Enigmas develados VI



Descargar 0.69 Mb.
Página9/11
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.69 Mb.
Vistas272
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

RESPUESTA

Apreciado Ernesto: Aun los que piensan que no tienen nada absolutamente para dar, pueden dar su tiempo. No es necesario para prestar servicio ser la Madre Teresa. El servicio se presta también en las cosas simples: alentar al triste, consolar al dolido, apuntalar al caído, escuchar a quien necesita ser escuchado, brindar una palabra amable, dar las gracias...

Estas actitudes pueden mover montañas porque tu ejemplo puede cundir como las bolas de nieve, que empiezan siendo algo pequeñito...

En cuanto a eso de que hay que dar hasta que duela, bueno, es simplemente una metáfora, porque el Servicio es gozo, y si el servicio es sacrificio, entonces no es servicio.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

El quid de los yoes que quieren tomar el mando.



Estimado profesor Velmont: Soy heterosexual, pero siento también inclinación hacia personas de mi mismo sexo. No estoy cómodo con esa situación y me gustaría poder solucionarla. ¿Existe alguna forma de lograrlo? Gracias.

Ted J.

 

RESPUESTA



Apreciado Ted: Con el material que aquí te envío y los anteriores, ya tendrás un panorama bastante completo de cómo funciona la mente. No te olvides que el conocimiento es poder. Cuanto más sepas, mejor podrás dirigir tu vida.

Con respecto a tu inclinación homosexual, es simplemente un darse cuenta. Si realmente te dieras cuenta, el problema desaparecería.

Te voy a dar un ejemplo práctico. Supongamos que tienes una fantasía sexual recurrente (no importa cual). Tienes dos alternativas: darle rienda suelta a la fantasía con todo lo que ello implica (puede llevarte al descontrol total e incluso a la delincuencia o a la locura) o simplemente darte cuenta de que se trata de uno de tus yoes que quiere tomar el mando y entonces simplemente decidir no permitírselo.

En realidad, ser el amo es muy fácil, pero primero hay que tomar conciencia de que los yoes no somos nosotros sino los títeres que quieren manejarnos.

La alternativa es simple: o somos el titiritero o somos los títeres.

Un caso extremo es el de los violadores, especialmente de menores, pero la historia es la misma: hay un "yo" que impulsa a esos actos. Un violador no es más que alguien manipulado por uno de sus yoes, es decir que no es titiritero sino títere. Y cada uno elige que quiere ser.

Y fíjate algo más: todos los seres humanos tenemos esos yoes que nos quieren manejar. ¿Te imaginas si fuera imposible controlarlos en qué se convertiría el mundo? No podrías ni siquiera salir a la calle si no es con una escopeta.

El mundo es como es porque los seres humanos actúan creyendo que ellos son los amos de sus acciones cuando en realidad son los esclavos de sus yoes. La clave es no darle a esos yoes ni siquiera una pizca de libertad, porque nos avasallarían.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Los recuerdos pueden aberrar?



Estimado profesor Velmont: Referente a la respuesta dada por su Guía personal acerca del origen de mi travestismo, con todo respeto discrepo de casi todo. Tengo recuerdos nítidos de mi infancia, aproximadamente desde los 2 años de edad, por ejemplo ver arcoiris, tomarme fotografías, enfermedades, manejar triciclos, vivir en otra ciudad y mudarnos a otra, ir al Kinder, etc. (no recuerdo todo por supuesto pero si muchas cosas), y en ninguno de esos recuerdos me insultaron, ni me despreciaron, más bien fui un niño deseado, soy el único varón y el menor de tres, por lo menos mis padres siempre me trataron bien y con cariño, lo único que puedo definir como despreciativo son recuerdos de mi padre diciéndome cobarde por no lanzarme en un tobogán en un parque y eso fue como a los 5 años.

Diego C.

 

RESPUESTA



Apreciado Diego: Como pauta, te informo que los Maestros de Luz nunca se equivocan porque perciben, como si fuera una pantalla, toda la vida de una persona.

Además, siempre están en comunicación telepática con el Thetán de la persona que hace la consulta. La cuestión pasa por otro lado y es que si tú recordaras los hechos negativos, al recordarlos se borrarían automáticamente.

Cuando digo"borrar" me refiero al dolor físico o al dolor emocional, porque ningún suceso puede ser borrado, sino solamente el dolor.

Los incidentes negativos no se graban en el archivo de la mente analítica como recuerdos, sino en la mente reactiva como engramas, y éstos no están al alcance de la mente consciente.

Precisamente, la técnica de Dianética se basa en traer a la conciencia de la persona los incidentes negativos que estaban ocultos. Cuando la persona los recuerda, el dolor desaparece definitivamente y el incidente pasa automáticamente del archivo de la mente reactiva al archivo de la mente analítica (o consciente), pero como recuerdo, en cuyo caso no es aberrativo.

Los hechos que tú recuerdas no son los aberrativos. Son aberrativos precisamente los que no recuerdas. Y de estos hechos son los que habla mi Guía personal al cual consulté tu caso

Si tú fueras a una terapia dianética verías cómo empiezan a aparecer esos hechos que estaban ocultos, para tu asombro. Pero para traerlos a la conciencia se necesitan dos mentes: la tuya y la del auditor.

¿Por qué? Porque los engramas penetran en el archivo de la mente reactiva cuando la persona está analíticamente disminuida, lo que significa que conscientemente no sabe que están allí.

Te reitero que en tu caso, mi Guía personal se refirió fundamentalmente a esos hechos que están por debajo de tu conciencia, que no son recuerdos sino engramas.

Cuando uno recuerda, solamente recuerda los hechos analíticos, nunca los reactivos.

Si te queda alguna duda, por favor envíame un mail, que profundizaremos estas explicaciones, ya que hay mucho más.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

.NOTA: Si deseas profundizar tú mismo sobre esta cuestión te puedo enviar "Origen de la aberración humana" y "Sesión de auditación en Cienciología".

 

¿Nos ayudan los Maestros de Luz a evolucionar?

Estimado profesor Velmont: ¿No podríamos evolucionar más rápido si los Maestros de Luz, en lugar de mirarnos con compasión contaran cómo ellos estando en el plano físico lograron comprender mejor la realidad, algo que para la gran mayoría de nosotros está vedado. Personalmente creo que cuando dicen que no pueden interferir en nuestro libre albedrío ayudándonos. ¡es mentira!. ¿Acaso yo intervengo en su libre albedrío enseñándoles a mis hijos como moverse mejor por la vida? Según eso no debería hacerlo. Obvio que debo señalarles el camino y que yo no puedo realizar su vida, pero sí puedo enseñarles mucho.

José M.

 

RESPUESTA



Apreciado José: Tienes un malentendido devastador. ¿De dónde sacaste que los Maestros de Luz no ayudan? ¡Si lo están haciendo constantemente! El hecho de que no te des cuenta, es otra historia.

¿Cómo crees que nos encontraste? ¡Todo el material que poseemos son enseñanzas de los Maestros de Luz que están gratuitamente a tu disposición! ¿Ya lo leíste todo?

Ahora, si quieres que un Maestro de Luz se materialice y te lleve de la mano para cruzar la calle o incluso para ir al baño..., bueno, en eso te doy la razón... ¡no lo hacen!

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿El espíritu humano está obligado a encarnar siempre en la Tierra?



Estimado profesor Velmont: ¿Mientras la raza humana exista, mi espíritu tendrá que encarnar obligadamente en cuerpos humanos? Me refiero a que si solamente cuando la raza terrestre se extinga recién los espíritus podrán encarnar en razas de otros planetas.

Amalia G.

 

RESPUESTA



Estimada Amalia: El espíritu humano no necesita esperar a que la raza humana se acabe para encarnar en una raza extraterrestre. En tu próxima encarnación puedes decidir nacer en Antares 4 u Orión 4, que son planetas pastoriles, o en Orión 3, que está habitado por seres belicosos siempre en guerra entre ellos mismos y con los habitantes de otros planetas.

Pero todo depende de que el decodificador sea apto. Aunque tenga plena libertad para hacerlo, ningún espíritu encarnará, por razones obvias, en un organismo en el cual su decodificador lo transforme en un zombi.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Podemos encarnar en un organismo animal?



Estimado profesor Velmont: ¿El libre albedrío del espíritu humano le puede permitir encarnarse en un organismo animal o en un extraterrestre?

Ingrid F.

 

RESPUESTA



Apreciada Ingrid: En principio te informo que es falsa la doctrina de las trasmigración. El espíritu nunca retrograda. Por lo tanto el espíritu humano nunca podrá encarnar en algo inferior a un organismo humano. Éstas son las enseñanzas que al respecto nos han dado los Maestros.

No te olvides, por otra parte, que existen billones y billones de planetas habitados en todo el cosmos con billones y billones de organismos distintos y que el espíritu es quien los elige para evolucionar.

El espíritu tiene libre albedrío para elegir el planeta en que habitará, el tipo de organismo que utilizará, la familia, el sexo, etc. No está obligado a encarnar siempre en cuerpos terrestres.

Las lecciones kármicas pendientes las puede aprender en cualquier planeta, en cualquier organismo y en cualquier familia. No te olvides que el karma no tiene nada que ver con la ley del Talión (ojo por ojo, diente por diente, etc.). El karma es simplemente lecciones a aprender.

Además, cabe señalar que los espíritus humanos son (desde el mismo instante de su creación por los elohim), humanos. Y los espíritus de los animales también son, desde el mismo instante de su creación por los elohim, animales. No es que un espíritu animal evolucione hasta llegar a espíritu humano. Y esta especialización se mantendrá hasta el Big Crunch, que el que todos nos fundiremos con el Absoluto, ya que somos partes de él.

En cuanto a encarnar un espíritu humano en un organismo extraterrestre, depende del decodificador. Es decir que un espíritu encarnará solamente en organismo cuyo decodificador sea apto para traducir los pensamientos de acuerdo a lo evolucionado que esté su espíritu.

Y como hay excepciones para todo, cabe suponer que un espíritu humano puede encarnar en un organismo animal si el decodificador de este organismo animal está tan evolucionado como para traducir las ideas o conceptos de su espíritu. Naturalmente que esto no sucederá con los organismos de animales terrestres, pero sí de otros planetas.

No te olvides que los Langar, animales del tipo langosta de la Constelación de Arturo, han llegado a construir naves espaciales. Y no veo ningún obstáculo para que tú, como espíritu, en la próxima encarnación decidas encarnar como Langar, quizás en una elevada misión de Servicio.

Espero haber interpretado bien tu pregunta. Si no es así, por favor formúlala de nuevo.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿La poligamia atenta contra lo espiritual?



Estimado profesor Velmont: Por lo que he podido leer en diferentes partes del material de su Grupo, en otros planetas impera la monogamia (los extraterrestres han hablado a veces de "mi compañera"), al igual que aquí en la Tierra. Mi pregunta es cómo ven los maestros de Luz la existencia aquí en la Tierra de la poligamia en diferentes culturas. Desde el punto de vista espiritual,¿es correcta la poligamia?. Un fortísimo abrazo. Gracias por sus molestias.

Juan E.

 

RESPUESTA



Apreciado Juan: La base fundamental para analizar este tipo de cuestiones es el acuerdo. Cuando hay acuerdo, no hay problema ni hay nada que afecte lo espiritual, por impera el libre albedrío que el Absoluto dio a todos los seres.

Si eres un beduino que sales a correr por el desierto a secuestrar bellas mujeres para tu harem, más vale que te estás hundiendo espiritualmente porque estás atentando contra su libre albedrío.

Pero si las mujeres están contentas con ser esposas de un solo hombre, ¿cuál es el problema?

Otra cosa muy distinta es la bigamia o la poligamia como delito, pero esto es depende de cómo está legislado en cada país, y no tiene relación tampoco con lo espiritual sino con lo legal. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

El quid de los animales enjaulados.



Estimado profesor Velmont: ¿Es correcto que mantengamos animales domésticos enjaulados o peces en acuarios?. Aunque tratamos muy bien a esos animales, siempre tienen su libertad anulada, sólo tienen ese pequeño espacio para vivir y muy poca libertad de movimientos. Por ello mi pregunta es la siguiente: es correcto tener a estos animales enjaulados. Muchas Gracias por todo Profesor. Un fortísimo abrazo.

Juan E.

 

RESPUESTA



Apreciado Juan: La base fundamental es que los animales son también nuestros semejantes, y todo daño gratuito que les inflijamos nos genera karma, que no es un castigo sino una lección a aprender.

Si enjaular a un animal le causa sufrimiento, es obvio que no es correcto enjaularlo. Pero si al animal se le da suficiente espacio (hay muchos zoológicos abiertos donde viven como en su hábitat natural) y comida diaria y se le da la tranquilidad de que no será comido por otro animal para el cual es su presa natural, ¿cuál es el problema?

Cuando el animal está en su hábitat natural, muchas veces sufre por la falta de agua y de comida, y si no lo mata su predador natural lo matará el hombre, que es el predador natural de todos los animales.

Por eso digo que no se pueden establecer reglas generales sino analizar cada caso en particular.

Otra cosa a tener en cuenta es que los animales son espíritus en evolución, y se elevan a través del servicio. Es el caso específico de los animales que el hombre utiliza para sobrevivir, como las vacas, las gallinas, los patos, etc. O como los perros y los gatos, que son compañía grata del hombre.

Los espíritus de estos animales encarnan con la misión de servir al ser humano, y esta misión los eleva de plano. Hay espíritus de animales que por este servicio que prestan se encuentran en los planos de Luz.

Los delfines enjaulados, por ejemplo, prestan una gran utilidad en la llamada Delfinoterapia, ya que tienen un sonido especial que puede cambiar el ADN de las personas. Es obvio que este servicio los elevará de plano.

En cuanto a los peces en la pecera, demás está decir que ni siquiera tienen conciencia de que se encuentran en una pecera. Además, tienen comida suficiente y están a salvo de los predadores y también prestan el servicio de engalanar un hogar, algo que indudablemente los elevará de plano.

La base fundamental, entonces, es que al animal no se lo mate o no se lo haga sufrir inútilmente, como sucede en esos juegos macabros llamados "Tiro al pichón" o "Caza del zorro" o directamente cuando se los mata con el uno fin de ponerlos de adorno como un trofeo.

En estos casos, quienes los practican se generan terrible karma. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

Nota: Le reenvío tu pregunta y mi respuesta al profesor Olguín para su consideración.

 

Apreciado Juan: Comparto la respuesta de Horacio... Si el animal está en un hábitat bien cuidado, no sufrirá para nada. Por el contrario, se sentirá más a gusto que en una selva donde a veces no se alimentará o padecerá la caza de otros predadores... Cordialmente,

Jorge Olguín.

 

¿Se conserva la afinidad familiar en los planos espirituales?



Estimado profesor Velmont: ¿Cuando desencarnamos nos encontramos con nuestros familiares que fallecieron en el plano físico? ¿Está usted de acuerdo que en la existencia espiritual la afinidad familiar se conserva? Gracias desde ya por la respuesta.

Irene T.

 

RESPUESTA



Apreciada Irene: Cuando desencarnamos y creemos que nos vamos a encontrar con nuestros familiares, resulta que nos encontramos en realidad con los espíritus que interpretaron el rol de nuestros familiares.

Ten en cuenta que padre, madre, hijo, hermano, son simplemente roles, personajes, papeles, que quedan en el plano físico (por decirlo así), ya que en los planos espirituales no existe la familia, ni el sexo, ni la raza.

Al desencarnar nos damos cuenta con sorpresa que nuestros familiares no murieron en realidad porque eran roles, igual que los roles que interpretan los actores en las obras de teatro, que se acaban cuando baja el telón.

Es algo parecido a que veas una película de James Bond y ames al espía, y después, cuando te encuentras con Sean Connery, recién te das cuenta que el espía que amabas solamente era ficción y que detrás de él estaba un actor.

Obviamente esto no es una frustración sino todo lo contrario, porque te das cuenta que el actor es lo real y no el personaje que interpretó.

Al desencarnar sucede lo mismo: se nos cae la venda de los ojos y vemos la verdad. Y entonces recién comprendemos las palabras del Maestro Jesús cuando nos advirtió que aquel que no aborrece a su padre, a su madre y a sus hermanos no podría ser su discípulo, con lo que quiso dar entender que no debemos apegarnos a roles que son efímeros, sino al espíritu que está detrás de esos roles, que es lo que permanece después de la "muerte" porque es inmortal.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

El caso del viajero del tiempo Rudolf Fenz.



Estimado profesor Velmont: Quisiera que preguntara a los Maestros de Luz sobre el caso de Rudolf Fenz. Los datos que he podido recoger en la Red son los siguientes:

En Nueva York, en el año 1950, en la época de verano, apareció de pronto, como salida de la nada, en la concurrida y ruidosa Quinta Avenida, una persona de unos treinta años con el rostro demudado. Comenzó a vagar entre la gente completamente desconcertado, mirando de un lado a otro y sorprendiéndose por las cosas que veía. Su ropa no era de la época sino de casi un siglo atrás. Vestía una gran levita negra, un traje estrecho, un sombrero a juego, y calzaba unos grandes negros de hebilla. Su desconcierto no duró mucho, ya que cuando se disponía a cruzar la calle (a apenas unos cien metros de Times Square), no se percató de que el semáforo estaba en rojo, y un automóvil lo atropelló. Muchas fueron las personas que fueron a socorrerlo, pero no había nada que hacer, aquella persona yacía muerta en la fría carretera.

Cuando la policía hizo acto presencia en la escena de tal brutal accidente, no esperaban que tendrían frente a ellos un enigma que les quitaría el sueño. A simple vista se dieron cuenta de las ropas tan inusuales que vestía aquel hombre, y que pese a que sus ropas eran de otra época estaban impecablemente cuidadas y en un estado de conservación perfecto. Aparte de lo inusual de sus ropas, también el grosor de la tela de las mismas llamó su atención, ya que era verano y hacía calor. Su asombro aumentó tan pronto como le registraron. En sus bolsillos encontraron diversos objetos que poco tenían que ver con una persona del año 1950. Esto es lo que encontró la policía en los bolsillos de aquel misterioso individuo:

  • Unas tarjetas a nombre de Rudolf Fenz.

  • Unos cuantos dólares en billetes, que desde hacía unos años se encontraban fuera de circulación.

  • Una carta dirigida a Rudolf Fenz, con matasellos de Junio de 1876, en perfecto estado de conservación.

  • Unos recibos que hacían referencia a una suma entregada por la manutención de unos caballos y un carruaje.

No es de extrañar que los policías que allí se encontraban se quedasen un tanto asombrados por los efectos personales que portaba esta extraña persona, que según las tarjetas y la carta indicaban, debía llamarse Rudolf Fenz.

Tras el levantamiento del cadáver, el laborioso trabajo de intentar buscar a los familiares de la víctima se puso en marcha. Y digo laborioso, porque sin lugar a dudas requirió de un gran esfuerzo por parte de los que se encargaron de este trabajo. Consultaron registros municipales, listines telefónicos, expedientes médicos,... y no encontraron rastro alguno de Rudolf Fenz. Era como si no existiera.

Dado el apellido del individuo (Fenz), de raíz claramente germana, decidieron probar en la oficina de inmigración y el FBI, contactando con las autoridades europeas, buscando alguna pista en la República Federal Alemana, Austria, o incluso Suiza. Todos los intentos tuvieron resultados negativos, que minaron los ánimos por encontrar algo sobre aquel hombre. Cuando todo parecía perdido, encontraron una pista clave. En un listín telefónico de Nueva York, que databa del año 1939, encontraron un nombre que les dio un rayo de esperanza, Rudolf Fenz Jr. ¿Sería familiar de Rudolf Fenz? La única manera para encontrar respuesta a esta pregunta era ir al domicilio que figuraba en aquel listín.

Las sorpresas no habían hecho más que empezar. Cuando fueron a la casa en la que vivía Rudolf Fenz Jr., conocieron la noticia de que hacía ya unos años que había fallecido. Gracias a las investigaciones realizadas por Hubert V. Rhin, consiguieron dar con la viuda de R.F.Jr.. Cuando el investigador describió a la anciana viuda el aspecto de del víctima del atropello, sorprendentemente la anciana mujer le confesó que era su suegro, padre de su marido. Según relató la anciana al investigador, Rudolf Fenz (el padre de su marido) era una persona afable, inquieta y desprendida, de complexión fuerte, y sano. Solo tenía un vicio, que a pesar de que a su mujer no le gustaba, era el de realizar largos paseos por el campo fumando unos cigarrillos. Una noche, se despidió de su familia y se fue a dar uno de sus paseos, pero esta vez, nunca volvió.

Desde luego, el relato era sorprendente, por no catalogarlo como algo de ciencia-ficción. ¿Podría darse el caso de que fuesen los mismos Rudolf Fenz? A los encargados del caso se les ocurrió una idea. Decidieron consultar las listas de desparecidos del año 1876. En una página amarillenta de aquellas listas, encontraron el nombre de Rudolf Fenz. La referencia que se hacía a su persona era la siguiente:

"Rufolf Fenz. Desaparecido en el año 1876 de su hogar. Sus familiares desconocen el paradero de éste".

El misterio que rodea a ese último paseo que realizó Rudolf Fenz en el año 1876 es inmenso, ¿es posible que apareciese 74 años después, en mitad de la quinta avenida neoyorquina, sin haber envejecido nada? Referente a este caso existe multitud de informes que llevan a pensar que Rudolf Fenz de alguna manera "dio un salto en el tiempo". Lo que todavía no se sabe es cómo pudo ocurrir tal cosa. Hay teorías para todos los gustos, desde que pudo haber atravesado alguna puerta dimensional (que lo hubiera llevado al Nueva York de 1950), pasando por la teoría de que fue abducido por extraterrestres.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos