El Secreto El Sistema Hawaiano Para Riqueza, la Salud, La Paz



Descargar 498 Kb.
Página3/10
Fecha de conversión24.07.2018
Tamaño498 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

¿Qué Excepciones?

Soy la historia de lo que usted piensa que usted ve.

Byron Katie, Toda Guerra Pertenece al Papel

El acontecimiento de fin de semana fue más profundo de lo que esperé. Dr. Hew Len explicó que todo lo que usted busca y todo lo que usted experimenta – todo – está dentro de usted. Si usted quiere cambiar cualquier cosa, usted lo hace adentro, no afuera. Toda la idea es responsabilidad absoluta. No hay nadie a quien culpar. Todo es usted.

“¿Pero, qué pasa cuando alguien es violado?” Una persona preguntó. “¿O cuando hay un accidente automovilístico? No somos responsables de eso, ¿verdad?”

“Usted alguna vez se ha percatado de que cada vez que usted tiene un problema, ¿usted está allí?”, preguntó. “Se trata de responsabilidad de 100% para todo. No hay excepciones. No hay escape que lo deje fuera del gancho por algo que a usted no le guste. Usted es responsable de todo lo que ocurre en su vida – de TODO.”

Aún cuando él trabajó en el hospital psiquiátrico y él vio a los asesinos y los violadores, él se responsabilizó por todo eso. Él comprendió que estaban actuando de una memoria o un programa. Para ayudarlos, él tuvo que eliminar la memoria. La única manera a hacer esto es limpiando. Esto es lo que él quiso decir cuando él dijo que nunca vio a los pacientes profesionalmente en una consulta terapéutica.

Él miró sus historias clínicas. ¿Como lo hizo?, él silenciosamente le dijo a la Divinidad, “te amo, lo siento, por favor perdóname” y “Gracias”. Él estuvo haciendo lo que él sabía hacer para ayudar a los pacientes a regresar a un estado de límites de cero. Dr. Hew Len hizo esto dentro de sí mismo, entonces los pacientes se curaron.

El Dr. Hew Len explicó: “En términos sencillos, Ho'Oponopono significa, 'hacer lo correcto' o ' rectificar un error.' Ho'o significa 'causa' en hawaiano y ponopono quiere decir perfección.' Según los hawaianos antiguos, el error proviene de pensamientos que se mancharon por las memorias dolorosas del pasado. Ho'oponopono ofrece una forma de liberar la energía de estos pensamientos dolorosos, o errores, que son los causantes del desequilibrio y de las enfermedades.”

En resumen, ho'oponopono es simplemente un proceso de resolución de problemas. Pero se hace enteramente dentro de usted mismo.

Este proceso nuevo y mejorado fue creado por Morrnah, la muy amada kahuna que enseñó su método al Dr. Hew Len en el Noviembre de 1982.

Dr. Hew Len había escuchado acerca de un “sanador milagroso” predicando en hospitales, universidades, e incluso en Las Naciones Unidas. Él la conoció, la vio sanar a su hija de herpes, y dejó todo para estudiar con ella y aprender su método simplificado de sanación. Dr. Hew Len también experimentó dificultades en su matrimonio en ése momento, y dejó a su familia. Eso no es inusual. Hay una larga historia de personas que dejan a sus familias para estudiar con un maestro espiritual. Dr. Hew Len quería aprender el método de Morrnah.

Pero él no aceptó instantáneamente sus formas extrañas. Él se inscribió en un taller guiado por ella y se retiró después tres horas. “Ella hablaba con espíritus y sonaba loca”, dijo. “Así es que me salí.”

Él regresó una semana más tarde, pagó el derecho de matrícula otra vez, e intentó sentarse una vez más en otro taller con ella. Él todavía no lo pudo hacer.

Todo lo que ella enseñaba parecía más que loco para su mente universitaria y él otra vez se encaminó hacia su seminario.

“Fui de regreso un tercera vez y recién entonces me quedé todo el fin de semana”, dijo. “Todavía pensaba que ella estaba loca, pero algo había en ella que tocó mi corazón. Me quedé con ella hasta que se fue en 1992.”

El método de auto guiado interior de Morrnah produjo efectos maravillosos, según Dr. Hew Len y otros. Su oración de algún modo, borraba memorias y programas simplemente diciéndola. Quería aprender esa liturgia y no descansaría hasta que la supiera.

Morrnah mencionó indirectamente su método en un artículo que ella escribió para el libro Yo Soy un Ganador: “He usado el viejo sistema desde que tenía 2 años, he modernizado el proceso, pero retiene la 'esencia' de 'la sabiduría antigua' ”

Mabel Katz, en su libro pequeño, La Manera Más Fácil, dice: “Ho'Oponopono es un proceso de perdón, arrepentimiento, y transformación.

Cada vez que usamos cualquiera de sus herramientas, estamos tomando 100 por ciento de responsabilidad y pidiendo perdón (para nosotros mismos). Aprendemos que todo lo que aparece en nuestras vidas es sólo una proyección de nuestros 'programas' ”

Me pregunté cómo el SITH de Morrnah difería del Ho'oponopono tradicional. Dr. Hew Len me explicó esto así:



Self I-Dentity Trhough Tradicional

Ho'oponopono Ho'oponopono

1. La resolución de problemas es 1. La resolución de problemas es



intrapersonal Interpersonal.

2. Sólo usted y la Divinidad 2. Un miembro mayor media la sesión

de resolución de problemas con todos los participantes involucrados.

3. Sólo usted está físicamente 3. Todos aquellos que intervienen en

presente el problema debe estar físicamente presentes.

4. El arrepentimiento con el YO. 4. Cada participante se arrepiente frente al otro, con el mediador entre ellos.

5. El perdón de YO. 5. Cada participante pide perdón a los otros participantes

En el Ho'Oponopono tradicional, el miembro mayor, entrenado en la dinámica de resolución de problemas, es responsable de ver que todo el mundo tenga una oportunidad para decir lo que cada uno interpreta como el problema. Éste es siempre un área de argumentación en el Ho'Oponopono tradicional porque cada participante ve el problema de modo diferente. Tengo que admitir que me gusta el proceso nuevo y mejorado, ya que todo esto ocurre dentro de la persona que lo hace. Usted no necesita otro en absoluto. Esto tiene más sentido para mí. Como soy un estudiante de maestros basados en Jungian como la autora Debbie Ford (El Lado Oscuro de los Perseguidores Ligeros), ya comprendía que el lugar para el cambio está dentro de usted, no el entorno, lugar o en alguna otra persona.

“Junto con el proceso actualizado Ho'Oponopono”, Dr. Hew continuó, “Morrnah fue guiada para incluir las tres partes del yo, que es la llave del SITH. Estas tres partes – que existen en cada molécula de realidad – son llamadas el Unihipili (el niño / subconsciente), el Uhane (la madre / consciente), y el Aumakua (el padre / superconsciente). Cuando esta 'familia interior' está en alineación, una persona está en ritmo con la Divinidad. Con este balance, la vida comienza a fluir. Así, Ho'Oponopono ayuda a restablecer este equilibrio en el individuo primero, y, en consecuencia, en toda creación.”

“Ho'Oponopono es en realidad muy simple. Para los hawaianos antiguos, todos los problemas comienzan en el pensamiento. Pero tener un pensamiento no es el problema. ¿Entonces, qué es el problema? El problema es que todos nuestros pensamientos están bañados, empapados en memorias dolorosas – las memorias de las personas, lugares, o cosas.

“El intelecto trabajando solo no puede solucionar estos problemas, porque el intelecto sólo administra. Manejar cosas no es un modo de solucionar problemas. ¡Usted quiere dejarlos ir, liberarlos! Cuando usted hace a Ho'Oponopono, lo que sucede es que la Divinidad toma el pensamiento doloroso y lo neutraliza o lo purifica. Usted no purifica a la persona, lugar, o cosa. Usted neutraliza la energía que usted asocia con esa persona, lugar, o cosa. Así es que la primera fase de Ho'Oponopono es la purificación de esa energía.”
“Ahora, algo maravilloso ocurre. No sólo queda esa energía neutralizada; También es liberada, entonces hay una pizarra completamente nueva. Los budistas le llaman la nada. El paso final es que usted permita entrar a la Divinidad y llene la nada con su LUZ.

“Para hacer Ho'Oponopono, usted no tiene que saber cuál es el problema o error. Todo lo que usted tiene que hacer es identificar cualquier problema que usted experimenta físicamente, mentalmente, emotivamente, cualquier cosa que se presente en su experiencia. Una vez que usted lo identifica, su responsabilidad es inmediatamente comenzar a limpiar, decir, ' lo siento. Por favor perdóname.' ”

Como investigué a Morrnah, incluso encontré los DVDs de entrevistas con ella, y finalmente encontré la oración que ella decía para sanar a las personas, ya sea si ella las vio o no. La liturgia de Mornah dice así:

Divino Creador, Padre, Madre, Hijo como UNO... Si yo, mi familia, mis parientes, y antepasados te han ofendido a ti, tu familia, parientes, y antepasados en pensamientos, palabras, obras y acciones, desde principio de nuestra creación hasta el presente, pedimos humildemente su perdón... Deje que esto limpie, purifique, libere, borre todas las memorias negativas, bloqueos, energías, y vibraciones y transmuten estas energías no deseadas en Luz Pura... Y está hecho.


No estaba seguro cómo esto podía provocar la sanación dentro de alguien, pero podría ver que se basaba en el perdón. Aparentemente Morrnah, y ahora Dr. Hew Len, sintieron que mediante el pedido del perdón limpiamos el camino y de este modo, la sanación se manifiesta. Lo que bloqueaba nuestro bienestar no fue ninguna otra cosa más que la falta de amor. El perdón abrió la puerta permitiéndole entrar.

Encontré todo esto fascinante. Sin embargo, no estaba seguro de cómo haciendo Ho'Oponopono podría ayudar a sanarnos a mí, a usted, o a enfermos mentales. Pero seguí escuchando. Dr. Hew Len procedió a explicar que tenemos que tomar la responsabilidad del 100 por ciento para nuestras vidas – sin excepciones, sin excusas, sin escapatoria.

“¿Puede usted imaginar si todo el mundo supiera que todos somos 100 por ciento responsables?” Preguntó. “Hice un trato conmigo mismo hace 10 años, que me permitiría el placer de un helado bañado de de caramelo caliente – tan enorme que me haría enfermar –si podría pasar todo un día completo sin emitir algún juicio de alguien. ¡Nunca he podido hacerlo! Noto que logro frenarme más a menudo, pero nunca he pasado todo un día sin juzgar.”

Bueno, ahora sabía que él era humano. Podía relacionarme con su confesión.

Aunque he trabajado tanto en mí mismo, todavía pierdo los estribos por personas o situaciones que deseo que sean diferentes. Puedo tolerar mucho más la mayoría de las cosas que aparecen en mi vida, pero también estoy muy distante de ser completamente cariñoso en cada situación.

“¿Pero, cómo obtengo esto en las personas – que seamos cada uno 100 por ciento responsables de nuestros problemas?”, preguntó. “Si usted quiere solucionar un problema, trabaje en usted mismo. Si el problema está con otra persona, por ejemplo, sólo pregúntese, ¿Qué está pasando en mí que está causando que esta persona me fastidie?' ¡Las personas sólo aparecen en su vida para fastidiarle! Si usted sabe eso, usted puede elevar cualquier situación. ¿Cómo? Es simple: 'Lo siento por cualquier cosa que esté pasando. Por favor perdóneme.' ”

Él explicó que si usted es un terapeuta de masajes o un quiropráctico y alguien llega a usted con dolor de espalda, la pregunta que debe hacerse a sí mismo es, “¿Qué hay adentro de mí que se manifiesta como un dolor de espalda en esta persona?”

Éste nuevo método hace girar cabeza en el modo de considerar la vida misma. Esto probablemente explica, en parte, cómo Dr. Hew Len pudo sanar a todos esos criminales enfermos mentalmente. Él no se dedicó a ellos; él trabajó en sí mismo.

Él procedió a explicar que en el fondo todos nosotros somos puros, sin programas o memorias o incluso inspiraciones. Ese es el estado de cero. Hay límites de cero allí. Pero como vivimos, atrapamos programas y memorias, muchos, así como las personas atrapan resfriados. No somos malos cuando pescamos un resfrío, pero tenemos que hacer todo sin importar lo que cueste para limpiarlo. Los programas son lo mismo. Los atrapamos. Cuando vemos un programa en otro, lo tenemos, también. La salida es limpiar.

Dr. Hew Len dijo, “hay una salida para los problemas y las enfermedades para cualquier individuo que asuma el 100 por ciento de responsabilidad de ser el creador de su vida. Esta salida es limpiar momento por momento. En el antiguo proceso hawaiano de Ho'Oponopono, las peticiones individuales al Amor se hacían para rectificar errores dentro de él. Usted dice: “Lo siento. Por favor perdóname por cualquier cosa que esté ocurriendo dentro de mí que este manifestando este problema”. La responsabilidad del Amor entonces es transmutar los errores dentro de él que se manifiestan como el problema.”

Y dijo, “Ho’Oponopono no ve cada problema como una prueba extremadamente dura, lo ve como una oportunidad para limpiar. Los problemas son simplemente memorias del pasado repitiéndose apareciendo para darnos una oportunidad más para ver con los ojos de amor y actuar con inspiración.”
Otra vez, tengo prohibiciones de compartir los detalles íntimos del taller.

Soy serio. Tuve que firmar un acuerdo de no revelación de hechos. En su mayor parte fue proteger la privacidad de los asistentes. Pero le puedo decir esto: Está cerca tomando responsabilidad completa por su vida.

Sé que usted ha oído esto antes. También yo. Pero usted nunca obtendrá toda la extensión que abarca todo lo enseñado en el taller.

Completa responsabilidad significa aceptarlo todo, incluso las personas que entran en su vida y sus problemas, porque los problemas de ellos son sus problemas también. Están en su vida, y si usted toma responsabilidad completa por su vida, entonces usted tiene que tomar responsabilidad completa por lo que experimentan ellos, también, sólo por el hecho de haber entrado en su vida. (Relea esto. Lo desafío.)

Éste es un concepto que rediseña la cabeza, abre la mente y comprime el cerebro.

Vivir esto es transformar su vida como nunca antes. Pero aun comprendiendo la idea de 100 por ciento de responsabilidad, está afuera de lo que la mayor parte de nosotros está listo a asumir, y muchos menos aceptar.

Pero una vez que usted acepta esto, la siguiente pregunta es cómo transformarse a uno mismo, de tal modo que el resto de mundo también cambie.

La única forma segura está en “TE AMO”. Ese es el código que desata la sanación. Pero usted lo usa en usted, no en otros. Su problema es su problema, acuérdese de que, enfocarse en ellos no le ayudará. No necesitan curarse; Usted lo hace. Usted tiene que sanarse a usted mismo. Usted es la fuente de todas las experiencias.


Esa es la esencia del proceso actualizado Ho'Oponopono.

Le doy un tiempo y mastíquelo por algún rato.

Mientras usted hace esto, sólo me mantendré diciendo, “te amo”.
Uno de los puntos cruciales de este taller de fin de semana es que usted actúa ya sea a través de las memorias o a través de la inspiración. La memoria es pensar; la inspiración es permitir, dar rienda suelta. La mayor parte de nosotros por lejos vivimos afuera, vivimos de las memorias.

No somos conscientes de esto porque somos básicamente inconscientes, y punto.

En esta forma de mirar el mundo, la Divinidad envía abajo un mensaje de arriba, directamente a su mente. Pero si las memorias están tocando – lo que casi siempre ocurre – usted no podrá oír la inspiración, y mucho menos actuar según ella. Como consecuencia, la Divinidad no logra meter ni una palabra. Usted está demasiado ocupado con el ruido constante en su cabeza para oírla.

Dr. Hew Len dibujó algunas ilustraciones para clarificar sus puntos. (Vea al Estado de diagrama Nulo.) Uno fue un triángulo. Él dijo ese era usted, el individuo. En el corazón, hay nada, sólo la Divinidad. Este es el estado de cero donde hay límites de cero.

De la Divinidad, usted recibirá inspiración. Una inspiración proviene de la Divinidad, pero una memoria es un programa en el colectivo inconsciente del género humano. Un programa es como una creencia, una programación que compartimos con otros cuando lo notamos en otros. Nuestro reto debe ser limpiar todos los programas así es que estamos de regreso en el estado de cero, donde la inspiración puede originarse.

Dr. Hew Len se pasó una buena cantidad de tiempo explicando que las memorias son compartidas. Cuando usted divisa algo en otro que a usted no le gusta, usted lo tiene en usted también. Su trabajo es limpiarlo. Como usted lo libera, la otra persona también se libera. En realidad, esto tare o temprano liberará al mundo.

“Uno de los programas más insistentes en el mundo es el odio de las mujeres por los hombres”, dijo Dr. Hew Len. “Limpio esto todo el tiempo y eso es como jalar maleza en un campo gigante de hierbajos. Cada hierba mala es una pierna del programa. Hay un odio muy arraigado hacia los hombres de parte de las mujeres.

Debemos amar esto para dejarlo ir.”


Realmente no comprendí todo esto. Parecía algo así como otro modelo o mapa del mundo. Cada psicólogo, cada filósofo, y cada religión tienen uno. Estoy interesado en este especialmente porque aparece que enlata el remedio que sanará al planeta entero. Después de todo, si Dr. Hew Len puede sanar un distrito entero de criminales enfermos mentalmente, ¿qué más es posible?

Pero Dr. Hew Len enfatizó en que Ho'Oponopono no es fácil. Requiere compromiso. “Éste no es el estacionamiento de McDonald para la vida”, dijo. “Éste no es un paseo de comida rápida en coche en el que llega hasta la ventana donde usted instantáneamente tiene su orden. Dios no es un tomador de órdenes. Debe estar constantemente concentrado en limpiar y limpiar y limpiar. Todo el tiempo, cada momento, momento por momento.”


Él contó historias de personas que usaron el método limpiador para hacer cosas que otros podrían catalogar de imposibles. Una de las historias fue sobre una ingeniera de la NASA que llegó a él por un problema con uno de sus cohetes.

“Desde que ella llegó a mí, e inmediatamente asumí que yo era parte del problema”, dijo Dr. Hew Len. “Entonces limpié. Dije “lo siento” al cohete.

Más tarde, cuando la ingeniera regresó, ella explicó que el cohete de alguna manera se corrigió a sí mismo en el vuelo.”

¿Influenció al cohete haciendo Ho'Oponopono? Según Dr. Hew Len y la ingeniera, así fue. Hablé con la ingeniera, y ella dijo que era simplemente imposible que el cohete se corrija a sí mismo. Alguna otra cosa tuvo que ocurrir y que había sido de naturaleza milagrosa. Para ella, esto había sucedido con la ayuda de la limpieza que Dr. Hew Len había realizado.

No puedo decir que compré esta historia, pero también tengo que admitir que no tengo otra explicación para esto.

Te Amo”



Usted no puede negarse cualquier cosa que sea perfecta, íntegra, completa, y correcta para usted cuando usted es Usted Mismo primero.

Siendo Usted Mismo primero usted automáticamente experimenta la perfección en la forma de la Divinidad (así como lo ve la Divinidad) en los Pensamientos, Palabras, Hechos y Acciones. Dejando a sus pensamientos tóxicos ser primeros, usted automáticamente experimenta imperfección en la forma de enfermedad, confusión, resentimiento, depresión, juicio, y pobreza.

– Dr. Ihaleakala Hew Len


Asimilé el mensaje del Dr. Len tan bien como pude, pero había muchísimo más que yo quería y necesitaba aprender. Siempre he sido hábil en ser una esponja y “obtener” ideas por simplemente permitir y estar abierto a ellas. En cuanto me senté en aquel primer taller, comencé a considerar que mi trabajo exclusivo en la vida era decir “te amo” para cualquier cosa que apareciera en mi camino, sin importar si me parecía bien o mal. Lo máximo que podría ocurrir era disolver los programas limitativos que veía o sentía, lo máximo que podría lograr era llegar al estado de límites de cero y podría traer paz para el planeta a través de mí.

Mark tuvo un poco más de problemas para captar el mensaje del seminario. Él quiso meterlo en un armazón lógico. Se hacía evidente para mí que la mente no tiene ninguna idea lo que está ocurriendo, entonces, tratar de encontrar una explicación lógica era en sí una receta para el fracaso.

Dr. Hew Len repitió hasta el cansancio que hay sólo 15 bits disponibles para la mente consciente en un suceso, es decir, la mente consciente sólo puede procesar 15 bits de los 15 millones de bits que ese mismo suceso contiene. No tenemos ninguna probabilidad de comprender todos los elementos que entran en juego en nuestras vidas. Debemos dejar ir. Debemos confiar.

Admito que mucho de esto sonaba demente. En un momento del evento un caballero dijo él vio un portal abierto en la y personas muertas flotando a través de él.

“¿Usted sabe por qué usted ve eso?” le preguntó Dr. Hew Len.

“Porque hemos hablado de Espíritus más temprano”, alguien dijo.

“Exactamente,” Dr. Hew Len reconoció. “Usted los atrajo hablando de ellos. Usted no quiere mirar directamente a otros mundos. Usted tiene bastante que hacer para permanecer en este momento en este mundo.”

Yo no había visto ningún espectro. No sabría qué hacer con aquellos que ya fueron. Me gustó la película El Sexto Sentido, pero como una película. No quería espíritus apareciendo y hablando conmigo.

Aparentemente esto era normal para Dr. Hew Len. Él contó la historia de cuando trabajaba en el hospital psiquiátrico y los inodoros crujían y resplandecían en la noche – todo por ellos mismos.

“El lugar se llenó de Espíritus”, dijo. “Muchos pacientes murieron en el distrito en los años anteriores pero no sabían que estaban muertos. Estaban todavía allí.”

¿Todavía allí, utilizando el cuarto de baño?

Aparentemente sí.

Pero si eso no fuera lo suficientemente extraño, Dr. Hew Len procedió a explicar que si usted alguna vez habla con alguien y se fija que sus ojos son casi todos blancos con una película nubosa alrededor de los bordes, entonces están poseídos.

“No intente hablar con ellos”, aconsejó. “En lugar de eso, sólo limpie y confíe en que la limpieza quitará la oscuridad que los controla.”

Soy un amigo bastante liberal y abierto, pero esta conversación de espíritus y almas poseídas y fantasmas que usan el inodoro por la noche fue demasiado, incluso para mí. De todos modos, allí colgué. Quería saber los últimos secretos para curarme de modo que pudiera ayudarme a sí mismo y a los demás a conseguir riqueza, salud y felicidad. Justamente nunca esperé que tuviera que pasar en medio del mundo invisible y entrar en la zona de crepúsculo para lograrlo.

En otro punto del evento, acostados en el piso hacíamos ejercicios para abrir la energía en nuestros cuerpos. Dr. Hew Len me llamó y me dijo:

“Cuando miro a esta persona, veo toda la inanición en Sri Lanka”.

Miré, pero sólo vi a una mujer desperezándose en una alfombra.

“Tenemos mucho que limpiar”, dijo Dr. Hew Len.
A pesar de mi confusión, me esmeré en practicar lo que comprendí.

La cosa más fácil de hacer era decir simplemente “te amo” todo el tiempo. Entonces, eso hice.

Cuando fui al cuarto de baño una tarde, sentí el comienzo de una infección urinaria. Dije “te amo” a la Divinidad mientras sentía la infección. Pronto me olvidé de esto y por la mañana ya se había ido.

Continué diciendo “te amo” mentalmente, repetidamente, no importaba si lo que estuviera pasando fuera bueno, malo, o diferente. Estaba tratando de dar lo mejor de mí y de esmerarme en limpiar cualquier cosa en el momento, ya sea que me diera cuenta de ello o no. Déjeme darle un ejemplo rápido de cómo trabaja esto: Un día alguien me envió un correo electrónico que me contrarió. En el pasado habría manejado esto trabajando sobre mis activadores emocionales o intentando razonar con la persona que envió el mensaje ofensivo. Esta vez decidí poner a prueba el método del Dr. Hew Len.

Comencé a decir silenciosamente “lo siento” y “te amo”. No se lo dije a alguien en especial. Simplemente evocaba al espíritu del amor para sanar dentro de mí lo que estaba creando o atrayendo esta circunstancia exterior.

En un plazo de una hora recibí otro correo electrónico de la misma persona. Él se disculpaba por su mensaje previo.

Tenga en cuenta que no hice ninguna acción exterior para obtener esa disculpa. Ni si quiera había contestado este correo. Sólo diciendo “te amo”, de alguna manera sané dentro de mí el programa escondido limitativo en que ambos participábamos.

Hacer este proceso no siempre significa obtener resultados instantáneos. La idea no es lograr resultados, sino lograr la paz. Cuando usted limpia, usted a menudo obtiene los resultados a los que usted quería desde un primer momento.

Por ejemplo, un día uno de mis empleados desapareció. Se suponía que debía terminar un trabajo sobre un proyecto importante que tenía una fecha tope urgente. Él no sólo no lo había terminado, sino que pareció haberse esfumado del planeta.

No lo tomé muy bien. Sin embargo, para entonces, ya conocía el método de Dr. Hew Len. Me costó esfuerzo decir “te amo” cuando todo lo que quería decir era “quiero matarte”. Cada vez que pensaba en mi empleado, sentía furia.

Aún así, continué diciendo “te amo” y “por favor perdonarme” y “lo siento”. No se lo decía a alguien en particular. Sólo lo decía por decirlo. Ciertamente no sentía amor. En realidad, me tomó tres días de hacer este proceso antes de que llegara a algún lugar cerca de un punto de paz dentro de mí mismo. En este mismo momento fue cuando mi empleado apareció.

Él estaba preso. Y llamó para pedir ayuda. Se la di, y continué practicando “yo te amo” cuando trataba con él. Mientras no veía resultados instantáneos, la paz interior que había encontrado fue suficiente resultado para hacerme feliz. Y, de algún modo, en ese momento, mi empleado también lo sintió. Fue en este momento cuando pidió el teléfono a un carcelero, y me llamó.

Cuando lo tuve en el teléfono, conseguí las respuestas que necesitaba para completar mi proyecto urgente.
Cuando asistí al primer taller de Ho'Oponopono dictado por Dr. Hew Len, él alabó mi libro, El Factor del Elemento Atractivo. Él me dijo que a medida que me limpio a mí mismo, la vibración de mi libro aumenta y todo el mundo podrá sentirla cuando lo lean. En resumen, como mejoré, mis lectores mejorarán.

“¿Qué hay acerca de los libros que ya fueron vendidos y están afuera?” Pregunté. Mi libro había sido un best seller y ya íbamos por varias ediciones y ya había salido en edición rústica. Me preocupé por toda la gente que ya tenía copias de mi libro.


“Esos libros no están allí afuera”, explicó, otra vez sacudiendo mi mente con su sabiduría mística. “Ellos están todavía en usted.”

En resumen, no hay “allí afuera.”

Siempre que usted quiera mejorar algo en su vida, ya sean ellos problemas financieros ó con las personas, ó cualquier problema que se presente, hay sólo un lugar para mirar: Dentro de usted mismo.
No todos los presentes en el taller captaron la explicación de Dr. Hew Len. Hacia el fin del último día, comenzaron a bombardearle con preguntas, todas enfocadas desde el lado lógico de la mente, como:

“¿Cómo puede afectar mi limpieza a otra persona?”

“¿En dónde está el libre albedrío todo esto?”

“¿Por qué nos atacan tantos terroristas?”

Dr. Hew Len guardó silencio. Él me dirigió una mirada, y yo estaba sentado en el fondo de la habitación. Él se veía frustrado. Considerando que su mensaje entero tenía que ver con la existencia misma “dentro de usted”, no “allá afuera”, él probablemente sintió que la falta de comprensión de todo el mundo era un reflejo de su propia falta de comprensión. Él pareció que iba a dar un suspiro. Sólo puedo imaginarme que él decía dentro de sí mismo, “lo siento”, “te amo.”
Advertí que muchas personas en este evento tenían nombres hawaianos, pero no parecían ser hawaianas. Mark y yo preguntamos acerca de esto. Nos dijeron que si sentíamos el deseo, Dr. Hew Len podía darnos un nombre nuevo.

La idea era identificarse con un nuevo “yo mismo” en el camino de deshacerse del ego viejo y fusionarse con la Divinidad en el cero.

Supe del poder de un nombre nuevo. Allá por 1979 me convertí en Swami Anand Manjushri. Fue un nombre otorgado por mi maestro en el momento, Bhagwan Shree Rajneesh. En aquel momento de mi vida, cuando todavía luchaba con mi pasado, haciéndole frente a la pobreza, y yendo en busca del significado, el nombre me ayudó a comenzar fresco. Usé el nombre por siete años. Era natural preguntar si Dr. Hew Len podría darme un nombre nuevo.

Cuando le pregunté acerca de eso, él dijo que lo consultaría con la Divinidad.

Cuando él se siente inspiración, él dice que lo obtiene. Alrededor de un mes después de ese primer seminario, él me escribió:
Joe:

Vi una nube entrar en mi mente el otro día. Empezó a transformarse a sí misma, arremolinándose lentamente en amarillo muy, muy suave. Entonces se estiró como un niño al despertarse en la invisibilidad. De la invisibilidad surgió el nombre Ao Akua, “Piadoso”.

Recibí esta cita como parte de un mensaje por correo electrónico hoy:

“Oh Señor que me otorgas la vida, otórgame un corazón repleto de agradecimiento.”


Le deseo la Paz más allá de toda comprensión.
La Paz de Yo,

Ihaleakala


Amé el nombre Ao Akua, pero no tenía idea cómo pronunciarlo. Así es que escribí y pedí ayuda. Aquí está lo que él respondió:
Joe:
La A es el sonido para la A en padre. (father)

La O es el sonido para la O en Oh.

La K es el sonido así como en cocina. (kitchen)

La U es el sonido así como en azul. (blue)


La Paz de Yo,

Ihaleakala


Lo comprendí y disfruté de mi nombre nuevo. Nunca lo usé en público, pero lo hice al escribirle a Dr. Hew Len. Más tarde, cuando empezaba mi blog en línea en www.JoeVitale.com, Siempre cerraba la sesión usando “Ao Akua.” Muy pocas personas lo cuestionaron. Lo amé, sin embargo, porque sentía como si le pidiera a la Divinidad que limpie mi blog usando una frase que significaba, para a mí, la desaparición de las nubes para ver a Dios.
Mientras el fin de semana de entrenamiento instaló “te amo” en mi cabeza, al menos temporalmente, seguía queriendo más. Entonces escribí y le pregunté a Dr. Hew Len si le gustaría venir a Tejas y hablar sobre Ho'Oponopono para un grupito de amigos. Éste fue mi plan para tener más de él para mí mismo. Él volaría a Tejas para dar una pequeña charla, y se quedaría conmigo. Mientras él estuviera conmigo, hurgaría en su cerebro para obtener más de su sabiduría, incluyendo cómo sanó él ese distrito entero de criminales mentalmente enfermos. Dr. Hew Len estuvo de acuerdo y me escribió lo siguiente:
Joe:
Gracias por tomarse el tiempo para llamarme. Usted no tuvo que hacerlo y sin embargo lo hizo. Estoy agradecido.
Me gustaría proponerle un “formato” para la entrevista informal en Austin en febrero. Quizá el telón de fondo para la entrevista podría ser un tipo de revisión en la resolución de problemas que usted abordó en su libro, Aventuras Dentro: Las confesiones de un Periodista del Mundo Interior. Le veo a usted siendo más que el entrevistador y a mí más que el entrevistado usando esta disposición.
La claridad es muy importante al transmitir información, en cualquier área de discusión que tomemos. Por ejemplo, hay mucha falta de claridad en relación a lo que es un problema, y mucho más en relación a qué es lo que lo causa. ¿Cómo puede uno solucionar un problema cuándo uno es confuso en relación a él? ¿Dónde debe uno buscar el problema para procesarlo? ¿En la Mente? ¿Qué es eso? ¿O en el cuerpo (dónde la mayoría de personas ponen sus apuestas)? ¿O en ambos? Quizá no está en ninguno de estos lugares.
Aún existe la pregunta de quién o qué hace que el problema se resuelva.

Como usted mencionó en su libro, es difícil mantener el juicio al margen, del mismo modo que uno intente resolver el problema usando métodos tales como la Opción (selección) o el Foro (encuesta). ¿Son los juicios o las creencias el verdadero problema? Deje al problema auténtico levantarse a la vista de todos.


La entrevista informal no sería sobre métodos ó conceptos buenos o malos, correctos o equivocados. Sería una forma de bromear alrededor de la falta de claridad recurrente. Usted y yo proporcionaríamos un tremendo servicio si clarificáramos las aguas aunque sea sólo una pizca.
Desde luego, cada momento acarrea sus propias mareas y ritmos particulares.

Al fin, como dice Brutus (parafraseando) en la obra teatral de Shakespeare Julius César, “tendremos que esperar hasta el fin del día para ver cómo resulta todo.” Y así lo haremos.


Dígame qué piensa acerca de la disposición propuesta para la entrevista. No estoy casado con esto, como Brutus, hasta el fin. (se podría modificar...)
Paz,

Ihaleakala

Rápidamente anuncié una cena privada con Dr. Hew Len y yo. Pensé que cinco o seis personas podrían aparecer. En lugar de eso, casi 100 personas mostraron interés. Y 75 personas pagaron por una cena agradable para reservar su lugar en la mesa.

Dr. Hew Len, asombrado, me pidió una lista de las personas que asistirían al acontecimiento. Él quiso limpiar en ellos. No estaba seguro lo que quiso decir, pero le envié la lista. Él me contestó por mail:


Gracias por la lista, Ao Akua.

Esto sólo para limpiar, la oportunidad de limpiar a los participantes y ser claro con Dios.

Vive pues, alma, a costa de tu siervo

Aumenta con tus cuitas tus caudales;

Compra lo Eterno al precio de las heces;

Por dentro rica, despojada por fuera:

Por la muerte voraz alimenta,

La Muerte matarás y no habrá más muerte.

La paz esté contigo,

Ihaleakala

Cuando el Dr. Hew Len llegó a Austin, fui a buscarlo al aeropuerto, y él inmediatamente comenzó a hacerme preguntas acerca de mi vida.

“El libro en el que escribió sobre su vida (refiriéndose a Aventuras Dentro) Muestra que usted hizo una gran variedad de cosas buscando la Paz”, dijo.“¿Cuál de ellas funciona realmente?”

Pensé un poco y dije que todos ellas tuvieron un cierto valor pero tal vez el Proceso de Opción fue lo más útil y confiable. Expliqué que es una forma cuestionar creencias para encontrar afuera lo que es real.

“Cuando usted cuestionó sus creencias, ¿qué sacó en claro?”

¿Qué qué saqué en claro?” Repetí. “Usted queda con una claridad acerca de su elección.”

“¿De dónde viene esa claridad?” preguntó.

No estaba seguro a dónde quería llegar.

“¿Por qué una persona puede estar bien económicamente y todavía puede ser un asno?” Me preguntó de repente.

Fui tomado por sorpresa con la pregunta. Quise explicarle que la abundancia y “ser un asno” no son excluyentes uno de otro. No hay nada escrito sobre que sólo los ángeles pueden estar bien económicamente. Tal vez una persona desagradable puede ser clara acerca del dinero, así es que él puede estar bien económicamente y todavía puede ser una alguna palabrota. Pero no podría encontrar las palabras en ese momento.

“No tengo idea”, confesé. “No creo que usted tenga que cambiar su personalidad para estar bien económicamente. Usted sólo tiene que tener creencias que conecten con la riqueza.”

“¿De dónde vienen esas creencias?”, preguntó.

Habiendo estado en su entrenamiento, sabía lo suficiente como para contestar, “son programas que las personas recogen de vivir.”

Él otra vez cambió el tema diciendo que yo era un verdadero escritor hipnótico. Él comenzaba a tramar la idea de un libro escrito por mí acerca de Ho'Oponopono.

“¿Usted está listo para que yo escriba el libro ahora?” Pregunté.

Veamos cómo va el fin de semana”, dijo.

“¿Hablando de eso, qué haremos durante esta cena?” Pregunté. Siempre me gustó controlar la situación para estar seguro que todo irá bien y que las personas obtendrán lo que buscan.

“Nunca planifico”, dijo. “Confío en la Divinidad.”

“¿Pero hablará usted primero, o yo, o qué? ¿Y tiene alguna introducción que usted quiera que yo lea para usted?”

“Ya veremos”, dijo. “No planifique”.

Esto me puso incómodo. Me gusta saber qué se espera de mí. Dr. Hew Len me metía a la fuerza en la oscuridad. O tal vez en la luz. Ya no estaba muy seguro. A continuación, él dijo lo más sabio que yo había escuchado hasta ese momento:

Los humanos no somos conscientes de que nuestra existencia, momento a momento, es una resistencia constante, incesante hacia la vida”, dijo. “Esta resistencia nos mantiene en un estado constante, incesante de desplazamiento de nuestra Propia Identidad y de la Libertad, la Inspiración, y sobre todo y más importante, del Creador Sagrado mismo. En términos sencillos, somos personas desplazadas yendo sin rumbo, perdidos en el desierto de nuestras mentes. Somos incapaces de prestarle atención al precepto de Jesucristo, 'No te resistas’ (entrégate, confía). No nos damos cuenta de otro precepto, ' La Paz comienza conmigo'.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad