Dos paradigmas para la acción tutorial en la Escuela Normal Superior de Jalisco



Descargar 27.53 Kb.
Fecha de conversión09.05.2019
Tamaño27.53 Kb.
Vistas37
Descargas0

Dos paradigmas para la acción tutorial en la Escuela Normal Superior de Jalisco”



Por: Mtro. Leopoldo Juárez Rodriguez

El presente trabajo académico tiene dos momentos. El primero, corresponde al paradigma correspondiente al Gabinete Psico-pedagógico y su vinculación a la tutoría académica. El segundo momento, es la visión de quienes escribimos, acerca del paradigma que cobija a la acción tutorial en la Escuela Normal Superior de Jalisco (ENSJ) en relación al “Desarrollo Humano”.

De antemano, queremos dejar en claro que ninguno de los dos paradigmas es mejor que otro. Aseveramos simplemente, que tan sólo son diferentes.

Asimismo, partimos de la idea de que cada Escuela Normal en el Estado de Jalisco tiene sus propias características; su historia, infraestructura, recursos humanos, costumbres, ambientes, y un largo etcétera. Por lo tanto, lo que a continuación trataremos está focalizado en la ENSJ.

Entonces, iniciamos con el primer momento que mencionamos en el primer párrafo de este documento, y que trata acerca de los denominados gabinetes psicopedagógicos.

Antecedentes

Los gabinetes psicopedagógicos (GPP) tienen su historia. En Europa, el pedagogo eslovaco, Juan Amos Comenio (1650), posteriormente, Rousseau (1715) y Juan Enrique Pestalozzi (1746), son los que inician estudios en el campo de la psicopedagogía que años más tarde serían los sustentos de los GPP.

Posteriormente, en el siglo XIX, los estadounidenses, Edward Thorndike y James Dewey, realizan estudios especializados de la “Pedagogía psicológica” que dan las bases para la creación de GPP.

En 1956, en América latina, en la Universidad del Salvador y años más tarde en Santiago de Chile, se inician los trabajos de los GPP.

En México, en el marco de la corriente pedagógica denominada “tecnología educativa”, aparecen los GPP, esto en la década de los años 60s, y finalmente en nuestro Estado de Jalisco, en los años 70s, se funda el “Gabinete de Psicopedagogía”.

Marco conceptual

La psicopedagogía es una disciplina aplicada que estudia los comportamientos humanos en situaciones de aprendizaje y orientación vocacional. En ella se interrelaciona la psicología evolutiva, la psicología del aprendizaje, la pedagogía, la sociología, la didáctica, la epistemología, la psicología cognitiva, la psicología en general entre otras.

Su acción está dirigida a la orientación en: prevención de conductas disruptivas, por tal motivo, la acción psicopedagógica está directamente vinculada con el análisis, planificación, desarrollo y modificación de procesos conductuales y educativos

La psicopedagogía en relación a la tutoría académica

Las áreas de trabajo de la psicopedagogía en relación a la tutoría académica la encontraremos en atención a la diversidad estudiantil y en la orientación académica planteada directamente desde el aula. Se centra en la formación de valores, la resolución de conflictos, aprendizaje de habilidades sociales, realización de tareas de concienciación social, entre otras. Es el nexo de la unión entre los conceptos de formación académica y educación en el sistema educativo.



El gabinete psicopedagógico y la tutoría académica

Un GPP, es un grupo de personas, con amplia gama de disciplinas, que trabajan juntos para favorecer el ejercicio de funciones especializadas de orientación, evaluación, intervención educativa, resolución de problemas y en general, de apoyo al sistema escolar. El ámbito de actuación de este es el apoyo integral a toda la comunidad educativa, alumnos, docentes y familiares.

Es el lugar donde una persona encuentra un espacio privado de atención personal que le va a orientar, diagnosticar un problema o reducir los síntomas a través de desarrollar un programa individualizado.

Quienes conforman el GPP

Principalmente pedagogos, psicólogos clínicos, psicólogos educativos, médicos, nutriólogos y trabajadores sociales.



Causas que habitualmente atienden los profesionistas que conforman el GPP

Dislexia, ansiedad, miedos, fobias, trastornos de comportamiento, trastornos de sueño, mutismo, problemas de disciplina, agresividad, violencia, resolución de conflictos, falta de concentración, retraso madurativo, falta de habilidades para estudiar, estimulación cognitiva. Estas causas son las más frecuentes.


Funciones del GPP

Participar en el soporte y asesoramiento a los centros educativos. Elaborar y difundir materiales, dinámicas, instrumentos de orientación educativa y de intervención psicopedagógica. Asesoramiento al profesorado en el tratamiento de la diversidad del alumnado, diseño de instrumentos de evaluación y hacer observaciones en el aula.

Realizar la evaluación y valoración psicopedagógicos sobre el proceso de enseñanza y aprendizaje, adaptación personal y social al ámbito educativo. Orientación vocacional, talleres, asesoramiento e intervención con las familias. Atender toda dificultad en el aprendizaje, conductual o emocional que presente conflictos. Atención grupal o individualizada.

Una vez concluido lo referente al primer paradigma para la acción tutorial en la Escuela Normal Superior de Jalisco, iniciaremos con el segundo momento de este documento, el cual versará sobre el “Desarrollo Humano”.

Este paradigma es más humano y humanista, en los términos del recordado Don Efraín González Luna Morfín. Humano en tanto que todos los seres vivos tenemos una anatomía que tenemos la obligación de cuidar. Alimentarnos sanamente, hacer ejercicio, no fumar, no beber, dormir bien, etcétera. Y en lo humanista, estar sano en la mente, vivir valores universales, como la justicia, solidaridad, respeto, en fin, buscar el bien común.

En la ENSJ, a sus casi 45 años de su fundación, tenemos muchas fortalezas, pero también debilidades. En ese sentido, en lo referente a tener un gabinete psicopedagógico es una tarea compleja y desde nuestro punto de vista inviable por el momento. A continuación lo explicamos.

En el Decreto de Creación de la ENSJ, en el mes de octubre de 1973, nuestra institución nos ubicaba como una escuela formadora de docentes con un alto sentido humanista. En ella se irían a formar las primeras generaciones de pedagogos y psicólogos educativos. Y cuatro años más tarde, al egresar la primera generación, el Dr. García Ruíz formo el Gabinete Psicopedagógico del Estado de Jalisco con el apoyo de sus egresados, principalmente con psicólogos educativos.

Los GPP, empezaron a funcionar, pero pocas escuelas secundarias. Y la “ByC Escuela Normal de Jalisco, fue la pionera en constituir su gabinete psicopedagógico, esto en el periodo de los años 70s. Esto nos hace comprender que el trabajo que nuestros hermanos normalistas tiene más de 40 años en funciones. Hoy, ellos cuentan con un GPP consolidado, ahí encontraremos pedagogos, psicólogos, trabajador social, médico, odontólogo, etc., y atendiendo dos turnos de alumnos.

En contraste, el resto de las Escuelas Normales, tenemos menos historia y otras características en relación a recursos humanos y materiales. En la ENSJ, hasta el semestre pasado, se atendía un turno vespertino-nocturno y con una planta de 80 Maestros, aproximadamente. Del total de ellos, sólo 4 son pedagogos y todos ellos a muy poco tiempo de jubilación. Los psicólogos son menos de 10 con tiempos parciales, no contamos con nutriólogo, médico, trabajador social, etcétera. Esa es nuestra realidad.

En ese marco histórico, hace aproximadamente dos años, se iniciaron los trabajos de tutoría, cobijado en un departamento de “desarrollo humano”. Con tan sólo tres docentes, donde sus fortalezas eran; un pedagogo de tiempo completo, una Doctora en Desarrollo Humano y una psicóloga, ambas con tiempos parciales de menos de 20 horas semanales. De las debilidades, mejor ni las mencionamos.

En ese contexto, el equipo anteriormente especificado, conscientes de que no había condiciones para formar un GPP que cobijara las acciones de tutoría, determino partir de un paradigma enmarcado en las Ciencias humanas del “Desarrollo Humano”.

Concepción del Desarrollo Humano

El desarrollo humano es en la educación, el principal motor para un crecimiento rápido y sostenible.

La persona se desarrolla en un proceso de experiencias y actividades sociales, siendo la comunidad o grupo quien proporciona al individuo su unidad como ser humano; esto es lo que se pretende conseguir en el “Departamento de Desarrollo Humano y Tutoría”, (DDHyT).

El DDHyT, realiza un trabajo humano, fino y personalizado a través de los tutores. Busca formar estudiantes y sociedades más educadas y justa, sin dejar a un lado las innovaciones de la ciencia y la tecnología.

Por lo tanto, son los estudiantes los que construyen su propio ambiente, de ahí la importancia que se le proporcione una educación humana y humanista para que haya mayor crecimiento y desarrollo en todos los ámbitos de su vida. En este paradigma, se pretende que el alumno sea feliz. (Sarmiento, 2000)

Esferas del Desarrollo Humano

Entendemos por esferas, un conjunto de dominios de expresión y concreción del Desarrollo Humano, que están directamente implicados en la formación de docentes éticos-políticos comprometidos con sus derechos y en capacidad de ejercer sus libertades, a través de procesos de organización y participación social.

Esfera cognitiva: se refiere a los procesos implicados en el desarrollo y adquisición de los esquemas cognoscitivos sobre los cuales se estructura y se organiza la información y el conocimiento generalizable de una acción.

Esfera ético-política: alude a los procesos de carácter psicosocial directamente comprometidos con la socialización política y en especial con la formación de ciudadana, asumida como la expresión de las capacidades y el ejercicio de las libertades de las y los sujetos comprometidos con sus derechos en la configuración de un orden social.

Finalmente teniendo en cuenta la naturaleza y los rasgos que caracterizan a cada una de las dimensiones constitutivas del Desarrollo Humano y reconociendo sus vínculos, articulaciones y sus interdependencias, se pueden anticipar algunas líneas de acción que conformarían los ejes centrales de una agenda, para facilitar el Desarrollo Humano desde diferentes ángulos: Desde lo pedagógico: elevar la capacidad de solucionar problemas mediante una acción intencional y sistemática con las y los sujetos individuales y colectivos, institucionales y comunitarios, siempre y en todo momento a través de los tutores.

Tareas a desarrollar en el Departamento de Desarrollo Humano y Tutoría

Mejorar permanentemente el auto concepto de los estudiantes en cuestión, dentro de una concepción positiva y realista, a través de la creación de ambientes adecuados de desarrollo magisterial, y asesorados permanentemente por sus tutores.

Crear ambientes de aprendizaje, en los cuales las oportunidades sean permanentes y crecientes, en un ambiente cordial.

Facilitar el proceso a través del cual alternadamente, los diferentes actores en los procesos de desarrollo comunitario y de desarrollo social asumen roles de agentes educativos y sujetos educativos. Las acciones de organización y participación comunitaria existen con el propósito de impulsar el desarrollo social y se convierte en una ocasión especial para la construcción de cultura democrática, cultura de la responsabilidad y cultura de la cooperación.

Para ello es necesario establecer a través de los tutores, que todas las metas existan objetivos conducentes al desarrollo personal y grupal que pueda verse traducido en mayor capacidad de calidad educativa.

En este sentido es importante contar con una base de información completa y actualizada de cada alumno que permita contar con elementos de juicio para la toma de decisiones orientada a facilitar y promover el Desarrollo Humano.

Además, es indispensable, para avanzar en los procesos de desarrollo humano del alumno normalista, su experiencia cultural, social e institucional, y lo fundamental, sus saberes previos.

Como podremos comprender, el “Desarrollo Humano”, cobija a la tutoría de una manera diferente a los Gabinetes Psicopedagógicos. Este modelo de tutorías es más humano, el tutor se involucra con su tutorado cotidianamente en una relación no sólo de maestro-alumno, sino que trasciende en el ámbito emocional, valoral y cognitivo.



La realidad de la ENSJ, por el momento, no permite la formación de un GPP, pero con la experiencia, voluntad y humanismo, de los docentes tenemos la oportunidad de coadyuvar en la formación magisterial de los alumnos en un marco del “Desarrollo Humano”

A manera de conclusión

Ninguno de los paradigmas abordados es mejor que otro. Simplemente son diferentes.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos