El déficit atencional como bioidentidad Marcello Leggiadro



Descargar 106.65 Kb.
Fecha de conversión03.03.2018
Tamaño106.65 Kb.

El déficit atencional como bioidentidad
Marcello Leggiadro
Uruguay
Facultad de Psicología Universidad de la República
Resumen

El área temática propuesta para la ponencia esta vinculada al lugar de la niñez en las sociedades de control. Dentro de este gran tema quisiera problematizar sobre el uso cada vez mas extendido y a edades cada vez mas tempranas de psicofármacos, particularmente el uso de la Ritalina como medicamento asociado al tratamiento del llamado trastorno por déficit atencional.(TDA).

Abordaremos esta problemática vinculándola principalmente con el análisis del discurso y la producción de subjetividad. El poder produce permanentemente enunciados científicos y administra saberes en el ser humano, produciéndolo como normal (ideal de la modernidad), procurando encauzar las diferencias.

Problematizar el fenómeno atencional desde una mirada diferente implica producir otra problemática, cuestionar determinadas formas de dominación en que el poder se ejerce. Nos proponemos investigar el dispositivo disciplinario operando sobre un sector particularmente vulnerable cómo es la niñez, en este sentido la “aparición” del TDA nos parece apropiada a efectos de analizar el modo en que opera este dispositivo.

Descriptores: Niñez, biopolitica, medicalización


INTRODUCCIÓN

Este proyecto propone abordar el trastorno por deficit de atención (TDA) 1desde estos términos, lo cual implica hacerlo en el interior de estas composiciones, de estos montajes discursivos, diagnósticos institucionales y terapeúticos, todas estas fuerzas y prácticas que insisten y que operan produciendo un determinado sujeto

A partir de cuándo se dispusieron determinado tipo de prácticas pedagógicas, psiquiátricas con un régimen de verdad que pudo hacer que lo que no existía hasta ese momento, (es decir el TDA) se convirtiera sin embargo en una entidad diagnosticable y tratable?

Cómo cierto régimen de verdad, es capaz de producir una patología psiquiátrica o trastorno de acuerdo a las nominaciones más recientes impuestas por el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales de la Asociación de Psiquiatría Americana ( DSM son las siglas en inglés con las que se conoce al Manual )

Considero que desde el punto de vista ético es sumamente pertinente la problemática y procura enunciar otro discurso capaz de confrontar con ciertas categorías científicas hegemónicas y eventualmente perjudiciales para aquellos sectores que puedan quedar sometidos a esta lógica “psiquatrizante” de la diferencia.

La elección del tema implica un claro posicionamiento ético, político y epistemológico.

Como antecedentes significativos dentro de esta perspectiva en Uruguay quisiera señalar los trabajos de investigación realizados en la Facultad de Ciencias Sociales por el GEDIS (Grupo de Estudio Sobre Discapacidad) titulado “Los hijos de Rita Lina” (GEDIS, 2006) y por la Dra. Maria Noel Míguez en su tesis de doctorado “La Sujeción de los cuerpos dóciles. Medicación abusiva con psicofármacos en la niñez uruguaya” (Míguez, 2010). Por otra parte también quisiera señalar la investigación que viene desarrollando en la Facultad de Psicología un equipo de investigadoras coordinadas por la Prof. Adriana Cristóforo, que se titula “La función atencional en la generación Milenium: interrogando el diagnóstico de ADD y ADDH. Un adelanto de la investigación aparece en: “Medicalización y déficit atencional. Construcción social de la subjetividad desatenta”(Cristóforo, 2012). A nivel regional siguiendo con los antecedentes quisiera señalar las investigaciones que viene realizando en Argentina el equipo multidisciplinario coordinado por la Prof. Silvia Faraone, dicho equipo publicó un artículo titulado: “Discurso médico y estrategias de marketing de la industria farmacéutica en los procesos de medicación de la infancia en Argentina”(Faraone, 2010). En el mismo se plantea un problema similar al que queremos investigar en este proyecto.

Para realizar esta investigación planteo la utilización de herramientas procedentes del campo de las metodologías cualitativas. Esto se fundamenta en el hecho de que el problema que proponemos apunta a construir sentidos posibles procurando la comprensión de un fenómeno desde una postura crítica, cuestionadora de la naturalización con que el TDA se a venido instalando tanto en el discurso y la práctica médica cómo en el pedagógico y psicológico, principalmente.

Es importante señalar que muchos especialistas no están de acuerdo en considerar al TDA como un desorden objetivo, en función de que no se ha demostrado que las diferencias neurológicas observadas en estos pacientes tengan una causa de origen orgánico, tampoco se sabe la causa del mismo, y el diagnóstico no responde más que a observaciones del comportamiento por parte de especialistas que no se ponen de acuerdo en todos los casos.

De acuerdo a la bibliografía relevada (Cristóforo, 2012; Míguez, 2010; Faraone, 2010, Viola, Garrido, Varela, 2008), estamos ante una situación que se repite a nivel global, es la medicalización infantil y particularmente la psiquiatrización un hecho que se repite a escala global, al menos en occidente donde el DSM2 en sus distintas versiones se ha transformado en un excluyente Manual de diagnósticos y tratamientos de fuerte orientación medicamentosa que podríamos considerar fuertemente ligado al fenómeno en cuestión. 2Resulta importante señalar que en su primera edición el manual reconocía 26 trastornos, mientras que en la última describe 395

A pesar de que han habido pedidos de control del uso de metilfenidato por parte de la OMS a sus estados miembro y en algunos casos hay fallos judiciales favorables para intentar detener este fenómeno, la capacidad de los Estados frente a esta situación resulta escasa, al menos cuando tomamos en cuenta el crecimiento exponencial en el caso de Uruguay , de la importación del metilfenidato.

En marzo del año 2007, el Observatorio del Sistema Judicial (OSJ) solicitó al Ministerio de Salud Pública informes acerca de la importación o fabricación del referido fármaco que derivó en una solicitud de amparo debido a que transcurridos 150 días desde la petición no se suministraron los datos. Finalmente y de acuerdo a los antecedentes proporcionados se constató que entre el año 2001 y el 2007 se pasó de importar 900 gr. a 16.576 gr., lo cual representa un incremento del orden del 1800 % o, dicho de otra manera se multiplicó por 18 la importación. Estos datos son bastante coincidentes con los que se dispone en otras partes del mundo occidental al menos, la preocupación por este crecimiento también es general.(Cabral Barros, 2008; Montiel-Nava, et. al. 2002,) dan cuenta de un aumento del consumo del Metilfenidato en proporciones altísimas. A modo de ejemplo en EEUU un aumento del 700% entre 1970 y 1987, en Brasil un aumento del 940% entre 2000 y 2004.

Si bien la problemática planteada viene siendo abordada desde distintas disciplinas y en distintos países considero que desde una psicopatología no psiquiátrica el interés esta puesto en investigar en que medida la construcción de determinados regímenes de veridicción (es decir un conjunto de dispositivos, reglas y discursos) propician que un comportamiento pueda ser considerado una patología y consecuentemente tratado. Considero que la verdad esta fuertemente vinculada a sistemas de poder que la producen, la sostienen, y la hacen circular a través de determinados dispositivos, consecuentemente analizar este saber nos conduce a interrogarnos sobre los efectos de poder que produce.

Referentes teóricos

El abordaje teórico podríamos enmarcarlo dentro del socio construccionismo o más bien podríamos decir siguiendo a Iñiguez post-constuccionismo. En relación a este punto me parece importante rescatar la posición crítica, de cuestionamiento permanente de lo obvio, en el sentido de lo naturalizado, lo incuestionable, sobre todo cuando nos enfrentamos a una verdad producida desde un discurso médico como es la que nos proponemos investigar. El citado autor plantea claramente su posición en referencia a lo planteado:

Podríamos decir que los elementos que definen una posición construccionista son: antiesencialismo (las personas y el mundo social somos el resultado, el producto, de procesos sociales específicos); relativismo (la “Realidad” no existe con independencia del conocimiento que producimos sobre ella o con independencia de cualquier descripción que hagamos de ella); el cuestionamiento de las verdades generalmente aceptadas (el cuestionamiento de la “verdad”, poniendo en duda sistemáticamente el modo cómo hemos aprendido a mirar el mundo y a mirarrnos a nosotros mismos); determinación cultural e histórica del conocimiento, y el papel conferido al lenguaje en la construcción social ( la realidad se construye socialmente y los instrumentos con los que se construye son discursivos). (Iñiguez,2005: 2).

Resulta interesante como esta concepción coincide con la psicología social Pichoneana sobre todo pensando en la crítica de la vida cotidiana planteada por Quiroga (1988) al decir que

No hay actividad psíquica planteada desvinculada de la experiencia concreta del sujeto […]son las experiencias concretas, la acción, las prácticas las que determinan la subjetividad, y no viceversa. […]Qué es la crítica de la vida cotidiana?Es plantearse un interpelar a los hechos, un problematizar los hechos, aún a lo obvio (p. 9-10).

Un autor ineludible para pensar y problematizar el TDA cómo formación discursiva es Michel Foucault ,

Sin duda ninguna enfermedad puede ser separada de los métodos de diagnóstico, de los procedimientos de aislamiento, de los instrumentos terapéuticos de los que la rodea la práctica médica. Es necesario, pues, dar crédito al hombre mismo y no a las abstracciones sobre la enfermedad mental; analizar la especificidad de la enfermedad mental, encontrar las formas concretas que puede tomar en la vida psicológica de un individuo y luego determinar las condiciones que han hecho posibles esos diversos aspectos y restituir el conjunto del sistema casual que los ha fundamentado (Foucault, 1988, p 23-25).

Cuando proponemos interpelar el TDA como formación discursiva implica hacerlo en el interior de las enunciados y las prácticas concretas en que se sostiene

La oposición entre verdadero y falso es históricamente constituida. La voluntad de verdad se apoya en un soporte institucional: está a la vez reforzada y acompañada por una densa serie de prácticas cómo la pedagogía, cómo el sistema de libros, la edición, las sociedades de sabios de antaño, los laboratorios actuales. (Foucault, 1992:19).

Una reflexión en relación a este punto es el acceso a las revistas arbitradas de mayor renombre, cómo están integrados sus comités académicos?, que tipo de artículos seleccionan?, qué metodologías de investigación predominan en sus criterios?.

Para el caso que nos ocupa es interesante observar la relación entre la inclusión, del TDA en el manual de psicopatología DSM, el aumento del consumo de metilfenidato (Ritalina), y la proporción de artículos en revistas arbitradas que hablan de la eficacia de la medicación.

En su función primordial, nos dirá Foucault que el poder de castigar no difiere del de curar o educar, el disciplinamiento, a través de los medios del buen encauzamiento y la producción de cuerpos dóciles también supone un diagrama de saber- poder operando sobre los sujetos.

En segundo lugar tenemos los propios procedimientos internos de control del discurso donde quisiéramos señalar particularmente a las disciplinas, científicas u otras, que ordenan y clasifican el saber y echan a un lado todo lo que no pueden asimilar.

Dirá Foucault en el orden del discurso que una proposición debe cumplir complejas y graves exigencias para poder pertenecer al conjunto de una disciplina, antes de poder ser llamada verdadera o falsa, debe estar en la “verdad”. No se está en la verdad mas que obedeciendo a las reglas de una policía discursiva que se debe reactivar en cada uno de los discursos. La disciplina es un principio de control de la producción del discurso.

Un último grupo: las normas de realización, que se imponen al discurso. Rituales de su participación en el juego social, exigencias que hay que cumplir antes de tener el derecho o de estar en disposición de hablar : “ Piensen en el secretismo técnico o científico; piensen en los canales de comunicación del discurso médico, piensen en los que se han adueñado del discurso económico o político” (Foucault,1992:54)

Michel Foucault, cómo hemos visto es uno de los autores contemporáneos que plantea nuevas formas para pensar el problema de la verdad. En La Verdad y las Formas Jurídicas (1995), nos propone continuar pensando la relación inmanente entre poder y verdad , cuando plantea que el poder produce discursos que tienen efectos de verdad. Se preguntará Foucault ¿ Cómo se formaron dominios de saber a partir de las prácticas sociales? Y se propondrá mostrar cómo es que las prácticas sociales pueden llegar a engendrar dominios de saber que no solo hacen que aparezcan nuevos objetos, conceptos y técnicas, sino que hacen nacer además formas totalmente nuevas de sujetos y sujetos de conocimiento. Vemos entonces que la misma idea de sujeto queda cuestionada, en el sentido de que no es el sujeto el origen del conocimiento a partir de que se compone en tanto tal dentro de la historia, y por tanto queda cuestionada la relación sujeto- objeto de conocimiento.

Foucault busca investigar, entre otras cosas, a propósito de la verdad, del conocimiento, y de las relaciones de poder, ubicando la perspectiva de la producción de subjetividad: “sólo puede haber ciertos tipos de sujetos de conocimiento, órdenes de verdad, dominios de saber a partir de condiciones políticas que son como el suelo en que se forman el sujeto, los dominios de saber y las relaciones con la verdad.”(Foucault,1995, p 16). Supongamos entonces que la verdad y sus significaciones son producciones socio-históricas; para cada momento histórico habrá una idea de verdad hegemónica, así como será posible distinguir cuál es el régimen de producción de la misma. De este modo vemos cómo la verdad no es una cualidad del ser, que se genera de manera independiente, sino que siempre es el fruto de un proceso socio-históricamente producido.

La Niñez Psiquiatrizada

La articulación con Foucault es pensada desde esta dimensión crítica y genealógica en el sentido de preguntarse acerca de los efectos de verdad producidos desde una formación discursiva hegemónica en el campo de la salud en general y de la salud mental en el caso que proponemos investigar. Intentaremos pensar acerca de las distintas formas de la producción y validación del conocimiento científico, los efectos de verdad que los mismos producen y la producción de subjetividad que estos dispositivos conllevan. Desde la perspectiva que venimos planteando, la verdad, en este caso la verdad psiquiátrica, es efecto de una estrategia política destinada a conservar ciertas formas subjetivas instituidas. El poder introduce y administra saberes en el ser humano, produciéndolo como normal (ideal de la modernidad), procurando anular las diferencias, generando homogeneidad. Dicho de otra manera podríamos pensar que se trata mas bien de deconstruir críticamente esta construcción nosográfica de forma de hacer visible como es que determinados comportamientos llegaron a transformarse en una entidad médica o psiquiátrica, en que modo operaron y operan determinados dispositivos de poder produciendo una forma de dominio sobre importantes sectores de la población infantil.. El caso del déficit atencional es paradigmático en este sentido ya que introduce en su propia nominación la idea de una cierta normalidad respecto de la cual existiría un déficit y a su vez nos ofrece una terapéutica, un medio de encauzar y disciplinar y controlar a los deficitarios.

Ahora bien, si nos proponemos pensar y problematizar el fenómeno atencional desde un abordaje Foucaultiano vamos a producir una problemática diferente, que implica cuestionar determinadas formas de dominación en que el poder se ejerce en este caso en nombre de la Salud.

Siguiendo con esta línea de pensamiento podríamos preguntarnos ¿ cual es la historia que podemos hacer sobre las distintas prácticas que en apariencia se ajustan a esa supuesta cosa que pretenden tratar (TDA)? Si suponemos que el mismo no existe, el problema entonces es saber la historia de cómo diferentes discursos y prácticas desarrollaron una manera de gobernar a los sujetos. ¿Cómo y cuando surgen y se desarrollan, cómo se extienden a nuevos dominios, inventan y forman nuevas prácticas de dominación? ¿Como estas prácticas se combinan con un régimen de verdad para producir un trastorno que se inscribe en la realidad y se acopla inmediatamente con estas mismas prácticas de saber-poder que aseguran a lo real algo que antes no existía para nuevamente someterlo de manera legítima e incuestionable?

Lo importante desde esta perspectiva no es la verdad o la falsedad de determinados enunciados sino el régimen de veridicción, la forma en que se articulan los diferentes discursos y prácticas susceptibles de ser juzgados como verdaderos o falsos y el papel de la disciplina como forma de evaluación de la persona y de su individualización a partir de la comparación. A partir de esta operación disciplinaria se producen cuerpos dóciles o cuerpos medicados según los diagramas de poder que prevalezcan.



Problema y preguntas de investigación

En las escuelas de hoy conviven lógicas bien diferentes en donde por un lado los alumnos tienen computadora y conexión a internet y por otro el espacio tiempo donde transcurren las clases sigue siendo el mismo de la escuela vareliana. Las velocidades que requieren estas lógicas son bien diferentes. Los niños de hoy se mueven, piensan y atienden de un modo diferente, que quizás no necesariamente implica un déficit sino otra modalidad atencional que en algún sentido puede ser considerada como un trastorno y en otro una capacidad. Sin embargo en este desfasaje, en esta fricción, aparece la necesidad de controlar y regular estas velocidades a través de la ritalinización. En esta línea podemos pensar la irrupción del TDA y la consecuente producción del niño consumidor de Ritalina, asociadas a las alteraciones producidas en las familias y las escuelas en la actualidad.

Nos planteamos esta situación como un problema a partir de que el metilfenidato además de tener una serie de contraindicaciones como la perdida de apetito, anorexia, nerviosismo, insomnio, esta clasificado por la Administración para el control de estupefacientes de Estados Unidos como un narcótico de clase II: la misma clasificación que la cocaína, la morfina y las anfetaminas. En Uruguay de acuerdo al informe de metilfenidato elaborado en abril del 2011 por el Departamento de Medicamentos del Ministerio de Salud Pública dicho fármaco esta sujeto a control especial por la ley 14.294, que reglamenta condiciones específicas para: Importación/ exportación, comercialización, distribución, almacenamiento, prescripción y dispensación de sustancias psicotrópicas y estupefacientes.

Si bien el metilfenidato es considerado un psicotrópico lista II para la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes(J.I.F.E.) en nuestro país es considerado como un estupefaciente, con todos los controles especiales que ello implica. (M.S.P., 2011). A pesar de esto, y como se ha dicho más arriba su uso ha aumentando de manera exponencial. De acuerdo a un estudio realizado en la farmacia del Hospital Pereyra Rosell (Speranza, et al. , 2008) la dispensación del metilfenidato se duplicó entre 2001 y 2006, pero ningun estudio epidemiológico da cuenta de una aumento en la incidencia del TDA en nuestra población.

La pregunta en esta dirección sería: ¿Por qué crece sostenidamente el consumo de metilfenidato siendo un estupefaciente tan cuestionado? ¿Qué significaciones adquiere su uso en relación a la construcción social de niño en la actualidad ¿Cómo se pasa de la desatención y la inquietud en la escuela al diagnóstico de TDA? ¿Cuales son los beneficios o ventajas que ofrece para que su prescripción y uso haya crecido tanto en los últimos años?

Bibliografía

Cabral Barros, J. A. (2008). Nuevas tendencias de la medicalización, Revista Ciencia y Saúde Coletiva. Nº 13. 579-587. Recuperado 5/3/2009. Disponible en http://redalyc.uaemex.mx/

Cristóforo, A. (2012). Medicalización y déficit atencional. Construcción social de la subjetividad desatenta. En: Muñiz, M y Katinovsky, A. (comp.) Itinerarios de la psicología clínica: avances, notas y encuentros de norte a sur. México: Universidad Autónoma de Nuevo León.

Faraone, S et al.(2010) Discurso médico y estrategias de marketing de la industria farmacéutica en los procesos de medicación de la infancia en Argentina. Interface - Comunicaçao, Saúde, Educaçao, 14 (34) 485-97, jul./set 2010. Disponible en:http://www.scielo.br/scielo.php?pid=S1414-32832010000300002&script=sci_arttext

Foucault, M. (1988). Enfermedad Mental y Personalidad. Barcelona: Paidos

Foucault, M. (1992). El Orden del Discurso. Buenos Aires: Tusquets Editores

Foucault, M. (1995). La verdad y las formas jurídicas. Barcelona: Gedisa.

GEDIS. (2006) Los hijos de Rita Lina. Montevideo: Universidad de la República. Facultad de Ciencias Sociales.

Iniguez,L. (2005) Nuevos Debates,Nuevas Ideas y Nuevas Prácticas en la Psicología social de la era “Post-Construccionista” . En: Atenea Digital. Número 008.Barcelona. Universidad Autónoma de Barcelona

Míguez,M.N. (2010) La sujeción de los cuerpos dociles. (tesis doctoral inédita). Doctorado en Ciencias Sociales. Universidad de Buenos Aires.

-Montiel-Nava, C. et al. (2002). Estimaciones de la prevalencia del trastorno por déficit de atención-hiperactividad en niños maracabinos. Revista de Neurología. 35: 1019- 1024. Recuperado 21/6/2008. Disponible en http://www.revneurol.com/

-M.S.P. (2011) Informe de Metifenidato. Montevideo (autor) Recuperado 2012, 15 de diciembre. Disponible en:

http://www.anmat.gov.ar/webanmat/mercosur/ACTA_01-11/AGREG-XX-PSICOTROP/UNI7_Informe_Metilfenidato_digital.pdf

Naciones Unidas Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes. Informes 1997 y 2008. Recuperado el 1º/7/2009. Disponible en http://www.incb.org/incb/es/index

Quiroga, A & Racedo, J. (1988) Crítica de la vida cotidiana. Buenos Aires: Ediciones Cinco

Speranza N., Goyeneche, N., Ferreiro, D., Olmos, I., Bauger, M., Oyarzun, M., Aramendi, I., Greckzanic, A., Giachetto, G., Roca, G., Viola, L., Nanni, L., (2008). Uso de metilfenidato en niños y adolescentes usuarios de servicios de asistencia pública de Montevideo. Archivos de Pediatría del Uruguay, 79(4), 277-283

Viola, L., Garrido, G. y Varela, A. (2008). Estudio epidemiológico sobre salud mental. Montevideo.

Universidad de la República. Facultad de Medicina. Clínica de Psiquiatría Pediátrica. Comisión Sectorial de Investigación Científica.




1 El TDA, integra la clasificación del DSM-IV y se inscribe en el grupo de los denominados trasstornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia y, en particular, en la clase de trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador. El término “trastorno” apunta a dfinir un patrón corpontamental de significación clínica asociado a un malestar. De acuerdo a esta definición los rasgos principales del TDA son, por una parte, la dificultad para mantener la concentración y por otra la falta de inhibición sobre los impulsos sobre todo cuando aparece asociada a la hiperactividad.


2 El DSM fue publicado por primera vez en 1952 fue reemplazado sucesivamente por el DSM II en 1968, DSM III en 1980 y por el DSM IV en 1994, la edición en español es de 1995. Actualmente ya se editó el DSM V


Catálogo: acta -> 2015 -> GT-24
GT-24 -> La práctica pedagógica y la construcción de la subjetividad en el contexto de la escuela marginal urbana
2015 -> Orientación disciplinar y representación de profesores y estudiantes de Magíster en cc. Ss, respecto su noción disciplinar en la Universidad de Chile y Pontifica Universidad Católica de Chile
2015 -> El cambio en el sistema de admisión de la Universidad Nacional de Colombia: un estudio de caso de la Facultad de Ciencias Humanas Brayan Alexis Rubio Fonseca
GT-24 -> Prevención de la violencia de género en las escuelas a partir de la legislación internacional de derechos humanos
GT-24 -> Análisis comparativo del financiamiento entre la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Politécnico Nacional, retos y perspectivas para el siglo XXI
GT-24 -> Docentes y representación de clase social: una aproximación a la crisis de la educación costarricense desde la inclusión y la descolonización
GT-24 -> Programa de acreditación en el posgrado: veinte años de transformaciones en las representaciones sociales y las prácticas
GT-24 -> Estereotipos de género en la deserción escolar: El Fuerte, Sinaloa. México
GT-24 -> La democracia mexicana desde una perspectiva estudiantil. Interpretación a partir del uso de redes semánticas naturales
GT-24 -> La diferenciación social y su huella escolar” Nombre del responsable y país


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad