El Gaucho Martín Fierro, seguido de La Vuelta de Martín Fierro



Descargar 8.49 Mb.
Página1/91
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño8.49 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   91

José Hernández – El gaucho Martín Fierro, seguido de La vuelta de Martín Fierro




El gaucho Martín Fierro

seguido de

La vuelta de Martín Fierro

ambos de



José Hernández

Contacto / correspondence: vixit (1834-1886)

(originalmente publicados en Buenos Aires, por la Imprenta de La Pampa, calle Victoria –hoy Hipólito Yrigoyen- 79, en 1872. y por la Librería del Plata, Calle Tacuarí 17, en 1879 respectivamente. En la presente versión en línea se agregan ilustraciones disponibles en la Red; véase nota editorial de página 496).
Precedido de una Noticia preliminar,

De marchitamientos e inmarcesibilidades

por

Mario Crocco
Electroneurobiología 1995; 2 (1), pp. 127-496; URL http://electroneubio.secyt.gov.ar/index2.htm
Copyright © Electroneurobiología, Junio 1995. Este trabajo es un artículo de acceso público; su copia exacta y redistribución por cualquier medio están permitidas bajo la condición de conservar esta noticia y la referencia completa a su publicación incluyendo la URL (ver arriba). / This is an Open Access article: verbatim copying and redistribución of this article are permitted in all media for any purpose, provided this notice is preserved along with the article's full citación and URL (above).

Publication date: June 1st, 1995


Puede obtener un archivo .PDF (recomendado: 6 MB) para leer o imprimir este artículo, desde aquí o de / You can download a .PDF (recommended: 6.0 MB) file for reading or printing, either from here or http://electroneubio.secyt.gov.ar/index2.htm



Abstract: The complete Spanish text of José Hernández' The Gaucho Martin Fierro (Parts 1-2), Mario Crocco's preliminary study and historical-biographical notice, both extense, plus two criollo lexicons (one for the work and the other a more general one), are published together (in this e-version) with hundreds of illustrations made along a century. Today considered the most beautiful of the original productions of the River Plate literature, this epic poem was written in vernacular Spanish language, spoken by the "gauchos of the pampas". By the end of the nineteenth century, Argentina was one of the richest countries in the world, almost as rich as the United States and incomparably richer than Spain, the old mother country. The criollos of the River Plate had good reason to be proud of their achievements, for theirs was one of the great postcolonial success stories. Yet the poem depicts a savage world where the real "bad guys" are the forces of modernization that are destroying his way of life. Argentines have identified themselves on several planes with this mythical hero, since Martín Fierro represents the drama of unsuccessful attempts at social integration throughout Argentina's history. The poem as quest for identity also bears a relationship with the social (the ownership of land) and the emergence of transnational violence.

Resumen: Texto completo del Martín Fierro de José Hernández (Ida y Vuelta), prólogo y epílogo de Mario Crocco (estudio general y estudio histórico), y dos glosarios (léxico de la obra y léxico criollo más general) se publican aquí con centenares de ilustraciones producidas durante más de un siglo. Considerada la más bella producción de la literatura rioplatense, el poema épico fue escrito en el léxico hispano-criollo propio de los gauchos, aun parcialmente conservado en las pampas. Para fines del siglo XIX, la Argentina era uno de los países más ricos del mundo, igualando casi a Estados Unidos e incomparablemente más rica que España, la Madre Patria. Los criollos rioplatenses tenían legítimo motivo de orgullo, ya que su logro postcolonial fue uno de los mayores del mundo. Empero el poema retrata un mundo salvaje en que los verdaderos malvados son las fuerzas de modernización que destruyen su manera de vida. Los argentinos se han identificado sobre diversos planos con el mítico héroe, por cuanto Martín Fierro representa el drama de diversas tentativas fallidas de integración social en su historia. El poema en tanto determinación identitaria mantiene una relación con lo social (la propiedad de la tierra) y la emergencia de la violencia transnacional.

Índice

Mario Crocco: De marchitamientos e inmarcesibilidades. Noticia preliminar al Martín Fierro y su Vuelta, 129

José Hernández: Carta del autor a su editor, don José Zoilo Miguens, 138

José Hernández: El gaucho Martín Fierro (1872), 140

José Hernández: Cuatro palabras de conversación con los lectores, 243

José Hernández: La vuelta de Martín Fierro (1879), 248

Apéndice

Glosario 1. Expresiones criollas empleadas en el "Martín Fierro", 438

Glosario 2. Léxico criollo más general, 445

Mario Crocco: José Hernández y su obra: noticia histórica. Epílogo al Martín Fierro y su Vuelta, 474

Origen de las ilustraciones en este archivo electrónico, 496

De marchitamientos e inmarcesibilidades

Noticia preliminar al Martín Fierro y su Vuelta, por Mario Crocco

Estoy comprometido con mi tierra, casado con sus problemas y divorciado de sus riquezas.

Inodoro Pereyra

Al proponerme establecer la puntuación del "Martín Fierro" pensé en los chicos. El poema no se marchita - sólo mientras los pibes lo pueden leer. Y como el idioma del "Martín Fierro" es verbal, sonídico, sus unidades de significado son a menudo grupos de palabras, que si los chicos no oyeron no saben escandir: no pueden partir el verso en unidades semánticas, hacerle brotar figuras de sentido. Nunca olvido las rabietas de un amigo británico buscando en nuestros diccionarios "lo que es yo". Claro, esas palabras figuraban todas, su unidad semántica no. Y si al buscarla en los versos del "Martín Fierro" los chicos se distrajeran de igual modo, perderían de vista el poema – marchito, desde el momento que no les dijese nada. El mérito de las ya modernas "ilustraciones" de Castagnino que aquí acompañan es señalar precisamente esto - no son ilustraciones, sino didáctica de la lectoescritura: el lector tiene que meter lógos, leer … la imagen, ensayando armar formas con sentido hasta que las figuras, antes invisibles, broten, igualito que en la metáfora raíz de la interpretación subjetivista de la mecánica cuántica, igualito que para aprender a leer el poema. Pero su lectura se facilita ya con sólo reformatear la puntuación.

Encima, a veces hay que corregir la ortografía. Por ejemplo, los criollos decimos "refosilo" y "refusilo" para denotar los fusilazos que se disparan las nubes ‑"ya está refusilando, meté la ropa 'dentro"- con la metáfora romántica de las grandes batallas con fusiles, riñas de nubes semovientes. Refusilando. Pero no sólo escribimos "fusil" con ese: además, no pocos criollos usamos el verbo "refocilar" o "refocilarse", que nada tiene que ver con relámpagos. ¿A qué defender lo indefendible, como si el mérito del autor lo requiriese? Lo que cayó en paronimia fue una aliteración vocálica, que le dicen - y se repite bastante. O sea que Hernández se equivocó al escribir lo de los refusilos con ce de refocilarse, posiblemente llevado de que el criollo los llama también refosilos. Equívocos ortográficos no quitan mérito al poema; repetirlos aun hoy, detracta a los editores. El pato lo pagan los pibes.

Entre la falta de reparos etimónicos visuales (es decir, de raíces reconocibles escritas: psicología es estudio del psiquismo, sicología rejunte de higos, pa'l léido que recuerda τά σίκα y los sicofantes) y la falta de escucha o de oir hablar en criollo en la colonizada selva de cemento, los jóvenes lectores preferirán adivinar qué dice su música en inglés. Lo creen más útil que descifrar poesía gauchesca. Pero no lo es: el "Martín Fierro" es discurso contrahegemónico, no espectáculo turístico ni herramienta de dominación; su tono político transmite valores y pertenencia, madura y arraiga, aviva, revoluciona… des-trasnacionaliza aun siendo universalizable. Y su profundidad no es solo humana y social, sino también técnica. Lo de que



el tiempo sólo es tardanza

de lo que está por venir

lo están tratando de descubrir algunos filósofos de la ciencia del otro hemisferio, pero por ahora sólo logran balbucearlo, sin poderlo acuñar con precisión. Es comprensible, acá por lo menos para eso sirvieron cuatro siglos de contrapeso aristotélico en nuestra educación. Pero allá … Allá el dominante platonismo que hizo dominante su cultura - de modo que también la nuestra hoy sea brutal con los pobres, a quienes mata de hambre y de exclusión - obstaculiza ver irrepetibilidades causales, sean estas personales (en los motivos que ponemos al comportamiento) o sean regulares (nómicas: en cada evento causado por las otrora llamadas "leyes de la naturaleza"). Esa ideología, seleccionada por exigencias de funcionamiento del sistema físico-bio-psico-social, es anticrónica (quiere al tiempo irreal, mera ilusión) a fin de que no se perciba la irrepetibilidad causal. Esta, a la vez que genera al decurrir del tiempo físico, también es una de las capacidades de las que disponen los individuos personales. La lucha contra el tiempo es pues negación del valor del otro, hecho de tiempo. Su tiempo, cuya disponibilidad el sistema expolia en vez de enriquecer, mandándolo a la frontera mitrista-sarmientina ayer, del vandalizado lazo social hoy. Y por ahí vemos que la ideología seleccionada por el sistema coercionante se autorreproduce reproduciéndolo tanto si habla de física cuanto mientras declama qué es persona. Es que en realidad la estratificación social homínida es un proceso biológico. Creerlo socioeconómico la descontextúa, la empobrece: la falsea. Por eso, si nos limitáramos a la economía política, la sola perspectiva que se acercaría a describirla sería el ultramaquiavelismo, como en Kautilya o el Pareto del Tratado de Economía Política o el correctamente fantaseado Report from Iron Mountain. En efecto, es biología. Se trata de la inexorable extensión de nuestra cadena trófica sobre los excedentes demográficos ("los pobres", ocho décimos de la hominidad, eliminando de golpe a los cuales el mercado global financiarizado a ultranza operaría con estabilidad plena) como recurso energético-alimenticio de baja ley por explotar a lo antropófago y controlar a la Goebbels - extensión intraespecífica de nuestra cadena trófica que sólo la semoviencia educada en valorar a las personas individuales podría llegar a detener.



Así, en general, en ese inimitable primer mundo que se autopropone como modelo ni hablemos de ponerse en serio en la piel de un "gaucho miserable" o que duela en serio toda cicatriz ajena. Salvo la lucrativa evanescencia del goce egoísta, todo, hasta el incanjeable nacer en cierto cuerpo y arraigar en cierta Patria, es proclamado light, flu, puro espectáculo: el premio Pulitzer del año pasado se lo dieron a un jueputa (aunque dicen que en modo congruo con su desvalorización de la vida después creyó adecuado quitarse la propia, vaya uno a saber… ) que levantó esta imagen pero al hermanito negro que se arrastraba lo dejó para el buitre:



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   91


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad