El Amor Protege: Sanando las Heridas del Abuso Emocional



Descargar 92.14 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión29.12.2017
Tamaño92.14 Kb.
Vistas363
Descargas0
1   2   3   4

Declaración Oficial


DECLARACIÓN SOBRE VIOLENCIA FAMILIAR

Publicada por la Iglesia Adventista del Séptimo Día Mundial

1 de octubre de 1996
La violencia familiar involucra un asalto de cualquier clase —verbal, físico, emocional, sexual, o negligencia activa o pasiva—, cometido por parte de una persona o personas contra otra, dentro de la familia, ya sea que las personas estén casadas, sean familiares, vivan juntas o aparte, o estén divorciadas. Las investigaciones internacionales actuales indican que la violencia familiar constituye un problema global. Ocurre entre personas de todas las edades y nacionalidades, en todos los niveles socioeconómicos y en familias de todo tipo y de religiones y trasfondos no religiosos. Se ha encontrado que el índice total de incidencias es similar tanto en comunidades urbanas, como suburbanas y rurales.

La violencia familiar se manifiesta a sí misma en diferentes formas. Por ejemplo; puede manifestarse en forma de un ataque físico contra el cónyuge. Los ataques emocionales tales como amenazas verbales, episodios de ira, desvalorización del carácter y las demandas de perfección no realistas, son también abuso. Puede tomar la forma de coerción y violencia física dentro de la relación sexual matrimonial, o la amenaza de violencia a través del uso de intimidación ya sea verbal o no verbal. Esto incluye comportamientos tales como incesto y el maltrato o negligencia hacia hijos menores por parte de un padre o guardián, que trae como resultado daños o lesiones. La violencia contra personas ancianas puede ser de naturaleza física, sicológica, sexual, verbal, material y abuso o negligencia médica.

La Biblia enseña claramente que la marca distintiva de los creyentes cristianos es la calidad de sus relaciones humanas en la iglesia y en la familia. Está dentro del espíritu de Cristo el amar y aceptar, el procurar afirmar y edificar a otros, en vez de abusarnos o despedazarnos y rebajarnos unos a otros. No hay lugar dentro de los seguidores de Cristo para el control tirano y el abuso de poder y autoridad. Motivados por el amor de Cristo, sus discípulos son llamados a manifestar respeto y solicitud en favor del bienestar de otros, a aceptar tanto a hombres como mujeres como iguales y reconocer que cada persona tiene derecho al respeto y la dignidad. El fracaso en relacionarse con otros de esta manera es una violación contra su propia persona y devalúa a los seres humanos creados y redimidos por Dios.

El apóstol Pablo se refiere a la iglesia como a “los domésticos de la fe”, que funcionan como una familia extensiva que ofrece aceptación, comprensión y bienestar para todos, especialmente hacia aquellos que han sido lastimados o tienen desventajas. Las Escrituras presentan a la iglesia como a una familia en la que el crecimiento personal y espiritual puede llevarse a cabo, mientras que los sentimientos de traición, rechazo y dolor les abren paso a sentimientos de perdón, confianza y bienestar integral. La Biblia habla también acerca de la responsabilidad personal de proteger el templo de su cuerpo de la profanación, porque es sitio donde mora Dios.

Lamentablemente, la violencia familiar ocurre de hecho en muchos hogares cristianos. Afecta severamente la vida de todos los involucrados y con frecuencia trae como resultado percepciones distorsionadas a largo plazo, acerca de Dios, de sí mismos y de otros.

Creemos firmemente que la iglesia tiene la responsabilidad de -



1. Atender a aquellos que han estado involucrados en violencia familiar y de responder a sus necesidades al:

  1. Escuchar y aceptar a quienes están sufriendo de abuso. Amarlos y afirmarlos como personas de valor y mérito.

  2. Recalcar las injusticias del abuso y hablar en defensa de las víctimas, tanto dentro de la comunidad de fe, como en la sociedad.

  3. Proveer un solícito ministerio de apoyo en favor de las familias afectadas por la violencia y el abuso, para que tengan acceso y reciban asesoría de parte de profesionales adventistas del séptimo día si están disponibles, o a través de otros recursos profesionales en la comunidad.

  4. Alentar el entrenamiento y la colocación de servicios profesionales adventistas registrados, tanto para los miembros de iglesia como para las comunidades a su alrededor.

  5. Ofrecer un ministerio de reconciliación cuando el arrepentimiento del perpetrador hace posible la contemplación del perdón y la restauración de las relaciones. El arrepentimiento incluye siempre aceptación completa de la total responsabilidad por los males cometidos, la disposición a hacer restitución en toda forma posible y los cambios de conducta necesarios para eliminar el abuso.

  6. Enfocar la luz del evangelio en la naturaleza de las relaciones esposo y esposa, padres e hijos y otras relaciones cercanas y habilitar a las personas y familias para crecer en dirección de los ideales de Dios en esa vida que comparten juntos.

  7. Evitar el ostracismo o segregación tanto de las víctimas como de los perpetradores dentro de la familia o la comunidad de la iglesia, al mismo tiempo que se mantiene firmemente responsables a los perpetradores por sus acciones.

2. Fortalecer la vida familiar al:

  1. Proveer educación sobre vida familiar que esté orientada hacia la gracia e incluya una comprensión bíblica de la mutualidad, igualdad y respeto indispensables en las relaciones cristianas.

  2. Incrementar la comprensión de los factores que contribuyen a la violencia familiar.

  3. Desarrollar formas que puedan prevenir el abuso y la violencia, así como el ciclo recurrente que frecuentemente se observa dentro de las familias y a través de las generaciones.

  4. Rectificar creencias religiosas y culturales comúnmente sostenidas, que podrían ser usadas para justificar o encubrir la violencia familiar. Por ejemplo, aunque a los padres se les ha instruido por parte de Dios que corrijan a sus hijos en forma redentora, esta responsabilidad no les da derecho a castigar y tomar medidas disciplinarias duras y hostiles.

3. Aceptar nuestra responsabilidad moral de estar alertas y responder al abuso dentro de las familias de nuestras congregaciones y nuestras comunidades y declarar enfáticamente que tal comportamiento abusivo es una violación de las normas del cristianismo adventista del séptimo día. Cualquier indicación o información sobre abuso no debe ser en ninguna manera minimizado, sino debe dársele seria consideración. El permanecer, como miembros de iglesia, indiferentes, sin ofrecer ninguna respuesta, es condonar, perpetuar y posiblemente hacer que se extienda más la violencia familiar.

Si hemos de vivir como hijos de luz, debemos iluminar la oscuridad cuando la violencia familiar tiene lugar en nuestro medio. Debemos cuidar unos de los otros, aun cuando podría ser más fácil permanecer no involucrados.

(La declaración anterior se basa en los principios expresados en los siguientes pasajes bíblicos: Éxodo 20:12; Mateo 7:12; 20:25-28; Marcos 9:33-45; Juan 13:34; Romanos 12:10, 13; 1 Corintios 6:19; Gálatas 3:28; Efesios 5:2, 3, 21-27; 6:1-4; Colosenses 3:12-14; 1 Tesalonicenses 5:11; 1 Timoteo 5:5-8.)

Esta declaración fue votada por la Junta Administrativa de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día (ADCOM) el 27 de agosto de 1996 y fue enviada para su consideración al Concilio Anual celebrado en San José, Costa Rica, el 1 de octubre de 1996.



Contenido del folleto



NO HAY EXCUSA PARA EL ABUSO

Violencia en Relaciones y Noviazgos
Distribuido por Women’s Healing and Empowerment Network

(Red de Sanidad y Habilitación de la Mujer)

PO Box 9637, Spokane, WA 99209
Teléfono: 509.323.2123 or 877.276.5597

E-mail:info@whenetwork.com



www.whenetwork.com

© 2016 Mable C. Dunbar, Ph.D., L.P.C.


Ministerio de la Mujer sugiere la presentación de este nuevo folleto en la serie enditnow, “Violencia en las Relaciones y Noviazgos”. El archivo en PDF para imprimir el folleto y las diapositivas del PowerPoint que lo acompañan se envían por separado dentro de este paquete de sermón y materiales.

DEFINICIÓN Y CARACTERÍSTICAS
El abuso en el noviazgo de adolescentes es un patrón de conducta abusiva utilizado para ejercer poder y control sobre otra persona. Puede ser lo siguiente:


  • Cualquier tipo de violencia física o amenaza de violencia física para ganar control.

  • Abuso emocional o mental, tal como jugar juegos mentales, hacerte sentir que estás loca, enviarte textos constantemente, o criticándote o haciéndote menos constantemente.

  • Destruir tu tarea escolar.

  • Decidir sobre las actividades escolares en las que puedes participar.

  • Abuso sexual, incluyendo el hacerte hacer algo que tú no deseas hacer, o hacerte sentir mal sexualmente acerca de ti misma. Amenazar con violarte.


ALGUNOS EFECTOS DE LA VIOLENCIA EN RELACIONES Y NOVIAZGOS


  • Abusarse a sí mismo(a) (cortarse)

  • Habilidades de comunicación deficientes

  • Pesadillas

  • Temor

  • Inhabilidad para concentrarse

  • Insomnio

  • Aislarse, replegarse

  • Ira

  • Promiscuidad

  • Paranoia

  • Vergüenza

  • Agresión

  • Pérdida de confianza propia

  • Dificultad para tomar decisiones

  • Desórdenes de la alimentación

  • Depresión

  • Culpa

  • Ansiedad



ESTADÍSTICAS
Los adolescentes que abusan de sus novias o novios hacen las mismas cosas que los adultos que abusan de sus compañeros de vida. La violencia en citas de adolescentes es tan seria como la violencia doméstica entre adultos. Y es muy común.


  • Aproximadamente, 1 de cada 5 estudiantes de escuela secundaria, de sexo femenino, informa haber sido física o sexualmente abusada por una pareja o novio. —Jay G. Silverman, PhD; Anita Raj, PhD; Lorelei A. Mucci, MPH y Jeanne E. Hathaway, MD, MPH, “Violencia en noviazgos, en contra de jovencitas adolescentes y asociado uso de sustancias dañinas; control no saludable de peso; comportamiento sexual riesgoso; embarazo y suicidio”. Journal of the American Medical Association, Vol. 286, No. 5, (2001).




  • La violencia en las relaciones de noviazgo de adolescentes va más allá de las fronteras de raza, género y las socioeconómicas. Las víctimas son tanto de sexo masculino como femenino, pero los jóvenes y las jóvenes son abusivos en diferentes maneras:




    • Es más probable que las adolescentes griten, se lastimen a sí mismas, pellizquen, abofeteen, rasguñen o pateen.

    • Los adolescentes lastiman a las adolescentes en forma más severa y más frecuentemente.

    • Algunas víctimas adolescentes experimentan violencia ocasionalmente.

    • Otras son abusadas más frecuentemente …a veces diariamente. “Teen Victim Project” (Proyecto sobre víctimas adolescentes) National Center for Victims of Crime (Centro nacional para víctimas de crimen), http://www.ncvc.org.




  • La gente joven, de entre 12 y 19 años, experimenta los índices más altos de violación y asalto sexual. Los adolescentes de 18 y 19 años experimentan los más altos índices de acoso. Aproximadamente, 1 de cada 3 jovencitas adolescentes en los Estados Unidos es víctima de abuso físico, emocional o verbal por parte de un novio. —www.futureswithoutviolence.org.




  • La violencia entre compañeros íntimos adolescentes está asociada con el aumento de riesgo de uso de sustancias dañinas, conductas no saludables en cuanto a control de peso, conductas sexuales riesgosas, embarazo y suicidio. —Molidor, Tolman, y Kober, (2000).

Las relaciones abusivas experimentan buenos y malos momentos. Lo que hace a la violencia en las citas ser tan confusa, es que el amor está mezclado con el abuso. Esto hace que sea difícil de reconocer si la persona ha sido abusada. Si la persona no está segura, puede ayudarse con la siguiente lista de verificación de señales de advertencia. Realmente mereces ser tratada todo el tiempo como una persona a quien se debe amor y respeto por parte de tu novio o tu novia.


MITOS Y ACTITUDES

El Abusador

  • “Un hombre necesita tener control sobre la relación”.

  • “Eso es lo que están buscando algunas jovencitas, por eso se quedan en la relación”.

  • “Cuando el joven golpea a la joven, ella es la que tiene la culpa”.

  • “Cuando un hombre se enoja, realmente no puede evitarlo”.

  • “Es comprensible golpearla; tal vez así la próxima vez aprenda a no hacerme enojar”.


La Víctima

  • “Lo amo. Soy la única persona que puede ayudarlo”.

  • “No debería de haberlo fastidiado”.

  • “Fue mi culpa que se enojara”.

  • “Si yo cambio, él va a cambiar”.


PRUEBA SOBRE VIOLENCIA EN UN NOVIAZGO

¿Eres una Persona Abusiva?


  1. ¿Estás constantemente checando a tu pareja y la acusas de estar con otra persona?

  2. ¿Eres una persona extremadamente celosa o posesiva?

  3. ¿Has golpeado, pateado, empujado o les has arrojado cosas a tu pareja?

  4. ¿Has alguna vez amenazado a tu pareja o has roto cosas en presencia de tu pareja?

  5. ¿Has forzado a tu pareja a tener relaciones sexuales contigo o la has intimidado de tal manera que tu pareja tiene miedo de decir no?

  6. ¿Has amenazado alguna vez con lastimar a tu pareja?

  7. ¿Has amenazado alguna vez con lastimarte a ti mismo si tu pareja rompe la relación contigo?

Si una o más de las preguntas anteriores se aplica a tu comportamiento, debes reconocer que estás ejerciendo abuso físico, emocional, verbal o sexual en contra de tu pareja. Si puedes reconocer que lo que estás haciendo está mal, entonces:




  1. Tienes que hacerte responsable por tus acciones.

  2. No puedes echarle la culpa de tu comportamiento a tu pareja o a otros.

  3. Puedes cambiar tu forma de actuar si obtienes el apoyo de un consejero.

  4. Puedes acudir al centro de asesoría más cercano.

  5. Necesitas hacer algo al respecto tan pronto como sea posible. Si no lo haces, las cosas se van a poner peor y va aumentar tu grado de violencia.

  6. Podrías estar o llegar a estar violando la ley con tu conducta abusiva.


PRUEBA SOBRE VIOLENCIA EN UN NOVIAZGO

¿Has estado siendo abusado?


  1. ¿Te asusta el temperamento o mal carácter de tu pareja?

  2. ¿Tienes miedo de no estar de acuerdo con tu pareja?

  3. ¿Estas constantemente pidiendo disculpas por el comportamiento de tu pareja, especialmente cuando te ha tratado muy mal?

  4. ¿Tienes que justificar cada lugar al que vas y cada cosa que haces?

  5. ¿Te rebaja y desprecia constantemente tu pareja y luego dice que te ama?

  6. ¿Has recibido golpes, patadas, empujones por parte de tu pareja o te ha arrojado cosas?

  7. ¿Has dejado de ver a miembros de tu familia o amigos, o dejado de hacer otras cosas por causa de los celos de tu pareja?

  8. ¿Has sido forzado a tener relaciones sexuales cuando no querías tenerlas?

  9. ¿Tienes miedo de quebrantar la relación porque tu pareja te ha amenazado con lastimarse a sí misma?

  10. ¿Te sientes con menos confianza en ti mismo(a) cuando estás con tu pareja?

  11. ¿Te da miedo o te preocupa el hacer o decir “algo equivocado”?

  12. ¿Tienes que cambiar tu actitud o conducta por temor o para evitar una pelea?

Si una o más de las preguntas anteriores se aplica a tu relación, entonces eres una persona abusada y podrías elegir entre varias cosas. Podrías:




  1. Dar por terminada la relación y elegir no ver a tu pareja.

  2. Obtener ayuda de parte de alguien en quien confías, preferiblemente una persona adulta.

  3. Ver a un consejero del centro de asesoría de tu escuela.

  4. Llamar al programa local de violencia doméstica.


LISTA DE VERIFICACIÓN DE SEÑALES DE ADVERTENCIA
( ) Celos Intensa envidia y casi paranoia puede llevar al aislamiento de la víctima. Ejemplo: La novia no puede notar, mirar a, o hablar con otro hombre; no puede salir sola o con amigos.

( ) Vida familiar Ha experimentado violencia o ha sido testigo de situaciones abusivas en su hogar durante su infancia. Ejemplo: El padre abusa a su madre; el hermano abusa a su esposa o novia; la persona ha sido abusada por uno de los padres o hermanos.

( ) Odia a su madre Fuertes sentimientos negativos hacia la madre; habla negativamente o rebaja a la madre o a la mujer en general.

( ) Mal genio, bajo control de sus impulsos Va a atacar rápidamente haciendo uso de violencia; es fácilmente provocado a la ira; usa un alto grado de agresión física para resolver sus problemas.

( ) Abuso de sustancias dañinas Consume bebidas alcohólicas o drogas en forma regular. Ejemplo: La persona abusadora arguye: “No lo habría hecho jamás si no hubiera estado ebrio”. La víctima excusa ese comportamiento, diciendo: Él solamente me golpea cuando está borracho”.

( ) Expectativas rígidas en los papeles a desempeñar Un enfoque irreal hacia la vida; la mujer cumple un solo papel: Ser dependiente, sumisa, obediente. El hombre cumple solamente un papel: Jefe, el que toma las decisiones, dominante, macho.

( ) Control El control rige completamente la relación; no son importantes los puntos de vista de la otra persona; sus opiniones, actitudes y creencias deben siempre prevalecer.

( ) Poder dictatorial Desea el control absoluto. Ejemplo: Dicta cuál sea la vestimenta de la víctima, su tipo de arreglo personal, estilo de peinado, elección de amigos, etc.

( ) Agresión desplazada Consciente o inconscientemente le echa la culpa a algo que no está relacionado con el problema en sí. Ejemplo: El abusador se enoja por algo ocurrido en la escuela, trabajo o casa, cuando le pega a su novia.

( ) Golpear las paredes, lanzar objetos, insultos verbales Acciones que usualmente llevan a la violencia física.

( ) Personalidad Jekyll–Hyde (dual) Cambios extremos de estado de ánimo.

( ) Baja estima propia Bajo concepto de su estima propia; el rebajar a otros le ayuda a sentirse mejor acerca de sí mismo.


TUS DERECHOS EN UNA RELACIÓN DE NOVIAZGO
Tienes el derecho a . . .


  • Expresar tus opiniones y hacer que se respeten.

  • Hacer que tus necesidades sean tan importantes como las necesidades de tu pareja.

  • Crecer como persona a tu propia manera.

  • Cambiar de parecer.

  • No ser responsable por el comportamiento de tu pareja.

  • No ser abusado(a) física, sexual o emocionalmente.

  • Romper relaciones con alguien a quien le tienes miedo.

  • Ser feliz y saludable.

Habla con tus padres u otro miembro adulto de tu familia, o con un consejero o maestro en la escuela; o bien, llama (en los Estados Unidos) a National Domestic Violence Hotline, al 1-800-799-SAFE (1-800-799-7233) o a National Teen Dating Abuse Hotline, al 1-866-331-9474.


Recuerda, no estás sola(o). Puede ayudarte el hablar con alguien al respecto. Sin ayuda, es muy probable que la violencia se vuelva peor.
PARA MAYOR INFORMACIÓN

womensministries@gc.adventist.org

www.adventistwomensministries.org

www.enditnow.org

Departamento de Ministerio de la Mujer

Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día

12501 Old Columbia Pike

Silver Spring, MD 20904-6600 USA



1 (301) 680-6608










Compartir con tus amigos:
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos