Delegación benito juárez margarita maría martínez fisher, Directora General de Desarrollo Social en Benito Juárez


V.5. Matriz FODA del Monitoreo del Programa



Descargar 2.22 Mb.
Página28/36
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño2.22 Mb.
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   ...   36

V.5. Matriz FODA del Monitoreo del Programa





Matriz FODA del monitoreo del Programa




Fortalezas

Debilidades

Interno

La mayoría de las áreas involucradas es calificada como de bien, muy bien y excelente por parte de los beneficiarios encuestados.

La mayoría de los medios que están estipulados para difundir las Reglas de Operación no tienen impacto para llegar a la población potencial del Programa.

La base de datos de solicitantes y beneficiarios está actualizada y con información completa.

Un bajo porcentaje de los beneficiarios indican que la entrega de una silla de ruedas es insuficiente.




Oportunidades

Amenazas

Externo

Existen Asociaciones Civiles a las que se puede vincular el programa para proporcionar un mejor uso de las sillas de ruedas.

La poca cantidad de sillas entregadas, puede ser calificado como un programa deficiente que dé lugar para su desaparición

La Delegación cuenta con otro programa social que puede complementar el Programa.

Fuente: Elaboración propia



VI. Resultados de la Evaluación

VI.1. Conclusiones de la evaluación (FODA General de la Evaluación)


El diseño del programa parte del reconocimiento de que las personas con discapacidad, al obtener y hacer uso de una silla de ruedas, incrementan su movilidad, con el consecuente impacto en su vida para facilitar el desplazamiento y realizar las actividades de su vida doméstica como las de participar en la vida laboral, social, recreativa y política del conjunto de la sociedad. No obstante el reconocer el valor de una silla de ruedas para personas con discapacidad motriz permanente, el programa no estipula ningún mecanismo para enseñar a aquellos que no saben ocupar una silla de ruedas ni de mejorar su uso. Dichos talleres o prácticas ya los realizan algunas Asociaciones Civiles en la ciudad de México, sin embargo, el programa tampoco está diseñado para vinculación específica con éstas.

En este sentido, en las Reglas de operación se indica claramente el procedimiento que debe llevar a cabo el Programa para lograr su objetivo de entregar las sillas de ruedas; sin embargo, las áreas a cargo no llevan un seguimiento o involucramiento para con el proceso, dejando en buena medida el peso de toda la responsabilidad en la Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales, la cual presenta también deficiencias por la carencia de algunos recursos humanos, técnicos, materiales y financieros empleados lo que lleva a que el proceso que llevan los solicitantes desde su petición hasta la entrega de la silla de ruedas supere los tres meses y, en algunos casos, llegue a los seis. Situación que podría minimizarse si se estipularan tiempos de cada etapa del proceso; sin embargo, ni las Reglas de Operación ni las propias áreas involucradas se responsabilizan o implementan tiempos de entrega para hacer más eficaz el Programa

En la operación del Programa, la información de los solicitantes y beneficiarios se mostró completa y actualizada; sin embargo, a ninguno se les dio verdadero seguimiento más allá de algunas invitaciones a algunos eventos, más no para conocer el impacto que generó en sus vidas la entrega de las sillas de ruedas o la razón específica o alguna propuesta que pudiera responder a la contestación de que el programa es insuficiente para algunos de los beneficiarios. Es decir, aunque el Programa está diseñado con mecanismos para la participación de la ciudadanía y de los beneficiarios, ya sea por los escasos recursos humanos o por otras razones, pero la colaboración con la sociedad en su conjunto es nula en el Programa.

Las Reglas de Operación indican que la difusión del Programa se realiza a través de la publicación en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, en dos medios de comunicación impresos y en carteles carteles en puntos de mayor afluencia poblacional delegacional. Por su parte, los beneficiarios encuestados calificaron como excelente la difusión, no obstante que se enteraron en su mayor parte, sólo por carteles y, si tomamos en cuenta que sólo fueron 50 personas las que llegaron a solicitar el beneficio que da el Programa, la difusión del mismo no llegó a la población potencial que existe en la Delegación Benito Juárez, y que supera las ocho mil personas con limitación para caminar o moverse. Todo lo cual indica una deficiente difusión para dar a conocer el Programa y, por ende, una entrega acotada a la cuarta parte de la meta indicada en las Reglas de Operación.



Finalmente, el Programa está enfocado hacia las personas con discapacidad motriz permanente; sin embargo la Delegación Benito Juárez, ya cuenta con un programa dirigido a las personas con discapacidad, los cuales no son complementarios o están integrados de alguna forma, lo cual puede ser una duplicidad, sobre todo, con respecto a los recursos humanos, materiales, técnicos y financieros.

Matriz FODA General de la Evaluación




Fortalezas

Debilidades

Interno

El Programa está diseñado reconociendo que el obtener y usar una sillas de ruedas incrementa la movilidad de las personas con discapacidad motriz y su consecuente participación activa en la sociedad. El diseño indicado en las Reglas de Operación estipula la articulación con otros Programas de la Delegación. Así mismo, están diseñados mecanismos de participación social y para realizar quejas e inconformidades con respecto al Programa

El diseño del Programa no proporciona mecanismos explícitos para su integración con otros programas; del mismo modo, no se contemplan mecanismos que permitan un mejor uso y habilidad de las sillas de ruedas. Tampoco el Programa indica en su diseño los tiempos en que se realizará cada una de las etapas del proceso de entrega.

La operación del Programa se realiza conforme al diseño y lo estipulado por las Reglas de Operación; ejemplo de ello es que se elabora, depura y da seguimiento al padrón de beneficiarios.

En la operación del Programa, el número de sillas entregadas fue casi una cuarta parte de la meta estipulada en las Reglas de Operación. El seguimiento a la participación activa de los solicitantes, beneficiarios o ciudadanía es mínima. Al carecer de recursos materiales y humanos no se puede cumplir con el trabajo de difusión en colonias. Al no estar diseñado un mecanismo de integración con otros programas delegacionales, en la operación no se ha logrado ninguna posible vinculación con el Programa de Servicios Complementarios a Personas con Discapacidad de la Delegación Benito Juárez.

La mayoría de las áreas involucradas, que fueron evaluadas por algunos beneficiarios encuestados, las califican como de bien, muy bien y excelente.

Según la encuesta realizada a beneficiarios del Programa, se puede indicar que 2 de los 3 medios estipulados en las Reglas de Operación para difundir el Programa no tienen impacto para llegar a su población potencial.

Al momento de monitorear la calidad de la base de datos de solicitantes y beneficiarios, se observó que está actualizada y con información completa.

En esta misma encuesta, algunos beneficiarios indicaron que la entrega de una silla de ruedas es insuficiente.




Oportunidades

Amenazas

Externo

El diseño del Programa indica que son diversas áreas las que están involucradas en el proceso y supervisión del Programa.

Las Reglas de Operación no especifican tiempos de respuesta para las áreas involucradas lo que puede generar un proceso sin limitaciones y la consecuente incomodidad para los beneficiarios.

La operación indicó que existe la suficiencia presupuestal para adquirir 200 sillas de ruedas.

Tampoco se tienen diseñados medios de difusión y participación que respondan a las características específicas de las personas con discapacidad.

A partir de la generación de la línea de base del Programa, se reconoce que existen Asociaciones Civiles a las que se puede vincular el programa para proporcionar un mejor uso de las sillas de ruedas.

Aunque son muchas las áreas involucradas, la operación indica que no se muestra interés en su proceso.

La Delegación cuenta con otro programa social que puede complementar el Programa de entrega de sillas.

La falta de diseño y operación en formas difusión específicas dirigidas a la población potencial, posiblemente es causa de que la meta estipulada en las Reglas de Operación no se haya logrado, lo que pone en peligro la existencia del Programa.

Fuente: Elaboración propia

VI.2. Medidas Correctivas o de Reorientación Propuestas (Sugerencias y/o Recomendaciones)


El Programa sigue el diseño estipulado por las Reglas de Operación; sin embargo, requiere ser complementado con diversas medidas:

1. Complementarse con talleres que permitan un mejor uso de la silla de ruedas, lo cual ya realizan diversas Asociaciones Civiles como el “Modelo Vida Independiente” que pugna por la práctica de los derechos de las personas con discapacidad para consolidar su igualdad de oportunidades de una manera no paternalista ni autoritaria.

2. Las áreas que están en contacto con las distintas etapas del Programa necesitan involucrarse en mayor medida para tener mayor supervisión y vigilancia; así mismo, se requiere estipular tiempos de respuesta para incrementar la eficacia del Programa

3. La difusión no toma en cuenta los medios por los que pueden enterarse las personas con discapacidad motriz; los cuales deben ser diversificados o incrementados en lugares que lleguen de mejor manera esta población potencial no sólo a través de medios electrónico sino en espacios que fehacientemente se ubiquen personas con dichas características

4. Los solicitantes y beneficiarios requieren de un seguimiento puntual para conocer sus necesidades y demandas, así como el impacto que genera en sus vidas los programas sociales y, en este caso, la entrega de sillas de ruedas para que los esfuerzos generados por la Delegación Benito Juárez pueda tener mejores resultados y no sean en vano.

5. Se necesita generar e incrementar mayor participación de la ciudadanía en general y de los solicitantes y beneficiarios de este y todos los programas sociales para hacerlos más eficaces.



6. El Programa necesita complementarse con otros similares que existan en la Delegación.

VI.3. Cronograma de Seguimiento


Cuadro de conclusiones de la evaluación

Área de oportunidad identificada

Solución

Acción específica

Responsable

Áreas involucradas

Plazo (Corto, Mediano o Largo)

El Programa permite la movilidad de las personas con discapacidad motriz, pero esta aumenta con el óptimo uso de las sillas de ruedas entregadas

Generar habilidades para el óptimo uso de la silla de ruedas

Proporcionar talleres para las personas con discapacidad motriz con sillas de ruedas o, en su caso, generar un vínculo estrecho con las Asociaciones Civiles que ya lo imparten

Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales

Dirección General de Desarrollo Social, Comisión Técnica de Diagnóstico Operación y Evaluación de Programas Sociales, Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales

Mediano plazo, año 2015

Las áreas que participan en el proceso del Programa no se involucran ni comprometen con el mismo

Generar formas de evaluación para cada área involucrada

Indicar de manera explícita en las Reglas de Operación formas de evaluación, supervisión y seguimiento de cada área involucrada

Dirección General de Desarrollo Social

Dirección General de Desarrollo Social, J.U.D. de Proyectos Sociales y Culturales, JU.D. de Servicios Sociales

Mediano plazo, año 2015

Las Reglas de Operación no indican tiempos de respuesta para cada etapa, por lo que el proceso llega a ser de 6 meses

Estipular tiempos de respuesta para cada etapa del proceso

Estipular en las Reglas de Operación, los tiempos máximos de respuesta para cada etapa del procedimiento

JU.D. de Servicios Sociales

Dirección General de Desarrollo Social, J.U.D. de Proyectos Sociales y Culturales, JU.D. de Servicios Sociales

Mediano plazo, año 2015

Los recursos humanos, materiales y técnicos muestran ser escasos para el proceso del Programa

Gestionar mayores recursos

Gestionar mayores recursos humanos, materiales, técnicos y financieros, así como hacerlos eficaces en el proceso del Programa

JU.D. de Servicios Sociales

Dirección General de Desarrollo Social, J.U.D. de Proyectos Sociales y Culturales, JU.D. de Servicios Sociales

Largo plazo, fin de 2015

No existe una participación activa de los solicitantes, beneficiarios ni ciudadanía en general en el Programa

Promover e incrementar la participación de la ciudadanía, solicitantes y beneficiarios

Realizar cursos, talleres o pláticas para que la ciudadanía en general se involucre en el Programa

JU.D. de Servicios Sociales

JU.D. de Servicios Sociales

Corto plazo, 2014

No se realiza un seguimiento a los beneficiarios ni se les encuesta a posteriori con respecto al impacto que tuvo en sus vidas el obtener una silla de ruedas

Realizar encuestas de seguimiento a solicitantes y beneficiarios

Realizar encuestas de satisfacción e impacto del Programa a solicitantes y beneficiarios

JU.D. de Servicios Sociales

JU.D. de Servicios Sociales

Corto plazo, 2014




El diseño de los medios para dar a conocer el Programa no toma en cuenta las características específicas de la población potencial y no llega a ésta

Incrementar y focalizar los medios de difusión del Programa

Los carteles deben ubicarse en lugares estratégicos de la Delegación; así como buscar el apoyo en difusión a través de Asociaciones Civiles de personas con discapacidad que ya tengan contacto con la población potencial

JU.D. de Servicios Sociales

JU.D. de Servicios Sociales

Mediano plazo, año 2015

El Programa no está integrado o vinculado con otros programas sociales similares de la Delegación Benito Juárez

Vincular o integrar el Programa con otros similares

El Programa debe vincularse o integrarse con otros similares existentes en la Delegación Benito Juárez que permitan no duplicar recursos

Dirección General de Desarrollo Social

Comisión Técnica de Diagnóstico Operación y Evaluación de Programas Sociales

Mediano plazo, año 2015

No se alcanzó la meta en el número de sillas de ruedas entregadas

Incrementar los esfuerzos para dar salida a las sillas de rueda existentes

Gestionar una nueva convocatoria o incrementar la difusión del programa para dar el beneficio del Programa a la población potencial

JU.D. de Servicios Sociales

Comisión Técnica de Diagnóstico Operación y Evaluación de Programas Sociales

Corto plazo, 2014

Fuente: Elaboración propia,
Es importante mencionar que la participación de la ciudadanía como beneficiarios y solicitantes se ubican como los actores clave dentro del Programa, pues son la razón de ser del mismo; al igual que las participaciones ciudadanas que permitan la mejoría del Programa El proceso de difusión del programa también es una variable importante en su éxito ya que hay ciertos sectores de la población que no tienen acceso a medios electrónicos y digitales, por lo que el trabajo de campo es indispensable para llevar la información a la población potencial.

Debido a que no se cumple con el objetivo de entregar 200 sillas de ruedas, tampoco existen datos sobre que la difusión haya llegado a todas las colonias de la Delegación lo cual no permitió el involucramiento de la sociedad en el éxito del programa; sumado a que se duplican recursos con la ya existencia de un programa similar dirigido casi a la misma población potencial “Servicios Complementarios a Personas con Discapacidad”; se recomienda la cancelación del programa social, para con ello transformarlo en una actividad institucional de la Dirección de Programas DIF.



VII. Referencias Documentales


Comisión Nacional de Derechos Humanos (2002), Derechos humanos de las personas con discapacidad física, Comisión Nacional de los Derechos Humanos y Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados LVIII Legislatura y Libre Acceso, A.C. México.

Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), (2012), Resultados de pobreza en México 2012 a nivel nacional, Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, México.

Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), (2010), Discapacidad motriz. Guía didáctica para la inclusión en educación inicial y básica, Consejo Nacional de Fomento Educativo – Gobierno Federal – Secretaría de Educación Pública, México.

Delegación Benito Juárez (2013), Reglas de Operación del Programa de “Entrega de Sillas de Ruedas a Personas con Discapacidad Motriz”, Delegación Benito Juárez – Gaceta Oficial del Distrito Federal, 30 de Enero, México.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2000), XII Censo General de Población y Vivienda, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) México

Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (2001), Presencia del tema de Discapacidad en la Información Estadística. Marco Teórico – Metodológico, INEGI, México.

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2004), Las personas con discapacidad en México: una visión censal, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) México

Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010), Censo General de Población y Vivienda, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) México

Secretaría de Salud (2009), Programa Nacional para el Desarrollo de las Personas con Discapacidad, 2009 – 2012, Secretaría de Salud, Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad, México.

Organización Mundial de la Salud (OMS), (2008), Pautas para el suministro de sillas de ruedas manuales en entornos de menores recursos, Organización Mundial de la Salud – ISPO – United States Agency for International Development (USAID), Suiza

Organización Mundial de la Salud (OMS), (2011), Informe Mundial sobre la Discapacidad (Resumen), Organización Mundial de la Salud – Banco Mundial, Malta.

Organización de las Naciones Unidas (2006), Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y Protocolo Facultativo, Organización de las Naciones Unidas, 13 de Diciembre, Nueva York, Estados Unidos.

Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), (2014), Programa Nacional para el Desarrollo y la Inclusión de las Personas con Discapacidad 2014 – 2018, Secretaría de Desarrollo Social, México.

Vásquez, Armando (2006), “La discapacidad en América Latina” en Amate, E. Alicia y Vásquez, Armando J., Discapacidad. Lo que todos debemos saber, Organización Mundial de la Salud – Organización Panamericana de la Salud, Publicación Científica y Técnica No. 616, Washington, D.C., Estados Unidos.

Velázquez Duarte, Santiago, et.al., (2011), Sistematización del modelo Vida Independiente México para Personas con Discapacidad: Una experiencia innovadora para impulsar la integración social, Organización Internacional Vida Independiente para Personas con Discapacidad, A.C., México.
REPORTE DE EVALUACIÓN INTERNA DEL PROGRAMA DE ASISTENCIA SOCIAL “APOYO A MADRES SOLAS EN ESTADO DE VULNERABILIDAD”, EJECUTADO EN LA DELEGACIÓN BENITO JUÁREZ EN EL AÑO 2013

II. Metodología de la Evaluación


II.1 Descripción del Objeto de Evaluación

El objetivo general es evaluar el programa de “Apoyo a Madres solas en Estado de Vulnerabilidad”, el cual está enfocado a proteger a mujeres que tienen hijos que dependen económicamente de ellas, pues son el único sustento familiar, ya que no cuentan con el apoyo de una pareja; y sus ingresos no resultan suficientes para la manutención en cuanto a las necesidades básicas o primarias.

El objetivo específico es entregar un apoyo económico anual de $6,000.00 (Seis Mil Pesos 00/100 M.N.), dividido en tres exhibiciones de $2,000.00 (Mil Pesos 00/100 M.N.) a 700 beneficiarias con hijos menores de 14 años 11 meses y que se encuentren estudiando. Así como otorgar un carnet con el cual tendrán acceso a diversos servicios como consultas médicas, actividades culturales y/o deportivas ofrecidas en las instalaciones de la Delegación.

11.2 Área Encargada de la Evaluación

El área encargada de realizar la evaluación es la Comisión Interna de Diagnóstico Operación y Evaluación de Programas Sociales en colaboración con la Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales, quienes tienen las funciones operativas de realizar el llenado de Cédulas de Características Económicas y visitas domiciliarias, así como elaborar la base de datos; la persona que la elabora es la Licenciada Juana María Pedroza Casquera, quien es la titular del área, con formación profesional universitaria en la Licenciatura en Administración, egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México. Por las atribuciones a su cargo no sólo se dedica a las tareas del monitoreo y evaluación del programa sino también participa operativamente en él.



II.3 Parámetros y Metodología de la Evaluación

Fuentes de Información de Gabinete

El proceso de evaluación se integró a partir de fuentes primarias de consulta, que sirvieron como base para el diseño del programa. Para ello se informó con respecto a la definición de madre sola y elementos básicos para su comprensión, tales como rol, género y estructura familiar a nivel internacional como nacional. Para complementar dicha información se investigó con respecto a la situación de las madres solas en México y a nivel local, entendido como el Distrito Federal y la Delegación Benito Juárez. Para ello, se tomaron como fuentes internacionales estadísticas presentadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) (2002, 2012); Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Organización Mundial de la Salud (OMS) y nacionales la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia, Programa General de Desarrollo del Distrito Federal 2013-2018, Programa Delegacional de Desarrollo 2012-201, INMUJERES y CNDH con la finalidad de comprender cómo evoluciona y aplican los conceptos en distintos niveles de acción.

Así mismo se recurrió a artículos de la Facultad de Psicología y Derecho de la UNAM para obtener una mirada científica-social acerca de cómo se aborda este fenómeno, y así determinar el grado de importancia e impacto de las políticas públicas que atienden a este sector de la población.

Para conocer la eficacia del Programa en términos de procedimientos, se analizó la base de datos de solicitantes y beneficiarios; y al mismo tiempo, se realizaron entrevistas a algunos funcionarios directamente involucrados en el mismo.


En el caso del objetivo de conocer el grado de satisfacción del Programa entre sus beneficiarios, se realizó una encuesta denominada: “Encuesta de Evaluación de Atención, Procedimientos y Nivel de Satisfacción de Beneficiarios de Programas Sociales de la Delegación Benito Juárez” durante las tres entregas de los apoyos sociales que constó de 23 reactivos, que incluyeron datos demográficos generales, evaluación del procedimiento del Programa y, calificación de algunas áreas involucradas en el Programa.

Como parte complementaria y con la finalidad de profundizar no solo en el diagnóstico y evaluación del programa, sino en el impacto del mismo en la vida de las mujeres beneficiarias y sus hijos, se llevó a cabo un grupo focal donde se analizaron 12 indicadores y participaron 12 mujeres.



Cuadro 2.3.1 Ruta Crítica del Proceso de Evaluación

Actividad

Fechas en que se lleva a cabo

Integración de Expediente y Elaboración de Base de Datos

11/03/13 - 31/07/13

Reunión de planeación para aplicación de la Primera Encuesta de Evaluación.

22/08/13

Aplicación de la Primera Encuesta de Evaluación

30/08/13

1era. Capacitación para captura y codificación de la Primera Encuesta

10/09/13

2da. Capacitación para captura y codificación de la Primera Encuesta

19/09/13

Captura y codificación de la información obtenida en la Primera Encuesta de Evaluación

10/09/13 – 06/10/13

Diseño de la Segunda Encuesta de Evaluación

06/10/13 – 16/10/13

Aplicación de la Segunda Encuesta de Evaluación

28/10/13 – 15/11/13

3ra. Capacitación para captura y codificación de la Primera Encuesta

07/11/13

Diseño de la Encuesta Final de Evaluación

15/11/13 – 10/12/13

Captura y codificación de la información obtenida en la Segunda Encuesta de Evaluación

15/11/13 – 15/12/13

Taller de Elaboración de Marco Lógico de Programas Sociales

22/11/13

Aplicación de la Encuesta Final

07/01/14 – 31/01/14

Grupo Focal

19/02/14

Captura y codificación de la información obtenida en la Encuesta Final de Evaluación

03/02/14 – 14/02/14

Taller de Tablas Dinámicas, Elaboración de Gráficas e Interpretación

14/02/14

Elaboración de Tablas Dinámicas

17/02/14 – 31/03/14

Reunión para elaboración de la Evaluación Interna

13/05/14

Elaboración de la Evaluación Interna

14/05/14 – 23/06/14

Publicación de la Evaluación Interna en la Gaceta Oficial del Distrito Federal

30/06/14

Fuente: Elaboración propia

III. Evaluación del Diseño del Programa

III.1. Problema o Necesidad Social Prioritaria que Atiende el Programa (Línea de Base)


Las madres solas forman parte de una categoría de mujeres que componen la sociedad. Ser madre sola es una condición que lleva a la necesidad de cuestionar y reflexionar, no sólo por la frecuencia de ser en la sociedad, sino porque ⎯de una forma u otra⎯ implica en los sujetos, individuales y colectivos, asumir una determinada postura ante esta realidad social.

Gran cantidad de mujeres que trabajan se enfrentan a un sin número de violaciones de sus derechos individuales y como trabajadoras, aun cuando la Ley Federal del Trabajo estipule artículos que protegen los intereses de la mujer, no siempre se cumplen, sin embargo aun cuando muchas mujeres están conscientes de que son objeto de abuso por parte de los patrones, la necesidad de una fuente económica fija les cuesta la libertad de expresarse y exigir sus derechos.


Aparece en el discurso de las mujeres en esta situación, la constante del rechazo y la descalificación por parte ya sea de su familia, parientes o su entorno laboral, comunitario y social en general. Esta situación de violencia repercute en su autoconcepto, creándoles una sensación de culpabilidad que las hace sentirse fuera de lugar, devaluadas ante la mirada de los demás y autodevaluadas para sí mismas. El no cumplimiento con la normatividad de género ha traído para ellas como consecuencia, en más de las ocasiones, una vida de sufrimiento.
El género se puede entender como una categoría de análisis que permite visualizar, poner foco en el campo simbólico de la red de significados que estructuran y dan sentido a las nociones y prácticas sociales de lo masculino y lo femenino, haciendo énfasis en las relaciones de poder que son producto de procesos sociohistóricos insertos en matrices culturales específicas. Los elementos que componen la categoría de género incluyen símbolos y mitos culturales, aspectos normativos expresados en la religión, lo político, lo jurídico así como en las instituciones y organizaciones como la familia, la escuela o el campo de la salud. El género es una construcción simbólica de la diferencia entre los sexos atravesada por estructuras económicas, políticas, sociales e institucionales bajo determinadas formas de organización social.
La madre sola, al romper con premisas socioculturales y normas morales teniendo un hijo o hija fuera del matrimonio, sin un hombre que le asigne “su lugar en la sociedad”, deja de ser sujeto de respeto y honorabilidad y se hace acreedora a un sinfín de adjetivos descalificadores como el de “mujer fracasada”, como lo describe Antonella Fagetti: “fracasada es aquella mujer que tuvo relaciones sexuales antes de unirse formalmente con un hombre, a través del robo o el casamiento, y que a menudo se convierte en madre soltera” (Fagetti, 2006:13). El incumplimiento de los preceptos sociales por parte de estas mujeres es castigado socialmente desprestigiándolas, señalándolas, violentándolas por medio de la estigmatización social.
Erving Goffman utiliza el término estigma para referirse a las distintas formas de discriminación hacia las personas y grupos. Menciona que este término es utilizado para hacer referencia a un rasgo marcadamente desacreditador que anula los restantes atributos de la persona o grupo estigmatizado, como podría ser algún defecto físico, defectos de carácter del individuo como falta de voluntad, creencias falsas, deshonestidad o estigmas basados en la raza o la religión (Goffman, 2008:14). Sin embargo, consideramos, junto con el autor, que el estigma no solamente señala rasgos o atributos de sujetos y grupos, sino que se utiliza también para establecer diferencias y desigualdades en un contexto sociocultural de relaciones sociales atravesadas por la normatividad social.
Bajo esta perspectiva el estigma social puede marcar para toda la vida a quienes la sociedad considera merecedores o merecedoras de tal descalificación, segregándolas y tratándolas como personas incompletas; esto es, que el hecho de no cumplir con determinadas prescripciones normativizadas socialmente, presenta al sujeto (hombre o mujer) fragmentado ya que la mirada social estigmatizadora sólo ve la falta y no a la persona en su totalidad con todas sus cualidades.
La estigmatización afecta profundamente no sólo a la persona estigmatizada, sino también a su entorno inmediato como la familia, las relaciones de amistad, trabajo, estudio, comunitarias y sociales, y, aún más, tiende a transmitirse a las generaciones siguientes, como lo describe Goffman: “[el estigma] es un término relacional, construido por cada sociedad, es por tanto una categoría sociocultural, susceptible de ser transmitida por herencia y contaminar por igual a todos los miembros de la familia y heredarla a través de las generaciones” (Goffman, 2008:16). El estigma tiene como fin marcar diferencias socioculturales entre quienes se encuentran bajo la normatividad de las prescripciones sociales, y por tanto creen tener autoridad, y aquellos que por una u otra razón se encuentran fuera de ella y por tal motivo desafían a la autoridad institucionalizada, lo cual es preciso castigar para mantener “el orden de las cosas”.
Quienes además se sienten defensores y guardianes de la norma institucionalizada ejercen el poder (que ellos lo consideran un poder legítimo) que les otorga el saberse con autoridad sobre quien ha roto el pacto social, como es el caso de la mujer que se convierte en madre sin el respaldo social de una pareja. Esta sanción a la madre sola representa indudablemente una forma de violencia que lleva como propósito castigarla socialmente, señalar su falta a la normatividad, pero al mismo tiempo señala una advertencia dirigida al resto de las mujeres para que se guarden de volverse transgresoras de la norma institucionalizada, en última instancia para que prevalezca la sumisión de la mujer a los estereotipos de género.
Las formas de la violencia que suscita el estigma hacia la madre soltera se pueden generar desde diferentes espacios sociales, la mayoría de las veces por la propia familia de origen, aunque generalmente rebasan el entorno familiar inmediato y se despliegan hacia la familia ampliada. Así, el estigma se convierte en un acontecimiento colectivo familiar en el que sus integrantes se sienten con el derecho de intervenir y de actuar muchas veces con golpes, groserías, descalificaciones y, en no pocas ocasiones, expulsándola del núcleo familiar. Esta situación trasciende hacia la comunidad, las amistades, el espacio laboral, e invade las relaciones en todas sus dimensiones. Consideramos la estigmatización social hacia la madre soltera como violencia de género debido a que conlleva el incumplimiento de las premisas socioculturales de género. Esta forma de violencia adquiere connotaciones particulares de género y poder por el objeto que lo condiciona, por los argumentos por los cuales se ejerce y porque se expresa en un desequilibrio de poder que se da contra la mujer. En el ejercicio de este tipo particular de violencia de género existe una relación jerárquica poder-sumisión, una necesidad por parte de quienes la ejercen de demostrar la superioridad (simbólica), cuya finalidad es marcar la diferencia y salvaguardar la norma.
Estas formas de estigmatización se facilitan mayormente en sociedades como la mexicana, basadas en estructuras en las que el control y la dominación se llevan a cabo de manera altamente jerarquizada. Tales estructuras se manifiestan en las relaciones y las interacciones entre la sociedad, las instituciones y los grupos de poder, relaciones sustentadas, a su vez, en un sistema de creencias, premisas, normas, funciones sociales estereotipadas de género y los estilos de vida que las apoyan y que forman el contexto social en el que tiene lugar la expresión de la violencia.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la violencia como “el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”. Clasifica la violencia en tres grandes niveles, que son violencia dirigida contra uno mismo, violencia interpersonal y violencia colectiva, y distingue una de otra de la siguiente manera: “Esta categorización inicial distingue entre la violencia que una persona se inflige a sí misma, la infligida por otro individuo o grupo pequeño de individuos, y la infligida por grupos más grandes, como los Estados, grupos políticos organizados, milicias u organizaciones terroristas” (OMS, 2002:15).
Si hablamos de la violencia dirigida a uno mismo, encontramos que la madre sola tiende a verse a sí misma como una persona devaluada que ha perdido su derecho a ser respetada socialmente, además de que se enfrenta a la exclusión y devaluación social, por lo que queda sometida a reacciones de hostilidad y rechazo tanto de su familia (dentro del hogar) como en los diferentes ámbitos donde se desenvuelva: trabajo, escuela, comunidad, instituciones (fuera del hogar). Todas estas circunstancias traen como consecuencia un deterioro psicológico y un daño emocional, que se reflejan en una pérdida de autoestima, al mismo tiempo que disminuyen sus posibilidades de bienestar económico y laboral al negársele los espacios laborales y de educación. Como menciona Goffman, “creemos, por definición, desde luego, que la persona que tiene el estigma no es totalmente humana. Valiéndonos de ese supuesto practicamos diversos tipos de discriminación, mediante la cual reducimos en la práctica, aunque a menudo sin pensarlo, sus posibilidades de vida” (Goffman, 2008:17).
La violencia del estigma social hacia la madre sola es una construcción social que involucra al sistema de creencias, mitos, valores, imaginarios y premisas que estructuran y orientan las formas de organización social y las funciones sociales de los sujetos, así como a las instituciones encargadas de reproducirlas sin dejar de considerar las características o formas vinculares que los individuos han desarrollado de acuerdo a su propia historia.
De acuerdo a las estadísticas presentadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), organismo de las Naciones Unidas, en el año 2002 los hogares con jefatura femenina eran del 25.7% del total de Latinoamérica, cifra que ha incrementado considerablemente en 10 años, ya que para el 2012 reporta el 32.2% de familias con esta característica.
En este sentido, la CEPAL señaló en su publicación “Educación Reproductiva y paternidad responsable en el Istmo Centroamericano”, que aún en la actualidad el género es una categoría que constituye las relaciones sociales, lo cual provoca desigualdades y jerarquías tanto internas en cada individuo, como externas (roles sociales). Siendo el género femenino sobre el que recae la desigualdad, lo cual se ha presentado, a lo largo de la historia.

De ahí que la inequidad, al presentarse en todos los ámbitos sociales, también se ve reflejada cuando hablamos del tema de reproducción, ya que la manera en que los hombres interpretan su terreno sexual y reproductivo, se encuentra estrechamente ligado a la falta de compromiso y responsabilidad masculina respecto de la familia, la sexualidad y la reproducción, lo que ha constituido una de las principales restricciones para armonizar el desarrollo económico y social (Germain y Kyte, 1995).


La equidad entre mujeres y hombres, se basa en las medidas que se tomen respecto de la posición de dominación y desapego que asumen los hombres respecto de las mujeres, reflejada en las prácticas, las normas, las leyes, las representaciones individuales y colectivas, las actitudes, las formas de pensar, sentir y actuar, impulsarán el desarrollo social y el bienestar de los grupos más vulnerables.
La participación de los hombres en la reproducción se relaciona con los problemas que afectan el bienestar de las mujeres, los menores de edad y los propios hombres, lo que impone altos costos sociales y cargas económicas para los individuos y las instituciones públicas.
Asimismo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), dentro de sus ocho objetivos de Desarrollo del Milenio, tiene el de promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer, enfocándose toda política pública en la protección de la mujer y la equidad de género, en todos los niveles de gobierno, tanto nacionales como internacionales; la atención hacia la mujer toma mayor fuerza cuando se habla de una jefa de familia, pues no sólo se enfrenta a la discriminación por su género, sino tiene la responsabilidad de ser el único sustento de una familia, tanto económico como emocional, convirtiéndose en uno de los grupos más vulnerables en nuestra sociedad, haciéndose primordial para todos los sectores de la Administración Pública establezca mecanismos para garantizar la igualdad de género y la autonomía de las “jefas de familia”.
El Instituto Nacional de las mujeres considera “madres solas” a aquellas mujeres con hijos/as que, según su estado conyugal son solteras, viudas, divorciadas o separadas de su pareja. Este término ha generado discusiones a nivel internacional debido a que puede entrañar un estigma y dar la impresión de que se trata de mujeres aisladas, vulnerables y desprotegidas, y aunque algunas si tienen estas características, no todas se encuentran en dicha situación.

En México hay 29.0 millones de mujeres de 14 años y más con al menos un hijo/a nacido vivo; de ellas, 7.8 millones no tiene cónyuge, lo que representa 27% del total.

De estas madres solas, el mayor porcentaje, 69.9% corresponde a las mujeres que tienen 40 años o más de edad 16.1% tiene entre 30 y 39 años; y 12.1% tienen entre 20 y 29 años y 1.7% son adolescentes de entre 14 y 19 años.

Los datos sobre escolaridad de las madres solas indican que: 33.0% no concluyó la primaria, 23.4% tiene primaria completa, 27.7% cuenta con secundaria completa y 15.9% cursó al menos algún nivel de escolaridad a nivel medio superior y superior. Del total de madres solas de 14 años y más, 54.4% son económicamente activas y 45.6% forman parte de la población no económicamente activa.

Las madres solas ocupadas en el mercado laboral suman 4.1 millones y representan 51.8% del total de madres solas. El porcentaje más alto de madres solas que trabajan corresponde a las solteras (39.4%); seguidas por las separadas (27.6%), después las viudas (21.2%) y por último las mujeres divorciadas (11.7%).

De las madres solas que trabajan, 32.3% tiene una jornada de tiempo parcial, es decir menor a 35 horas a la semana; 43.4% trabaja entre 35 y 48 horas a la semana y 20.7% trabaja más de 40 horas a la semana. Más de la mitad de las madres solas que trabajan (53.7%) no tiene acceso a seguridad social.

Estas cifras dan una lectura de indicadores que conforman la vulnerabilidad de una madre sola, tales como una baja escolaridad, falta de responsabilidad en la paternidad, condiciones laborales inequitativas entre otras.

En México, los cambios sociales y económicos que se han producido en las últimas décadas se han visto reflejados en la familia, uno de estos cambios es el crecimiento de las rupturas conyugales. En México, entre 2000 y 2008 los divorcios se multiplicaron 1.8 veces, mientras que los matrimonios decrecieron 0.8 veces, al tiempo que la población total del país se multiplicó 1.2 veces.1 De esta forma se observa que conforme a los resultados de la muestra del censo de población 2010, tres de cada cuatro mujeres de 15 años y más con al menos un hijo (73.5%) se encuentra casada o unida, dos de cada diez (20.4%) está separada, divorciada o viuda, mientras que 6% son madres solteras.2


La entidad federativa que muestra la mayor proporción de madres solas de 15 años y más es el Distrito Federal (8.8%) y al interior es la delegación Benito Juárez la que mayor porcentaje de madres solas presenta; en tanto que Chiapas muestra el menor porcentaje (2.4 por ciento). De las mujeres unidas de 15 años y más con hijos, cuatro de cada cien (3.8%) su cónyuge o pareja reside en una vivienda diferente; en entidades de alta migración como Guanajuato y Oaxaca este porcentaje supera el 6 por ciento.
La disolución legal del matrimonio afecta a un gran número de parejas con hijos, de los 81 mil 851 divorcios ocurridos en 2008, 70.4% corresponden a parejas con al menos un hijo procreado en el matrimonio, de estas parejas en 83% las mujeres o sus hijos reciben pensión alimenticia.
Por su parte el CONAPO anotó que las madres solas por separación o divorcio son 1.7 millones y que seis de cada 10 han asumido la jefatura de su hogar, aunque 27.6 por ciento de ellas vive con al menos uno de sus padres. Además de desempeñar el rol materno, siete de cada 10 efectúan alguna actividad económica. El organismo agrega que, al igual que las madres solteras, el porcentaje que vive en condiciones de pobreza, 29.6 por ciento, es menor al de las madres viudas y a las que se encuentran en pareja o casadas. Las viudas constituyen el grupo más numeroso de las madres solas (1.9 millones). En la mayoría de los casos se asume la jefatura del hogar por muerte, separación o divorcio del cónyuge. Las madres solteras son en su mayoría jóvenes, menores de 30 años; las mujeres separadas y divorciadas concentran los mayores porcentajes entre los 30 y 49 años, mientras que entre las viudas predominan las mayores de 50 años. “Las anteriores cifras del CONAPO nos dan un panorama de la gravedad del problema social que representan las madres solteras o solas, por lo que gobierno y sociedad deben de coordinar esfuerzos para combatir a favor de estas mujeres y sus hijos”.
En la Cámara de Diputados se presentó la iniciativa de Ley Federal sobre los Derechos de las Madres Solteras o Solas y de las Mujeres en Estado de Violencia, la cual prevé frenar cualquier acto discriminatorio que lesione o menoscabe sus derechos. La propuesta contempla que las madres solteras o solas, que además reciban ingresos por debajo de dos salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal, reciban una ayuda económica que les auxilie para cubrir sus necesidades básicas. La legislación actual destaca: “se entiende por madre soltera o sola a la mujer soltera, abandonada, separada, viuda o divorciada que cría de sus hijos menores de 16 años sin la presencia física ni el apoyo económico del padre o de cualquier otro varón”.
Vulnerabilidad.
La CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) define a la Vulnerabilidad como “Reducción o eliminación de la habilidad de una persona o grupo de personas de responder (en el sentido de resistir, recobrarse o adaptarse) a amenazas externas o presiones sobre sus medios de Vida y Bienestar; por otro lado, la Vulnerabilidad Social es la combinación de eventos, procesos o rasgos que entrañan adversidades potenciales para el ejercicio de los distintos tipos de Derechos de los ciudadanos, o el logro de los proyectos de las comunidades, los hogares y las personas. Es por ello que las madres solas, se considera como grupo vulnerable al riesgo de pobreza, incertidumbre económica, con tasas de desempleo mayor a la media nacional, en caso de contar con trabajo estos son de peor calidad y/o de menor remuneración respecto a los hombres que desempeñan misma actividad.
De lo anterior deviene que las mujeres por cuestiones de género son un grupo vulnerable sobre quien recae los principales actos de violencia, por lo que todo gobierno ha puesto especial cuidado en salvaguardar sus derechos; teniendo especial cuidado en las mujeres que son madres solas, pues muchas de ellas presentan algún tipo de violencia.

III.2. La Población Potencial, Objetivo y Beneficiaria del Programa


La población de madres solas para el 2010 en Benito Juárez era de 38.8, porcentaje por encima de la media del Distrito Federal de 31.4 equivalente a 51,489 jefas de familia, residentes en la delegación Benito Juárez, lo cual posiciona a la delegación como una de las principales demarcaciones con necesidad de atender dicho fenómeno y lo que representa.

Este programa responde a la “Ley que establece el Derecho a Recibir un Apoyo Alimentario a las Madres Solas de Escasos Recursos Residentes en el Distrito Federal” que fue decretada el 3 de octubre de 2008 en la Gaceta Oficial y que entró en vigor el 1 de septiembre de 2009.

En dicha Ley, queda establecida la obligación de la administración local de otorgar un apoyo mensual en especie equivalente a cuatro días de salario mínimo a madres solas o casadas, en concubinato o en sociedad de convivencia, que acrediten su condición de jefas de familia, que tengan hijos o hijas menores de 15 años y cuyo ingreso diario no sea superior a los dos salarios mínimos.
III.2.1 Porcentaje de hogares con jefatura femenina por tipo de hogar

Cuadro 3.4




Benito Juárez

Distrito Federal




2000

2010

2000

2010

Total de hogares

36.5

38.8

25.8

31.4

Hogares familiares

30.8

33.6

23.2

28.7

Hogares no familiares

58.2

54.3

52.0

50.5

Fuente: Inmujeres, Cálculos a partir de INEGI, XII Censo General de Población y Vivienda, 2000.

Inmujeres, Cálculos a partir de INEGI, Censo Población y Vivienda, 2010.Cuadro 3.19


Hogar familiar: Hogar en el que por lo menos uno de los integrantes tiene relación de parentesco con él o la jefa del hogar.

Hogar no familiar: Hogar en el que ninguno de los integrantes tiene relación de parentesco con él o la jefa del hogar.

En esta categoría predominan los hogares unipersonales.
Población Objetivo

La población objetivo identificada es atender a madres solas en estado de vulnerabilidad residentes en la Delegación Benito Juárez, con hijos menores de 14 años 11 meses en edad escolar; y con dos salarios mínimos como ingreso.


Población Atendida

Las Reglas de Operación del Programa de Madres Solas en Estado de Vulnerabilidad tienen como objetivo la entrega de apoyos económicos en tres exhibiciones a 700 mujeres que cumplan con todos los requisitos de acceso al programa.



III.3. Objetivos de Corto, Mediano y Largo Plazo del Programa


Objetivos a corto plazo.

El Programa tiene como objetivo de corto plazo, como se indican en sus Reglas de Operación, el de “brindar apoyo a madres solas en estado de vulnerabilidad” residentes en la Delegación Benito Juárez de escasos recursos, mediante la entrega de un apoyo económico bimestral coincidiendo así con la política social del Distrito Federal que indica el compromiso de trabajar en la equidad de género, la reducción de la desigualdad y el acceso equitativo de las mujeres a las diversas oportunidades de desarrollo.


Objetivo a mediano plazo.

Fortalecer los derechos humanos de las mujeres jefas de familia, a través del apoyo económico que se les brinda complementado con la expedición de un carnet que les da acceso a consultas médicas y la incorporación a una actividad cultural y/o deportiva dentro de los espacios de la delegación, reduciendo así la brecha de inequidad.



Objetivo a largo plazo.

Promover y garantizar los derechos económicos, sociales y alimentarios de las madres solas en estado de vulnerabilidad, que no tengan el apoyo económico de una pareja, con residencia en la Delegación Benito Juárez; para poder mejorar su condición de vida y proporcionar una mayor seguridad a sus hijos.


III.4. Análisis de Involucrados del Programa

Los actores que intervienen en el Programa pueden participar de forma positiva o generar conflictos para su óptimo proceso. Dentro de ellos se encuentra en primer lugar las áreas delegacionales que tienen contacto con algún punto del desarrollo del programa; en principio se ubica el Centro de Servicios y Atención Ciudadana (CESAC) que recibe las solicitudes de acceso al programa, así como las quejas; después las áreas involucradas adscritas a la Dirección General de Desarrollo Social, quienes llevan mano de casi todo el del programa y son los siguientes: la Dirección de Cultura, la Jefatura de Unidad Departamental de Proyectos Sociales y Culturales y la Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales; y por último la Dirección de Finanzas que es la encargada de emitir los cheques y hacer entrega de los apoyos. A la par, tenemos otro grupo involucrado que tiene el mismo grado de importancia que el anterior, éste es la ciudadanía que interviene como solicitante, beneficiario o terceros, quienes formulan información y propuestas de mejora para el Programa.


Cuadro 3.4.1 Marco de actores involucrados en el Programa

Involucrados

Participación

Posición Positiva

Posición de conflicto

Áreas Delegacionales

Centro de Servicios y Atención Ciudadana (CESAC)

Recibe solicitudes

Entrega sin restricciones ni tardanza el registro de solicitudes, quejas e inconformidades

Restringe la entrega de información, lo que genera lentitud en el procedimiento

Recibe quejas o inconformidades

Recibe las solicitudes del CESAC

Remite las solicitudes a la Dirección de Cultura a través de la J.U.D. de Proyectos Sociales y Culturales, de manera pronta.

Entrega sin retraso las solicitudes.

Retrasa entrega de solicitudes

Dirección de Cultura

Supervisa la adecuada integración y valoración de cada caso

Supervisa adecuadamente el procedimiento del Programa

Deja pasar faltas al procedimiento.

Las faltas pueden implicar problemas con la contraloría interna

Jefatura de Unidad Departamental de Proyectos Sociales y Culturales

-Revisa requisitos y documentación-

Revisa, propone y asigna beneficiarios con riguroso seguimiento a los puntajes asignado. Envía en tiempo y forma la información la Comisión de Diagnóstico, Operación y Evaluación de Programas Sociales.

Puede generar una calificación errónea que no permita que un solicitante obtenga el beneficio que merecería por puntaje. La tardanza en sus responsabilidades retrasa el procedimiento

Direcciona solicitantes a la J.U.D. de Servicios Sociales

Propone padrón de beneficiarios

Envía información a la Comisión de Diagnóstico, Operación y Evaluación de Programas Sociales.

Asigna beneficiarios

Jefatura de Unidad Departamental de Servicios Sociales

Aplica Cédula de Características Socioeconómicas.

Aplica de forma ágil y eficiente las Cédulas Socioeconómicas.

No cuenta con los recursos humanos necesarios para aplicar las Cédulas a todos los solicitantes en tiempo y forma

Asigna puntaje

Envía resultados de Cédulas de Características Socioeconómicas a J.U.D. de Proyectos Sociales y Culturales

Asigna y envía de manera los puntajes para ser supervisados posteriormente

Retrasa los puntajes de las solicitudes

Dirección de Finanzas

Emite los cheques según padrón de beneficiarios.

Emite y entrega los apoyos en tiempo y forma

Genera tardanza en la entrega de apoyos.

Ciudadanía

Solicitante/ beneficiario

Realiza solicitud de incorporación al programa.

Cumplir con los requisitos y documentos del Programa.

No cumplir con los requisitos y documentos del Programa.

Realiza queja o inconformidad.

Agotar de forma adecuada, todas las etapas del procedimiento de acceso al programa.

No agotar de forma adecuada, todas las etapas del procedimiento de acceso al programa.

Terceros

Realiza queja o inconformidad.

Interesarse e involucrarse en los temas relacionados y la forma en que se implementan políticas públicas con respecto al tema.

Falta de conocimiento o desinterés en el programa

Formulan información y propuestas de mejora para el Programa.

Fuente: Elaboración propia

Factores Internos y Externos que intervienen en el Funcionamiento del Programa


Existen factores internos, estos se refieren a las actividades que desempeñan los funcionarios de la Dirección de Cultura y ambas Jefaturas de Unidad Departamental, quienes intervienen en cuanto a la elaboración y operación del Programa. En caso de no ser eficientes, se propicia la tardanza en los tiempos y la eficiencia del Programa. También participan la Dirección de Finanzas y el Centro de Servicios y Atención Ciudadana (CESAC), que son áreas internas de la Delegación que intervienen con la información inicial del procedimiento y la entrega de apoyo a los beneficiarios, por lo que pueden ser un factor clave en el inicio y resultados del Programa.

Por su parte, la participación de la ciudadanía como beneficiarios y solicitantes se ubican como los actores clave dentro del Programa, pues son la razón de ser del mismo; al igual que las participaciones ciudadanas que permitan la mejoría del Programa.


III.5 Consistencia Interna del Programa (Vinculación del Programa con el Problema Social Identificado)

Las Reglas de Operación del Programa fueron elaboradas tomando conciencia de que las jefas de familia son un grupo social de interés para la creación de políticas públicas, ya sea por el notable incremento que ha tenido en la última década, o porque es uno de los grupos sociales más vulnerables. En este sentido, el planteamiento del programa es congruente como una respuesta al objetivo planteado en cuanto a “Promover y garantizar los derechos económicos, sociales y alimentarios de las madres solas en estado de vulnerabilidad”. Esto es que el Programa pretende apoyar a las madres solas para solventar sus necesidades básicas a través de un apoyo económico.


III.6. Alineación del Programa con la Política Social del Distrito Federal


El Programa Social denominado Apoyo a Madres Solas en Estado de Vulnerabilidad de la Delegación Benito Juárez se enmarca en la política social del Distrito Federal, partiendo en principio del primer eje de Equidad e Inclusión Social para el Desarrollo Humano, contenido dentro del Programa General de Desarrollo 2013 – 2018 del Distrito Federal, el cual adopta un “enfoque de derechos con el objetivo de reducir la exclusión y la discriminación y aumentar la calidad de vida de las y los habitantes de la Ciudad de México”.
Este Programa General de Desarrollo propone dentro de los objetivos de su primer eje, la equidad en el empleo, asimismo incluye la protección a las jefas de familia mediante apoyos específicos.
Asimismo la Ley de Desarrollo Social del Distrito Federal propone los principios de la Política Social a los cuales se encuentra alineado el Programa que se evalúa, los cuales se atienden como se señala a continuación:
Cuadro 3.6.1 Principios de la política social incluidos en el Programa de Apoyo a Madres Solas en Estado de Vulnerabilidad de la Delegación Benito Juárez

Principio

¿Cobertura del programa en relación al principio?

Justificación

Universalidad

Parcialmente

El Programa es dirigido a toda madre sola residente en la Delegación Benito Juárez, pero con la condicionante de que tenga hijos en edad escolar y hasta 14 años 11 meses, por lo tanto no cubre a todo el sector social planteado.

Igualdad

Si

El planteamiento principal del Programa se basa en reconocer y combatir la desigualdad existente entre las madres solas frente a la sociedad.

Equidad de género

Si

El planteamiento fundamental del programa es buscar la equidad de género, por eso está dirigido al sector que sufre inequidad: las mujeres, madres solas.

Equidad social

Si

El Programa tiene como objetivo, reducir y superar la situación que impide el acceso equitativo a bienes sociales.

Justicia distributiva

Si

Entre las características del Programa tenemos la distribución de los recursos a grupos prioritarios según necesidades sociales, en este caso, entre las madres solas.

Diversidad

Si

El programa distingue como principio primordial, que existe una diversidad de capacidades dentro de la población de la Delegación Benito Juárez.

Integralidad

Parcialmente

El programa propone la articulación con otros programas sociales de la Delegación, pero requiere garantizar el acceso de los beneficiarios a otros programas independientemente de la disponibilidad, cupo y normas que los regulan.

Territorialidad

Si

El Programa delimita la ejecución de este programa para la demarcación de la Delegación Benito Juárez.

Exigibilidad

Si

El Programa estipula las obligaciones de los servidores públicos responsables de la operación de los programas.




Participación

Si

El programa contempla la participación de los residentes en Benito Juárez, las organizaciones civiles y sociales, las instituciones médicas y todas aquellas cuyos objetivos estén dirigidos a la atención y mejoramiento en la calidad de vida de las mujeres.

Transparencia

Si

Las Reglas de Operación, convocatorias y padrones de beneficiarios del Programa son publicadas en la Gaceta Oficial del Distrito Federal.

Efectividad

Parcialmente

El Programa es creado para proporcionar apoyos económicos, pero requiere ampliar la cobertura, y visión más allá del apoyo monetario, considerando el ejercicio pleno de todos los derechos de las madres solas vulnerables.

Fuente: Elaboración propia

Derechos Sociales que Garantiza


Todo ser humano tiene derechos que le son inherentes por el simple hecho de serlo, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición.

Todo individuo se encuentra tutelado por la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, dentro de los que se incluye el derecho a la no discriminación, la cual se presenta cuando se habla de las madres solas vulnerables, pues son tratadas de forma inequitativa y excluyente, restringiéndolas en la sociedad.





Compartir con tus amigos:
1   ...   24   25   26   27   28   29   30   31   ...   36


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad