El conocimiento de los valores



Descargar 150 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño150 Kb.
Vistas85
Descargas0
  1   2   3   4

International Studies on Law and Education 28 jan-abr 2018

CEMOrOc-Feusp / IJI-Univ. do Porto
Las raíces medievales del modernismo y la identidad brasileña1

(conferencia de apertura del XVIII “Seminario Internacional Cemoroc Filosofía y Educación – en homenaje al Dr. Enric Mallorquí-Ruscalleda”. São Paulo, 3/7/17. Nota del editor)

Enric Mallorquí-Ruscalleda2

California State University-Fullerton


Resumo: É conhecida a influência do mundo medieval na literatura e na cultura brasileira do s. XX, como se mostra na poesia concretista de meados do século passado. E esse não é um caso isolado, já que desde o próprio modernismo, primeiro movimento literário propriamente americano depois das independências (celebrando seu primeiro centenário), encontramos a marca europeia baseando-me em um de seus textos mais importantes, a Vita Christi de Ludolfo de Saxônia, no que se refere à construção da identidade brasileira. Para desconstruir como se produz esse processo (e como se traduz em nível político) realizarei um trabalho interdisciplinar (a partir da feliz conjunção do discurso histórico con o literário) para analisar sua novela fundadora (com tudo o que isso implica, tanto em nível político, como cultural, social e histórico): Macunaíma (1928), de Mário de Andrade.

Palavras Chave: intertextualidade; Mário de Andrade; Macunaíma; modernismo; identidade; Vita Christi.
Resumen: Es conocida la influencia del mundo medieval en la literatura y la cultura brasileña del s. XX, como lo demuestra una simple mirada a la poesía concretista de mitades del siglo pasado. Sin embargo, no este un caso aislado, ya que desde el mismo modernismo, primer movimiento literario propiamente americano después de las independencias y que se da justo cuando se estaba celebrando el primer centenario de estas, encontramos la huella europea basándome en uno de sus textos más importantes, la Vita Christi de Ludolfo de Sajonia, en lo que a la construcción de la identidad brasileña se refiere. Para deconstruir cómo se produce este proceso (y cómo se traduce a un nivel político) realizaré un trabajo interdisciplinar (a partir de la feliz conjunción del discurso histórico con el literario) para analizar la novela fundacional del país carioca (con todo lo que ello implica, tanto a nivel político, como cultural, social e histórico): Macunaíma (1928), de Mario de Andrade.

Palabras Clave: intertextualidad; Mário de Andrade; Macunaíma; modernismo; identidad; Vita Christi.

Reza el Eclesiastés (1.10) una frase que, con el devenir de los siglos, se ha convertido en un lugar común al que se alude con harta frecuencia: nihil sub sole novum –“nada nuevo bajo el sol.” El campo de la teoría literaria no se ha mantenido al margen de tal tendencia, por lo que el tópico se ha utilizado para definir la intertextualidad, entendida, en términos generales, como el resultado de la influencia de unos textos sobre otros.3 Para el caso que aquí me ocupa, Macunaíma: o herói sem nenhum caráter (1928), de Mário de Andrade, los intertextos que, en forma de huella, se hacen más o menos explícitos en el relato, han sido sacados a luz en su casi totalidad. Así, por ejemplo, siguiendo la tradición oral de la literatura,4 se ha señalado la influencia de las canciones de gesta, epopeyas, novelas picarescas y cuentos populares en Macunaíma, motivo por el que esta obra ha sido definida como rapsodia,5 haciendo referencia, así, a la técnica narrativa empleada por Mário de Andrade, basada en el uso de temas y procesos de composición improvisados, presentes en las canciones tradicionales.6 Sin embargo, por las estrechas semejanzas que la obra guarda con varias obras y géneros literarios medievales, como, por ejemplo, la hagiografía medieval y, más concretamente, con las “Vidas de Cristo,” en su versión más difundida y de más aceptación entre la comunidad católica, la Vita Christi –Estrasburgo y Colonia 1474-, del monje cartujo alemán Ludolf von Sachsen –Ludolfo de Sajonia, 1295-1377, quizás el membrete que mejor la defina sea el de novela.7

Como corolario, a continuación, y partiendo del presupuesto de que la Vita Christi es un posible subtexto que nos puede ayudar a comprender Macunaíma, los propósitos que se persiguen en este trabajo son tres. En primer lugar se presentará de forma breve el texto y el contexto en el que se produce y circula la Vita Christi. A continuación, se rastreará y señalará la posible relación intertextual que bajo la forma de reescritura paródica, en tanto que réplica burlesca de un texto anterior, se establece entre ambos textos tanto a nivel estructural como de imaginería simbólica, especialmente, esto último, en relación al personaje protagonista. Finalmente, se determinará, por una parte, cuáles son las plausibles motivaciones que despiertan este uso por parte de Mário de Andrade, y que, como se verá, responden a los lineamientos estéticos y políticos de la propuesta antropofágica, entendida como el acto de devorar y la asimilación crítica –selectiva- del Otro, de la cultura europea y de los valores transplantados por la colonia –léase cristianismo-, pero también aquellos reprimidos y relegados por la misma –el folclore, esto es, la cultura “original” brasileña. Ello permi-tirá enlazar con las conclusiones, en las que se discuten las posibles vías de trans-misión y de contacto de la estructura y de la imaginería compartida por ambos textos.
La Vita Christi: texto y contexto

La Vita Christi del cartujo alemán fue traducida al castellano por Fray Ambrosio Montesino y se dio por primera vez a la imprenta en Alcalá de Henares, en 1502-1503. En portugués se cuenta con una traducción realizada por monjes de la Orden del Cister durante la primera mitad del siglo XV. Su primera impresión se realizó en Lisboa, en 1495, y fue hecha por orden de la reina Doña Leonor, esposa del monarca João II, en Lisboa, en 1495.

Desde bien temprano, este texto, que explora el ascetismo y la devoción a través de los misterios de la Vida de Cristo,8 se convirtió en un auténtico best-seller dentro de la Península Ibérica alcanzando un total de 88 ediciones durante el período que media entre la primera edición y el final del siglo XVII, junto a otros libros de un talante parecido, como el anónimo Barlaam y Josafat y de la Scala Paradisi de Iohannes Climacus –Juan Clímaco, 579-649. Entre los primeros lectores de la Vita Christi cabe incluir a personajes tan relevantes de la vida cultural, política y religiosa de la época, como la misma reina Isabel la Católica, quien poseía un ejemplar en su biblioteca privada,9 Santa Teresa de Jesús e Ignacio de Loyola. A éste último, por ejemplo, su lectura durante el período de convalecencia previo a su conversión, le marcó de una forma definitiva, según él mismo narra en su Autobiografía. Desde ese momento la Vita Christi deviene central en el proceso de conversión del futuro santo y, por consiguiente, en el texto que lo inspiró para fundar la Compañía de Jesús en 1539, cuya influencia se irradiaría hasta tiempos recientes en Latinoamérica.

Además, la Vita Christi, junto a otros libros de devoción y de caballerías, formaría parte del equipaje de los conquistadores y de los colonizadores, tanto españoles como portugueses, en su viaje al Nuevo Mundo, tal y como han demostrado trabajos seminales como los de Irving Leonard, junto al de otros tantos investigadores que han seguido el camino abierto por el gran maestro. Todos estos críticos están de acuerdo en considerar que los best-seller peninsulares –los citados libros de devoción, numerosos libros de caballerías y otras tantas novelas sentimentales- se exportaban a la otra orilla del Atlántico poco después de ser publicados en la Península. Por tanto, se puede afirmar que la Vita Christi se convirtió muy pronto en un libro fundamental en la empresa misionera en el Nuevo Mundo y que, en Brasil, vería su máxima difusión gracias a la labor evangelizadora jesuítica impregnando así todas las esferas de la nueva vida cultural en las colonias y, por consiguiente, en la pervivencia que, en forma de continuum –o tradición- cultural, se encuentra en el despertar de las futuras conciencias nacionales de los países latinoamericanos.10



Conscientes de ello, los modernistas latinoamericanos, y, más concretamente, Mário de Andrade, con su voluntad de ruptura que le acompaña, vuelve la mirada al pasado con la intención de reconfigurar lo que él entiende como la verdadera identidad brasileña. Ello lo lleva a cabo a partir de la crítica de lo que él interpreta como una falsa colonización y que aquí se concretiza con una reescritura del que con mucha probabili-dad fuera uno de los instrumentos de evangelización más importantes: la Vita Christi. Concretamente, no es por ello extraño encontrar declaraciones como las que el mismo Andrade realiza en una crónica publicada en el Diario Nacional el 18 de octubre de 1931:

A imagem de Jesus na altura mais grandiosa da capital da República representa incontestavelmente muito do nosso Brasil. A nossa vida histórica dos tempos coloniais está de tal forma presa à religião católica que se pode dizer que nosso destino foi afeiçoado por uma ideologia fradesca. [...] A estátua do Cristo é também a representação da nossa ‘civilização’ atual, importada e por muitas partes falsa pra nós. (“Cristo-Deus” 447-48)

El pasaje es una muestra meridiana y patente del pensamiento político de Mário de Andrade, que se traduce en un intento de deconstrucción estética de la asimilación de la cultura occidental que ocurrió desde el mismo momento de la llegada de los portugueses al Nuevo Mundo y que cabe relacionar con el proceso de asimilación cultural problematizado a través del concepto antropofágico.

Aunque se ha definido con anterioridad el concepto antropofágico de acuerdo con la propuesta de Oswald de Andrade, quizás cabría ahora matizarlo añadiendo que éste, a su vez, en el caso de Mário de Andrade, es también una respuesta carnavalizada a la conciencia poética que los modernistas brasileños dieron al problema del colonia-lismo cultural. Al subrayar que todo proceso de asimilación es canibalístico, los antro-pófagos desacralizaron los modelos heredados de la tradición occidental,11 entre los que cabe contar la Vita Christi como uno de los fundamentales. No debe de extrañar, por tanto, que en Macunaíma, publicada en 1928, sólo tres años antes de las declaraciones anteriormente mencionadas, se plasme esta preocupación existencial bajo la forma de las tensiones textuales, ideológicas y estéticas que subyacen en el relato. Dichas tensiones se manifiestan en las continuidades y rupturas con respecto a la cultura occidental a partir de la desacralización que en forma de parodia, entendida con esa vieja afortunada metáfora bajtiniana del mundo al revés, cuyos orígenes están enraizados al mundo carnavalesco, realiza de la Vita Christi, como se pasa a mostrar a continuación.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos