Doctorado Trabajo 4 Nietzsche



Descargar 0.71 Mb.
Página9/9
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño0.71 Mb.
Vistas127
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9









ACTUALIZACIÓN

¿Qué es lo que hace el nuevo capitalismo que parece seguir la inversión de valores propuesta por Nietzsche?
Hablamos de biotecnología, hablamos de ingeniería génetica, y qué es la ingeniería genética?
La ingeniería genética es un conjunto de técnicas para aislar, modificar, multiplicar y recombinar genes de distintos organismos. Esta técnica permite a los científicos transferir genes entre especies que nunca se habrían hibridado de forma natural; de este modo se crean los organismos transgénicos.
La ingeniería genética usa para sus investigaciones vectores, qué son los vectore?
Los genetistas no pueden insertar directamente genes extraños en una célula, debido a las barreras naturales entre especies; lo que hacen es incorporan el gen ajeno a un virus, o a elementos parecidos a los virus empleados de forma habitual por las bacterias para intercambiar genes; estos vectores de transferencia son empleados para introducir los genes ajenos a las células receptoras seleccionadas, donde el vector, junto con los genes a él incorporados, se inserta en el DNA de la célula. Capra (2002).
Como se ve no importa qué surja de la unión de células mediante este proceso.
“La utilización de vectores para insertar genes del organismo donante al organismo receptor constituye una de la múltiples razones por las que el proceso de ingeniería genética es arriesgado por naturaleza”. Capra (2002, p. 207).
Aquí es donde vemos la moral de quienes en nombre de la ciencia apoyan y orientan estas investigaciones para aplicar sus resultados a cualquier ser vivo.

“La realidad de la ingeniería genética es mucho más chapucera. El estado actual en que se encuentra esa técnica los genetistas no están en condiciones de controlar lo que sucede en el organismo”. Capra (2002, p. 229).

No están en condiciones de controlar lo que sucederá pero en el estado actual de la ciencia se sigue haciendo.
Aquí es donde vemos que siguen la inversión de los valores de Nietzsche y dicen: “Dios ha muerto, todo está permitido”.
“Cuando los biólogos tratan hoy de “clonar” un animal, toman un óvulo adulto de un animal, le extraen el núcleo y funden la célula resultante con el núcleo (o con la célula completa ) de otro animal. La célula “híbrida” resultante, el equivalente de un óvulo fertilizado, es entonces desarrollada in vitro y, tras asegurarse de que se está desarrollando “normalmente”, es implantada en la matriz de un tercer animal, que hace las veces de madre y lleva el embrión a término”. Capra (2002, p.234).
Estas investigaciones por lo que se ve son puro ensayo y error y a ver qué sucede, si nos sale mal no importa porque los resultados serán aplicados a los débiles.
“Los verdaderos problemas éticos en torno a la clonación actual tienen sus raíces en los problemas biológicos de desarrollo que suscitan, y son consecuencia del hecho crucial de que la célula manipulada a partir de la que se desarrollará el embrión es un híbrido formado con componentes celulares procedentes de dos animales distintos. Su núcleo procede de un organismo, mientras que el resto de la célula, que contiene toda la red epigénetica, procede de otro”. Capra (2002, p.235).
Si aplicamos estas investigaciones a los animales, qué importa la naturaleza y las enfermedades que generemos.

“En el experimento del Instituto Roslin fueron creados 277 embriones, de los que tan sólo sobrevivió una oveja “clonada”, tasa de éxito que ronda el 0,33 por ciento”. Capra (2002, p. 235).


Cuántos seres se aniquilan para resultados tan bajos y resultados con índice tan alto de ataque a la naturaleza.
La industria de la biotecnología está llevando a cabo numerosos proyectos en los que se utilizan técnicas de clonación en busca de beneficios económicos potenciales, aún a costa de riegos tan elevados para la salud y de beneficios sanitarios cuestionables.
Una de estas líneas de investigación consiste en producir embriones animales, cuyas células y tejidos podrían resultar útiles para propósitos terapéuticos humanos.
Otra consiste en insertar genes humanos mutados en animales, para el estudio de enfermedades humanas.
Otro de los grandes proyectos en biotecnología consiste, en modificar genéticamente animales de granja, para que su leche contenga fármacos útiles.

Como en los proyectos de investigación, esos esfuerzos requieren la manipulación y el deshecho de numerosos embriones antes de que sean producidos unos pocos animales transgénicos, los cuales a menudo están muy enfermos.


La aplicación de la ingeniería genética a la agricultura ha demostrado que no es la necesidad, es el beneficio.
Las agencias para el desarrollo saben desde hace mucho tiempo que no existe relación directa entre el hambre y la densidad de la población de un país o su crecimiento.

En las tres últimas décadas la producción de alimentos ha rebasado el crecimiento de la población en un 16%.

Las causas del hambre en el mundo no tienen que ver con la producción de alimentos, sino con la pobreza, con las desigualdades y con la falta de acceso a los alimentos y a la tierra.
La gente pasa hambre porque los medios de producción y distribución de los alimentos están controlados por los ricos y los poderosos: el problema del hambre en el mundo no es técnico, sino político; pero no importa: “Dios ha muerto, todo está permitido”.

DISCUSIONES

Decíamos que hay un diseño, diseño sistémico para evitar el desarrollo insostenible del nuevo capitalismo o globalización, un diseño para generar la vida, un diseño que permite a la naturaleza autoorganizarse y que permite, a largo plazo, a todos los hombres, construirse y en donde todos puedan ser seres dignos.

Este diseño ha sido desarrollado por seres humanos para quienes: “Dios no ha muerto, y todo no está permitido”.

La solución a la tecnología química y transgénica de la globalización es la agricultura orgánica, agricultura ecológica, agricultura sostenible o agroecología; consiste en el cultivo mediante tecnologías ecológicas.
La agroecología preserva y sostiene los grandes ciclos ecológicos al integrar sus procesos biológicos con los de producción de alimentos. Agricultores de 130 países producen hoy alimentos orgánicos para su comercialización; se estima que la superficie total de cultivos ecológicos asciende a siete millones de hectáreas.
“Análisis detallados de la dinámica subyacente tras los desastres naturales más recientes demuestran que, en todos los casos, el estrés medioambiental y el estrés social están íntimamente ligados. La pobreza, la escasez de recursos y la expansión demográfica se combinan para crear círculos viciosos de degradación y ruina, tanto en los ecosistemas como en las comunidades humanas locales”. Capra (2002, p. 268).
No nos hace falta buscar mucho para ver los ejemplos del deterioro del medio ambiental y de la vida humana; en este último caso por la consulta llena de los psicólogos, en el caso de los que conocen en el mal, y de los conflictos entre los grupos humanos por las cosas más sencillas de la convivencia.
“La ética se refiere a unas normas de conducta humana que se originan a partir de un sentido de pertenencia. Cuando pertenecemos a una comunidad, nos comportamos según sus normas. En el contexto de la globalización, las comunidades más relevantes a las que pertenecemos son dos. Todos somos miembros de la humanidad y todos formamos parte de la biosfera planetaria”. Capra (2002, pp. 272-273).
Es una ética que no tiene que ver con divinidades, pero que permite el desarrollo de la vida en todos los renglones. Aquí: “Dios no ha muerto y todo no está permitido”.
“Esta red global viva ha estado desarrollándose, evolucionando y diversificándose a lo largo de tres mil millones de años, sin romperse jamás. La característica más sobresaliente del hogar Tierra consiste en su capacidad innata para sostener la vida”. Capra (2002, p.273).
La vida debe de ser nuestra divinidad; la vida es lo que nos dará vida.
“Como miembros de la comunidad humana, nuestro comportamiento debería reflejar el respeto más absoluto por la dignidad humana y por los derechos humanos fundamentales. Puesto que la vida humana incluye dimensiones biológicas, cognoscitivas y sociales, los derechos humanos deberían ser respetados en cada una de esas tres dimensiones”. Capra (2002, p. 273).

Derechos Humanos en la dimensión biológica.



Derecho al medio ambiente saludable.

Salubridad.







Seguridad alimentaria.

Garantía de abastecimiento.

Rechazo patentado de cualquier forma de vida.



Derechos Humanos en la dimensión cognitiva



Acceso a la educación y al conocimiento.

Libertad de opinión.

Libertad de expresión.

Derechos Humanos en la dimensión social.

Derecho a la vida.

Derecho a la libertad.

Derecho a la seguridad de la persona.

A nivel internacional se organiza la vida:


“Los valores de la dignidad humana y de la sostenibilidad ecológica aquí reseñados constituyen la base ética para remodelar la globalización, en torno a la cual se ha formado una impresionante coalición global de ONG”. Capra (2002, p. 274). Para esta coalición global: “Dios no ha muerto, y todo no está permitido”.
En apoyo a los derechos humanos en las tres dimensiones mencionadas la sociedad civil ha estructurado organizaciones como en el Center for Ecoliteracy de Berkeley (www.ecolateracy) fundado por el Dr. Capra y compañeros docentes universitarios.

También en una extensa red de escuelas de educación superior liderados por Second Nature (www.secondnature.org) organización educativa de Boston.

En Inglaterra, hay un centro de estudios ecológicos con raíces filosóficas y espirituales, en donde gente de todas partes del mundo se dan cita para aprender a convivir juntos, al mismo tiempo que reciben las enseñanzas de maestros y maestras de todo el mundo. (www.gn.apc.org./schumachercollege/)
En cuanto a las industrias también se está aplicando la ecología, el principio es: residuo equivale a recursos.

El principio residuo equivale a recursos significa que todos los productos y materiales manufacturados por la industria, así como los residuos generados durante sus proceso de producción , deben ser, en algún momento, materia prima para algo nuevo. Toda organización empresarial sostenible debería de tener una ecología de organizaciones en la que los residuos de una fueran los recursos de otra.

Esta clases de industrias se ha iniciado ya con una organización llamada: Zero Emissions Research and Iniciatives (ZERI) fundada a principio de los 90 por el empresario Güter Pauli.
Las industrias actuales desperdician la totalidad de los recursos que toman de la naturaleza. Desde el punto de vista económico el concepto ZERI significa un enorme incremento en la productividad de los recursos.
La organización ZERI es una red internacional de investigadores, empresarios, funcionarios gubernamentales y educadores, comenzó como un proyecto de investigación en la Universidad de las Naciones Unidas de Tokio.

Para esto creó una red de científicos por Internet, usando las redes existentes de la Real Academia Sueca de las Ciencias, de la Academia China de Ciencias y de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo. Promovió conferencias e intercambio de científicos por la red, consiguió generar el interés en la comunidad científica creando nuevas soluciones industriales y nuevas ideas para la investigación científica.

En la actualidad la red ZERI cuenta con tres mil científicos en todo el mundo.

ZERI tiene en marcha cincuenta proyectos en el mundo y opera veinticinco centros en cinco continentes, en climas y culturas muy distintas.

Ejemplo: Las agrupaciones en torno a los cafetales de Colombia; estas explotaciones estaban en crisis y ZERI puso a trabajar los residuos, demostró que la biomasa del café puede ser utilizada para cultivar setas tropicales.

Agrupaciones similares, con cervezas están funcionando en África, Europa, el Japón; también en Brasil que incluye el cultivo de algas Spirulina en los canales de irrigación de los campos de arroz.

En el apéndice 4 presentamos los trabajos del grupo ZERI.

El trabajo de todas estas personas para quienes: “Dios no ha muerto y todo no está permitido”, según dice el Dr. Capra es:


“La esperanza no es la convicción de que algo va a salir bien, sino de que tiene sentido, sea cual fuere el resultado final”. Capra (2002, p. 337).
A nivel nacional México es signatario de un acuerdo internacional para no importar productos transgénicos; también los planes y programas de estudio de los estudios básicos contemplan la materia de ecología, para enseñar a los niños que la vida es lo más importante, a todos los niveles y que es una cadena trófica.
A nivel local vemos cómo las escuelas enseñan a los niños a que deben de plantar un árbol, que deben de respetar la vida de los animales; nos hace falta otra cultura para las fiestas de navidad y que dejemos de cortar tantos pinos para poner un árbol, que bien puede ser una conmemoración con otros elementos.

RECOMENDACIONES

La presente investigación ofrece al final cuatro apéndices sobre los trabajos que han sonado más de Nietzsche: La Gaya Ciencia, Genealogía de la moral, y el concepto del superhombre.

En estos apéndices se hace el análisis desde el punto de vista de obras literarias. Nietzsche escribió sus obras en aforismos y con un lenguaje muy fuerte.

Se expresó de todos lo temas que trata la filosofía: la metafísica, dentro de ella; el ser, Dios, la voluntad, la libertad; de la realidad, del conocimiento en su yo como ser pensante y del ser universal o individual que se tendría que construir a pesar todo lo que tuviera que cambiar.
En el trabajo se presenta la filosofía de Nietzsche; en los anexos la visión que encuentran diferentes autores, de su obra, como obra literaria, que toca la filosofía.

Esta aportación hace la descripción de los cápitulos que contienen las obras, del estado de salud en que se encuentra Nietzsche, de la división y contenido de cada cápitulo y de la forma literaria usada.

Es importante esta visión para completar el trabajo de Nietzsche pero pienso que son dos ámbitos distintos: la literatura que comenta filosofía y la filosofía como tal.
Para la literatura es una prosa y a veces verso que no tiene la carga conceptual que tiene para la filosofía, de ahí que se tome el discurso de Nietzsche como un discurso con mucha carga, pero en donde no se le da mucha importancia al significado y las consecuencias de lo que dice.
En filosofía vemos las consecuencias morales, científicas y políticas que todavía trae el discurso de Nietzsche, que en filosofía se toma con el sentido que la filosofía ha tenido y tiene a través de la historia.

No es la filosofía una ciencia de experimentación, pero la misma ha servido a la ciencia para aprobar o disprobar muchas de las cosas que considera.

A través de la historia, filosofía y ciencia han sido una sola cosa o han caminado en paralelo; difícil es que puedan caminar ignorándose.
La literatura entra en el ámbito del arte, que lo que dice es interpretación e interpretación de belleza; la verdad va por otro camino.
Presento un apéndice del grupo ZERI; el apéndice 4, porque si se quiere buscar información para apoyar a este grupo, que independientemente de religión, busca la vida: del planeta y el desarrollo de seres humanos dignos y satisfechos, de poder contribuir en la autoorganización del mismo, quienes así lo quieran puedan tener opotunidad de informarse y considerar que aunque no se tenga religión el concepto de dios se refiere a algo por lo que se deben hacer las cosas y que podemos decir: “Dios no ha muerto y todo no está permitido” y ayudar a todos, a nuestro planeta y al hombre.

CONCLUSIÓN

Para trabajar la filosofía de Nietzsche hay que tomar en consideración el momento histórico en que vivió y también su vida personal.
El momento histórico es la lucha de las potencias de aquella época; Francia, Alemania, Inglaterra e Italia, por consolidar su poder.
La vida personal de Nietzsche fue muy metida en la religión, en donde vio los problemas que tienen las organizaciones y que muchas veces no se pueden extender a los principios o fundamentos de las mismas. Por una parte no se puede, desde un elemento, generalizar algo, y decir es el todo.
Los conceptos que trata: la realidad, el pensamiento, el yo, la ciencia, la moral, la tabla de valores, el superhombre, lo hace con un lenguaje aforístico y una carga muy fuerte. Es como si dijera tengo que dejarme oir de la manera en que sea.
Para Nietzsche la realidad no existe, el pensamiento hace referencia a lo que pensé con anterioridad, por lo tanto es un estado de conciencia, la ciencia esta fundamentada en una racionalidad que sólo lo que hace es atacar lo establecido, la moral significa hacer lo que quiera y sin pensar a quién le puede gustar o incomodar, la tabla de valores debe de comenzar con la voluntad de poder del superhombre, en donde hay que propiciar la destrucción de los débiles y por último, no existe ningún ente superior por quien tenemos que actuar: no existe ningún dios: “Dios ha muerto, “La Gaya Ciencia”.
Las consecuencias para la sociedad de su tiempo, de este tipo de pensamiento, fueron importantes: tomado por líderes políticos para generar una sociedad de superhombres, donde la raza blanca aria, Alemania, era el superhombre social, por lo que se debía imponer sobre las demás culturas.

Hay que ver el extermino de los judios para comprender hasta dónde le sirvió a muchos el pensamiento de Nietzsche.

Las consecuencias actuales del superhombre social la tenemos en las presentes potencias, que se han organizado para tener el poder de la vida, pero un poder de la vida, en este caso sólo de los señores, recordando a Nietzsche, donde la formación de grupos de poder, como los que diseñaron el sistema económico, político y social: la globalización, siguen el pensamiento de Nietzsche: “Dios ha muerto, todo está permitido”.
Veamos la biotecnología, la forma en que quieren intervenir en la vida, en todos sus niveles: hombres, naturaleza y animales.
Vemos también cómo la moral, en donde no me importa si le gusta a los demás lo que hago o se complacen, ya no es asunto de preocupación.

El que guste o no lo que se haga no es problema, el problema es cuando ya no se tiene el limite de la vida, a todos sus niveles, como se hace hoy en día.


La creación del superhombre individual lo vemos por todos lados: la competencia por la posesión de los recursos y lo que hacen las personas para lograrlo.

El capitalismo o lo que es lo mismo la nueva organización del mismo, o globalización ha generado una sociedad de consumo impresionante, y como consecuencia la demanda de bienes ya no es por la necesidad de los mismos, es porque hay que tener en lugar de ser.


El trabajo muestra lo que hace la globalización y el tomar la vida sin el valor que tiene, en donde el lema a seguir es; “Dios ha muerto; todo está permitido”. “Matamos a Dios”.
Afortunadamente y como dice el físico Fritjof Capra, en su obra; “Las conexiones ocultas”: “La esperanza no es la convicción de que algo va a salir bien, sino que tiene sentido, sea cual fuere el resultado final”. Capra (2002, p. 337).
Tenemos que creer en la moral que tiene como principio: el otro, sin la existencia del otro, la vida no es posible, como dice Humberto Maturana:
“Pero, más aún, esto mismo nos permite darnos cuenta de que el amor o, si no queremos usar una palabra tan fuerte, la aceptación del otro junto a uno en la convivencia, es el fundamento biológico del fenómeno social: sin amor, sin aceptación del otro junto a uno no hay socialización, y sin socialización no hay humanidad. Cualquier cosa que destruya o limite la aceptación de otro junto a uno, desde la competencia hasta la posesión de la verdad, pasando por la certidumbre ideológica, destruye o limita el que se dé el fenómeno social, y por tanto lo humano, porque destruye el proceso biológico que lo genera”. Maturana (2003, pp. 163-164).
Es extraordinario que haya organizaciones y seres humanos que trabajen con la consigna. ”Dios no ha muerto y todo no está permitido”.

BIBLIOGRAFÍA

Apel, Karl Otto (2000).

Estudios Éticos.

Fontamara: México, 223 pp.

Capra, Fritjof (2003).

Las Conexiones Ocultas.

Anagrama: Barcelona, 389 pp.

Badiou, Alain (2004).

La Ética.

Herder: México, 129 pp.

Beuchot,Mauricio y Miguel Ángel Sobrino (2003).

Historia de la Filosofía Moderna y Contemporánea.

Torres Asociados: México, 126 pp.

Escobar Valenzuela, Gustavo y Mario Albarrán Vázquez (2004).

Filosofía.

Mac: Graw-Hill: México, 200 pp.
Lledó, Emilio y otros (2004).

Historia de la Filosofía.

Santillana: México, 333 pp.

Magee, Bryan (2001).

Los grandes Filósofos.

Cátedra: Madrid, 376 pp.

Maturana, Humberto y Francisco Varela (2003).

El Árbol del Conocimiento.

Lumen: Argentina, 172 pp.

Nietzsche, Friedrich (2000).

La Gaya ciencia.

Libsa: España, 279 pp.

Nietzsche, Friedrich (2001).

Más allá del bien y del mal.

Editores unidos mexicanos: México, 268 pp.

Nietzsche, Friedrich (2002).

Así hablaba Zaratustra.

Editores unidos mexicanos: México, 282 pp.

Nietzsche, Friedrich (2003).

Crepúsculo de los dioses.

Editores unidos mexicanos: México, 262 pp.
Nietzsche, Friedrich (2004).

Genealogía de la moral.

Editores unidos mexicanos: México, 260 pp.
Prigogine, Ilya (2000).

El Tiempo y EL Devenir.

Barcelona: España, 358 pp
Xirau, Ramón (2005).

Introducción a la historia de la filosofía.

UNAM: México, 572 pp.

APÉNDICE 1

LA GAYA CIENCIA

Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.11-06-06.

APÉNDICE 2

LA GENEALOGÍA DE LA MORAL

Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.11-06-06.

APÉNDICE 3

EL SUPERHOMBRE DE NIETZSCHE

Microsoft ® Encarta ® 2006. © 1993-2005 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.11-06-06.

APÉNDICE 4

ZERI, UNA RED DE INVESTIGADORES


http://www.induambiental.d/1615/protyvalue-40008.html Junio 10 - 06

APÉNDICE 1


LA GAYA CIENCIA

La gaya ciencia, obra escrita por el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Publicada en 1882 (título original: Die fröhliche Wissenschaft), en sus páginas se intuye ya el concepto del “eterno retorno”, que más tarde desarrollaría en Así habló Zaratustra (1883-1891).

Redactada en torno a series de aforismos, su aparente falta de unidad ha desalentado a muchos críticos posteriores.

Ante todo, es una obra de transición en el conjunto de la obra del autor, de sabiduría alegre más que de filosofía, en lo que influyó el hecho de haber sido escrita en un periodo en el que el pensador alemán se recuperaba de una enfermedad. Se inicia con un prólogo en verso y, tras cinco libros, termina con un epílogo que incluye canciones de trovadores (Canciones del príncipe Vogelfrei).


En el prólogo, Nietzsche, convaleciente, retoma una idea que ya había sido muy utilizada por los autores de la antigüedad: considerar la actividad filosófica como psicoterapia catártica. Esta actividad no tiene relación con la búsqueda de la verdad, sino con la búsqueda de la salud, de la fuerza y de la vida.
En el libro primero, Nietzsche hace un elogio del espíritu desinteresado en el ser humano porque en ello encuentra la ventaja. Intentando hacer el bien al prójimo, el hombre ejerce sobre él su poder. Si la educación triunfa, cada virtud del individuo constituirá una utilidad colectiva y una desventaja personal. Contra el arrepentimiento, Nietzsche apuesta por la búsqueda de “la mejoría”. Sostiene un escepticismo “con experiencias” como límite a su sentido de la verdad.
Después de haber evocado el amor y las mujeres, Nietzsche aborda en la segunda parte la problemática del arte como separación con respecto a una naturaleza, que es “transfigurada” por los artistas. Después habla exhaustivamente acerca de los autores a los que admira (Nicolás de Chamfort, William Shakespeare, Arthur Schopenhauer), para detenerse en la figura del compositor Richard Wagner, quien le ha decepcionado por haber regresado al cristianismo, considerándole, por ello, un desorientado.

En el tercer libro Nietzsche retoma su interrogación sobre el origen del conocimiento en su relación con la religión y elogia el politeísmo griego. Una orientación escéptica perceptible en la misma religión contribuyó, según él, al advenimiento de la filosofía de la Ilustración (aforismo 122).


Posteriormente aborda el célebre tema de la muerte de Dios (aforismo 125): el insensato dice “Yo busco a Dios, yo busco a Dios”, “Nosotros lo hemos matado”, “Dios está muerto”.
En la cuarta parte aborda el libre albedrío, que cree debe ir acompañado de un cierto abandono: “Pues es necesario saber perderse de vista por mucho tiempo si uno quiere aprender algo de las realidades, que nosotros no somos nosotros mismos”. Sin embargo, afirma que los “grandes mensajes” permanecen “en el dolor de la humanidad”.
De la quinta parte conviene retener (aforismo 344) que todos somos piadosos ya que no hay ciencia o saber sin presuposición. El error puede remplazar muy bien a la verdad. En el aforismo 354 Nietzsche declara, en fin, que la conciencia en general solamente ha podido desarrollarse bajo la presión de la necesidad de comunicación y por el juego de las relaciones de utilidad comunitaria. La consecuencia de la muerte de Dios es la desaparición de la moral que da.

APÉNDICE 2


GENEALOGÍA DE LA MORAL


1




INTRODUCCIÓN

La genealogía de la moral, obra escrita por el filósofo alemán Friedrich Nietzsche. Publicada en 1887 (título original: Zur Genealogie der Moral), está integrada por tres disertaciones que tratan del origen y de la crítica de los valores morales. También expone la interrogante sobre el masoquismo moral, social y político.

En su prefacio, Nietzsche ve en el pesimismo nihilista de Arthur Schopenhauer un síntoma de la enfermedad mental y depresiva que erosiona la sociedad. A partir de este razonamiento, reacciona cuestionando el valor mismo de los valores morales reinantes.


2





“BUENO Y MALVADO”-“BUENO Y MALO”

Como ya señaló Gilles Deleuze, toda la obra de Nietzsche debe ser leída desde una perspectiva principalmente anti hegeliana, pues ataca los fundamentos judíos del cristianismo de los que han emanado los valores morales. Este ataque está relacionado con las teorías de Bruno Bauer, a quien Nietzsche demostró su admiración en Consideraciones intempestivas (1873-1876).


Considera que son los hombres poderosos (los aristócratas) quienes, al designar sus actos como “buenos”, se otorgan el derecho de crear valores que son impuestos a los más débiles. “¡Los sacerdotes luchan con ideas y palabras contra estos poderosos, haciendo de los débiles los verdaderos buenos!”.
El resentimiento de los esclavos crea nuevos valores, y éstos, en lugar de liberarlos de su yugo, no hacen más que confirmar su sumisión. Esta “nueva” moral es entonces la moral de la miseria, de la piedad y de la renuncia.

Esta moral dice “no” al mundo exterior visto como opresor, “no” a los poderosos (quienes a su vez dicen “sí” a la felicidad de una vida plena de voluptuosidad animal, agresiva y que no les culpabiliza). Los débiles se engañan a sí mismos al conservar los valores de los poderosos. Ellos se ilusionan de palabras, de creencias y de ideales, como forma de vanas venganzas hacia los poderosos a quienes envidian. Para Nietzsche, hacer de la moral de la minoría (los poderosos), la moral de la mayoría (los débiles), es invertir los valores.





3




EL ORIGEN DE LA JUSTICIA: LA MALA CONCIENCIA

El moralismo social transforma al hombre en previsible y, por lo tanto, en gobernable. La ejemplaridad de los castigos y la memorización de las sanciones permiten sojuzgar al hombre, que conserva en la memoria sus promesas negativas (“yo no haré esto” o “yo no quiero”) con el fin de beneficiarse de las ventajas compensatorias de la sumisión que le ofrece la sociedad.


Más que ser amo de los demás, se trata, para Nietzsche, de hacer que el hombre sea el libre amo de sí mismo y de sus promesas (poderoso con respecto a sí mismo) y no de que la voluntad de poder se pueda ejercer de forma ciega sobre el otro.

Faltas, deudas, dolores y daños son equivalentes: hay compensación y, por lo tanto, una invitación a la crueldad entre el acreedor y el deudor a quien se le impone la “memoria” de lo que promete, “obligándole” (ataque a las ideas kantianas). Esta compensación es el resultado de una estimación y funda juicios de valor. La memoria de la promesa funda la “mala conciencia” y el sentimiento de culpabilidad.


El ser humano expulsa su rebeldía y la pone contra él mismo, impidiendo que sus instintos se liberen. Los poderosos imponen así fácilmente su justicia: el origen del Estado no es nada más que un contrato. Nietzsche deseaba que el ser humano encontrara su “gran salud” en la espontaneidad de una vida en la que la agresividad natural no fuese completamente expulsada, sino exprimida de manera positiva.


4




LOS IDEALES ASCÉTICOS.

La contemplación estética reemplaza al instinto sexual y lo anestesia. El ascetismo es una vía hacia la independencia pero bloquea, igualmente, la expresión natural de la vida.


El ideal ascético domina a los que sufren.
El individuo “enfermo” está en afinidad con los demás “desheredados” a quienes él culpabiliza responsabilizándolos de su propia desgracia. Él les “prescribe” la idea de liberación como un hipnótico propio, desviando la atención de su sufrimiento, lo que puede también realizar el trabajo.
El sacerdote, sin embargo, otorga a sus “enfermos” un semblante de consolación predicando el amor al prójimo. Los débiles se reagrupan entonces en “rebaños”, dándose así la apariencia de un cierto poder sostenido por su “pequeña alegría” tranquilizadora de la mutua benevolencia pero bloqueando, una vez más, la rebelión de estos mismos. Nietzsche habla de la neurosis religiosa (la fe salva fundando la ilusión).
El hombre se aferra a la creencia de la verdad, pero “nada es verdad y todo está permitido” a los espíritus libres.
La búsqueda moral permanece, a pesar de todo, en una búsqueda de la verdad. Pues el hombre libre es él mismo creador de valores morales, como un artista que sabe manejar la apariencia, un simulacro y la distorsión visual.
Desde el punto de vista político, Nietzsche se inclina, a fin de cuentas, hacia “una anarquía proveniente del proletariado cultivado”.

Además, en este tratado, Nietzsche anuncia el psicoanálisis de Sigmund Freud, cuyos conceptos son expuestos y exhaustivamente definidos (represión, prohibición, neurosis religiosa y sublimación).

APÉNDICE 3

EL SUPERHOMBRE DE NIETZSCHE

La del superhombre es una de las ideas de la filosofía de Friedrich Nietzsche que más interpretaciones ha sufrido a lo largo de la historia. Emile Bréhier analiza tal concepto en el texto que sigue.
Fragmento de Historia de la filosofía.
De Emile Bréhier.

Volumen II: séptima parte, capítulo VII, 2.


Para el propio Nietzsche, sus libros eran como etapas de su curación, de acuerdo con la máxima que se había dado a sí mismo: «Ser absolutamente personal sin emplear la primera persona; una especie de memoria».

En efecto, la transmutación de valores tiene como fuente, no la reflexión y el análisis, sino la simple afirmación de poderío, que existe por sí, sin necesidad de justificarse; los hombres del Renacimiento italiano, con su «virtu libre de moralina», o Napoleón, eran los modelos de humanidad no domesticada que Carlyle o Emerson pretendieron justificar erróneamente, como representativos de una idea.

Esa transmutación adopta también naturalmente la forma de un anuncio profético en Así hablaba Zaratustra (1835-1885) o en la obra póstuma Ecce homo (1908).
El superhombre que predecía Zaratustra no es la consumación del modelo humano; Nietzsche veía al último hombre un poco al estilo de Cournot, como el hombre que lo ha organizado todo para eludir riesgos y que se encuentra definitivamente satisfecho con su vulgar felicidad; pero «el hombre es algo que debe ser superado, es un puente, no un fin»; la característica del superhombre es el amor al riesgo y a los peligros; la voluntad de poder es el auténtico nombre de la voluntad de vivir; porque la vida sólo aumenta cuando somete el medio que la rodea. ¿Cómo interpretar el conjunto del poema de Zaratustra sino como la narración de los peligros que corre el héroe, de los peligros que nuestra civilización hace correr al superhombre incipiente, cuya generosidad los hace aún más peligrosos, y que él conseguirá superar al final?
Se trata, ante todo, del mito del eterno retorno, de la vuelta indefinida del mismo ciclo de acontecimientos, cuya idea había anticipado Schopenhauer, como objeto de un terror que debía justificar el pesimismo, el disgusto frente a una vida que se teme volver a vivir igual; Zaratustra siente al principio ese disgusto y, después, no sólo acepta el mito, sino que lo hace suyo: el eterno retorno es la liberación del sometimiento a los fines, la afirmación infinita y feliz de una existencia que sólo esa misma afirmación puede justificar y, por último, la sujeción de la existencia a una forma definida y limitada, que es la expresión misma del poder.
El eterno retorno es el prototipo de la transmutación de los valores: el sí que se opone al no.
Otra tentación es la de los «hombres superiores», aquellos de los que el populacho dice: «Hombres superiores...; no hay hombres superiores; todos somos iguales... ante Dios»; el mensajero del gran cansancio dice de los hombres superiores: «Todo es igual, nada merece la pena»; el «concienciador del espíritu», que prefiere no saber nada a saber mucho a medias, para quien «en la verdadera ciencia no hay nada grande ni nada pequeño»; el «expiador del espíritu», el encantador (el propio Wagner), el que busca el amor y el dolor; «el peor de los hombres», el que ve a un Dios compasivo como un testigo del que procura vengarse; el mendigo voluntario que desprecia a los «esclavos de la riqueza que saben sacar provecho de las basuras, a ese populacho dorado y falso», y la «sombra de Zaratustra», el discípulo, que tiene que procurar liberarse de una fe estrecha; son otros tantos tipos de hombres superiores cuya nobleza estriba en la repugnancia que sienten hacia los hombres y hacia sí mismos: ni el pesimista, ni el filólogo, ni el sabio, ni el artista, ni el que desprecia las riquezas han sabido superar su propio disgusto.

El superhombre no está hecho para continuar su tarea: «Vosotros, hombres superiores, ¿creéis que estoy aquí para rehacer bien lo que vosotros habéis hecho mal? Es preciso que perezcan cada vez más y los mejores de vuestra especie... Sólo así crece el hombre hacia la altura».


Nietzsche renuncia así a esa aristocracia intelectual cuya nobleza contiene tantos rasgos de decadencia; más opuesto aún al ideal social y democrático, no es cierto, sin embargo, que la voluntad de poder designase en él la mera fuerza bruta y destructora: las últimas reflexiones de Nietzsche parecían convencerlo por el contrario de que la abundancia de la vida se manifiesta en una selección y un orden preciso, riguroso, entre los elementos que domina; «la purificación del gusto sólo puede ser consecuencia de un reforzamiento del modelo», que a su vez resulta de una superabundancia de fuerza; «nos falta el gran hombre sintético, capaz de someter sus fuerzas dispares bajo un mismo yugo; lo que tenemos es el hombre múltiple, el hombre débil y múltiple».
Estos últimos pensamientos abrían sin duda camino a una concepción del ser y de la vida cuya importancia no fue intuida siquiera por los nietzscheanos vulgares, tan numerosos a principios de siglo, y que veían en Nietzsche sólo el individualismo, pero no el dominio de sí y el ascetismo que robustecen al hombre.
Fuente: Bréhier, Emile. Historia de la filosofía (2 vols.). Traducción de Juan Antonio Pérez Millán y Mª Dolores Morán. Madrid: Editorial Tecnos, 1988.

APÉNDICE 4



ZERI, UNA RED DE INVESTIGADORES











Objetivos de Aprendizaje

Fichas de actualidad

Leyes y Normas

Casos en otros países

Links y Bibliografía

Planificaciones

Experiencias

Presentaciones

¿QUÉ HACER CON LOS RESIDUOS INDUSTRIALES?

Se define como etapas de manejo a todas las actividades vinculadas a la manipulación de los residuos sólidos, líquidos o gaseosos, desde el punto de generación hasta su disposición final.

Los elementos de un sistema de manejo de residuos industriales son:



Fuente: Manual de Auditoría en Producción Limpia. Ministerio de Economía Chile. Secretaría Ejecutiva de Producción Limpia. Santiago. 1998. pp.9-12.



Intentando cero emisiones.

Alfabetización ecológica.

Desde hace poco más de una década, un grupo de investigadores del Center for Ecoliteracy de la Universidad de California, Berkeley, está desarrollando un sistema de educación para la vida sostenible, basado en la "alfabetización ecológica", pedagogía centrada en la comprensión de la vida, en la experiencia de aprendizaje en el mundo real para superar la separación con la naturaleza y restablecer un sentido de identidad con ella.

En su plan de estudios enseña que los residuos de una especie son los alimentos de otra, que la materia circula incesantemente a través de la trama de la vida, que la energía motriz para todos los ciclos ecológicos procede del sol, que la diversidad garantiza la resistencia y que la vida, desde sus inicios se extendió por medio de la construcción de redes. Sobre la base de estos conceptos se han organizado agrupaciones ecológicas de industrias, para las cuales "residuo equivale a recurso".

Este principio significa que todos los productos y materiales manufacturados por la industria, así como los residuos generados durante su proceso de producción deben ser, en algún momento, materia prima para algo nuevo. Por lo tanto, toda organización empresarial sostenible debería formar parte de una "ecología de organizaciones", en la que los residuos de una fueran los recursos de otra.

En un sistema industrial sostenible de esas características el flujo total de cada una de sus organizaciones miembros - sus productos y sus residuos - sería visto como recursos que circulan por el sistema.

El principio de cero emisiones implica consumo cero de materiales.

Para apreciar en toda su extensión la radicalidad de este planteamiento, hoy es necesario considerar que nuestras industrias actuales desperdician prácticamente la totalidad de los recursos que toman de la naturaleza. Por ejemplo, al extraer celulosa para fabricar papel, utilizamos tan solo entre el 20 y el 25% de los bosques que talamos, y desperdiciamos como residuo el 80 ó 75% restante.

Las cerveceras extraen tan sólo el 8% de los nutrientes del grano que fermentan. El aceite de palma extraído no llega al 4% de la biomasa del árbol.

Los granos de café equivalen sólo a un 3,7% del arbusto.


ZERI, una red de investigadores

La organización ZERI (Zero Emissions Reasearch and Iniciatitves) que ha comprobado esta realidad, consiste en una red internacional de investigadores, empresarios, funcionarios gubernamentales y educadores.

Los investigadores tienen un papel crucial, en la medida que la organización de los agrupamientos de industrias se basan en un conocimiento pormenorizado de la biodiversidad y los procesos biológicos de los ecosistemas locales. Günter Pauli lanzó inicialmente su ZERI como proyecto de investigación en la Universidad de las Naciones Unidas de Tokio. Para ello creó una red de científicos por Internet utilizando las redes ya existentes de la Real Academia Sueca de Ciencias, de la Academia China de Ciencias y de la Academia de Ciencias del Tercer Mundo.
Consiguió suscitar el interés de la comunidad científica y, al plantear incesantemente cuestiones estimulantes en bioquímica, ecología, climatología y otras disciplinas, no sólo consiguió generar soluciones industriales, sino estimular nuevas ideas para la investigación científica.
Para subrayar la naturaleza socrática de su método, a la primera red académica de ZERI la bautizó Sócrates Online. Desde entonces, la red de investigadores ha crecido hasta contar con tres mil científicos de todo el mundo. ZERI tiene en marcha unos 50 proyectos en el mundo y opera 25 centros.

- Capra, Fritjof, "Las conexiones ocultas". Implicaciones sociales, medioambientales, económicas y biológicas de una nueva visión del mundo. Traducción de David Sempau. Editorial Anagrama, Barcelona, 2003. Segunda Parte: Los retos del siglo XXI, pp. 290-303.


- http://www.zeri.org/Factsheets/spanish.htm

Un modelo de tratamiento de residuos industriales:

HIDRONOR CHILE S.A. es una empresa líder de la gestión de residuos industriales en Chile.

El concepto y su desarrollo como una actividad industrial formal surge como respuesta a la necesidad de racionalizar las alternativas de Reducción en Origen, Manejo, Recuperación, Reciclaje, Revalorización, Tratamiento y Disposición final de diferentes tipos y clases de residuos industriales, de acuerdo a sus características propias y particulares.
La empresa se creó a comienzos de 1991 con el objeto de entregar su experiencia y colaboración en la solución de problemas relacionados con la gestión de residuos industriales y/o peligrosos en Chile.

En 1993, decidió instalar un "Centro Integral de Gestión, Tratamiento y Recuperación de Desechos Industriales" en la comuna de Pudahuel, el primero en toda América Latina. Al cabo de años de evaluación del correspondiente Estudio de Impacto Ambiental (EIA) exigido por la autoridad, y la posterior tramitación de los permisos técnicos y municipales, en enero de 1996 se inició la construcción de la Planta, cumpliendo con las últimas y más estrictas normas de diseño y operación vigentes en el mundo desarrollado (Estados Unidos y CEE).

El Centro opera desde septiembre de 1997, al amparo de lo establecido en la Resolución Exenta 482. La empresa ha enfrentado en forma pionera el desafío de atender y resolver con éxito el problema de la oferta, desarrollando soluciones para el manejo de residuos industriales, de particular complejidad debido, entre otros aspectos, a:

- La gran diversidad de residuos.


-Su complejidad en cuanto a su generación.
- Las diferentes dimensiones que implica a disposición de residuos (legales, técnicos, económicos, ambientales).
- El desconocimiento frente al tipo y cantidad de residuos generados, ante una carencia de normativa que regule la actividad.

Para responder a estos requerimientos, diseñó, construyó y desarrolló un Centro Integral que permite entregar el servicio de manejo, tratamiento y disposición final compatibilizando la seguridad y el cuidado a la salud y medio ambiente, con el concepto de integralidad, es decir, hacer una gestión eficiente para un gran número de diferentes residuos.

Se apoya en la siguiente estructura, que busca cubrir todas las etapas que involucran al residuo, desde que este se genera, hasta su confinamiento controlado o eliminación:

- Gestión analítica.


- Manejo seguro.
- Almacenamiento temporal.
- Líneas de tratamiento previa disposición final.

- Eliminación-destrucción o confinamiento controlado.

Fuentes:

- http://www.epa.gov/ebtpages/wastes.html


- http://www.hidronor.cl/






Mas Publicaciones | Sala de Prensa - Noticias | Testimonios | Página de Inicio




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos