El siglo XIX constituye en la historia de la lingüística un período de gran importancia



Descargar 26.5 Kb.
Fecha de conversión18.11.2018
Tamaño26.5 Kb.

GRAMÁTICA COMPARADA E HISTÓRICA DEL SIGLO XIX
El descubrimiento del sánscrito. Las gramáticas histórica y comparada
El siglo XIX constituye en la historia de la lingüística un período de gran importancia. No solamente por haber aportado nuevas concepciones de las lenguas y las relaciones que hay entre ellas, sino ante todo porque al examinarlas se sirvió, por primera vez sistemáticamente, de la metodología científica.
A diferencia de otros períodos, el siglo XIX constituye, desde un punto de vista lingüístico, un todo homogéneo. Se trataba de perfeccionar y profundizar en los conocimientos dentro del marco de la gramática comparada e histórica.
La lengua de los antiguos documentos hindúes no se descubrió de un día para otro. Ya en el siglo XVIII habían aparecido algunas informaciones sobre esta lengua y hasta sobre su parentesco con otras lenguas de Europa. Pero podemos decir que el sánscrito fue “descubierto” por el juez inglés W. Jones, que vivía en Calcuta. Refiriéndose a esta lengua, al latín y al griego señalaba: “Ningún filólogo que examine estas tres lenguas podrá negar que evolucionaron de alguna fuente común, que probablemente ya no existe”.
Lo cierto es que la joven lingüística europea no aprovechó demasiado el descubrimiento. No se prestó mucha atención a la descripción fonética de la lengua que habían hecho los hindúes, ni tampoco a la morfología. Es cierto que adoptaron el término raíz, pero en lugar de usarlo en la descripción de las lenguas modernas, se comenzó a gestar la idea de la protolengua, y en relación con ella la cuestión de la superioridad de las lenguas flexivas. Según los hermanos Schlegel, las lenguas que carecían de flexión eran pobres, porque sólo tenían una clase de palabras, que no eran capaces de desarrollar o modificar. En cambio, las lenguas flexivas eran fértiles. Así se dividían las lenguas en perfectas (o sea indoeuropeas) y rudimentarias (es decir, todas las demás). Por ejemplo, las lenguas semíticas no pertenecían a la familia indoeuropea, luego no eran perfectas.
Esta es una idea que ha aparecido con frecuencia en las grandes naciones antiguas. En la Europa medieval el latín se consideró durante mucho tiempo como la única lengua perfecta. En el siglo XIX eran las lenguas indoeuropeas, y entre ellas especialmente el alemán, las consideradas perfectas.
La lingüística moderna juzga la perfección de las lenguas de acuerdo a su capacidad de comunicar, no según su pertenencia a una familia de lenguas ni según el tipo de construcción gramatical.
Wilhelm von Humboldt
El famoso filólogo, escritor, diplomático y representante de la parte liberal de la burguesía alemana, von Humboldt, fue embajador de su país, dirigió el departamento de educación, fue ministro y fundó en 1810 la universidad de Berlín.

Estudió las lenguas clásicas y también muchas lenguas vivas. Su objetivo principal fue crear la antropología comparada, y el estudio de las lenguas era sólo un medio para alcanzarlo.

Estudió la estructura de las lenguas intentando clasificarlas según ese criterio, por ello se le considera el precursor de la moderna tipología lingüística.
Trató de explicar el origen del lenguaje por medio de reflexiones metafísicas. Suponía que el lenguaje era una propiedad innata del hombre, fruto de su cerebro. Las lenguas que se habían formado de esta manera eran, en principio, completas e impecables. La evolución posterior era igual a la decadencia. El sánscrito era la lengua más perfecta por ser la más antigua.
Siguiendo las teorías del romanticismo alemán, Humboldt aseguró que la lengua formaba el pensamiento, reflejando el “espíritu nacional”. Las lenguas eran diferentes porque reflejaban la mentalidad de las diferentes naciones.
La lengua, según Humboldt, no es ergon (producto), sino energeia (actividad).
La mayor parte de los lingüistas del siglo XIX se dedicaban, al comparar las lenguas, sobre todo a su evolución. El estado actual de las lenguas, la sincronía, no les interesaba, y llegaban a considerar esos estudios como no científicos. Se dedicaron sólo al estudio diacrónico, la evolución de la lengua durante siglos. Aunque Humboldt era distinto en este aspecto, pues también estudió las lenguas vivas.
El desarrollo de la fonética experimental
En el siglo XIX, sobre todo en la segunda mitad, se produjo un desarrollo extraordinario de las ciencias naturales que inspiró, entre otras cosas, el desarrollo de la fonética experimental.

Surgieron nuevos aparatos y métodos, aplicados primero a la medicina, que mostraron a los filólogos que detrás de las letras había unidades de carácter físico (los sonidos), capaces de ser medidos y analizados.

Algunos lingüistas, sobre todo en los primeros tiempos, no tenían mucha confianza en estos métodos (tenían algo de razón, pues estos aparatos dejaban mucho que desear), y por ello se siguieron guiando sólo por su oído (aún así fueron capaces de clasificar los sonidos según el lugar y modo de articulación).

La fonética del XIX suele denominarse articulatoria (y no tanto acústica) porque se preocupó de la formación (articulación) de los sonidos en los órganos de fonación. Se usaban métodos como el de paladares artificiales recubiertos de un polvo especial para ver dónde tocaba la lengua. A finales de siglo, el descubrimiento de los rayos X y más tarde la cámara fotográfica les permitió examinar los órganos de fonación durante el proceso articulatorio.

Estos procedimientos, por otro lado, fueron causa de una crisis que afectó al trabajo de los lingüistas: había grandes diferencias entre la pronunciación de un sonido en distintas palabras y también en los distintos hablantes de la misma lengua.

Fue sólo la fonología, que evolución en los años 20 y 30 del siglo XX, la que solucionó tales cuestiones.



Los neogramáticos

En los años 70 del siglo XIX, la gramática comparada e histórica recibió un nuevo impulso. Se seguía con el estudio histórico de la lengua, pero ahora con métodos más científicos y más conocimientos que antes.

Escuela que surgió en Alemania y fue seguida de cerca desde Italia, los neogramáticos se dedicaron sobre todo a los cambios fonéticos y a la concepción histórica de la lengua. Su tesis principal dice que si cierto sonido en un contexto dado y en una época cambia, dicho cambio tuvo que realizarse en todas las palabras en que este sonido aparecía en el mismo contexto. Querían así eliminar las excepciones y clasificar la lingüística entre las prestigiosas ciencias naturales.

Siguiendo las corrientes de finales de siglo, con el florecimiento de la psicología, se interesaban por la relación entre lengua y pensamiento.








Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad