Diez, doce anos atras, hice un descubri



Descargar 230.11 Kb.
Página1/13
Fecha de conversión01.12.2018
Tamaño230.11 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


Redescubrir la vida



Anthony de Mello


Tabla de contenido




I 3

La capacidad de escuchar 3

La vida está donde menos se la espera 5

Esa extraña cosa: la mente humana 6

Donde empieza el camino 6

¿Enseñar a cantar a los cerdos...? 7

Estamos "sentados" sobre una mina de diamantes y no lo sabemos 8

No es demasiado tarde 9

Preferimos ser desdichados 10

La felicidad está en uno mismo 11

La fórmula de la felicidad 12

El sufrimiento y el apego. 13

El origen de todos los conflictos 13

El verdadero progreso 14

El amor y el apego 14

La fórmula de la felicidad 15

La libertad 16

II 17


Peces que tienen sed y temen ahogarse 17

Nadie nos quitó la libertad que buscamos 18

Los problemas no existen en la realidad... 19

... sólo existen en la mente humana 19

Convencido de que moriría, murió 20

Perturbación y espiritualidad 21

Perturbación y autocastigo 21

Felicidad y cambio 23

No culpar a nadie 23

¿Quién te perturba? 24

Cómo "arreglar" las cosas 25

Las relaciones humanas y la perturbación 26

III 27

La religión que nos preocupa 27



La felicidad de no depender 28

¿Son humanas las relaciones humanas? 30

¿Cambiar o amar? 30

No dejes que los demás te perturben 31

Cómo nos controlan y manejan 32

¿Amar sólo a quien te ama? 33

Cuando éramos niños nos "drogaron" 34

Hemos perdido la capacidad de amar 34

Estar solo, no solitario 35

La parábola final 35

¿Ser oveja o león? 35


I

Diez, doce años atrás, hice un descubrimiento que trastrocó y revolucionó mi vida,

convirtiéndome en un hombre nuevo. Descubrí una formula que permite ser feliz

por el resto de la vida, que permite disfrutar de cada minuto de la vida. Redescubrir

la vida.

Al escuchar esto, alguien podrá asombrarse y preguntarme:

-¿Como se entero solo diez o doce años atrás? ¿No ha leído usted los Evangelios?

¡Por supuesto que leí los Evangelios!

¡Pero no la había visto! La formula estaba allí, en los Evangelios, pero yo no la había

comprendido. Mas tarde, cuando ya la había descubierto, la halle en los textos sagrados de las principales religiones y me asombre: la había leído y no la había visto, no la

había comprendido. Ojalá la hubiera descubierto cuando era mas joven. ¡Que diferente habría sido todo!

¿Cuanto tiempo me llevara transmitir a otros esa formula? ¿Todo un día? Voy a ser

honesto: solo un par de minutos. No creo que requiera mas de dos minutos transmitir-

la. Captarla o comprenderla llevaría...¿veinte años?, ¿quince años?, ¿diez años?,

¿diez minutos?, ¿un día?, ¿tres días? ¡Quien sabe! Eso depende de cada uno.


La capacidad de escuchar

Es necesaria una cualidad para captar aquello que yo descubrí de repente diez

años atrás y que revoluciono mi vida: la cualidad de escuchar, de comprender, de

"ver". Creo que; si mil personas me oyen y una escucha, si mil me leen y una ve, es un

promedio bastante bueno.

¿Es difícil comprender a formula? Es tan sencilla que puede comprenderla un niño de siete años; ¿no es asombroso? En realidad cuando pienso en eso hoy, me pregunto:

¿Porqué no la comprendí antes? No lo sé. No sé porqué no la comprendí antes. Pero así fue. Puede ser que cualquiera esté en condiciones de comprenderla hoy, aunque sea en parte ¿Que se necesita para comprenderla? Una sola cosa: la capacidad de escuchar Eso es todo. ¿Eres capaz de escuchar? Si lo eres, podrás comprenderla.

Ahora bien, escuchar no es tan fácil como podría parecer: La razón es que siempre escuchamos a partir de conceptos establecidos, de posiciones y fórmulas establecidas, de prejuicios...Escuchar no significa "tragar"; eso es credulidad:

- Él lo dice, yo lo acepto.

No quiero que nadie me tenga fe cuando me escucha o me lee, las enseñanzas de la Iglesia o la Biblia se pueden tomar con fe, Deseo que cuestionen todo lo que digo, que reflexionen sobre mis opiniones.

Escuchar no significa ser crédulo. Pero tampoco significa atacar. Lo que voy a plantear es algo tan nuevo que algunos pensarán que estoy loco, que no estoy en mi sano juicio. Por consiguiente, van a sentirse tentados de atacar. Si se le dice a un marxista que algo anda mal dentro del marxismo, lo primero que probablemente haga es atacar. Si se le dice a un capitalista que algo no está bien en el capitalismo, se alza en armas. Si se le dice a un norteamericano que en los Estados Unidos hay algo que no está bien, se enfurece. Y lo mismo sucede con los indios, si se ataca a la India, etcétera.

Escuchar no significa creer ciegamente, ni tampoco atacar o simplemente estar de acuerdo Me contaron acerca de un superior jesuita que tenía mucho éxito. Alguien le preguntó:

-¿Cómo es que usted tiene tanto éxito como superior?

- Muy sencillo; la receta es sencilla: estoy de acuerdo con todos - respondió

¡Estaba de acuerdo con todos! Le objetaron:

-¡No hable tonterías! ¿Cómo puede usted tener éxito como superior estando de acuerdo con todos?

- Es cierto, ¿cómo puedo tener éxito como superior estando de acuerdo con todos? - fue su respuesta.

De modo que escuchar no significa estar de acuerdo conmigo; puedes discrepar conmigo y entenderlo, ¿no es asombroso?.

Escuchar significa estar alerta. Si estás alerta, estás observando, estás escuchando con una especie de mente virgen. No es fácil escuchar con una mente virgen, sin prejuicios, sin fórmulas establecidas. .

Alguien me contó la historia de una persona que llevó a la práctica el famoso refrán: "Quien por día una manzana come, al médico a distancia pone." Bien, esta persona tenía un affaire con la esposa de un médico, ... y comía una manzana por día. Es decir, ¡había entendido todo al revés! Había partido de una fórmula establecida, de una posición mental rígida.

Me contaron también acerca de un sacerdote que estaba tratando de convencer a un feligrés alcohólico de que dejara la bebida. Para ello llenó un vaso con alcohol puro y tomó una lombriz, dejándola caer en el vaso. La pobre lombriz comenzó a retorcerse y murió. Y el sacerdote le dijo al feligrés:

- ¿Comprendiste el mensaje, Juan?

- Sí, padre, comprendí el mensaje, . . .comprendí el mensaje,... ¿Sabe?, si se tiene un bicho en el estómago, hay que tomar alcohol.

¡Ay! ¡Vaya si comprendió el mensaje!

Juan no comprendió el mensaje porque no estaba escuchando.

Conozco otro caso en el que era el sacerdote el que no estaba escuchando. En efecto, cuentan acerca de un alcohólico que fue a ver al cura párroco, el cual, como estaba leyendo el diario, no quería que lo molestaran.

- Disculpe, padre.

El padre, fastidiado, lo ignoraba.

- Eh, disculpe, padre.

-¿Qué pasa? - preguntó el párroco.

-¿Me podría decir qué produce artritis, padre?

El padre seguía fastidiado:

-¿Qué produce artritis? Beber produce artritis; eso es lo que produce artritis. Salir con mujeres fáciles produce artritis, eso es lo que produce artritis. Dedicarse al juego produce artritis, eso es lo que produce artritis.

¿Porqué me lo preguntas?

- Porque aquí en el diario, dice que el Santo Padre tiene artritis.

El párroco no había estado escuchando.

Bueno, si estás preparado para oír algo nuevo, sencillo, inesperado, opuesto a casi todo aquello que te han contado hasta ahora, entonces quizás escuches lo que tengo que decir, quizás lo comprendas. Cuando Jesús enseñaba la Buena Nueva, creo que fue atacado no sólo porque lo que enseñaba era bueno, sino porque era nuevo.

- No quiero oír nada nuevo, denme las cosas viejas.

No nos gusta lo nuevo; es demasiado molesto, demasiado liberador. Si rechazamos lo nuevo, no estamos dispuestos a escuchar. Pero si lo aceptamos sin discriminar, tampoco estamos escuchando. Buda lo dijo de una manera muy hermosa: "Monjes y discípulos no deben aceptar mis palabras por respeto, sino que deben analizarlas, de la misma manera que un orfebre trabaja el oro: seccionando, raspando, frotando, fundiendo." Así debe ser también con mis palabras.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad