El acné es una enfermedad inflamatoria de la unidad pilosebácea, de carácter polimorfo y autolimitada



Descargar 227 Kb.
Fecha de conversión24.12.2017
Tamaño227 Kb.
Vistas166
Descargas0

INTRODUCCION

El acné es una enfermedad inflamatoria de la unidad pilosebácea, de carácter polimorfo y autolimitada


Es una de las patologías dermatológicas más frecuentes, ya que afecta casi al 80% de los adolescentes con un pico máximo de incidencia entre los 14 y 17 años en las mujeres y entre los 16 y 19 años entre los varones, en relación con el inicio de la pubertad.

Representa el 25% de las consultas al dermatólogo, convirtiéndose en uno de los principales factores influyentes en la disminución de la calidad de vida y provocando efectos adversos importantes en el desarrollo psicológico del adolescente que la sufre.

En torno al acné podemos encontrar muchos mitos y creencias populares, tales como que la influencia de la dieta, el alcohol, etc. Pero en medio de estos mitos se han investigado factores reales que influyen en el desarrollo y evolución de esta enfermedad, entre los cuales podemos nombrar los antecedentes familiares, la falta o el aseo excesivo, uso de cosméticos o cremas, la exposición al sol, la presión de las lesiones, medicamentos como los esteroides, alteraciones emocionales, el cigarrillo y ciertas ocupaciones.

Este trabajo busca evaluar los factores agravantes y predisponentes del acné y la prevalencia de esta patología en una muestra de alumnos universitarios de Medellín entre los 16 y 23 años.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

 

El acné es una patología dermatológica, con gran impacto sociocultural y económico en la juventud; de hecho se considera el principal motivo de consulta dermatológico en pacientes que oscilan entre edades de los 12 a los 23 años, siendo estos más susceptibles a aislamiento, depresión y baja autoestima. De ahí radica la importancia de informar y esclarecer los factores de riesgo reales, así mismo poder desmitificar y orientar de manera oportuna a las personas sobre esta enfermedad.


En la población afectada encontramos factores agravantes y predisponentes comunes que han sido estudiados con anterioridad, entre los cuales podemos nombrar : antecedentes familiares, el uso de medicamentos especialmente los esteroides, el uso de cosméticos y cremas, la fricción, la falta o el aseo excesivo, la exposición al sol, el tabaco, el estrés, el cigarrillo y algunas ocupaciones. La gravedad de la infección, el tiempo de duración de la misma y la edad de presentación son factores que determinan el pronóstico en esta patología y sus secuelas como son las hiperpigmentaciones y cicatrices.

 
 La necesidad de aclarar los mitos y creencias que surgen de esta patología, radica en que éstos influyen sobre sus hábitos de limpieza, alimentación, y convivencia, agravando más la situación emocional. Si se conoce los factores y desencadenantes del acné se lograría un tratamiento oportuno.

 

Este estudio está dirigido a establecer los factores agravantes y predisponentes de esta patología en los estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años. Se busca describir la incidencia y prevalencia, su impacto social, mitos y creencias en torno a éste; de esta manera crear una base para futuros estudios y así brindar información básica y clara para establecer regímenes adecuados para un mejor pronostico y tratamiento de esta patología.



 

 

AnTECEDEnTES DEL PROBLEMA

Un estudio realizado en 2001 En Estados Unidos por Jerry K y col, acerca de las

Opiniones y percepciones del paciente con acné encontró lo siguiente:

En cuanto a los factores que creyeron que agravaron o causaron su acné están:

Hormonas (64%), genéticos (38%), mala higiene de la piel (29%), infecciones (18%), estrés (71%), suciedad (62%), calor y humedad (54%), cosméticos (46%), ejercicio y sudoración (45%) y dieta (44%).

La información acerca del acné la obtuvieron: del médico general (71%), revistas (44%), televisión (44%), parientes (31%) y amigos (28%).

El 59% cree que el acné se cura, 17% que es incurable y 37% no sabe. El tratamiento más utilizado fue: limpiadores (87%), rellenar el acné (55%), loción para acné (47%), producto para cubrirlo (27%) y mascarillas faciales22%).

Las mujeres prefirieron el tratamiento tópico, comparado con los hombres (37 vs 7%) y éstos, la terapia sistémica (32 vs 14%). Los pacientes con acné severo prefirieron esta última comparados con los que tenían un menor grado de acné (32 vs10%).

El estudio reportado por Solórzano y Contreras en escolares de secundaria en Lima- Perú en el 2005, encontró que el tabaco y los antecedentes familiares son factores importantes asociados al acné.



En cuanto a los mitos y creencias que se tienen acerca del acné, se encontró un estudio realizado en 2006 por la Universidad de Newcastle llamado The causes of acné: a qualitative study of patient perceptions of acne causation and their implications for acne car ,por Parker Magin, Jon Adams, Gaynor Heading, Dimity Pond, Wayne Smith, donde se evalúan las diferentes creencias que se tienen acerca del acné y como influyen en el desarrollo de esta enfermedad. La dieta fue citada universalmente como una causa de acné. Allí se incluían alimentos como el chocolate, grasas, comida chatarra, café, refrescos, dulces, alcohol, aditivos, colorantes y preservantes.

Para la mayoría de los encuestados, la falta de limpieza de la piel es un factor asociado con la presencia del acné; lo relacionan con los deportes de contacto, el sudor, la polución, maquillaje oleoso o un lavado inadecuado.

Los encuestados consideraron el lavado frecuente de la piel como una terapia para el acné.


En muchos de los participantes se encontró la creencia de que el sol y el agua salada eran medidas eficaces para controlar el acné.

Un estudio realizado en 2007 sobre la epidemiologia del acné en adolescentes del noreste de China realizado por Wei B, Pang Y, Zhu H, Qu L, Xiao T, Wei HC, Chen HD, He CD, reporto que los factores de riesgo para sufrir acné en esa población incluían historia familiar de acné, estrés, desordenes menstruales, insomnio, dieta rica e grasas, el ser hombre, dismenorrea, ansiedad, dormir menos de 8 horas al día, depresión, consumo de frituras, las comidas picantes y los tipos de piel grasosa y mixta. Entre los factores protectores hallados se encuentra: piel seca o mixta, consumo frecuente de frutas y el uso del computador menos de 2 horas al día.

Wu TQ, Mei SQ, Zhang JX, Gong LF, Wu FJ, Wu WH, Li J, Lin M, Diao JX reporta Otro estudio también realizado en adolescentes de China sobre la prevalencia y factores de riesgo del acné vulgar facial , los cuales incluye la edad, el tipo de piel(grasosa, mixta o neutra en comparación con la piel seca), sueño insuficiente y uso de maquillaje.


En un estudio realizado en 2008 en Estados Unidos por Adebamowo CA, Spiegelman D, Berkey CS, DanbyFW, et al acerca de Consumo de lácteos y acné en adolescentes, se encontró una asociación positiva entre el consumo de lácteos sin grasa y acné. Este hallazgo sugiere que la leche sin grasa contiene hormonas o factores que estimulan a las hormonas endógenas que producen un efecto biológico en sus consumidores.

Un estudio realizado e Irán en el 2009 por S. Zahra Ghodsi, Helmut Orawa and Christos C. Zouboulis acerca de la prevalencia, severidad y factores de riesgo asociados al acné en 1002 estudiantes de secundaria, reportó que la prevalencia de acné era del 94% en hombres y de 92% en mujeres. Se encontró acné entre moderado y severo en el 14% de la población .El riesgo de sufrir acné aumentaba con el numero de familiares con historia de acné. Otros factores de riesgo asociados con acné moderado a severo fueron: la pubertad, seborrea, periodo menstrual, stress y consumo de alimentos dulces y grasosos. En contraste, el género, las comidas picantes y el fumar no fueron asociados con la severidad del acné.


Un estudio realizado por Yahya H en 2009 en 539 adolescentes de Nigeria que cursaba secundaria acerca de la prevalencia, severidad, creencias, percepciones y practicas acerca del acné y que oscilaba entre los 11 y 19 años, reporto lo siguiente: 274 (50.8%) era hombres, mientras que 265 (49.2%) era mujeres. La edad media fue de 16 años. 320 estudiantes reportaron acné (59.4%). De los 418 estudiantes examinados, 379 tenían acné, encontrándose una prevalecía del 90.7%.La prevalecía del acné aumentó con la edad (76.7% entre 10-13 años; 88.2% entre 14-16 años; 97.1% entre 17-19 años). 353 de 379 (93.1%) tenia acné leve, mientras que 26 de 379 (6.9%) tenia acné moderado. La severidad del acné fue similar en hombres y en mujeres. 47.7%de los estudiantes refirieron sentirse tristes o infelices por al acné, pero el 70% refirió que esto o interfería con sus relaciones familiares, amigos o desempeño escolar. La dieta fue un factor común que ellos creían como causante del acné.

Un estudio realizado de Estados Unidos en 2010 por H. R. Ferdowsian, MD, MPH; S. Levin, MS, RD, acerca de la asociación entre la alimentación y el acné describe una asociación entre una dieta hiperglicemica y una duración prologada del acné. No se encontró relación directa con el consumo de chocolate, grasas saturadas o consumo de sal. Se demostró que una dieta hipoglicemica puede influenciar los niveles hormonales y mejorar la sensibilidad a la insulina y el acné

No se encontraron estudios de este tipo reportados en Medellín o en Colombia.

Objetivo general

Determinar los factores agravantes, factores aliviadores y los mitos relacionados con el acné en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años de edad.

Objetivos específicos



  • Establecer la incidencia y prevalencia del acné en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años de edad.

  • Describir los factores agravantes y aliviadores del acné encontrados en los estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años de edad

  • Describir cuales son los mitos en torno al el acné encontrados en los estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años de edad.

  • Indagar acerca de los hábitos de aseo y cuidado de la piel en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años de edad.

  • Clasificar según el grado de severidad a los estudiantes diagnosticados con acné.

  • Determinar el Índice de Calidad de Vida en dermatología en los estudiantes diagnosticados con acné


DISEÑO METODOLOGICO

Tipo de Estudio: Descriptivo de corte transversal

CRITERIOS DE INCLUSIÓN: JOVENES ENTRE 16 Y 23 AÑOS QUE CURSAN ALGUNA CARRERA DENTRO DE LA INSTITUCION Y QUE ACEPTEN PARTICIPAR EN EL ESTUDIO
CRITERIOS DE EXCLUSIÓN:

Personas con alguna enfermedad dermatológica que modifique las lesiones del acné.

Sujetos que no diligencien completamente la encuesta o que no firmen el consentimiento informado.
POBLACION DE ESTUDIO: Se tomara una muestra de 500 jóvenes entre los 16 – 23 años de edad que estudien en La Corporación Universitaria Remington.
TECNICA PARA RECOLECCION DE DATOS:

Técnica Primaria: Se realizará un cuestionario diseñado por una Especialista en Dermatología. La encuesta será diligenciada por los estudiantes que cumplan los criterios de inclusión. Inicialmente se realizará una prueba piloto a 20 estudiantes para evaluar la fácil comprensión de cuestionario y este se modificará en caso de ser necesario. Se identificarán de manera visual los pacientes que presenten acné al momento de realizar la encuesta y se les realizará la clasificación del grado de acné.; además se les solicitará llenar el índice de calidad de vida en dermatología (realizado por AY Finlay y GK Khan en Abril de 1992), encuesta validada y ampliamente utilizada a nivel internacional.
PROCESAMIENTO DE DATOS Y ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN:

Los datos serán obtenidos por medio de la encuesta y serán tabulados y analizados por medio del programa EXCEL. Para las variables cualitativas se determinarán las frecuencias absolutas y relativas y para las variables cuantitativas las medidas de tendencia central. Se evaluará la asociación entre las variables cualitativas por medio de la prueba Chi cuadrado y se entenderá como significativo valores de p inferiores a 0.05



Aspectos éticos:
La investigación que se realizará en la Corporación Universitaria Remington de la ciudad de Medellín se clasifica de acuerdo con la declaración internacional de Helsinki y la resolución nacional 8430 de 1993 del ministerio de salud titulo II articulo 11 como una investigación sin riesgos biológicos, fisiológicos, psicológicos y sociales.
IMPACTOS ESPERADOS

  • Establecer estrategias para disminuir el impacto del acné en la población juvenil.



  • Reducción de las malas prácticas de higiene dermatológica en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años.



  • Mejoramiento en la calidad de vida en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años que sufran de acné.



  • Eliminar mitos en torno al acné en estudiantes de la Corporación Universitaria Remington entre los 16 y 23 años.

MARCO TEORICO



Definición

El acné es una inflamación de las unidades pilo sebáceas de determinadas zonas del cuerpo, que aparece sobretodo e la adolescencia y que se presenta e forma de comedones, papulopustulas, o nódulos y quistes. Todos los tipos pueden dar lugar a cicatrices hundidas, deprimidas o hipertróficas, pero estas son mas frecuentes en el acné noduloquistico y el acné conglobata. (1,2)



Epidemiología

Afecta aproximadamente el 85% de los jóvenes. Inicia entre los 16 y 17 años e las mujeres y de 14 a 19 años e los varones; sin embargo puede aparecer a los 25 años o más tarde.

Es más grave e los varones. Hay menor incidencia e personas de raza amarilla y negra.

La mayoría de personas coa ce quístico tiene algún progenitor con antecedentes de acné grave. (1, 2,11, 19, 20)



Patogenia

Los factores clave son la queratinización folicular, los andrógenos y el Propionibacterium acnes.

El acné se produce como resultado de un cambio en la queratinización de la unidad pilo sebácea, de modo forma que el material queratinoso se vuelve más denso y bloquea la secreción de sebo. Estos tapones de queratina recibe el nombre de comedones.

El taponamiento de los comedones y una interacción compleja entre andrógenos y bacterias en las unidades pilo sebáceas obstruidas provoca la inflamación. Los andrógenos estimula la producción de grandes cantidades de sebo por la glándula sebácea. Las bacterias contienen lipasa que convierte el lípido en ácidos grasos y produce mediadores de la inflamación (interleukina 1 y factor de necrosis tumoral alfa).

Los ácidos grasos y los mediadores de la inflamación causan una respuesta inflamatoria estéril en la unidad pilo sebácea. Las paredes del folículo distendido se rompe y su contenido penetra la dermis, provocado una respuesta inflamatoria y de cuerpo extraño.

La rotura unida a la intensa inflamación causa cicatrices. (1, 2, 11, 19, 20)



Factores agravantes

  • Hormonas (Andrógenos): pueden estar incrementados en pacientes femeninas y los hombres con acné presentan niveles elevados de androstenodiona y testosterona.

  • Algunos cosméticos: algunos de estos productos tienen alta capacidad comedogénica.

  • Luz ultravioleta: puede agravar la enfermedad, acentúa las cicatrices.

  • Factores mecánicos: frote, roce, estiramiento, compresión.

  • Corticoesteroides: por si mismos no son comedogénicos, pero cambia la forma en la que el folículo reacciona a las sustancias comedogénicas, aumentando su efecto.

  • Sustancias químicas

  • Estrés emocional

  • Fármacos: litio, hidantoina, isoniazida, glucocorticoides, anticonceptivos orales, yoduros, bromuros, andrógenos, danazol. (1, 2, 5-9, 12, 15,25-32)

Lesiones de la piel

-Comedones: abiertos o espinillas y cerrados o putos blancos.

-Pápulas y papulopustulas: Pápula con una pústula en su parte superior.

-Nódulos o quistes: de 1 a 4 cm de diámetro. Los nódulos blandos son la consecuencia de roturas y reencapsulaciones repetidas de los folículos con inflamación, formación de abscesos y reacción de cuerpo extraño.

Los quistes son seudoquistes y no esta revestidos de epitelio sino que representan abscesos fluctuantes.

Los nódulos y quistes redondos aislados convergen para formar desembocaduras lineales y trayectos fistulosos.

-Fístulas: vías de drenaje de paredes epiteliales, por lo general en el acné nodular.

-Cicatrices: atróficas hundidas o hipertróficas. (1,2, 13)



Localizaciones preferentes: cara, troco, cuello, parte superior de los brazos y nalgas. (1, 2,13)

Formas especiales

-Acné conglobata: acné quístico grave que afecta más al troco que a la cara. Nódulos, quistes, abscesos y úlceras que confluye, se da en personas con fenotipo XXY (varones altos, con ligero retraso metal y comportamiento agresivo) y con ovario poli quístico.

-Acné fulminante: Se da en varones adolescentes de 13 a 17 años .Acné quístico grave de inicio agudo con supuración y siempre con ulceración; también causa malestar general, cansancio, fiebre, artralgias generalizadas, leucocitosis y aumento de la velocidad de sedimentación globular.

-Acné tropical: brote de acné, habitualmente con foliculitis severa, nódulos inflamatorios y quistes que drenan en el troco y en las nalgas en climas tropicales; infección secundaria por Stafilococus aureus.

-Acné con edema facial: asociado a edema recalcitrante que desfigura la línea media de la cara. Induración leñosa con o si eritema.

-Acné recalcitrante: puede estar relacionado con una hiperplasia suprarrenal congénita.

-Acné excoriado: acné leve principalmente en mujeres jóvenes, asociado a extensas excoriaciones y cicatrización como consecuencia de trastornos emocionales y psicológicos (trastorno obsesivo compulsivo).

-Acné neonatal: en la nariz o las mejillas del recién nacido o el lactante, relacionado con el desarrollo glandular y es transitorio.

-Acné ocupacional: debido a exposición a sustancias como el alquitrán, aceites de corte, hidrocarburos clorados. Comedones grades, pápulas inflamatorias y quistes; puede aparecer en lugares del cuerpo diferentes a los que generalmente son afectados por el acné.

-Cloracné: Debido a la exposición a hidrocarburos aromáticos clorados presentes en conductores eléctricos, insecticidas y herbicidas.

-Acné por cosméticos: debido a cosméticos comedogénicos.

-Acné mecánico: Brotes de acné preexistente en la cara, como consecuencia de apoyar la cara sobre las manos o la frente, por llevar cascos de futbol americano. (2, 10, 11, 13,14)


Clasificación

El diagnóstico del acné es clínico. Existen múltiples clasificaciones de éste, siendo una de las más simples la siguiente:





(6)

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

El acné habitualmente no presenta dificultades diagnósticas. Sin embargo, en ocasiones, el cuadro clínico puede generar cierta dificultad, para diferenciarlo de otras patologías, algunas de ellas muy frecuentes en la práctica diaria.

Comenzaremos a describir los diagnósticos diferenciales que pueden presentarse en la práctica diaria.
Rosácea

La rosácea, se observa con mayor frecuencia entre la tercera y la sexta década de la vida, en individuos de piel clara y ascendencia céltica, con mayor incidencia en las mujeres.

Habitualmente, no se encuentran comedones. Es una enfermedad inflamatoria centrofacial con la aparición sucesiva, o simultánea de telangiectasias, pápulas y pústulas, siguiendo un curso evolutivo crónico, en el que alternan períodos de empeoramiento y remisión. Puede observarse edema persistente, especialmente en las mejillas y el entrecejo, probablemente causado por una anormalidad subyacente de los linfáticos.

La rosácea presenta también un componente ocular que comprende manifestaciones menores y mayores, desde blefaroconjuntivitis hasta queratitis severas.

En los varones se puede producir, con mayor frecuencia que en las mujeres, un rinoforma, en las etapas avanzadas de la enfermedad.
Dermatitis seborreica

Se presentan como lesiones eritematoescamosas, algunas pápulas en pliegues nasolabiales y la frente. Se pueden observar lesiones similares en la región del pecho y la espalda, axilas, ingles y el cuero cabelludo. Es común el hallazgo de P. Ovale. No se encuentran comedones.


Sicosis de la barba

Es una dermatosis poco frecuente, se la observa más a menudo en afrocaribeños.

Se caracteriza por la presencia de pápulas o pústulas de color rojizo en el área de la barba, con tendencia a la cronicidad, que ocasionalmente pueden dejar cicatrices hipertróficas.
Elastoidosis a quistes y comedones (Favre-Racouchot)

Es una variante de la elastoidosis actínica senil. Afecta preferentemente a varones adultos. Las lesiones se localizan en áreas zigomáticas, periorbitarias y nasal, (zonas crónicamente expuestas al sol). Se caracteriza por la presencia de numerosos comedones abiertos, muchas veces agrupado, junto con pequeños quistes de coloración amarillenta. La formación de las lesiones se debe a la intensa elastosis solar de estas zonas.


Foliculitis

Son procesos inflamatorios del folículo piloso , que pueden estar desencadenadas por diferentes agentes: gram negativos, staphylococcus aureus, staphylococcus epidermidis, demodexfolliculorum, candida sp, pityrosporum. Clínicamente se presentan como pápulas, eritematosas, pústulas, a veces pruriginosas, que asientan en cara, cuello y tronco superior


Infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (HIV)

Los pacientes con infección por HIV pueden presentar diversos exantemas acneiformes, incluyendo la foliculitis eosinofílica que se presenta como una erupción crónica pruriginosa, amicrobiana, diseminada en cara, cuello, tronco, parte proximal de brazos. Semiológicamente,son pápulas y papulopústulas foliculares y no foliculares. Histológicamente, se observa pústulasen el infundíbulo folicular con infiltración de eosinófilos. Se acompaña de eosinofilia y leucocitosis en sangre periférica.


Quistes de millium

Se presentan pequeñas lesiones blanquecinas, especialmente en los párpados o el área infraorbital. La milia no evoluciona hacia lesiones inflamatorias. A diferencia de los comedones cerrados, con los que son frecuentemente confundidos, no se acompañan de fenómenos inflamatorios, excepto en el caso de que sean manipulados.


Dermatitis perioral

Esta patología se produce en mujeres de 25 a 40 años de edad, quienes presentan un leve exantema pruriginoso, particularmente alrededor de los labios, pero en ocasiones alrededor de la nariz y los ojos. Las lesiones son monomórficas, compuestas por pequeñas pápulas inflamatorias, y ocasionalmente pústulas, pero sin comedones.


Foliculitis necrótica (acné necrótico)

No es un verdadero acné. Se observa en mujeres entre 30 y 60 años de edad. Localiza en cara, preferentemente en el límite de la implantación pilosa (frente y nariz). Comienza como una pápula que rápidamente, necrosa su centro, dejando una cicatriz varioliforme característica.


Angiofibromas

Suele presentarse en la segunda infancia.- adolescencia, son pápulas rojizas de 2 a 3 mm, de diámetro, localizan preferentemente en área centro facial. (11)



Tratamiento

Medidas Generales:
· El lavado de la piel debe ser con agua y jabón neutro o antiséptico, evitándose cualquier agente de limpieza que irrite la piel.
· No existe evidencia de que las modificaciones dietéticas varíen la gravedad del proceso, por lo que no están indicadas recomendaciones específicas en ese sentido. Sin embargo, si el paciente refiere que empeora si come una determinada comida, es mejor que la evite.
· Evitar el trauma en las lesiones ("pellizcarse", afeitarse, uso de esponjas de limpieza,

etc.).
Estas medidas deben aplicarse a todo tipo de acné, independiente de su severidad.

-Acné leve: antibióticos por vía tópica (clindamicina y eritromicina), geles de peróxido de benzoilo al 2.5% o al 10%, retinoides tópicos (tretinoina, adapaleno).

-Acné moderado: al anterior se le añade antibióticos orales, el más efectivo es minociclina de 50 a 100 mg 2 veces al día, o doxiciclina de 50 a 100 mg 2 veces al día, que se reduce a 50 mg al día cuando mejora el acné. En las mujeres se puede usar dosis altas de estrógenos por vía oral combinados con progesterona o anti andrógenos.

-Acné grave: además del tratamiento tópico anterior, está indicado tratamiento oral con isotretinoina en acné quístico o conglobata y en el acné refractario al tratamiento. Dosis: 0.5 a 1 mg/kg, en varias dosis con los alimentos.

Para quistes y nódulos inflamatorios esta indicado el uso de triamcinolona intralesional 0.05 ml de una solución de 3 a 5 mg/ml. (2, 4, 10, 19, 20)



Tratamiento quirúrgico de cicatrices en acné

- Realizar una historia clínica completa con evaluación del fototipo de piel y antecedentes de cicatrización hipertrófica o queloidea.

- Profilaxis antiherpética.

- Investigar virus HIV y hepatitis.

- Supresión de retinoides orales un año antes.

- Preparación de la piel 30 a 90 días antes con ácido retinoico al 0.025 %.

- Mantener una óptima relación médico paciente explicando la posibilidad de la combinación secuencial de las técnicas para obtener resultados satisfactorios.

- Evaluar el tipo de cicatriz para la elección de la modalidad quirúrgica.


Tipo de cicatriz:

· Pico de hielo (*)

· Ondulada (*)

· Sacabocado (*)

· Hipertrófica

· Queloidea

(*) Más frecuentes.
Pico de hielo: cicatrices menores de 2 mm., profundas, que se extienden a la dermis o hasta el tejido subcutáneo. Su apertura superficial es más ancha que la parte profunda, la que termina en punta.

Ondulada: cicatrices de 4 a 5 mm. de ancho, que alterna con zonas de piel adheridas a la dermis con otras de piel normal, dando el aspecto de ondas. Su corrección requiere tratar el componente subdérmico.

Sacabocado: es una depresión redonda u ovalada con bordes bien demarcados similares a la cicatriz de varicela. Pueden ser superficiales (0.1 a 5 mm.) o profundas (mayores a 5 mm.). La mayoría tiene entre 1.5 a 4 mm. de diámetro
Técnicas quirúrgicas

· Escisión elíptica primaria

· Técnicas con punch elevación

· Injerto dérmico

· Subcisión

· Dermoabrasión

· Láser

· Criocirugía



· Ablación por radiofrecuencia

· Tratamientos combinados

· Dermoabrasión
Dermoabrasión: Es una técnica que puede ser realizada con diferentes métodos: lijas, fresas de diamante, rubí, acero, etc.

La incorporación de anestesia tumescente permite tratar unidades estéticas por separado.Se lo asocia al láser CO2 mejorando sus resultados.



  • Ventajas: abordaje de diferentes tipos de cicatrices, accesibilidad económica.

  • Efectos adversos: alteraciones de la pigmentación y cicatrices.


Técnica del punch

Es útil en cicatrices en pico de hielo y en sacabocado profundas. Se extirpan con

separaciones de 4 a 5 mm. para evitar tracción al suturar, y pueden repetirse cada 4 semanas.

En cicatrices mayores de 3,5 mm. se indica escisión elíptica o elevación con punch. Se realiza bajo anestesia local y es aconsejable el marcado previo de las cicatrices.


Subcisión o técnica de socavamiento

Es una incisión subcutánea que permite liberar las bandas fibrosas adheridas que causan las cicatrices onduladas. Con anestesia local se introduce una aguja triangular y se realiza un suave barrido asociado a un avance de la aguja con un movimiento tipo pistón a través de las bandas fibrosas. Existe el riesgo de fibrosis reaccional. Para optimizar los resultados terapéuticos se combinan con técnicas de relleno.


Técnicas no quirúrgicas

Rellenos

  • Dérmicos: Indicados para el tratamiento de cicatrices superficiales. Los productos con colágeno humano (Cosmoderm y Cosmoplast ).




  • Subcutáneos: Los implantes de grasa autólogos son indicados como complemento del tratamiento de cicatrices profundas. La inyección se debe realizar en distintos planos para generar una malla tridimensional e inyectar la grasa en dosis de 0,1 a 0,2 ml. por sitio, solamente durante el retroceso de la cánula. El procedimiento puede asociarse con láser, injerto de dermis o subcisión en el mismo acto quirúrgico.


Microdermoabrasión

Consiste en la remoción mecánica y controlada de los estratos superficiales de la piel. Esta puede realizarse con equipos que utilizan un flujo de cristales de óxido de aluminio o por medio de cánulas que presentan en su extremo distal partículas de diamante. Estos sistemasse conectan a una bomba de vacío que actúa por succión. En cicatrices superficiales se requieren un número aproximado de 8 sesiones para observar mejorías de hasta 40 %.


Técnicas complementarias del tratamiento de acné
· Extracción de comedones

Los comedones abiertos pueden ser extraídos mediante una suave presión alrededor de la apertura folicular o con una pinza saca-comedones. Esto es realizado por el médico especialista o auxiliar cosmiátrico. Los comedones cerrados requieren una incisión con aguja u hoja de bisturí nº 11.

Las limitaciones de la extracción de estas lesiones incluyen: extracción incompleta, frecuente recidiva y riesgo de daño tisular.
· Electocauterio

Se utiliza para el tratamiento de comedones cerrados, micro o macroquistes. Requiere de anestesia local. Hay riesgo de secuela cicatrizal.


· Nieve carbónica

Consiste en la aplicación tópica de anhídrido carbónico , azufre y acetona en lesiones inflamatorias superficiales. Produce efectos descongestivos, bactericidas y cicatrizantes.


· Crioterapia

Es la aplicación de nitrógeno líquido en forma de spray, durante 5 a 20 segundos sobre los nódulos inflamatorios. Existe riesgo de ampollas con secuelas cicatrizales y pigmentarias.


· Infiltraciones intralesionales

Este procedimiento es de utilidad en lesiones quísticas y nodulares, de gran tamaño de menos de 2 semanas de evolución y también en cicatrices hipertróficas. Se utiliza acetonida de triamcinolona, la cantidad empleada es variable, habitualmente entre 0,1 a 0,2 ml. pura o diluida en xilocaína, a una concentración de 20 a 40 mg./ml. Cada lesión es infiltrada individualmente en el centro de la misma.El riesgo de cicatrización atrófica debe tenerse en cuenta.

· “Peelings” químicos

Representan una opción terapéutica útil en pacientes con acné.

Los “peelings” pueden ser:

Superficiales: están indicados en formas no inflamatorias de acné, con comedones

abiertos, cerrados y en secuelas pigmentarias pos inflamatorias. En cicatrices sus efectos terapéuticos son escasos.

Los principios activos utilizados son: ac. glicólico al 50 - 70 %, ac. mandélico entre el 30 y 50 %, ac. salicílico del 15 al 30%, resorcina entre el 15 y 25 % o fórmulas combinadas como la solución de Jessner que contiene ac. salicílico, láctico y resorcina al 14 %.

Se recomiendan aplicaciones seriadas con intervalos cortos. La aplicación repetida de “peelings” superficiales lleva a resultados muy semejantes a los obtenidos con “peelings” intermedios o profundos con menor incidencia de efectos adversos y molestias para el paciente.
Medios: mejoran la superficie cicatrizal, no son recomendados para el tratamiento de cicatrices en pico de hielo debido a los escasos efectos terapéuticos observados.

El ac. tricloroacético es el principio activo más utilizado en concentraciones del 20 al 30 % solo o acompañado previamente de ac. glicólico al 70 %, solución de Jessner, etc.

Se requiere de 3 procedimientos o más con intervalos de 30 días entre cada sesión para observar mejoría en las cicatrices.

Se describe sensación de ardor y dolor moderado que no requiere de anestesia. Es frecuente la observación de hiperpigmentación posinflamatoria especialmente en personas de piel oscura.


Profundos: los principios activos utilizados para la realización de estos procedimientos son: el fenol en la fórmula de Baker y el ac. tricloroacético al 50 %.

No son utilizados en la práctica dermatológica habitual por los riesgos y complicaciones que eventualmente pueden presentarse.


· Láser - terapia lumínica

La tecnología láser tiene aplicación en el tratamiento del acné tanto para las formas inflamatorias leves o moderadas, como para las cicatrices atróficas e hipertróficas.

El láser de CO2 y el láser de Erbium son utilizados para el mejoramiento de las cicatrices. Estos sistemas ablativos actúan por el principio de la fototermólisis selectiva vaporizando el agua presente en los tejidos lo cual induce la regeneración de la piel, promoviendo la síntesis de colágeno.

El láser de CO2, al tener mayor longitud de onda, tiene mayor penetración dérmica con mejores resultados sobre las cicatrices. El tiempo de recuperación postratamiento es prolongado y variable.

Las complicaciones reversibles más frecuentes son el eritema persistente y la hiperpigmentación, y entre las irreversibles puede ocurrir hipopigmentación y cicatrización hipertrófica.
El láser Erbium-Yag resulta menos agresivo, con una rápida recuperación pos operatoria y menos efectos adversos. Los resultados son más escasos.

Los sistemas no ablativos como el dye láser pulsado, el diodo, el neodinium yag y los que utilizan la energía de la luz pulsada actúan en el tratamiento de las cicatrices estimulando la dermis, sin provocar daños epidérmicos.

Aquellos pacientes con cicatrices leves o moderadas, o los que no desean someterse a tratamientos agresivos, se les puede indicar la utilización de los mismos.

El láser diodo de 1450 nm. de longitud de onda actúa produciendo coagulación térmica de los lóbulos sebáceos, reduciendo la secreción sebácea y en consecuencia, disminuye las lesiones inflamatorias. Este puede ser asociado con vaporizaciones de nitrógeno líquido, pre y postratamiento cuya función es enfriar la epidermis y la unión dermoepidérmica con el fin de protegerla para un acceso más seguro a la dermis superficial.

La luz azul de banda estrecha de 420 a 470 nm. de longitud de onda actúa sobre las porfirinas endógenas producidas por el P. acnes en su ciclo normal de vida, produciendo un efecto fototóxico sobre la bacteria.

El número de sesiones semanales requeridas para este tratamiento es de 2 y la duración total del mismo es de 4 a 12 semanas. Aún se necesita mayor experiencia para comprobar la durabilidad del efecto postratamiento.

En cicatrices hipertróficas pos acné el dye láser pulsado y el Nd Yag Q Switched de 585 y 532 mm. de longitud de onda, respectivamente, son propuestos por su acción sobre la vasculatura de las cicatrices.

Las terapias fotodinámicas consisten en la combinación de la luz pulsada o el láser con agentes fotosensibilizantes como el ácido delta aminolevulínico; las cuales han sido recientemente incorporadas al arsenal terapéutico para el tratamiento del acné y cicatrices.

Esto significa que aún se requieren mayor número de pacientes, con estudios controlados, para poder evaluar las ventajas y desventajas en su utilización.(11)
Tratamiento psiquiátrico
La dismorfofobia es una entidad que se asocia con frecuencia en el acné y consiste en la percepción exagerada de los padecimientos cutáneos. Los pacientes se preocupan por su “fealdad imaginaria” y pasan horas del día frente al espejo, obsesionados en cuanto a la imagen percibida por ellos. Esto lleva a una depresión clínica y a un trastorno obsesivo compulsivo o fobia social (3).
La consulta psiquiátrica está indicada si el paciente está deprimido o abrumado por su experiencia de la enfermedad, o si hay fobia social o trastorno de ansiedad causado o intensificado por la enfermedad. Las modalidades psicoterapéuticas que pueden ofrecerse comprenden la psicoterapia individual, terapia de grupo y terapia conductual, así como tratamiento del estrés (3).


IMPACTO PSICOSOCIAL

La importancia de reconocer el impacto psicosocial de los pacientes con acné es fundamental para un abordaje terapéutico completo.

El acné es una enfermedad multifactorial que aunque nunca pone en peligro la vida, deteriora en alto grado su calidad.

Las lesiones inflamatorias y cicatrizales predominan en la adolescencia, etapa de profundos cambios físicos, psicológicos y sociales que llevan a una gran inestabilidad emocional.

Los trastornos psicosociales que se describen en los pacientes con acné afectan la autoestima, la confianza en sí mismo, la imagen corporal y generan depresión, vergüenza, frustración, enojo, confusión, cambios en el estilo de vida, problemas en la dinámica familiar y laboral, aislamiento social, etc.
La dismorfofobia es una entidad que se asocia con frecuencia en el acné y consiste en la percepción exagerada de los padecimientos cutáneos.

Los pacientes se preocupan por su "fealdad imaginaria" y pasan horas del día frente al espejo, obsesionados en cuanto a la imagen percibida por ellos. Esto lleva a una depresión clínica y a un trastorno obsesivo compulsivo o fobia social.


En el ámbito de la dermatología se han desarrollado algunas herramientas para medir el impacto de las enfermedades cutáneas en el malestar físico y psíquico, el funcionamiento social, el desempeño laboral y escolar. Una de ellas, la Dermatology Specific Quality of Life Instrument (DSQL) brinda una contribución válida y confiable sobre el impacto en la calidad de vida asociada con el acné. Estas escalas se las considera instrumentos de ayuda en las decisiones terapéuticas que se toman sobre los pacientes.
La consulta psiquiátrica está indicada si el paciente está deprimido o abrumado por su experiencia de la enfermedad, o si hay fobia social o trastorno de ansiedad causado o intensificado por la enfermedad.
Las modalidades psicoterapéuticas que pueden ofrecerse comprenden la psicoterapia individual, terapia de grupo y terapia conductual, así como tratamiento del estrés. (11)

Existen muchos factores que han sido asociados al desarrollo del acné y en la actualidad son considerados como mitos: (21-24, 30, 31,33)

  • El acné es una enfermedad causada por falta de higiene.

  • Comer fritos, pizza, chocolate, grasas o aguacate produce acné.

  • Tener relaciones sexuales o masturbarse produce acné.

  • La mejor manera de deshacerse de los granos es reventarlos.

  • El bronceado elimina el acné.

  • Puedes deshacerte del acné si te lavas la cara más seguido.

  • Extraer un granito de acné hará que desaparezca.

  • El estrés provoca acné

  • Si quieres evitar el acné, no te maquilles

  • Si te sigue saliendo granos, el uso de más medicamentos los controlará

CRONOGRAMA



ACTIVIDAD

FEB

MARZO

ABRIL

MAYO

JUNIO

JULIO

AGOSTO

SEPT

OCT

Revisión de literatura

X

























Elaboración del anteproyecto




X






















Recolección de datos







X

X
















Tabulación de la información













X

x










Análisis de resultados



















x







Elaboración informe de investigación






















X

x

BIBLIOGRAFIA



  1. SCHAFER T, NIENHAUS A, VIELUF D, BERGER J, RING J. Epidemiology of acne in the general population: the risk of smoking. Br J Dermatol. 2001; 145:100-4.




  1. Perception ad opinion of patient with acne. Jerry K. Kirste v, Fuk k. J AM ACADEMY DERMATOL 2001; 44:439-45.




  1. Rev Fac Med UAM vol 46 #4. Julio-agosto 2003: el acné. José Álvaro Peñaloza Martínez. Pág. 138-142




  1. Efecto de grupos psicoeducativos en la autoestima y aspectos psicosociales e adolescentes con acné juvenil. Dr Luis Alfonso Servin Vásquez y col. Departamento de dermatología y departamento de psiquiatría del Hospital infantil de México Federico Gómez, 2003.




  1. Tan JK. Psichosocial Impact of acne vulgaris: evaluating the evidence. Skin Therapy Lett. 2004; 9(7):1-3,9.



  1. Aspectos epidemiológicos y percepciones del acné vulgar en escolares de secundaria del Cono Sur de Lima – Perú. Autores: Sendy Solórzano, Guillermo Contreras, César Pérez. Folia dermatol. Perú 2005; 16 (3): 113-118.




  1. Adebamowo CA, Spiegelman D, Danby FW, Frazier AL, Willett WC, Holmes MD (2005) High school dietary dairy intake and teenage acne. J Am Acad Dermatol 52:207–14




  1. Acné: una puesta a puto. Abril del 2005. On line



  1. Acné vulgar. Lourdes Purriños Orgeira. España. Guias clíicas 2005; 5(12). www.fisterra.com



  1. DANIEL F, DRENO B, POLI F, AUFFRET N, BEYLOT C, BODOKHI, et al. Descriptive epidemiological study of acne on scholar pupils in France during 2006. J Eur Dermatol Venerol:127:273-8.




  1. Consenso sobre acné. Sociedad argentina de dermatología. 2006. On Line



  1. Instituto nacional de artritis y enfermedades musculo esqueléticas y de la piel, EE.UU. El acné. Agosto de 2006. On line



  1. ACNÉ Y DIETA. Emma Escalante-Jibaja, Arturo Saettone-León. DERMATOLOGIA PERUANA 2006; VOL 16 (1). Pág. 61-65.



  1. The causes of acne: a qualitative study of patient perceptions of acne causation and their implications for acne care. Dermatology Nursing, August, 2006 by Parker Magin, Jon Adams, Gaynor Heading, Dimity Pond, Wayne Smith



  1. Fitzpatrick. Et al. Dermatology in General Medicine: Mac Graw Hill. 7ma ed. 2007.




  1. Rombouts S, ijste T, y col. Cigarrete smoking and acne in adolescents: results from a cross-sectional study. J EUR ACAD DERMATOL VENEREOL 2007; 21: 326-33.




  1. The epidemiology of adolescent acne In north East China. Wei B, Pag Y, Zhu H, Y col. J ADOLESC MED HEALTH, 2007 OCT-DEC : 19(4): 407-12.




  1. ACNÉ Y ESTRÉS. Emma Escalante-Jibaja. Dermatología peruana 2007; vol 17 (1): 30-34




  1. Adebamow oca, y col. Milk consumption and acne in teenaged boys. J AM ACAD DERMATOL 2008; 58: 787-93




  1. Acné, dieta y debate: un veredicto pendiente. Eduardo David Puletti Vásquez, Maria del Rocio Muñoz Sandoval. MED IT MEX 2008; 24 (5):346-52.




  1. Farabella, Rafael. Escobar, Carlos E., Giraldo, Nelson. Dermatología. Fundamentos de Medicina. 7a. Ed. CIB. 2009.




  1. RADEMARKER M, GARIOCH JJ, SIMPSON NB. Acne in school children: no longer a concern for dermatologists. BMJ. 2009; 298:1217-19.




  1. Prevalence of acne ad its impact on the quality of life in school- aged adolescents in Malaysia. Haisah A, Omar K, Shah SA. IT J DERMATOL 2009 MAY: 48(5):498-505




  1. Prevalence, Severity, and Severity Risk Factors of Acne in High School Pupils: A Community-Based Study S. Zahra Ghodsi1, Helmut Orawa2 and Christos C. Zouboulis3, 4. Journal of Investigative Dermatology (2009) 129, 2136–2141; doi:10.1038/jid.2009.47; published online 12 March 2009




  1. Oxidant/antioxidant status in obese adolescents females with acne vulgaris. Khalid O Abulaja. INDIA J DERMATOL 2009 Oct Vol 54 Pag 36-40.



  1. Does Diet Really affect acne? H: R: Ferdowsia, S. Levi. J. AM ACAD DERMATOL 2010 JUL; 63(1):124-41.



  1. Diet and acne. Bowe WP, Joshi ss; Shalita AR. J EUR ACAD DERMATOL VENEREOL 2010 AUG; 24(8):953-7.



  1. Prevalence and risk factors of facial acne vulgar in among Chinese adolescents. Wu TQ, Mei SQ y col. On line



  1. Acne vulgaris in Nigeria adolescents-prevalence, severity, beliefs, perceptions and practices. Yahya H. On line




  1. ACNÉ VULGAR EN ADOLESCENTES. Rosa M. Sanchez-Muñoz, Jaime J. Cuervo, María J. Contador, Luis Lozano, Mario León, Isidro Parra. FORO PEDIATRICO. PAG 11-14. On line



  1. Protocolos diagnósticos y terapéuticos en dermatología pediátrica. R. Grimalt. On Line




  1. Acné. Dra Carolina Herman y Dra Marcela Bitter. On line




  1. El acné en los adolescentes. Daniel Ulate Gómez. Programa de atención integral de la adolescencia. Pág. 36-44.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos