Enigmas develados VI



Descargar 0.69 Mb.
Página3/11
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.69 Mb.
Vistas309
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

NOTA: En 1997, en una de las sesiones de Canalización telepática, el Thetán o Yo Superior del Maestro Kether, llamado también El Anciano de los Días, comentó que en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, existía un enorme agujero negro que, debido a su gigantesco pozo gravitatorio, se fagocitaba a las estrellas más cercanas, que se hundían en él y desaparecían del Universo conocido. Este fue el Mensaje...

Y 13 meses y 13 días después, una astrónoma estadounidense, en las islas Hawaii, con un telescopio óptico infrarrojo, detectó dicho agujero negro en el lugar exacto que había indicado Kether.

¿Casualidad o confirmación de la veracidad de los Mensajes?

Cordialmente,

Jorge Olguín.

 

PD: Esta sesión está grabada y hubo más de veinte concurrentes a la misma, testigos valiosísimos...

 

 

¿Se puede impedir la grabación de engramas?



Estimado profesor Velmont: Ante una situación de fuerte dolor físico o emocional, si nos esforzamos en mantenernos lo más analíticos posible: ¿podríamos evitar en gran parte la grabación de engramas?. ¿O es imposible, ya que la mente reactiva se pone en marcha ante un dolor fuerte de forma totalmente independiente a la mente analítica?. ¿Si ante un posible riesgo de grabación de engramas nos ponemos "en guardia" analíticamente, evitaríamos en gran parte esa grabación?. Un fortísimo abrazo. Su amigo.

Juan. E.

 

RESPUESTA



Apreciado Juan: Como pauta, la mente reactiva, para grabar engramas, requiere que la mente analítica esté disminuida. Cuanto menos analítica está la persona, mayor será la grabación engrámica.

Teóricamente, entonces, si una persona está analítica a pleno no debería haber grabación engrámica, pero sin embargo esto no es así, porque la mente reactiva siempre algo graba, nunca detiene su funcionamiento en forma total.

Esto se ve en lo que se llama propaganda subliminal. Una persona puede entrar analíticamente a pleno a ver una película en la que pasen avisos subliminales de una bebida, pongamos Coca Cola, y a pesar de ello, a la salida del cine, igualmente tenga ganas de tomar esa bebida.

La propaganda subliminal no se graba en el banco de recuerdos de la mente analítica sino en el banco de archivos de engramas de la mente reactiva.

Esto significa que la mente reactiva siempre está alerta para grabar, es decir, aunque la persona esté analítica, igual graba. aunque en menor medida.

Volviendo a tu pregunta, es obvio que si ante una situación de dolor físico o emocional podríamos mantenernos analíticos, la grabación engrámica sería menor. Pero la grabación engrámica no podríamos detenerla, porque su mecanismo es inherente y automático.

Un fuerte dolor de cabeza es obvio que disminuye el poder analítico, de modo que si tomamos una aspirina para aliviarlo estaremos previniéndonos contra la grabación engrámica. Y lo mismo si hemos tomado algunas copas de más y tomáramos alguna droga para contrarrestar sus efectos.

Pero si debemos padecer alguna operación quirúrgica donde tendremos que estar completamente anestesiados, nada podremos hacer porque la mente reactiva es un mecanismo automático que no se puede desconectar. Y en cuanto la mente analítica queda fuera de combate por la anestesia, en ese momento comienza inexorablemente la grabación reactiva.

A pesar de que parecería lógica la prevención contra la grabación engrámica, la solución no pasa por allí sino por la no restimulación de los engramas recibidos. Y esto se logra fundamentalmente con la integración de la mente. Integrar la mente es algo similar a ponerse botas para atravesar un campo de espinos. ¿Qué importa, si uno tiene botas, un espino más o un espino menos?

Uno podría volverse loco tratando de que no aparezcan espinos o, en el caso que nos ocupa, que no haya grabación engrámica.

Si uno se fija constantemente donde pisa para no tropezar es obvio que el riesgo de caer será menor, pero no se puede vivir la vida obsesionado por mirar por donde se camina porque puede perderse el paisaje, si se entiende lo que quiero decir, sin perjuicio de que al final puede resultar peor el remedio que la enfermedad.

En mi opinión, de lo único que hay que preocuparse es de que los egos no tomen el mando, porque si somos siempre el amo, la mente reactiva no nos molestará, tenga los engramas que tenga, porque no tendrá influencia alguna sobre nosotros.

Se podría decir que la mente integrada es como el aceite derramado en el agua: impide que se encrespe.

Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Qué sucede cuando desencarnamos?



Estimado profesor Velmont: Le agradecería me explicara qué sucede cuando dejamos la vida y pasamos a otro nivel, o sea cuando morimos y dejamos el cuerpo. Y me gustaría saber más acerca de la vida en otros planetas. ¿Podría acercarme información acerca de eso?

Orlando P.

RESPUESTA

Trataré de explicártelo de la manera más sencilla posible. Yo, a través de un médium, puedo conversar con tu Yo Superior, es decir, con tu 90 %, que está en el plano suprafísico, vulgarmente llamado espiritual

Esto significa que tú eres solamente un 10 % de espíritu, ya que tu otro 90 % está en su plano de origen.

¿Qué es encarnar y desencarnar? Imagínate una varilla que la pasas a través de una cerradura, quedando de un lado el 10 % y del otro el 90 %. Siempre es la misma varilla. Reemplaza mentalmente la varilla por el espíritu. Bien. Encarnar es como pasar la varilla a través de la cerradura y desencarnar es como sacar la varilla de la cerradura. Al desencarnar, el 10 % y el 90 % vuelven otra vez a ser espíritu puro. Pero nunca estuvieron separados, simplemente la atención estuvo enfocada en dos puntos distintos.

Otra forma de explicar esto es diciendo que somos espíritus-actores que al encarnar desempeñamos un personaje: padre, madre, hermano, etc. Igual que una obra de teatro.

Lo que ocurre es que nos compenetramos tanto del rol de padre, madre, etc. que nos creemos el personaje cuando en realidad somos los actores.

De esto nos damos cuenta al desencarnar, al ver que madre, padre, hermano, hijos eran solo roles, personales, papeles como los de una obra de teatro.

Por eso el Maestro Jesús les dijo a sus discípulos que quien no "aborrecía" a su padre, a su madre y a sus hermanos no podría ser su discípulo. Con lo que le quiso decir que no debían apegarse a los roles, porque son falsos, sino al espíritu que está detrás y que los anima.

Cuando desencarnamos nos elevaremos de nivel o descenderemos de acuerdo a nuestra conducta. En síntesis, el hombre no tiene un alma, sino que el alma tiene un hombre. No somos seres humanos en una aventura espiritual sino espíritus en una aventura humana.

Todas estas cosas las comprenderás mejor leyendo nuestro material que está a tu disposición gratuitamente. Y en cuanto a lo que te dije al principio de que yo me puedo comunicar a través de un médium con tu 90 % (Yo Superior), también tú lo puedes hacer e incluso polemizar.

Estas cosas son en realidad muy simples y no tienen ningún misterio. Sólo la ignorancia pudo hacerlas complicadas.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

La verdad sobre los postulados.



Estimado profesor Velmont: Quisiera preguntarte si un postulado, como lo enseñan en Cienciología, es en verdad algo que yo hago que suceda o tengo la ayuda del Absoluto o de algún Maestro de Luz. Gracias.

Julia A.

 

RESPUESTA



Apreciada Julia: Un postulado, en principio, no es más que una expresión de deseos cuyo cumplimiento depende de imponderables que desconocemos cuando estamos encarnados, por ejemplo, lecciones que tenemos pendientes de aprendizaje (karma), decisiones que hemos hecho como espíritu antes de encarnar y con la finalidad de evolucionar, etc.

Los postulados hay que interpretarlos con sentido común, ya que hay muchas variables. Hay postulados cuyo cumplimiento ya están disponibles para ti, y en cuanto los formulas te caen casi de un golpe del techo, para decirlo de una manera clara. Y habrá otros postulados que tendrás que obrar para obtenerlos. Y también habrá otros que por más que los formules y obres para que se cumplan, no podrás obtenerlos.

Tienes que tener en cuenta que dentro del universo creado por el Absoluto hay muchas alternativas, y nada está irremisiblemente destinado. Recuerdo en este momento a los pasajeros del Titanic, cuya muerte era segura, cuando de pronto aparecieron extraterrestres que los salvaron de una muerte inevitable y los llevaron a colonizar otros planetas.

En consecuencia, mi opinión es que hay que postular lo que se desea conseguir y, si es posible hacerlo, obrar para que ese postulado se cumpla. Por ejemplo, si alguien quiere escalar una montaña, es obvio que deberá ir hasta ella, y si su escalamiento es muy peligroso tendrá que prepararse físicamente y comprar los elementos necesarios.

Si no se puede obrar para conseguir el cumplimiento del postulado porque no depende de uno, entonces bastará simplemente formularlo (es suficiente elevar el pensamiento al Absoluto).

En mi experiencia, ayuda mucho al cumplimiento de los pedidos el hecho de prestar Servicio al semejante −y los animales también son nuestros semejantes−, porque es la mejor forma de "provocar" la ayuda del Absoluto, que parece ser muy "sensible" (no sé cómo expresarlo mejor) a los pedidos cuando quienes lo solicitan son también Servidores de la Humanidad.

Estos son los aspectos generales, porque, te reitero, las variables son muchas.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

Seguidamente transcribo un párrafo del libro El Cielo responde II, donde le pregunto a Eón sobre si fue él quien me otorgó un pedido en un momento en que parecía que ni el mismo Absoluto podría concederlo.



 

Interlocutor: . En este momento recuerdo un hecho que me llamó mucho la atención y que me llenó de intriga. Hace un tiempo viajaba en un auto alquilado con mi esposa, nuestra hija y su marido rumbo al aeropuerto de Ezeiza. Mi hija y su marido tenían pasaje en avión para regresar a Alemania, donde estaban radicados. Salimos con tiempo suficiente, pero no contamos con una huelga de "piqueteros" que cortaron todas las rutas. Esto hizo que los automóviles y camiones tuvieran que ir a paso de hombre. Cuando apenas faltaba un poco más de media hora para que saliera el avión, nosotros estábamos a 5 Km. del aeropuerto y la ruta repleta de vehículos que apenas se movían. Obviamente era imposible que llegáramos. Los trastornos que provocaría la pérdida del avión serían indecibles. Yo sabía que no había nada que pudiera suceder que hiciera que llegáramos a tiempo, salvo que bajara de pronto algún helicóptero y nos trasladara. Entonces, en la desesperación, le pedí un milagro al Absoluto, sabiendo que ni siquiera él lo podría hacer. No había terminado de hacer el pedido cuando de pronto se escuchó la sirena de una ambulancia que iba a toda velocidad por la banquina, algo obviamente prohibido para el resto de los vehículos. Nuestro chofer, en una maniobra impensable, hizo un viraje brusco que lo sacó de la hilera de coches y de inmediato se pegó a la ambulancia que con el ulular de la sirena despejó el camino y nos sacó del atolladero.

Lo más curioso de todo fue que cuando yo hice notar a mis familiares lo insólito de lo sucedido, no demostraron asombro ni tampoco señal alguna de que hubiera ocurrido nada del otro mundo, con lo que obviamente quedé más confundido.

La pregunta, entonces, es si hubo una "intervención divina", para decirlo de alguna manera, o fue simplemente una mera coincidencia.

Eón: No existen en realidad las "intervenciones divinas" en el sentido de que puedo intervenir en cualquier circunstancia aun violando el libre albedrío, porque éste hay que respetarlo para bien o para mal.

Pero sí puedo intervenir cuando el libre albedrío no se encuentra comprometido. Y lo he hecho infinidad de veces, en cosas graves y no graves. Hay curas "milagrosas" que he realizado que van en contra de todo paradigma físico.

Tú has dicho muchas veces que en ese juego de cartas, llamado Truco, si tienes tres "Cuatro" no puedes ganar. Yo tampoco puedo ganar en este juego si tengo tres Cuatro.

Interlocutor: Bueno, pienso que podría ganar si en ese momento cambia las reglas y entonces el cuatro es la carta más fuerte del juego.

Eón: Podría cambiar las reglas, provocarte una amnesia temporal haciendo que tú no recuerdes las tuyas, o podría llevarte a un universo paralelo donde el Cuatro le ganara al As. Podría hacer mil jugarretas para ganarte. Pero eso sería algo que no daría frutos.

Entonces, sí intervengo cuando de alguna manera se pueden lograr cosas para favorecer.

El hecho de que se haya abierto la posibilidad de que el vehículo en el que viajaban pudiera salirse del atascamiento, sí fue obra mía.

Interlocutor: ¿Fue real la ambulancia o usted la reprodujo holográficamente?

Eón: La ambulancia fue real. Mis intervenciones están basadas fundamentalmente en jugar con los factores reales de modo que ustedes tuvieran una brecha para avanzar rápidamente.

Interlocutor: Lo que más me asombró fue la velocidad con la que el chofer maniobró para pegarse a la ambulancia. Fue un acto automático, de una tremenda velocidad y de total riesgo. ¿Aquí usted también intervino?

Eón: Sí, así es. La rápida acción del chofer fue motivada ex profeso por mí, pues de lo contrario, por sí mismo, no podría haberlo logrado.

Interlocutor: Como usted se habrá dado cuenta -obviamente-, rememorar este hecho me ha sacudido como si lo estuviera viviendo otra vez. Por eso, para aflojarme un poco, le pregunto, haciendo una chanza, si el favor fue gratis o lo tengo que pagar.

Eón: No, no es gratis, lo tienes que pagar con Servicio.

Interlocutor: ¡Ya me parecería que había algo detrás! Pero bueno, ahora que aflojé la tensión, le digo que estoy contento por el favor y por el precio que tengo que pagar.

Eón: Aunque tú ya lo sabes, quiero dejar aclarado para quienes en el futuro lean estos diálogos, que el Servicio se brinda a los semejantes, no a mí.

Interlocutor: Pienso que eso era algo sobreentendido, pero lo transcribiré tal cual usted lo dice, porque, y haciendo otra chanza, "hay de todo en la Viña del Señor".

 

Bueno, espero que este asunto tan complejo de los postulados, con tantas variables, haya quedado debidamente aclarado.



Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

Culpa por haber abortado.



Estimado profesor Velmont: Soy un alma en pena. No puedo conseguir tranquilidad para mi espíritu. Llevada por la fuerza del egoísmo he cometido varios abortos y al leer el artículo en su página me he dado cuenta del terrible karma que he generado para mi vida. Quisiera saber si existe algo que yo pueda hacer para remediar el mal que he hecho. Necesito un poco de paz....Le agradezco desde ya la respuesta....

María G.

 

RESPUESTA



Apreciada María El karma no es un castigo sino una lección a aprender. Es algo similar a que a un alumno lo reprueben porque no sabe la lección. Cuando la aprende, es aprobado y ya está.

Si tu aprendiste la lección, listo, no tienes karma alguno, porque de eso se trata todo, de aprender la lección. Es algo muy sencillo. Además, no te olvides que el aborto lo único que hace es liberar al espíritu de la prisión del cuerpo.

En todo caso es una pérdida de una oportunidad para el espíritu, pero en todo el mundo hay miles de mujeres donde un espíritu puede encarnar.

No hay muerte sino la pérdida de una oportunidad. Pero esto no recae sobre ti, que sólo tienes que aprender una lección. Esta lección, una vez aprendida, te libera completamente. Y no te cargues de una culpa que no tienes, porque sería absurdo.

Sinceramente no sé como explicártelo más sencillo. Lo único importante es lo que harás desde este momento en adelante. El pasado no cuenta una vez aprendida la lección.

Naturalmente, una cosa buena que puedes hacer es prestar Servicio al semejante, por ejemplo estudiar nuestro material, que son las enseñanzas de los Maestros de Luz, y si estás de acuerdo con ellas difundirlas. Si tienes dudas, por favor, pregunta.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Existen los fantasmas?



Estimado señor Velmont. Tengo un compañero de trabajo que mientras hacía un trabajo en una residencia alega haber visto a una mujer de espalda subiendo por las escaleras hacia la cocina. Actualmente dicha residencia es un museo porque perteneció a una personalidad importante en mi país.

Se asustó porque algo le decía que no era realidad lo que veía. Rápidamente del susto se alejó del lugar y le hizo el comentario a una secretaria empleada de las facilidades y ella le dijo que es una hija fallecida hace muchos años del dueño de la casa.

Existen o no los fantasmas? Por qué en la mayoría de las veces los testimonios son que vieron personas caminando, sentados, llorando...etc., es decir, haciendo en definitiva cosas cotidianas y sin darse cuenta que el testigo los está viendo?

Supuestamente es gente que murió y está haciendo las mismas cosas que hacían cuando vivían en el mismo sitio. ¿Qué es eso? ¿Existen las casas encantadas? Muy agradecida por su respuesta.

Silvana R.

RESPUESTA

Apreciada Silvana: Los fantasmas son simplemente espíritus que directamente se dan a conocer con su último cuerpo... De repente fallece una persona de 1,90 m., con barba, y cuando esa entidad es tomada por un médium parlante como mi receptáculo, si alguien que fuera vidente mirara hacia ese receptáculo va a ver superpuesto al cuerpo del médium una persona de 1,90 m, con barba, porque el espíritu va a mostrar su última apariencia.

En cuanto a los fantasmas que deambulan por los castillos y en ciertos lugares, arrastrando cadenas y haciendo ruidos raros, se trata de espíritus del Error rebeldes, y que directamente para asustar, preocupar o intimidar a los encarnados muestran su última "cáscara".

Pero quiero dejar bien aclarado que no tienen ninguna potestad sobre el ser humano encarnado.

En otros casos, directamente ni se dan cuenta de su situación porque sus egos no les permiten darse cuenta de que han "muerto" y entonces siguen haciendo las mismas tareas que hacían cuando estaban encarnados. Es así de simple.

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿Cómo saber si decimos la verdad?



Estimado profesor Velmont: Es la primera ves que checo esta página Web y me parece, bueno, que no sé nada de usted. ¿Pero cómo hacer para creer en lo que usted dice? ¿Qué tal si nos está solamente cotorreando? Espero que me conteste pronto. Gracias.

Teodoro F.

RESPUESTA

Apreciado Teodoro: Tu pregunta es tan, pero tan ingenua, que me ha hecho verdaderamente sonreír. Para saber si lo que nosotros decimos es la verdad... ¡tienes que saber tanto o casi como sabemos nosotros! ¿Conoces acaso alguna otra forma?

Cuando llamas a un técnico para que te arregle la computadora, y el técnico te dice que el disco duro no funciona más y hay que cambiarlo, ¿cómo sabes que te está diciendo la verdad? ¡Para saberlo tendrías que saber tanto como el técnico!

Entonces, te quedan dos alternativas: o confías en el técnico o te pones a estudiar para saber tanto como el técnico. ¿Captas la idea?

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

Las plagas de Egipto.



Estimado profesor Olguín: Mi pregunta está dirigida a saber si realmente existieron las famosas siete plagas de Egipto, y si es así si fueron los Ha sus causantes. ¿Existió ese "ángel vengador"? Sabemos que no fue ningún ángel el que mató a todos los primogénitos de Egipto. Y si en realidad existió, ¿fueron también los Ha?.

Juan E.

RESPUESTA

Apreciado Juan: Las plagas de Egipto existieron, pero no todas las que menciona la Biblia, que fueron 10 y no 7:

 

Plaga de sangre (el agua del río se convierte en sangre), plaga de ranas (millares de ranas invadieron el poblado), plaga de piojos, plaga de moscas (enjambres interminables invadieron el país de Egipto), plaga en el ganado (la peste asoló todos los animales de Egipto, no los de Israel), plaga de úlceras (la piel de los habitantes de Egipto se llenó de úlceras), plaga de granizo (llovió granizo sobre la tierra de Egipto). Lo "raro" es que también cayó fuego [Éxodo 9:23], plaga de langostas (una gigantesca manga de langostas cubrió la faz de la tierra y asoló todos los campos), plaga de tinieblas (el sol fue cubierto y Egipto quedó en penumbras), plaga de los primogénitos (Jehová, para mostrar el poder de Moisés envió a éste a decir que morirá todo primogénito en tierra de Egipto, desde el primogénito del Faraón hasta el primogénito del último siervo). Esa medianoche, Jehová, con extrema crueldad, llevó a cabo el exterminio de todos los primogénitos [Éxodo 12:29].

 

La plaga de sangre y de ranas la tomo "con pinzas". La plaga de úlceras fue real. Hubo una serie de enfermedades que afectó a un 20 % de los egipcios, debido a una manipulación bacteriológica provocada por los Ha. La plaga de tinieblas se logró cuando una nave madre "tapó" el sol, pero solo afectó a un pequeño territorio, la plaga de granizo fue reforzada por descargas de armas desde la nave de los Ha.

Cordialmente,

Jorge Olguín.

 

La doctrina del dato estable.



Estimado profesor Velmont: Mi pregunta es: ¿Cómo pueden ustedes asegurar que el Triángulo de las Bermudas es una puertas a otros mundos? ¿Necesito pruebas para creerlo?

Laura L.

 

RESPUESTA



Apreciada Laura: No es necesario tener la certeza absoluta en todo, ya que existen cosas que no se pueden probar, como la existencia de Dios o la vida después de la muerte, pero que operan como dato estable y funcionan para armar el rompecabezas.

Por ejemplo, la cuestión de los extraterrestres. ¿Qué importa que existan o no? Los extraterrestres funcionan como dato estable: los pones en la ecuación y el problema se resuelve, los quitas y todo es confusión.

Entonces, tomas a los extraterrestres como que sí existen. Si en el futuro aparece un dato que resuelve mejor el problema que considerar la existencia de los extraterrestres, entonces lo tomas como nuevo dato estable.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos