El Gaucho Martín Fierro, seguido de La Vuelta de Martín Fierro


Origen de las ilustraciones en este archivo electrónico



Descargar 8.49 Mb.
Página91/91
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño8.49 Mb.
1   ...   83   84   85   86   87   88   89   90   91

Origen de las ilustraciones en este archivo electrónico

Al renovar este archivo electrónico en 2007 he agregado imágenes que, aunque de baja resolución, hubiera sido imposible incorporar al archivo de 1995. Aún es impráctico mejorar su resolución; el archivo hoy pesa unos siete megabytes y resulta lento en descargar para la mayoría de los estudiantes de habla hispana en línea, que se conectan a la Red por vía telefónica a sólo 54 kilobaudios por segundo. Pero esto implica un adelanto formidable respecto a la tecnología disponible para los hispanohablantes promedio hace doce años, y en otro tanto seguramente se hará práctico confeccionar un nuevo archivo con ilustraciones de alta resolución. Las ilustraciones las he tomado todas de la Red, donde se encuentran accesibles sin restricción e integran el imaginario socialmente compartido acerca del Martín Fierro. Entre los autores de esas magníficas ilustraciones hay maestros del más alto nivel de la pintura, la historieta y el dibujo, entre ellos Carlos Alonso, Antonio Berni, Alberto Breccia, Vito Campanela, Carlos Casalla, Juan Carlos Castagnino, Oski (Oscar Conti), Tomás Ditaranto, Roberto Fontanarrosa, Eleuterio C. Marenco, Florencio Molina Campos, Santos Martínez Koch, Montero Lacasa, Lino Palacio, Pablo Pereyra, Luis Scafati y Mario Zavattaro, que calaron profundamente en el corazón de nuestro pueblo y resultan inmediatamente reconocibles para muchísimos argentinos.

Mariela Szirko

_________



Copyright © Electroneurobiología, Junio 1995. Este trabajo original constituye un artículo de acceso público; su copia exacta y redistribución por cualquier medio están permitidas bajo la condición de conservar esta noticia y la referencia completa a su publicación incluyendo la URL original (ver arriba). / This is an Open Access article: verbatim copying and redistribution of this article are permitted in all media for any purpose, provided this notice is preserved along with the article's full citation and original URL (above).

 

 revista



Electroneurobiología

ISSN: ONLINE 1850-1826 - PRINT 0328-0446





1 Tempus edax rerum, el tiempo se come todo lo extramental. Pero no toca las diferenciaciones internas de los psiquismos. En efecto, en la espacialidad extramental, los módulos básicos o elementales de los cursos de modificación (tiempo) son acciones microfísicas causal-eficientes. A cada una de estas la inyecta su campo y, en esa espacialidad donde no inhiere ni se origina, se ve privada de ubicuidad. ¿Cómo algunos eventos causal-eficientes de nivel microfísico, discretos y allí no-ubicuos, llegan a crear efectos macroscópicos, llevando el tiempo a esta escala? Es que a más del principio relativista de equivalencia también la masa constriñe su propagación. En ese ámbito fuera de los psiquismos y entre ellos, o hiato hilozoico, es decir entre estructuras cuya constitución espaciotemporal integra partículas microfísicas que han adquirido masa inercial, las acciones causal-eficientes según sus características especifican cambios de estructura posicional, que la masa inercial de aquellas partículas elementales impide revertir reaccionalmente. Por eso el tiempo transcurre con irreversible destrucción del pasado para las cosas en el espacio extramental - cuya inercialidad constitutiva les impide revertir cancelativamente los efectos (cambio) de cada absorción de un paquete (cuánto) de acción causal extramental. En cambio, fuera de esa espacialidad extramental, es decir en los psiquismos (en cuya espacialidad las acciones y reacciones causal-eficientes inhieren, no se propagan -son ubicuas- y así, faltando dispersividad para la acción, no existen palancas), las realidades causal-eficientes se agotan o bien en reacciones entonativas (las entonaciones sensibles o sensaciones, que inhieren en el particular psiquismo reaccionante y son causalmente ineficaces y no estructurales; son modificaciones de dicho psiquismo carentes de estructura interna, impropagables aun en el hiato hilozoico) o bien en modificar las relaciones estructurales de las mismas (el pensar, direccionado por acciones causal-eficientes autotransformativamente creadas o semovientes privilegiantes de un posible entre varios, pensar capaz de prolongarse de modo causal-eficiente en el hiato extramental como conducta), cuyos cursos procesuales no se borran (son retenidos, como memoria, reimaginables con menos o más entropía noérgica) debido a la ausencia de curso de modificación temporal que los oblitere. En palabras de Fierro, "Lo que al mundo truje yo", esto es, lo experienciado o vivido, "del mundo lo he de llevar" al desarmarse o desestructurarse (muerte) el estado vivo de la última porción de materia en que se localizan (cuerpo) las operaciones por las que cada particular psiquismo circunstanciado interactúa con su ambiente.




Compartir con tus amigos:
1   ...   83   84   85   86   87   88   89   90   91


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad