Enigmas develados I (libro)



Descargar 0.6 Mb.
Página2/11
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño0.6 Mb.
Vistas296
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

Tienen más o menos la misma cantidad de habitantes que nosotros, 6000 ó 7000 millones pero, teóricamente, Espiga 4 tendría que tener muchísimo más. En cuanto al perímetro de este planeta, es de alrededor de 60.000 km. (la Tierra tiene 40.000 km.).

Ésta es toda la historia de las llamadas Experiencias de Visitantes de Dormitorio, que en definitiva no es demasiado sorprendente. En cuanto al relato de Whitley Strieber, es real. Y también es real el de Kathie Davis (seudónimo de Debra Tomey).

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

El crimen de Arthur Conan Doyle.

Estimado profesor Velmont: Recibí su libro Enigmas develados y veo que, como se dice vulgarmente, "no deja títere con cabeza". Pero mi propósito al escribirle es saber si tiene algún dato sobre la veracidad o la mentira que se está difundiendo acerca de que el autor de Sherlock Holmes fue nada más y nada menos que un vulgar asesino. Me refiero a la opinión de un tal Rodger Garrick-Steele, ex psicólogo metido a investigador aficionado, que un día comenzó a husmear en la vida de Arthur Conan Doyle. ¿No estará buscando fama esta persona a costa de la personalidad del creador del genial detective?

Amalia M.

RESPUESTA

Apreciada Amalia: En mi juventud he sido un apasionado lector de las aventuras de Sherlock Holmes. La primera que leí fue "Estudio en escarlata". Recuerdo que todo se basaba en un nombre escrito con sangre en la pared: "rache" (venganza, en alemán).

Verdaderamente amé ese libro. Pero ahora, frente a tu pregunta, tengo que exponer la verdad, y ésta es que sí, que tiene razón Garrick-Steele, el creador del detective fue un vulgar asesino.

Doyle, junto con Gladys, su cómplice y amante, que era esposa de su amigo Bertram Robinson, lo envenenaron. Uno de los motivos fundamentales del asesinato fue que Robinson era el verdadero autor de una de las más afamadas aventuras de Sherlock Holmes, "El mastín de los Baskerville", del cual se hicieron varias películas, y Doyle se la apropió y la publicó como suya.

Robinson murió sorpresivamente, cuando nadie lo esperaba, ya que tenía 36 años y gozaba de una salud de hierro. Sin embargo, casi de la noche a la mañana decayó y falleció. No hay que olvidarse que Arthur había estudiado Medicina en su juventud, de modo que sus conocimientos de venenos eran más amplios que los de una persona corriente.

Oficialmente, su deceso fue atribuido a la fiebre tifoidea. Pero la verdad es que su esposa Gladys lo envenenó con láudano, un poderoso tóxico a base de opio, y cuyos efectos, como bien lo sabía el doctor Doyle cuando se lo entregó, podían hacerse pasar por esa enfermedad febril.

Bertran Fletcher Robinson murió el 21 de enero de 1907, seis años después de que se publicase, con éxito extraordinario, El mastín de los Baskerville, y ocho años antes de que Doyle fuese nombrado caballero. El crimen de Robinson fue el único crimen que no pudo descubrir Sherlock Holmes. Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

El truco de la cuerda india.

Estimado profesor Velmont: Recuerdo que en mi adolescencia (ahora cuento con 60 años) leí mucho sobre un truco que realizaban algunos ilusionistas callejeros hindúes, referido a un muchacho que subía por una cuerda que se sostenía en el aire y desaparecía al alcanzar el extremo superior. Siempre me intrigó este truco y si usted se encuentra en condiciones de decirme la forma cómo lo hacían se lo agradeceré. ¿Una de las posibilidades podría ser algo así como una especie de hipnosis colectiva, donde el ilusionista le hace ver al público algo que no existe?

Walter T.

RESPUESTA:

Apreciado Walter: Muchas veces he dicho que no existe la hipnosis colectiva, y aquellos ilusionistas que las incluyen en sus espectáculos utilizan actores que se prestan voluntariamente, y por lo general por una paga, a la farsa. Con respecto a la hipnosis individual, debo señalarte que es muy difícil hipnotizar a alguien, necesitándose mucha preparación previa y, por supuesto, la colaboración del sujeto. Incluso hay personas que no pueden ser hipnotizadas. Aclarado esto, paso al truco de la cuerda india.

La historia es ésta: Hace algo más de un siglo, el actualmente prestigioso periódico norteamericano Chicago Tribune comenzaba sus ediciones, y a su director se le ocurrió, para fomentar las ventas, incluir entre las noticias, historias falsas que llamaran la atención de sus lectores. Así, publicó una nota de su supuesto corresponsal en la India sobre un muchacho que subía por una cuerda que se sostenía en el aire y desaparecía al alcanzar la punta.

Para hacer más atrapante el relato, agregaba que un hombre con un sable simulaba perseguir al muchacho y luego de subir por la cuerda también desaparecía al llegar arriba. De inmediato caían los miembros descuartizados del muchacho en una cesta colocada al pie de la cuerda. Posteriormente, reaparecía el perseguidor y volcaba el contenido de la cesta, que no era otro que el muchacho supuestamente descuartizado, el cual, además de estar "vivito y coleando", no tenía un solo rasguño.

Lo curioso es que esta historia fraguada se esparció por todo el mundo con fuerza inusitada y se la dio por cierta, a tal punto que un virrey de la misma India ofreció una recompensa de 10.000 libras a quien realizara el truco ante el Príncipe de Gales, a quien quería impresionar durante una visita oficial que éste realizaba a las colonias.

La tremenda fuerza de la prensa (con sus consiguientes peligros) lo brinda el hecho de que el truco de la cuerda india persiste, aun en la actualidad, como un hecho verdadero, a pesar de que algunos meses después el propio periódico Chicago Tribune informó a su público que todo no había pasado de ser un ardid publicitario.

¿Te sorprendería si te digo que entre las teorías que se difundieron para explicar el truco hubo alguien que, con toda seriedad, sostuvo que se utilizaban hermanos gemelos, uno de los cuales era verdaderamente descuartizado? Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

El quid del ejemplo de los roles.

Estimado profesor Velmont: Le agradezco su envío de Enigmas develados, y si bien muchas respuestas me parecen lógicas, hay otras que me resulta muy difícil aceptar. Una de ellas, por ejemplo, es la que se refiere a su comparación de nuestras relaciones familiares con los roles o personajes de una obra de teatro o de un film. ¿No es exagerar demasiado las comparaciones?

Jim P.

RESPUESTA

Apreciado Jim: Las comparaciones que yo hago son siempre aproximadas, porque es muy difícil encontrar ejemplos que se ajusten perfectamente cuando se trata de vincular cuestiones físicas con cuestiones de índole espiritual. No obstante, ayudan enormemente a comprender muchas cosas. Pero tus especulaciones son válidas porque en la comparación faltaba mencionar un ingrediente muy importante, aunque en rigor lo daba por sobreentendido.

El sufrimiento de un hijo que pierde un padre, por más que en definitiva ambos sean roles, es real. En una obra de teatro o de un film, en cambio, el actor que interpreta el rol de un hijo que pierde un padre no sufre sino que finge sufrir. Si a James Bond, el personaje de ficción creado por Ian Fleming, lo torturan en una película, eso no significa que el actor que lo interpreta ─Sean Connery, por ejemplo─, también tenga que sufrir la tortura. Se podría decir ligeramente que la diferencia está en que el actor que interpreta el rol de un hijo que pierde a un padre sabe que es un rol, y el hijo que en la vida real pierde a un padre no sabe que es un rol.

Pero la verdad es que aun sabiendo la verdad, sufrirá lo mismo. El conocimiento de que somos espíritus interpretando un rol en el plano físico quizás pueda aliviar en algo el sufrimiento, pero no el sufrimiento en sí. Y obviamente ese conocimiento no lo podrá evitar en absoluto si no se trata de un dolor emocional sino físico. Creo que con estas explicaciones ha quedado aclarada tu pregunta. Bienvenido al club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

 

¿El hombre llegó a la Luna? II.



Estimado profesor Velmont: He leído su libro "Enigmas develados" y entre las muchas preguntas que tengo para hacerle quisiera empezar con una, que es la referente a lo sostenido por usted respecto a que existen fundamentalistas que se oponen a los viajes espaciales. ¿De dónde sacó tamaña idea? Me parece que es una generalización que carece de valor si no da nombres.

Andrés C.

 

RESPUESTA



Apreciado Andrés: En realidad tienes razón, y voy a subsanar ahora lo que debí incluir en esa respuesta. Como creo que para muestra basta un botón, solamente voy a citarte a uno de los más conspicuos, el presidente de la Coalición Cristiana y antiguo candidato a la Casa Blanca, Pat Robertson, quien propugnó, entre otras "cositas", la muerte por lapidación de todos los aficionados al fenómeno Ovni.

Este "telepredicador" mantiene una actitud recelosa sobre todo lo que se vincula con el programa espacial norteamericano y a la temática extraterrestre. En un discurso, poco menos que demencial, sostuvo que si los extraterrestres existieran serían simplemente demonios intentando sustraer a los creyentes del seno de Cristo. Según Robertson, la amenaza es tan seria que la gente que cree en alienígenas debería ser ejecutada por lapidación, como dicta la "palabra de Dios" (?).

Robertson citó a la Biblia, en apoyo de sus dichos, donde Jehová dice que la Tierra pertenece al hombre, pero los cielos pertenecen al Señor: "Si se encuentra entre vosotros, dentro de alguna de las puertas que el Señor os ha dado, un hombre o una mujer que hayan pecado a la vista de Nuestro Señor, transgrediendo Su alianza, marchando a servir y adorar a otros dioses, al sol, a la luna o algún habitante del cielo que no haya sido enviado por mí, y oís que esto sucede, entonces debéis averiguarlo con diligencia. Y si resulta cierto que esta abominación ha sido cometida en Israel, debéis sacar de la ciudad al hombre o la mujer que haya cometido semejante acto infame, y apedrear hasta la muerte a ese hombre o esa mujer".

Luego de citar este párrafo de la Biblia, Robertson siguió su discurso: "Así es, eso es lo que Moisés ordenó a los hijos de Israel que hicieran con quienes adorasen al sol, la luna o los habitantes del cielo, porque estas cosas, en el mejor de los casos, son objetos sin vida, o, en el caso de ser inteligentes, son demoníacos. Y, sí, hay habitantes en el cielo. Hay ángeles y ángeles caídos. No hay duda sobre esto"

Y concluyó con estas palabras: "¿Puede un demonio tomar la forma de una criatura de ojos rasgados y aspecto extraño? Por supuesto que puede, claro que sí. Claro que puede engañar a la gente. Y puede alejar a cualquiera del camino del Dios verdadero, o lejos de Jesucristo. De cualquier forma que suceda, no importa, habréis perdido vuestra salvación. No importa como os veáis involucrados".

Creo que no es necesario que te haga alguna acotación más, porque este discurso, de una paranoia galopante, lo dice todo. No obstante, te quiero aclarar, por las dudas, que lo que la Biblia atribuye a Jehová (¿quién con dos dedos de frente puede pensar que Dios se va a expresar así?), no eran más que las astutas advertencias de un jefe extraterrestre, los Ha, que simplemente buscaba proteger su liderazgo sobre los israelitas, que los utilizaba para sus propios fines haciéndose pasar por Jehová. ¡Los seres humanos siempre hemos sido fácil presa de los alienígenas! Y fíjate si son astutos (o nosotros ingenuos), que a pesar de todas las evidencias de que están aquí seguimos negándolos... Bueno, no todos, afortunadamente.

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

El fraude de las apariciones de la Virgen.

 

Estimado profesor Velmont: Recuerdo que cuando era pequeña leí un libro sobre los pastorcitos de Fátima, que en esa época de mi niñez me resultó verdaderamente hermoso. Ahora, con unos cuantos años de más, veo las cosas de otra manera y no creo tan fácilmente como antes. Me gustaría saber si usted tiene algún dato más concreto sobre las tan comentadas y cuestionadas apariciones marianas, es decir, qué hay de verdad en ellas y qué de mentira. Especialmente me interesaría saber qué son esos prodigios solares que siempre acompañan a las apariciones y cuál es el secreto de Lucía que el Vaticano oculta tanto. Desde ya le doy las gracias por cualquier dato aclaratorio que me pueda brindar.



Nilda A.

RESPUESTA

Apreciada Nilda: Recibí tu email muy oportunamente, pues hace tiempo que quería comentar el tema. A lo largo de la historia, las llamadas "apariciones de la Virgen" surgen por todos lados como moscas. Sería muy infantil atribuirlas simplemente a alucinaciones, como hacen los detractores, ya que han sido vistas por infinidad de personas, muchísimas de las cuales están exentas de toda sospecha de padecer trastornos mentales.

¿Pero entonces qué es lo que en verdad sucede? Bueno, lo que sucede es que hay una mezcla de varias cosas. En principio, todas las apariciones y todos los fenómenos que vienen acompañados a ellas son perpetradas, por una parte, por extraterrestres. Los extraterrestres han estado siempre presentes en la evolución del hombre. Los sumerios, por ejemplo, debieron el florecimiento de su civilización a contactos extraterrestres, que ellos tomaron por dioses. También los israelitas tuvieron contactos extraterrestres y Moisés confundió a su jefe con Jehová. Esto surge palmariamente de la Biblia. Todos los prodigios que relata los producían estos extraterrestres aprovechándose de la ingenuidad casi infantil de los habitantes de esa época. También los Incas tuvieron contactos extraterrestres y a ellos debieron el florecimiento de su cultura. Y ni qué hablar ahora de Estados Unidos que están en combinación con extraterrestres ─lamentablemente, los norteamericanos están interesados sólo en lo que les pueda servir para desarrollar tecnología bélica─ y que solamente el infantilismo de los seres humanos hace que no salga a la luz. Como se dice vulgarmente, "el secreto se protege solo".

Ahora bien, los extraterrestres, como los humanos, tienen su propio modo de ver las cosas, especialmente en lo que se refiere al sometimiento de cuantos seres en el universo se les pongan a tiro y sean aptos para caer bajo sus redes. Y han considerado que una de las formas para someternos fácilmente es a través de infundirnos temor religioso. Y las "apariciones marianas" es una de las formas que ellos consideran viables, sin dejar de lado, por supuesto, aunque muy, pero muy excepcionalmente, que también las usen para que, por lo menos por el temor, dejemos de pelearnos por nimiedades, porque "hay de todo en la viña del Señor". Pero en el 99 % de los casos sus intenciones son aviesas.

Los extraterrestres, de más está decirlo, tienen toda la tecnología necesaria para hacer asombrosos prodigios, que nosotros, en nuestra ignorancia, después los atribuimos a hechos milagrosos.

Por la otra parte, están los espíritus del error, que con la finalidad de confundirnos proyectan imágenes holográficas de una supuesta virgen María y muchos otros fenómenos, que nosotros, siempre, reitero, en nuestra ignorancia, tomamos como reales. La forma de lograrlo es haciendo "foco", es decir, reuniéndose innumerables espíritus del error y concentrando la energía en un punto. El tremendo poder energético que logran puedes imaginarlo al saber que ellos son los que producen la famosa "combustión humana espontánea" que tan perplejos tiene a los investigadores.

En concreto, detrás de cada aparición de la Virgen y de todos los fenómenos asociados, como los solares, están los inefables trucos tecnológicos de los extraterrestres y las imágenes holográficas de los espíritus del error.

De más está decir que los extraterrestres y los espíritus del error no están en combinación, ya que aquellos ignoran la existencia de éstos. Lo que ocurre es que cuando los extraterrestres provocan este tipo de fenómenos, los espíritus del error acuden como moscas al lugar para sacar su tajada haciendo lo propio. Es lo que sucedió en Fátima con las supuestas apariciones de la Virgen.

A todo esto agrégale el trastorno mental de algunos de los presentes, sumados a la prensa sensacionalista, a las manipulaciones del Vaticano, que las aprovecha para sus propios fines, y tendrás un panorama completo de lo que son las famosas "apariciones marianas", es decir, todo un fraude.

El famoso "Tercer Secreto de Lucía", no solamente es algo banal, escrito por una criatura y dictada por los infaltables espíritus del error, sino que ha sido utilizado perversamente ─y aún lo es─ por los altos dignatarios de la Iglesia como medio de manipulación.

Para concluir, te recuerdo un hecho de la vida de Jesús: la "Transfiguración", donde el Maestro conversó con dos extraterrestres (que fueron confundidos con Moisés y Elías), en presencia de tres de sus discípulos (Juan Zebedeo, su hermano Santiago y Pedro) y donde se oyó la voz de "Dios" que les decía "éste es mi hijo bien amado, seguidle" (que provenía del altavoz de una "nube plateada", obviamente una nave espacial).

Y concluyo con una frase de J. Conrad Lewis que viene perfectamente al caso: "Dijo Dios al hombre: creced y multiplicaos. Lo segundo ya lo habéis hecho, ahora sólo os falta crecer".

Bienvenida al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

La verdad sobre la "Tierra hueca".

 

Estimado profesor Velmont: Hace un tiempo leí un artículo que teorizaba sobre la posibilidad de que la Tierra fuese hueca, con un sol central iluminando a una civilización avanzadísima. Además, admitía la posibilidad de que los Ovnis provinieran de allí. El artículo, además, explicaba que, a principios de 1970, la Administración del Servicio de Ciencia del Medio Ambiente (ESSA), perteneciente al Departamento de Comercio de los Estados Unidos, había proporcionado a la prensa unas fotografías del Polo Norte tomadas, el 23 de noviembre de 1968, por el satélite ESSA-7. Una de las fotografías mostraba el Polo Norte cubierto por la acostumbrada capa de nubes. La otra, que mostraba la misma zona sin nubes, revelaba un inmenso agujero donde hubiera debido estar el Polo. En el número de junio de 1970 de la revista Flying Saucers, el editor y ufólogo Ray Palmer reprodujo las fotos del satélite ESSA-7 junto con un artículo en el que manifestaba que el agujero de la foto era real.



Durante mucho tiempo, Ray Palmer y otros ufólogos habían creído que la Tierra es hueca, y que los Ovnis provienen y retornan a una civilización de seres superiores que está oculta en su interior inexplorado. En 1970, gracias al apoyo de una fotografía en que aparecía el enorme agujero del Polo Norte, Palmer pudo por fin asegurar que la super-raza subterránea existía y probablemente se podía llegar hasta ella a través de los agujeros de los polos Norte y Sur.

En los números siguientes de Flying Saucers apoyó su teoría resucitando otra antigua controversia sobre la "Tierra hueca": la de las famosas expediciones del vicealmirante Richard E. Byrd a los polos Norte y Sur.

Arthur Z.

RESPUESTA

Apreciado Arthur: Según estudios realizados por geofísicos del Instituto de Tecnología de California (USA) y través de mediciones indirectas en la frontera entre las zonas líquidas y sólidas, se estima la temperatura interior del planeta en 6.300º C y en principio, en el "centro", alcanzaría los 6600º C, mayor que la reinante en la superficie del Sol. Con estas cifras, admitir la idea sobre la oquedad de la tierra parece bastante disparatado.

¿Pero de dónde ha surgido la idea de la Tierra hueca? Las novelas de aventuras, especialmente las de exploradores que descendían hasta el centro de la Tierra, como la tan conocida de Julio Verne, avivaron la imaginación de muchos investigadores, que llegaron a teorizar sobre una civilización avanzada y a cuyos habitantes llamaron "intraterrestres". La teoría de la "Tierra hueca" es totalmente falsa. En el centro de la Tierra hay hierro fundido a altísimas temperaturas. Es decir que en este sentido tienen razón los científicos. Tampoco existe un túnel ni comunicación alguna entre los Polos. Lo que sí existen son inmensas cavernas cuyas entradas son los Polos y que se extienden algunos kilómetros dentro de la profundidad de la Tierra. Pero si comparamos la Tierra con una naranja, estas cavernas, proporcionalmente, apenas rasparían la cáscara.

Sí, existen comunidades terrestres y extraterrestres en estos lugares, y sí, también magmas que despiden suficiente luz para iluminar, pero no existe ninguna civilización "intraterrestre" alumbrada por un sol central. Algunos exploradores tomaron contacto con ellas y las dieron a conocer, pero sus descubrimientos fueron sobredimensionados y sus relatos mal interpretados. Por lo demás, y esto es de simple sentido común, si la Tierra fuese hueca, el aire en su interior sería tan irrespirable que ninguna civilización podría florecer allí.

En cuanto al enorme agujero que se observa en la foto de las regiones árticas no existe en realidad, habiéndose dado la siguiente explicación, que consideramos aceptable: "La fotografía es un mosaico de imágenes de televisión tomadas por el satélite durante 24 horas, que muestran la Tierra desde diversos ángulos. Las imágenes fueron procesadas por una computadora y unidas de modo que formasen una vista total de la Tierra como si el observador se hallase en un punto directamente encima del Polo. Durante esas 24 horas, todos los puntos en las latitudes ecuatoriales y medias recibieron luz solar durante algún período de tiempo, y aparecen iluminados en la fotografía compuesta. Pero las regiones cercanas al Polo estaban en ese momento sumidas en la oscuridad permanente del invierno ártico. Por ello hay una área no iluminada en el centro de la foto".

Bienvenido al Club. Un fuerte abrazo.

Horacio Velmont.

El caso del "contactado" Sixto Paz.

Estimado profesor Velmont: El nombre de Sixto Paz suena mucho como una especie de intermediario entre los extraterrestres y nosotros los humanos. En sus conferencias (yo asistí a una de ellas) esta persona dice ser un contactado por extraterrestres que incluso viajó a Ganímedes. Me gustaría saber qué hay de verdad en todo esto. No soy escéptica pero tampoco me creo todo lo que dicen.

Eloísa B.

RESPUESTA

Apreciada Eloísa: Todo este asunto de los "contactados", entendiéndose por esta expresión "contactos telepáticos extraterrestres", simplemente es todo un invento.

La telepatía entre los humanoides, sean terrestres o extraterrestres, no existe. Sí existe en los planos suprafísicos (que no tienen nada que ver con los planos dimensionales), donde los espíritus se comunican a través de la telepatía.

Los extraterrestres, por más evolucionados que sean, no se comunican a través de la telepatía, porque la telepatía es patrimonio solamente de los espíritus. La telepatía consiste en la transmisión de las ideas o de los conceptos. Y esto, reitero, solamente ocurre en los planos espirituales. En el plano físico es imposible porque tal cosa no existe.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos