Curso de Ingreso de la Facultad de Psicología unlp


Cátedra Psicología Social



Descargar 190.5 Kb.
Página3/5
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño190.5 Kb.
1   2   3   4   5

Cátedra Psicología Social. Profesor Martín Zolkower.

La materia Psicología Social se dicta en el tercer año de las carreras Lic. y Prof. de Psicología. Durante su cursada, el primer acercamiento a la disciplina es abordando el contexto de surgimiento de la misma, o sea, realizando un recorrido histórico de la Psicología Social.

Nos encontramos, así, con el hecho de que la tradición científica identifica dos términos como centrales: el individuo y la sociedad y la articulación entre ellos, como claves para pensar la Psicología Social.

Los desarrollos que se produjeron a lo largo del siglo XX, y que en alguna medida continúan actualmente, sostuvieron y sostienen la lógica de analizar ambos términos como dicotómicos, pensados en oposición, con la preponderancia de uno u otro, según la orientación y formación de los investigadores. Así es que se desprendieron dos líneas predominantes de desarrollos: las sociologistas, o sea, aquellas que priorizan la preponderancia de lo social por sobre el individuo o las psicologistas, donde prevalece el individuo.

La Cátedra de Psicología Social propone una perspectiva crítica, superadora respecto de esas concepciones reduccionistas de la Psicología Social y un abordaje dialéctico, proponiendo conceptos específicos recortados desde la disciplina. Por eso privilegiamos las conceptualizaciones de Teoría Social y Sujeto, por sobre las tradicionalmente sostenidas de Individuo y Sociedad.  

Con la categoría de sujeto (concepto complejo) es posible comprender al individuo humano sin caer en posiciones dilemáticas o reduccionistas. Es decir que, si bien la base de lo individual es el cuerpo orgánico (organismo viviente), sobre éste se extiende como subjetividad sin límites en el sistema de objetividades lo que llamamos corporeidad inorgánica (Hegel-Marx), en la trama misma de  las relaciones sociales.  

Más, es preciso caracterizar una dimensión propia del ser humano: lo psíquico (Freud-Lacan). Esta materialidad es lenguaje, es actividad representacional y sentido, y designa  la doble condición de lo humano: ser social e individual a la vez.

Desde esta perspectiva la Psicología Social delimita un campo específico donde el psicólogo investiga la dimensión social del sujeto en lo que hace o respecta a lo psíquico. Es decir, donde indaga las resonancias psíquicas de las marcas que lo social deja en el sujeto en el proceso en que se encarna en el individuo humano.

Este enfoque nos permite abordar al sujeto en la trama de su configuración socio-histórica así como también caracterizar la subjetividad humana en toda su complejidad y en sus dimensiones psíquicas constitutivas: afectiva (sujeto deseante), cognitiva (sujeto cognoscente) y productora (sujeto productor), siendo esta última la más concreta para la Psicología Social (puesto que conserva a la vez que suprime y supera a las otras dos).

Como decíamos, existe aún un modo de producción psicosocial tradicional que, con una ontología dualista, se debate u oscila entre lo subjetivo y lo objetivo, y entre el abordaje cualitativo o lo cuantitativo, como opciones excluyentes. Es por ello que constituye un objetivo de primer orden para los docentes integrantes de la cátedra, lograr que los estudiantes visualicen que para investigar problemáticas psicosociales es indispensable superar dichas concepciones y comprendan el por qué de nuestra propuesta.

Con ese fin presentamos el método de ascenso de lo abstracto a lo concreto, tal como lo postula Hegel y lo despliega Marx. En su condición y calidad de método científico, el método ascensional proporciona un camino y un rumbo para producir conocimientos que sean eficaces y válidos.

Los aspectos esenciales del método consisten en mostrar, en su movimiento constructivo, la articulación entre la génesis y la estructura, así como también denunciar mecanismos de recaída en la inmediatez (borrado de la génesis en la estructura), precisar momentos de lo singular, particular y universal, y diferenciar instancias de lo real y de lo pensado.

Asimismo se requiere de métodos y técnicas particulares, aplicables en distintos ámbitos tales como el comunitario, la salud mental, la educación, el trabajo y el campo jurídico. Al respecto, destacamos la fuerza operativa del concepto de dispositivo grupal, como recurso para investigar no solo los procesos de construcción de significaciones compartidas (mitos, ilusiones, utopías) sino también para focalizar la investigación y la intervención en lo individual (síntoma individual), en tanto el grupo pone en juego las múltiples formas en las que se expresa la problemática social en cuestión (síntoma social), en una dialéctica intrasubjetiva, intersubjetiva y transubjetiva.

En función de realizar esta propuesta los cursantes trabajan grupalmente tanto en los espacios de trabajos prácticos como en el proceso de investigación psicosocial que llevan a cabo a lo largo del cuatrimestre.  

Cátedra PSICOLOGÍA EXPERIMENTAL (4TO. AÑO). PROF. ADJUNTA A CARGO: Mg. MARÍA JOSÉ SÁNCHEZ VAZQUEZ

Nuestra asignatura está ubicada en el cuarto año del Plan de Estudios de las carreras de Profesorado y Licenciatura en Psicología, y pertenece al área Psicológica, y dentro de ella, a la subárea Metodológica.

Su denominación actual es “Seminario de Psicología Experimental”. Este particular nombre es el aprobado curricularmente y responde a la construcción y organización de las asignaturas que en su momento se realizó en el Plan de Estudios (Año 1984), para la reapertura de nuestra carrera. En la reforma actual del Plan vigente ya está previsto el cambio de nomenclatura de la asignatura. Pasará a denominarse: “Metodología y Diseños de Investigación en Psicología”, lo cual se corresponde mejor con los contenidos presentados en el programa vigente.

La misma está destinada particularmente a la transmisión de contenidos y prácticas (lo que llamamos el saber-hacer científico) para la realización de investigaciones, diseños e informes metodológicos en Psicología. Analizamos, además, los supuestos ontológicos y epistemológicos y los aspectos ético-procedimentales que pueden estar presentes en todo proceso de investigación.

Como disciplina científica que avanza en la comprensión del fenómeno humano, la investigación en Psicología tiene vital importancia y es hoy parte fundamental del perfil científico-profesional presentado. En primer lugar, es necesario que todo/a psicólogo/a se forme en una actitud investigativa que le permita actualizar y profundizar los conocimientos y aplicaciones de su disciplina. Por otro lado, la investigación comporta, en la actualidad, un ámbito profesionalizado por el cual optan y se dedican muchos/as psicólogos y psicólogas en el ejercicio de la profesión.

Nuestro equipo desarrolla proyectos de investigación: “Responsabilidad científica en investigación con humanos: un estudio sobre las perspectivas de los alumnos de Psicología de la UNLP” (2013-2014) y “Diseños de Investigación Cualitativa en Psicología: caracterización e integración de aspectos ético-metodológicos del Estudio de Caso/s” (2015-2016). En ellos participan docentes, graduados y alumnos de Psicología. Para el caso de los graduados y alumnos, estos se insertan como becarios, adscriptos y colaboradores, conformando un interesante espacio de formación y actualización científico-profesional. El Código de Ética de la Federación de Psicólogos de la República Argentina (FePRA, 2013), nos dice respecto de la investigación en Psicología:



La investigación psicológica perseguirá el avance del conocimiento científico y/o el mejoramiento de las aplicaciones profesionales. Esta finalidad estará siempre subordinada a la obtención de resultados humanitariamente benéficos y al respeto por los derechos de los sujetos que participen en la investigación. (Punto 4.1)

Uno de los objetivos de nuestra asignatura es que el alumno pueda reflexionar en torno a que toda investigación en Ciencias Humanas y Sociales supone un encuadre que involucra una relación entre individuos cumpliendo diferentes roles: los investigadores, que han diseñado y deben llevar adelante el estudio investigativo de modo responsable; y los participantes, que son expuestos a distintos tipos de situaciones y procedimientos: desde la implementación de estrategias en contextos artificiales –tales como el experimento- hasta las técnicas utilizadas en contextos cotidianos –como el caso de las observaciones participantes-. Aun cuando se trata de manejo de información y se revisan documentos para investigar -por ejemplo registros escolares, cartas, diarios, escritos personales, materiales audiovisuales- también se está implicando a otras personas. En este encuadre se vuelve, pues, relevante, tener presente que siempre es necesario respetar y cuidar los derechos de los sujetos que el psicólogo-investigador asume a su cargo.



Cátedra Fundamentos y Técnicas para la Evaluación Psicológica I.

Dra. Norma Maglio. Evaluación Psicológica.

La palabra evaluación ha tenido un amplio recorrido desde el siglo XVIII. Aplicada a actividades de seguros en esa época, su dominio ha ido extendiéndose a la vida universitaria para dar cuenta de indicadores de desempeño, que de manera rápida y poco costosa, permitan apreciar la “calidad y beneficios de la investigación científica y tecnológica e inclusive de la actividad docente para la reproducción del conocimiento en la educación superior” (Vessuri, 1993). Dicho de otro modo, la evaluación refiere a la estimación del valor de esas actividades, para satisfacer las necesidades y requisitos de la producción y transmisión de conocimientos.

Su incorporación en Psicología tiene también un trayecto extenso de modo tal que el concepto de Evaluación Psicológica ha ido ampliándose. Aparece durante la Segunda Guerra Mundial, para la selección del personal de parte de la Oficina de Servicios Estratégicos de los EE.UU en 1948.

El término evaluación estuvo ligado no sólo a la aplicación de tests, sino a una variedad de técnicas e instrumentos (role-playing, testificación, observación, entre otros), cuyos resultados debían ser “integrados por un grupo bien capacitado de psicólogos a la hora de la selección e incluso, a la hora de conocer qué determinadas destrezas o estrategias deberían ser entrenadas para la actuación bélica” (Fernández Ballesteros, 1997).

La intervención del psicólogo examinador o evaluador supuso una activa integración de los puntajes de tests y de otros datos provenientes de diversas fuentes. De este modo se trata de algo más que el simple proceso de aplicación y puntuación de un test. El resultado de ello ha sido que el término evaluación fuera preferido al de testificación. El significado de esa mutación reside, por un lado a que el termino evaluación alude al hecho que el test representa sólo un tipo de instrumento utilizado por el profesional evaluador. Por el otro, a que el valor de un test está íntimamente ligado con la experticia del evaluador.

En la evaluación psicológica se pueden utilizar diferentes instrumentos -entre ellos los tests psicológicos- dependiendo de los objetivos particulares que se persigan, de las personas y de las circunstancias involucradas, así como de otras variables únicas de una situación particular. Por el contrario, la testificación psicológica se visualiza como de alcances más limitados, referida únicamente al “proceso de administrar, puntuar e interpretar los tests psicológicos”. En la testificación el objetivo típico es medir la magnitud de algún rasgo psicológico. En la evaluación, por el contrario, el objetivo se extiende más allá de la obtención de un número, mejor dicho, puede apuntar a reflejar las fortalezas y las debilidades, integrando los datos provenientes de los resultados de uno o varios tests con los datos provenientes de otras fuentes de información. La testificación se ubicaría dentro de la evaluación psicológica indicando simplemente, que entre otras fuentes de información se han utilizado tests mentales. Justamente es el proceso de evaluación el que proporciona significado a los puntajes de los tests, resultado de la testificación.



Cátedra Fundamentos y Técnicas para la Evaluación Psicológica II. Dra. Norma Maglio.

¿Qué opinan algunos autores sobre el juego en los niños?

El juego es una actividad inherente a la naturaleza humana aunque no privativa de esta. La modalidad expresiva del juego se va modificando a través de su pasaje por las diferentes etapas evolutivas.



Karl Gross (1906) investigó la conducta lúdica de los animales y equiparó los esquemas de juego de estos con los esquemas de juego de los niños. Considera que el niño juega como una forma anticipada y preparatoria de las actividades de la edad adulta.

Stanley Hull dice que la naturaleza del juego hay que encontrarla en la Ley de Haeckel: el desarrollo del individuo reúne en sí el desarrollo de la especie, por lo tanto hay que buscar en el juego del niño fases evolutivas de la humanidad que se encuentran perimidas.

J. Chateau considera que el juego es un goce, pero esto no significa que lo tome como pasatiempo ya que el juego tiene finalidad en sí mismo. Es un proyecto que se realiza en el acto de jugar trayendo aparejada la satisfacción del logro cumplido.

Para Charlotte Bühler el juego produce placer cualquiera fueran los resultados. La actividad lúdica sería el gozo de la actividad misma.



Jean Piaget ve en el juego los mecanismos psicológicos de adaptación intelectual. Para él el juego comienza en el momento en el que el niño nace. Al principio realiza repeticiones por placer.

A los 3 años: Juego egocéntrico, no toma al otro como participante activo en el juego. Es espontáneo, pasa de un juego a otro con facilidad sin terminarlo, hay placer por manipulación de objetos. Dice que el sentido de realidad está restringido. Funcionalidad de los objetos por subjetividad. (Ej. autos por el aire).

De 4 a 7 años: hay mayor aproximación a lo real, reconocimiento del otro como partícipe de su juego e intencionalidad.

De 7 a 11 años: puede atribuir y asumir roles explicitados de antemano cercanos a la realidad (vendedor, maestra). Tiene conciencia de la importancia y el uso de las reglas.



S. Freud considera que el niño juega para elaborar las experiencias dolorosas sufridas pasivamente en una época en que su yo, débil aún, no podía tolerar la intensidad y frecuencia de las mismas, explicando de esta manera el juego como un fenómeno de la repetición compulsiva.

E. Erikson coincide con Freud en el hecho que el niño transforma en actividad la pasividad y juega que hace algo que en realidad le hacen a él. Para elaborar las situaciones traumáticas debe utilizar un material de juego que tenga sentido dentro de su cultura y que sea adecuado a su edad.

Ana Freud destaca los aspectos pedagógicos del juego infantil. Pone el énfasis en los dibujos, los sueños y las fantasías diurnas. Para Melanie Klein el juego es una expresión simbólica de fantasías, deseos y experiencias del niño.

Cátedra Psicodiagnóstico.

Prof. Marta García de la Fuente.

La materia Psicodiagnóstico se dicta en el 5to año de la carrera Licenciatura en Psicología. Está precedida en 3ro y 4to año por las asignaturas Fundamentos, Técnicas e Instrumentos de exploración Psicológica I y II, las que aportan al alumno los enseñanzas sobre las Técnicas de Evaluación Psicológica. También en 4to año las asignaturas Psicopatología I y II brindan los conocimientos sobre las patologías psíquicas en adultos y niños.

Psicodiagnóstico es una materia en la cual se articulan e integran los saberes acerca de la psicopatología y de las técnicas de exploración psicológica, aportando al alumno la información necesaria para conceptualizar e instrumentar un Proceso Psicodiagnóstico. El Psicodiagnóstico constituye un área específica del ejercicio profesional del psicólogo.

Los alumnos concurren a instituciones hospitalarias u otras pertinentes con el propósito de llevar a cabo la Práctica Profesional Supervisada (PPS), consistente en esta asignatura en la Administración e interpretación de un Proceso Psicodiagnóstico.

El alumno trabaja con un paciente, realizando entrevistas, administrando una batería de tests, conformada por Técnicas Gráficas (Test de Bender, Test del Arbol, la Casa y la Persona), Técnicas verbales, Cuestionario Desiderativo, Técnica de Rorschach, finalizando el proceso con una entrevista de devolución.

El alumno aplica el marco teórico y metodológico desarrollado en las clases, a fin de confeccionar un Informe Psicodiagnóstico, que concluya con el Diagnóstico Estructural del paciente abordado, su dinámica psíquica que dará cuenta de su subjetividad única e intransferible, y su fundamentación.

El psicodiagnóstico es un campo específico de la Psicología, es un proceso vincular, y se trata de una investigación que se inicia para resolver demandas provenientes de las áreas clínica, laboral, forense, educacional, social y de investigación.

Algunos ejemplos de demandas son los siguientes:



Area clínica: establecer el diagnóstico diferencial entre una psicosis y una debilidad mental; estimar el potencial suicida de un sujeto.

Area Jurídica: resolver una pericia en un juicio en el que solicitan excarcelación de un sujeto privado de la libertad; evaluación psicológica para determinar tenencia de menores.

Area Laboral: seleccionar aquel sujeto que presenta las mejores condiciones para desempeñar determinada función y cargo.

Area Educacional: evaluar dificultades escolares y de aprendizaje; realizar procesos de orientación vocacional.

CÁTEDRA PSICOLOGÍA INSTITUCIONAL


  La asignatura Psicología Institucional se ubica, según el Plan de Estudios de las carreras de Profesorado y Licenciatura en Psicología en el primer cuatrimestre del cuarto año.

La Psicología Institucional se encuentra dentro del área Social-Comunitaria. Este eje (el social-comunitario) de la carrera, se ve representado por diferentes materias a lo largo de la misma, como ser: en 1º año Antropología Cultural y Social, en 2º año Sociología General, en 3º año Psicología Social, en 5º año Psicología Preventiva y en 6º año Psicología Forense. Asimismo es parte de las asignaturas teóricas de formación básica, apuntando a completar contenidos esenciales para el estudiante de psicología, a saber: el análisis institucional y la institución; La institución y lo histórico – social; saber, poder y modos de subjetivación; la intervención socioanalítica; la intervención: Las herramientas técnicas; familia/s e Infancia/s: puntuaciones e interrogaciones; hombres y mujeres: géneros y producciones subjetivas; los escenarios socio-históricos y las instituciones disciplinarias; nuevos espacios colectivos y producción subjetiva. Ellos enmarcados dentro de objetivos que tiendan a procurar, entre otras cosas: el conocimiento de los procesos institucionales, la articulación entre las instituciones y la producción de subjetividad, la historización de los orígenes socio-históricos, políticos y teóricos del análisis institucional, la procuración de instrumentos y herramientas para la intervención institucional, etc.

Los contenidos que aborda esta asignatura están en consonancia con las ideas trabajadas en el módulo II del actual Curso de Ingreso (2015), en tanto se sostiene que la Psicología no constituye un campo de conocimiento monolítico, no existe un paradigma que genere pleno consenso en las explicaciones; debemos pensar en las historias de la psicología o como diría Vezzetti en las Psicologías. Como propuesta de cátedra se intenta lograr que se produzca la construcción conjunta de conocimientos, no cayendo en la transmisión unidireccional de conceptos aislados, mutilados de los contextos histórico-sociales que auspician de coyunturas claves de su surgimiento. Se trata de transmitir al estudiante un discurso que cuenta con un lenguaje específico y con sus propios modos de indagar y pensar los fenómenos.

La institución es abordada como una compleja articulación entre componentes funcionales, simbólicos e imaginarios y su imposición como tal, se realiza por consenso social; es decir, que, para constituirse requiere de sanción social –formal o informal-. Las instituciones encarnan las significaciones imaginarias de determinada sociedad, en un momento histórico. La sociedad no puede existir sin institución, sin ley. En palabras de Castoriadis “Institución aquí significa norma, valores, lenguaje, herramientas y métodos de hacer frente a las cosas y de hacer cosas y, desde luego el individuo mismo, tanto en general como en el tipo y la forma particulares que le da una sociedad determinada”. 4

Serán tareas concretas del campo de aplicación de la Psicología Institucional el llevar a cabo análisis e intervenciones instituciones, así como también el diseño de dispositivos de abordaje de temáticas como la infancia, los géneros, y la Salud Mental (temática abordada en el módulo IV del Curso de Ingreso), entre otras, ello en consonancia a los planteos que realizan las nuevas leyes.

El diseño de estos dispositivos interroga a los estudiantes acerca de su futuro rol profesional, qué aportes puede realizar un psicólogo al momento de pensar las estrategias para abordar problemáticas concretas y actuales como por ejemplo la desmanicomialización (nueva ley de Salud Mental), la exclusión social de “ciertas” infancias (Ley de promoción y Protección de niños, niñas y Adolescentes), la violencia contra las mujeres (Ley de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres), etc.

 

Presentación de la materia: Psicoterapia II.1 Andrea Roumieu y Juan Ignacio Mingarro.

En el enfoque que establecemos entendemos al pensamiento



como parte de la operación que se produce”.

Psicoterapia II se ubica en el Área Curricular de Formación Profesional, Intervenciones en Psicología, más precisamente en el Eje temático: Intervenciones en Psicología Clínica. Se dicta en el 5to año (segundo cuatrimestre) de la Carrera de la Licenciatura en Psicología y forma parte de las asignaturas consideradas Clínicas.

Esta materia se inscribe en la perspectiva de una renovación conceptual que cuestiona la tradicional oposición sujeto-grupo, correlativa al la de individuo-sociedad propio de las Ciencias Sociales de la modernidad. Un intento por conceptualizar los procesos múltiples de subjetivación, que conmueve la presuposición de un sujeto universal modelado sólo secundariamente de acuerdo con problemáticas propias de cada época.

La propuesta de la cátedra parte del lema “aprender clínica haciendo clínica” en el marco de un dispositivo de capacitación que apuesta a que los estudiantes pasen por la experiencia de pensar y diseñar estrategias de intervención apropiadas para cada situación que los convoque como profesionales en el oficio de la psicología. Uno de los conceptos fundamentales a la hora de pensar estos dispositivos es el de situación, entendida como aquella que solo puede ser pensada si se la constituye, evitando caer en recetas o modelos preestablecidos (universales). Se incluye el registro de las afectaciones que no son solo sentimientos o sensaciones, sino aquello que se juega en el eje de la potencia: afectar/ser afectado, lo que permite complejizar lecturas dentro de la situación clínica.

Consideramos de importancia equivalente tanto a las herramientas de pensamiento como a la constitución del problema sobre el cual se intervendrá, en la medida que no se lo supone ya establecido, sino parte de la tarea de intervención. Resulta pertinente posicionarse en un abordaje transdiciplinario para superar los no-visibles de cada disciplina por separado, donde los psicólogos participen de forma conjunta y no excluyente de otros profesionales.

Intentamos dar cuenta de múltiples situaciones en las cuales se desarrolla el oficio del psicólogo, sea en tratamientos individuales o multipersonales (grupos, pareja, familia), intervenciones comunitarias o institucionales, todas acaso caracterizadas por la tramitación de conflictos, padecimientos, sufrimientos, malestares que superan el campo de la cura como único objetivo y direccionalidad pensables.

El marco teórico al cual apelamos se compone de los desarrollos de autores contemporáneos como Cornelius Castoriadis, Michel Foucault, Gilles Deleuze, Félix Guattari, Fernando Ulloa, Ana María Fernández, Raquel Bozzolo, René Kaës y Osvaldo Bonano (Actual Adjunto a cargo de la materia).

1 Texto compuesto por extractos de la Fundamentación del Programa 2015 de la Cátedra de Psicoterapia II.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad