El “factor” Bernanke: otro “Maestro” que se cae del tabernáculo Hagiografía -no autorizada- del heterodoxo “socializador” de las pérdidas del sistema financiero


- 1.000 días después (de Obama, de Lehman, de crisis…): hasta donde da la vista



Descargar 3.77 Mb.
Página10/30
Fecha de conversión07.09.2018
Tamaño3.77 Mb.
Vistas360
Descargas0
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   30
- 1.000 días después (de Obama, de Lehman, de crisis…): hasta donde da la vista
- 1.000 días de la presidencia Obama (Libertad Digital - 23/10/11)

(Por Mike Brownfield - Fundación Heritage) Lectura recomendada



Lo que hemos visto de la administración Obama es más gobierno, más regulación y cantidades abrumadoras de gasto gubernamental con la esperanza de que eso estimulase la economía. El problema es que no ha funcionado y las cifras lo demuestran.

El lunes 17 se cumplieron 1.000 días de la presidencia de Barack Obama y, desafortunadamente para Estados Unidos, esos días se han visto marcados por profundos déficits, pérdida de empleos, prolongado desempleo y un gobierno más grande. Mientras tanto, muchos de aquellos encargados de estar al frente del gobierno federal prácticamente han abdicado de sus responsabilidades.



La deuda nacional está en $ 14,9 billones, de los cuales, se han añadido $ 4,2 billones desde que Obama juró su cargo. Catorce millones de americanos están desempleados, eso es el 9,1% de la fuerza laboral. El índice de desempleo ha estado por encima del 9% durante 840 de los 1.000 días y el trabajador desempleado promedio ha estado sin trabajo por más de nueve meses. Todo sea dicho, 2,2 millones de empleos se perdieron durante el mandato Obama a pesar de las aseveraciones de la Casa Blanca de que el estímulo de $ 787.000 millones del presidente crearía 3,3 millones de empleos netos para 2010.

Desafortunadamente, en vez de llevar a Estados Unidos hacia la cordura fiscal y una economía más sólida, el presidente está llevando al país en la dirección opuesta. La pasada semana, su última propuesta para “estimular” la economía con otros $ 447.000 de gasto no logró la aprobación del Senado, pero en vez de admitir que más impuestos y gasto no es lo que Estados Unidos quiere o necesita, Obama está redoblando esfuerzos. Hoy, el presidente está preparando otro viaje en autobús por el país para vender una versión diferente del mismo plan, esta vez, dividida en trozos con impuestos y gastos todavía lo suficientemente grandes como para asfixiar un caballo. Es el mismo plan, solo que con envoltorio distinto. El excongresista Ernest Istook explica los peligros:

Incluso se pueden utilizar versiones fraccionadas del plan de $ 447.000 millones de Obama para colarles lo peor del plan. Esto es así porque es casi imposible conseguir que la Cámara y el Senado promulguen versiones idénticas de la propuesta de ley, lo que requerirá una conferencia de las cámaras para “resolver las diferencias”, lo que a veces resulta en tener que añadir detalles desagradables.

Aunque es una buena noticia que el Senado haya rechazado el plan de empleo del presidente, las malas noticias son que el Senado ha fracasado totalmente en poner a Estados Unidos de vuelta por el camino de la salud fiscal. El senador Jeff Sessions (R-AL) y el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (R-WI), señalan que han pasado 900 días sin que los demócratas del Senado hayan adoptado un presupuesto formal y lo denominan “una desgracia nacional”.

Como exige la ley, los republicanos de la Cámara de Representantes presentaron un presupuesto en comité, lo pusieron a votación y lo aprobaron, esta primavera. Era un plan sincero, detallado, concreto, que pondría nuestro presupuesto de camino al equilibrio y a nuestra economía de camino a la prosperidad. Pero los demócratas del Senado, durante este tiempo de crisis nacional, ni siquiera presentaron un plan presupuestario, en abierto desafío a la ley y al público que sirven.

Lo que hemos visto de la administración Obama es más gobierno, más regulación y cantidades abrumadoras de gasto gubernamental con la esperanza de que eso estimulase la economía. El problema es que no ha funcionado y las cifras lo demuestran. Obama prometió que su estímulo de $ 787.000 millones salvaría o crearía 3,5 millones de empleos para finales de 2010. No fue así y, dado que se perdieron empleos, se quedó corto de su objetivo en 7,3 millones de trabajos. Su plan de atención médica, más conocido como Obamacare, no redujo los costos de los cuidados de salud como prometió y es de hecho responsable de costos crecientes en 2011. Además de eso, la ley forzará a salir del pleno empleo a muchos trabajadores no cualificados debido al encarecimiento de su mano de obra.

Y estos son sólo los grandes elementos. En los últimos 1.000 días, Estados Unidos ha visto el aumento de las regulaciones, una ley ómnibus de 9.000 páginas, un rescate financiero de los sindicatos gubernamentales, una ley de reforma de Wall Street que hará más daño que bien, un tratado de armas nucleares que va en detrimento de nuestra defensa antimisiles, la negativa a aumentar la producción nacional de energía, la extralimitación federal en la educación, el menoscabo del Estado de Derecho y un oscuro nubarrón sobre el futuro de nuestras fuerzas militares debido al fracaso en garantizar un adecuado gasto de defensa.

En el Wall Street Journal de ayer, James Freeman escribe acerca de una entrevista con el milmillonario Mortimer Zuckerman -demócrata, magnate inmobiliario y propietario del diario New York Daily News-. “Entre los ejecutivos que apoyaron a Barack Obama en 2008, (dice (Zuckerman), hay una grandísima, enorme ansiedad sobre el liderazgo político del país”. Zuckerman informa de que entre los demócratas, “la sensación es que las políticas de este gobierno han fracasado”. Dado el historial de la administración Obama de los últimos 1.000 días, podrían estar en lo cierto. El gobierno aún más grande de hoy en día no ha puesto a Estados Unidos en el rumbo a una mejor fiscalidad, no ha creado empleos y no ha construido una economía más fuerte.



Hay un camino mejor y se llama Para Salvar el Sueño Americano, es el plan de Heritage que marca el rumbo para arreglar la deuda, reducir el gasto y restaurar la prosperidad. Rediseña los programas de derechos a beneficios, garantiza la asistencia para aquellos que la necesitan y preserva el sueño americano para las generaciones futuras. Si el Congreso y el presidente quieren que la nación avance, cree nuevos empleos y anime a las empresas para que crezcan e inviertan, entonces acumular más deuda, aumentar los impuestos e incrementar el gasto no son la respuesta, no importa cuánto desee el presidente Obama que así sea…

- Tres años -1.000 días- después de Lehman, “the big hole” continúa…


Cuando ya han transcurrido tres años desde el estallido de la crisis financiera y la reforma del sistema regulatorio de Estados Unidos, la economía mundial sigue expuesta a los peligros que casi derrumbaron la banca en 2008”... Tres años después de Lehman, los bancos aún son vulnerables (The Wall Street Journal - 2/11/11)
La Reserva Federal de EEUU (Fed) vuelve a estar ansiosa ante la posibilidad de que los inversionistas huyan en masa del mercado de fondos mutuos, un negocio de US$ 2,6 billones (millones de millones) donde millones de estadounidenses depositan sus ahorros y al que recurren los bancos del mundo en busca de financiamiento de corto plazo. Aún no hay reglas comunes entre los países para levantarse tras el colapso de un gigante financiero global. Los bancos parecen haberse subido a una montaña rusa desde hace meses y los gobiernos no pueden costear grandes rescates.
“Las preocupaciones sobre los problemas fiscales y de la banca de Europa han contribuido a nuevas fisuras en los mercados financieros del mundo”, dijo el presidente de la Fed, Ben Bernanke, el 2/11/11 en una rueda de prensa. Estos temores, añadió, “probablemente tendrán efectos adversos sobre la confianza y el crecimiento”.
El colapso en la primera semana de noviembre (2011) de la firma de valores de Wall Street MF Global Holdings Ltd. refleja el alcance e irritabilidad del mercado global. Una serie de apuestas erróneas en Europa desataron una estampida de sus clientes que la obligó a acogerse a la ley de protección por bancarrota en cuestión de días. Las sospechas de fraude acentuaron los temores de los inversionistas.

Por ahora, la quiebra de MF Global parece ser un acontecimiento aislado. Su caso, no obstante, intensifica las dudas de los reguladores y el público de que el sistema financiero global no ha superado del todo la crisis de 2008 y es propenso a la inestabilidad.


Una entidad de mayor envergadura y más interconectada que MF Global podría acabar con una cartera incobrable ligada a un acreedor como Grecia. El impacto de su hundimiento se podría propagar, derrumbando los mercados y congelando el crédito, es decir lo mismo que pasó en 2008. Por el momento, ese escenario es improbable ante la alerta de los reguladores, los inversionistas y los propios bancos. Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad.
“Todo lo que se necesita para que los mercados se vuelvan a congelar es algún tipo de pánico”, dice Anil Kashyap, profesor de la Escuela de Negocios Booth de la Universidad de Chicago. “Si se esfuma la confianza y los mercados se congelan, nos enfrentamos a un problema gigantesco”, asevera.
Las economías desarrolladas, altamente endeudadas, se encuentran en una posición más débil para abordar la crisis que en 2008. Cuentan con menos recursos y menos impulso político.
Por otra parte, el sistema financiero es más resistente que hace tres años. El patrimonio de la banca estadounidense, o sea los activos menos los pasivos, ha crecido 20%, unos US$ 264.000 millones, desde septiembre de 2008, según el gobierno. Esto les otorga a los bancos más capital de reserva contra pérdidas imprevistas.
Los bancos también son más líquidos. El efectivo a su disposición se ha más que cuadruplicado desde 2008, para bordear los US$ 1,8 billones, según la Fed, gracias en parte a las generosas sumas que el banco central ha inyectado en el sistema.
De todos modos, hay rincones del sistema financiero que siguen bajo presión. Los costos de financiar préstamos de bienes raíces comerciales se han disparado desde junio (2011). Los bancos europeos, a su vez, están pagando más para tomar prestados dólares.
Asimismo, las firmas financieras siguen estando tan interconectadas como cuando colapsó el banco de inversión Lehman Brothers. Cuando una tambalea, otras se preparan para lo peor.
“Algunos se preguntan: “¿cómo puede haber contagio desde Europa a EEUU?” Hasta cierto punto, y esto es discutible, ya lo tenemos”, afirmó recientemente ante un grupo de economistas Eric Rosengren, presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston.
El costo de un seguro contra una cesación de pagos de bancos estadounidenses como Morgan Stanley, Citigroup y Bank of America ha aumentado drásticamente en los últimos meses (noviembre 2011), al igual que el de los bancos europeos.
Aunque las instituciones financieras de EEUU han reducido su exposición a Grecia, que en junio (2011) alcanzaba US$ 8.300 millones, su vulnerabilidad ante Europa es mucho más significativa y totalizó US$ 1,8 billones en junio (2011), según datos del Banco Internacional de Pagos. Estas cifras no toman en cuenta la exposición mediante contratos conocidos como seguros contra cesaciones de pagos.
“Lo que aprendí en 2008 es que en realidad no sabemos o no entendemos completamente todos los eslabones en nuestro sistema bancario y todas las conexiones que se descubren cuando las cosas salen mal”, afirma Carl Weinberg, economista jefe de la consultora High Frequency Economics.
Una de las preocupaciones de la Fed es que los temblores que atraviesan el sistema financiero generen un terremoto. Una falla geológica potencial es el mercado monetario, un engranaje vital del sistema. Un pánico podría rápidamente restarles una fuente de recursos a los deudores y desestabilizar a los propios fondos.
Una preocupación es la exposición a los mercados internacionales. Las entidades no estadounidenses en busca de dólares acuden al mercado monetario para obtener efectivo de corto plazo y la exposición internacional ha aumentado desde el colapso de Lehman Brothers en 2008.




Compartir con tus amigos:
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   30


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos