Diplomado en estrategias didácticas para innovar aprendizajes en educación superior universitaria



Descargar 190.84 Kb.
Fecha de conversión22.03.2019
Tamaño190.84 Kb.




Universidad Nacional Federico Villarreal Oficina central de asuntos académicos



MÓDULO I: Fundamentos de la Didáctica Universitaria


FUNDAMENTOS DE LA DIDÁCTICA UNIVERSITARIA

La Didáctica

La Didáctica es la rama de la Pedagogía que estudia el proceso de enseñanza aprendizaje.



Proceso de enseñanza-aprendizaje

Etimológicamente, proceso proviene del latín processus, que significa ir hacia adelante al paso del tiempo mediante etapas sucesivas. En tal sentido, el proceso de enseñanza aprendizaje, es una serie de procedimientos que el docente universitario debe diseñar para avanzar de manera sistemática en el desarrollo de los contenidos programados en el sílabo y lograr los propósitos establecidos.

El docente debe garantizar que en el proceso de enseñanza aprendizaje los estudiantes logren la adquisición de conocimientos y desarrollen sus habilidades y actitudes, es decir, que sean competentes; pero esto se logrará no sólo mediante la transmisión de conocimientos (actividad frecuente que aún persiste en algunos docentes que se limitan a desarrollar la clase recurriendo a la conferencia, a la exposición), considerando al estudiante como un ser con actitud pasiva, sólo “absorbiendo la información como una esponja” para luego “exprimir la información de su mente en un examen”, sin mayor reflexión, comprensión ni análisis, sólo apelando a lo que ha retenido la memoria.

En el proceso de enseñanza aprendizaje, es tarea del docente fomentar la independencia del estudiante para que desarrolle sus competencias, en el marco de una participación activa donde sea capaz de tomar sus propias decisiones. En tal sentido, es tarea del docente guiar al futuro profesional, encauzarlo para el logro de las metas trazadas, pero –es bueno enfatizar- fomentando la independencia para que la internalice y pueda afrontar con éxito al mundo laboral y cualquier desafío.



Enseñar, etimológicamente proviene del latín insignare, que significa señalar hacia, lo cual implica que enseñar es la orientación que se hace a quien no sabe, sobre qué ruta debe seguir. Esto implica que etimológicamente, se puede decir que en el proceso de enseñanza aprendizaje, están comprendidos una persona que conoce, que es el docente, y otra que desconoce, el estudiante. Pero esta definición etimológica no debe interpretarse de manera rígida, ya que, si bien en cierto que el docente posee conocimientos, pero esto no significa que el estudiante no es un recipiente vacío donde vaciar contenidos. Como se ha mencionado, el rol del docente es el de un orientador, que guía al estudiante reforzando sus puntos fuertes y fortaleciendo sus puntos débiles; un mediador, que se ubica estratégicamente entre el conocimiento y el estudiante, acercándolo al mismo y reactivando sus conocimientos previos; un facilitador, que hace más viable el camino del estudiante para que sea capaz de asimilar la información.

Considerando que el estudiante es un ser pensante, capaz de comprender, analizar, inferir, asimilar y que posee conocimientos, es labor del docente saber sacarlos a la luz. En tal sentido, se puede decir que la enseñanza es el proceso donde el docente, presenta al estudiante contenidos formativos con miras a desarrollar competencias en el mismo, dentro de un contexto y para lo cual debe utilizar diversas estrategias para alcanzar los propósitos programados.

El proceso de aprender complementa al de la enseñanza, a través del cual el estudiante capta y elabora los contenidos presentados por el docente o los que obtiene mediante la investigación u otros medios. Por lo tanto, se puede decir que el aprendizaje es el proceso a través del cual el estudiante obtiene nuevos conocimientos, habilidades o actitudes a través de experiencias vividas significativas; es decir, vivencias. El estudiante debe ser un agente activo en su propio proceso de aprendizaje, debe percibirse a sí mismo como tal, no esperar que el docente vierta sobre él “sus conocimientos”, sino debe estar consciente que él también los posee y que solo requiere del docente orientación en la dirección adecuada.

Un aspecto que se debe resaltar es el hecho que los estudiantes presentan sus propias características individuales y, por lo tanto, es tarea del docente atender la diversidad. Las características individuales se refieren a la manera distinta que tiene cada estudiante de aprender; es decir, existen varias modalidades para la adquisición del conocimiento y también varios estilos, por eso es necesario adecuar las respectivas estrategias didácticas, acordes a las teorías del aprendizaje.



Teorías del aprendizaje

a) Teoría genética

Jean Piaget1 (1896-1980) con sus aportes marca el inicio de la concepción constructivista de aprendizaje. En su obra capital Epistemología genética, resalta que el aprendizaje es un proceso de construcción interno, activo e individual. Parte del postulado que el aprendizaje se produce “de dentro hacia afuera”. En tal sentido, este pensador considera que el aprendizaje es el resultado de procesos evolutivos naturales.

El desarrollo cognitivo supone la adquisición sucesiva de estructuras mentales cada vez más complejas, las mismas que se van adquiriendo evolutivamente en estadios, fases o etapas, caracterizados por un determinado nivel de desarrollo. Las etapas que se consideran según Piaget son cuatro: sensorio-motriz (0-2 años), preoperacional (2-7 años), operaciones concretas (7-11 años) y operaciones formales (11 años hasta la adultez). En la penúltima etapa precisan manipular continuamente la realidad y tienen dificultades para razonar de manera abstracta, por estar muy condicionados a la aspectos observables y figurativos. Y en la última etapa, se empieza a razonar de manera abstracta; por lo tanto, las habilidades intelectuales que caracterizan a esta etapa están estrechamente vinculadas con requerimientos que exigen para el aprendizaje de las ciencias.

Los principios del aprendizaje según Piaget son:



  • El aprendizaje es un proceso constructivo interno del estudiante;

  • El aprendizaje es un proceso de reorganización cognitiva del estudiante;

  • El aprendizaje se produce cuando entre en conflicto lo que el estudiante ya sabe con lo que debería saber;

  • El desarrollo del pensamiento se vincula con el aprendizaje, pero no todo aprendizaje provoca desarrollo;

  • Los objetivos pedagógicos deben, además de estar centrados en el estudiante, partir de sus actividades y necesidades;

  • Los contenidos, no se conciben como fines, sino como medios al servicio del desarrollo evolutivo natural;

  • El método por excelencia es el método por descubrimiento;

  • La interacción social favorece el aprendizaje;

  • Las experiencias de aprendizaje deben estructurarse privilegiando la colaboración y búsqueda en conjunto del conocimiento (aprendizaje interactivo);

  • La experiencia supone toma de conciencia de la realidad que facilita la solución de problemas que impulsa el aprendizaje.

b) Teoría del aprendizaje significativo

David Ausubel (), acuñó el concepto de aprendizaje significativo para distinguirlo del memorístico o repetitivo y señala el rol que juegan los conocimientos previos del estudiante en la adquisición de nueva información. Pero, ¿qué es en realidad el aprendizaje significativo? Responder a la pregunta equivale a poner en relieve el proceso de construcción de significados por parte del estudiante como eje central del proceso de enseñanza aprendizaje. Y ¿cómo construye significados el estudiante? La respuesta se encuentra en su mismo creador cuando expresa: “La esencia del aprendizaje significativo reside en que las ideas expresadas simbólicamente son relacionadas de modo no arbitrario, sino sustancial con lo que el alumno ya sabe. El material que aprende es potencialmente significativo para él” (Ausubel, 1976, p. 57). El autor manifiesta que el estudiante construye significados cada vez que es capaz de establecer relaciones “sustantivas y no arbitrarias” entre lo que aprende y lo que ya conoce.

Para lograr las relaciones entre lo conocido y lo nuevo por conocer, Ausubel propone el diseño de “organizadores previos”, una especie de puentes cognitivos o anclajes, a partir de los cuales el estudiante sea capaz de establecer relaciones significativas con la nueva información. Como se puede apreciar, el autor postula que el aprendizaje implica una reestructuración activa de las percepciones, ideas, conceptos y esquemas que el aprendiz posee en su estructura cognitiva.

Díaz Barriga (1989), hace notar que la postura de Ausubel se puede caracterizar como constructivista (el aprendizaje no es una simple asimilación pasiva de información literal, sino el aprendiz la transforma y estructura) e interaccionista (los recursos de estudio y la información exterior se relacionan e interactúan con los esquemas de conocimiento previo y las características personales del aprendiz).

Ausubel indicó ciertas condiciones básicas para que se produzca el aprendizaje significativo:


  1. Que los materiales de enseñanza estén estructurados lógicamente con una jerarquía conceptual, situándose en la parte superior los más generales, inclusivos, poco diferenciados.

  2. Que se organice la enseñanza respetando la estructura psicológica del estudiante, es decir, sus conocimientos previos y estilos de aprendizaje;

  3. Que los estudiantes estén motivados para aprender.

Para viabilizar la primera condición propuso los mapas conceptuales, los mismos que fueron desarrollados por Novak, a través de los cuales es posible detectar las relaciones que los estudiantes hacen de los conceptos.

Teniendo en consideración lo manifestado anteriormente, a modo de síntesis, Ausubel y sus colaboradores señalan las exigencias que plantea el aprendizaje significativo:



  1. Que los contenidos del nuevo material de aprendizaje sean potencialmente significativos, es decir, que propicien la construcción de significados para lo cual deben cumplir dos condiciones: una intrínseca al propio contenido de aprendizaje (significatividad lógica), y la otra relativa al estudiante que va a aprenderlo (significatividad psicológica cognitiva). La primera condición significa que el contenido posea determinada estructura interna, una cierta lógica intrínseca, un significado en sí mismo. Al estudiante le resultará difícil construir significados si el contenido de aprendizaje es vago, poco estructurado y arbitrario. Y la segunda condición significa que para que un estudiante construya significados, resulta necesario con la información que ya conoce, que pueda asimilarlos y que los inserte en las redes de significados ya construidas durante sus experiencias de aprendizaje.

  2. Que es indispensable la existencia de una disposición favorable del estudiante; es decir, adopte una actitud favorable para aprender.

c) Teoría sociocultural

Lev S. Vigotsky2 (1896-1934) estudió el impacto del medio y de las personas que rodean al estudiante en su proceso de aprendizaje. El concepto básico de la teoría vigotskiana es el de zona de desarrollo próximo, entendido como el tramo o distancia entre lo que el estudiante es capaz de aprender por sí mismo y lo que puede aprender con ayuda de una persona más capaz, por lo general el docente o su par.

En tal sentido, la teoría de Vigotsky concede al docente un rol esencial al considerarlo facilitador del desarrollo de estructuras mentales en el estudiante para que sea capaz de construir nuevos aprendizajes y más complejos. La idea de construcción de conocimientos va desde las ideas de Piaget que la consideran como un proceso fundamentalmente individual con un rol secundario del docente, hasta lo señalado por Vigotsky sobre la construcción social donde la interacción con los demás mediante el lenguaje es muy importante. En tal sentido, la teoría vigotskiana concede al docente un rol substancial al considerarlo facilitador del desarrollo de estructuras mentales en el estudiante para que sea capaz de construir aprendizajes más complejos; es decir, se convierte en un agente que facilita el andamiaje para la superación del propio desarrollo cognitivo del aprendiz.

Como se ha mencionado, la interacción del estudiante y los demás (docente, compañeros, etc.) se produce esencialmente a través del lenguaje. Es así como, verbalizar los pensamientos lleva a reorganizar las ideas y por lo tanto facilita el desarrollo. Esta teoría ha generado la necesidad de recurrir al aprendizaje cooperativo como estrategia de aprendizaje.

En esta línea, el modelo del docente observador-interlocutor que crea situaciones de aprendizaje para facilitar la construcción de conocimientos, que propone actividades variadas y graduadas, que orienta y conduce las tareas y promueve una reflexión sobre lo aprendido y saca conclusiones para replantear el proceso, de hecho, resulta más eficaz que aquel docente transmisor de conocimientos o el simple observador del trabajo autónomo de los estudiantes.

Como se puede apreciar, en clara oposición a Piaget, Vigotsky afirma que el desarrollo sigue al aprendizaje, puesto que éste es quien crea el área de desarrollo próximo. Del mismo modo, el pensador bielorruso resalta el valor de la actividad tutorizada, más que de la actividad experimental del aprendiz por sí solo.



d) Teoría del aprendizaje por descubrimiento

Para Jerome Bruner3 (1915-2016) el desarrollo humano, el aprendizaje y la instrucción forman una unidad interdependiente. La persona al desarrollarse intelectualmente adquiere la capacidad para enfrentar simultáneamente varias alternativas, atender diversas consecuencias en un mismo periodo y conceder tiempo y atención en forma apropiada a las múltiples demandas que el entorno le presenta. Esto significa que, si el docente desea aprovechar el potencial mental de sus estudiantes, debe planear su instrucción de modo que favorezca la flexibilidad mental que caracteriza el desarrollo intelectual.

Bruner describe el crecimiento intelectual y psicológico del individuo de acuerdo con ciertos patrones, en los que toma en cuenta la relación estímulo-respuesta, la interiorización y codificación de la información y la capacidad de expresar sus ideas y deseos. Este pensador considera importantes los estímulos que se reciben a lo largo de su desarrollo mental, pero especifica que su respuesta a tales estímulos no es mecánica. Conforme se avanza en la evolución mental, hay una creciente independencia en las respuestas que el individuo da ante una situación determinada. Y otro factor básico en el crecimiento intelectual es la habilidad para interiorizar las experiencias.

En la teoría del desarrollo intelectual tiene gran significado la habilidad del estudiante para asimilar y memorizar lo aprendido y, posteriormente, para transferir ese aprendizaje a otras circunstancias de su vida, realizándose desde su propia visión del medio que lo rodea.

Bruner señala la importancia de una interacción sistemática y permanente entre el estudiante y el docente, así como con sus compañeros, para facilitar el desarrollo intelectual. Esta debe ser una relación de respeto mutuo, comunicación, diálogo y disposición para el proceso de enseñanza aprendizaje.

Los sistemas de representación mental son: el inactivo, el icónico y el simbólico. El enactivo hace referencia a conocer algo por medio de la acción; el icónico, por medio de un dibujo o una imagen; y el simbólico, por medio de símbolos como el lenguaje. El desarrollo intelectual supone un dominio de estas tres formas de representación y su traducción parcial de un sistema a otro.

Para Bruner la educación es el resultado general de las influencias culturales, familiares, comunitarias y de formación académica que un determinado grupo ofrece a sus miembros. En tanto que la instrucción consiste en conducir al aprendiz por medio de una secuencia de definiciones y redefiniciones acerca de un problema o cuerpo de conocimientos que aumenta su habilidad para captar, transformar y transferir lo que ha aprendido.

Los aspectos que deben considerarse para lograr óptimos aprendizajes, según Bruner, son:

a) La activación: Lo primero que el docente debe lograr en el estudiante es que esté motivado, lo que será posible mediante una planificación cuidadosa, con originalidad, imaginación, partiendo de los conocimientos previos y la capacidad de modificar la estrategia cuando sea necesaria.

b) El mantenimiento: No basta con activar al estudiante al inicio de la sesión de aprendizaje, sino debe procurarse mantener su interés, a durante todo el periodo.

c) La dirección: El aprendizaje debe seguir cierta secuencia en función de la complejidad de los conceptos o temas implicados. Para ello el docente debe dominar la teoría subyacente y poder relacionarla con las situaciones prácticas de la vida real.

Desde la óptica de Bruner, aprender es desarrollar en el estudiante la capacidad para resolver problemas y pensar sobre una situación que se enfrenta.

La educación plantea la docente la responsabilidad de enseñar a los estudiantes a pensar y a descubrir caminos para resolver problemas antiguos con métodos nuevos, así como buscarle solución a nuevos problemas para los cuales las viejas fórmulas no resultan ser adecuadas. En ese sentido, educar implica ayudar al estudiante a ser creativo, a innovar, a encarar diversos acontecimientos y accidentes.

El método de aprendizaje por descubrimiento de Bruner supone crear un ambiente especial que sea favorable, considerando:



  1. La actitud del estudiante: propiciar la discusión activa, planteamiento de problemas de interés, que ilustres situaciones analizadas, que señale puntos esenciales en una lectura hecha o que intente relacionar hechos teóricos con asuntos prácticos.

  2. La compatibilidad: El saber nuevo debe ser compatible con el conocimiento que el estudiante ya posee, pues de lo contrario no sería posible su compresión y asimilación adecuadas.

  3. La motivación: Que el estudiante llegue a sentir la emoción por descubrir.

  4. La práctica de habilidades y uso de la información en la resolución de problemas: El aprendizaje por descubrimiento exige una total integración de la teoría con la práctica. Por ello, el docente debe crear situaciones concretas en que los estudiantes puedan hacer una aplicación adecuada de los conceptos teóricos adquiridos.

  5. La aplicación de recetas: Efectiva integración entre teoría y práctica, y no una simple repetición de una receta que solo va a ser útil en algunas ocasiones.

  6. La importancia de la claridad al enseñar un concepto: Mediante una selección de contenidos, para evitar brindar demasiadas ideas que pueden causar confusión.

Resumiendo, Bruner desarrolló en la década de los 60 del siglo pasado una teoría del aprendizaje de tipo constructivista, conocida como aprendizaje por descubrimiento. La característica primordial de esta teoría es que promueve que el estudiante obtenga los conocimientos por sí mismo.

Esta forma de entender la educación implica un cambio de paradigma en los métodos educativos más tradicionales, puesto que los contenidos no se deben mostrar en su forma final, sino que han de ser descubiertos progresivamente por los estudiantes. La mayéutica socrática resulta un buen método en este caso.

Bruner considera que los estudiantes deben aprender según los lineamientos de un descubrimiento guiado que ocurre durante una exploración motivada por la curiosidad. Por lo tanto, la labor del docente no es explicar contenidos acabados, con un principio y un final muy claros, sino que debe proporcionar el material adecuado para estimular a sus estudiantes mediante estrategias de observación, comparación, análisis de semejanzas y diferencias, etc.

El aprendizaje por descubrimiento presenta los siguientes beneficios:



  1. Permite al estudiante superar las limitaciones del aprendizaje tradicional o mecanicista;

  2. Estimula al estudiante pensar por sí mismo, plantear hipótesis y confirmarlas sistemáticamente;

  3. Potencia en el estudiante la solución creativa de los problemas.

  4. Potencia las estrategias metacognitivas, es decir, el estudiante aprende cómo aprender;

  5. Contribuye con elevar la autoestima y la seguridad del estudiante.

Los modos de aprendizaje

El aprendizaje debe comenzar con una experiencia inmediata y concreta que sirva de plataforma para la observación y la reflexión, y con base a esto, al momento de aprender entran a tallar cuatro capacidades distintas, las que dan lugar a igual número de modos de aprendizaje:



  1. La experimentación concreta: Permite que el estudiante sea capaz de involucrarse por completo, abiertamente y sin prejuicios en experiencias nuevas de aprendizaje. Cuando se diseñan actividades donde el estudiante pueda apreciar las cosas de manera concreta y tangible, es más factible que asimile la información.

  2. La observación reflexiva: Permite al estudiante que sea capaz de reflexionar acerca de sus experiencias y de observarlas desde múltiples perspectivas.

  3. La conceptualización abstracta: Permite al estudiante que sea capaz de crear nuevos conceptos y de integrar sus observaciones en las teorías.

  4. La experimentación activa: Permite al estudiante que sea capaz de emplear teorías para tomar decisiones y solucionar problemas.

Los estilos de aprendizaje

Las modalidades de aprendizaje contribuyen a la construcción cognitiva de un estudiante y determinan sus habilidades intelectuales, así como su capacidad para aprender cierto tipo de conocimientos mediante actividades específicas. Cuando los modos de aprendizaje entran en juego generan cuatro estilos de aprendizaje:



  1. Divergentes: Los individuos de este estilo se caracterizan por un pensamiento concreto y por procesar la información de forma reflexiva contemplando distintos puntos de vista. Son intuitivos.

  2. Asimiladores: Los individuos de este estilo combinan el pensamiento abstracto y el procesamiento reflexivo de la información. Prefieren aprender de forma secuencial. Destacan por su capacidad para entender una gran cantidad de información y organizarla de forma sucinta y lógica.

  3. Convergentes: Los individuos de este estilo poseen un pensamiento abstracto y procesan la información de forma activa. Necesitan encontrar el uso práctico de las ideas y teorías que aprenden.

  4. Acomodadores: Los individuos de este estilo combinan pensamiento concreto y procesamiento activo. Se deleitan asumiendo riesgos y poniendo en marcha las ideas aprendidas.

El desafío permanente: el salto de la memoria a la conciencia analítica, crítica y creativa

El aprendizaje tradicional se caracteriza por el uso de la memoria y la repetición, y en la evaluación al estudiante se concreta a repetir lo memorizado. En este caso, el pensamiento del estudiante actúa al igual que la esponja, que absorbe líquido y al exprimirse vuelve a su condición original, sin que se haya suscitado ningún cambio; tal líquido es como la cantidad de conocimientos incorporados acríticamente, sin cuestionamiento alguno, y luego los expresan en los exámenes sin la mínima modificación, es decir, se dedican a repetir lo memorizado sin que la información haya provocado alguna alteración en su estructura cognitiva. Sin embargo, el estudiante tiene la capacidad de aprehender la información y así lograr la interiorización de nuevos conocimientos, a la par que desarrolla su pensamiento analítico, crítico y creativo, con lo cual es capaz de dar su opinión y retroalimentar los aprendido.



Para lograr un estudiante competente, es tarea del docente al diseñar estrategias eficaces que conduzcan al lograr óptimos aprendizajes. Según Tobón (2003) utilizar estrategias didácticas se logra que el estudiante:

  • Desarrolle el pensamiento crítico y creativo

  • Fomente la responsabilidad ante su formación

  • Se capacite para buscar, organizar y aplicar la información

  • Vivencie el aprendizaje cooperativo al realizar tareas con apoyo mutuo

  • Autorreflexione sobre su propio aprendizaje preguntándose ¿qué?, ¿para qué?, ¿cómo?, ¿cuándo?, ¿dónde? y ¿con qué?

  • Comprenda la realidad personal, social y ambiental de sus problemas y soluciones.

En tal sentido, es responsabilidad del docente diseñar estrategias didácticas que permitan generar un ambiente favorable para optimizar el aprendizaje en los estudiantes.
Bibliografía:

  • 1. DIAZ Barriga, Frida. Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Editorial McGraw-Hill. México, (2010)

  • 2. MICHEL, Guillermo. Aprende a aprender. Editorial Trillas. México, (2008)

  • 3. NEGRETE, Jorge Alberto. Estrategias para el aprendizaje. Editorial LIMUSA. México, (2010)

  • 4. SANTROCK, John. Psicología educativa. Editorial McGraw-Hill. México, (2006)

  • 5. WOOLFOLK, Anita. Psicología educativa. Editorial Pearson. México, (2010)

  • 6. ZARZAR Charur, Carlos. Habilidades básicas para la docencia. Editorial Patria. México, (2006)

1 Psicólogo y epistemólogo suizo. Nació en Neuenburg. Fue director del Instituto J. J. Rousseau y se dedicó al estudio de la génesis del pensamiento.

2 Nació en Bielorrusia. Desarrolló, entre otras, la teoría del origen social de la mente.

3 Nació en Nueva York. Psicólogo destacado. Hizo importantes aportes a la Psicología Cognitiva y a las teorías del aprendizaje dentro del campo de la Psicología Educativa.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad