Dirección provincial de educación secundaria de la provincia de buenos aires



Descargar 190.86 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión26.03.2019
Tamaño190.86 Kb.
Vistas77
Descargas0
  1   2




DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN SECUNDARIA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
El noviazgo responsable en las materias de la Secundaria
Introducción
Una de las problemáticas recurrentes que suelen irrumpir en los últimos tiempos en la escuela secundaria es la de las relaciones violentas de noviazgo y pareja en las adolescencias y las juventudes. A ella le contraponemos las relaciones de noviazgos responsables. El problema suele tener raíces profundas teniendo en cuenta que este tipo de relaciones suelen ser una resultante más de los patrones de vinculación que se construyen a partir de una pertenencia familiar, social e histórica. Estas situaciones se dan en el marco de lo privado, por lo tanto a veces es difícil identificarlas, ya que suelen ser parte del “secreto” o del ámbito de lo privado que en la adolescencia cobra particular relevancia.

Cuando se habla de noviazgo se abarca a todas aquellas modalidades de pareja más o menos estables (amigovios/as, novios, “tranzas”, entre otras) sabiendo que algunas formas de relación propias de esta franja etárea no se correspondería con la representación común o la representación que suelen tener los adultos respecto de la categoría de novio o novia. Es decir se incluirían todos los vínculos con cierto grado de continuidad. A su vez, cuando se habla de violencia en las relaciones interpersonales (violencia de género, familiar, maltrato infanto - juvenil) se hace alusión a todas aquellas manifestaciones o consecuencias dañinas producto de relaciones desiguales donde una de las partes maltrata y subordina a la otra. El denominador común es por lo tanto el ejercicio abusivo del poder.

Partiendo del hecho de que estamos inmersos en sociedades patriarcales que implican desigualdad en capacidades y poderes entre sus miembros, suele ocurrir que los adolescentes que provienen de hogares donde ya se han vivenciado patrones abusivos de vinculación, ya sean varones o mujeres, adoptan comportamientos que han incorporado casi naturalmente, con lo cual se dificulta su cuestionamiento o modificación.

Es preciso considerar que las relaciones abusivas implican el establecimiento de un patrón vincular que se instala a través del tiempo, a través del cual un miembro de la pareja es sometido al otro. Las actitudes de desconsideración y desvalorización se van instalando en los vínculos progresivamente. Si se aceptan o naturalizan pueden conformar una escalada que deviene en violencia. Ridiculizar, criticar desmedidamente, devaluar al otro son actitudes que fomentan maltrato emocional y derivan en insultos, agresiones y maltrato físico. Es decir, la violencia en la relación puede manifestarse de manera verbal, emocional o psicológica o física.

A su vez, el hostigamiento, los celos desmedidos, los controles de horarios restringen las decisiones y la autodeterminación de la pareja. Otras formas de relación que incluyen los silencios como respuesta o la negación pueden derivar en acoso emocional y hasta sexual, y cuando el sexo no es consentido puede hablarse de violación en la pareja. La restricción obligada al contacto con familiares o amigos, la limitación de sus deseos o emprendimientos, la modificación de conductas de las y los jóvenes a efectos de evitar peleas reiteradas o para que su pareja no se moleste son otras de los signos y los síntomas que dan cuenta de vínculos interpersonales violentos. En todos esas situaciones aludidas, el patrón vincular es de dominio y la parte victimizadas obraría pasivamente para evitar nuevas agresiones, permaneciendo pendientes de los gestos, los reclamos y hasta de la forma de pensar de su compañero o compañera, aumentando, como consecuencia, su vulnerabilidad y su dependencia. El miedo al cambio, a lo que pueda ocurrir si las personas más vulnerables deciden interrumpir la relación, prolongan el sometimiento llegando a producirse casi la anulación subjetiva de las y los jóvenes.

A modo de iniciar el abordaje de la problemática, presentaremos a continuación una serie de sugerencias de actividades y de recursos facilitadores para tratar la problemática. Se recomienda particularmente como un primer acercamiento el uso de películas, novelas y de series de televisión (del pasado para que pueda realizar un análisis en clave histórica y contemporáneas con las que las y los estudiantes estén familiarizados) en donde sea posible visualizar estereotipos de género y formas de relación violentas y no violentas en los noviazgos, letras de canciones, fotos familiares, revistas antiguas y/o de actualidad con imágenes vinculadas y/o situaciones de personajes famosos o populares atravesados por la problemática, noticias policiales de alcance masivo, entre otras que pueden brindar herramientas y metodologías que desde la flexibilidad de la ficción, de la historia o del hecho de que le esté ocurriendo a otra persona permitan la apertura al diálogo y generar en los talleres estrategias dinámicas y creativas a la vez que un clima de confianza y respeto mutuo.

Las siguientes actividades son meramente orientativas, pueden ser reformuladas o adaptadas a diferentes contextos grupales o áulicos, pero funcionan de manera ejemplar al ser multidisciplinarias cumpliendo con la prerrogativa de que la ESI es obligación de todas las materias de la Escuela.

SECUENCIAS DIDÁCTICAS Y ACTIVIDADES SUGERIDAS
Primer núcleo de actividades: La inequidad de género favorece las relaciones violentas en los noviazgos
Objetivos:

Identificar, analizar críticamente y debatir junto a las y los estudiantes el proceso que fue construyéndose a lo largo del tiempo que fue determinando la inequidad entre los géneros. Y a partir de allí la promoción de patrones jerárquicos y asimétricos en las relaciones de pareja.


Materias involucradas:

Salud y Adolescencia, Política y Ciudadanía, Trabajo y Ciudadanía, Prácticas de Lenguaje, Literatura, Construcción de Ciudadanía, Historia, Filosofía, Sociología, Educación Artística, Introducción a la comunicación.


Actividades iniciales
1- Analizar críticamente y situar históricamente las dos siguientes poesías de Sor Juana Inés de la Cruz y de Alfonsina Storni: Redondillas de Sor Juana Inés de la Cruz y Tú me quieres blanca de Alfonsina Storni.

  • ¿Contra qué estereotipos y modelos de hombre y de mujer parecen repetirse en ambas poesías se rebelan las dos poetisas?

  • ¿Qué relación puede haber entre esos modelos y las relaciones violentas en noviazgos?

Investiguen en biografías (se sugiere particularmente Alfonsina de Josefina Delgado, Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe de Octavio Paz), películas (por ejemplo Yo, la peor de todas) u obras de teatro (Alfonsina de Darío Cortés), e Internet diferentes aspectos de las vidas de esas mujeres que hicieron que se rebelaran contra el paradigma patriarcal.
2- Recordar y registrar a partir de anécdotas personales, vivencias y otras experiencias las acciones que estaba obligada/o a hacer por el hecho de ser mujer o varón en sus respectivas familias. Hacer un listado de las mismas.

¿Qué ideas estaban implícitas en esa lógica acerca de los comportamientos propios o adecuados entre varones y mujeres?


3- Trabajar en publicidades roles asignados a hombres y a mujeres.




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos