En la ciudad de Concepción del Uruguay, Provincia de Entre Ríos, a los once días de marzo de 2014, reunidos en el Salón de Acuerdos de la Excma



Descargar 63.5 Kb.
Fecha de conversión05.06.2018
Tamaño63.5 Kb.
Vistas83
Descargas0

En la ciudad de Concepción del Uruguay, Provincia de Entre Ríos, a los once días de marzo de 2014, reunidos en el Salón de Acuerdos de la Excma. Cámara de Apelaciones los miembros de la Sala en lo Civil y Comercial, señores Vocales Dres. Luis A. Ahumada, Gustavo E. Marcó, Ricardo R. Rojas, para conocer del recurso deducido en los autos "P. L. C. C/ C. L. A. Y OTROS S/ ORDINARIO", respecto de la sentencia de fs. 410/417; de conformidad al sorteo de ley oportunamente realizado, art. 260 C.P.C.C. la votación deberá efectuarse en el siguiente orden: Sres. Vocales Dres. MARCO, AHUMADA, ROJAS.-
Estudiados los autos la Sala planteó la siguiente cuestión a resolver:
Es ajustada a derecho la sentencia de Fs. 410/417 apelada, en lo que ha sido materia de recurso.?
A la cuestión propuesta el Sr. Vocal Dr. Marcó, dijo:
1- Llegan estos autos a despacho para resolver los recursos de apelación interpuesto por las partes actora y codemandadacontra la sentencia de fs. 410/417.-
2- En la sentencia apelada el a-quo admitió la procedencia de la acción incoada por la actora, condenando a los entonces menores causantes del daño y a sus padres a abonar la indemnización de los daños materiales y morales sufridos por su parte, sosteniendo a tal efecto que:"1.-Con relación al hecho en que se basa el reclamo indemnizatorio, cabe remitirse a la sentencia dictada en el expte. nº 1194, tramitado ante el fuero de Familia y que corre por cuerda, donde se reseña que "Se le atribuye a C. haber agredido al Sr. L. P. P., con un bate de beisbol o con un ladrillo o una piedra en la cabeza, provocándole traumatismo de cráneo encefálico grave, secundario a golpiza y traumatismo cerrado de tórax, con hematoma cerebral, fractura temporo parietal, enfisema de pulmón y contusión pulmonar el día 2 de febrero de 2008 aproximadamente a la hora 7,30 y a las 8,30 hs.de la mañana, en la vía pública, en la intersección de las calles 3 de Febrero y 25 de Mayo de la ciudad de Basavilbaso, resultando peligro de vida para la víctima, por lesiones gravísimas. Se le atribuye a Q. haber provocado lesiones a L. P. P. con empleo de una piedra, cascote o similar provocando traumatismo cerrado de tórax, golpeándolo cuando se encontraba tirado en el piso, en la vía pública en las cercanías de la intersección de las calles 3 de Febrero y 25 de Mayo de la ciudad de Basavilbaso, aproximadamente entre las 7,30 y 8,30 del 2 de Febrero de 2008, obrando con alevosía, sobre seguro, frente al estado de indefensión de la víctima.". (textual fs. 554 y vta.). Asimismo corresponde detenerse en la fundamentación del decisorio, por la que se concluye declarando a ambos como responsables de las lesiones graves y gravísimas sufridas por P. y donde luego de hacer referencia a agresiones y persecuciones recíprocas en grupo, puede leerse: "C. abandona el vehículo supuestamente munido de un bate, según lo manifestado coincidentemente por los testigos, otros dicen que traía un palo -lo cierto "un objeto contundente". Q. con C. y otros. siguieron a la víctima y es precisamente C. quien le asestaun golpe y contemporáneamente con ese golpe, entra en escena nuevamente el joven Q.y le arroja un cascote, que en su peso integral supera los 900 gramos, que al golpear en el tórax de P. se rompe. esa lesión sumada al cuadro neurológico que traía a partir del golpe en el cráneo de la víctima P. que puso en serio riesgo la vida del mismo, máxime teniendo en cuenta que requirió una internación prolongada, estuvo en coma por más de dos meses, y mucho tiempo necesitó para poder prescindir de respiración asistida, lo que la contusión le implicó un riesgo concreto de muerte a este joven. " (fs.556 vta./557).-
2.- Además de compartirse, en el presente debe estarse a lo resuelto en sede penal respecto a la existencia del hecho y a la culpabilidad de los codemandados declarados responsables. A su vez, media un resultado dañoso que guarda relación causal con el delito cometido y respecto del cual no advierto que haya existido agravamiento imputable a la víctima (por el contrario recibió y se prestó a los tratamientos quirúrgicos, kinesiológicos y psicológicos indicados por la ciencia médica, cf. copias de historia clínica unidas por cordón e informes periciales agregados a fs. 349/351 y a fs. 381/384) y, si bien las lesiones fueron provocadas en el marco de una pelea grupal, la participación y conducta de la víctima -"desarmada"- no justifican ni atenúan el dolo propio de los tenidos por autores, quienes utilizaronobjetos contundentes para golpearlo primeramente en la cabeza y luego en el tórax cuando ya se encontraba indefenso (cf. expte. penal cit.) En consecuencia, deviene procedente la demanda por indemnización de daños dirigida contra los tenidos como autores de las lesiones.-
3.- En relación a la defensa opuesta por los progenitores codemandados, resulta de la causa citada que L. A. C. nació el 15/11/90, es hijo de A. R. C. y de L. E. C., con quienes convivía a la época del hecho (cfr. acta nacimiento fs .47 e informe fs. 82/83), y que M. A. Q. nació el 20/11/90, es hijo de R. N. Q. y de C. I. H., integrando también el grupo familiar conviviente al mismo momento (cfr. acta nacimiento fs. 233 e informe fs. 325/326). Ambos autores eran menores de edad -17 años- y teniendo en cuenta dicha condición tramitaron las actuaciones.- Para aceptar la responsabilidad paterna -indirecta-, en general se requiere: minoridad, vigencia de patria potestad, cohabitación, hecho ilícito del menor y daño a tercero (cfr.Trigo Represas-Lopez Mesa, "Tratado de la responsabilidad civil" III p. 140). Todas estas circunstancias están reunidas en este caso.Resta determinar si, como se sostiene en los respectivos escritos de responde, los padres "han criado y educado correctamente a sus hijos ejerciendo siempre una vigilancia activa sobre los mismos, siendo prueba de ello el material probatorio acreditado en la causa penal, a través de los informes psicológicos, psiquiátricos y sociales efectuados desde el juzgado."(textual fs. 207 y fs. 225) y que con ello se cumplió con la "vigilancia activa" que prevé la norma del art. 1116 C.C. para eximir de responsabilidad.-
4.- Sobre el tema, es mayoritaria la doctrina subjetivista (cfr. Trigo Represas- Lopez Mesa, op. cit. p. 130 y ss.), que relaciona dicho aporte "activo" con una educación formativa del carácter y hábitos,pero a partir de reconocerse una presunción de defecto, no basta con demostrar una buena educación y, por ende, la causal de eximición debe analizarse de modo estricto y con criterio restrictivo, aunque en ello se reconozca cierto avance de la postura objetivista.- De los informes psicológicos, psiquiátricos y sociales obrantes en la causa penal cit. como de las declaraciones testimoniales de Ascona, Marchese, Colman, Rihl, Cruz y Vallejo (fs. 289/290 y fs. 298/300), resulta que los hogares de C. y de Q. ofrecen una convivencia normal, reconocidos como "buena gente" y sin evidencias de trastornos de base que pudieran padecer los "autores". Sin embargo,es preciso detenerse en la gravedad de la falta cometida por C. y Q., quienes más allá de haberse suscitado una "riña" y en medio de "provocaciones" recíprocas, atacaron a P. (no ostentaba elemento alguno como para oponer) con cosas contundentes que pudieron provocarle la muerte (de hecho quedó moribundo), incluso cuando se encontraba tirado en el piso y sin poder ofrecer resistencia alguna. Independientemente de la carátula de la causa penal, lo concreto es que la acción pudo tener como desenlace una muerte y, de cualquier modo, el resultado concreto fue el de lesiones gravísimas.En mi opinión, sin dejar de reconocer que el hecho estuvo inmerso en una especial situación conflictiva, en la propia conducta agresiva y de desprecio por la integridad ajena -hasta por la vida-, se encuentra un déficit en la formación de los menores que se traduce en reproche respecto de la "vigilancia activa" y excluye la causa de eximición articulada. Se trató de un evento exigente en cuanto a decisiones, pero quienes en ese momento tenían 17 años actuaron de la peor manera, recurriendo a verdaderas "armas" para concretar la agresión. Falló, para el caso concreto,la "educación formativa"exigida a los padres en ejercicio de la patria potestad.-
5.- Es así, que "No estamos ante un supuesto en que la ley obliga a una persona a reparar un daño cuya realización le es absolutamente ajena. En la especie la acción u omisión que implica también ilicitud civil por incumplimiento del deber de formación integral de los hijos (art. 264 CC) o como indica el pronunciamiento judicial "omisión del consejo oportuno hacia el menor", en el que se inserta el de vigilancia (art. 1114 y 1116 CC). El incumplimiento por los padres de esos deberes implica una cooperación en la provocación del daño. Existe responsabilidad del hecho propio que habilita al ajeno que acarrea responsabilidad solidaria sobre las consecuencias del hecho mediato."(Córdoba Marcos, comentario a fallo en LL 2005 E p. 270; cfr. CAp local en "Moschen c/ Municipalidad" 12/3/12).- Concluyo, corresponde desestimar la eximente articulada por los padres de los menores.-
6.-Se reclama indemnización por: "daño estético", "gastos médicos y de farmacia", "daño psicológico", "daño moral" e "incapacidad sobreviniente".- L. C.P., como víctima del delito, sufrió lesiones gravísimas. Respecto a su descripción, a la atención brindada, al riesgo de muerte, a las secuelas incapacitantes y a la necesidad de tratamientos futuros, vale remitirse al contenido del informe pericial aportado -en 30/5/11- por el Dr. Hugo M. Chichi:"El actor el día 02/02/2008 sufre traumatismo cráneo encefálico (TCE) grave, y traumatismo torácico, por lo que debió ser internado de urgencia e intervenido quirúrgicamente. De no haber mediado estas intervenciones médicas, las lesiones recibidas por el actor hubiesen sido fatales. Los traumatismo recibidos fueron en el cráneo, en zona temporo parietal derecha y en el t órax, región media (esternal superior) y base del cuello. Estos traumatismo le provocaron una hemorragia cerebral (hematoma extradural o epidural fronto-parietal derecha) enfisema mediastinal, lesiones que por sí mismas son mortales, de no mediar intervención médica-quirúrgica de emergencia. Inicialmente fue asistido en el Hospital de la ciudad de Basavilbaso, desde donde se lo derivó al Hospital de Zona Justo José de Urquiza. En este se le realizaron los estudios y tratamientos acordes a las patologías de la gravedad que presentaba el actor. Fue ingresado por guardia del Hosp. J J de Urquiza en estado de coma, con escala de Glasgow 4/15 (f 158 Dr. Mario Rocca), por lo que se lo pasó de inmediato a UTI (Unidad de Terapia Intensiva), permaneciendo en el servicio del 02/02/08 al 16/02/08, según consta en HC apiolada al expediente. Allí se le realizó una traqueotomía (apertura quirúrgica de la tráquea, por debajo de cartílago cricoides), para permitir la ventilación del paciente, colocándole un tubo braqueal. Juntamente se le realizó drenaje pleural por neumomediastino o enfisema mediastinal. Luego de esto y de haberlo estabilizado en UTI, se lo intervino quirúgicamente (por neurocirujano Dr. Mario Rocca y ayudantes).
El mismo, le practicó una intervención para drenar del hematoma cerebral extradural. Estuvo internado en estado de coma en Unidad de Terapia Intensiva durante 14 días y luego se lo deriva al Polivalente A (donde permaneció internado durante 65 días desde el 16/02/08 al 22/04/08.Al término de este período se decide su externación, para recuperarse, lo que no se logra ad integrum, por las mismas patologías sufridas por el actor, a pesar de los tratamientos recibidos, quedando con secuelas neurológicas severas. Las mismas están presentes hasta el día de la fecha (se mencionarán y valorarán en esta pericia). -Luego de explicar el significado del enfisema mediastinal y del hematoma epdidural, agrega- El actor fue externado con secuelas incapacitantes (F 8), con Hemiparesia Espástica Izquierda, Afasia parcial de expresión (f 158) por lo que requiere tratamientos de rehabilitación fisio-kinesiológica y medicación permanente (antiespasmódicos, Lioresal, según F 158, Dr. Mario Rocca). Actualmente se encuentra con hemiparesia espástica facio-braquio-crural izquierda, es decir con trastorno en la marcha por dificultad para movilizar el miembro inferior. Está afectado también la movilidad del miembro superior y de la mitad izquierda del rostro como consecuencia del traumatismo sufrido. Se traslada con dificuultad. Debe desvestirse y vestirse con ayuda. Su fascie es asimétrica por paresia facial izquierda, miembro superior e inferior izquierdos con gran disminución de fuerzas, no alcanza a sostener el peso de los mismos. Refiere cefaleas intensas 2 o 3 veces por semana por la noche. ESTETICO: Se observa cicatriz por traqueotomía, media anterior del cuello (región subcriocoidea), de 4,5 cm x 5 cm. Refiere que le provoca dificultad en la entrada de aire, o disnea. En región frontal se observa Cicatriz horizontal de 2 cm. Deberá continuar con rehabilitación Fisio-Kinesioterápico, para evitar atrofias musculares y contracturas viciosas de grupos musculares de miembros paréticos, y de los miembros lesionados por las caídas (actualmente hombro derecho). Debe aprender a movilizar el lado derecho (por ejemplo para escribir y realizar los movimientos finos) ya que antes del accidente su miembro dominante era el izquierdo. Todo esto debe ser supervisado, dirigido y llevado a cabo por Kinesiológo.La evolución y tiempo de los mismos no se pueden preveer, dependiendo en gran medida de la voluntad del paciente, calidad del tratamiento, y de la existencia o no de complicaciones, o de accidentes debidos a la patología de base.
Debe al menos realizar 2 o 3 sesiones semanales y ejercicio permanente por su parte. Deberá continuar con Baclofeno.Por Ibuprofeno 600 mg. que toma. El costo por mes, por tratamiento Fisio-Kinésicoterápico y la medicación señalada, es de alrededor de % 589,45 a$ 1016,60, depende de la evolución, respuesta y cumplimiento del tratamiento." (fs. 359/361).- A su turno, la Lic. en Psicología aporta -en 17/2/12-: "Como conclusión, y respondiendo a los puntos marcados para el desarrollo de dicha pericia psicológica, se detecta en la misma, alto monto de angustia, desencadenando en una depresión del Sr. P., que le impide tramitar cuestiones favorecedoras de la elaboración de hecho traumático, reviviéndolo en el presente, desembocando en miedos, frustraciones, pérdidas, duelos, inhibiciones, aislamiento, y una total dificultad de entretejer vínculos afectivos saludables, que beneficien su salud tanto física como psíquica. A su vez, la pérdida de independencia tanto física como psicológica, lo lleva a retroceder en el tiempo, con el sentimiento de pérdida de sus capacidades tanto intelectuales como laborales, llevándolo a sentirse inferior, incapaz, y sin posibilidades de acceder una pareja, a un trabajo, como sostener amistades. Sus miedos se traducen en un sentimiento de amenaza de riesgo constante en el que vive, alertándose ante cuestiones mínimas, como ruidos de la calle, que lo llevan a aislarse en su domicilio, por sentirse desprotegido, fuera del mismo. Paralelamente sus miedos, se depositan en el temor a ser discriminado, hecho que colabora con sus limitaciones de relacionarse y acudir a determinados lugares donde puedan hacerse efectivos. Por lo expuesto se sugiere un tratamiento psicológico para que pueda.por un período aproximado de dos años dada la complejidad del caso, aunque el tiempo depende de la respuesta del sujeto al tratamiento, con una sesión semanal, donde el costo de la misma está suscripta al profesional tratante, pero cabe destacar que el colegio de psicólogos plantea una tarifa mínima de $ 70 pesos la sesión." (fs. 381/384).- 7.- En la restante prueba, encontramos: A) Informes: a)sobre prestación de servicio de kinesiología por parte del Círculo Católico de Obreros (fs. 266;b)acerca del egreso en febrero de 2010 de P. en el instituto "Martín Fierro" (fs. 275);B) Documental por pagos en concepto de tratamientos kinesiológicos,de medicamentos y de elemento ortopédico: a) Círculo Católico (fs. 75/78, 105/138, 141/149 y 319/320 y 331/332); b) Lic. Gisela Díaz (fs. 139 y 323/324); c) Farmacia Moderna (fs. 55/101 y 325/326); d) Farmacia Alba (fs. 103 y 327/328); e) Farmacia Popular (fs. 104 y 329/330); f) Club Regatas (fs. 46/54 y 333/334) y g) Ortopedia Uruguay (fs. 140 y 335/336). Asimismo, las declaraciones testimoniales de Bonnín, Bisogni y Dardo dan cuenta de la repercusión de las secuelas del hecho y cambios en la vida de P., tanto en el aspecto anímico como en lo laboral, educativo y hasta afectivo (fs. 340/342).-
8.- Con dichos elementos me expediré respecto a la procedencia de los conceptos y a la fijación de los montos correspondientes. Vale aclarar: que tanto el "daño estético" como el "psicológico" no constituyen rubros independientes; que entre los gastos de convalecencia -incluyendo traslados- se reconocen erogaciones aun cuando no cuenten con acreditación específica como así también las que puedan hacerse en el futuro además de las efectuadas; y que es presumidoel daño moral cuando ha resultado afectado el cuerpo o la salud. En consecuencia, recurriendo al prudente arbitrio, encuentro justo fijar al presente como indemnización:por gastos de atención profesional, farmacia y traslados, incluyendo una proyección en tiempo prolongado -reitero- por futuros tratamientos kinesiológicos, psicológicos y farmacológicos (necesarios y con precios estimativos cf. informes periciales cit.) la suma de pesos cien mil ($ 100.000), por incapacidad parcial y permanente, teniendo en cuenta además del aspecto estético y laboral todo lo concerniente a las distintas facetas de la vida (daño biológico) la suma de pesos trescientos cincuenta mil ($ 350.000), y por daño moral la suma de pesos trescientos cincuenta mil ($ 350.000). Dichos montos devengaránun interés puro del 6 % anual desde la fecha del hecho hasta el plazo de cumplimiento de la condena y, en defecto de cumplimiento, a partir de éste se aplicará la tasa activa del Banco de la Nación Argentina en su operaciones a 30 días.-
9.- Las costas como integrativas del resarcimiento y según la regla de vencimiento, deben ser soportadas por los accionados.- Por lo expuesto y lo establecido por las normas de los arts. 264, 499, 622, 699, 903, 904, 905, 906, 921, 1066, 1068, 1069, 1072, 1077, 1078, 1081, 1083, 1086, 1102, 1114, 1116 y cs. del C.C., arts. 31, 65, 160, 162, 470 y cs. del C.P.C. y C., arts. 3, 5, 12, 14, 26, 29, 30, 31, 59, 60 y cs. de la ley nº 7046" (Cfr. fs. 410/416 vta.).-
3- Afs.442/444 vta.,la actora funda su recurso, cuestionando el no reconocimiento del daño psicológico; los montos indemnizatorios reconocidos en concepto de daño patrimonial y moral y a la tasa de interés aplicada a dichos rubros, concluyendo que: " ...en definitiva, sin perjuicio dela acogida casi integral de la demanda -con las salvedades supra referidas-, tenemos la convicción de que los montos indemnizatorios establecidos por el justiciante en la sentencia recurrida no se hacen eco del verdadero perjuicio padecido por P. y no justiprecian, por lo tanto, acabadamente el verdadero menoscabo patrimonial y moral que injustamente ha sufrido.Que a tal fin debe valorarse especialmente, lo cual considero que no fue debidamente cumplido por el juez de grado, la edad del damnificado, el sexo, las lesiones y la incapacidad sufrida, las curaciones y tratamientos a los que debió someterse, el costo y duración de los mismos, el estado psicofísico integral que posee luego del hecho, la nula posibilidad de recuperación y reinserción laboral, la angustia y depresión en la cual sucumbió, el daño estético -el mismo casi no camina y posee enormes y numerosas cicatrices en su cuerpo-; mas sobre todo, creemos que al fijarse la tasa de interés anual del 6 % -desde el hecho hasta la sentencia-, no se ha efectuado debidamente una ponderación de la realidad cotidiana, donde los valores de las cosas suben vertiginosamente y el dinero pierde valor minuto a minuto".-
4- Los codemandados, C. -coautor delas lesiones gravísimas padecidas por el actor- y sus padres,se agravian- a fs.446/450, de la falta de valoración de la conducta provocadora del actor como atenuante de la responsabilidad endilgada su parte; del reconocimiento de la responsabilidad refleja de los padres; de la cuantía exagerada de los montos indemnizatorios reconocidos; de la tasa de interés fijada a partir del vencimiento del plazo de la condena y de la imposición de la totalidad de las costas a su parte, y abocándonos en primer término al tratamiento de dichas cuestiones cabe al respecto considerar que:
4.1-La pretensión de que se admita la atenuación de la responsabilidad delos autores del hecho dañoso materia de juicio por la existencia de provocación de parte del autor, resulta a todas luces irrazonables y carente de todo sustento fáctico y jurídico, ya que por una parte mal puede considerarse que la existencia de una pelea anterior legitime -aunque mas no fuera parcialmente- que se le causen lesiones gravísimas arrojándole un piedra de casi 1 kilo a una persona desvanecida como consecuencia de haber recibido un golpe de un bate en la cabeza propinado por el otro demandado amigo del apelante, y por la otra dado que ambos demandados resultaron condenados en sede penal como autores del delito de Lesiones Gravísimas (art. 90 del C.P.), ello implica a tenor delo dispuesto en el art. 1102 del Cód. Civil, que se pretenda reeditar en esta se de la cuestión relativa ala existencia de una provocación del actor que fue desestimada al no admitirse el exceso en la legítima defensa.-
4.2- Respecto a la cuestión atinente a la responsabilidad de los padres que en lo medular el a-quo la sustenta sosteniendo que: ...en la propia conducta agresiva y de desprecio por la integridad ajena -hasta por la vida-, se encuentra un déficit en la formación de los menores que se traduce en reproche respecto de la "vigilancia activa" y excluye la causa de eximición articulada.Se trato de un evento exigente en cuanto a decisiones, pero quienes en ese momento tenían 17 años actuaron de la peor manera, recurriendo a verdaderas" armas" para concretar la agresión. Falló en el caso concreto la "educación formativa"exigida a los padres en el ejercicio de la patria potestad."-, es dable advertir que en sus agravios los recurrentes vuelven sobre su planteo -ya desestimado al tratarla cuestión precedente-alegando la existencia de una agresión ilegítima de parte del actor al admitir solo la existencia de un exceso en la legítima defensa, circunstancia esta que resulta consecuentemente, suficiente de por sí para desestimar su procedencia. Sin perjuicio de lo expuesto en relación a esta trascendente cuestión calificada doctrina sostiene que; "Creemos que esta responsabilidad objetiva aunque no surja, en mera apariencia, de la letra del Código Civil, en que los padres delegaron legítimamente las funciones de contralor en otras personas (arts. 1113, párrafo primero, 1115, etc.) son supuestos de causas ajenas. Por lo que respecta al contenido de art. 1116, en la primera parte se habla de imposibilidad de impedirlos hechos nocivos, expresión esta (imposibilidad) que está emparentada con el casus. Y en lo que hace al in fine del susodicho precepto, allí se habla de "vigilancia activa" de los padres, sobre sus hijos. La expresión vigilancia activa es harto imprecisa, y generó una multiplicidad de interpretaciones azarosas y asentadas sobre bases poco firmes..." (Revista de Derecho Privado y Comunitario, 12, La responsabilidad de los padres, Bueres, Alberto y Mayo, Jorge, p. 285/301). Conteste con lo expresado en el párrafo transcripto, sus autores concluyen que resulta necesario establecer en una futura reforma legislativa lisa y llanamente la responsabilidad objetiva, criterio este por lo demás receptado en el proyecto de reforma del código que cuenta con media sanción, al establecerse en su art.1754 que "Los padres son solidariamente responsables por los daños causados por los hijos que se encuentran bajo su responsabilidad parental y que habiten con ellos, sin perjuicio de la responsabilidad personal y concurrente que pueda caber a los hijos.Concluyendo,habiendo el a-quo advertido -en criterio que compartimos- la existencia de un déficit en la formación de los menores - inherente a la propia naturaleza del ilícito motivo de su condena- a cuyo tenor resulta improcedente la admisión de la existencia de la causa de exoneración de responsabilidad prevista en el art. 1116.-
4.3- El cuestionamiento formulado al monto indemnizatorio reconocido por daño moral refiere a su falta de relación con el daño patrimonial admitido, lo que en modo alguno constituye un agravio idóneo, ya que lo que corresponde evaluar a su respecto es la magnitud y alcance del mismo sin que exista impedimento alguno respecto a la posibilidad que en determinadas circunstancias su monto iguale e incluso supere el del daño material o patrimonial.-
4.4- En lo que respecta al cuestionamiento a la tasa de interés reconocida a partir de la sentencia, contrariamente a lo sostenido por el recurrente, el plasmado en la misma se ajusta al criterio invariablemente admitido por esta Sala. Por último también resulta improcedente el cuestionamiento formulado a la imposición de costas ya que en modo algún se ha admitido la existencia de culpa concurrente que amerite su reconocimiento.
5- Los agravios de la actora refieren ala falta de reconocimiento del daño psicológico, a la cuantía de los montos indemnizatorios reconocidos por gastos de atención futuros, daño patrimonial y moral, y a la tasa de interés fijada hasta la sentencia y en relación es dable considerar que:
5.1-Respecto a la primera cuestión corresponde puntualizar que esta Sala, siguiendo entre otros autores a Bueres y conforme lo disponen los arts.1078, 1081, 1083, 1084, 1085 y concordantes del Código Civil, reconoce la existencia de daños patrimoniales o materiales y extra-patrimoniales o morales, criterio este que por lo demás recepta el proyecto de reforma del Código que cuenta con media sanción en el cual receptando el aporte de la doctrina y la jurisprudencia al respecto contempla solo la división entre los daños con consecuencia patrimonial y sin consecuencia patrimonial. Consecuentemente respetando el principio de la reparación integral, no se advierte la existencia de agravio por el no reconocimiento del daño psicológico como un rubro diferenciado siempre y cuando sus consecuencias sean mensuradas en su caso dentro de los rubros de naturaleza patrimonial o extra-patrimonial.-
5.2-Aclarada la cuestión precedente y considerando que se trata de lesiones causadas con dolo, considerando la edad del actor y los padecimientos sufridos, su dependencia de la ayuda de terceras personas, la incapacidad sobreviniente, la afectación de su integridad personal, salud psicofísica, la interferencia y alteración de su proyecto de vida, hacen que los montos reconocidos en concepto de indemnización de los daños de naturaleza patrimonial y extra-patrimonial, tomando en cuenta los montos reclamados y en valores calculados al día dela fecha corresponde elevar ambos rubros a las sumas de$ 450.000 cada uno.-
5.3.- En cuanto a los intereses, dado que en la sentencia se contemplaron valores a la época de su dictado, corresponde confirmar el pronunciamiento de primera instancia ya que no encuentro motivos para revisar el criterio sostenido en los autos:FERRARI Alfonsina Andrea y Otra C/FERNANDEZ, Marcelo Javier y Otra S/Sumario" del 31/08/2005, en cuanto allí se sostuvo que:
"Esta Sala, consciente de la necesidad de adecuar sus decisiones y criterios pretorianos a las distintas realidades y variaciones económicas por las que fue atravesando nuestra Nación en períodos recientes, luego de transitar por la aplicación de distintas fórmulas de interés, algunas de ellas con disidencia de sus integrantes -desde la activa BNA en "Wicky de Santa Cruz c/Joannas" del 22/2/96, pasando por el promedio de la activa BNA y pasiva BCRA en "Ciliberto c/Maciel" del 11/7/03, para llegar a la pasiva BCRA en "Monzón Virgilio c/Miño Horacio" del 28/9/04- considera posible y conveniente armonizar posiciones encontradas por encima de apegos dogmáticos, tan respetables como bien fundadas jurídicamente todas, arribando a una solución que componga ambos factores de realidad y sustento normativo, aplicando, a partir del presente caso, sobre las sumas indemnizatorias estimadas a la fecha de la Sentencia, un interés anual puro del 6 %, desde la fecha de producción del daño" (cursiva y destacado me pertenece).-
A la cuestión propuesta el Sr. Vocal Dr. Ahumada, dijo:
1. Que, sin perjuicio de adherir al ilustrado Voto que antecede, de minuciosa y precisa fundamentación fáctico-jurídica, me permito agregar, a mayor abundamiento, lo que esta Sala ha venido sosteniendo con reiteración en materia de daños a la persona. En cuanto a los rubros o conceptos indemnizatorios acogidos, y sus montos, consideramos que, si bien asiste razón al apelante en cuanto cuestiona la admisión del daño psicológico en forma autónoma, al margen del daño material o moral-conf. esta Sala tiene resuelto con reiteración -entre otros in re "Lobbosco c. Feltes 24-10-2006; "Sanchez c. Ackerley", del 15-10-1998; "Chaparro c. Kerbs" del 9-12-1999-; "Alvarez c.Bedogni" del 6-09-2013 que "no cabe acordar a dicho daño autonomia propia fuera de las dos categorias instituidas por el Codigo Civil: daño moral y material -conf. TRIGOREPRESAS-LOPEZ MESA: Tratado de la Responsabilidad civil, ed. La Ley T I pags. 696, 699, 702, 703, 502/03- es tarea del Juez -iuria novit curia- calificar y encuadrar jurídicamente los presupuestos facticos presentados y acreditados en el proceso. En dicha misión, es que c onsideramos que debe admitirse el reclamo, aplicando, como esta Sala lo ha hecho con reiteración entre otros in re "Bauerc.Farabello 28-12-98;"Garmendiac. Lauphan" 16-3-01; "Magallanes c. Mellace"26-4-02;"Marclay de Traverso c. Hazaña del 10-5-99"; "Silva c.Gomez" 17-4-00;"Binet c. Sec. Educación" del 08/7/99; "Lubo c. Pugliese" del 13-8-01; "Pogio c. Musico" del 13-3-00; López Barbiero c. García" del 29-8-05; "Uchitel c. Corra" del 05-09-11; "Luna c. Retamar"del 11-03-11l a Doctrina Pretoriana de la Corte Suprema de Justicia de la Nacion común a todos los rubros que hemos venido tratando,lo que ha dado en llamarse daño biológico, sosteniendo que,en cuanto al daño derivado de las lesiones físicas sufridas por el actor, gira sobre un aspecto en el que ineludiblemente debemos caer en elprudente arbitrio del Magistrado al ponderar los montos, tarea en la que en materia civil no corresponde ceñirse al empleo de fórmulas matemáticas, según el inveterado criterio de la Corte Suprema de Justiciade la Nación,conforme lo ha admitido el Alto Tribunal en: "Municipalidad de Bs.As. c. Cia Primitiva deGas" Fallos221:586;"Serravallec. ATC" del23-7-85enFallos 307:1128; "Tacchella c. Nacion" Fallos 219:478; "Ciavatta de Di Tullio" en LL 1986-B-631; "Valestra c. Instituto Nac. Vitivinicultura"en Fallos 300:65; "Fiscal c. Flores" del20-11-84y Fallos 278:271; 296:363; 304:1343.; y esta Sala entre otros enFabre c.Firpo del 16/04/10, Dalgalarrondo c.Basgall" del 24/02/06; "Silva c. Gomez" del 17/4/00; "Garmendia c. Lauphan" del 16/3/01; "Arrejoría c. Ledri" del 09/12/94.-.Siencambio aplicamos lo que la CSJN ha dado en llamar daño biológico.Así estaSala,entre otros in re "Bauerc.Farabello28-12-98;"Garmendiac. Lauphan" 16-3-01; "Magallanes c. Mellace"26-4-02;"Marclay de Traverso c. Hazaña del 10-5-99"; "Silva c.Gomez" 17-4-00;"Binet c. Sec. Educación" del 08/7/99; "Lubo c. Pugliese" del 13/8/01; "Pogio c. Musico" del 13/3/00; López Barbiero c. García" del 29/8/05; "Uchitel c. Corra" del 05/09/11; "Luna c. Retamar"del 11/03/11 diciendo - esta Sala-que: "En el punto la A-quo adhirió a la doctrina que entiende que "no todo ataque contra la integridad corporal o a la salud de una persona genera incapacidad sobreviniente. aquel desmedro no es resarcible per se sino en susconsecuencia patrimonialeso espirituales". Tuvo en cuenta que la actora reconoció que puede trabajar,en virtud de lo cual no acordó suma alguna pordaño material y solo dos mil setecientos pesos en concepto de daño moral. Sobre la cuestión, convenimos en que ha seguido calificada doctrina y jurisprudencia -Zavala de Gonzalez: Daño alas personas T. 2do pág. 303- a la que nos permitimos agregar alguna mas -esta Sala, entre muchos otros in re "Sinner c.Giqueaux"del6-10-89 publicada en Zeus del 8-6-90; CCC Paraná Sala2da "Sanchezc. Ricardo" del 25-3-96 publicado en Zeus del5-2-97 pags.4yssgtes; BORDA, Guillermo en ED 152pags.491y ssgtes;VAZQUEZ-FERREYRA: "Daños y perjuicios derivados dela lesionalaintegridad física de lapersona"publicadoen diariode LL del 9-8-91 pags. 5 y ssgtes-.Mas,consideramos que dicha posición ha sido hoy superada, admitiéndose lo que ha dadoenllamarse daño biológico o daño a la persona.Asíha sostenidola Excma Corte Suprema de Justicia de la Nacion, desde el caso "Pose c.Provincia de Chubut y otra" (FALLOS: 315:2834) del 1-12-92, publicado en LL 1994-B-433 y ssgtes- diciendo que "cuando la victima resulta disminuida en sus aptitudes físicas o psíquicas en forma permanente, esta incapacidad debe ser objeto de reparación al margen delo que puede corresponder por el menoscabo de la actividad productiva y por el daño moral, pues la integridad física tiene por si misma un valor indemnizable y su lesion comprende amas de aquella actividad económica, diversos aspectos de la personalidad que hacen al ámbito doméstico, cultural o social con la consiguiente frustración del desarrollo pleno de la vida".-
Y lo ha mantenido el Alto Tribunal en FALLOS: 308:1109; 312:752 y 2412; 315;2834; 316:2774; 318:1715; 320:1361; 321:1124; 322:1792, 2002 y 2658; 326:847 y 1673; 329:2701 y "Bottino c. Bs. As. Prov. de" del 12-4-2011.-
2. En cuanto a la cuantía de los montos estimados por el Sr. Vocal preopinante, teniendo en cuenta los montos indemnizatorios reconocidos en condiciones análogas por este Tribunal y las estimaciones de otros Tribunales en situaciones similares -publicadas por la CSJN; CNac.Civ.; CCC Azul y CCC San Isidro en el banco de datos WWW.iijusticia.edu.ar; y "Base de cuantificación de daños" de la Cámara Nacional en lo Civil, página web: consultas.pjn.gov.ar/cuantificación/civil; y banco de datos de "Litigium online" de ed. La Ley(criterio que consideramoscontribuye enormemente a la seguridad jurídica, conforme lo sostienenen su trabajo "Cuantificación de daños personales. Publicidad de losprecedentes y posibilidad de generar un baremo flexible a los fines de facilitar decisiones homogéneas y equilibradas" Elena I. Higton, Carlos g. Gregorio y Gladys S. Alvarez, en Revista Derecho Privado y Comunitario, ed. Rubinzal Culzoni, T 21, pags. 127/190; y TRIGO REPRESAS-LOPEZ MESA: Tratado de la responsabilidad civil, ed. La Ley T IV pags. 718/19), consideramos prudencialmente ajustada a derecho la estimación de los montos indemnizatorios fijados.-
A esta cuestión el Sr.Vocal Dr. Rojas, dijo:
Que adhiere a los votos precedentes.-
Con lo que terminó el acto quedando acordada la sentencia siguiente:
Marco
Ahumada
Rojas
Ante mi: Alu
SENTENCIA:
Concepción del Uruguay, 11 de marzo de 2014.-
VISTOS:
Por los fundamentos del acuerdo que antecede,
SE RESUELVE:
1.- HACER lugar parcialmente al recurso de apelación interpuesto por la parte actora, modificando la sentencia y fijando los montos indemnizatorios por los daños de naturaleza patrimonial y extrapatrimonial en la suma de pesos cuatrocientos cincuenta mil ($ 450.000) cada uno, con costas a la apelada vencida.-
2.- RECHAZAR el recurso de apelación interpuesto por la parte demandada, con costas a la apelante vencida.-
Regístrese, notifíquese y bajen.-
Marco
Ahumada
Rojas
ES COPIA FIEL.-


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos