Deseo agradecer profundamente al Dr. Gregorio Klimovsky su incondicional apoyo y confianza. A la Dra


Composición de las muestras y resultados de las Muestras I y III



Descargar 1.41 Mb.
Página11/21
Fecha de conversión16.12.2018
Tamaño1.41 Mb.
Vistas427
Descargas0
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   21

4.3. Composición de las muestras y resultados de las Muestras I y III

CUADRO III

MUESTRAS I y III: COMPARA ARTRITICOS (N=60) CON NO-PACIENTES (N=60) CON A?OS EDUCATIVOS >=15





Artríticos

N=60

No pacientes

N=60

Significación

Edad

Promedio=46,88

D.S.=11,55



Promedio=33,18

D.S.=10,47



P=0.000

A/S


Años educativos

Promedio 7,36

DS = 5, 29

Promedio 15,38

DS = 2,37

P =0.000

A/S

t = 10, 72


Nivel socioeconómico

Medio alto 5%

Medio medio 35%

Medio bajo 60%


Medio alto 26%

Medio medio 66%

Medio bajo 8%


P=0,000 A./S.

P=0,000 A./S.

P=0,000 A./S.


Alexitimia definitiva

Promedio=84,04

D.S.=5,62

N=23


Promedio=0

N= 0


P=0,000 A./S.

Alexitimia

indeterminada



Promedio=68,7

D.S.=2,9

N=31


Promedio=62,42

D.S=1,90

N=20


P=0,082 N/S

Ausencia de Alexitimia

Promedio=57,33

D.S.=1,03

N=6


Promedio=54,40

D.S.=3,98

N=40


P=0,080 N/S

Puntaje Total TAS

TAS

Promedio=73,45

D.S.=9,90


TAS

Promedio=58,41

D.S.=4,29


P=0,000 A/S

N/S: Diferencias no significativas; S: Diferencias significativas; A/S: Diferencias altamente significativas.



Resultados

En el Cuadro III, comparando las muestras de artríticos con un promedio de 7,36 años educativos y de no-pacientes con un promedio de 15,38 años educativos se constatan diferencias no significativas (N/S), en presencia de alexitimia indeterminada (TAS>=62 <74), y en ausencia de alexitimia (TAS <62), mientras que hay diferencias altamente significativas (A/S) en edad (mayores los AR), años educativos (inferiores los AR), en todos los niveles socioeconómicos (La muestra III, mayoritariamente de nivel medio-medio y los AR, muestra I, mayoritariamente de nivel medio-bajo), alexitimia definitiva (>74) y en puntaje total de alexitimia (superior en los AR). Analizando la diferencia no significativa en la comparación de promedios de alexitimia ausente, encontramos el mismo resultado que en la comparación con la muestra II. Sin embargo considerando los porcentajes se observa que sólo 6 casos (10%) entre los pacientes tuvieron ausencia de alexitimia mientras que 40 entre los no- pacientes (66%). Se observa, a través de esta comparación entre AR y no-pacientes con mayores años educativos, que se hallan numerosas diferencias A/S. Introducir esta variable permitió comparar más fehacientemente los AR con no-pacientes normales, no limitados por escasos recursos económicos de nivel medio-bajo (Muestra II). La introducción de la muestra III, en las comparaciones con la TAS de los pacientes, corrobora lo hallado en la comparación entre pacientes y la muestra II. Los principales aportes de incorporar esta muestra III, constituída por sujetos de mejores recursos educativos los apreciamos en las comparaciones con el Rorschach.

Los no-pacientes con mejor educación (Muestra III) compartieron con la muestra de no-pacientes de nivel socioeconómico medio-bajo (Muestra II) el puntaje total no significativo de alexitimia y la ausencia de alexitimia definitiva. Con igual o distinto nivel socioeconómico y con mayor o menor nivel de años educativos, los no-pacientes no obtuvieron un puntaje total significativo de alexitimia ni alexitimia elevada. ). Estos resultados coinciden con los hallados por nosotros (Lunazzi,2000) al investigar las variables que afectan la alexitimia evaluada por la TAS26 . Comparamos distintas muestras representativas de variables en un total de 550 casos. Encontramos que el nivel socioeconómico medio-bajo no estaba asociado con cambios en el puntaje total de alexitimia, el cual permanecía dentro de lo normal para no-pacientes. Solamente en esa muestra , de nivel socioeconómico medio bajo, el Factor 3 de la alexitimia "capacidad para fantasear" apareció significativamente disminuído respecto de las otras muestras de no-pacientes.

La TAS discrimina bien entre psicosomáticos (en este caso AR) y no-pacientes en el puntaje total, y en detectar la presencia de alexitimia definitiva, aunque hubiera diferencias significativas de educación y niveles socioeconómicos diferentes o iguales. Esto fue así, aunque se encontraron muy significativamente diferencias en edad, (menor en muestra III), y en composición de niveles socioeconómicos. Nos formulamos, en consecuencia, la siguiente pregunta:


Los pacientes de mejor nivel socioeconómico o educativo presentarán alexitimia en la
TAS? Vamos a investigar si en los pacientes de artritis reumatoidea hay presencia de
alexitimia evaluada por la TAS: a) cuando tienen mejor nivel socioeconómico que el
promedio de la muestra AR, y b) cuando tienen mejor nivel educativo que el promedio de
la muestra AR. Como se ilustra realizaremos el análisis comparando submuestras dentro de
la muestra I (AR).

Cuadro IV a

Distribución de presencia de alexitimia, según niveles socioeconómicos y de años educativos entre los pacientes MUESTRA I (AR) N=60


Alexitimia >=74

DEFINITIVA


Alexitimia >=62 <74

INDETERMINADA


Alexitimia <62

AUSENTE


Muestra AR: 23 casos
Años educativos:

0 a 7: 12 casos

(52.17%)

8 a 14: 10 casos

(43.47%)

>=15: 1 caso (4.34%)
Nivel socioeconómico:

Medio Medio: 4 casos

(17.39%)

Medio Bajo: 19 casos

(82.60%)


Muestra AR: 31 casos
Años educativos:

0 a 7: 18 casos

(58.06%)

8 a 14: 8 casos

(25.80%)

>=15: 5 casos (16.10%)
Nivel socioeconómico:

Medio Alto: 3 casos

(9.67%)

Medio Medio: 12 casos



(38.70%)

Medio Bajo: 16 casos

(51.61%)


Muestra AR: 6 casos
Años educativos:

0 a 7: 3 casos (50%)

8 a 14: 2 casos

(33.33%)


>=15: 1 caso (16.66%)

Nivel socioeconómico:

Medio Medio: 5 casos

(83.33%)


Medio Bajo: 1 caso

(16.66%)

Observamos que en la muestra de pacientes se registra alexitimia definitiva, tanto entre quienes tienen nivel socioeconómico medio como en los que tienen mejores niveles educativos que el promedio. Esta constatación se verifica igualmente respecto de la alexitimia indeterminada y la alexitimia ausente, tal como fueron evaluadas por la Escala Toronto de Alexitimia (TAS26).

Una observación preliminar sobre el cuadro IVa permitiría suponer que menores años educativos estarían asociados con mayor alexitimia y viceversa (En alexitimia definitiva educación entre 0 a 7: 12 casos (52.17%) mientras que educación >=15: 1 caso (4.34%);en alexitimia indeterminada educación 0 a 7 años: 18 casos (58.06%)y >=15: 5 casos (16.10%) y en alexitimia ausente, en 0 a 7: 3 casos (50%)y >=15: 1 caso (16.66%). Ya que esta es una observación que no tiene en cuenta los porcentajes de distribución de cada sub grupo en la muestra, hicimos una nueva verificación mediante la prueba estadística de diferencia de proporciones y Chi2 para definitivamente analizar la influencia de los años educativos en la alexitimia, según la TAS, mediante la comparación de submuestras de distintos años educativos en la muestra de pacientes de AR.(Cuadro IV b).



Cuadro IV b

Comparación de presencia de alexiti mia, se gún sub muestras de años educativos MUESTRA I (pacientes AR) N=60


Años educativos 0 a 7

33 casos

Años educativos 8 a 14

20 casos


Años educativos > =15

7 casos

Alexitimia definitiva

12 casos

36, 36 %

Alexitimia definitiva

10 casos

50 %


*

Alexitimia indeterminada

18 casos

54, 54 %


Alexitimia indeterminada

8 casos

40 %

Alexitimia indeterminada

5 casos

71, 42 %

Alexitimia ausente

3 casos

9, 09 %

Alexitimia ausente

2 casos

10 %

*

Se comparó el porcentaje de alexitimia definitiva, indeterminada y ausente de la submuestra 1, de años educativos 0-7 con la submuestra 2 de 8-14 años educativos; Se comparó la submuestra 1, de años educativos 0-7 con la submuestra 3 de años educativos iguales o mayores a 15. Se comparó la submuestra 2 de 8-14 años educativos con la submuestra 3, de años educativos > = 15. * Las comparaciones respecto de un solo caso no fueron procesadas



Resultados


Submuestras 1 y 2

P = 0.833

N / S

Submuestras 1 y 2

P = 0.795

N / S

Submuestras 2 y 3

P = 0.594

N / S

Submuestras 1 y 3

P = 0.869

N / S

Submuestras 1 y 2

P = 0.127

N / S


En todas las comparaciones las diferencias no fueron significativas.

•Verificamos así que en la AR la alexitimia evaluada por la TAS, no se halla asociada con los años educativos.



4.4 La TAS26-y la Escala Realidad/Fantasía RFS (Tibon Shira, 2003).

Presentamos en el cuadro siguiente el estudio que realizamos para establecer la existencia –o no– de diferencias entre las muestras y la Escala de Realidad y Fantasía(RFS). Recordamos que se trata de una nueva variable, que permite mediante la recodificación de cada respuesta de cada protocolo, conocer la capacidad con que cuenta el sujeto para establecer un espacio de amortiguación, y a la vez, conexión entre los parámetros de Realidad (realidad externa) y Fantasía (realidad interna del propio psiquismo). La combinación equilibrada entre dichas dos dimensiones se manifiesta en un puntaje=0; cuando la fantasía colapsa en la realidad, es decir la fantasía se vuelve concreta los puntajes se acercan al polo –5; de modo opuesto, cuando la realidad colapsa la fantasía, volviéndose mínima la actividad de esta última los puntajes se orientan al +5.



(Se encontrará información ampliada de este tema en el Anexo 3). Establecimos la presencia de alexitimia definitiva (recordamos puntaje >=74 en la TAS26) en el 38% de los artríticos, e Indeterminada (puntajes entre >=62<74 en la TAS26), en un 51%, de dicha muestra. Es esperable que la restricción del uso del espacio transicional- vida de fantasía entre sí mismo y la realidad externa- se compruebe en la RFS de esta muestra.

Cuadro IV, c:

Comparaciones entre Puntaje Total y niveles de Alexitimia y la RFS


MUESTRA I

N=60

Artritis Reumatoidea

MUESTRA II

N=60

No Pacientes

(Nivel Econ. Medio-bajo)

MUESTRA III

N=60

No-pacientes

Años educativos >8


>=74

(ALEXITIMIA DEFINITIVA)

N=23

RFS=Media 0.26

DS 1,03

>=74

(ALEXITIMIA DEFINITIVA)

N=0

Media=0

>=74

(ALEXITIMIA DEFINITIVA)

N=2

Media=-0,16

DS 0,38


>=62<74

(ALEXITIMIA INDETERMINADA)

N=31

RFS=Media 0,47

DS 0,64



>=62<74

(ALEXITIMIA INDETERMINADA)

N=24

RFS=Media 0,83

DS 0,50

>=62<74

(ALEXITIMIA INDETERMINADA)

N=20

RFS Media 0,14

DS 0,61

<62

(AUSENCIA DE ALEXITIMIA)

N=6

RFS=Media 0,47

DS 0,88

<62

(AUSENCIA DE ALEXITIMIA)

N=36

RFS=Media 0,64

DS 0,54

<62

(AUSENCIA DE ALEXITIMIA)

N=38

RFS=Media -0,32

DS 0,82


RFS

N=60

RFS=Media 0,39

DS 0,83


RFS=

N=60

RFS=Media 0,73

DS 0,54


RFS=

N=60

RFS=Media -0,17

DS 0,79

Comparando las medias de los puntajes totales, de las Muestras I, II y III, en la Escala de realidad y fantasía (RFS) hallamos


Puntaje total RFS:
Muestras I vs II: P=0,009 A/S
Muestras I vs III P=0,000 A/S

Muestras II vs III P=0,000 A/S


Muestras I vs II: ALEXITIMIA DEFINITIVA t=2,034; P=0,045 hay diferencias significativas.
Muestras I vs II: ALEXITIMIA INDETERMINADA t=-2,27; P=0,027 hay diferencias significativas.
Muestras I vs II AUSENCIA DE ALEXITIMIA t=2,054; P=0,036 hay diferencias significativas.

Como podemos notar en los resultados del Cuadro V, se encuentran diferencias altamente significativas cuando comparamos el puntaje total obtenido en la Escala de Realidad y Fantasía entre las tres muestras. Los no-pacientes de mejor nivel educativo (muestra III) obtuvieron el puntaje más cercano al 0 (equilibrio), su signo negativo muestra el recurso a la fantasía. Los pacientes artríticos (Muestra I) se alejan poco del 0 en dirección hacia el signo positivo (menor uso de la fantasía). Es la muestra de no pacientes de nivel medio bajo (Muestra II) la que se aleja más del 0, aproximándose al polo de +1. Exhibe así su tendencia a realizar un uso empobrecido de la vida de fantasía. De todos modos, cabe también expresar que las dispersiones de los puntajes hallados rondan el 0 (equilibrio). Analizada la RFS según el nivel de alexitimia: definitiva, indeterminada y ausente, hallamos diferencias significativas cuando comparamos las muestras I y II, en todos los casos, y la muestra II se acerca hacia el polo de +1 ( mayor restricción de la fantasía).



Estos resultados demostraron que los no- pacientes de nivel socioeconómico medio bajo (muestra II) tienen una mayor restricción significativamente en el uso de la fantasía que los pacientes artríticos.

Destacamos el hecho de que los no pacientes no puntuaron en puntaje total de alexitimia ni en alexitimia definitiva, es decir que para la TAS no son alexitímicos. Sin embargo la restricción en el uso de la vida imaginaria apareció evidente, tal como evalúa a través de las codificaciones propias de la RFS. La elucidación de esta información se realizó con el uso complementario de la técnica Rorschach, como informaremos en el próximo Capítulo.



4.5. Estudio cualitativo de la TAS

En todo instrumento cuantitativo de evaluación psicológica, como sabemos, es susceptible proceder igualmente a un estudio cualitativo. Para concretar este último es necesario estudiar cómo se han distribuido las respuestas afirmativas y negativas, cuando se trata de preguntas dicotómicas (verdadero o falso) o las diferentes alternativas, "generalmente sí, moderadamente sí, a veces, moderadamente, no, o no nunca". El análisis de la dispersión de las respuestas se realiza en relación a la pregunta que el cuestionario formula. Por ejemplo, si la pregunta de la TAS es "es importante tener emociones?" y hay tres alternativas de respuesta, junto con el puntaje total que se obtiene en la técnica se analiza en particular cómo es la actitud del sujeto respecto de las emociones, de acuerdo a cómo haya respondido ese ítem y los otros que exploran el mismo factor. Intentamos realizar un estudio cualitativo de las respuestas obtenidas en la TAS26 por la muestra I de pacientes de AR. Para ello analizamos si se observaba alguna tendencia reconocible en la distribución de respuestas a las tres alternativas que propone la adaptación argentina de esta técnica: "Generalmente sí", "a veces" y "no, nunca", en relación con las 26 preguntas. La dispersión es muy amplia en las tendencias grupales de respuesta, salvo en una pregunta, la n. 23: "La gente me pide que cuente mejor mis sentimientos".

Hallamos la siguiente distribución de respuestas entre los 60 casos que integran la muestra: 46 casos contestaron "no, nunca" (representan el 76% de la muestra); 7 casos contestaron positivamente (12%) y los restantes 7 casos "a veces" (12%). Es posible, en este resultado, observar que la referencia a los sentimientos emerge en la muestra como problemática: a) ya sea porque el contexto familiar o cercano no es sensible o no se interesa por la comunicación de sentimientos por parte del sujeto, o b) ya sea porque la diferenciación y comunicación de los sentimientos no es algo reconocido o practicado por el sujeto. Creemos que no podríamos fundamentar mayores avances, pero queremos destacar este dato, pues no se apreciaron ponderaciones claras en las respuestas sobre otras preguntas. Sin embargo, es notable que la ausencia de demanda o de manifestación de comunicación de los sentimientos haya aparecido tan acentuadamente (76% del grupo), poniendo de manifiesto efectivamente la médula de la problemática del alexitímico tal como la venimos tratando: la relación con los propios sentimientos.

4.6. Discusión de resultados TAS

Vamos a analizar nuestros resultados en relación con las investigaciones ya realizadas, en las que se usó la Escala TAS específicamente en la artritis reumatoidea. Retomaremos posteriormente cuestiones más generales referidas al comportamiento de ciertas variables y la evaluación de la alexitimia mediante la TAS y la TAS-20. Respecto a los resultados comunicados sobre Pacientes con AR y mayor impedimento funcional asociado a puntajes más altos en alexitimia, informado en un estudio realizado en la India (Fernández y col.,1989); en nuestra muestra de pacientes1 AR, N=60, el impedimento funcional severo, se halló en 5 casos (8,33% de la muestra), se encontró en 4 casos con alexitimia definitiva (Puntaje TAS>=74), y en el caso restante con alexitimia indeterminada (puntaje TAS>=62<74); los pacientes con impedimento funcional mediano se distribuyeron entre 7 alexitímicos definitivos, 6 alexitímicos indeterminados y un caso con alexitimia ausente (puntaje TAS <62); mientras que entre los pacientes hallamos, con impedimento funcional mínimo: 7 con alexitimia definitiva, 29 con alexitimia indeterminada y 5 con alexitmia ausente. Si analizamos por separado el grupo de pacientes con alexitimia ausente, vemos que el 83% aparecen en los casos con impedimento mínimo, (pero se trata de un grupo muy pequeño, de sólo seis casos) y el caso restante en los pacientes con impedimento mediano. Aunque se observan tendencias que podrían afirmar lo informado por Fernández y col. consideramos que el pequeño número de presencia de impedimento severo en nuestra muestra no nos permite confirmarla.

También en el estudio mencionado, realizado en la India, se informó acerca de la ausencia de relación entre puntaje alto de alexitmia y duración de la enfermedad. Vamos por lo tanto a observar la relación en nuestra muestra. En nuestra muestra, la distribución de años de enfermedad es:


1-7:

22 casos

(36,66%)

>08 <=12

25 casos

(41,66%)

>=16<=20

8 casos

(13,33%)

>30

5 casos

(8,33%)

Vamos a analizar la composición de presencia de alexitimia según la TAS del grupo de duración menor de la enfermedad (1 a 7 años), por un lado, y el de mayor duración (>30 años), por otro. En el primer grupo, integrado por 22 casos, tenemos con alexitimia definitiva 8 casos (36%), con alexitimia indeterminada 10 casos (48%) y sin alexitmia 4 casos (16%). Si bien establecer tendencias significativas se muestra difícil por la dispersión de los casos, la presencia de alexitmia definitiva evaluada por la TAS al comienzo de la enfermedad sí permite sostener que la alexitmia no constituye una respuesta adaptativa o desencadenada por la enfermedad, sino que la precede y acompaña.

Analizando el pequeño grupo de 5 casos que hace más de 30 años que padecen la enfermedad, informamos que el padecimiento funcional es mínimo en un caso, mediano en dos y severo en los otros dos pacientes (que hace 44 años que padecen AR), y que la presencia de alexitimia en estos últimos dos casos fue definitiva, los otros tres se distribuyen dos en indeterminada y uno definitiva. Nuevamente aparecen tendencias interesantes, como la de mayor duración de la enfermedad, asociada con mayor alexitimia y con mayor impedimento funcional. No obstante, el pequeño número de la observación que ofrece la muestra no nos permite aseverarlo.

Recordamos que los resultados de las investigaciones que citamos en el Cap. 2, mediante la TAS en la AR no eran concluyentes, algunas afirmaban que los pacientes de AR, según punto de corte de la TAS, presentaban un 27,5% (Fernández y col, 1989) y 27 % (Lunazzi, Lazzarino, Lojo, 1999) de presencia definitiva de alexitimia comparadas con no pacientes, un 87% de alexitmia dentro del rango alexitímico (indeterminada más definitiva) (Lunazzi, Lazzarino, Lojo, 1999), mientras que otras (Jordan y Lumley, 1993) informaban que el promedio de la TAS en los pacientes no había sido significativamente diferente al de la población normal.

Los resultados obtenidos en nuestra investigación también mediante la TAS comparando la muestra I, pacientes de artritis reumatoidea, con la Muestra II, no-pacientes de igual nivel socioeconómico, y con la muestra III, no-pacientes con años educativos superiores, son: a) un puntaje total de alexitimia con diferencias altamente significativas (A/S) respecto de los no-pacientes de igual nivel socio económico; b) diferencias altamente significativas (A/S) en presencia de alexitimia definitiva: en AR el 38% de los casos, y 0% en los no-pacientes; c) diferencias altamente significativas (A/S) en alexitimia indeterminada, mayor entre los pacientes y d) que el porcentaje de ausencia de alexitimia fue sólo del 10% entre los pacientes de la muestra I, mientras que fue del 60% en la muestra II. Sin embargo, estas últimas diferencias evaluadas en promedios no fueron estadísticamente significativas.

Los resultados en las muestras de artríticos y no-pacientes de igual nivel socioeconómico (medio bajo) muestran que no se hallaron diferencias significativas (N/S) respecto de la edad, nivel socioeconómico y ausencia de alexitimia (TAS<62). Se registraron, en cambio, diferencias entre la muestra I y la Muestra II , altamente significativas (A/S) entre Alexitimia Definitiva (TAS>=74) presente en los artríticos, y el puntaje total obtenido en la TAS, muy superiores en los pacientes. Cuando comparamos a los pacientes artríticos (Muestra I) con la muestra III de no pacientes con mejores niveles educativos y niveles socio económicos mejores, igualmente comprobamos los mismos resultados.

Los pacientes obtuvieron un puntaje total de alexitimia muy alto y la presencia de un 38% de alexitimia muy elevada. Los resultados enumerados nos permiten sostener la capacidad discriminante de la TAS para el diagnóstico de la alexitimia entre los pacientes de AR y los no-pacientes de semejante nivel socioeconómico o distinto nivel socioeconómico.

También, la alexitimia, tal como fuera evaluada por la Escala Toronto de Alexitimia (TAS26), resultó, en principio, no estar asociada ni al nivel socioeconómico, ni al mayor o menor nivel de años educativos. Decimos en principio, en razón de que la división en sub muestras, en algunas comparaciones fue con pocos casos. Aún en muestras reducidas o ampliadas los resultados se cumplieron en todos los grupos y podrían a partir de nuestra investigación, su número ser incrementado. En todos los cortes y comparaciones , los no-pacientes no obtuvieron un puntaje total significativo de alexitimia ni alexitimia elevada. Los estudios con submuestras de pacientes comparando distintos niveles socioeconómicos entre sí y distintos niveles de años educativos entre sí, informaron que las diferencias no son significativas. Se confirmó así la falta de asociación en la AR, entre nivel socio económico y años educativos y presencia de alexitimia evaluada por la TAS.

Al investigar el puntaje total y los niveles de presencia de alexitimia definitiva, indeterminada y ausente y los puntajes obtenidos por pacientes y no-pacientes de igual nivel socioeconómico, y no-pacientes con años educativos superiores en la escala de realidad y Fantasía(RFS), se halló una correlación en la dirección esperada. Los no-pacientes de mejores recursos educativos presentaron las mejores disposiciones para utilizar la fantasía, la muestra de no-pacientes con nivel socioeconómico medio bajo (Muestra II) la mayor restricción. Los pacientes artríticos mostraron en menor medida que los no pacientes de la Muestra II la restricción en el uso de la fantasía. Es oportuno comentar que, al referirnos a la Escala de Realidad y Fantasía e informar mejores o peores recursos para el uso de la fantasía, ha de comprenderse que en el término "fantasía", en este caso, hacemos referencia a funcionamientos que incluyen dimensiones cognitivas, afectivas, ideacionales de contacto enriquecido con las realidades internas y externas o con la presencia de pensamiento operatorio, como estrategia de desplazamiento de la introspección y vida afectiva. El estudio que realizamos permite señalar una correlación positiva entre el puntaje total de alexitimia y los niveles de presencia de alexitimia evaluados con la TAS26 y los resultados esperables en la RFS.

Retomando ahora cuestiones más generales, que aún presentan cierta controversia (Cap. 2), referidas al comportamiento de algunas variables y la evaluación de la alexitimia mediante la TAS y la TAS-20, podemos aportar, en resumen, que nuestros resultados informan que no hemos hallado que las variables nivel socioeconómico medio bajo y años educativos superiores estén significativamente asociadas con la presencia de alexitimia, tal como la evalúa la TAS26 en la población no-paciente.





Compartir con tus amigos:
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos