Diccionario quechua



Descargar 13.13 Mb.
Página1/235
Fecha de conversión24.02.2018
Tamaño13.13 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   235

Joaquín Herrero S.J. y Federico Sánchez de Lozada



DICCIONARIO QUECHUA
ESTRUCTURA SEMÁNTICA
DEL QUECHUA COCHABAMBINO
CONTEMPORÁNEO

Al campesino quechua de Bolivia con admiración y respeto a su cultura

LOS AUTORES

© Joaquín Herrero S.J. y Federico Sánchez de Lozada, 1983


Edita C.E.F.CO.

Distribuye C.E.F. CO.

Calle Bolívar E0360

Casilla 654 Cochabamba. Bolivia


Depósito legal D.L 8 - 83
Impreso en Talleres Gráficos "QORI LLAMA" - Calle Loa 682 - Sucre-Bolivia

Publicado en el internet por la University of California-Los Angeles bajo la licencia Creative Commons-No Comercial-Atribución 2.5 en 2010:



http://quechua.ucla.edu/dictionaries

Digitalizado por el Instituto de Lengua y Literaturas Andinas-Amazónicas en 2014 para publicar en el internet y utilizar en GoldenDict (Windows, Linux y Mac) y en SimiDic (Android y iOS):



http://www.illa-a.org/wp/diccionarios

Quechua - Español

A 1

B 54


CH 59

CHH 109


CH' 122

D 162


E 166

F 170


G 171

I 174


J 190

K 248


KH 305

K' 324


L 359

LL 390


M 438

N 538


Ñ 555

O 572


P 586

PH 660


P' 687

Q 712


QH 738

Q' 779


R 818

S 848


T 967

TH 1031


T' 1047

U 1098


W 1147

Y 1271



Notas del ILLA

El Diccionario Quechua de Joaquín Herrero S.J. y Federico Sánchez de Lozada es indudablemente el diccionario más amplio y exhaustivo del quechua hablado en Cochabamba. Tiene más ejemplos y más explicación semántica y cultural, que cualquier otra diccionario. Es un recurso inestimable que debe ser consultado por cualquier persona interesada en la lengua actual de Cochabamba, que contiene muchos prestamos del castellano, construcciones gramaticales y fraseología que son distintas a otras regiones.

A pesar de la riqueza del diccionario, hoy en día es casi imposible encontrar una copia del texto. Muy pocos ejemplares fueron impresos en el año 1983 y las pocas copias existentes están guardadas como baluartes que no se pueden acceder. En la encuadernación, el texto está muy cerca del lomo, que hace que sea difícil fotocopiar. Para poner el diccionario al alcance del público, el Instituto de Lenguas y Literaturas Andinas-Amazónicas (ILLA) decidió publicarlo en el internet y lanzarlo para los diccionarios electrónicos de GoldenDict y SimiDic, para que el texto pueda ser consultado fácilmente en las PCs, tabletas y teléfonos celulares que son comunes hoy en día.

En el año 2010 el diccionario fue publicado en el internet por la carrera lingüística de la University of California-Los Angeles (UCLA) bajo la licencia Creative Commons-No Comercial-Atribución 2.5, que permite que el texto sea copiado, pero no puede ser vendido, ni el nombre de los autores pueda ser borrado. Lamentablemente la UCLA sólo publicó un PDF con imágenes del diccionario.

Para utilizar el texto en los diccionarios electrónicos de GoldenDict y SimiDic, fue necesario convertir las imágenes de PDF a texto. El ILLA utilizó FineReader para convertir el diccionario a texto, pero FineReader no esta afinado para reconocer la lengua quechua, entonces había muchos errores en la conversión. La mayoría de estos errores fueron corregidos manualmente, pero el ILLA todavía está buscando a voluntarios para revisar el texto línea por línea para eliminar los errores existentes en el diccionario.

Algunos cambios fueron hechos en el texto para ser utilizado en diccionarios electrónicos. Las palabras claves fueron puestos en negrillo y las entradas fueron sangradas para enfatizar las palabras claves. Además, palabras claves que no son nombres propios de personas o lugares fueron convertidas a minúsculas. Los colores fueron añadidos al texto para facilitar la lectura. Las abreviaturas V. (véase) y Sin. (sinónimo) fueron coloradas en verde, los ejemplos de quechua en morado claro y la traducción en castellano de estos ejemplos en azul claro.

El texto que ha sido cambiado por el ILLA es resaltado en amarillo y generalmente es acompañado por un comentario para explicar el cambio. El texto ilegible en las imágenes publicadas por el la UCLA está resaltado en verde. En tal sentido es necesario ubicar una copia original del diccionario para corregir este texto.

El diccionario de Herrero y Sánchez de Lozada utiliza el alfabeto pentavocálico que fue considerado el estándar en 1983, cuando el texto fue publicado. En 1984 el alfabeto único fue aprobado por el gobierno de Bolivia, que utiliza Q en lugar de J para representar el sonido posvelar al final de una silaba. Por ejemplo, wasiyoq en lugar de wasiyuj y llaqta en lugar de llajta.

En los años 90, la Reforma Educativa promovió el uso de un alfabeto trivocálico influenciado por la ortografía del lingüista peruano Rodolfo Cerrón-Palomino, que es considerado el alfabeto estándar hoy en día.

La meta del diccionario de Herrero y Sánchez de Lozada es documentar la lengua hablada en Cochabamba, con toda su variación y su riqueza fonética. Por ello Herrero y Sánchez de Lozada listan muchas variantes de una palabra para capturar todas las maneras que la palabra puede ser pronunciada. Sin embargo, la meta de la ortografía normalizada es escribir en una sola forma para que pueda ser leído en todas las regiones quechuas. En lugar de capturar la variación fonética y dialectal de la lengua, la ortografía normalizada pretende encontrar una ortografía única para eliminar confusión y promover la alfabetización de la lengua. Entonces, no es recomendado consultar al diccionario de Herrero y Sánchez de Lozada para descubrir como escribir correctamente un vocablo. Para esta meta, es recomendado consultar el Diccionario Bilingüe de Teófilo Laime (o el Diccionario Unificado: Quechua Sureño de Rodolfo Cerrón-Palomino para el estándar peruano) que también están disponibles para descargar en nuestro sitio de http://www.illa-a.org/wp/diccionarios



Para cambiar la ortografía de Herrero y Sánchez de Lozada a la ortografía normalizada, hay que tomar en cuenta las siguientes pautas:

  • Los sonidos vocálicos /I/ y /E/ son representados por sola la letra I en la ortografía normalizada. Ej: erqe -> irqi (niño)

  • Los sonidos vocálicos /O/ y /U/ son representados por sola la letra U en la ortografía normalizada. Ej: orqo -> urqu (masculino, cerro)

  • La letra SH, que Herrero y Sánchez de Lozada también utilizan en préstamos como inlesha (inglesia) y lisensha (licencia), es reemplazado por S o CH en la ortografía normalizada. Ej: ashkha -> achkha (mucho)

  • El progresivo verbal, que Herrero y Sánchez de Lozada escribe como -sa, es escrito como -chka en la ortografía normalizada. Ej: risani -> richkani (estoy diciendo)

  • No existe diptongos en la ortografía normalizada, entonces hay que insertar un consonante entre vocales adyacentes. Ejs: ruay -> ruway (hacer), tiay -> tiyay (radicar, sentar)

  • Herrero y Sánchez de Lozada escribe jina, ñeqen, jawa, si y ma como palabras separadas, pero en la ortografía normalizada son sufijos. Ejs: ima jina -> imajina, iskay ñeqen -> iskayñiqin

Todavía no hay consenso en la ortografía normalizada acerca de:

  • La ortografía de palabras compuestas.
    Algunos autores de diccionarios (como Jesús Laura) juntan palabras compuestas sin espacios. Otros (como Teófilo Laime) separan palabras compuestas con un espacio. Algunos (como Alfredo Quiroz) utilizan un guion para separar las palabras si la palabra compuesta contiene dos consonantes glotalizados o aspirados, porque palabras quechuas no deben contener más de un consonante glotalizado o aspirado. Herrero y Sánchez de Lozada generalmente separan las palabras con espacio (ej: yachay wasi), pero a veces juntan las palabras (ej: chakantullu).

  • El uso de puntuación (.¿?¡!).
    Algunos autores no utilizan la puntuación inicial (¿¡) en quechua, porque es un préstamo innecesario de castellano, pero otros como Teófilo Laime argumentan que la puntuación inicial es necesario para separar la pregunta o la aclamación en la frase. Dicen que "Tatayqa tapuwarqa ¿imarayku ripunki?" es mas claro que "Tatayqa tapuwarqa, imarayku ripunki?"
    Además, algunos autores no utilizan los signos interrogativos (¿?) en quechua, porque el uso de una adverbio interrogativo (ima, pi, imayna, etc.) o el sufijo -chu indica la pregunta, entonces los signos interrogativos no son necesarios. También argumentan que los signos interrogativos no deben ser utilizados, porque no hay un cambio en la entonación de preguntas como en castellano.
    Herrero y Sánchez de Lozada utilizan los signos iniciales y finales de aclamación (¡!), pero no utilizan los signos de interrogación (¿?).

  • El uso del acento agudo con el sufijo final -ri.
    Herrero y Sánchez de Lozada explican que el acento agudo en el sufijo -ri sólo debe ser utilizado en casos específicos:

ri. Forma con la que suelen terminar las oraciones interrogativas comenzadas por formas como mayman, maymantaj, pitataj, maynejpitaj, pikunawan y otras de función interrogativa semejante. La función de la forma ri en estos casos, parece ser la de hacer más delicada y educada la pregunta.
K'uchi k'uchita rejsirqayki, imaraykutaj qhellayankiri.
Te conocí muy diligente. ¿Por qué te has hecho perezozo?
...
4. Forma que señala una oración interrogativa abreviada, relacionándola con algo previamente dicho. En estos casos, suele acompañar a sustantivos o pronombres y se podría traducir al castellano por ¿y? En esta acepción, esta forma va frecuentemente acentuada prosódicamente, en cuyo caso la pregunta resulta más delicada.
- Luisita, loqotusta aparqamuy, mesa pataman churarqani.
- Tomatestarí.
- Luisita, vete a traerme los "locotos"; los puse encima de la mesa.
- ¿Y los tomates los traigo también?
- Q'ajchachikusqayki nanallasasunkipunichu.
- Manaña. Qantarí.
- Los azotes que te has hecho dar, ¿te siguen doliendo?
- Ya no. ¿Y a tí?

  • La ortografía de préstamos de castellano.
    Algunos autores refonetizan los préstamos en el alfabeto quechua y otros los escriben en la ortografía castellana. Herrero y Sánchez de Lozada toman una posición al medio de estos dos extremos. Refonetizan la mayoría de los prestamos, pero también utilizan diptongos y las letras castellanas B, D, F, G y RR en los prestamos. Porque la meta de Herrero y Sánchez de Lozada es capturar toda la variedad fonética, muchas veces listan dos variantes de un préstamo. Un variante incluye letras castellanas y el otro no. Ej:

windiy. Sin. Windirqoy, windirpariy, windirpay, windiray, bendey, benderpariy, benderqoy. Vender.




    1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   235


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad