim, para retardados mentales; Ilán, para niños inválidos; Zehavi, para ayudar a las familias numerosas; la Asociación para el Bienestar de los Soldados y la Sociedad para la Prevención de Accidentes de Tránsito. Las organizaciones voluntarias femeninas tales como Naamat (Mujeres Trabajadoras y Voluntarias de la Federación del Trabajo, Histadrut), WIZO (Organización Internacional de Mujeres Sionistas) y Emuná (Movimiento Nacional de Mujeres Religiosas), las sociedades de ayuda a los inmigrantes y los movimientos juveniles jugaron un importante papel en aquellos primeros años.

En 1971 la entonces Primer Ministro Golda Meir designó una comisión para estudiar la situación de los niños y jóvenes desaventajados en Israel. La comisión recomendó un renovado énfasis en el esfuerzo voluntario y en 1972 el gobierno estableció el "Servicio Voluntario de Israel" para estimular y coordinar las actividades voluntarias de las organizaciones autónomas. Se nombraron coordinadores de voluntarios en los Ministerios de Educación, Bienestar Social, Salud y Absorción de la Inmigración, así como en los consejos locales y en las organizaciones voluntarias.

Hoy en día el esfuerzo voluntario está coordinado por el Consejo Nacional del Voluntarismo. Financiado por la Oficina del Primer Ministro, el Consejo está formado por representantes de las organizaciones voluntarias, ministerios y organismos de gobierno, instituciones académicas y ciudadanos particulares. Está afiliado a organizaciones internacionales como la Asociación Internacional de Esfuerzo Voluntario (AIEV), la Asociación para la Administración Voluntaria (AAV), la Alianza Mundial para la Participación del Ciudadano (CIVICUS), la Red Europea de Agencias para la Acción Voluntaria (VOLUNTEUROPA), y LAssociation pour le Volontariat Européen (AVE), y está representado en los entes gobernantes de muchas organizaciones voluntarias internacionales.

Tareas voluntarias

Con el correr de los años se han introducido programas de tutoría individual en los jardines de infantes, las guarderías y las escuelas. Estudiantes universitarios son tutores de adolescentes (reciben una beca parcial) a través de un servicio llamado Péraj (flor), sirviendo de modelo para muchachos desaventajados. Se han incorporado asesores jurídicos especialmente capacitados en los Tribunales de Demandas Menores. Voluntarios mantienen el Servicio de Asesoría al Ciudadano (que asesora sobre trabajo, impuestos, seguridad social y asuntos legales), líneas de emergencia y servicios de asesoría para ancianos, para jóvenes y para mujeres.

Las asociaciones de inmigrantes tomaron fuerza con la gran afluencia de inmigrantes de la ex Unión Soviética y de Etiopía. La masiva ola inmigratoria en la década de 1990 de más de un millón de personas de la ex Unión Soviética despertó el voluntarismo entre israelíes que habían llegado al país desde Europa Oriental en los años 70; su asistencia en la absorción de los recién llegados es inconmensurable.

Las necesidades de seguridad de Israel exigieron de ingentes esfuerzos voluntarios. Varios miles de hombres. mujeres y adolescentes son parte de la Guardia Civil, que opera bajo el ala de la Policía. Durante las guerras de Israel, voluntarios ocuparon el lugar de los enrolados en los hospitales, los servicios sociales y mucho más.



Voluntarios de ocho equipos de rescate llegan de inmediato a las escenas de alguna emergencia en todo el país. A veces trabajan con helicópteros de las FDI y equipos para escalar montañas y frecuentemente arriesgan su propia vida para salvar la vida de excursionistas u otras personas que se han perdido, han quedado atrapadas o han sufrido una herida. Voluntarios de estas unidades han viajado también al extranjero para ayudar en áreas de desastre, como, por ejemplo, después de los terremotos en Turquía.

Algunas de las organizaciones voluntarias
Acri - Asociación por los Derechos Civiles en Israel (1982) es una organización de "vigilancia" que cubre todo el espectro y se basa en los derechos humanos y las libertades civiles; su trabajo es principalmente legal y legislativo. Tiene unos 1.200 miembros.
Akim - Asociación Nacional para la Habilitación de Retardados Mentales (1951) brinda servicios de apoyo a niños y adultos retardados mentales, y a sus familias. Sus 5.000 miembros se preocupan también de garantizar los derechos de los retardados mentales.
El Consejo por un Israel Hermoso (1970) es una asociación de voluntarios y profesionales que trabajan para proteger, desarrollar y hermosear el medio ambiente por medio de la concientización a través de programas educativos; el establecimiento de jardines públicos, plazas de juegos y jardines terapéuticos - muchos en las áreas desaventajadas; la creación y supervisión de proyectos comunitarios para hermosear los barrios; el desarrollo de patios escolares y plazas de juegos especiales para niños incapacitados; y la búsqueda de soluciones a los problemas ambientales que afectan al país.
Erán Asociación Israelí para Primeros Auxilios Emocionales (1971) es una línea telefónica de emergencia que funciona las 24 horas del día durante todo el año. Unos 750 consejeros voluntarios reciben alrededor de 80.000 llamados telefónicos anuales y brindan apoyo, estímulo, guía, información y referencias.
Eshel - Asociación para la Planificación y el Desarrollo de Servicios para los Ancianos en Israel (1969) se dedica a la población anciana, en constante crecimiento. Ofrece innovadores servicios para mejorar la calidad de vida de las personas de edad por medio de organizaciones voluntarias locales y comunitarias.
Ilan - Fundación Israelí para Niños Inválidos (1952) sirve las necesidades físicas, emocionales y educacionales de unos 15.000 niños que sufren de incapacidades neuromusculares. Sus 3.200 miembros ofrecen una amplia gama de servicios a individuos y grupos a lo largo de todo el país.
Asociación Israelí del Cáncer (1952) sirve a los enfermos de cáncer y a sus familias. La Asociación trabaja también en la investigación, prevención y detección temprana de la enfermedad, así como en todos los aspectos de la rehabilitación. Brinda servicios médicos y se preocupa de la capacitación de profesionales. Encabeza la campaña de educación del público sobre la importancia de la prevención y detección temprana.
La Sociedad para la Protección de la Naturaleza (1953) es una de las más grandes organizaciones voluntarias del país, con 35.000 miembros. Sus preocupaciones son la protección de la naturaleza y el medio ambiente. Se preocupa por influir en la legislación y brinda amplios programas educacionales.
Yad Sara Organización de Apoyo para la Atención en el Hogar (1976) su finalidad es facilitar la vida de los enfermos, inválidos, ancianos y convalecientes prestando equipo médico, de rehabilitación y otros, por períodos breves y en forma gratuita. Otros servicios incluyen transporte y centros de atención diaria para incapacitados, alarmas computarizadas de emergencia para ancianos, vigiladas las 24 horas del día. Más de 6.000 voluntarios sirven aproximadamente a 250.000 israelíes por año, ahorrando anualmente alrededor de U$S 250 millones a la economía del país.

La educación no es buena


Por: Sergio  Herskovits

La educación no cambia para bien la vida de las personas. La educación no es palanca de ascenso social. La educación no provoca el desarrollo de las sociedades. La educación no es neutra y buena de modo absoluto. Es más, puede ser moralmente mala según quien la observe. La Educación Pública puede llevar a la decadencia a los pueblos.

Escribo estas líneas en el marco de la mayor crisis de la que Argentina tenga memoria. Sin dudas que la educación ha contribuido a esta decadencia. Si bien creo que el presente trabajo es aplicable a diferentes sociedades, escribo con la óptica de quien está consternado por el daño que también la educación aportó a la situación actual argentina.



Este daño tiene su origen en mitos. Muchos de ellos se han convertido en presuntas verdades indiscutibles por gran parte de la población. En educación formal algunos de esos mitos han contribuido a condenar al subdesarrollo y a la decadencia permanente a Argentina. Permítanme que intente desarticular conceptualmente estas presuntas verdades:

  1. La educación mejora a las personas. Esto es definitivamente falso. Basta con observar cuántos graduados universitarios son muy ilustrados en contenidos y competencias, pero ejercen sus saberes de un modo muy alejado del bien. Puede el lector citar innumerables ejemplos de malas personas educadas. Si bien la tarea de las instituciones educativas no es la única responsable de todo aquello que sus alumnos son, ellas aún por omisión, contribuyen a desarrollar los valores o disvalores con los que actuamos a diario. Ya sea por reflejo de lo que ocurre en la sociedad o por prácticas propias de la actividad educativa en Argentina. 

  2. La educación es palanca para el ascenso social. Muchos son los casos en que los hijos superan a sus padres en títulos académicos pero, contrariamente al mito dominante, su condición socioeconómica es inferior a la de sus progenitores. Nos hemos cansado de las explicaciones que nos han dado acerca de la necesidad del estudio. No obstante ello, ¿cuántos taxistas son calificadísimos abogado, médicos o arquitectos? Ya goza de un amplio crédito profesional la diáspora argentina distribuida por los cinco continentes. En contra del mito del ascenso social, la realidad nos enseña que para ascender socialmente, luego de recibir el respectivo diploma, se debe emigrar. Entonces si, luego de pagar el derecho de piso por ser extranjero se podrá ascender socialmente.

  3. La educación es la única que puede llevar a las sociedades al desarrollo. Argentina fue uno de los países de más alto índice de escolarización de América Latina. Su grado de analfabetismo alcanzó niveles estadísticamente ínfimos. Su sistema educativo fue modelo para el continente. ¿Cuántos países hubieran querido tener congresos pedagógicos, universidades públicas o privadas, teatro, música, literatura y todo lo que hizo que Argentina se constituyera en el faro del sur por sus producciones educativas y culturales? Sin embargo sostenidamente Argentina no ha dejado de caer. Desde 1930, en democracia o en regímenes de facto, con gobiernos surgido de diferentes partidos políticos o coaliciones, puede observarse cuáles son las características de un país que resolvió infantilmente su decadencia. De aquí se concluye que un país “muy educado” “se transformó en un país en auténtica decadencia.

  4. La educación es neutra y buena de modo absoluto. Imagine el lector el valor que le dio a la educación el ministro de educación de la Alemania Nazi o de la República Islámica de Irán. En el primer caso se busca construir una sociedad en la creencia que hay un grupo que es superior al otro y que se debe querer exterminar a la raza inferior. En el segundo se visualiza a occidente como el enemigo, que el terrorismo es una herramienta lícita para combatir los males que trajo la modernidad. Pensemos sino en Suiza que “fríamente” se definió como neutral (concepto que doy por inexistente). Seguramente en las clases de educación cívica se pregonó la neutralidad suiza. Sin embargo no fue nada neutral en el comportamiento con el que se beneficiaron, frente a la tragedia del Holocausto, los balances de sus bancos. Por el contrario fue honorable y tampoco neutral la loable conducta de gran parte de la sociedad danesa. Por lo tanto siempre se toma posición en la educación y en la vida. De aquí surge qué la educación puede producir efectos diversos, pero los mismos pueden ser para formar personas indiferentes o comprometidas con escalas de valores (o dis-valores) bien diferentes. En el caso argentino se ha formado personas comprometidas, aún sin que ellas sean conscientes de esta condena, con su subdesarrollo, fracaso y la consiguiente infelicidad. Por lo tanto la educación no ha sido ni neutra ni buena en Argentina.

  5. La Educación Pública lleva al desarrollo a los pueblos. Puede hacerlo. Casos como el de Canadá o Israel, solo por mencionar algunos lo demuestran. Sin embargo en Argentina se ha desnaturalizado su sentido. Maestros mal pagos, infraestructuras lamentables, falta de planificación y  capacitación, aprovechamiento de los actores del sistema para sacar ventajas destructivas y rechazo a mediciones y evaluaciones de calidad, entre otros, han vaciado de su real cometido a la educación pública. La educación quiso ser utilizada como campo de lucha ideológica sin pensar en el desarrollo sino en ganar espacios de poder en ideales loables pero inconducentes. Nuevamente han faltado los adultos y su orientación y liderazgo. Por ello en las últimas décadas la educación pública aportó a la decadencia Argentina y no a su desarrollo.

 

 

En momentos como este, de tanto desasosiego y sensación de ausencia de perspectiva, de futuro, es cuando los postulados que creímos indiscutibles y verdaderos deben ser revisados. No porque debamos cambiar aquello que somos, sino que la meta debe consistir en buscar alternativas. Estas nos deben permitir ser cambiando creencias y por lo tanto las prácticas que nos han llevado a la decadencia. De todos modos tampoco alcanza con esto.



Es muy poco lo que la educación puede hacer para desarrollar a los pueblos, por si sola. Para ser realista casi nada. Salvo y, solo como complemento, si hay una gran visión totalizadora que se proponga un sueño serio y adulto - no importa cuáles son los valores que proponga- y que la educación se ponga a su servicio.

Por ello concluyo: La educación no es buena ni mala. Es solo un instrumento del educador. De la política. Es como el instrumento en manos del odontólogo. ¿Alguien podría decir del instrumento que es bueno o malo? El instrumento solo es.Puede matar al paciente, solo ayudar a quitar el dolor o curar las caries. El odontólogo no puede más que cambiar la salud bucal de la sociedad. Al igual que el educador solo puede educar. Solamente podrá cambiar la vida de las personas la política si sirve a una visión que debe tener a la Política como progenitora y guía.

¿¿Que papel jugamos??

Mi opinión personal – Pulgui.


Nosotros, como movimiento juvenil educativo judeo sionista, como Tnuat Noar, ¿Qué papel jugamos?

Nosotros, como Hejalutz Lamerjav, ¿qué tenemos que ver?

Tomo del texto del anterior que la educación no es buena por sí misma, es una herramienta, y creo que como tnuá debemos apuntar esa herramienta a dejar detrás nuestro un mundo mejor del que encontramos.

No alcanza con dar peulá sobre valores, no podemos solo quedarnos hablando de solidaridad. Nuestros objetivos para con nuestros janijim deben ser que los janijim sepan, piensen, sientan y hagan. Y en este último punto estamos en carencia, en el hacer.

Los valores, para poder afianzarlos, deben ser llevados a la práctica. Es parte de ser coherentes con la educación que estamos brindando o que queremos brindar.



No hace falta irnos hasta África para encontrarnos con el hambre, la falta de educación, la falta de asistencia debida a discapacitados, ancianos, la falta de condiciones mínimas de vivienda y la falta de contención al necesitado.

Por eso es nuestro deber, como movimiento juvenil educativo judeo sionista, como Tnuat Noar, como Hejalutz Lamerjav, tomar cartas en el asunto, comprometernos con la realidad que nos rodea, brindar una educación completa y coherente.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad