El Educador


Sociedades en Intervención Temprana



Descargar 0.58 Mb.
Página3/6
Fecha de conversión13.08.2018
Tamaño0.58 Mb.
Vistas136
Descargas0
1   2   3   4   5   6

Sociedades en Intervención Temprana:

El Programa Poder de Puntos CREV



Debra Lewis / Centro de Recursos Estatal de Visión, Australia

    1. Introducción


En el estado australiano de Victoria, hay más de 900.000 niños escolar y jóvenes en edad inscriptos en escuelas del gobierno, Católicas e independientes (Departamento de Entrenamiento Educativo, 2016). De ellos, 540, o menos que el 0.06%, han sido identificados con discapacidad visual (baja visión o ceguera). De ellos, 60, o aproximadamente 0.01% del total de la población estudiantil, son lectores de braille (Clínica de Evaluación de Educación de la Visión, 2016).
Mientras la mayoría de los estudiantes victorianos con ceguera asisten a su escuela local regular donde aprenden junto a sus pares videntes, hay una amplia aceptación sobre que a los estudiantes con discapacidad visual se les debe enseñar habilidades pertinentes específicas relacionadas a la ceguera, identificadas como Currículo Expandido (CE). El CE proporciona un marco de trabajo para evaluar, planear, y proveer instrucciones que encaran las habilidades y conocimiento adicionales requeridas por los estudiantes con discapacidad visual para lograr el éxito en su entorno educativo (Escuela Texas para Ciegos y Discapacitados Visuales, 2014).
El Braille, una habilidad identificada como parte del CE, es el modo de alfabetización más eficiente y efectivo para estudiantes ciegos. El personal del Centro de Recursos Estatal de Visión (CREV) está comprometido a alentar y a apoyar a los estudiantes ciegos para que desarrollen alfabetización braille. A través de su Programa Poder de Puntos, el CREV proporciona apoyo a los lectores Braille principiantes y a sus familias, especialmente educadores y miembros de la comunidad educativa.

    1. Centro de Recursos Estatal de Visión


El CREV, una instalación del Departamento Victoriano de Educación y Entrenamiento, incluye un calificado, experimentado y comprometido personal, del cual muchos integrantes han dedicado sus vidas laborales a la educación de las personas con discapacidad visual.
El CREV ofrece apoyo y servicios a educadores especialistas en visión, escuelas, estudiantes y sus familias, junto con la más amplia comunidad educativa (estatal, Católica e independiente) e incluye:


  • Evaluación para establecer elegibilidad para apoyo adicional por discapacidad visual por parte de un equipo multidisciplinario – oftalmólogo pediátrico, ortopedista, educador especialista en visión, y psicólogo;

  • Desarrollo profesional y asesoramiento enfocado en el apoyo a los estudiantes con discapacidad visual – talleres prácticos de acceso a la tecnología y al CE, videos de entrenamiento, conferencias web y otras opciones dentro y fuera del campus;

  • Programa Poder de Puntos – instrucción intensiva en Braille y gráficos táctiles para niños en edad preescolar hasta tercer año;

  • Programa de Habilidades de Apoyo– instrucción intensiva en el CE para estudiantes del tercero al décimo año;

  • Campamentos y actividades – actividades educativas y sociales para estudiantes y familias;

  • Producción de materiales de aprendizaje para estudiantes en formatos alternativos – braille, texto electrónico, audio, letra aumentada;

  • Desarrollo de materiales del currículo enfocándose en las nueve áreas del CE – tecnología de asistencia, educación vocacional, acceso compensatorio, vida independiente, orientación y movilidad, recreación y esparcimiento, auto determinación, eficiencia sensorial, e interacción social.



    1. Programa Poder de Puntos del CREV


Establecido en 2008, Poder de Puntos es un abordaje único para proporcionar apoyo adicional para estudiantes cuyo medio primario de aprendizaje es el braille. Poder de Puntos ofrece instrucción intensiva en manos de educadores especialistas en visión para niños desde el preescolar al tercer año (de 4 a 10 años de edad). Llevado a cabo cuatro veces al año en el CREV, los estudiantes participan en actividades de aprendizaje estructuradas, diseñadas para alentar la lectura en braille, escritura en braille y adquisición de habilidades táctiles para gráficos en un entorno de aprendizaje social positivo donde se apoya plenamente al braille. Poder de Puntos ofrece un entorno para que los niños experimenten el éxito, junto a sus pares lectores de braille, a través de la enseñanza experta en un entorno rico en braille.
Los objetivos de Poder de Puntos son:

  • Promover la alfabetización Braille y habilidades numéricas, táctiles-gráficasy desarrollo de conceptos para lectores braille principiantes;

  • Enseñar habilidades específicas para Braille en un entornode aprendizaje social positivo;

  • Presentar las mejores prácticas en la enseñanza Braille junto con los recursos de aprendizaje táctiles de alta calidad para niños ciegos, sus familias, educadores especialistas en visión (ej. educadores de infancia temprana, maestros itinerantes) y otros miembros de su comunidad educativa (ej. ayudantes/asistentes, terapistas, dirección de escuelas) de escuelas del gobierno, Católicase independientes;

  • Proporcionar oportunidades para una conexión social entre niños ciegos, sus familias y miembros de su equipo educativo.



      1. Construyendo Conexiones


Los estudiantes preescolares victorianos con discapacidad visual (0 a 6 años de edad) son generalmente apoyados por educadores de infancia temprana de organizaciones tales como Visión Australia.
La elegibilidad para apoyo educativo adicional en la escuela (5 a +18 años de edad) es generalmente establecida durante los 6 a 12 meses antes de la inscripción escolar a través de la Clínica de Evaluación de Educación de la Visión del CREV.
La transición fluida entre los servicios de infancia temprana y el apoyo constante a nivel escolar se logra a través de una colaboración cercana entre las familias y el personal pertinente de las organizaciones involucradas. Poder de Puntos ofrece una vía valiosa para apoyar el proceso de transición alentando la asistencia del personal del preescolar y los miembros de la comunidad escolar junto con los estudiantes y sus familias.

      1. Pares y Mentores


Como la discapacidad visual es una discapacidad de baja incidencia, es probable que los niños ciegos, sus padres/cuidadores y sus educadores regulares no hayan conocido a otras personas ciegas – niños o adultos – antes de involucrarse en el Programa Poder de Puntos. Sin embargo, como fue destacado por investigadores como Doepel (2014, p18), “el apoyo de pares para los estudiantes ciegos (es un importante) mecanismo para apoyar la inclusión social en escuelas regulares”.
Poder de Puntos permite a los estudiantes ciegos la rara oportunidad de trabajar junto a sus pares lectores de braille en un contexto activo, social,centrado en los estudiantes. Los estudiantes claramente disfrutan interactuar con otros estudiantes ciegos o con baja visión; durante los recreos se puede encontrar a los estudiantes, por ejemplo, comparando su nivel de visión, conversando acerca de su tecnología favorita o exclamando, “¿Tienes un bastón? ¡Yo también tengo uno!”
Dentro del grupo, puede haber un rango de edad de hasta 6 años. Mientras que la instrucción y los materiales de aprendizaje son proporcionados al nivel de aprendizaje individual de los estudiantes, la estructura del programa alienta a los estudiantes de mayor edad o más capacitados a entrenar y apoyar a los participantes más jóvenes.
La asistencia a Poder de Puntos a lo largo de algunos años permite desarrollar relaciones entre estudiantes y padres/cuidadores. Los estudiantes esperan con ansias vera sus compañeros en Poder de Puntos y graduarse juntos al Programa de Habilidades de Apoyocuando alcancen los Grados 3 y 4.
El Programa Poder de Puntos ofrece a los niños ciegos, sus familias, y a sus educadores regulares la oportunidad de conocer adultos ciegos con empleos exitosos. Cada programa incluye en su personal al menos un “lector táctil” que modela la lectura y escritura con velocidad y confianza, tanto incidentalmente como intencionalmente durante el día.Tal entrenamiento para los estudiantes, particularmente en los primeros años, ha sido identificado, por adultos ciegos consumados, como una influencia poderosa y positiva para la adquisición de habilidades y éxito (Doepel, 2014).

      1. Altas Expectativas


Aprender a leer es un proceso complejo tanto para estudiantes videntes como ciegos. Es importante que los maestros tengan altas expectativas de que sus estudiantes ciegos estén “al nivel del grado” para leer y escribir (D’Andrea, 2013).
Este principio se aplica a la enseñanza de las habilidades Braille y más ampliamente a todas las oportunidades de aprendizaje dentro del programa. La asistencia está disponible cuando se requiere, sin embargo se espera que los estudiantes demuestren independencia; por ejemplo, guardar su bolso en su casillero al llegar, encontrar su escritorio, plegar y guardar su bastón, colocar el papel en su máquina braille y comenzar su trabajo sin repetidas indicaciones.
Adicionalmente, los estudiantes son alentados a ser pensadores independientes y verse a sí mismos como futuros adultos exitosos a través de las actividades y discusiones que conforman cada día.

      1. Aprendizaje Profesional


Poder de Puntos ofrece una oportunidad excepcional para observar a un grupo de hasta 15 estudiantes ciegos trabajando juntos con un educador de visión calificado y experimentado, utilizando materiales de aprendizaje táctiles y en braillede alta calidad, en actividades de aprendizaje cuidadosamente planeadas. Aquellos que apoyan a los estudiantes ciegos en su entorno pre-escolar o escolar son bienvenidos a observar el programa desde el punto de vista del aprendizaje profesional. La invitación a asistir al programa está abierta a miembros de la familia, educadores (maestros, asistentes y directivos de escuela), y terapistas para-profesionales. Esto permite la observación de las mejores prácticas en la enseñanza y aprendizaje del braille en un entorno donde todo el personal involucrado es letrado en braille.
Los observadores asisten a una sesión informativa al comienzo del día y se les proporciona una copia del programa describiendo los objetivos generales, junto con las intenciones de aprendizaje para sesiones particulares. Se invita a los observadores a completar listados preparados, que dirigen su atención a las mejores prácticas en enseñanza y aprendizaje, y a alentar la independencia, curiosidad, concientización social, y resistencia. Los observadores son alentados a discutir, buscar clarificaciones y reflexionar en sus observaciones, utilizando esta información para informar sus futuras prácticas de enseñanza.




    1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos