El color en la comunicación visual



Descargar 59.5 Kb.
Fecha de conversión01.02.2018
Tamaño59.5 Kb.




EL COLOR EN LA COMUNICACIÓN VISUAL

El color afecta nuestras vidas de muchas maneras y en muchos niveles, afecta nuestras emociones, puede animarnos o deprimirnos, ya que estimula el espíritu humano. Un ejemplo de esto es la razón por la cual la primavera se percibe como una época estimulante, y el invierno como un tiempo depresivo y triste.


Más propiamente hablando de identidad corporativa, Alan Swann afirma que “el color es quizás el elemento gráfico mas identificable, diferenciando de la competencia al diseño de un producto o servicio”. Así pues, antes de que el consumidor lea el logotipo o asimile el símbolo, los colores ya están emitiendo su mensaje, ya que cada uno tiene significados diferentes, por ejemplo, colores vivos como el verde, el rojo y el naranja, connotan energía y urgencia, logrando captar rápidamente la atención del consumidor. Los tonos más suaves causan respuestas tranquilas, generando confianza hacía la marca. Y los oscuros, sugieren poder y exclusividad. Por esto, es importante al realizar una identidad corporativa, conocer las connotaciones de los colores, logrando posicionar una marca de forma precisa en un mercado determinado.

FUNCIONES DE LOS COLORES
Las principales funciones del color son: atraer la atención de los consumidores, comunicar lo que es el producto, y logra la venta. Estas funciones se perciben en el diseño de empaques, donde por ejemplo, al ser exhibidos compiten unos con otros por ganar ante el consumidor.

Los colores permiten segmentar el mercado, ya que mediante el uso de éste en el diseño, se puede llamar la atención de distintos nichos de mercado. Por ejemplo, para llegarle a un público joven, se podrían usar los colores de última moda o los colores vivos. Los colores primarios naturales, atraen a los niños. Los primarios intensivos atraen a la gente de estratos bajos. En cambio, los tonos suaves y neutros atraen a consumidores sofisticados, los oscuros son preferidos por la gente mayor y por los hombres, los fríos atraen a las mujeres, por eso se emplean para cosméticos y productos de belleza. El violeta y el morado, se usan en productos muy lujosos como joyas y chocolatinas.

El negro, el plateado y el dorado, proporcionan distinción y elegancia.
De esta manera, los colores también permiten el posicionamiento de un producto, mediante las connotaciones que estos pueden tener. Por ejemplo, un rojo vivo, podría comunicar al producto como barato y de poca categoría, mientras que un rojo oscuro, le daría al producto más status y elegancia.
Como puede apreciarse, el color tiene muchas connotaciones, no sólo desde el punto de vista del mercadeo, sino también desde la psicología. Pues como se dijo al principio de este capítulo, los colores pueden influir sobre el estado de ánimo, por ejemplo, el verde transmite sensaciones de tranquilidad y naturalidad, siendo el color que más induce a la relajación; los rojos en cambio, tienden a excitar y por su tonalidad, pueden aportar calidez, estos colores cálidos como el rojo, amarillo y naranja estimulan el apetito, ya que ejercen un estímulo sobre el sistema nervioso.

Contrario del azul, el cual genera sensaciones de frescura.


Los colores también tienen connotaciones simbólicas, las cuales se dan más que por las sensaciones, por la asociación con los objetos. Así pues, el azul representa el cielo y el mar, el café, la tierra, el rojo la sangre, el verde la vegetación. Estas asociaciones pueden evolucionar, por ejemplo, el café puede ser el color de la tierra, el trigo o el pan, pero de forma más abstracta, simboliza lo natural y la buena salud.
El color también puede ser asociado según la tradición y la cultura, por eso su connotación puede cambiar según los países. El morado oscuro puede simbolizar la muerte en América Latina, mientras que para África es el blanco.

PSICOLOGÍA DEL COLOR
El doctor Max Luscher, profesor de psicología en la Universidad de Basilea, desarrolló un test basado en el color, del cual se pueden concluir aspectos de la personalidad, mediante el análisis de las preferencias, las antipatías o la indiferencia que el individuo tiene hacia determinados colores. Por ejemplo, la preferencia del azul, puede caracterizar a una persona que está en busca de paz y tranquilidad, en cambio el rechazo indica un deseo de cambio. En una versión resumida del test, Luscher presenta ocho colores de los cuales escoge cuatro como los colores primarios psicológicos, estos son:

  • El verde azul: corresponde a la necesidad de claridad e incertidumbre y representa una expresión de firmeza y resistencia al cambio. La gente que se identifica con este color, valora los objetos como símbolo de seguridad y autoestima.

  • El rojo: Luscher identifica el rojo como un color impulsivo y bastante atractivo para personas a las que les gustan los productos que ofrecen una vida intensa y una plenitud de experiencias. Es un color que indica ansiedad de vencer y de lograr metas. Simboliza la vitalidad y el poder.

  • El amarillo: Es acertado en la promoción de productos nuevos, simbolizando modernidad, futuro y desarrollo. Es un color que provoca una respuesta activa y animada.

  • El azul oscuro: Puede definirse como un color pasivo y tranquilo, simboliza paz y tranquilidad. Las personas lo prefieren motivadas por una necesidad de seguridad.

Esta teoría la aplicó a las marcas y a los empaques y pudo concluir que los productos que ofrecen seguridad, deberían tener en sus diseños tonos azules oscuros, mientras que el color rojo, debe usarse en productos que buscan mejorar la vida del consumidor, por ser impulsivo y atractivo.


Aunque la mayoría de marcas se desarrollan con los colores psicológicos primarios, es necesario enriquecer el diseño con otros colores, que generalmente son los complementarios.
Es importante conocer las connotaciones que pueden tener los colores, ya que mal utilizados, pueden acabar con la larga vida del producto, por ejemplo cuando para el empaque de una pimienta, se utiliza en vez de un rojo oscuro, un azul celeste que connota características opuestas al producto, comunicando frescura en vez de picante. O para empacar una carne enlatada, utilizar un color violeta, el cual es asociado con los alimentos en mal estado.
El Gran Libro del Color habla de la importancia que tiene el color en la psicología humana. “Ello se debe a que el color casi siempre se asocia con el afecto, que es el término psicoanalítico con que se designan los deseos, los impulsos y las exigencias”. Es por esto que el color influye en el humor y los sentimientos. A continuación veremos más a fondo, los efectos que tienen los diferentes colores en las personas.


  • ROJO

Este color despierta emociones, como la pasión y la fuerza. En tonos vivos y fuertes, simboliza la ira, la sangre, el fuego y el sexo. Debido a su enorme poder psicológico sobre las personas puede generar sensaciones de calor, hambre o excitación. Una de las connotaciones más importantes que tiene el rojo es la de peligro, dándole un significado de urgencia e importancia.

Usar el rojo en un diseño puede se arma de doble filo, pues aunque es excelente para captar la atención del público, puede convertirse en un color muy dominante. Debido a la gran fuerza emocional que tiene el rojo, todas las edades y sexos se sienten atraídos por este color.





  • AZUL

Este color tiende a crear sensaciones de frescura, pureza y limpieza, debido a la relación que tiene con el cielo, el mar y el agua. Por esto los productos de limpieza y las bebidas como el agua mineral, buscan esta tonalidad. La frialdad del azul depende del contexto en el que se use y la manera como se relaciona con los colores que acompañan el diseño. Es asociado además con la integridad, la estabilidad, el respeto, y la formalidad. Por esto genera confianza.





  • AMARILLO

Este color se caracteriza por su gran luminosidad, por eso es empleado a menudo para representar la luz, el sol y la naturaleza. Connota energía, alegría, amabilidad y calidez, y a menudo es asociado con la primavera.

El amarillo es el color más visible y reconocible, por esto es usado en los avisos de prevención. Éste es rara vez usado como el color principal de un diseño, generalmente se usa para destacar o acentuar uno de los elementos.

Debido a que el amarillo vivo tiene la gran cualidad de captar la atención es útil en el diseño de productos de consumo masivo. Los amarillos claros que contienen un poco de negro parecen antiguos y evocan nostalgia, pero los amarillos oscuros como el mostaza connotan calidad.

Cuando se combina con colores oscuros genera un contraste que puede llamar la atención del consumidor y por eso es bastante útil a la hora de dar jerarquía visual. Si se combina con el azul puede llegar a representar frescura y se usa en diseños modernos y limpios, por eso son una buena opción para productos de limpieza.



  • VERDE

El verde nos remite a la naturaleza y por eso es paz y tranquilidad, representando de la mejor forma el concepto natural. Aunque también es asociado a la tecnología en sus tonos artificiales. En sus tonos claros y medios, puede connotar frescura y es por eso que es usado generalmente para los productos mentolados e igualmente en las verduras que buscan ese posicionamiento. El verde claro, por ser un color tranquilizante es muy apropiado para productos de la salud y al ser usado junto al blanco puede parecer clínico. Cuando esta en sus tonos más oscuros sugiere lujo y buena calidad y al combinarse con otros colores oscuros, da una sensación extravagante.

Al combinar verdes vivos con otros colores de mayor luminosidad, el diseño tendrá más vida.



  • NARANJA

Es un color que connota calidez y vibración. Está asociado con lugares cálidos, tropicales y exóticos, también esta asociado a la fruta que lleva su nombre, lo cual es a su vez asociado a la vitalidad. Éste, es un color atractivo a la mirada, especialmente para el consumidor joven, pro en áreas demasiado grandes puede causar fatiga y por eso es mejor usarlo en elementos pequeños del diseño.





  • MORADO

Este color está generalmente asociado con la realeza y la excelencia. Por eso, al combinarse con el dorado y el plateado connotan lujo y dan aspecto de un producto costoso. El morado, también puede connotar feminidad y romanticismo, cuando se usa en tonos más claros como los lilas. Para generar impacto en el diseño con este color, no es necesario usarlo en grandes cantidades, pues con solo una pequeña cantidad, puede llamar la atención.

Al emplear este color, se pueden crear atmósferas de misterio, intriga y hasta sensualidad, por esto es empleado en productos cosméticos o en perfumes. Los morados claros, sugieren espiritualidad y son muy utilizados en diseños de productos dirigidos hacia personas modernas y sofisticadas, que se rigen para sus compras por impulsos emocionales.



  • CAFÉ

Este tiene una gran gama de opciones que van desde el café cobrizo, pasando por los verdosos, hasta los claros como el beige. Por ser un color cálido, puede ser tranquilizante y confortable, y es asociado generalmente con la madera, la tierra, el otoño y el campo. Por esto es usado en productos que necesitan comunicar un aire natural. El café también puede connotar un tono rústico, y si se usa en varios tonos contrastados, puede ser sofisticado. A menudo, este color es asociado con la buena salud, y es muy adecuado en diseños de productos que quieran connotar buena calidad.

Este color, bastante utilizado para connotar nostalgia, ya que en tonos como el sepia, evocan épocas pasadas. Debido a que el café tiene un tono bajo, no debe usarse para dar jerarquía visual.



  • NEGRO Y BLANCO

Estos colores son los puntos extremos de la oscuridad y la claridad y por esto la combinación de ambos, da como resultado el mayor de los contraste. Empleado en el texto, es la combinación que proporciona mayor legibilidad.

El negro está asociado con la serenidad, la tristeza y el misterio, y le proporciona al diseño sofisticación y estilo. Por esto es más usado en productos que comuniquen status que en productos masivos. Este también puede connotar alta calidad, inteligencia y seriedad.

Pero si al negro se le añaden otros colores, puede cambiar sus características. Por ejemplo, si se mezcla con el azul puede parecer frío, mientras que si se mezcla con el rojo, puede parecer cálido. El negro es muy utilizado, a la hora de resaltar otros colores, más aun cuando se trata de colores claros, especialmente el amarillo.


El blanco es frecuentemente asociado con limpieza, pureza e inocencia. También puede variar si se mezcla con otros colores, que dan como resultado los pasteles pálidos. Este color tiene su mayor utilidad en los fondos.

Alterando la luminosidad del negro se obtiene como resultado la escala de grises, éstos también pueden ser mezclados con otros colores, alterando sus significados, según el color con que se mezclen. El gris, es un color que connota buen gusto y por lo general es conservador, es frío y discreto. Es generalmente usado en productos que requieren de un diseño selecto. Por ser un color serio genera confianza en el público objetivo.

El negro puro le da al diseño un perfil fuerte, en cambio si se usa el gris en ese mismo diseño, el efecto tiende a suavizarse.

LA ELECCIÓN DEL COLOR
Es sumamente importante, ser cuidadoso en la elección, dándole la misma importancia que se le dio a la creación del logosímbolo, para evitar que el color sea una elección de última hora. Pues una vez lanzada una marca con un color determinado, es un error cambiarlo, ya que puede alterar la familiaridad del público hacia la marca, generando con esto una percepción negativa hacia el producto.

Aunque es muy común que desde el inicio del proceso creativo, la gama cromática ya esté en la mente del diseñador, ya que el al definir el concepto éste tiende a asociarse a un color o un gama cromática determinada, es conveniente no quedarse con la primera idea. Puesto que los diseñadores como seres humanos tienen inclinaciones por algunos colores, pero a la hora de diseñar, se deben explorar las diferentes gamas cromáticas con el fin de usar el color que más le convenga al diseño, independientemente de lo gustos del diseñador.



Al aplicar un color se debe tratar de pensar en las sensaciones que pueden despertar los colores del logotipo en el consumidor, estas sensaciones deben ser consecuentes con el concepto que se quiere comunicar, puesto que es el color el que refuerza enormemente dicho concepto.

Una vez establecidos los colores que mejor comunican el concepto, se observa analíticamente el logosímbolo con cada uno de esos colores y se escoge según el criterio del diseñador, quien a la vez debe pedir la opinión de otras personas, ojalá del target del producto, para tomar la decisión final.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad