El fin de Pantakakistos en Yesfodu El equilibrio del fuego



Descargar 0.71 Mb.
Página1/4
Fecha de conversión02.11.2018
Tamaño0.71 Mb.
  1   2   3   4

(16-3-2008)

El fin de Pantakakistos en Yesfodu
1. El equilibrio del fuego
Hace tiempo ya, que esta historia concluyó pero no voy a contar como es el mundo ahora para que esta historia no pierda emoción. Fui testigo de ella recién llegado de otro lugar que no podía recordar; por un conjuro que me lanzó un çagomu (Un ser ruin, malicioso, codicioso, bastante leal al poder, mentiroso, muy sincero a veces, difusor de rumores, mágico y con cuerpo de cuervo negro penta céfalo además del encargado de mantener el equilibrio en el mundo) para mantener el equilibrio. Por suerte ello me permitió mantenerme lo suficientemente invisible como para vivir lo justo para contar esta historia.
Habréis visto que describo a estos seres con comparaciones e identificaciones con seres que ya conocéis pero que en este mundo no existen. Ello se debe a que yo vengo del mismo mundo que vosotros según recordé al ver el reflejo del fuego de los draros (Caminos de ceniza ardiendo entre los árboles de algunos bosques muy concretos). Tenía ocho años cuando me fui sin posibilidad de volver; solamente ha regresado mi legado. En la biblioteca (Es decir, una estantería con libros en medio del aula) en mi clase del colegio vi un día un cuento que resultó estar encantado. Algo que tenía una posibilidad entre un trillón sucedió. Al comenzar a leer el libro un portal salió de él absorbiéndome antes de desvanecerse un segundo después.
Este es el mundo de Yesfodu; un mundo en el que la frase que leí una vez en un libro para mayores (“El hombre es un lobo para el hombre”) viene como anillo al dedo si se cambia “Demith” (Termino usado para referirse a un ser perteneciente a una raza establecida con cultura, sociedad y como civilización en algunos casos) por hombre y lobo por “Bamith” (Un ser de cuatro patas con una anilla de hueso y músculo con dientes puntiagudos extensibles. Además de un cuerpo alargado junto a lo que podríamos llamar la tripa); así ha sido siempre.


Bamith
Estos seres se alimentan de árboles caminantes con sigilo que van en rebaño con el fin de oxigenar el aire alimentándose de la tierra. Una simbiosis perfecta pues los Barmith nutren la tierra con los restos de los carabeneth (Esos árboles) mientras que ellos viven del oxigeno que los árboles generan.


Carabeneth

Y como difícilmente podríais comprender esta historia sino os introduzco más en la descripción de este mundo seguiré:


Entre los Demith hay muy diversas razas entre las que se incluyen las que aparecen en la historia. Según vayan apareciendo las iré incluyendo pero de momento hablaré de algunas.
Entre todas esas razas una de las más numerosas es la de los pantorus. Seres antropomorfos con capacidad de cambiar su tamaño y las dimensiones de lo que su ráfaga mágica salida de sus manos tocaba. Si escogían un tamaño diminuto durante cierto tiempo las otras razas solían considerarlo como miembro de una raza aparte de nombre “gnomos”. En caso de que fueran algo más grandes, de altura un metro cincuenta o así, recibían el nombre de “Gorlus” (Enanos en nuestra lengua) mientras que si eran de un metro setenta a dos metros y medio recibían el nombre de “nallares” (Personas humanas) pero en el caso de que fueran mayores de dos metros y medio recibían el nombre de “Astranguls” (Gigantes). Su subraza dependía en gran medida del tamaño de los padres en el momento de la concepción, siendo solo compatibles en tamaño desigual los casos intermedios (En el caso de los gigantes deben guardar tamaños similares entre ambos). Esto tenía su importancia por la aplicación de las leyes genéticas y los genes recesivos del gnomismo, enanismo, nallarismo y gigantismo, dependiendo de bajo que tamaño naciera, pues anulaban la capacidad mágica del cambio de forma. Estos seres de carácter mezquino, áspero y muy dados a la traición desarrollaron subculturas y civilizaciones enfrentadas entre sí con ideas culturales muy diferenciadas (Uso de la magia, preferencias de vida, gestión de la economía, relaciones con otros pueblos, etc.) hasta en pensamientos malignos.
En el caso de los gnomos (Pues es el pueblo que primero conocí a mis ocho años y que recuerdo bastante ahora con 25. Quovenim me llamaron y con ese nombre me quedé pues es preferible a Eusebio) mantenían un respeto enorme por la naturaleza; incluso los más mayores cercanos a su esperanza de vida de 500 años. Tenían una relación especial con los Carabeneth que les permitían entrar en su interior (En el hueco entre su savia y su corteza) para resguardarse de sus enemigos los diablillos o de los demonios gusano (Conocidos como Ñeñosos (Demonios) zewiyu carroñeros y antropófagos) además de las sombras (Si se mira con detenimiento detrás de un Carabeneth cerca de sus raíces se verá una puerta pequeña como de madriguera de ratón a lo Cartón cerrada con apariencia de corteza de árbol). Además recurrían mucho a las magias de ilusión y de curación.
Volviendo a los Ñeñosos, había una cantidad enorme de subespecies diferentes que en muchos casos no se las podía considerar demith pero que estaban sometidas a las jerarquías de los demith. De los demonios demith había varios destacados como los semietéreos (Seres de sombra generalmente intangibles pero que al atacar podían ser tocados, matados y que al atacar absorbían energía de quienes agredía llegando a matar a los seres de quienes se alimentaban. Venidos de otros mundos y otros tiempos en origen cambiaron un poco. Viven al amparo de la oscuridad y su civilización se desarrolla en brumas ilusorias intangibles e invisibles contiguamente a los cementerios), los diablillos (Fascinados con volar mediante hojas, trepar por los árboles y el fuego. Pillines con piel verde o roja, cuernos y rabo puntiagudo a modo de matamoscas además de una ruindad y tacañería enorme junto a una altivez extraordinaria), los “árenos” (seres con forma de araña y tentáculos que tejen telas durísimas en los bosques a modo de tirolinas. Llevan a los caminantes por un precio pero su lengua es viperina y su hambre a menudo no se sacia. Son sabías y aliadas de los “Karshars” que no las someten sino que escuchan dados sus interminables conocimientos de las vidas de las otras razas por medio de su visión transparencial (Pueden ver a través de las cosas enfocando sus objetivos) y lejana) y los “Karshars” (Demonios con alas negras de dragón, cuerpo de gato alargado hasta entre seis y 30 metros además de cabeza de murciélago. Si los demonios en general son la raza más belicosa y violenta estos son aun peores pues les encantan los látigos, las mazas y los mandobles que usan a una mano. Pueden exhalar veneno por la nariz y usan mucho la magia del fuego además de las ilusiones cavernosas y volcánicas. Torturar es su mayor afición pero son inteligentes, ingeniosos y con una cultura sorprendente.
En su historia se consideran descendientes del mítico Sax (Un demonio gárgola pétrea con el poder de ocultar el sol como su hermano casi gemelo. Trotamundos y con cualidades excepcionales como las estacas óseas extensibles, la expulsión de agua encantada por la piel, el general campos magnéticos muy potentes, el quemar lo que tocaba o deseaba quemar además de lanzar llamaradas o fogonazos de bola y símbolos de la convergencia horizontal vertical en la piel. Con ello convirtió en polvo a la extinta raza de los vampiros que entraron en guerra con los primeros demonios, nallares y en especial diablillos. Estos, afectados por todo ello y la luz del sol pese a su mayor capacidad regenerativa, quedaron en clara condena mientras los Karshars dominaban a las otras razas (Como por ejemplo los Gols. Unos enemigos habituales si es que aquí se puede calificar a algún tipo de enemigo como habitual. Con aspecto de avispa sin alas pero con coraza de color amarillo con rallas negras. Luchan con escudo, aguijón y cuernos de diablo (Una variante del diablillo al tamaño de los enanos) o de Zoud (Un ser del tamaño de un caballo con aspecto de caracol y unos cuernos de toro que expulsa una baba al caminar capaz de permitir el caminar sobre las aguas) usado por los elfos) impregnados de su propio veneno) durante miles de generaciones en sus cien mil años de vida) y la gata sanguinaria (Una demonio (Su especie se suele considerar femenina por ser más) caníbal y vampirica, lujuriosa con aspecto de gato blanco y maullido de canto de sirena). Desarrollaron una amplia civilización con mano de hierro, multitud de gobernantes en luchas de poder, leyes eternas con castigos indecibles e historias sobre su pasado, su presente y su futuro. Prácticamente se autoproclamaban dioses con derecho a escribir la historia pero no negaban el misterio de quien creó su mundo como hacían otras razas con mitologías al respecto, prefiriendo las especulaciones sin lógica ni razón como bien se suele comentar cuando uno tiene la desgracia de toparse con estos seres dados a los secuestros y a la violencia.
Otra de las razas más importantes era la de los elfos. Con aspecto de nallares, salvo por sus orejas puntiagudas junto a mechones de pelo en las piernas, vivían entre los árboles y las ciudades nallares. Dominaban las ballestas y los arcos con excelentes reflejos, agilidad más habilidad para trepar, talento excepcional para la hechicería, facilidad de curación y orígenes olvidados de otros mundos. Vivían 10000 años y se hacían pasar por inmortales para compensar su poca capacidad de reproducción. Adoraban a la naturaleza y a la simetría convergente de verticalidad. Era malvados, altivos, chovinistas y ególatras.
Tenían malas relaciones con demonios y enanos aunque en el caso de estos últimos había una excepción. Había un elfo ciego conocido como “Tejedor de Mantillo”; capaz de compartir sueños entre mundo según se creía y de ver una sustancia mágica natural originaria de los bosques además de manipularla. Esa sustancia como imaginareis era el mantillo. Él la transportaba y podía transformarla de un campo de fuerza verdoso transparente a un conjunto de ramas entrelazadas unas con otras para luego convertirlo en un campo de fuerza invisible; lo que venía bien a los enanos en sus cavernas.
La última de las razas que comentaré por el momento es una raza venida en origen de otro mundo aunque hacia tantos milenios que era imposible recordarlo incluso en las tradiciones; podría decir que incluso eones. Se llamaban Serpentesios y descendían del famoso rey Jagrostunster del perdido mundo de Zarhovaliun. Formados por cinco serpientes unidas eran seres orgullosos, muy egoístas y egocéntricos, dados a atacar a la mínima pero con buena memoria y afán de cuidado medioambiental ya que su medio dependía de ello. Aun más que todos los demás menos los Karshars, creían en la ley del más fuerte como la valida y reverenciaban el poder por encima de todo siendo amigos de los çagomu y enemigo mortal, como casi todas las razas, de los Gols. Caminaban reptando y vivían normalmente en los pantanos protegidos por bosques encantados (Mezcla de árboles normales con Carabeneth dormidos durante el día). Dedicaban casi toda su disciplina a proteger el bosque de donde trepaban y subsistía su civilización cargada de mitos así como gestiones de economía para la gestión de los recursos junto a la religión del dios serpiente pero con poco interés en su historia.
Y yo entre tanto vivía como un joven nallare tan malvado como el resto del mundo.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad