El concepto de holokinesis



Descargar 68 Kb.
Fecha de conversión30.06.2018
Tamaño68 Kb.

EL CONCEPTO DE HOLOKINESIS

DE DAVID BOHM
SUMARIO: Introducción.-1.- El Holograma y el Orden Implicado-Explicado 2.- Los cilindros concéntricos y el Orden Implicado-Explicado 3.- El Experimento EPR y la Holokinesis como realidad multidimensional

4.- Consideraciones finales

Pseudónimo: Ludoviko


Estudiante de Maestría en Derecho

56 58 40 24


Lo que se necesita es ver la realidad como un movimiento fluido; no ver las cosas como si estuviesen fijas, sino verlas en movimiento y conectadas entre sí.

David Bohm


Si un microbio pudiera observar y estudiar una uña humana, deduciría que esta uña forma parte de un conjunto inorgánico. De la misma manera razonamos cuando después de estudiada la corteza exterior del globo afirmamos que la tierra es un ser inorgánico.

León Tolstoi




Introducción



Intentaré describir el concepto de Holokinesis en física de David Bohm, algo que al parecer no es fácil de hacer. David Bohm, físico teórico, escribió un libro titulado: “La Totalidad y el Orden Implicado”, publicado en inglés en el año de 1980. Hace ya más de 20 años. Allí se explaya sobre su concepto de Holokinesis como la implicación más importante de la Teoría Cuántica y de la Teoría de la Relatividad. Diremos que la Holokinesis no es un nuevo conocimiento, sino una manera nueva de conocer, que implica la irrelevancia del tiempo; esto se relaciona íntimamente con el concepto o noción de orden implicado, campo en el cual se mueve la Holokinesis u Holomovimiento. En tal libro, David Bohm señala el origen común de las palabras “teoría” y “teatro”, es decir, la teoría es una forma de observar el mundo, ni verdadera ni falsa, clara en ciertos campos y no clara en otros campos. Además, agrega David Bohm, cada teoría “introduce sus propias diferencias y distinciones esenciales”1. Este autor nos encamina a ver que los griegos antiguos tenían dos visiones de la medida: en un sentido, la medida era una forma de captar la esencia de todas las cosas, y aquello que salía de la medida, que trascendía sus límites, era considerado como una “tragedia”; la otra visión de la medida consiste en ajustarse a un patrón externo, y ésta última visión de la medida desembocó en un desarrollo vertiginoso de la tecnología en Occidente. En Oriente se desarrolló más la filosofía y la religión, no sin alguna confusión de por medio. Asimismo, David Bohm explica en su libro mencionado arriba, lo que llama “reomodo” o una nueva forma de usar el lenguaje; en el reomodo se daría un papel primordial al verbo en la oración, antes que al sujeto; Bohm cree que es necesario prestar atención a la manera como trabaja el pensamiento y la manera como éste (el pensamiento) genera una visión del mundo fragmentaria, mecanicista en que se considera metafísicamente todo como separado de todo y en ésta fragmentación de la visión del mundo, interviene determinantemente la manera cómo usamos en lenguaje. Bohm revitaliza la noción o concepto de “re-levancia” y añade, dicho desde otro ángulo, que es necesario ver la irrelevancia del tiempo. Considera al conocimiento siempre como una “proposición”2, por lo que no podrá haber elementos del conocimiento totalmente invariantes. Explica las implicaciones de la Teoría Cuántica y de la Teoría de la Relatividad, de las cuales, la implicación más importante es lo que llama la Totalidad No Dividida en Movimiento Fluyente u Holokinesis y nos dice, para asombro nuestro, que aún no hemos comprendido las revoluciones que implicaron las teorías mencionadas3. Explica nuestro autor el holograma y cómo este da una idea palpable y directa de lo que es (una) totalidad no dividida. La propuesta entonces de este autor es que existe una distinción entre lo que es el Orden Explicado o Manifiesto y lo que es el Orden Implicado o no manifiesto de la materia-energía. Esta distinción no fue el resultado de un capricho –nos explica- sino de la observación minuciosa de las implicaciones de las teorías cuántica y de la relatividad, volviéndose necesaria, nos dice, una nueva visión del mundo que no separe todo de todo, volviéndose necesario considerar como relevante para la ciencia y la vida misma algo que él llama Holokinesis y es sobre este concepto que intentaremos desplayarnos en este ensayo, que creemos que se justifica, al menos, por dos razones: la primera, porque está basada en la física moderna, lo cual se vuelve atractivo por sí mismo, ya que de la física se desprenden no pocos supuestos4, de los cuales parten la mayoría de las disciplinas científicas, si es que no todas; y la segunda, porque impera en las ciencias una fragmentación en la cual se considera cada departamento conocido de la realidad como separados unos de otros, aún a pesar de que hablemos tanto de “interdisciplinariedad” o “multidisciplinariedad”. Creo que tomar en serio la propuesta de David Bohm, lo cual implica ser racionales no solamente en el laboratorio o en el departamento de la realidad que conocemos o intentamos conocer sino también en nuestra propia vida diaria, o “cotidianidad” como está en boga decir.

1.- El Holograma y el Orden Implicado-Explicado
Bohm propone una distinción fundamental en la física con su concepto de Orden Implicado; implicare en latín, significa <> o <
>, y nos dice el autor que “según el orden implicado, se podría decir que todo está plegado dentro de todo”. La palabra <> proviene del latín manus que significa <>, es decir, lo manifiesto es aquello que se puede tener en la mano o más sutilmente, aquello que puede ser medido5.

Bohm explica que fue su insatisfacción de la visión mecanicista de la física lo que le llevó a explorar otros campos y a indagar en las implicaciones y limitaciones de la teoría cuántica, también llamada “mecánica cuántica”6.

Para comenzar a entender lo que es esta distinción entre el orden implicado o no manifiesto y el orden explicado o manifiesto, hablaremos primeramente del holograma, del cual dice nuestro autor que “la mejor analogía para ilustrar el orden implicado es el holograma.”7 La palabra holograma proviene de las palabras griegas holo que significa <> y gramma que significa <>8. El holograma es un instrumento que <>.

Denis Gabor con base en el cálculo infinitesimal del matemático y filósofo Leibnitz, describe “una posible fotografía tridimensional que denominó <>”9. En la década del 70 del siglo XX, Leith y Upatnicks construyen el primer holograma, “utilizando el rayo LASER en la Universidad de Michigan, EE. UU.”10

Digamos que la holografía es la manera de crear imágenes tridimensionales sin hacer uso de lentes. La lente, considera Bohm, “es uno de los instrumentos verdaderamente clave en el desarrollo del pensamiento científico moderno” que “refuerza la atención del hombre sobre las diferentes partes del objeto y sobre las relaciones entre partes” y “de este modo fomentará la tendencia a pensar en términos de análisis y síntesis”11. En cambio, el holograma revela la existencia de una Totalidad No Dividida en que cada parte contiene la información de toda la imagen holografiada, es decir, cada parte contiene la información total de un objeto P. En el caso de la lente, tenemos una correspondencia punto por punto de la imagen y en el holograma, no hay una correspondencia localizada punto por punto de la imagen y el registro en la placa holográfica. La imagen del objeto P queda registrada en la mencionada placa holográfica y si ésta es fraccionada, digamos en dos partes, seguiríamos teniendo la imagen total del objeto y si volviésemos a fraccionar la placa holográfica, seguiríamos teniendo la imagen total del objeto, lo cual nos lleva a considerar la existencia de una realidad sutil no dividida que se encuentra plegada o implicada en cada región de la placa holográfica, es decir, todo lo implica todo. La totalidad no fragmentada, almacenada o registrada, está implicada o plegada en la placa holográfica. No olvidemos que el holograma es una analogía para entender la Holokinesis o el Holomovimiento y la diferencia estriba en que el holograma es un registro estático, digamos, una estatua de luz y en cambio la Holokinesis es movimiento.12

Digamos que la placa holográfica almacena o registra órdenes y medidas, mismos que son transportados por el movimiento de la luz coherente o láser. Órdenes y medida también pueden ser transportados por ondas de radio, ondas electromagnéticas, por haces de electrones “y otras incontables formas de movimiento”, por lo que –explica Bohm- “tanto para generalizar este concepto como para poner de relieve la totalidad no dividida, tendremos que decir que lo que <> un orden implicado es el holomovimiento, que a su vez es también una totalidad no fragmentada ni dividida. En algunos casos particulares podremos abstraer aspectos particulares del holomovimiento (por ejemplo, la luz, los electrones, el sonido, etcétera), pero, más generalmente, todas las formas de holomovimiento se entremezclan y son inseparables. Así, en su totalidad, el holomovimiento no se encuentra limitado de ningún modo en absoluto. No es necesario que se conforme a un orden particular, o que esté delimitado por ninguna medida especial. Así, el holomovimiento es indefinible e inmensurable.13

Hemos mencionado dos características importantes de la Holokinesis, su indefinibilidad y su inmensurabilidad, algo que puede chocar al “físico corriente”14, es decir, a aquel que se interesa solamente en resultados instrumentales, ecuaciones y estadística y no en discutir o considerar siquiera una visión de la realidad que es supuesta por las dos teorías físicas consideradas más importantes, la Teoría Cuántica y la Teoría de la Relatividad, como nos lo explica nuestro autor.

El holograma almacena o registra diferentes órdenes y medidas de la totalidad de la estructura iluminada: registra figuras geométricas, relaciones topológicas (dentro-fuera), intersección y separación, etc. Expresa Bohm: “Consideremos... cómo, cuando miramos el cielo nocturno, somos capaces de discernir estructuras que abarcan inmensas extensiones de espacio y de tiempo, y que, en cierto modo, están contenidas en los movimientos de la luz en el diminuto espacio abarcado por el ojo...”15

La lente es el instrumento del orden explícito, campo en el cual se ha desarrollado el orden mecanicista que considera que lo que existe está hecho de ladrillos fundamentales llamados “átomos”16, asunción refutada por las propias ecuaciones de la mecánica cuántica, misma que en su seno se resiste a considerar una visión distinta del mundo en que no se considere todo como separado de todo17, algo que Bohm llama “Holokinesis” u holomovimiento.

2.- Los cilindros concéntricos y el Orden Implicado-Explicado
Bohm explica un aparato mecánico consistente en dos cilindros concéntricos de vidrio, con un fluido muy viscoso entre ellos, mismo que nuestro autor considera como “una analogía para ilustrar algunos rasgos esenciales del orden implicado”.18

Se coloca una gota de tinta insoluble en el fluido y se hace girar el cilindro exterior, resultando que la gota de tinta se despliega en el cilindro volviéndose imperceptible al observador humano; la tinta se convierte en una hebra fina que se convierte en invisible. Si se gira el cilindro en sentido opuesto, la hebra retrocede y aparece nuevamente la gota de tinta, se vuelve visible nuevamente. “Cuando las partículas de tinta se han estirado en una larga hebra, podemos decir que están plegadas dentro de la glicerina, del mismo modo que si dijéramos que un huevo está plegado dentro de un bizcocho”, aunque en el caso del huevo en el bizcocho, no hay manera de desplegar el huevo otra vez.

Ahora, consideremos dos gotas de tinta muy próximas, una de color rojo y otra de color azul. Giramos los cilindros resultando que se vuelven imperceptibles las gotas de tinta. Cada una de las gotas de tinta se entrelazará la una con la otra, convirtiéndose en una muestra complicada (las partículas de las tintas se entremezclan); “las partículas de tinta son transportadas por los movimientos del fluido, pero cada una de ellas permanece en su propia hebra de fluido”. La mezcla de las partículas de tinta roja y azul parecería estar hecha al azar, “sin embargo, cuando se invierta el movimiento del fluido, cada elemento en forma de hebra del fluido retrocederá sobre sí mismo hasta que, al final, ambos se reunirán otra vez en dos regiones claramente separadas”. Si se viera al microscopio cómo es que las partículas de tinta volvían a formar la gota de tinta original, “se diría que las partículas distantes de un mismo color <> que tenían un destino común, separado del de las partículas de otro color que tenían tan cerca.”19

No olvidemos que este aparato es “sólo una analogía para ilustrar una noción nueva de orden.”20 “Podemos decir que cada partícula de tinta pertenece a cierto conjunto distinto, y que está estrechamente relacionada con las demás de este conjunto por la fuerza de una necesidad global, inherente a esta situación total, que llevará al conjunto hacia un fin común (es decir, a reconstituir la forma de la gota)”. Esta necesidad global, en el caso analizado, operará mecánicamente y “al final tendremos que abandonar esta analogía mecánica y seguir adelante para considerar el holomovimiento.” Ahora digamos que colocamos tres gotas de tinta A, B y C en los cilindros concéntricos, resultando que la gota A gira n veces, la gota B gira 2n veces y la C gira 3n veces, teniendo por resultado que las gotas de tinta se plegarán en los cilindros concéntricos con distintos grados de implicación o plegamiento. Las tres gotas de tinta, se plegarán y desplegarán con distintos grados de implicación; incluso podrían distribuirse de tal modo las gotas de tinta, y hacer girar los cilindros concéntricos con cierta velocidad, que al observador humano de la impresión de una partícula que aparece y desaparece, como formando una trayectoria. Este modelo puede ser de utilidad para entender el <> en los instrumentos utilizados en los laboratorios; “el electrón deberá ser comprendido mediante todo el grupo de conjuntos plegados”.

Las tres gotas de tinta se plegarán y desplegarán en los cilindros concéntricos. Digamos que las gotas de tinta se pliegan o implican en los cilindros concéntricos, volviéndose una hebra imperceptible o invisible al observador humano, pero no es que haya desaparecido sino que se ha plegado en los cilindros. Lo que existe no es la gota de tinta, sino “una totalidad de conjuntos, todos presentes a la vez, en una serie ordenada de etapas de pliegue y despliegue, que en principio se entremezclan e interpenetran mutuamente y por completo a través de la totalidad del espacio.”21

La física clásica postula que el universo está compuesto de partículas que interactúan entre sí y que son los ladrillos de la realidad. Lo que postula Bohm, es que la partícula debe ser considerada solamente como una “abstracción de una estructura total mucho mayor”, como una abstracción de la Totalidad No Dividida en Movimiento Fluyente que llama Holokinesis y de la cual podemos hablar gracias al holograma, así como al experimento Einstein-Podolsky-Rosen. Ya mencionamos que tanto la Teroría Cuántica como la Teoría de la Relatividad suponen esta Totalidad No Dividida en Movimiento Fluyente.

La propuesta de Bohm, algo que debe tomarse en cuenta, incluso por filósofos22, es que se tome como primario el orden implicado y no el orden explicado (secuencia en el tiempo y en el espacio).

Todo esto nos lleva a recordar lo que se ha entendido por movimiento antes de David Bohm. Se piensa en el movimiento como una serie de puntos a lo largo de una línea, o dicho de otra manera, se define el movimiento como la relación un punto A (aquí) con un punto B (allí). Si en un tiempo t1, una partícula está en la posición x1 y un tiempo después, t2, está en otra posición x2. Digamos que t1 es en presente y real, y t2 un tiempo antes, tenemos entonces que la definición de movimiento relacionando t1 y t2 implica relacionar lo que es, lo que existe (t1) con lo que no es, lo que no existe (t2). Estos problemas no aparecen si consideramos el movimiento desde el punto de vista del orden implicado. El en orden implicado el movimiento “se comprende como una serie de elementos que se interpenetran y entremezclan con diferentes grados de implicación, todos presentes a la vez. De este modo, la actividad de este movimiento no presenta dificultades, porque es un producto de todo este orden plegado y, está más determinado por las relaciones con los otros elementos, que también están presentes, que por las relaciones con los elementos que ya no existen.”.

Con la noción del orden implicado llegamos a una noción de movimiento lógicamente coherente. La ruptura entre el pensamiento lógico coherente y la experiencia inmediata concreta, ya no puede mantenerse, “por el contrario, se crea la posibilidad de un movimiento fluyente no fragmentado, desde la experiencia inmediata hasta el pensamiento lógico, y viceversa, que terminará así con está fragmentación”23.

Desde el punto de vista del orden implicado, el movimiento es la relación entre diversas fases de lo que existe con otras fases de lo que existe en diferentes etapas de implicación. La totalidad no son partículas interactuando una con la otra, como las bolas de billar, sino que es la relación entre estas distintas fases de implicación.

Ahora pensemos en el tiempo como el orden secuencial (A;B;C) que muestran las gotas de tinta al volverse perceptibles o visibles al observador humano. Si las gotas de tinta son la proyección del movimiento de plegamiento-desplegamiento que ocurre en los cilindros concéntricos, tenemos entonces, que conforme a este modelo, el tiempo es la proyección de dicho movimiento o Totalidad No Dividida en Movimiento Fluyente que Bohm llamó Holokinesis y que fue considerada por él como realidad “multidimensional”, para entender lo cual tendríamos que estudiar el experimento EPR mencionado más arriba.

3.- El Experimento EPR y la Holokinesis como realidad multidimensional
Hablaremos del experimento conocido como EPR. Digamos que tenemos una molécula de hidrógeno compuesta de dos átomos de hidrógeno A y B. La molécula es separada quedando separados ambos átomos de hidrógeno, quedando sin interacción posible entre uno y otro. Cualquier cambio que se efectúe en el átomo A se transmite de algún modo inmediatamente al átomo B, el cual responde según el cambio producido en el átomo A. “Esto nos lleva a contradecir uno de los principios básicos de la teoría de la relatividad, que declara que ninguna influencia física puede propagarse más rápidamente que la luz.”24 Nuestro autor considera que el principio de indeterminación, considerado sólo como una perturbación del aparato de medida es inconsistente.

Nos explica Bohm, que esta paradoja del experimento EPR fue resuelta por Bohr, manteniendo la idea de un desorden irreductible de la naturaleza. Argumentó que el análisis de sistemas clásicos de partes que interactúan fracasa. “Aquí estamos, por tanto, frente a un colapso de nuestras ideas habituales sobre la posibilidad de analizar indefinidamente cualquier proceso en varias partes localizadas en regiones definidas del espacio y del tiempo.”25

Podemos afirmar, con base en la interpretación que realiza Bohm de la Teoría Cuántica, que el análisis de un sistema de partes que interactúan entre sí, no es una posibilidad ad infinitum, sino que tiene un límite, y ese límite se hace evidente cuando llegamos a mediciones extremadamente pequeñas y se revela así, junto con el holograma, una realidad no analizable en partes interactuantes sino indivisa, la realidad indivisa, que Bohm denominó Holokinesis. Menciona nuestro autor que en física se ha realizado un cálculo, referido al llamado <>, tendríamos que “si se calculara la cantidad de energía que existe en un centímetro cúbico de espacio, hasta esta longitud de onda más corta posible, resultaría ser mucho mayor que la energía total de la materia que existe en el universo conocido.”26 Resulta de este cálculo, que lo que llamamos espacio vacío en realidad está más lleno que vacío, pero existe una filosofía en la física que evita considerar este vacío, “este fondo porque sólo se calcula la diferencia entre la energía del espacio vacío y del espacio que tiene materia en él. Esta diferencia es todo lo que cuenta para determinar las propiedades generales de la materia, tal como nos son ahora accesibles a la observación. Sin embargo, desarrollos posteriores de la física pueden hacer posible que se demuestre de una manera más directa el fondo que hemos descrito. Por otra parte, incluso en la actualidad, este vasto mar de energía puede desempeñar un papel decisivo para llegar a comprender el cosmos como un todo.”27 Bohm considera que no tomar en cuenta este vasto mar de energía, implícito en las teorías Cuántica y de la Relatividad, lleva a confusión. Se considera en la física que la verdad son las ecuaciones, solamente las ecuaciones28, los resultados provenientes de los instrumentos cartesianos de la física moderna, y es por eso que nuestras categorías cartesianas se vuelven irrelevantes o confusas cuando consideramos seriamente aquel vasto mar de energía implícito en las teorías de la física del siglo XX.

Para comenzar a entender la multidimensionalidad de la Holokinesis, Bohm propone una analogía interesante. Digamos apuntamos dos cámaras de televisión a una pecera (con un pez dentro), teniendo la cámara A y la cámara B de televisión, con sus dos pantallas de televisión respectivas en una habitación distinta. Al ver las dos pantallas de televisión A y B, percibiremos dos imágenes con cierta “relación” en sus movimientos, imágenes que se verán diferentes. Dichas diferencias estarán relacionadas. El contenido de la imagen A de la respectiva pantalla de televisión estará siempre relacionada al contenido de la imagen de la pantalla B de televisión. Ambas imágenes se reflejarán mutuamente. Las dos imágenes no se refieren a dos realidades independientemente existentes que interactúen en un sistema de partes separadas y analizables ad infinitum, ni podremos decir que una imagen cause cambios en la otra (imagen). Ambas imágenes se refieren a la misma realidad, que es el campo común a ambas, es decir, es el pez en la pecera, el campo común a ambas imágenes y es este mismo campo común aquello que explica la correlación entre ambas imágenes. El pez es una realidad de tres dimensiones que se expresa en las pantallas de televisión en una realidad de dos dimensiones. Las imágenes del pez en las pantallas de televisión son bidimensionales, es decir, “las imágenes de las pantallas son proyecciones bidimensionales (o facetas) de una realidad tridimensional.”29 La naturaleza de la realidad del pez es por completo distinta a las proyecciones del pez en las pantallas de televisión, mismas que son sólo abstracciones de la realidad cambiante del pez.

Con esta analogía, podremos entender (según este modelo) la relación a-causal y no local que muestran los elementos de la molécula de hidrógeno discutida más arriba. “Es decir, que tenemos que contemplar cada una de las <
> que constituyen un sistema, más como la proyección de una realidad <> que como una partícula separada que existe junto con todas las demás en un espacio tridimensional común.”30 Los átomos del experimento EPR son la proyección tridimensional de una realidad exadimensional, multidimensional. Cada electrón se comporta como la proyección de una realidad de más de tres dimensiones.

No dejemos de mencionar también, que desde el punto de vista de tomar en serio el vasto mar de energía implícito en ecuaciones de la física, tendremos que considerar a una de las categorías más importantes de siglos antecedentes, tanto en la filosofía como en la física y en nuestras nociones básicas de la realidad, me refiero a la materia, misma que tendremos que considerar como un rizo de energía cuantizada, un “ligero incremento de energía”, un rizo de este tremendo océano de energía, “con cierta estabilidad relativa, y que es manifiesto. Por lo que yo sugiero que este orden implicado implica una realidad que va mucho más allá de lo que llamamos materia. La materia misma no es más que un rizo sobre este fondo.”31 El orden implicado pone así un reto importante a una de las categorías más importantes de la filosofía (la materia) y a nuestros supuestos básicos de la realidad. El universo compuesto por partículas interactuantes entre sí, como las bolas de billar, ha sido desafiado seriamente por la interpretación de la Teoría Cuántica que realiza David Bohm. Digamos que el atomismo de la física y de nuestras nociones básicas de la realidad han sido “descartadas” por David Bohm.

Si hiciéramos un glosario de categorías consideradas desde el punto de vista del orden implicado, tendríamos por ejemplo, que el pensamiento es un proceso que es la respuesta de la memoria y que comparte las propiedades de la materia (el pensamiento), es decir, no es nada sagrado. La función básica del pensamiento es analizar en partes y distinguir partes de un todo, que en última instancia encuentran su relación básica en el orden implicado, de donde obtienen su sentido y del cual son una proyección. Tendríamos que la realidad es el holomovimiento, que es indefinible e inmensurable, algo que contradice algunas de las nociones básicas de realidad que tenían los griegos, como aquella de las causas y fuerzas. Ahora se describe la relación a-causal de dos hechos distantes, etc. La conciencia, distinguida del pensamiento, sería una forma sutil de la Holokinesis o uno de los aspectos de la inmensurable Holokinesis, no teniendo una separación tajante (la conciencia) de la materia, y la energía así como del “significado”32 Tendríamos que en nuestro conocimiento no existiría ninguna necesidad absoluta y las teorías, no serían ni falsas ni verdaderas sino formas de contemplar la realidad, clara en ciertos campos y confusa en otros campos. En fin, tenemos una completamente nueva línea de investigación posible tomando en serio la propuesta de tener como fundamental el orden implicado para entender la naturaleza básica de la materia-energía. La Holokinesis no es un nuevo conocimiento, sino una nueva manera de conocer.

4.- Consideraciones finales
En mis clases de maestría en derecho he visto que Hans Kelsen, ese gran teórico del derecho, basó su teoría jurídica, su sistema jurídico en la obra de Kant y este a su ez se inspiró en la obra de Newton, el reto que yo veo en la filosofía actual en general y en la filosofía del derecho, es considerar esta “interpretación de la Teoría Cuántica” que realiza David Bohm, aunque este mismo autor, que mantuviera relación de amistad con Albert Einstein, considera que las revoluciones que suponen las teorías Cuántica y de la Relatividad aún no han sido comprendidas.33

La característica del orden explicado o manifiesto es la separabilidad y la característica del orden implicado es la unidad, la indivisibilidad y es por eso que también se le llama al orden implicado como “realidad indivisa”. Bohm no tuvo vida para ver publicada lo que habría sido una de sus últimas obras, “The Univided Universe, An Ontological Interpretation of Quantum Theory”.



Tengo la impresión que a la obra de David Bohm no se le ha dado la importancia debida, aunque, como el mismo explica, si no hemos comprendido las revoluciones que suponen las teorías Cuántica y de la Relatividad, cómo esperamos entender algo más allá de ellas.

Si desde el punto de vista del orden implicado, mismo que no es un capricho de David Bohm, termina la división entre lógica abstracta y la realidad inmediata concreta, quizás podríamos considerar el derecho desde este punto de vista, es decir, desde el punto de vista del orden implicado, algo al parecer no sencillo de realizar, pero quien se aventure quizás estaría dando un paso en la historia del pensamiento humano.

Si nos preguntamos cómo es que aplica el orden implicado en otro campo que no es la física, especialmente en la mecánica cuántica, tendremos que recordar algunas palabras de David Bohm y su visión de la humanidad como una unidad indivisible: “Cada individuo manifiesta la conciencia de la humanidad”; “La humanidad es un dominio implicado, tanto física como mentalmente, que distorsionamos al decir que sólo es una multitud de individuos. La proposición de que la humanidad es una multitud de individuos es válida hasta cierto punto, pero falsa más allá de él.”34

BIBLIOGRAFÍA
Bohm, David, La Totalidad y el Orden Implicado, trad. por Joseph M. Apfelbaume, Editorial Kairós Barcelona, 2da edición, 1992.

------------------(b), Sobre la Creatividad, trad. de Alicia Sánchez, Kairós Barcelona, 2002.

Enciclopedia Británica CD-ROM-2003.

Feldman González, Rubén, La Psicología del Siglo XXI, Promotora Cultural Hispanoamericana, Grafos Barcelona S.A., 1993.

Feldman González, Rubén, El Nuevo Paradigma en Psicología, Paidós-Argentina

Feldman González, Rubén, Mis encuentros con David Bohm, Orión, Mexico

Krishnamurti, Jiddu y Bohm, David, Más Allá del Tiempo, trad. de Armando Clavier, Kairós, Barcelona, 2da edición, 1998.

Wilber Ken (editor), El Paradigma Holográfico, trad. de Vicente Romano, Kairós Barcelona, 5ta edición, 2001.




1 Bohm, David, La Totalidad y el Orden Implicado, trad. por Joseph M. Apfelbaume, Editorial Kairós Barcelona, 2da edición, 1992, p. 27.

2 Bohm, David, “Conversación con David Bohm”, El Paradigma Holográfico, trad. de Vicente Romano, en Ken Wilber (editor), Kairós Barcelona, 5ta edición, 2001, p. 228.

3 Véase, Bohm, David, Sobre la Creatividad, trad. de Alicia Sánchez, Kairós Barcelona, 2002, pp. 159-160.

4 El primer trabajo de Kant se inspira en la obra de Newton y versó sobre “las fuerzas kinéticas”. Kant se declaró seguidor de Newton y considera al tiempo y al espacio como formas a priori de la sensibilidad humana que condicionan lo que aprehendemos por medio de los sentidos; tendemos a creer que su obra se distingue de la de Bohm. Véase, “Kant”, Enciclopedia Británica CD-ROM 2003.

5 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit, p. 247 y 258.

6 En una entrevista, explica Bohm: “Pero como ve la visión de Bohr se basa en la epistemología, en decir que lo único que podemos hablar es de nuestro conocimiento de la realidad. Yo no me sentía satisfecho con eso.” Más adelante aclara: “Yo no estaba satisfecho con el mecanicismo. Pensaba que el mecanicismo y el reduccionismo eran destructivos, que conducirían a que el pensamiento humano se redujera a enfocarse en menudencias que lo convertirían en algo muy rígido. Estoy seguro de que intentar contener la vida, la mente, la sociedad y todo dentro de este mecanicismo habría tenido un efecto nefasto. No creo que Bohr fuera un mecanicista, pero yo sentía que si no teníamos alguna visión de la realidad, no quedaba nada claro de lo que estábamos hablando. También sentía que la visión de Bohr podía conducir a cierto dogmatismo, donde todas estas cuestiones sencillamente no se tenían en cuenta por no ser consideradas importantes.”. Bohm, David, Sobre la Creatividad, Op. Cit., pp. 160-161.

7 Ibidem, p. 163.

8 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., p. 205.

9 Feldman González, Rubén, La Psicología del Siglo XXI, Promotora Cultural Hispanoamericana, Grafos S.A., Barcelona-México, 1993, p. 205. Este autor propone una nueva psicología cuyo concepto principal es la Percepción Unitaria y cuyo fundamento científico es el concepto de Holokinesis de David Bohm. Ambos se encontraron en Inglaterra en 1978. Del mismo autor pueden verse los siguientes libros: El Nuevo Paradigma en Psicología, Piados, Buenos Aires, 1982; La Percepción Unitaria, Diálogos y Comentarios sobre la Revolución Científica Actual, Orión, México, 1989; Mis Encuentros con David Bohm, Gran Científico Ignorado, Orión, México, 2000, etc.

10 Idem. Más adelante en esta misma obra, este autor explica: “Es posible especular largamente sobre una <>, pero no lo haremos. Baste decir que Karl Pribram, profesor de la Universidad de Stanford cree que el sistema nervioso puede funcionar holográfica-mente. Esto resolvería muchos misterios inexplicados aún relacionados con la memoria, el reconocimiento, la percepción, la actividad motriz y el aprendizaje...”.

11 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., pp. 204-205.

12 “... el holograma no es más que una imagen o una imagen fija del estado del campo electromagnético, o como quiera llamarlo en ese espacio donde se pone la fotografía, o la placa fotográfica, y es un estado de movimiento. Yo lo llamo holomovimiento. Éste es un ejemplo. Los rayos de electrones podrían hacer lo mismo, o las ondas sonoras podrían hacer hologramas, cualquier forma de movimiento podría constituir un holograma, movimientos conocidos o desconocidos, y nosotros consideraríamos una totalidad indefinida de movimiento, a la que llamamos holomovimiento, y decimos que: el holomovimiento es la base de lo que es manifiesto.” Bohm, David, El Paradigma Holográfico, Op. Cit., p. 74.

13 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., pp. 212-213.

14 “En este orden implicado hay mucho espacio para la estadística. Se pueden emplear tanto distribuciones estadísticas como leyes determinadas y, de hecho, yo propuse distribuciones estadísticas. No me opongo en absoluto a las estadísticas, sino a la afirmación de que la estadística de la mecánica cuántica no es más que un algoritmo para decir indirectamente cómo van a operar nuestros instrumentos, y no una estadística de lo que hay en realidad... Digo que, en verdad, el físico corriente sólo se interesa por el control y la predicción. La estadística también es un medio de predicción y control, para predecir y controlar grandes números por término medio. Si las fórmulas de la mecánica cuántica no permiten al físico predecir lo que van a ser los resultados medios de sus instrumentos, carece de sentido. Tendría que dejarlas. El físico corriente no se preocupa más que de lo predecible y controlable por los medios que sean, ya sean métodos deterministas, estadísticos o, como le dije ayer, haciendo yoga o andando patas arriba si eso le sirviera de algo”. Bohm, David, en El Paradigma..., Op. Cit., p. 85.

15 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., pp. 209-210.

16 Curiosamente la palabra “á-tomo”, etimológicamente, significa “no-dividido”.

17 “... por una extraña ironía bastante interesante, la fragmentación parece ser lo único en nuestro sistema de vida que es universal, que funciona por todas partes sin fronteras ni límites. Ello sucede porque las raíces de la fragmentación son muy profundas y amplias... La fragmentación es, en esencia, una confusión acerca de la cuestión de la diferencia y la mismidad (o uni-dad), pero la percepción clara de estas categorías es necesaria en cada fase de la vida. Estar confundido acerca de lo que es diferente y lo que no lo es, es estar confundido acerca de todo. Así que no es accidental que nuestra forma fragmentaria de pensar nos esté llevando a un amplio conjunto de crisis: social, política, económica, ecológica, psicológica, etcétera, tanto en el individuo como en la sociedad considerada como un todo...” Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., pp. 39-40.

18 Ibidem, p. 249.

19 Ibidem, p. 251 y ss.

20 Idem.

21 Ibidem, p. 256.

22 Véase nota 4.

23 Ibidem, p. 281.

24 Ibidem, p. 113.

25 Ibidem, pp. 114-115.

26 Ibidem, p. 265.

27 Idem. Véase también, El Paradigma..., Op. Cit., p. 81.

28 Al ser cuestionado acerca de qué verdad habla la física actual, Bohm comenta: “En primer lugar, los resultados de los instrumentos científicos, pero la gente no puede decir luego que todo está ahí. Luego dicen que es la verdad sobre esas pequeñas y duras partículas cuya existencia niegan las ecuaciones, y entramos así en la confusión. Y, por último, decimos que abandonamos todas estas ecuaciones porque no podemos darles una respuesta y carecen de sentido. Lo único que tiene sentido es obtener resultados para trabajar. Se desliza una cosa a otra sin poder fijar nada porque su confusión característica reside en saltar de una idea a otra. Y creo que se puede decir que la situación de la física actual es muy confusa.” Bohm, David, El Paradigma..., Op. Cit., p. 78.

29 Bohm, David, La Totalidad..., Op. Cit., pp. 260-261.

30 Idem.

31 Bohm, David, El Paradigma..., Op. Cit., p. 80.

32 Bohm ha llegado a hablar de la somato-significancia.

33 “Todavía se encuentra [la física] en un gran estado de fluctuación, sin embargo aún no hemos comprendido las anteriores revoluciones” [de las teorías Cuántica y de la Relatividad]. Bohm, David, Sobre la Creatividad, Op. Cit., pp. 159-160.

34 Bohm, David, El Paradigma..., p. 102 y 240.





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad