Diccionario de psicología social (pichon riviere)



Descargar 422 Kb.
Página5/21
Fecha de conversión03.12.2017
Tamaño422 Kb.
Vistas978
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

COOPERACION


Es la contribución, aún silenciosa, a la tarea grupal, sobre la base de la existencia de roles diferenciados (154). La cooperación es uno de los seis vectores o fenómenos universales de los grupos (ver Vector). Antónimos: competencia, antagonismo.

 

1. Concepto.- Hay cooperación cuando los miembros de un grupo colaboran entre sí en pos de una tarea en común, que es la tarea grupal. Para ello deben existir roles diferenciados donde cada uno haga lo suyo (heterogeneidad en los roles), pero una sola tarea en común (homogeneidad en la tarea). "Es la través de la cooperación como se hace manifiesto en carácter interdisciplinario del grupo operativo y el interjuego entre horizontalidad y verticalidad" (154).



 

2. Cooperación en el grupo familiar.- Como en todo grupo, en un grupo familiar la cooperación se establece sobre la base de roles diferenciales. "Ponemos el acento en la heterogeneidad que deben mostrar los roles dentro del ámbito familiar. Esta heterogeneidad está sustentada en las diferencias biológicas y funcionales sobre las que ha de configurarse una estructura familiar. La familia [...] se convierte así en un ámbito del aprendizaje de roles biológicos y funciones sociales. Sólo a través de una heterogeneidad podemos alcanzar la complementariedad necesitada en un grupo operativo, es decir, en un grupo capaz de logros instrumentales y situacionales" (189).

 

COORDINADOR


Rol cuya tarea consiste genéricamente en reflexionar con el grupo acerca de la relación que los integrantes del mismo establecen entre sí y con la tarea prescripta, para lo cual cuenta con dos herramientas: el señalamiento y la interpretación (212). Sinónimo: Copensor.

 

1. Tarea del coordinador.- "El coordinador mantiene con el grupo una relación asimétrica, requerida por su rol específico: el de co-pensor. Su tarea consiste en reflexionar con el grupo acerca de la relación que los integrantes del mismo establecen entre sí y con la tarea prescripta. Cuenta con dos herramientas: el señalamiento que opera sobre lo explícito, y la interpretación, que es una hipótesis acerca del acontecer implícito que tiende a explicitar hechos o procesos grupales que no aparecen como manifiestos a los integrantes del grupo, y que funcionan como obstáculo para el logro del objetivo grupal" (212).



Más específicamente, el coordinador "ayuda a los miembros a pensar, abordando el obstáculo epistemológico configurado por las ansiedades básicas. Opera en el campo de las dificultades de la tarea y la red de comunicaciones" (153).

En relación con ésta última, la finalidad del coordinador es lograr una comunicación dentro del grupo que se mantenga activa, es decir, creadora. Por ejemplo, puede estimular a que hablen aquellos que permanecen callados. Así, "la función del coordinador consiste esencialmente en crear, mantener y fomentar la comunicación, llegando ésta, a través de un desarrollo progresivo, a tomar la forma general de una espiral, en la cual coinciden didáctica, aprendizaje, comunicación y operatividad" (112).

 

2. Equipo de coordinación.- "El equipo de coordinación, integrado por coordinador y observador, cada uno desde su rol específico y a partir de un ECRO que le permite la comprensión de las leyes estructurantes del proceso grupal, detecta las situaciones significativas (emergentes) que desde lo explícito remiten como signo a formas implícitas de interacción" (212).



El observador es por lo general no participante, y su función "consiste en recoger todo el material, expresado verbal y preverbalmente en el grupo, con el objeto de realimentar al coordinador en un reajuste de las técnicas de conducción" (153).

 

DEFENSA


Medida que el individuo toma para combatir las ansiedades básicas cuando éstas adquieren una intensidad tal que las tornan intolerables. Hay diversos tipos de defensas, según sean menos o más patológicas.

 

1. Concepto y tipos.- Cuando las ansiedades básicas alcanzan cierto monto de intensidad, el sujeto instrumentará medidas defensivas, que pueden ser menos o más patológicas. Pichon Rivière señala al respecto:



"Las neurosis son técnicas defensivas contra las ansiedades básicas. Dichas técnicas son las más logradas y cercanas a lo normal, y si bien resultan intentos fallidos de adaptación se encuentran más alejadas de la situación depresiva patogenética. Las psicosis son también intentos de manejo de las ansiedades básicas pero menos exitosos que las neurosis, es decir, con un mayor grado de desviación de la norma de salud. Lo mismo sucede con las psicopatías, cuyo mecanismo prevalente es el de la delegación. Dentro de las psicopatías, las perversiones se manifiestan como formas complejas de elaboración de las ansiedades básicas y su mecanismo central se centra alrededor del apaciaguamiento del perseguidor (objeto malo). El crimen (también incluído en este cuadro) constituye la tentativa de aniquilar la fuente de ansiedad proyectada en el mundo externo. Cuando esta fuente es ubicada en el propio sujeto se configura la conducta suicida".

"El fracaso de la elaboración del sufrimiento de la posición depresiva acarrea en forma inevitable el predominio de defensas que implican el bloqueo de las emociones y de la actividad de la fantasía. Estas defensas estereotipadas impiden sobre todo cierto grado de autoconocimiento o insight necesario para una adaptación positiva a la realidad. Es decir, que el bloqueo del afecto, de la fantasía y del pensamiento que se observa en los distintos cuadros clínicos determina una conexión empobrecida con la realidad y una dificultad real de modificarla y de modificarse a sí mísmo en ese interjuego dialéctico que es para nosotros un criterio de salud" (181-182).

Junto a estos ejemplos de defensas estereotipadas y patológicas, en el contexto de la teoría de Pichon Rivière cabe suponer también la existencia de defensas exitosas que mantienen las ansiedades en niveles tolerables, permitiendo que los grupos puedan llevar a cabo su tarea explícita.

 

DEPOSITACION



Proceso por el cual un grupo proyecta sobre uno de sus integrantes las tensiones y conflictos grupales, haciéndose este integrante cargo de los aspectos patológicos de la situación. En el proceso de depositación intervienen tres elementos: los depositantes, el depositario y lo depositado. (69, 187). Más genéricamente, la depositación designa cualquier proceso de proyección de vínculos y objetos (178).

 

1. Definición específica.- En la teoría de Pichon Rivière, el enfermo es considerado fundamentalmente como el portavoz de las ansiedades del grupo. Este rol de portavoz se adquiere a través del mecanismo de la depositación.



En efecto, "como integrante desempeña un rol específico: es el depositario de las tensiones y conflictos grupales. Se hace cargo de los aspectos patológicos de la situación, en este proceso interaccional de adjudicación y asunción de roles, que compromete tanto al sujeto depositario como a los depositantes. El estereotipo se configura cuando la proyección de aspectos patológicos es masiva. El sujeto queda paralizado, fracasa en su intento de elaboración de una ansiedad tan intensa (salto de lo cuantitativo a lo cualitativo) y enferma. A partir de ese momento el círculo se cierra, completándose el ciclo de configuración de un mecanismo de seguridad patológico que, desencadenado por un incremento de tensiones, consiste en una depositación masiva, con la posterior segregación del depositario, por la peligrosidad de los contenidos depositados" (69-70).

Para que el proceso de depositación tenga lugar, no solamente los depositantes han de proyectar contenidos en el sujeto depositario (adjudicación del rol), sino además el depositario debe hacerse cargo de lo depositado (asunción del rol).

 

2. Definición genérica.- Los procesos de depositación no se refieren solamente a situaciones patológicas, aunque éste sea el ámbito donde Pichon Rivière más ha desarrollado la idea, sino a cualquier situación, tanto normal como patológica. Así, "los aspectos fenoménicos de la conducta, expresados en distintos ámbitos temporoespaciales, son la resultante de la relación de sujeto, depositante, 'lo depositado' con su valencia positiva o negativa, y la ubicación de los vínculos y objetos en un ámbito perceptual simbólico: el área. El sujeto proyecta vínculos y objetos y actúa lo proyectado" (178).



 

3. Lo depositado.- Respecto de lo depositado, han de tenerse en cuenta aquí cuatro cosas: qué se deposita, dónde se lo deposita, cómo se lo deposita y para qué se lo deposita.

a) Lo que se depositan son vínculos y objetos cargados con cierta valencia, positiva o negativa, como por ejemplo vínculos buenos y vínculos malos. b) Estos vínculos o objetos pueden ser depositados en cualquiera de las tres áreas de manifiestación fenoménica de la conducta: la mente, el cuerpo o el mundo externo (ver Pluralidad fenoménica). c) Respecto del cómo se produce la depositación, Pichon Rivière menciona particularmente el modo masivo en los casos patológicos: el depositario se hace cargo aquí de una gran cantidad de aspectos patológicos, y por ello, se torna en sí mísmo peligroso y es segregado por el grupo. d) Respecto de la finalidad del proceso de depositación, Pichon Rivière hace referencia al propósito de preservar lo bueno y controlar lo malo. Señala que la mente opera mediante mecanismos de proyección e introyección en los diferentes ámbitos proyectivos (mente, cuerpo, mundo externo) "de los vínculos buenos y malos en un clima de divalencia y con la finalidad de preservar lo bueno y controlar lo malo. Por esa depositación es que las áreas adquieren para el sujeto una significatividad particular en relación con la valencia positiva o negativa de lo depositado" (178-179). Por ejemplo, una familia proyecta masivamente sus vínculos y objetos en el hijo enfermo para separar lo bueno de lo malo, lo que le permite preservar lo primero y controlar lo segundo (ver Divalencia).

 

DEPRESION



Pauta total de conducta frente a situaciones de frustración, pérdida, privación o dolor, que tiene un carácter unitario en su aparición, estructura y función (46-47). Mediante este concepto, Pichon Rivière unifica las enfermedades mentales a través de su teoría de la enfermedad única, y en este marco discrimina diferentes tipos de depresión: protodepresión, depresión del desarrollo, depresión desencadenante, depresión regresional y depresión iatrógena (27, 123, 182), constituyendo ellas el núcleo básico del acontecer de la enfermedad y de la curación (27).

 

1. Definición.- La depresión es considerada por Pichon Rivière en el marco teórico del pensamiento kleiniano, donde es entendida como una reacción emocional ante una experiencia de pérdida, y que puede ser normal o patológica.



Con este marco, Pichon Rivière define el concepto diciendo que "la respuesta depresiva debe ser considerada como pauta total de conducta frente a situaciones de frustración, pérdida, privación, teniendo además un carácter unitario en su aparición, estructura y función" (46-47).

 

2. Clasificación.- La situación depresiva puede ser considerada como un hilo conductor a través de todo el proceso de enfermarse y del proceso terapéutico. En el transcurso de estos procesos, pueden identificarse cinco formas características de situación depresiva (123, 182):



a) Protodepresión: Surge de la pérdida que el bebé vivencia al abandonar el claustro materno.

b) Posición depresiva del desarrollo: También llamada depresión del desarrollo, está señalada por la situación de duelo o pérdida (destete), conflicto de ambivalencia por una integración del yo y del objeto, culpa y tentativas de elaborar la situación y mecanismos de reparación positivos o maníacos (regresivos, seudocuración).

c) Depresión de comienzo o desencadenante: Es el periodo prodrómico (comienzo) de toda enfermedad mental y emerge ante una situación de frustración o pérdida.

Pichon Rivière denomina depresión desencadenante "a la situación habitual de comienzo, cuyo común denominador fue expresado por Freud en términos de privación de logros vinculados al nivel de aspiración. Este factor puede ser retraducido, cuando se estudia su estructura, en términos de depresión por pérdida o privación. No sólo en términos de satisfacción de la libido y su estancamiento, sino también en términos de privación de objeto, o situación donde el objeto aparece como inalcanzable por 'impotencia instrumental' de origen múltiple. La imposibilidad de establecer un vínculo con el objeto acarrea primero fantasías de recuperación, donde lo fantaseado está en relación con los instrumentos del vínculo (ejemplo: caso del miembro fantasma en la amputación de un brazo; negación de la pérdida del miembro). Esto constituye la defensa inmediata frente a la pérdida, que sin embargo no resiste la confrontación con la realidad, sumergiéndose entonces el sujeto en la depresión. Al imponerse la cruel verdad de la pérdida se inicia la regresión y elaboración del duelo que configuran la complejidad fenoménica y genética de la depresión regresional" (24-25).

d) Depresión regresional: implica una regresión a los puntos disposicionales anteriores, típicos de la posición depresiva infantil y su elaboración fallida, por fracaso en la instrumentación de la posición esquizoparanoide. La depresión regresional "utiliza los mecanismos de la depresión del desarrollo" (123).

La articulación entre aspectos de la depresión regresional, la de desarrollo y la protodepresión configuran la llamada depresión básica (ver Depresión Básica).

e) Depresión iatrógena: en la cual la tarea correctora intenta la integración de las partes del yo del paciente dispersas en sus diversas áreas (ver Depresión iatrógena). Como se ve, las cuatro primeras formas de depresión descriptas corresponden al proceso de enfermarse, mientras que la depresión iatrógena corresponde al proceso de corrección, o proceso terapéutico.

 

DEPRESION BASICA



Estereotipo que se reactiva mediante un mecanismo regresivo a aquellos puntos disposicionales de la posición depresiva donde quedaron paralizadas las técnicas instrumentales de la posición esquizoide (23). La depresión básica está así directamente relacionada con la posición depresiva descripta por M. Klein, y es conceptualizada por Pichon Rivière como la situación que constituye el punto de partida de toda perturbación mental (132), por lo que dicho autor suele considerarla como sinónimo de núcleo patogenético central, núcleo depresivo patogénico, situación patogenética depresiva o situación patogenética vivencial.

 

1. Generalidades.- Cuando el niño transita de la posición esquizoparanoide a la posición depresiva, enfrenta un nuevo conflicto, el conflicto de ambivalencia, de donde emerge la culpa.



Ahora bien, "los sentimientos de duelo, culpa y pérdida forman el núcleo existencial junto a la soledad. La tarea del yo en este momento consiste en inmovilizar el caos posible o en comienzo, apelando al único mecanismo o técnica del yo perteneciente a esta posición, la inhibición. Esta inhibición precoz [...] va a constituír una pauta estereotipada y un complejo sistema de resistencia al cambio, con perturbaciones del aprendizaje, la comunicación y la identidad. La regresión desde posiciones más altas del desarrollo a estos puntos disposicionales, que toman el contexto de lo que M. Klein llamó 'neurosis infantil', trae como consecuencia la reactivación de este estereotipo al que llamamos 'depresión básica', con paralización de las técnicas instrumentales de la posición esquizoide. Si el proceso regresivo del enfermarse consigue reactivar el 'splitting' y todos los otros mecanismos esquizoides, con la reestructuración de dos vínculos como objetos parciales, uno totalmente bueno y otro totalmente malo, se configuran las estructuras nosográficas, según la ubicación de estos objetos en las distintas áreas" (23).

En otras palabras, a partir de una depresión desencadenante y mediante un proceso regresional, se regresa a una estructura vigente en la posición depresiva, para volver al lugar donde las técnicas del yo fueron eficaces, "pero al inmovilizar y dificultar la estructura depresiva la hizo rígida, repetitiva (estereotipo) quedando en forma latente como posición básica. Esta estructura actuó como punto disposicional en el momento del desarrollo, y si bien se controló a los miedos básicos, quedó estancada como estructura prototípica que constitiuye el núcleo patogenético del proceso de enfermarse. Esto es lo que yo llamo depresión básica (depresión del desarrollo, más depresión regresional con aspectos de la protodepresión)" (24).

Consiguientemente, en la depresión básica "se articulan aspectos de la protodepresión, la depresión del desarrollo y la depresión regresional. La unicidad del núcleo patogenético (depresivo) es observable a través del análisis del proceso de regresión, que promueve la utilización de las técnicas de la posición esquizoparanoide, con un ritmo determinado en cada sujeto (situación patorrítmica)" (123). Por lo tanto, la situación depresiva se encuentra también articulada con otras dos situaciones: la esquizoide y la patorrítmica. Sin embargo, la depresión básica no debe confundirse con la depresión esquizoide (ver Depresión esquizoide).

Todo lo anterior puede también expresarse en los siguientes términos: "La situación depresiva básica opera en el desarrollo de toda enfermedad mental (situación patogenética vivencial). El factor disposición puede ser expresado en términos de 'grados de fracaso en la elaboración de la situación depresiva infantil' (duelo). La regresión, durante el proceso de la enfermedad, reactiva la posición depresiva infantil (situación patogenética), así como promueve el empleo de la posición esquizoide (situación patoplástica e instrumental), tanto como la situación epileptoide (situación patorrítmica temporal)" (47).

La situación patogenética depresiva es el punto de partida de toda perturbación mental (ver Enfermedad Unica), y llega a resolverse a través de la recreación progresiva del objeto destruído. En efecto, "un proceso de recreación, que surge en el contexto del grupo como la tarea esencial, consiste justamente en la 'recreación del objeto destruído', núcleo de la depresión básica, que perturba la lectura de la realidad, del cual son portadores los miembros del grupo" (132).

 

DEPRESION ESQUIZOIDE



Depresión generada por el alejamiento del objeto bueno, separación que adquiere el valor de un desprendimiento del yo. Es una depresión vivida en el afuera, sin culpa, en forma divalente y con un sentimiento de 'estar a merced'.

 

1. Depresión esquizoide y depresión básica.- La situación depresiva esquizoide no debe confundirse con la posición depresiva básica. En ésta última "observamos la presencia de un objeto total, vínculo a cuatro vías, 'ambivalencia', culpa, tristeza, soledad en relación con la imagen del propio sujeto. En la depresión esquizoide se observa el vínculo con un objeto parcial, con depositación de los aspectos buenos. Es una depresión vivida en el afuera, sin culpa, en una situación 'divalente' y con sentimiento de estar a merced" (22).



Sigue diciendo Pichon Rivière que "el sentimiento básico de la depresión esquizoide es la nostalgia. M. Klein la describió sin advertir su estructura diferenciada, cuando se refirió a la situación de despedida normal. La buena parte colocada en el objeto viajero o depositario se aleja de la pertenencia del yo. Este queda debilitado, y a partir de ese momento no dejará de pensar en su destino; y si bien la preocupación manifiesta es por el depositario, su preocupación está vinculada al estado de las partes de él que se han desprendido, creándose una situación de zozobra permanente" (22).

 

DEPRESION IATROGENA



Depresión que "se produce cuando en el proceso corrector se intenta la integración de las partes del yo del paciente, es decir, cuando la tarea consiste en el pasaje de la estereotipia de los mecanismos de la posición esquizoparanoide a un momento depresivo en el que el sujeto puede lograr una integración tanto del yo como del objeto, y de la estructura vincular que los incluye" (182-183). Sinónimo: depresión iatrógena positiva.

 

1. Iatrogenia.- En general, se designa como iatrogénica a toda modificación, intervención o influencia ejercida por el médico sobre el estado de un paciente. Habitualmente tiene la connotacíón de una influencia que perjudica al paciente, que Pichon Rivière contrapone a una iatrogenia positiva cuando esa influencia es beneficiosa, por ejemplo, y en particular, cuando se obtiene una finalidad terapéutica través del proceso corrector.



 

2. Depresión iatrógena.- La represión iatrógena es considerada como el aspecto positivo de la íntervención psicoterapéutica, y "consiste en integrar al sujeto a través de una dosificación operativa de partes disgregadas y hacer que la constante universal de 'preservación de lo bueno y control de lo malo' funcione en niveles sucesivos caracterizados por un sufrimiento tolerable, por disminución del miedo a la pérdida de lo bueno y una disminución paralela al ataque, durante la confrontación de la experiencia correctora" (25-26).

La depresión iatrógena es positiva por constituír un paso indispensable para el logro de la finalidad terapéutica, que en última instancia consiste en un proceso de integración (124).

Así, en la depresión iatrógena "la tarea correctora intenta la integración de las partes del yo del paciente dispersas en sus diversas áreas; es decir, trata de conducirlo desde la posición esquizoparanoide a la posición depresiva, a través de la cual el sujeto puede lograr una integración, tanto del yo como del objeto y del vínculo. Adquiere así un 'insight' y una capacidad para elaborar un proyecto, en el que la muerte está incluída como una situación concreta y propia, permitiéndole encarar los problemas existenciales" (123-124), así como también "el logro de una adaptación activa a la realidad con un estilo propio y una propia ideología de vida. Pero el momento depresivo de integración y la autognosis [obtenida por insight] implica sufrimiento; por eso dice Rickman que 'no hay curación sin lágrimas', pero agregamos que este sufrimiento es operativo" (183).

 

DIDACTICA

En el marco de una definición clásica, Pichon Rivière define a la didáctica como una estrategia destinada a cumplir no sólo una tarea informativa, que implica comunicar conocimientos, sino además una tarea formativa, centrada en desarrollar aptitudes y modificar actitudes (207). Sus características esenciales son: es de núcleo básico, es interdisciplinaria, es acumulativa, es grupal, y es instrumental y operacional (110, 151, 207).

 

1. Concepto.- Pichon Rivière define a la didáctica como "una estrategia destinada no sólo a comunicar conocimientos (tarea informativa) sino básicamente a desarrollar aptitudes y modificar actitudes (tarea formativa)" (207). Se trata de una de las clásicas definiciones de la didáctica (110, 151) que Pichon Rivière retoma y ubica en el contexto de su teoría. La didáctica tiene así tres funciones básicas: comunicar conocimientos, desarrollar aptitudes y modificar actitudes.



 

2. Características.- La didáctica así entendida presenta las siguientes características esenciales:

a) Es de 'núcleo básico'.- "Según la hipótesis de los investigadores en el campo de la educación de adultos, la transmisión de conceptos universales, fundamentos de cada disciplina específica, permite acelerar el proceso de aprendizaje, a la vez que hace posible mayor profundidad y operatividad en el conocimiento. El núcleo básico está constituído por esos conceptos universales y [así] el aprendizaje va de lo general a lo particular" (207).

b) Es interdisciplinaria.- El abordaje interdisciplinario de una situación a estudiar implica analizar todas las partes del problema en detalle, en profundidad y en el ámbito total donde se desarrolla. "Allí se da la síntesis dialéctica entre texto y contexto" (151).

Lo interdisciplinario es considerado en dos niveles diferentes (208):

1) Interdisciplina como los aportes de diferentes disciplinas que se integran en la medida en que resultan pertinentes al esclarecimiento del objeto de estudio. Se trata entonces de trabajar en grupos formados por integrantes de diversas especialidades, en tanto conciernan al problema indagado (151, 208). Por ejemplo, "la didáctica interdisciplinaria propicia la creación de departamentos, donde los estudiantes de las distintas facultades concurren a estudiar determinadas materias comunes a sus estudios; es decir, que tendríamos así la conjunción de diversos grupos de alumnos en un mismo espacio, creando interrelaciones entre ellos" (110-111). Entre las propuestas para operativizar una didáctica interdisciplinaria de este tipo se cuenta, por ejemplo, la creación de comités de articulación interdepartamental y otros dispositivos de coordinación, agrupando a representantes de distintas disciplinas; también, designando un coordinador, encargado de establecer conexiones entre las distintas disciplinas, y un método de enseñanza orientada donde la articulación se torna fecunda al orientar en un determinado sentido la tarea específica de enseñanza de diversas disciplinas (111).

2) El otro sentido de interdisciplina "estaría relacionado con el sentido de la búsqueda de la mayor heterogeneidad posible en términos de edad, actividad, formación, sexo, en la composición de los grupos que deberán reelaborar la información" (208). Pichon Rivière asigna mucha importancia a esta heterogeneidad grupal, ya que ella "permite que cada miembro del grupo aborde la información recibida en común, aportando un enfoque y un conocimiento vinculados con sus experiencias, estudios y tareas. En un primer momento de itinerario del grupo se da una fragmentación del objeto de conocimiento, por las distintas modalidades de impacto y de receptividad frente al mismo. Esta heterogeneidad de enfoques y aportes debe conjugarse, alterándose funcionalmente, complementándose, hasta llegar a una integración o construcción enriquecida del objeto de estudio" (208).

La heterogeneidad "apunta básicamente a la ruptura de los estereotipos en la modalidad de aproximación al objeto de conocimiento, estereotipos que, por carencia de confrontación, suelen potencializarse en los grupos homogéneos" (208). Esto se funda en una regla formulada por Pichon Rivière, según la cual "a mayor heterogeneidad de los miembros [...] y a mayor homogeneidad en la tarea lograda por la sumación de la información (pertinencia), el grupo adquiere una productividad mayor (aprendizaje)" (208). Esta ley básica de la técnica de los grupos operativos es igualmente aplicable al primer sentido de heterogeneidad, es decir, a los efectos de la productividad grupal, es también necesaria la confrontación entre diversas disciplinas (151, 112).

c) Es acumulativa.- La didáctica interdisciplinaria cumple sus funciones de comunicar conocimientos, desarrollar aptitudes y modificar actitudes gracias a que emplea una técnica que redunda en economía del trabajo de aprendizaje, puesto que al ser acumulativa, la progresión del desarrollo no es aritmética sino geométrica (110, 151).

d) Es grupal.- Esta característica está indisolublemente unida a la anterior: la regla de la heterogeneidad de los integrantes y la homogeneidad de la tarea sugiere la importancia de una didáctica grupal. "Los grupos pueden ser más o menos heterogéneos (por ejemplo, estudiantes de distintas facultades) o más o menos homogéneos (estudiantes de una misma facultad); la experiencia señala la utilidad de los grupos heterogéneos en tareas concretas, donde frente a una máxima heterogeneidad de los componentes se puede lograr una máxima homogeneidad en la tarea" (113).

Pichon Rivière enfatiza, así, la necesidad de una didáctica grupal: "toda la pedagogía y la didáctica están configuradas generalmente sobre la base de una situación falsa, ya que casi siempre se refieren a una situación de dos [docente y alumno]. Sin embargo, la situación natural es grupal; por ejemplo, enseñar a un grupo de niños" (77-78).

e) Es instrumental y operacional.- La didáctica propuesta es instrumental y operacional, "porque el ECRO constituído es aplicable en cualquier sector de tarea e investigación" (151). Por ejemplo, y más específicamente en relación con la didáctica de la psicología social, "como estrategia de formación en psicología social tomamos como punto de partida la ubicación del sujeto, su inserción en un campo específico (la situación grupal). Esto le permite vivir una experiencias de campo a la vez que lo dota progresivamente de herramientas teóricas para comprender su propia inserción, las características del campo y los recursos técnicos para operar sobre él. Esta inserción en el campo grupal y la instrumentación técnica deben ser paulatinamente extendidas a otros campos de la operación de la psicología social (institucional o comunitario)" (208-209).

 

DIVALENCIA

Relación que establece el yo con dos objetos separados de valencias opuestas, y que es característica de la posición esquizo-paranoide. El yo ama y se siente amado por el objeto bueno y, por el otro, odia y se siente odiado por el objeto malo (180-181).

 

1. Concepto.- "En la divalencia, el yo, el objeto y el vínculo... están escindidos y la tarea defensiva consiste en mantenerlos en esa escisión, ya que si lo bueno y lo malo se reunieran en el mismo objeto, el sujeto caería en una depresión, con su secuela de dolor y culpa, en una situación de ambivalencia" (179).



No debe entonces confundirse divalencia con ambivalencia: en el primer caso los afectos de valencia positiva y negativa se dirigen hacia objetos separados: se ama y cuida al bueno y se odia y se teme al malo, mientras que en la ambivalencia se ama y se odia al mismo tiempo al mismo objeto. En otras palabras, la divalencia está relacionada con objetos escindidos (escisión), y la ambivalencia con objetos fusionados.

La situación de divalencia puede reactivarse regresivamente en las patologías (20-22) correlativamente con la reactivación regresiva del mecanismo de la escisión (ver Escisión): "el sujeto, utilizando los mecanismos de la posición esquizo-paranoide, proyecta en las distintas áreas [mente, cuerpo, mundo] ambos vínculos, el bueno y el malo, en una situación de divalencia" (122).

 

ECRO

Abreviatura de Esquema Conceptual, Referencial y Operativo. El ECRO es un conjunto de conceptos teóricos ('conceptual'), que son referidos a un grupo y a una situación concreta ('referencial') para trazar instrumentalmente ('operativo'), sobre esas bases, una estrategia de cambio que se constituye como la tarea de un grupo operativo. El ECRO es ante todo un instrumento (150, 207) que debe ser construído en el contexto de las actividades de un grupo operativo y es, por ello, ante todo, un ECRO grupal.

 

1. Definición.- En la conceptualización del ECRO sobresalen dos características: es un instrumento grupal, y es una construcción grupal. Que el ECRO sea un instrumento significa que no es un fin en sí mísmo, sino un medio que deberá construír un grupo operativo para, sobre esa base, cumplir su cometido. "Como instrumento es lo que permite planificar un manejo de las relaciones con la naturaleza y sus contenidos en las que el sujeto se modifica a sí mísmo y modifica el mundo en un constante interjuego dialéctico" (150).



El ECRO es la base de la técnica de los grupos operativos, desarrollada por Pichon Rivière en la década del '40 (101-102, 119). El grupo debe configurar un ECRO donde las contradicciones del campo de trabajo deban ser resueltas en la misma tarea grupal.

Es posible, a partir de lo dicho, definir al ECRO como un "conjunto organizado de nociones y conceptos generales teóricos, referidos a un sector de lo real, a un universo del discurso, que permite una aproximación instrumental al objeto particular concreto. Este ECRO y la didáctica que lo vehiculiza están fundados en el método dialéctico" (205).

Como su nombre lo indica, el ECRO está constituído por tres esquemas: conceptual, referencial y operativo, estando los tres articulados dialécticamente entre sí en el sentido que cada uno va enfrentándose e integrándose con los otros en el transcurso del quehacer grupal, hasta constituírse en una herramienta única. El ECRO no es entonces un concepto estático sino dinámico.

Así concebido, el ECRO ubica "al sujeto en el campo (lo referencial), le permita abordarlo a partir de elementos conceptuales [lo conceptual], comprenderlo y operar sobre él mediante las técnicas adecuadas [lo operativo]. Esta 'situación' en el campo y el pensar y operar sobre él implica la necesidad no sólo de manejo teórico sino de la elaboración de las ansiedades emergentes en toda situación de cambio" (207).

Por ejemplo, "como estrategia de formación en psicología social tomamos como punto de partida la ubicación del sujeto, su inserción en un campo específico, la situación grupal [esquema referencial]. Esto le permite vivir una experiencia de campo a la vez que lo dota progresivamente de herramientas teóricas [esquema conceptual] para comprender su propia inserción, las características del campo y los recursos técnicos para operar sobre él [esquema operativo]" (208-209). Describamos un poco más en detalle los tres componentes del ECRO.

 

2. Esquema conceptual.- Básicamente es el marco teórico científico que orienta la tarea del grupo operativo. Son una diversidad de conceptos teóricos provenientes de varias disciplinas, necesarios para encarar una tarea en un grupo operativo. En tal sentido, el ECRO "es el producto de síntesis de corrientes aparentemente antagónicas" (38), y "un instrumento interdisciplinario, es decir, articula aportes de distintas disciplinas, en la medida en que resulten pertinentes al esclarecimiento del objeto de estudio" (207).



Indica Pichon Rivière que las ciencias del hombre "aportan elementos para la construcción de un instrumento único al que llamamos ECRO, esquema conceptual, referencial y operativo, orientado hacia el aprendizaje a través de la tarea. Este conjunto estructural y genético nos permite la comprensión horizontal (la totalidad comunitaria) y vertical (el individuo inserto en ella) de una sociedad en permanente situación de cambio y de los problemas de adaptación del individuo a su medio" (150). Este fundamento teórico del grupo operativo, proveniente de distintas disciplinas, está dado por las siguientes teorías:

1) La teoría de la enfermedad única.- Pichon Rivière postula como supuesto teórico la existencia de un núcleo depresivo patogénico universal, que se da con intensidades diferentes en el sujeto normal, el neurótico y el psicótico.

2) Teoría del vínculo.- Entendido como situación bicorporal y tripersonal.

3) Teoría de los roles.- El grupo se estructura en base a un interjuego de asunción y adjudicación de roles. Se incorpora al esquema conceptual la teoría de los roles de G. Mead (76), cuya noción de rol será modificada por Pichon Rivière (28) (Ver también Rol).

4) Psicoanálisis.- La teoría de Sigmund Freud y la teoría de las ansiedades básicas de Melanie Klein aportan la comprensión de los aspectos genéticos, históricos y estructurales.

5) Kurt Lewin.- Aporta la comprensión de los aspectos sociales, incluído su método experimental. Aporta también las ideas de vector, de campo, de situación y muchos aspectos de algunos principios topológicos del aprendizaje (76). Asimismo, a la teoría del liderazgo de Lewin, Pichon Rivière agregará el liderazgo demagógico (29).

6) La epistemología de Gastón Bachelard.- Pichon Rivière incorpora de este autor los conceptos de obstáculo epistemológico y epistemofílico (76).

7) Teoría de los grupos y otras teorías sobre técnicas.- El esquema conceptual incluye el concepto de organizador, y, "además de la concepción general de los grupos restringidos, ideas sobre la teoría del campo, la tarea, el esclarecimiento, el aprendizaje, la indagación operativa, la ambigüedad, la decisión, la vocación, las técnicas interdisciplinarias y acumulativas, la comunicación y los desarrollos dialécticos en espiral. Otros conceptos se refieren a estrategia, táctica y técnica, así como a horizontalidad y verticalidad, descubrimiento de universales, sumación de ideas (brain storming), etc." (119).

8) Otros aportes.- Provenientes "del materialismo dialéctico, el materialismo histórico, el psicoanálisis, la semiología y las contribuciones de quienes han trabajado en una interpretación totalizadora en las relaciones entre estructura socioeconómica y vida psíquica" (207).

 

3. Esquema referencial.- Mientras el esquema conceptual es un aporte de las ciencias, el esquema referencial es un aporte más concreto proveniente de cada uno de los miembros de un grupo, a partir de los cuales se podrá construír -en interacción dialéctica con el esquema conceptual- un esquema referencial en común.



"El esquema referencial [individual] es el conjunto de conocimientos, de actitudes que cada uno de nosotros tiene en su mente y con el cual trabaja en relación con el mundo y consigo mismo. Es decir, que puede ser en cierta medida nucleado y conocido. Lo fundamental, entonces, es que aquel que se acerca a cualquier campo de conocimiento conozca más o menos concientemente, hasta donde le sea posible, los elementos con los cuales opera" (80). Los esquemas referenciales individuales a los que hace referencia Pichon Rivière pueden ser asimilados al concepto de ideologías (Ver Ideología).

"La didáctica interdisciplinaria se basa en la preexistencia en cada uno de nosotros de un esquema referencial (conjunto de experiencias, conocimientos y afectos con los que el individuo piensa y hace) y que adquiere unidad a través del trabajo en grupo, promoviendo a la vez, en ese grupo o comunidad, un esquema referencial operativo sustentado en el común denominador de los esquemas previos" (110).

En una primera etapa, entonces, encontramos esquemas referenciales individuales (tantos como miembros del grupo haya), y en una segunda etapa estos quedarán integrados en un esquerma referencial grupal. Así, los esquemas referenciales son "esquemas y modelos internos que se confrontan y modifican en la situación grupal, configurándose a través de la tarea un nuevo esquema referencial que emerge de la producción del grupo" (208).

Mientras los esquemas referenciales individuales están basados en un saber cotidiano, el esquema referencial grupal, al resultar de la integración de los esquemas individuales con el esquema conceptual (científico), adquiere la categoría de un saber científico sobre el acontecer grupal, lo que otorga al grupo la posibilidad de utilizar un lenguaje en común.

En efecto, el esquema referencial grupal es un esquema común a los miembros del grupo quienes, al compartir un código común, queda facilitada la comunicación intragrupal. Esto implica que el grupo debe pasar progresivamente de un lenguaje vulgar a uno científico. Es inútil elaborar un pensamiento científico si no se parte del análisis y la comprensión de las fuentes vulgares del esquema referencial.

Se ha observado, efectivamente, que "el pensamiento que funciona en el grupo va desde el pensar vulgar o común hacia el pensamiento científico, resolviendo las aparentes contradicciones y estableciéndose una secuencia o continuidad genética y dinámica entre uno y otro. Es tarea importante del coordinador señalar un punto de partida falso, como es el de comenzar trabajando con un pensamiento científico no elaborado y sin haber analizado previamente 'las fuentes vulgares del esquema referencial'" (113).

"El desarrollo de un ECRO común a los miembros del grupo permite el incremento de la comunicación intragrupal ya que, de acuerdo con la teoría de la información, lo que permite que el receptor comprenda el mensaje emitido por el transmisor, a través de operaciones de codificación y decodificación, es una semejanza de esquemas referenciales. En este proceso de comunicación y aprendizaje observamos que el grupo sigue un itinerario que va del lenguaje común al lenguaje científico" (157).

Dicho de otro modo: "La tarea que adquiere prioridad en un grupo es la elaboración de un esquema referencial común, condición básica para el establecimiento de la comunicación, la que se dará en la medida en que los mensajes puedan ser decodificados por una afinidad o coincidencia de los esquemas referenciales del emisor y el receptor. Esta construcción de un ECRO grupal constituye un objetivo cuya consecución implica un proceso de aprendizaje y obliga a los integrantes del grupo a un análisis semántico, semantístico y sistémico, partiendo siempre de la indagación de las fuentes vulgares (cotidianas) del esquema referencial. Cada integrante lleva al grupo un esquema de referencia, y sobre la base del común denominador de estos sistemas, se configurará, en sucesivas 'vueltas de espiral', un ECRO grupal" (125).

Pichon Rivière insiste al respecto en que "...estos procesos de codificación y decodificación de señales pertenecen a esquemas referenciales individuales y de los grupos a través de los que se hace posible, según sea el funcionamiento y la estructura de estos esquemas, configurar situaciones de entendimiento o malentendimiento. En última instancia, la comunicación grupal es posible por la existencia de un ECRO grupal" (116).

 

4. Esquema operativo.- Mientras el esquema conceptual aporta un saber científico y el esquema referencial un saber ideológico, el esquema operativo aporta un saber técnico, necesario para conocer de qué manera se podrán instrumentar los cambios implicados en la tarea grupal sobre la base de la integración del saber científico y el ideológico. Debido al interjuego dialéctico entre los tres esquemas, el esquema operativo contribuye a su vez a modificar o construír los esquemas conceptuales y referenciales, en lo que suele designarse como interjuego permanente entre teoría y práctica.



 

EDIPO, COMPLEJO DE

Partiendo de la conceptualización de Freud, Pichon Rivière concibe al complejo de Edipo como una configuración triangular (hijo, madre, padre) donde en cada una de las tres relaciones así definidas se establecen, mediante un proceso de asunción y adjudicación de roles, cuatro vínculos: amar, sentirse amado, odiar, y sentirse odiado.

 

Concepto.- Señala Pichon Rivière que el complejo de Edipo, tal como fuera descripto por Freud, "con sus variantes negativas y positivas, puede ser comprendido de una manera mucho más significativa si recurrimos a su representación espacial en forma de triángulo colocando en el ángulo superior al hijo, en el ángulo inferior izquierdo a la madre, y en el ángulo inferior derecho al padre" (30). Remitimos al lector al esquema 1.



 

Esquema 1: Conceptualización del complejo de Edipo según Pichon R.

 

EL PADRE

Ama y se siente amado por

Odia y se siente odiado por

 


LA MADRE

EL PADRE

Ama y se siente amado por

Odia y se siente odiado por

 


EL HIJO

LA MADRE

Ama y se siente amado por

Odia y se siente odiado por

 


EL HIJO

 

 

A partir de aquí, continúa diciéndonos Pichon Rivière: "siguiendo la dirección de cada lado del triángulo tenemos una representación de cuatro vínculos. Por ejemplo, el niño en un primer nivel ama y se siente amado por la madre; en un nivel subyacente odia y se siente odiado por su madre; en el lado contrario es la relación del niño con su padre, donde en un primer nivel odia y se siente odiado y en un segundo nivel ama y se siente amado. Lo que pocas veces es consignado es el parámetro que opera desde la vida prenatal. Es la estructura vincular entre madre y padre, donde uno ama y se siente amado por el otro, u odia y se siente odiado por el otro. Haciendo abstracción de los participantes, este vínculo tendría también cuatro vías; pero en realidad, tomado desde ambos extremos, se complica aún más, porque tanto uno como otro adjudican roles y asumen roles partiendo de cada uno de los miembros de la pareja. Dependerá el monto de adjudicaciones y asunciones del rol de ser amado y ser odiado. Esta totalidad, verdadera jungla de vínculos, forma una totalidad totalizante, es decir, una 'Gestalt' donde la modificación de uno de los parámetros acarrea la modificación del todo" (30).



 

2. Tres relaciones y cuatro vínculos.- En cada una de las tres relaciones de la configuración edípíca encontraremos cuatro vínculos, con lo que quedan descriptas un total de doce posibilidades, como puede verse en el esquema 2.

 




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos