El arte en la formacion de maestros y mestras desde el modelo educativo sociocomunitario productivo



Descargar 43.89 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño43.89 Kb.
Vistas22
Descargas0

EL ARTE EN LA FORMACION DE MAESTROS Y MESTRAS DESDE EL MODELO EDUCATIVO SOCIOCOMUNITARIO PRODUCTIVO

Autor: Virgilio Enríquez Vela

Docente: ESFM “Simón Bolívar” Cororo

Cel.: 71171725

E-Gmail: evirgilio26@gmail.com

RESUMEN

El paradigma para la formación de las nuevas generaciones se despabila y reconoce en los tiempos actuales en la aspiración de una formación integral sintetizada como contenidos imprescindibles para conocer, entender el mundo y actuar como consecuencias de conductas deseables para el progreso social de la sociedad.

En este sentido se debe imaginar una educación que admita el derecho a los seres humanos desde los primeros años de formación a percibir, valorar y expresar arte como condición social que contribuye a su desarrollo cognitivo, espiritual y axiológico y potencia la cultura y conductas creadoras futuras. Este trabajo presenta reflexiones acerca de la importancia de educación artística que debe tomar en cuenta en su formación que las artes plásticas y visuales es en todo ámbito de la formación del hombre, y estudio de la concepción curricular en la formación pedagógica de profesionales para la educación superior en toda las Escuelas de Formación de maestras y maestros de la especialidad, a partir del modelo educativo sociocomunitario productivo de que quienes se forman para ser formadores de futuras generaciones.

PISIYAYPI

Sumak kawsayma jinaqa yachaqayqa tukuy mat`akunapaq kunan wiñaqkupaq chiqan riqsina, chantapis t`uqusqanchisqa kanan tiyan yachaqaykunapi allin junt`asqa kanan tiyan, tukuy wakichiykuna yachaqaykunawan mana jaltanachu tiyan, yuyanataq manasqaman jina chiqan rinan muansqanchisman tukuy pachapa, jinataq ayllupi kawsaqkunapa.

Chayman jinaqa kanan tiyan yuyayninchisman yachaqayqa, aswan runap allin kanampap kamachikuyman jina, ñawpa ñiqi kallpachay yachakuypi imayna qawan jina, chaninchaytaq yuyayta kanantiya tukuy kawsaqkunapap imaraykuchus chaninchana yachaqaytaqa.

Chantapis sumaq kallpachay kapchiy nisqataqa tukuy qutupi kawsaqkuna, qipa runakunapappis kay llank`ayqa rikuchichkan t`ukuykunata kapchiy nisqamanta imayanamantachus jap`iqanantiyan wakichisqa yachaqankunapiqa, imaraykuchus intiru yachaqaypitaq purín tukuy runaspap aswan maqt`a chaqaqkunapap jatun yachaywasi nisqapi yachakuqkunapap kaymay qipaman yachachiq kanankupaq yachakuchkanku chaykunapap, chay musuq kamachiyman jina allin kallpachasqa kananpap suyu munasqanman jina.



Palabras claves: 

Educación artes plásticas y visuales, formación profesional socicomunitario, valorar la autoformación, educación liberadora.



INTRODUCCIÓN

La educación de los ciudadanos de nuestro país es una de las necesidades más importantes a satisfacer en cualquier sociedad, lo que se convierte en un problema esencial de la misma.

Un Estado Plurinacional requiere que todos sus miembros posean un nivel cultural que le posibilite desarrollar una labor eficiente, en ello ocupan un lugar importante los sistemas educativos.

La formación de maestros y maestras constituye el primer eslabón de la formación integral, holística y de culturización del ser humano tomando en cuenta la diversidad cultural. Esta condición se expresa en los derechos universales de que promueven permanentemente las diferentes políticas del gobierno, tal como el Viceministerio de Educación Superior de Formación Profesional, a través de PROFOCOM, UPA, UNEFCO, etc.

La formación integral como una de las aspiraciones del milenio no deja de acoger la educación estética y artística en los diversos sistemas educativos del Estado Plurinacional, particularmente en el nivel de educación superior. Esto se debe a que esta esfera educativa es imprescindible e inseparable del proceso formativo de los jóvenes para futuros formadores; sus vivencias en la educación superior desde que están vinculadas a expresiones comunitarias y estas estimulan poderosamente su desarrollo humano según el Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo.

Al reflexionar acerca de los atributos del arte como expresión de las realidades sociales es posible considerar que, al igual que cualquier esfera, sus concepciones son resultado del desarrollo continuo y progresivo del sistema en el que se conforma y condiciona; razón para destacar su lugar como forma de la conciencia social que está presente en los procesos de educación y no escapa a las reconstrucciones que las personas realizan de la cultura en la época en que viven, las cuales tienen fundamentalmente una expresión estética en la formación de futuros formadores.

La expresión comunitaria está presente y demuestra la asimilación y transformación humana, donde lo emocional y espiritual generan un comportamiento creador en sus diversas relaciones con la realidad, abarcando la naturaleza, la sociedad y el pensamiento en tres grandes esferas: Conocimiento, actividad, educación y vocación. Educar desde el punto de vista estético y artístico de jóvenes significa desarrollo la capacidad de la formación que se establece como condición relevante de su futura personalidad en futuros formadores.

Sin embargo, esta es una idea que no se sustenta ni prevalece suficientemente en la concepción de la formación pedagógica de profesionales para la educación artística. En las fundamentaciones y mallas curriculares de las carreras que oferta la ESFM “Simón Bolívar, si bien se considera como una especialidad de Artes Plásticas y Visuales, estas se presentan como un complemento de la formación en el nivel de educación regular, más que como un área sólidamente presente en el Diseño Curricular del Sistema Nacional de la Educación del Estado Plurinacional, por tanto, actividad pedagógica cotidiana que han de desarrollar los educadores en este nivel.

Por otra parte, en el marco de la formación del profesional que ha de desempeñar su labor pedagógica, futuramente en centros de Unidades Educativas, requiere conocer y explorar acerca de las posibilidades de utilización de los recursos expresivos del arte para potenciar el desarrollo de los estudiantes desde el área de Artes Plásticas y Visuales y así mismo, desde las diversas áreas de formación que establece el Subsistema de Educación Regular. Sobre la base de los análisis realizados se emprende un estudio que desde asignaturas del currículo de formación de la carrera Licenciatura en Desarrollo del talento de jóvenes, en la ESFM “Simón Bolívar” de Cororo, destaca la importancia y relación que tiene la educación del área de Artes Plásticas y Visuales y sus diversas manifestaciones expresivas con otras asignaturas del currículo de formación del Subsistema de Educación Regular.

CUERPO

La historia de la educación del Estado Plurinacional, muestra diferentes criterios pedagógicos que han tenido lugar en correspondencia con las diversas condiciones históricas concretas de las épocas y contextos específicos de concepción y desarrollo.

Los modelos pedagógicos en la formación superior reconocen la actividad estética y artística, que los jóvenes, debían desarrollar como condición indispensable de su formación profesional, desde los fundamentos y enfoques del Modelo Educativo Sociocomuntario Productivo, teorías del Paolo Frei que nos habla de la independencia y emancipación, lo cual se ha venido reforzando desde entonces mediante investigaciones neuropsicológicas y educativas que demuestran que la educación artística desarrolla el pensamiento de la imaginación, y con ello, la productividad y creatividad de las personas cuando es estimulado desde el primer día de la formación; por otra parte las actividades y expresiones en la especialidad de Artes Plásticas y Visuales, están estrechamente relacionadas con la socialización de los jóvenes talentosos artísticos y favorecen la creación de relaciones expresivos.

La educación superior constituye la fase formación de formadores que desarrolla adecuadamente para fomentar las diversas competencias, donde el contenido artístico no debe ser un complemento sino parte esencial en la educación de los (as) futuros (as) formadores con visión comunitaria participativa de acuerdo a la ley Nº 070 de la educación Avelino Siñani - Elizardo Pérez.

En el primer año de formación se debe conocer la realidad de ser de un maestro y maestra, sus ambientes físicos y humanos de manera general y por medio de la condición múltiple de la vocación, lo cual se debe estimular fuertemente cuando se aplican recursos a partir desde las unidades de formación en el proceso de la preparación, en forma de juego y de libre expresión.

La práctica y disfrute en el arte aportan condiciones que activan las esferas cognitivas, expresiva y conductual del ser humano desde las más profundas exigencias. La percepción, la memoria, las emociones y motivaciones son procesos esenciales en el desarrollo de los jóvenes, a lo que la experiencia artística contribuye poderosamente posibilitando impresiones duraderas y valiosas en la formación de su personalidad como para futuros formadores.

El proceso de percepción de la formación considera que los estímulos de formación, formas de potencialidades en la especialidad; son altamente motivadores en el juicio y en el resto de las actividades de amaestramiento. Estos posibilitan despertar y exteriorizar las percepciones, ideas y sentimientos, que van surgiendo durante las etapas de desarrollo de su juventud que contribuyen a la formación de vivencias atractivas y la capacidad creadora de adquirir todas las armas necesarias que afrontara como futuros formadores.

La asociación y representación de estímulos provocados por los recursos aplicados incitan el interés, de la juventud y la creatividad. La práctica expresiva de la acumulación y la expresión madures condicionan el desarrollo de la potencialidad de jóvenes capaces de discernir sus conocimientos, tanto internos y externos. La práctica de movimientos, direcciones y utilización de espacios ayudan a satisfacer necesidades de movilización de sus capacidades. Además, los recursos empleados de, relaciones potencien y enriquecen la percepción y la representación en una satisfacción de conformidad en el mundo interior. Por su parte las unidades de formación es la manifestación de la alineación la que más fortalece influye en el desarrollo de la capacidad de conocimientos, a partir de la incorporación a la noble carrera, estimulan a reacciones emotivas y reconocimientos que preparen huellas para la atención y memoria de la juventud. Universalmente las especialidades preferidas de los estudiantes, satisface la formación con una idea de transformar la realidad.

La otra parte de la reflexión sobre el tema se enfoca en la formación del profesional de la educación superior, ámbito en que la educación en área de Ates Plásticas y Visuales tiene una doble importancia y valor, en tanto contribuye y reafirma la educación integral y simultáneamente la cultura profesional de los estudiantes de la carrera.

El pensamiento de la educación en la formación de formadores como unidad de formación del currículo ha de considerar el propósito de estructurar coherentemente y promover entre los estudiantes el interés por la confluencia del patrimonio de la alineación fortalecer la universalización del modelo educativo sociocomuintario, nacional y local con expresiones y valores tradicionales y más contemporáneos; a favor de un aprendizaje cultural amplio y desarrollador, que transite por la vivencia, la reflexión, la expresión valorativa y creadora, a favor del desarrollo no solo de conocimientos y prácticas, también de sentimientos, actitudes y valores humanos, como parte de la formación integral holística; capaz de consolidar procesos particulares y sociales de identidad cultural plurinacional.

Los contenidos de la cultura general y de la cultura artística en particular se hallan en las tradiciones, las costumbres populares, los productos de la obra creadora, los testimonios y memorias. También forman parte del conjunto de la cultura los acontecimientos cotidianos, las técnicas artísticas y su práctica, junto a fenómenos naturales incorporados a la expresión por medio del arte. Todos ellos constituyen contenidos imprescindibles que los estudiantes, futuros educadores, deben incorporar al trabajo pedagógico.

Los componentes de la cultura artística están presentes en el entorno del contexto social, macro sistema, que contiene al entorno material, científico-tecnológico, al reparo del entorno, individual-colectivo, comunitario, y al entorno simbólico, semiótico, axiológico, político e ideológico.

Ellos constituyen ámbitos de integración, interacción, intervención y transformación de la realidad de los seres humanos en la sociedad de manera comunitaria. Mientras más integrales sean las percepciones del sujeto, más ricas serán las lecturas valorativas y prácticas creadoras, que hará en el futuro acerca de los valores culturales y exquisitos.

Los modos de estabilización multidimensionales de sus expresiones constituyen fuerzas culturales del aprendizaje desarrollador formativo.

El entorno social estudiantil y las expresiones artísticas vinculadas a este, establecen experiencias y sensibilización por la cultura con poderoso efecto psicológico en las personas como futuros formadores, el avance o retroceso de su desarrollo depende de la acción educativa que se ejerza sobre ellos.

Asimismo, la formación educativa, es la perspectiva en un sentido holístico en la que estén presentes los contextos políticos, económicos, filosóficos, sociales en general, favorece el entendimiento y vivencias necesarias para cultivar el espíritu y ética profesional requerida por la profesión pedagógica, además de conducir a la formación de futuros ciudadanos culturizados con visión comunitario hacia un Estado Plurinacional.

Toda expresión vocacional produce y reproduce en el marco de una cultura, de un contexto vinculado estrechamente con otros elementos de ese entorno, abordar su estudio requiere actitud holística integradora, significa asimilar y recrear su semántica, sus funciones, las respuestas estéticas, las relaciones con otras declaraciones sensoriales y su socialización, esto incluye la utilización de los medios tecnológicos y la influencia de estos en la dinámica de la aproximación a la cultura artística.

Este aspecto además de reforzar el ajuste a las normas sociales en todas sus dimensiones, impulsa y contribuye a la identidad cultural, individual y social comunitario como formas de prolongación y permanencia de la cultura, condiciones de las que debe ser portador todo educador culto e integralmente formado con ética de políticas en el entorno de la realidad del contexto.

A partir de intercambios de opiniones con estudiantes la ESFM “Simón Bolívar” en Desarrollo del talento vocacional, pareciera para algunas que la concepción acerca de la preparación pedagógica que necesitan para desempeñarse como educadoras (os) de la educación de nuevas generaciones no requiere más que una simple y elemental preparación para realizar actividades comunes con los estudiantes de formación de formadores.

Evidentemente hay que hacer pensar acerca de las posiciones didácticas necesarias en correspondencia con las disposiciones y fundamentos de la educación superior en la ESFM y la relación específica, que la educación tiene con el resto de las asignaturas que forman parte de su formación como profesional.



Todo lo expresado anteriormente establece una posición didáctica a tener en cuenta por el formador de los formadores.

Antes es oportuno conocer como referencia básica para el trabajo en los espacios, que la didáctica en educación superior no es una idea de pocos interesados en el tema, es una exigencia de la educación en el milenio, en tanto, conferencias, talleres que auspicia el Ministerio de Educación y desde la universalización del Modelo Educativo Sociocomunitario Productivo la educación de formación superior, como respuesta a ella pone en una línea importante a las instituciones de formadores en el área de Artes Plásticas y Visuales; con atención a las siguientes razones:

Las artes plásticas y visuales son fundamentales para el desarrollo del conocimiento, como expresiones culturales de las naciones originarias y de la memoria y mejora psicosocial de los individuos.

Las situaciones sociopolíticas en el milenio requieren que desde la educación superior se eduque sobre la base de retomar el valor de las emociones, en lo que el arte contribuye de manera significativa; por lo cual lo afectivo, emotivo, biográfico y subjetivo debe alcanzar un rol esencial en la cotidianidad de las aulas y salones educativos.

Compromete sustituir las prácticas pedagógicas transmisoras y de recepción de una información para el conocimiento por una orientada a la educación en los valores, a partir de una educación cultural y artística de calidad.

La didáctica de la educación artística en los tiempos actuales no se concibe a la manera reduccionista disciplinaria, lo contrario a ello proclama la inter y transdisciplinariedad de sus saberes y el dominio de competencias y técnicas que son inherentes al arte.

La didáctica de la educación artística debe acoger principios constructivistas y desarrolladores que potencien el protagonismo de jóvenes como sujetos activos de su aprendizaje, con aproximaciones sucesivas que sienten las bases de una futura meta-cognición, en ello es preciso estimular intereses y proporcionar paulatinamente las vivencias necesarias desde imaginarios colectivos e individuales hasta la percepción directa de los hechos y fenómenos artísticos que forman parte del entorno inmediato a jóvenes que se forman para ser formadores.

Considerar como estrategia didáctica la escucha permanente y valoración de lo que los jóvenes quieren expresar como parte del contenido educativo.

Desarrollar y estudiar permanentemente sobre las metodologías que estimulen la observación como vía perceptiva especial, que lleva a la expresión diversa de lenguajes artísticos y condiciona la apreciación que jóvenes hacen de sí mismos y de los demás.

Discurrir en la aproximación de jóvenes a la cultura urbana y rural como contexto de enseñanza-aprendizaje, que contribuya a su progresiva preparación como futuros ciudadanos con conductas conscientes, críticas y creativas en los contextos interculturales.

El boliviano de la educación superior en su didáctica de la educación artística debe asumir el rol de mediador y motivador permanente de la apreciación y expresión artística de los jóvenes, pues ello estimula su contribución de la formación y desarrollo emotivo en su formación y a su desenvolvimiento social; así como contribuye a un mejor aprendizaje del resto de las unidades de formación en la formación de los jóvenes.

Estos aspectos referidos contribuyen a preponderar la formación en la especialidad de artes desde la educación superior hacia una recepción crítica y transformadora comunitaria. No interesa formar desde jóvenes, sino reflexivos, creativos, autocríticos e innovadores, es lo que la comunidad social (la gran sociedad) necesita, pues es innegable que la educación artística contribuye a mejorar al ser humano. Por otra parte ¿Quién puede imaginarse un hombre sin dibujar y monologar acerca de lo que conoce y sueña? No es tiempo de privarles del placer de expresar su fantasía imaginaria, su relación con el mundo, mientras más felices sean y se desarrollen mejor será el universo del mañana.



Un requerimiento en la concepción de la formación profesional boliviana

Otra arista de las discusiones internacionales se identifica con la formación de educadores. La formación (superior) de los profesionales de la educación artes plásticas y visuales debe considerar la educación artística como contenido de requerimiento profesional. La mayoría de las actividades que un educador en este nivel realiza con los jóvenes están permeadas, apoyadas o basadas en los recursos y medios expresivos de las artes, por tanto la educación artística abarca más terreno en la educación de la formación de formadores del que usualmente suele interpretarse y reconocerse. No en balde en el contexto de las carreras vinculadas al perfil de la educación superior, la educación artística tiene una presencia curricular.

La educación artística, por si sola engloba el resto de las manifestaciones. La tendencia mundial de la didáctica actual que orienta las concepciones curriculares se identifica con la integración de las artes. El desarrollo de competencias que un docente y sus estudiantes deben adquirir en materia de educación artística se conciben atendiendo a las nociones de integración e interacción de saberes y conocimientos técnicas expresivas que hoy condicionan y constituyen sustrato esencial del trabajo inter y transdisciplinario; en el contexto propio de la didáctica de las artes plásticas y visuales.

Si se observa la debida relación que ha de existir entre todos los contenidos de conocimientos, habilidades y valores de la profesión es posible advertir que no se deja de hablar de los aportes de los recursos expresivos y didácticos de la educación artística cuando se orienta el enfoque profesional de asignaturas como: Psicopedagogía, Psicología del aprendizaje, Psicolingüística, Estimulación, Modelos pedagógicos, Pedagogía del lenguaje, Desarrollo lúdico y creatividad, desarrollo afectivo. Los recursos de carácter psico-artísticos constituyen contenidos imprescindibles en la comprensión y aplicación educativa de los saberes inherentes a las materias antes mencionadas, que contribuyen al desarrollo profesional, social y humanista de las estudiantes de la carrera.

Otras asignaturas de la formación en educación superior y Atención a las necesidades educativas especiales no deben prescindir del abordaje y prácticas con recursos de la comunicación y expresión artística para la orientación a la familia y la comunidad, así como para incentivar la intervención educativa desde la diversidad cultural, con técnicas novedosas en el marco de actividades investigativas y de vinculación con la sociedad.

No menos importante resulta que la presencia curricular de la educación artística contribuye a elevar niveles de motivación profesional. A partir de conducir a las estudiantes por la vía del arte se refuerzan valores, conocimientos, sentimientos y actitudes en relación con de su futura profesión bajo la concepción de saber, saber hacer y saber ser.

Sobre la base de estos referentes, se han de desarrollar prácticas de base artística, que las estudiantes de carrera de arte pueden, luego, multiplicar en los centros de desarrollo de jóvenes durante los períodos de práctica profesional e investigativa para su titulación. Así, se orientan a transmitir y experimentar con niños y niñas, en función de educar y crear espacios de solución a múltiples problemáticas que en el plano sociocultural y contextos comunitarios se manifiestan.

Estos aspectos tratados condicionan la necesidad de formar educadores cualificados y con las competencias didácticas requeridas para la educación artística en los centros de educación de formadores y otros contextos no formales precisos de intervención.



CONCLUSIONES

Con atención a las exigencias educativas del milenio constituye un requerimiento en la formación del profesional a futuros formadores, la incentivación y aplicación de diversos lenguajes artísticos como recursos pedagógicos, estéticos y transformadores de conductas y hábitos educativos, que inciden en el desarrollo de procesos grupales de inclusión, participativos, reflexivos, dialógicos y creativos en las comunidades educativas y socio-territoriales, a favor de elevar la calidad de vida y mejoras en la atención integral de los jóvenes con una visión filosófica “vivir bien”.

En un sentido educativo estético, la acción valorativa y activa productiva manifestada en la actividad artística es indispensable a los procesos formativos no solo para preservar la cultura de un pueblo indígenas, su identidad cultural, también para manifestar el estilo de conducta que requiere la sociedad en su conjunto, como condiciones que reflejan los modos de sentir, pensar y actuar ante la vida. Ello promueve el interés por cultivar el sentido humano y sensible que hoy se requiere para un futuro mejor con estadía en armonía.

El cultivo de la educación artística en las universidades contribuye al desarrollo de la personalidad de sus estudiantes de forma integrada, en un proceso de reconciliación de la singularidad individual con la particularidad y generalidad social, para favorecer una formación profesional sobre la base de los valores de la cultura comunitaria y de la profesión en su sentido más amplio plurinacional.

Teniendo en cuenta el carácter formativo de artes plásticas se hace necesario enfatizar sus valores y posibilidades para el desarrollo creativo general, insertado en el proceso de enseñanza aprendizaje con enfoque comunitario, participativo, inclusivo e inter transdisciplinario, desde la concepción de programas curriculares y proyecciones extracurriculares.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

7 ago. 2017 - Cambio de dirección o información de contacto del estudiante. 98. Permiso de... Quejas o agravios de los estudiantes sobre la facultad. 103. https://www.eap.edu/images/descargas/academico/Catalogo_EAPD_2017_18.

Enseñanza y aprendizaje de las Artes Visuales y Plásticas. En concreto trabajaremos en la formación artística desde los contenidos fundamentales de la área. https://www.ugr.es/.../Guía%20APRENDIZAJE%20Y%20ENSEÑANZA%20ARTES%...

Estévez, M. A. (2007). Educación perceptiva interdisciplinaria basada en la percepción múltiple para la apreciación y expresión artística: Una estrategia didáctica. Tesis doctoral. Cienfuegos: Universidad de Cienfuegos.

Estévez, M. A. (2007). Educación perceptiva interdisciplinaria basada en la percepción múltiple para la apreciación y expresión musical: Una estrategia didáctica. Tesis doctoral. Cienfuegos: Universidad de Cienfuegos.

Giráldez, A. (2009). Fundamentos metodológicos de la educación artística. En Jiménez, Aguirre y Pimentel (coord.) (2009). Educación artística, cultura y ciudadanía. Madrid: OEI – Fundación Santillana.

Granadino, E. (2006). La educación inicial y el arte. Facultad de ciencias y humanidades de la Universidad del Salvador. Recuperado de: http://portal.oas.org/LinkClick.aspx?fileticket=USty90PYSho%3D&tabid=1282

UNESCO. (2008). Congreso Iberoamericano de Educación Artística: Sentidos transibéricos. Recuperado de: http://www.insea.org/docs/conclusiones%20CIAEA.pdf



Estévez, M. A. (2007). Educación perceptiva interdisciplinaria basada en la percepción múltiple para la apreciación y expresión artística: Una estrategia didáctica. Tesis doctoral. Cienfuegos: Universidad de Cienfuegos.

Cibergrafia… ¿Es necesaria la creación de un taller en el área de artes plásticas para ayudar a....visual y auditiva, permitiendo la formación del gusto estético. ... Es gracias a esta dirección cerebral que podemos ver, oír, pensar y.... (Documento digital jugando con las artes sobre la importancia de las artes. repository.udistrital.edu.co/bitstream/11349/.../GarzónVanegasGynnaYolanda2017
Catálogo: efi -> file -> pro vocaciones
pro vocaciones -> Historia oral en el aula, para una “enseñanza otra” de la historia Autor
pro vocaciones -> La música autóctona en el aprendizaje de la filosofía y la cosmovisión wilson Quispe Martinez
pro vocaciones -> El Juego como estrategia para mejorar el Desarrollo Curricular en Educación Superior Autor
pro vocaciones -> La cosmovisión de las artesanías en la cultura guaraní Autor: Gladys Moreno Escobar
pro vocaciones -> El muro de reflexiones, un espacio de informacióN, análisis, reflexióN, opinión y convivencia ray Alejandro Crispin Bernal
pro vocaciones -> ¿Qué implica ser educador en el modelo educativo sociocomunitario productivo?
pro vocaciones -> La identidad
efi -> Pila biológica de nuestras células
pro vocaciones -> Docente esfm angel mendoza justiniano


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos