Diccionario de psicología social (pichon riviere)



Descargar 422 Kb.
Página7/21
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño422 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   21

FANTASIA INCONCIENTE


"Es el proyecto o la estrategia totalizante de una acción sobre la base de una necesidad" (67). Las fantasías inconcientes, en tal sentido, orientan la conducta de las personas, y siguen el modelo primario del acontecer del grupo interno.

 

1. Concepto.- Las fantasías inconcientes intervienen ya tempranamente cuando el niño, librado al medio extrauterino, estructurará sus vínculos positivos y negativos sobre la base de sus experiencias de gratificación o de frustración (180). Tales vínculos irán configurando su mundo interno, por internalización de aquellos vínculos tempranos.



El grupo interno del paciente, o sea la representación que éste tiene del grupo real que ha internalizado, constituye a su vez la base de sus fantasías inconcientes en relación con su familia (67), y es en base a dichas fantasías que la persona se comportará de tal o cual manera con los demás, es decir, la fantasía es un proyecto de acción. "Toda la vida mental inconciente, es decir, el dominio de la 'fantasía inconciente', debe ser considerado como la interacción entre objetos internos ('grupo interno'), en permanente interrelación dialéctica con los objetos del mundo exterior" (42).

Pichon Rivière se ha interesado particularmente por las fantasías inconcientes en la dinámica grupal. Por ejemplo, y en el caso de un grupo familiar en terapia, el enfermo es el portavoz de sí mísmo y de las fantasías inconcientes del grupo, por lo que la interpretación de sus denuncias requiere una dimensión vertical tanto como horizontal (128).

"La estructura interaccional del grupo no sólo permite sino que estimula la emergencia de fantasías inconcientes... La fantasía inconciente, [es la] crónica del acontecer intrasubjetivo del grupo interno del sujeto". Como tal, tiene una estructura dramática (hay personas que interactúan entre sí de determinada forma y no de otras). Este drama interno a su vez interactuará con el drama o crónica del grupo externo, permitiendo que emergan ciertas conductas y queden excluídas otras (194).

Así, la tarea, el grupo, y el contexto donde ambos se relacionan constituye una ecuación en la cual emergen fantasías inconcientes, que siguen el modelo primario del acontecer del grupo interno. "Entre estas fantasías algunas pueden funcionar como obstáculo en el abordaje del objeto de conocimiento y distorsionantes en la lectura de la realidad, mientras que otras actúan como incentivo del trabajo grupal. El enfrentamiento de ambos tipos de fantasías inconcientes proyectadas en el grupo producirán las situaciones de conflicto características de la tarea grupal. El esclarecimiento de dichas fantasías inconcientes, así como la resolución dialéctica del dilema que dio origen al conflicto, constituyen la tarea latente [implícita] del grupo" (143).

 

GRUPO

Conjunto restringido de personas ligadas entre sí por constantes espacio-temporales y articuladas por su mutua representación interna, que se propone explícita o implícitamente realizar una tarea que constituye su finalidad (142, 152, 187-8, 209). El grupo es una unidad básica de interacción y de sostén de la estructura social (152).

 

1. Concepto.- El término 'grupo' puede hacer referencia a un fenómeno, es decir, a una realidad tal y como se nos presenta (grupo como objeto empírico), o puede hacer referencia a una construcción conceptual (grupo como objeto teórico). El grupo como objeto teórico es un constructo que permite explicar -y aún predecir- los fenómenos grupales, y servir como marco de referencia para operar en ellos.



Los grupos como objetos empíricos son por ejemplo una familia, un equipo de trabajo, un grupo de estudio, etc., mientras que ejemplos de grupos como objetos teóricos son la conceptualización de grupo de Kurt Lewin, la de Wilfred Bion, la de Didier Anzieu o la de Pichon Rivière.

Desde éste último, un grupo puede definirse a partir de una serie de elementos constitutivos que, si se constatan en la realidad, configurarán una situación grupal. Entre estos elementos, Pichon Rivière enumera a veces la cantidad de integrantes, la organización espacio-temporal, la mutua representación interna y la tarea (209), y en otras ocasiones se refiere a una estructura, una función, una cohesión y una finalidad (152). Examinemos brevemente todos estos elementos constitutivos incluídos en ambas versiones que, por otra parte, son perfectamente conciliables.

a) Cantidad de integrantes.- La denominación de grupo se aplica a un conjunto restringido de personas, pero no suele haber una especificación numérica en la que los diversos autores coincidan. En general, se considera un mínimo de 2 o 3 personas, y un máximo de 15 o 20. Pichon Rivière trabajó en una ocasión, por ejemplo, con varios grupos, donde el promedio era de 9 integrantes (109). Así, no son considerados grupos una muchedumbre, una organización relativamente grande, o una clase social. La cantidad restringida de personas proviene de la necesidad de considerar que en un grupo todos deben conocerse 'cara a cara' e interactuar directamente entre sí. Este tipo de grupos constituyen unidades de interacción social, y como tales son objeto de investigación para la psicología social.

b) Constancia espacio-temporal.- Para que un conjunto de personas sean un grupo deben reunirse en lugares y en momentos más o menos constantes. Por ejemplo, un grupo terapéutico se reúne en el consultorio del profesional (lugar o coordenada espacial), y en determinados días y horarios (momentos o coordenada temporal).

c) Mutua representación interna.- Un grupo "es un conjunto de personas articuladas por su mutua representación interna" (189). Cada miembro proyecta su grupo interno sobre los demás miembros, con lo que las diferentes representaciones internas del grupo y los miembros que las sustentan se articulan entre sí constituyendo la unidad grupal.

d) Tarea y finalidad.- La tarea son los medios para que el grupo alcance su finalidad. Un grupo tiene siempre, por definición, una finalidad, y ejecuta o puede ejecutar ciertas acciones para alcanzarla (tarea). La tarea, sentido del grupo, "es la marcha del grupo hacia su objetivo, es un hacerse y un hacer dialéctico hacia una finalidad, es una praxis y una trayectoria" (189). Ver también Tarea.

Respecto de la finalidad, los conjuntos sociales se organizan en unidades para alcanzar mayor seguridad y productividad (152, 209); pero más allá de estos objetivos universales, hay objetivos más específicos que dependerán del momento de la evolución del grupo (defenderse de las ansiedades básicas, encarar una tarea productiva, plantear un proyecto, etc.), y del tipo de grupo considerado (cuidar y formar hijos, curar una enfermedad, reflexionar sobre el propio grupo, etc.).

Puede resultar importante aclarar la diferencia entre una finalidad 'en' común, y una finalidad común, siendo esto último una característica netamente grupal. Ejemplos: varias personas haciendo una cola en un banco, o varias personas subiendo en el mismo ascensor tienen una finalidad 'en' común: todas quieren hacer un trámite bancario, o todas quieren subir a algún piso. Sin embargo, no tienen una finalidad común porque no se han organizado como grupo para lograr esos objetivos.

Supongamos ahora que ocurre un accidente, y el ascensor queda detenido e incomunicado entre dos pisos. La finalidad inmediata ahora es salir de tan incómoda situación, para lo cual probablemente los pasajeros se organizarán de modo de pasar de una finalidad 'en' común a una finalidad común: se constituirán como grupo con su correspondiente líder, su portavoz, su chivo emisario, etc., porque comprenderán que cada uno independientemente no puede resolver el problema. Tal vez cuando haya pasado el problema el grupo se disuelva, o tal vez no, lo que no impide que en ese momento haya funcionado como un grupo, ya que éste puede también ser espontáneo y efímero.

e) Estructura, función cohesión.- Señala Pichon Rivière que "la estructura y función de un grupo cualquiera, sea cual fuere su campo de acción, están dadas por el interjuego de mecanismos de asunción y adjudicación de roles. Estos representan modelos de conductas correspondientes a la posición de los individuos en esa red de interacciones, y están ligados a las expectativas propias y a las de los otros miembros del grupo. El rol y su nivel, el status, se ligan a los derechos, deberes e ideologías que contribuyen a la cohesión de esta unidad grupal" (152).

 

2. Clasificación.- A lo largo de los textos de Pichon Rivière se plantean diferentes criterios para clasificar a los grupos.



a) Grupo externo y grupo interno.- Mientras el grupo externo (por ejemplo la familia tal y como existe como grupo natural) corresponde a la realidad exterior, el grupo interno corresponde a una realidad intrapsíquica (la familia tal y como fue internalizada por cada uno de sus integrantes). Ver también Mundo Interno.

Pichon Rivière define grupo interno como un "conjunto de relaciones internalizadas en permanente interacción y sufriendo la actividad de mecanismos o técnicas defensivas, con sus relaciones, contenido de la fantasía inconciente" (42). Al plantear esta idea de grupo interno, Pichon Rivière se inspiró en S. Freud, cuando señalaba en "Psicología de las masas y análisis del yo" que todos los efectos recíprocos desarrollados entre el objeto y el yo total, conforme lo revela la teoría de las neurosis, se reproducen luego dentro del yo (42).

b) Grupo homogéneo y grupo heterogéneo.- Los grupos externos pueden ser homogéneos o heterogéneos, según el grado de diversidad existente entre los miembros en cuanto a edad, actividad, formación, sexo, etc. (208). Por ejemplo, en cuanto a la actividad de sus miembros, un grupo heterogéneo incluye psiquiatras, psicólogos, sociólogos, economistas, etc. (86).

Uno de los dos niveles de la interdisciplinariedad se funda precisamente en la mayor heterogeneidad de los grupos, cualidad deseable en tanto el grupo adquiere mayor productividad. En efecto, una de las leyes básicas de la técnica de 'grupos operativos' es aquella que dice que "a mayor heterogeneidad de los miembros y mayor homogeneidad en la tarea, mayor productividad" (151). En general, en todos los grupos se observa una diferenciación progresiva (heterogeneidad adquirida) en la medida en que aumenta la homogeneidad en la tarea (118).

c) Intragrupo y extragrupo.- El intragrupo, o grupo propiamente dicho, es el grupo al cual pertenece una persona, es decir es su grupo de pertenencia, mientras que el extragrupo es cualquier otro grupo diferente que entre en relación con el primero. El intragrupo 'somos nosotros', mientras que el extragrupo 'son ellos'.

El intragrupo puede adoptar hacia otros grupos (exogrupos) actitudes de antagonismo u hostilidad, pero también actitudes amistosas. Cuando un grupo cambia su actitud haciéndose por ejemplo, amistoso, puede tomar como marco de referencia a los otros grupos para comparar sus propias situaciones internas. Se dice entonces que el exogrupo actúa como grupo de referencia del primero. Como resultado del proceso, el intragrupo adopta características del exogrupo asemejándose más a éste y emulándolo mediante complicados procesos de identificación, lo que por ejemplo se manifiesta a través de expresiones de deseos de ingresar al grupo de referencia que se ha tomado como modelo (115).

Algunos miembros de un grupo pueden conformar un sub-grupo que se orienta hacia un exogrupo. "La existencia de subgrupos es natural en toda situación grupal, pero en ciertos casos estos subgrupos adquieren características más estables, más rígidas, con una tendencia a estereotipar la dirección de la comunicación".

"Resulta frecuente observar, en ciertos núcleos familiares, miembros con una tendencia al aislamiento o a la inclusión en otro grupo, que progresivamente va adquiriendo una cierta autonomía, una pertenencia a un extragrupo o grupo de referencia".

"En la medida en que desplazan su pertenencia desde el grupo primario al grupo de referencia, transfieren también su cooperación y su pertinencia. El grupo primario se mantiene en la medida en que otros integrantes puedan asumir el rol del ausente, ya que los roles pueden ser complementarios o suplementarios" (71).

d) Grupo de enseñanza, grupo de aprendizaje, grupo de psicoterapia.- Según el propósito perseguido por los grupos, estos pueden oscilar desde los grupos de enseñanza en un extremo, hasta los grupos de psicoterapia en el otro, constituyendo los grupos de aprendizaje una situación intermedia entre ambos (94).

Como su nombre lo indica, un grupo de enseñanza es aquel cuyo fin principal es enseñar y aprender un determinado objeto de estudio. En ellos "se desarrolla una amplia comunicación intelectual y afectiva entre los docentes y alumnos" (94).

En el otro extremo, los grupos de psicoterapia, o grupos terapéuticos, tienen como finalidad estricta la curación de la enfermedad del grupo, consistiendo aquí la tarea en la resolución del común denominador de la ansiedad del grupo que adquiere en cada miembro características particulares (118).

El grupo de aprendizaje, al ser un caso intermedio entre los anteriores, tiene algo de ambos: por un lado tiene un objetivo terapéutico orientado hacia la elaboración de las ansiedades básicas, pero al mismo tiempo ese objetivo está en función de 'despejar' o limpiar el campo para poder enseñarse y aprenderse el objeto de estudio, lo cual está más relacionado con el grupo de enseñanza. Por ejemplo, si se trata de un grupo de aprendizaje de psiquiatría, (86, 118), la tarea consiste en la resolución de las ansiedades ligadas al aprendizaje de esa disciplina y en la facilitación para asimilar una información operativa en cada caso. "De esta manera conciden el aprendizaje, la comunicación, el esclarecimiento y la resolución de la tarea, con la curación del grupo" (86).

"Puede observarse en estos grupos que el temor a la locura, reconocido por todos los autores como una de las fuentes más importantes de la resistencia en el aprendizaje de la psiquiatría, toma un sesgo específico. Aparece como un temor estrictamente fóbico en que se mezclan ansiedades paranoides y depresivas frente al objeto de conocimiento. Los alumnos perciben en forma muy clara y dramática que el aprendizaje significa, en el fondo, identificarse con el objeto de conocimiento, penetrar literalmente en él. Las ansiedades paranoides aparecen como fantasías de quedar encerrado dentro del objeto, de neta connotación claustrofóbica, acompañadas de temores hipocondríacos a la contaminación y el contagio. El análisis precoz y sistemático de estas ansiedades específicas acorta el camino y hace posible el logro de la finalidad propuesta, la limpieza del campo operacional del aprendizaje. Como es lógico suponer, estos conflictos aparecen con mayor intensidad en los futuros psiquiatras, en quienes, de no ser oportunamente resueltos, terminan por crear una verdadera fobia al enfermo que se resuelve en un constante eludirlo y en una técnica de tratarlo a distancia, 'por delegación'" (94-95).

Aunque la clasificación precedente en grupos de enseñanza, de psicoterapia y de aprendizaje es mencionada por Pichon Rivière en el marco de su discusión sobre la aplicación de la psicoterapia de grupo en la enseñanza de la psiquiatría, aquella puede también aplicarse a lo que Pichon Rivière llama en general 'grupos industriales': un equipo de fútbol, un grupo que estudia arte, etc. (118).

e) Grupo epileptoide, grupo esquizoide y tipos intermedios.- Es un tipología de grupos específicamente familiares, citada por Pichon Rivière y planteada originalmente por Mme. Minkowska. Los grupos epileptoides muestran una tendencia a la aglutinación de sus miembros, mientras que los grupos esquizoides se caracterizan por una tendencia hacia la disolución y la dispersión, siendo el grupo hipocondríaco una estructura intermedia. Para mayor información, Ver Grupo Familiar.

f) Otras clasificaciones.- Pichon Rivière menciona otras tipologías, refiriéndose, por ejemplo, a grupos primarios y grupos secundarios, grupos horizontales y grupos verticales, etc. (86, 118). La familia es el ejemplo típico de grupo primario. Los grupos horizontales son aquellos donde sus miembros participan activamente y toman parte en las decisiones, no así los grupos verticales, donde un miembro se impone a los demás 'verticalmente'. La diferencia entre grupos horizontales y verticales es comparable a la establecida por Lewin, cuando distingue grupos democráticos y autoritarios.

 

Tipos de grupos


 
Grupo interno

 

 

 

 



 

 

 



Grupo externo

Homogéneo

Heterogéneo



Intragrupo

Extragrupo



De enseñanza

De aprendizaje

De psicoterapia


Epileptoide

Esquizoide

Hipocondríaco, etc.


Primario

Secundario



Horizontal

Vertical


 

GRUPO CONSPIRADOR

Forma de organización y funcionamiento grupal cuyo fin es oponerse a los cambios. La conspiración es una situación constante y latente en todo grupo social, y suele manifestarse por ejemplo en la pretarea, o primer momento grupal (129).

 

1. Concepto.- Un primer momento grupal, donde el grupo entra en una pretarea, suele estar configurado sobre la base de una conspiración para oponerse a los cambios y dirigido por un líder saboteador, inmovilizando aún más la estructura preexistente.



En efecto, a veces lo que "el portavoz expresa representa es la resistencia al cambio. El grupo se organiza para estereotiparse, como defensa ante la ansiedad que produce ese cambio, porque significa enfrentarse con ansiedades psicóticas que son vividas como más graves que las que se manifiestan en su sintomatología. Entonces el grupo se estructura como 'grupo conspirador' para oponerse al cambio, ya que éste es vivenciado como un "enloquecer", con un aumento de desamparo, de inseguridad e incertidumbre grupal". Por su falta de seguridad interna el grupo se aglutina intensamente, y adquiere una pertenencia y una agresividad mayor que la normal, a punto tal que se torna peligroso desde el punto de vista social.

La conspiración es una situación constante y latente en todo grupo social y tiende a desplazar al coordinador en su doble condición de agente de cambio y chivo emisario. Cuando esta conspiración se elabora, el grupo, en el aquí y ahora de la tarea, es un grupo débil (128-129).

 

GRUPO FAMILIAR

Conjunto de personas ligadas entre sí por constantes espacio-temporales y vínculos de parentesco, y articuladas por su mutua representación interna, que se propone explícita o implícitamente realizar una tarea que constituye su finalidad (187-8). La familia es la unidad primaria de interacción y sostén de la estructura social (186), y puede analizarse desde los puntos de vista psicosocial, sociodinámico e institucional (58).

 

1. Concepto.- La familia se define de la misma manera que grupo, sólo que deben agregarse a las constantes de espacio y tiempo, los vínculos de parentesco (188).



La familia "es el sostén de la organización social, unidad primaria de interacción que se establece sobre la base de un interjuego de roles diferenciados. Su carácter de estructura surge de la necesaria interdependencia de los roles correspondientes a la situación triangular básica, padre, madre e hijo, emergentes de las relaciones y diferencias funcionales y biológicas. Esta situación triangular básica y universal, con sus posibles variantes culturales, determina el modelo que seguirán las interrelaciones familiares" (186).

"Cómo unidad básica de interacción, la familia aparece como el instrumento socializador, en cuyo ámbito el sujeto adquiere su identidad, su posición individual dentro de la red interaccional. La 'funcionalidad' y la 'movilidad' de dicha posición señalarán el grado y naturaleza de adaptación a ese contexto grupal, del que cada sujeto es 'portavoz'" (186).

Así, "la tarea del grupo familiar es la socialización del sujeto, proveyéndole de un marco y un basamento adecuados para lograr una adaptación activa a la realidad en la que se modifica él y modifica al medio en un permanente interjuego dialéctico" (188). Además, como estructura social básica, la familia es el modelo natural de toda situación grupal (59, 152).

El mencionado carácter estructural del grupo familiar nos permite abordarlo también como unidad de análisis para el abordaje de la enfermedad mental, en el sentido de que podemos aproximarnos a él encarándolo como unidad diagnóstica, pronóstica, terapéutica y de profilaxis. En efecto, los aportes de la teoría guestáltica, las investigaciones de K. Lewin y las investigaciones del mismo Pichon Rivière permiten considerar a la enfermedad mental, no como la enfermedad de un sujeto sino como la del grupo familiar, desempeñando el enfermo el rol de portavoz (59, 186).

Así, el principio general que considera Pichon Rivière es el que "todo sujeto que enferma psíquicamente es porque ha asumido un rol particular, y en cierta medida operativo, dentro del grupo familiar, al transformarse en el 'portavoz' y 'depositario de la ansiedad' del grupo. De esta manera, al adjudicarle el grupo familiar ese rol y asumirlo él, se consigue un efecto que puede expresarse como superación de la situación de caos subyacente" (53).

"Creada la situación de 'estereotipo' funcionan también 'los mecanismos de segregación', de expulsión o alienación del paciente. Si esto se produce, el grupo cambia su forma y se estereotipa en el sentido de no admitir más al miembro segregado. El 'pronóstico' de la enfermedad de éste está principalmente en relación con la receptividad o no receptividad del grupo. Este suele organizarse para mantener fuera al paciente, realizando a veces verdaderos sacrificios con tal que se mantenga la segregación" (53-54). La forma de encarar una tarea correctora de esta situación es a través del empleo de la técnica del grupo operativo.

 

2. Familia y grupo operativo.- La técnica del grupo operativo puede ser aplicada a los grupos primarios, tales como el grupo familiar, en cuyo caso la tarea consiste en curar a alguno de sus miembros. "La familia se organiza, mejor dicho se reorganiza poco a poco, con las características de un grupo operativo contra la ansiedad del grupo acaparada por su portavoz (el enfermo). Los roles se redistribuyen, adquieren características de liderazgos funcionales; los mecanismos de segregación que alienan al paciente disminuyen progresivamente; la ansiedad es redistribuída y cada uno se hace cargo de una cantidad determinada. Así, el grupo familiar se transforma en una empresa y el negocio que realiza es la curación de la ansiedad del grupo a través de uno de sus miembros. La envidia intra e intergrupal disminuye, observándose como cambio de buen pronóstico la aparición de reacciones de gratitud de ambos campos" (119).



En suma, "el grupo es transformado, a través de la 'tarea' psicoterapéutica en un verdadero grupo operativo donde, en base a esclarecimientos progresivos, hay un reajuste en los roles, una mayor 'heterogeneidad' en sus miembros y una mayor 'homogeneidad' en la tarea".

"Las técnicas empleadas por el coordinador o terapeuta del grupo consisten en crear, mantener y fomentar la comunicación, que va adquiriendo un desarrollo progresivo en forma de 'espiral'. De esta manera el grupo aprende, se comunica, opera y se alivia de la ansiedad básica".

"El esclarecimiento familiar que sucede a veces en forma de "revelaciones" tiende a disminuír progresivamente el 'malentendido básico' existente en el grupo. Los sistemas referenciales, las ideologías, comienzan a tener una importancia particular en este análisis grupal; la reducción del 'índice de ambigüedad', debido a la resolución de contradicciones intragrupales ('análisis dialéctico'), constituye una de las tareas principales del grupo. El 'esquema de referencia' del grupo se realimenta ahora, se mantiene flexible, es decir, no estereotipado. La situación de rigidez o estereotipia de la conducta grupal enferma constituye el punto de ataque principal: allí se centra la tarea. El grado de estereotipia logrado por el grupo, después de la eclosión de una psicosis en su seno, configura el monto de resistencia al esclarecimiento y a la curación" (53-54).

"En el proceso corrector de un grupo familiar, sean cuales fueren las características que éste presente (epileptoide, esquizoide, hipocondríaco) la operación se centrará en el abordaje del núcleo depresivo básico patogenético, del que todas las otras estructuras patológicas resultan intentos fallidos de elaboración" (74).

 

3. Niveles de análisis.- Pichon Rivière cita a Kretch y Crutchfield, de quienes toma la idea de que la familia, como grupo primario, puede ser analizada en tres niveles diferentes (análisis polidimensional): los puntos de vista psicosocial, sociodinámico y institucional.



a) Desde el punto de vista psicológico o psicosocial, "los problemas típicos a estudiarse serían los siguientes: la conducta del individuo en función de su propio medio familiar, las reacciones de agresión y sometimiento en relación con diferentes tipos de autoridad familiar, el impacto que le significa el ingreso de nuevos miembros en la familia, sus creencias y actitudes como resultado de la educación y experiencias familiares. Los problemas de este tipo deben ser investigados estudiando el campo psicológico del individuo, vale decir, aclarando las nociones e ideas sobre su familia en conjunto y sobre cada miembro en particular (grupo interno)" (58).

b) Desde el punto de vista de la dinámica de grupo o sociodinámico. Aquí, "se investigan los problemas concernientes a determinadas familias según determinadas circunstancias. Ejemplo: peligros exteriores que amenazan la felicidad de la familia, muerte o admisión de nuevos miembros en la familia que acarrean cambios en las relaciones de autoridad, prestigio, etc. Desde este punto de vista es importante medir los 'índices de rigidez o de maleabilidad' del grupo familiar" (58).

c) Desde el punto de vista institucional, "los problemas típicos son los de la estructura de la familia en las diversas clases sociales (medio urbano, rural, clases adineradas, pobres); las transformaciones de la institución familiar debidas a crisis económicas, guerras, cambios de costumbres".

"El estudio de estos problemas se basa en la búsqueda de correlaciones entre los índices de la estructura de la familia y de la fuerza del patrimonio familiar por una parte, y los diversos índices de la situación económica, medio geográfico, matrimonios, nacimientos, etc., por otra. Estos tres niveles se complementan y están en una relación de dependencia recíproca, siendo imposible interpretar los datos recogidos en un nivel sin apelar a aquellos que se han obtenido en los otros" (58).

 

4. Tipología.- Pichon Rivière toma como base una tipología familiar establecida por Mme. Mincowska, cuyas investigaciones permiten diferenciar en un extremo las familias epileptoides, en el otro las familias esquizoides, y entre ambas, una serie de situaciones intermedias entre las que figura la familia hipocondríaca. Esta clasificación se basa en los diferentes grados de aglutinación, dispersión y disolución de los vínculos intergrupales que es posible observar en los grupos familiares.



a) Familia epileptoide.- La tendencia a la aglutinación aparece como predominante. La familia del tipo epileptoide "elude el desplazamiento, está apegada a la tierra, sus integrantes no emigran o, si se impone el abandono del lugar natal, lo hace el grupo en su totalidad. La estructura familiar es cerrada, rígida, acepta con mucha dificultad el ingreso de un nuevo integrante, el que es ubicado siempre en un status inferior. (En las familias rurales de tipo epileptoide el yerno o la nuera desempeñan siempre las tareas más duras). Los roles son fijos, estereotipados".

"En las situaciones de duelo se hace más notoria la viscosidad del grupo epileptoide: ante la pérdida parecieran aglutinarse con mayor intensidad, y hasta plásticamente es más perceptible este proceso ya que el luto en una familia epileptoide parece más negro y los rituales funerarios más parsimoniosos y lentificados".

"En las fiestas, la familia epileptoide muestra una excitación contrastante con su viscosidad habitual. El epiléptico presenta un umbral bajo de reacción ante el alcohol (alcoholismo patológico). El estallido de un conflicto, con características de violencia súbita y desproporcionada, es un rasgo habitual en las fiestas de las familias epileptoides. En estas situaciones no es raro que el conflicto culmine en un crimen. Estudiando las características de dicho conflicto, observamos que tiene una historia dentro del grupo, historia que, al ser reactivada por algún factor desencadenante, determina el estallido" (73).

"En un grupo que presenta rasgos epileptoides, la labor terapéutica tenderá a promover la discriminación, la toma de una distancia óptima, el esclarecimiento de los malos entendidos y la ruptura de un esterotipo viscoso, según el cual cada integrante es para el otro su propiedad privada" (74).

b) Familia esquizoide.- Al revés que en las familias epileptoides, estas familias presentan una tendencia a la disociación progresiva de los vínculos y a la dispersión (72). La unidad familiar "es escasa, casi nula. Sus integrantes emigran frecuentemente, rompen la comunicación y desconocen la nostalgia. El arquetipo o modelo de conducta es el pionero, el aventurero, que pierde contacto con su familia, que no escribe. Esto se debe, en realidad, a la intensidad de la internalización, que le permite mantener un diálogo con sus objetos internos, experimentando así una cercanía interior que le impide vivenciar su soledad" (73).

"Al encararse el tratamiento de un grupo familiar con rasgos esquizoides, se apuntará particularmente al establecimiento de una eficaz red de comunicación, para lograr una mayor integración" (74).

c) Familia hipocondríaca.- Posee características "relativamente similares al grupo epileptoide en cuanto a la viscosidad. El personaje central de este grupo, en torno del cual se estructura la red de comunicación, es la enfermedad. Los integrantes establecen entre sí vinculos de características particulares, dándose una codificación en términos de órganos".

"Resulta importante señalar las posibilidades de contaminación que ofrecen estos grupos familiares hipocondríacos, en el sentido de que por su frecuentación pueden reactivar núcleos hipocondríacos latentes en todos nosotros, núcleos que tienen su origen en una posición no esclarecida ante la propia muerte" (73-74).

 

GRUPO OPERATIVO

Técnica creada por Pichon Rivière y su equipo, y que se caracteriza por estar centrada en una tarea explícita (aprendizaje, creación, curación, etc.), bajo la cual subyace otra tarea implícita que también ha de ser explicitada y que apunta a la ruptura de pautas estereotipadas mediante la elaboración de las ansiedades básicas, las que implican un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio (152-153). El término también suele designar el grupo donde se aplica dicha técnica.

 

1. Concepto.- Pichon Rivière utiliza la expresión 'grupo operativo' en dos sentidos: como el grupo en el cual se aplica la denominada 'técnica operativa', o como la técnica misma, por ejemplo, cuando se hace referencia a la 'técnica del grupo operativo'.



Considerada como técnica, ella "se caracteriza por estar centrada en forma explícita en una tarea que puede ser el aprendizaje, la curación (en este sentido abarca los grupos terapéuticos), el diagnóstico de las dificultades de una organización laboral, la creación publicitaria, etc. Bajo esta tarea explícita subyace otra implícita que apunta a la ruptura, a través del esclarecimiento, de las pautas estereotipadas que dificultan el aprendizaje y la comunicación, significando un obstáculo frente a toda situación de progreso o cambio".

"La tarea consiste entonces en la elaboración de dos ansiedades básicas, 'miedo a la pérdida' (ansiedad depresiva) de las estructuras existentes y 'miedo al ataque' (ansiedad paranoide) en la nueva situación, proveniendo esta última de nuevas estructuras en las que el sujeto se siente inseguro por carencia de instrumentación. Estas dos ansiedades, coexistentes y cooperantes, configuran la situación básica de 'resistencia al cambio' que debe ser superada, en el grupo operativo, en un acontecer grupal donde se cumplen los tres momentos dialécticos de tesis, antítesis y síntesis, por un proceso de esclarecimiento que va de lo explícito a lo implícito" (152-153).

En suma, "las finalidades y propósitos de los grupos operativos pueden resumirse diciendo que su actividad está centrada en la movilización de estructuras, estereotipadas a causa del monto de ansiedad que despierta todo cambio.... En el grupo operativo, el esclarecimiento, la comunicación, el aprendizaje y la resolución de tareas coinciden con la curación, creándose así un nuevo esquema referencial" (120).

Considerado como grupo, el grupo operativo está constituído por (153): a) un coordinador, que ayuda a los miembros a pensar abordando el obstáculo epistemológico configurado por las ansiedades básicas. Utiliza como instrumentos el señalamiento de las situaciones manifiestas y la interpretación de la causalidad subyacente; b) un observador, por lo general no participante, cuya función es recoger todo el material expresado verbal y preverbalmente en el grupo, con el fin de realimentar al coordinador en un reajuste de las técnicas de conducción; c) el resto de los integrantes del grupo.

El empleo de la técnica del grupo operativo encuentra su fundamento en el hecho de que "las ciencias sociales han centrado su interés en los últimos años en los grupos restringidos o cara o cara, que, en su carácter de unidad básica de interacción y sostén de la estructura social, se convierten también en unidad básica de trabajo e investigación" (152, 209).

A su vez, el fundamento teórico que sustenta la aplicación de la técnica operativa es la teoría de la enfermedad única, que deriva de una situación patogenética básica responsable de las pautas estereotipadas de conducta y del estancamiento en el proceso de aprendizaje de la realidad (155). Ver Enfermedad Unica, Teoría.

 

2. Momentos.- Pichon Rivière describe de diversas maneras los momentos o etapas por lo que atraviesa el grupo como consecuencia de la aplicación de la técnica operativa. Por ejemplo:



a) Desde el punto de vista dialéctico, habla de tres momentos: tesis, antítesis y síntesis, buscando con ello poner de relieve que la técnica operativa implica el enfrentamiento y resolución de contradicciones (153). Ver Contradicción.

b) Desde el punto de vista de la unidad de trabajo que permite la tarea de esclarecimiento, podemos reconocer tres etapas: el existente, la interpretación y el emergente. El existente es el material aportado por el grupo a través de un miembro cualquiera que oficia, entonces, como portavoz. Ese material es interpretado por el coordinador del grupo y, como respuesta a esa interpretación, surge un nuevo emergente, conducta nacida de la organización de distintos elementos como acontecimiento sintético y creador (130, 153). Cabe aclarar que, fuera de este contexto, Pichon Rivière utiliza también la expresión 'emergente' para referirse a la enfermedad como conducta desviada, en cuyo caso el emergente pasa a ser el 'existente' que requerirá una interpretación (186).

c) Desde el punto de vista de lo que sucede en cada sesión grupal, hay tres etapas cronológicas: apertura, desarrollo, y cierre. "Los emergentes de apertura deben ser cuidadosamente registrados por el observador y el coordinador, ya que todo ese material va a ser retrabajado durante la sesión, y es dable observar cómo reaparece, ya modificado, en el momento del cierre" (159).

d) Desde el punto de vista del trabajo grupal, es posible distinguir tres instancias: pretarea, tarea y proyecto. La pretarea es una primera etapa eminentemente defensiva, donde el grupo se resiste al cambio y posterga la elaboración de las ansiedades básicas que lo paralizan. La tarea, eminentemente productiva, implica un abordaje de la situación anterior mediante una elaboración que rompa la pauta estereotipada que estanca el aprendizaje y reduzca las ansiedades básicas a un nivel no sólo tolerable, sino también óptimo para el pleno funcionamiento productivo del grupo. Se trata de una tarea implícita pero que, en este momento, se hace explícita. El proyecto, finalmente, surge cuando los miembros logran una pertenencia al grupo, pudiendo éste plantearse objetivos que van más allá del aquí y ahora, y trazando una estrategia para alcanzarlos.

El esquema adjunto permite visualizar el proceso de la técnica operativa, que comienza cuando nace un grupo a partir de un mero agregado y de dos organizadores grupales básicos: una tarea explícita para cumplir, y una mutua representación interna de sus integrantes. La situación así configurada genera ansiedades depresivas y paranoides, frente a las cuales el grupo monta defensas (pretarea). Se inicia aquí la técnica operativa propiamente dicha, es decir, se aborda una tarea implícita que, al tornarse explícita, reduce las ansiedades a un nivel óptimo y puede entonces, a partir de allí, iniciarse la tarea explícita propiamente dicha para la cual el grupo se había formado originalmente. Cumplida esta tarea, el grupo elabora un proyecto, en el nivel explícito, y la pérdida de la situación anterior en el nivel implícito. A partir de aquí el grupo podrá seguir adelante como tal con una nueva tarea por delante, o se disolverá formando un agregado. Los ex-miembros del agregado se incoporarán a nuevos grupos y el proceso vuelve a comenzar. Conviene aclarar que pretarea, tarea y proyecto no son momentos unidireecionales sino dialécticos: en la historia del grupo, varias veces serán recorridos esas etapas, en un ir y venir permanente.

 

Evolución del grupo aplicando la técnica operativa





Agregado

i

Grupo

i

Ansiedades intolerables

i

Pretarea (defensas)

i

Tarea implícita

i

Ansiedades tolerables

i

Tarea explícita

I

Proyecto

El proceso descripto puede ocurrir en forma espontánea, sin necesidad de aplicarse deliberadamente la técnica del grupo operativo. Esta última se aplica para que "la interacción pueda ser regulada para potencializarla, para hacerla eficaz en vista a su objetivo..., naciendo así la técnica operativa que apunta a planificar e instrumentar la acción grupal" (209-210).

 

3. Diferencia con otras técnicas.- Pichon Rivière diferencia su técnica operativa de otras como la técnica psicoanalítica individual y la técnica gestáltica, pudiendo entenderse la técnica del grupo operativo como una síntesis de ambas.



Así, el grupo operativo es "un grupo centrado en la tarea y que tiene por finalidad 'aprender a pensar' en términos de resolución de las dificultades creadas y manifestadas en el campo grupal y no en el de cada uno de sus integrantes, lo que sería un psicoanálisis individual 'en grupo'. Sin embargo, tampoco está centrado exclusivamente en el grupo como en las concepciones guestálticas, sino que en cada 'aquí-ahora-conmigo' en la tarea se opera en dos dimensiones, constituyendo en cierta medida una síntesis de todas las corrientes. Consideramos al enfermo que enuncia un acontecimiento como el 'portavoz de sí mísmo y de las fantasías inconcientes del grupo'. En esto reside la diferencia de la técnica operativa con otras técnicas grupales, ya que las interpretaciones se hacen en dos tiempos y en dos direcciones distintas" (128). Tales direcciones son la historia personal del portavoz y el problema grupal.

 

4. Reseña histórica.- La técnica del grupo operativo fue creada originalmente por el equipo de Pichon Rivière en el año 1946 cuando, estando a cargo del Servicio de Adolescentes del Hospital Neuropsiquiátrico de Hombres de la Ciudad de Buenos Aires, se hizo necesario formar con un grupo de pacientes un equipo de enfermeros para el servicio (102, 159).



Sin embargo, el punto de partida de las investigaciones de Pichon Rivière y su equipo sobre los grupos operativos, tal como hoy los concebimos, arranca a partir de lo que ellos denominaron la Experiencia Rosario, llevada a cabo en 1958. Esta experiencia de laboratorio social estuvo a cargo del IADES (Instituto Argentino de Estudios Sociales) y fue planificada y dirigida por su director, Pichon Rivière, contándose con la colaboración de diversas facultades como la de Ciencias Económicas, Filosofía, Medicina, etc. (108).

Los resultados "tuvieron una decisiva influencia tanto sobre la teoría como sobre la práctica de los grupos operativos aplicados a la didáctica (enseñanza de la psiquiatría, comprensión del arte, etc.), la empresa, la terapéutica (grupos familiares), la publicidad, etc. La técnica de estos grupos está centrada en la tarea donde teoría y práctica se resuelven en una praxis permanente y concreta en el 'aquí y ahora' de cada campo señalado" (119-120).

Las técnicas operativas "se utilizan en la actualidad no sólo en la formación de psicólogos, sino también en la creación publicitaria, el trabajo institucional, la formación de líderes, el estudio de la dirección e interpretación teatral. En síntesis, en todas las situaciones en que el grupo cara a cara pueda convertirse en una unidad operativa de tarea" (160).

 

HORIZONTALIDAD / VERTICALIDAD



Conceptos que describen la doble dimensión de análisis del comportamiento en los grupos. La verticalidad es todo lo referido a la historia personal del sujeto, mientras que la horizontalidad es el proceso actual que se cumple en el aquí y ahora en relación con la totalidad de los miembros. En el portavoz se articulan ambas dimensiones, encaje que permite la emergencia del material que debe ser interpretado (158, 195).

 

1. Concepto.- El portavoz de un grupo no habla solamente por sí mismo (es decir, únicamente en relación a su historia personal), sino también y al mismo tiempo habla por todos (y de aquí la denominación de este rol); es decir, en él se conjugan la verticalidad y la horizontalidad (158). La verticalidad está en relación con el pasado del sujeto integrante del grupo, mientras que la horizontalidad, con el presente del acontecer grupal.



Ambos niveles no son independientes. "El portavoz puede desempeñar su rol en virtud de que se da en él una articulación entre su fantasías inconcientes, fantasías que sigue un modelo primario [verticalidad], y el acontecer del grupo en que se inserta [horizontalidad]. Ese encaje permite la emergencia del material que debe ser interpretado. La interpretación tomará entonces esos dos elementos: el vertical y el horizontal" (158).

Más concretamente, "las necesidades, las ansiedades y las fantasías enunciadas por el portavoz y su manera de formularlas hacen referencia a su historia personal, en tanto que el hecho de que las formule en un momento dado del acontecer grupal, señala el carácter horizontal del emergente" (158). Desde ya, el portavoz no es por lo general conciente que está hablando por todos, es decir, que está refiriéndose al acontecer grupal actual (horizontalidad): normalmente cree estar expresando algo propio, del orden de la verticalidad. La interpretación, precisamente, mostrará esta relación entre lo expresado por el portavoz a título personal, y lo que acontece grupalmente.

Por ejemplo, durante una sesión grupal, se arma una conversación donde todos hacen comentarios y bromas acerca de la secretaria del terapeuta. En determinado momento, dentro de la misma sesión, el portavoz comienza a relatar una noticia del día anterior, donde un esposo despechado sorprende a su esposa con el amante y lo mata.

El relato del portavoz guarda relación, indudablemente, con conflictos de su historia personal, es decir, con la verticalidad, pero la interpretación del terapeuta no apuntará en esa dirección sino hacia el acontecer grupal: el portavoz, con su relato, no hace más que denunciar qué es lo que en ese momento está ocurriendo en el grupo: a través de los comentarios y las bromas acerca de la secretaria, los integrantes están expresando sus celos fundados en el común denominador de la fantasía inconciente según la cual el terapeuta quiere más a la secretaria que al grupo. También, están expresando sus deseos de matarla, del mismo modo que, en el relato del portavoz, el esposo engañado mata al amante.

Así pues, lo vertical tiene que ver con lo individual del sujeto, y lo horizontal con lo compartido, con el común denominador que unifica a los integrantes del grupo. Tales rasgos compartidos, cuando son de naturaleza inconciente, son llamados por Pichon Rivière modelos universales del grupo o fantasías básicas universales (195).

"Lo vertical de cada sujeto, sus circunstancias personales, lo colocan en disponibilidad para establecer la 'falsa conexión', actualización o analogía emocional, operándose un proceso transferencial. Esta disponibilidad lo convierte en el sujeto apto para desempeñarse conmo portavoz de un conflicto, que es vivido como propio pero que denuncia a la vez lo conflictivo de la situación interaccional y la relación con la tarea grupal" (195-196).

Esta doble dimensión del comportamiento, horizontalidad y verticalidad, se puede comprender a partir de una psicología dinámica, histórica y estructural, alejada de la psiquiatría tradicional que sólo atiende lo fenoménico y descriptivo (16-17), es decir, que sólo atiende la dimensión horizontal, o aquí y ahora del acontecer grupal.

 

IDEOLOGIA



Siguiendo a Schilder, las ideologías se definen como sistemas de ideas y connotaciones (en general, de representaciones) que los hombres disponen para orientar su acción. Son pensamientos más o menos concientes o inconcientes, con gran carga emocional, pero considerados por sus portadores como producto del raciocinio (114, 156, 211). En todo grupo emergen ideologías que pueden entorpecer el funcionamiento grupal y, por tanto, requieren ser analizadas en los niveles semántico y sistemático.

 

1. Concepto.- Pichon Rivière toma la idea de Schilder, según la cual las ideologías son sistemas de ideas y connotaciones que los hombres disponen para orientar mejor su acción. Se trata de pensamientos más o menos concientes o inconcientes, con gran carga emocional, considerados por sus portadores como "resultado del puro raciocinio, pero que, sin embargo, frecuentemente no difieren en mucho de las creencias religiosas, con las que comparten un alto grado de evidencia interna en contraste con una escasez de pruebas empíricas. Las ideologías son un factor fundamental en la organización de la vida. Pueden transmitirse de padres y maestros a hijos y alumnos por procesos variados de identificación. Muy a menudo el propio sujeto ignora la existencia de ellas; no están explicitadas, pero son siempre operantes" (114).



 

2. Las ideologías en los grupos.- La acción de las ideologías y su carácter ambiguo y contradictorio obstaculizan la tarea grupal. "Al funcionar dichas ideologías de una manera más o menos inconciente, se constituyen en barreras que impiden la irrupción de nuevas soluciones en forma de emergentes con características de descubrimientos o invenciones" (114-115).

Por ello, la técnica del grupo operativo, al encarar su tarea correctora, busca resolver este problema analizando las ideologías en dos niveles diferentes: semántico (en cuanto a los contenidos ideológicos) y sistemático o dialéctico (en cuanto a la forma de los mismos, que reside fundamentalmente en el examen de su consistencia interna para detectar contradicciones y ambigüedades).

a) Análisis semántico.- "La ideología, tal como aparece en su contenido manifiesto, puede ser comprensible o no; pero lo que se hace necesario es analizar su infraestructura inconciente. Las ideologías son formuladas en palabras; por lo tanto, el análisis de las palabras o del lenguaje, análisis semántico semantístico, constituye (...) una parte fundamental en la indagación de las ideologías" (114).

Al encarar su tarea correctora, el terapeuta debe analizar las ideologías o prejuicios. "Cada familia tiene su ideología grupal y el miembro puede tener su propia ideología distinta. Así vemos los conflictos generacionales (en los judíos se da por ejemplo el hecho de que los viejos son sionistas y conservadores; en cambio los jóvenes llegan a sustentar ideas de izquierda)" (64).

b) Análisis sistemático o dialéctico.- Las ideologías "suelen no formar ni en cada sujeto, ni en cada unidad grupal, un núcleo coherente. La coexistencia interna al grupo y al sujeto de ideología del signo contrario determinan distintos montos de ambigüedad que se manifiestan como contradicción y estancamiento de la producción grupal (estereotipia)". En efecto, las ideologías, al determinar enfrentamientos entre subgrupos, llevan la tarea grupal a una estéril situación dilemática que funciona como defensa frente a la situación de cambio (156, 211). La técnica operativa apunta a que el grupo constituya un ECRO de carácter dialéctico, donde las contradicciones relativas al campo de trabajo deben ser resueltas en la misma tarea grupal (156, 211).

Dicho de otra forma, las ideologías "no suelen formar un núcleo coherente, sino que, por regla general, coexisten varias ideologías de signo contrario, determinando diferentes grados de ambigüedad (índice de ambigüedad). Esta ambigüedad se manifiesta en forma de contradicción, y es por esto que el análisis sistemático de las contradicciones (análisis dialéctico) constituye una tarea esencial en el grupo (...). Todo acto de conocimiento enriquece el esquema conceptual, referencial y operativo, que se realimenta y mantiene flexible o plástico (no estereotipado). Este aspecto es observado a través de procesos de ratificación de conductas o de rectificación de actitudes estereotipadas (o distorsionadas), mantenidas en vigencia como guardianes de determinadas ideologías o instituciones" (114-115).

 

INTERDISCIPLINARIEDAD



Pichon Rivière considera lo interdisciplinario en dos niveles: a) los aportes de distintas disciplinas que integran el ECRO, y b) los aportes que hacen los diferentes miembros de un grupo heterogéneo para adquirir mayor productividad grupal (208). Ambos niveles no son independientes, y tienen como finalidad la construcción enriquecida del objeto de estudio.

 

1. Concepto.- Un primer sentido de interdisciplinariedad está dado por los aportes de las diferentes disciplinas al ECRO, en la medida en que resultan pertinentes al esclarecimiento del objeto de estudio (207-208). Estos aportes "provienen del materialismo dialéctico, el materialismo histórico, el psicoanálisis, la semiología y las contribuciones de quienes han trabajado en una interpretación totalizadora en las relaciones entre estructura socioeconómica y vida psíquica. A partir de esos aportes se puede construír unas psicología que ubique el problema en sus premisas adecuadas" (207).



Un segundo sentido de interdisciplinariedad estaría relacionado con la búsqueda de una mayor heterogeneidad entre los integrantes de un grupo en cuanto a edad, formación, etc., con vista a una construcción enriquecida del objeto de estudio y una mayor prooductividad grupal.

Esta heterogeneidad "permite que cada miembro del grupo aborde la información recibida en común, aportando un enfoque y un conocimiento vinculados con sus experiencias, estudios y tareas. En un primer momento del itinerario del grupo se da una fragmentación del objeto de conocimiento, por las distintas modalidades de impacto y receptividad frente al mismo. Esta heterogeneidad de enfoques y aportes debe conjugarse, alterándose funcionalmente, complementándose, hasta llegar a una integración o construcción enriquecida del objeto de estudio" (208).

Esta heterogeneidad "apunta básicamente a la ruptura de los estereotipos en la modalidad de aproximación al objeto de conocimiento, estereotipos que, por carencia de confrontación, suelen potencializarse en los grupos homogéneos" (208). Sobre esta fundamentación, Pichon Rivière formula la regla "a mayor heterogeneidad de los miembros, heterogeneidad adquirida a través de la diferenciación de roles desde los cuales cada miembro aporta al grupo su bagaje de experiencias y conocimientos y una mayor homogeneidad en la tarea lograda por la sumación de la información (pertinencia), el grupo adquiere una productividad mayor (aprendizaje)" (208).

 

INTERPRETACION



Instrumento de esclarecimiento utilizado en la técnica del grupo operativo (143), mediante el cual el coordinador explicita lo implicito en lo enunciado por el portavoz, enlazando la verticalidad de su historia personal, con la horizontalidad del aquí y ahora del acontecer grupal (128, 143, 153, 159, 212-3).

 

1. Concepto.- La interpretación "es una hipótesis acerca del acontecer implícito que tiende a explicitar hechos o procesos grupales que no aparecen como manifiestos a los integrantes del grupo, y que funcionan como obstáculo para el logro del objetivo grupal [...]. La interpretación se incluye como herramienta en la técnica del grupo operativo, en la medida en que permite la explicitación de lo implícito" (212).



Pero, ¿qué sentido tiene esta explicitación? "La dialéctica grupal consiste en una relación entre procesos implícitos y acontecer explícito, entre lo manifiesto y lo latente. La interpretación se incluye en esta dialéctica aportando al campo información que permite el autoconocimiento grupal, lo que genera nuevas formas interactivas. La interpretación operativa modifica el campo grupal, permite a partir del autoconocimiento la re-estructuración de las relaciones entre los miembros y con la tarea. Opera en el campo del obstáculo a fin de mostrarlo para lograr una re-organización grupal que permita elaborarlo. El obstáculo puede estar dado en el proceso de aprehensión del objeto, en la red de comunicación, etc. La interpretación incluye explícita o implícitamente un criterio de realidad o esquema referencial, a partir del cual se analiza la situación del grupo. El valor de la interpretación está dado por la operatividad, es decir, su función reestructurante con vistas al objetivo del grupo. La interpretación consiste en la decodificación del sentido de lo emergente. Es un aporte de significados al grupo" (212-213).

Así la interpretación, que puede ser enunciativa o interrogativa, tiene siempre el carácter de una hipótesis acerca de la fantasía grupal, no evaluándose su eficacia según el criterio de verdad, sino según un criterio de operatividad, es decir, en la medida en que permite romper la ruptura del estereotipo (143).

La interpretación se orienta siempre en una doble dirección: la horizontalidad y la verticalidad. En efecto, "debe ejemplificar, a través del problema enunciado por el portavoz en su verticalidad, la situación de todos los miembros del grupo en el aquí y ahora y en relación con la tarea" (158). El coordinador incluirá entonces, en su interpretación, lo vertical del portavoz y lo horizontal del grupo (159, 134).

Esto es así porque Pichon Rivière considera al portavoz que enuncia un acontecimiento, como el portavoz de sí mísmo y al mismo tiempo de las fantasías inconcientes del grupo. En esto reside la diferencia de la técnica operativa con las otras técnicas grupales: las interpretaciones se hacen en dos tiempos y en las dos direcciones indicadas. Así, "se comienza por interpretar al portavoz que, por su historia personal, es muy sensible al problema subyacente del grupo y que, actuando como un 'radar', detecta las fantasías inconcientes del grupo y las explicita. Acto seguido, se señala que lo explicitado es también un problema grupal, producto de la interacción de los miembros del grupo entre sí y con el coordinador, y que él, portavoz por un proceso de identificación subliminal, percibe y enuncia" (128).

La interpretación y el señalamiento son dos instrumentos de esclarecimiento de la técnica operativa con grupos (143). El señalamiento se realiza sobre las situaciones manifiestas (lo explícito), mientras que la interpretación lo es de la causalidad subyacente (lo implícito) (153, 212).

 

2. Interpretación e insight.- Aún cuando en los textos consultados, Pichon Rivière no establece explícitamente una relación entre interpretación e insight, podemos decir que una de las finalidades de la interpretación es la producción de un 'insight', que Pichon Rivière entiende como autognosis (autoconocimiento).



Las referencias al concepto de insight que hace Pichon Rivière guardan relación casi invariablemente con un proceso terapéutico en el cual, de acuerdo a la teoría de la enfermedad única, se trata de elaborar una situación depresiva básica.

Durante la etapa de la depresión iatrógena (183) se produce una integración de las partes del yo del paciente, y un pasaje de la estereotipia de los mecanismos esquizoparanoides a un momento depresivo donde el sujeto puede lograr una integración tanto del yo como del objeto y de la estructura vincular que los incluye. Adquiere así lo que llamamos 'insight' o capacidad de autognosis, que implica siempre algún sufrimiento, lo que le permite elaborar un proyecto con la inclusión de la muerte como situación propia y concreta.

"El sufrimiento inherente a la posición depresiva está vinculado al incremento del 'insight' (autognosis), es decir, al conocimiento y comprensión de la realidad psíquica interna y externa. El fracaso de la elaboración de la posición depresiva (duelo), acarrea [entre otras cosas], el predominio de defensas que entrañan el bloqueo de las emociones y de la actividad de la fantasía. Impiden sobre todo la aparición de un cierto grado de autognosis necesario para una buena adaptación a la realidad" (48). El insight permite cambiar actitudes, creencias, opiniones y prejuicios, transformándose el paciente en un colaborador eficiente (131).

 

LIDER



Rol mediante el cual un miembro del grupo asume en mando e impulsa y dirige la acción hacia una meta (por ejemplo hacia el cambio o hacia la resistencia al cambio), haciéndose depositario de los aspectos positivos del grupo. Su rol complementario es el de seguidor, asumido por los restantes miembros que lo siguen (158). El liderazgo puede ser autocrático, democrático, laissez-faire y demagógico (137).

 

1.- Concepto.- El chivo emisario, el portavoz y el líder constituyen para Pichon Rivière los tres principales roles en la vida de un grupo, dada la importancia que allí adquieren. El líder es un rol adjudicado por sus seguidores y asumido por un miembro, por el cual éste impulsa y dirige la acción del grupo hacia un determinado fin. Los liderazgos se definen en relación con un determinado vector. Por ejemplo, hay un líder de la pertenencia, un líder del aprendizaje, etc. (28).



El líder se hace depositario de los aspectos positivos del grupo (158). En este sentido se complementa con el rol del chivo emisario, quien asume los aspectos negativos. Este último rol, precisamente, "surge como preservación del liderazgo a través de un proceso de disociación o 'splitting', necesario al grupo en su tarea de discriminación" (158).

Aunque casi siempre Pichon Rivière hace referencia al liderazgo en los grupos pequeños, que fue con los que siempre trabajó, en ocasiones se refiere también a lo que ocurre en los grupos más grandes. Señala al respecto que "cuando los liderazgos toman un campo mayor a la identificación cooperativa [propia de los grupos pequeños] se suma la llamada identificación cesariana, que puede jugar un rol en la historia cuando las situaciones grupales están en peligro o son incapaces de comprender el proceso histórico y cuando el miedo reactivado por situaciones de inseguridad y peligro se hace persecutorio. El movimiento regresivo dirigido por un líder cesariano trata entonces de controlar el grupo o tomar el poder. Las identificaciones de este tipo entre los miembros de un grupo o comunidad, masa y líder, conducen a la idea de que la desgracia que ha caído sobre la comunidad ha sido traída exclusivamente por una conspiración de ciertas personas o grupos, a quienes se les adjudica el rol de responsables o chivos emisarios. Pero es frecuente encontrar un hilo conductor que va del liderazgo al 'chivato', donde ambos juegan una especie de 'role-playing', en el que uno es el bueno y el otro, el malo" (29).

 

2. Tipología.- Existen dos criterios para clasificar los liderazgos: según la meta de la acción que dirige (líder operativo y saboteador) (159), y según la modalidad de relación que establece con sus seguidores (líder autocrático, democrático, laissez-faire y demagógico).



a) El liderazgo es operativo si impulsa el cambio, y es saboteador si impulsa la resistencia an cambio. Con respecto al primero de ellos, Pichon Rivière señala que el emergente o portavoz del grupo es al principio el miembro más débil por su incapacidad para soportar la depositación masiva de la inseguridad del ambiente, pero luego puede convertirse a través de la terapia en el miembro más fuerte, es decir, en el líder del cambio, con lo que pasa a ser un líder operativo (126). Aquí, Pichon Rivière utiliza la expresión 'operativo' en un sentido estricto, ya que, en un sentido más amplio, también el líder saboteador es operativo en la medida en que produce un efecto sobre el comportamiento del grupo.

b) Utilizando una clasificación de Kurt Lewin, Pichon Rivière establece un liderazgo autocrático, democrático y laissez-faire. A esta tipología lewiniana, Pichon Rivière agrega un liderazgo demagógico. "La estructura y función del grupo se configurarán de acuerdo con los tipos de liderazgo asumidos por el coordinador" (137).

El líder autocrático usa una técnica directiva, rígida, "favorece un estereotipo de dependencia, entrando al servicio del 'statu quo' de la enfermedad y la resistencia al cambio. Su característica más señalada es quizá su incapacidad de discriminar entre rol y persona, confundiéndose a sí mísmo con el grupo. Su nivel de urgencia actúa como factor de paralización de la tarea" (137).

El liderazgo democrático "es el rol ideal que puede asumirse en el trabajo grupal. El intercambio entre líder-coordinador y el grupo se realiza en forma de una espiral permanente, donde se ligan los procesos de enseñar y aprender formando una unidad de alimentación y realimentación (feedback). Los intercambios de ideas se hacen entre los miembros del grupo, de manera que su intervención consistiría sólo en señalar la dificultad de su funcionamiento" (137).

El líder laissez-faire (en francés = 'dejar hacer') "es el que delega al grupo su autoestructuración y que asume sólo parcialmente sus funciones de análisis de la situación y orientación de la acción" (138).

El líder demagógico es propuesto específicamente por PR, extrañándose este último que nunca haya sido por los psicólogos sociales como un rol definido. "La conducta del líder demagógico tiene una característica muy marcada: la impostura; es impostor en la medida en que, con una estructura autocrática, muestra una apariencia democrática, cayendo a veces en situaciones de 'laissez-faire', como resultado de esas actitudes contradictorias" (138).

 

Criterios de clasificación de liderazgo



 

Criterio 1

Operativo

Saboteador

 

Criterio 2



Autocrático

Democrático

Laissez-faire

Demagógico

 



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad