Dalai Lama, Océano de sabiduría



Descargar 33 Kb.
Fecha de conversión08.07.2018
Tamaño33 Kb.
Vistas93
Descargas0


Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro,

Barcelona, España,

2000, 121 págs.


  • Humanos: todos desean la felicidad

  • Búsqueda de elementos comunes

Nos encontramos reunidos bajo el brillante sol muchos de nosotros que hablamos diferentes lenguas, que vestimos de manera distinta y hemos adoptado quizá diferentes religiones. Sin embargo, todos somos humanos, todos sin excepción nos identificamos con un “yo”, seseamos la felicidad y queremos evitar el sufrimiento.



Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 22.


  • Perturbaciones mentales y apego

  • Cosas y sentimientos como inmutables

Según la psicología budista, la mayor parte de nuestros problemas proceden del apasionado deseo y apego que sentimos por las cosas, al confundirlas con entidades perdurables. La persecución de los objetos que suscitan nuestro deseo y apego implica el uso de la agresividad y la competitividad como supuestos instrumentos eficaces. Estos procesos mentales se traducen fácilmente en acciones, generando belicosidad como uno de los efectos evidentes. Este tipo de procesos han tenido lugar en la mente humana desde tiempos inmemoriales, pero su ejecución se ha vuelto más eficaz bajo las condiciones modernas.


Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, pp. 29-30.

Cuando se dice que debemos ser pacientes y soportar los problemas, no significa que debamos fracasar ni ser vencidos. El propósito de practicar la paciencia es para que la mente y el corazón se fortalezcan. Y también deseas mantener la calma. En esta atmósfera de clama, podrás servirte de verdaderos seres humanos para adquirir sabiduría. Si pierdes la paciencia, si tu cerebro zozobra con las emociones, pierdes el poder de analizar.



Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 37.


  • Mente: es luz clara

  • Posibilidad de eliminar perturbaciones

Si preguntas: “Es posible liberarse por completo de las emociones aflictivas o se deben reprimir al momento?”, la respuesta desde el punto de vista budista, será que la naturaleza tradicional de la mente es la clara luz. Y desde el punto de vista absoluto, también lo es. Así que desde el punto de vista convencional, esas emociones aflictivas son sólo externas y pueden disiparse totalmente.




Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 49.

La oscuridad interior, que llamamos ignorancia, es la raíz del sufrimiento. Cuanta más luz interior surja, menos oscuridad habrá. Ésa es la única forma de alcanzar la salvación o el nirvana.



Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 49.



  • 3 textos sagrados de Buda

  • Disciplina/discursos/conocimiento

Los textos sagrados que consideran estas tres colecciones como principales objetos de enseñanza son, respectivamente, la colección sagrada de la disciplina, la colección sagrada de la serie de discursos y la colección sagrada del conocimiento. La enseñanza de la moral se relaciones con la conducta; la enseñanza de la estabilización meditativa, con la meditación; y la enseñanza de la sabiduría, con la visión. Ésa es la tríada: visión, conducta y meditación.



Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 56.

  • Vacuidad y el concepto Ø

  • Base de ser/objeto/materia

“Vacío” significa exento de yo, una existencia que no es inherente, la ausencia de cualquier existencia inherente. Es como el cero; si analizan el cero en sí mismo, es un cero, nada. Pero sin el cero no podemos construir las cifras 10 o 100. De igual modo, la vacuidad es vacuidad, pero al mismo tiempo es la base de todo. Es decir, no podemos hallar nada, sólo vacuidad. En cuanto a su naturaleza, las cosas no existen tal como parecen ser.



Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 70.


  • Interdependencia y búsqueda de felicidad

  • Las necesidades de los otros

Una nación ya no puede resolver sola sus problemas porque depende de la cooperación de otros estados. Por tanto, para los individuos o las naciones, no sólo es moralmente incorrecto, sino pragmáticamente poco sensato, buscar sólo la propia felicidad sin tener en cuenta las aspiraciones de cuantos les rodean. Un curso de acción inteligente debería claramente basarse en buscar un compromiso surgido de un mutuo interés.




Dalai Lama, Océano de sabiduría. Una guía para la vida, Ed. Oniro, Barcelona, España, 2000, p. 90.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos