El Cómic en la Educación y la Cultura



Descargar 3.85 Mb.
Página1/2
Fecha de conversión17.03.2018
Tamaño3.85 Mb.
Vistas147
Descargas0
  1   2

El Cómic en la Educación y la Cultura

Ricardo Espinosa, fundador del Club del Cómic Corto Maltés, lideró una iniciativa para hacer el cómic más accesible a los colombianos, desde su convicción del papel que juegan en la educación y en la cultura. Este documento pretende mostrar muy esquemáticamente el papel y la importancia del cómic, y rebatir el argumento que lo considera un producto sin valor artístico ni cultural.

Elaboramos este documento con los aportes de Marco Pinto, Ana María Carreira y Guillermo Fuenmayor.

AUTORES (DEPENDE DE FINALMENTE QUIENES PARTICIPEN)

  1. El cómic en la educación

La educación debe preparar al estudiante para su desempeño en la sociedad. La Constitución Política de Colombia reafirma además su condición de derecho, y su finalidad:

Artículo 67. La educación es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social; con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura.

La educación formará al colombiano en el respeto a los derechos humanos, a la paz y a la democracia; y en la práctica del trabajo y la recreación, para el mejoramiento cultural, científico, tecnológico y para la protección del ambiente.

Estos fines son especificados en artículo 20 de la Ley 115 de 1994, y dentro de ellos se incluye:



a) Propiciar una formación general mediante el acceso, de manera crítica y creativa, al conocimiento científico, tecnológico, artístico y humanístico y de sus relaciones con la vida social y con la naturaleza, de manera tal que prepare al educando para los niveles superiores del proceso educativo y para su vinculación con la sociedad y el trabajo;

b) Desarrollar las habilidades comunicativas para leer, comprender, escribir, escuchar, hablar y expresarse correctamente;

Preparación para la vida en sociedad

Para que una persona pueda vincularse satisfactoriamente a la sociedad, para que pueda verdaderamente acceder al conocimiento, a la ciencia, técnica y demás valores de la cultura, para que pueda ejercer debidamente sus deberes y derechos como ciudadano e interactuar en paz, no basta con que simplemente acumule conocimientos.

Requiere desarrollar competencias, para poner en juego sus potencialidades y crecer como ser humano, a la vez que con sus aportes mejora su entorno.

Desde esta concepción se viene promoviendo en la política educativa del país la educación con enfoque de competencias. El concepto de competencias tiene su origen en Chomsky, quien en su gramática generativa, plantea la pregunta de ¿cómo podemos saber lo que sabemos? La respuesta es que la lengua es una potencialidad que se activa con el efecto desencadenador y conformador de la experiencia. Esta potencialidad hace parte de nuestra dotación biológica, tal como la organización general de nuestro cuerpo1.

El concepto de competencias es posteriormente adoptado en la sicología, y de allí pasó a la educación2, ámbito en el que se hace énfasis en la importancia de la riqueza, variedad, y complejidad de las experiencias de los estudiantes.

Este concepto tiene particular importancia, pues estudios sobre los docentes muestran cómo, independientemente de sus estudios, muchos de ellos enseñan en la misma forma en que aprendieron en la escuela. Es así como se habla en el sector de la “dictadura” de clase, en referencia a la práctica que aún supervive, en la que los estudiantes copian en sus cuadernos lo que los profesores les dictan, para estudiar posteriormente para las evaluaciones.

Un enfoque por competencias requiere enriquecer las experiencias de los estudiantes, con talleres, casos prácticos, proyectos transversales y otras metodologías, que les planteen problemas reales, que deban resolver con los conocimientos que tienen, aplicándolos en distintos contextos.

Inteligencia y creatividad

Por otra parte, lo que hoy sabemos sobre la inteligencia, que revolucionó las concepciones anteriores, se debe a Howard Gardner, y es resumido por Ken Robinson en tres aspectos:

Hoy sabemos que la inteligencia tiene tres características:


  • Es diversa. Pensamos sobre el mundo en todas las formas en que lo experimentamos: auditivamente, kinestésicamente, en forma abstracta, en movimiento.3

  • Es dinámica. La inteligencia es interactiva. Existe un haz de nervios que conectan los dos hemisferios, y es mayor en el caso de las mujeres. Gardner define la creatividad como la capacidad de resolver problemas o crear productos que tengan valor en distintas culturas. Muchas veces resulta de la interacción entre distintas disciplinas.

  • Es única. Cada persona tiene una combinación diferente de las al menos nueve inteligencias de que habla Gardner (visual-espacial, lógica-matemática, musical, verbal-lingüística, kinestésica, intrapersonal, interpersonal, naturalista y emocional), resultado de su dotación genética y de cuánto las desarrolle.

Con este enfoque, es claro que recursos que combinan imágenes y textos tienen la ventaja de poner en comunicación dos disciplinas y desarrollar distintas inteligencias en los estudiantes, dependiendo del enfoque y metodología con que se trabajen.

Esta característica les da gran valor pedagógico a los comic en el caso de la pedagogía por proyectos, una estrategia muy recomendada para el desarrollo de competencias. En ésta, se les presentan a los estudiantes problemas sobre los que puedan trabajar, usando las herramientas que ofrecen distintas áreas: matemática, lenguaje, artes plásticas, etc. Esto les ayuda en sus procesos de aprendizaje, pues no reciben unas materias sobre las que no tienen interés previo, sino que lo que se imparte ayuda a resolver problemas que ya se han planteado. Las áreas no son compartimientos separados, sino repositorios de conceptos y herramientas que pueden usarse para resolver los problemas y preguntas que plantean los proyectos.

Por otra parte, como se dijo atrás, entre más rica sea la experiencia hay un mayor desarrollo de las potencialidades. Vale la pena recordar a Hume: “El más vívido pensamiento es inferior a la más opaca de las sensaciones”.4 Por lo poderosas que son las imágenes, que apelan directamente a las sensaciones, sin el paso previo que los mensajes lógicos requieren para ser aprehendidos, se explica porqué el cómic es para los estudiantes más atractivo que los textos planos y porqué, como se verá más adelante, puede constituir un recurso muy valioso en la didáctica.

De acuerdo con Ken Robinson5, hoy en día para la educación el desarrollo de la creatividad es tan importante como la alfabetización. Los estudiantes de hoy se van a enfrentar a un futuro que ninguno de nosotros conoce. Pero como está planteada la educación hoy en día, el error es castigado, y si los estudiantes no pueden arriesgarse a equivocarse (lo que hacen sin miedo recién entran a la escuela), no pueden desarrollar su creatividad.

Por otra parte, puesto que el sistema educativo se creó en el siglo XIX, para responder a las necesidades de la industrialización, se creó una jerarquía ente las áreas, según la que en lo más alto están lenguas y matemática, después humanidades, y al final, artes. Dentro de las artes también existe esa jerarquía. Música y plástica se consideran más importantes que danza.

Una educación coherente con lo que vislumbramos de futuro debe permitir la experimentación y el error, y fomentar las habilidades artísticas de los estudiantes.

Por esto, el ejercicio de crear cómics, con programas o a mano, es un prometedor ejercicio de desarrollo de la creatividad, tanto en el ámbito plástico como en el literario.

Espero haber en esta breve exposición haber dado una idea de la importancia de la experiencia en los procesos de aprendizaje de los estudiantes.



Creatividad y cómics en el aula

Töpffer, precursor de los cómics actuales, fue educador. Explicaba su método para dibujar y, para recomendárselo a posibles educadores inexpertos, revelaba su descubrimiento psicológico: es posible, según Töpffer, desarrollar un lenguaje pictórico sin ninguna referencia a la naturaleza, sin aprender a dibujar del natural. El dibujo de línea es un puro simbolismo convencional, y por eso mismo es inmediatamente inteligible para un niño, a quien tan difícil resultaría descifrar un cuadro naturalista. Además, el artista que usa tal lenguaje abreviado puede siempre contar con que el contemplador suplirá lo que él omite. Que es, en otras palabras, lo que venía a decir Miller. "En un cuadro bueno y completo, cualquier laguna será un defecto", explicaba Gombrich, "mientras que en el idioma de Töpffer y sus imitadores las expresiones elípticas se leen como formando parte del relato". Töpffer, añadía Gombrich, estaba buscando lo que los psicólogos llamarían los 'indicios mínimos' de la expresión, a los que reaccionamos tanto en la realidad como en el arte.

Como argumentos a favor del uso del cómic, Gabriela Leonardt expone los siguientes “ El arte y en particular el cómic, además de desarrollar las capacidades creativas, nos permite trabajar las cuatro áreas de expresión para estimular las capacidades de los niños con o sin problemáticas o trastornos en el desarrollo: el área de expresión dinámica (trabajando en el desarrollo psicomotriz, la incorporación del esquema corporal y la orientación espacio-temporal); el área de expresión del lenguaje (preparación para la lectoescritura, desarrollo de la comunicación oral y escrita, memoria visual, etc.); el área de expresión matemática (desarrollo de la percepción y discriminación visual, formas y colores, memoria visual, posición en el espacio, figuras geométricas, comparaciones, formas, líneas, etc.), y el área de expresión plástica (estimulación a través de la manipulación del campo sensorial y motriz estimulando el sistema nervioso central, además de los efectos terapéuticos en el área de la personalidad).”6

Como experiencia de creación y uso de cómic en el aula, vale la pena reseñar la que lideró César Carrizo en Tucumán, en conjunto con las uniones de caricaturistas, historietistas e ilustradores. Crearon una escuela para enseñar a estudiantes y docentes a dibujar caricaturas y a darles uso educativo, sobre todo en zonas rurales. Escribió un artículo sobre su trabajo7, en donde muestra su desarrollo, recomienda recursos y argumenta la importancia y utilidad del cómic como recurso didáctico.

En este campo es notable el trabajo de Jean-Pierre Petit, ex director de investigaciones del CNRS, astrofísico y creador de un nuevo género: la historieta científica. Con su amigo Gilles d’Agostini crea en 2005 la “Asociación Saber sin Fronteras”8, para distribuir gratuitamente historietas sobre el conocimiento científico y técnico por todo el mundo. Las historietas se pueden descargar en 28 idiomas, incluyendo el laostaní y el ruandés. En este mismo género existen autores en inglés, tales como Jay Hosler, que enseña la evolución en cómic, Larry Gonick, que escribió una serie de cómics sobre la historia del universo (The Cartoon History of the Universe).

Por otra parte, La Asociación Cultural Arte & Comics9, organización de argentinos en España, propende por el uso del cómic, especialmente en niños con necesidades especiales de aprendizaje. Existen muchas otras iniciativas para la promoción del cómic en idioma inglés, entre ellas La National Association of Comics Art Educators (NACAE)10, una organización de Estados Unidos que intenta, con varias propuestas, estimular la implementación de los cómics en la educación superior, entendiendo este género como un arte. En su página se encuentran infinidad de recursos y un foro especializado en el tema11. También vale la pena mencionar Kids Love Cómics12, el Museum of Comic and Cartoon Art de Nueva York13, The Rothamsted Research Lab, que pubnlica cómics sobre ciencia, en la serie Science Stories Comic14, Mthombothi Studios15, que publica en Suráfrica los cómics educativos “The adventures of Themba and Bizza”, en la que las aventuras de estos héroes se desarrollan en el contexto de la historia y mitología surafricana.

Para que docentes y estudiantes puedan crear cómics, además del uso de las diferentes técnicas artísticas (acuarela, grabado, tinta, etc.), existen hoy en día gran variedad de paquetes informáticos, entre ellos: Stripcreator, Comic Life, ToonDoo, Toonlet, Pixton, Bitstrips, Bubblr, Dijiko, ComicJuice, StriptGenerator, Mainada, Quicktoons, Makebeliefscomix, Heromachine, Wittycomics, Pikistrips, GoAnimate, Comiqs, Comeeko, Tabloo (seleccionar imágenes de tu disco duro o de la Web y ponerles texto y bocadillos para ir conformando una presentación). CogDogRoo es una Wiki donde se pueden encontrar hasta 50 utilidades para "contar historias". Historic Tale Construction Kit (historietas con paisajes medievales), Genmagic.16

Cómic y Lenguaje

De acuerdo con el profesor Schiefelbein, uno de los más reconocidos expertos internacionales en educación, el lenguaje es el vehículo del pensamiento. Por esta razón es el área prioritaria dentro de las establecidas en el currículo17. Para que un estudiante pueda aprender matemática, debe entender las explicaciones de su profesor, o las indicaciones sobre cómo abordar un ejercicio. Las evaluaciones nacionales de calidad educativa del año 2003 mostraron que muchos de los problemas de los estudiantes en matemática eran causados porque no comprendían el planteamiento del problema18. El caso es similar en las demás áreas del conocimiento, por lo que el éxito educativo pasa por asegurarse de que los estudiantes tengan buenos desarrollos en su lenguaje: “Los límites de mi lenguaje, significan los límites de mi mundo”19.

Los lineamientos nacionales y los estándares para la elaboración de los currículos en los establecimientos educativos están basados en un enfoque de competencias, y tienen entre sus objetivos lograr un nivel crítico de lectura, que implica reconocer el contexto histórico, político y social en que se produce un texto, y producir textos manejando estas dimensiones.

Esto requiere que el estudiante supere previamente el nivel de escritura y lectura literal, y pueda producir y comprender distintos tipos de textos, incluidos artículos científicos, textos literarios en sus distintas formas, o textos orientados a reclamar sus derechos, etc. Esto incluye, por supuesto, a los cómics, que son un importante recurso para comprender el discurso directo y lo que éste supone, ya que los textos en los cómics suelen ser muy cercanos a la forma en que las personas hablan, con un lenguaje personal y breve.

La brevedad que imponen los textos es un condicionamiento del que se obtiene un provechoso saldo pedagógico, pues los estudiantes al crear cómics desarrollan su capacidad de síntesis.

En los cómics se presentan los conceptos con mayor claridad. Ya lo dijo Wittgenstein: “Todo aquello que puede ser dicho, puede decirse con claridad, y de lo que no se puede hablar, es mejor callar”20.

El uso de lenguaje directo y breve, y el desarrollo complementario de la acción en imágenes, son elementos que explican el atractivo que ofrece a estudiantes, lo que hace de las historietas un recurso para aficionar a los estudiantes a la lectura. Una investigación desarrollada por Krashen y Ujiie en Estados Unidos mostró que a los estudiantes entre 10 y 14 años que eran grandes lectores de cómic les gustaba más la lectura que a los que leían pocos cómics, y a éstos más que a los que no leían cómics. Investigaciones adelantadas en Escocia confirman que leer cómics puede ser la clave para que más jóvenes lean y que leer cómics puede aumentar tasas de alfabetismo21.

Una gran ventaja de los cómics es que no son vistos como tareas, por lo que pueden motivar a quienes no se animan a leer, los entusiasma con la lectura, desarrolla sus habilidades de lenguaje y aumenta el vocabulario de los estudiantes, pues les ofrece contextos a los que normalmente no estarían expuestos.

Los cómics de ficción son útiles para introducir conceptos como estructura narrativa y desarrollo de personajes. Como las novelas, tienen un comienzo, desarrollo y final, un personaje principal y personajes que se desarrollan a través de los conflictos, así como un clímax. 22

La enseñanza de la lectura de preescolar, superando el método silábico, enseña palabras atadas a conceptos, que se transmiten con ayuda de imágenes. En Colombia estuvo muy extendido el uso de las cartillas Charry, Coquito o Nacho Lee, todas la cuales usaron imágenes para apoyar el proceso de lectura.

Igualmente, para la enseñanza de un segundo o tercer idioma, los cómics son muy recomendados, pues el apoyo de imágenes da mayor contexto a lo que se lee y facilita su comprensión. Al respecto, Stephen Cary, especialista en enseñanza del segundo idioma: “Los cómics ofrecen oportunidades genuinas de aprendizaje del lenguaje. Lo dramáticamente reducido de sus textos los hace manejables y ofrece crecimiento en el lenguaje, inclusive para lectores que inician el aprendizaje” 23. Los cómics mejoran el aprendizaje de una segunda lengua, porque presentan el lenguaje en acción. Propician un mejor desarrollo de la lectura, para quienes les cuesta la adquisición del lenguaje, ya que las ilustraciones les ofrecen claves para el significado de la narrativa escrita24.

Es por esto que en Estados Unidos, durante las primeras oleadas de la inmigración se publicaban tantas historietas, pues era un material que podían comprender más fácilmente personas hablantes de diversos idiomas.

Las adaptaciones de textos literarios al formato cómic pueden ser muy útiles. Por ejemplo, Ariel Ilustrado publicó una serie de textos clásicos ilustrados en forma de historietas de Julio Verne, Robert Louis Stevenson, Alejandro Dumas, Charles Dickens y Las 1.001 Noches. También están los ejemplares del Tesoro de Cuentos Clásicos de la editorial Novaro, o la serie “Hogar Feliz” de Brughera, o de Rius, la historia de la historieta, Marx, y cómics sobre alimentación sana y el movimiento feminista; de Cobo están los textos sobre Beethoven y Freud, entre otros. Tanto para esta área como para sociales, por tratarse de mitos y leyendas, puede trabajarse en clase con la obra de H. P. Lovecraft, dibujada por Alberto y Enrique Breccia, y Horacio Lalia.

Finalmente, una colección de cómics en la biblioteca de la escuela y en las bibliotecas públicas puede ser una forma innovativa de acercarlos a estos espacios de lectura. 25



Cómic y educación artística

El trabajo en educación artísitica puede apoyarse en el cómic desde varios enfoques.



El primero es la serie de textos y cómics realizados por dibujantes de historietas que enseñan a dibujar. Entre ellos se destacan El cómic y el arte secuencial (Comics and Sequential Art, 1985) y La narración gráfica (Graphic Storytelling and Visual Narrative, 1996), escritos por Will Eisner, que fue profesor de técnicas de cómic en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, y un difusor del concepto de novela gráfica, más allá de los cómic e historietas asociados solamente a niños y jóvenes26, o “Técnica de la Historieta” de la Escuela Panamericana de Arte. Existen multitud de textos que enseñan a dibujar caricaturas, historias gráficas y manga.


Imagen tomada de: http://dedicacedebd.blogspot.com/2010/11/smudja-gradimir-dedicace.html. 11/4/2012

Por otro lado están los textos sobre artistas, entre ellos se destacan los trabajos de Smudja (imagen) sobre Van Gogh y Toulusse Lautrec. La mencionada editorial Novaro incluye biografías de músicos y pintores. También existe en cómic la historia de los impresionistas. Está también el libro de caricaturas “el arte irrespetuoso”, que escribió Rius sobre otros caricaturistas, y “La vida de cuadritos”. En esta categoría está, del mismo autor: “Historia Incompleta del Jazz”.

Por último, pueden estudiarse los dibujantes de cómic y novelas gráficas, entre los que se cuenta a Picasso, con un cómic que hizo a principios de 1900, sobre un viaje suyo a París, y todos los grandes dibujantes del cómic, como Smudja, Moebius, los ilustradores de Sandman, Francisco Solano (El Eternauta) o Hergé, por mencionar solamente unos pocos.

Las imágenes contenidas en el cómic, así como la observación de otras obras de arte desarrollan en los estudiantes la capacidad de atención. Gombrich, en entrevista con Eribon27 dice: “Estoy seguro de que un piloto de avión no ve las nubes de la misma manera como las ve usted o yo. Estoy seguro de que la percepción puede ejercitarse para ver aspectos muy distintos, y por consiguiente, mirar cuadros nos enseña a prestar atención”



El cómic como recurso didáctico

Un texto muy importante para la pedagogía colombiana fue “Las fronteras de la escuela”28, texto, en el que se plantea que frente a la escuela tradicional, que procura educar la voluntad, surge otra tendencia, basada en el hedonismo. Para los autores, puede partirse del hedonismo, aplazando un poco la gratificación, para ir creando en los estudiantes disciplina, a partir del gusto.

Este texto ha originado una reflexión sobre el uso que los estudiantes hacen en su vida extraescolar de celulares, videojuegos, películas, comics, y otro tipo de textos, y de la importancia de que la escuela se acerque a éstos.

Los cómics proporcionan a los jóvenes entretenimiento, y en otras épocas se desincentivaba su lectura, los estudiantes los escondían entre libros de textos. Hoy, con el reconocimiento de su valor, se han venido incorporando en la didáctica de distintas áreas.

Hasta el momento se ha presentado su papel en el lenguaje y en la educación artística. A continuación se presentan ejemplos de cómics que pueden ser de utilidad para la didáctica de las áreas obligatorias y fundamentales en Colombia, definidas en la Ley 115 de 1994.


  1. Ciencias naturales y educación ambiental.

Dentro del género de aventuras existen importantes ejemplos de cómics, que pueden potenciar la didáctica en estas áreas. Se destaca “Chanoc, aventuras de mar y selva”, historieta mexicana que que enseña sobre especies, su hábitat, características y comportamiento, así como sobre la cultura mexicana y sus personajes, de una forma tan clara y divertida que los lectores no se dan cuenta de que están aprendiendo. Fue creada en 1959 y llegó a tener un tiraje de un millón de ejemplares semanales29.

Otros cómic de este género trasladan al lector a un mundo salvaje e inexplorado, como es el caso de Tarzán, Mawa de la jungla o El Intocable. Este último presentaba fichas sobre África, su fauna, geografía y gente. En algunos casos en ellos hay racismo o depredación de la naturaleza, por lo que su lectura crítica, con la guía de un buen maestro puede ser provechosa.

Otros ejemplos de cómics que pueden ser usados en ciencias naturales y educación ambiental son, El Oso Yogui, Los Cuidapalos (inicialmente Cortapalos) y su manual. También, aunque es una fotonovela, vale la pena mencionar la que protagonizó Kapax, el famoso ícono de la Amazonía colombiana, para salvar el río Magdalena.

Entre los cómic colombianos en esta categoría, puede mencionarse a Tukano, un niño que termina en Miraflores, Vaupés, y vive allí fantásticas aventuras, a Makú, hijo de colonos, que mueren en una inundación y que se destaca por su lucha por el bien y la protección del medio ambiente y a Calarcá, una historieta inspirada en las narraciones coloniales que Fray Pedro Simón hizo del cacique indígena. Jorge Peña fue autor de Tukano y Makú y luego director de los monos de El Espectador.



Vale la pena mencionar también a Toxic Planet, por su concepto, ya que por la alta contaminación en un futuro cercano, los protagonistas llevan máscaras y los temas son la contaminación, el medio ambiente y la adaptación de la sociedad y los individuos a tales circunstancias30.


Imagen tomada de: http://raulcomic.blogspot.com/2009/03/top10-superheroes-del-comic-nacional.html. 11/4/2012




  1. Ciencias sociales, historia, geografía, constitución política y democracia.