Curso de Especialista en Psicoterapia



Descargar 2.92 Mb.
Página51/56
Fecha de conversión10.12.2017
Tamaño2.92 Mb.
1   ...   48   49   50   51   52   53   54   55   56

Estas dos experiencias se producen de forma simultánea. Tengo una experiencia intersubjetiva (cómo me comunico con la audiencia), pero también una experiencia subjetiva primaria (tiene que ver con mi propia historia vital: mis propiedades innatas y mis experiencias).

La experiencia subjetiva primaria contiene las motivaciones y los afectos centrales. La experiencia intersubjetiva va más allá del aspecto personal. Cuando hay patología, la experiencia intersubjetiva niega la experiencia subjetiva primaria. Hay conflicto entre lo que yo subjetivamente siento y lo que intersubjetivamente voy construyendo. Por ejemplo, la mujer trabajadora tiene conflicto entre lo intersubjetivo (más interrelación con los demás) con el sentimiento de culpa de no estar actuando adecuadamente como madre.


Cuando el niño no encuentra un entorno en que su experiencia subjetiva primaria se reconozca en el entorno intersubjetivo, va a reprimir esa parte (el niño que tiene una iniciativa y es regañado por la madre y, en consecuencia, está reprimiendo algo que podría ser muy valioso para su desarrollo).

Representación del self y género

Los estereotipos de género definen dimensiones dicotómicas generando restricciones en el self, tanto en hombres como en mujeres (“Es cojonudo”; “Es un coñazo”)


Idea matriz: La idea de género entendida como un dispositivo que oriente el sentido y marca la forma que tenemos de representarnos y que genera efectos.
El género no debe ser visto construido enteramente por la cultura… El significado emocional, el tono afectivo y las fantasías inconscientes, matizan las categorías culturales. (Chodorow, 1999).
El sí mismo no puede entenderse al margen de los demás. Tampoco podemos entender los estereotipos de masculinidad / feminidad sin el complemento del otro.

Género y sistemas motivacionales



Sistema de apego: Constituido alrededor de las necesidades de establecer relaciones con otro, es de base biológica, se estructura en la relación interactiva. Van a ser diferentes si es niño o niña.
Para la mujer es muy importante el apego. El hombre también necesita el apego pero lo va a estructurar a través del dominio, mientras que la mujer es la sostenedora. Es la mujer la que se encarga de sostener el vínculo de la familia de su propio marido. Esta diferencia tiene que ver a cómo en las niñas está permanentemente reforzada esta motivación de apego.
Sistema de hetero-autoconservación: Se refiere a las motivaciones para la propia conservación como para el cuidado y la conservación de los otros.
Venimos preparados biológicamente para identificar el peligro.
El inconsciente es ese algo que está tan presente como nuestra nariz pero no lo vemos”.
La vivencia interior de inquietud es diferente entre los sexos. (Por ejemplo, ir solo/a de noche por una calle solitaria).
El ser humano viene preparado para el módulo del miedo, para nuestra conservación y para el cuidado de los otros. Hay elementos biológicos que justifican que el vínculo de apego es superior en las mujeres que en los hombres (segrega oxitocina en el parto).
Las angustias que va a generar la situación de de miedo tienen que ver con la autoconservación. La angustia que se moviliza cuando no cuido adecuadamente a aquél del que me siento responsable es la culpa.
La ansiedad en relación con la autoconservación va a ser muy diferente entre las mujeres que entre los hombres-
Sistema narcisista: Sistema que regularía la representación del self, la autoestima.
Va a ser un sistema que está muchísimo más desarrollado en los hombres. Su conducta va a estar muy gobernada por este módulo motivacional. A los niños se les atribuyen juicios positivos sobre su conducta, lo que va a fomentar su autoestima, mientras que a las niñas se les resaltan más sus fracasos, lo que va a ir generando una imagen de sí mismas como inadecuada y carente de valor.

Sistema sensual / sexual

Se construye alrededor de las necesidades y deseos sensuales y sexuales, estos son estados independientes, aunque pueden estar interconectados.


El sistema sensual se asienta en el sentido del tacto, está plenamente desarrollado en el momento del nacimiento. La piel posee receptores para el placer y el dolor sin necesidad de aprendizaje.
El sistema sexual se asienta en el sistema neuroendocrino, la acción hormonal es crucial para su origen y estructuración.
Venimos dotados genéticamente para percibir la sensación de placer y de dolor. No se ha tenido suficientemente en cuenta la importancia de la consecución del placer en el sistema emocional. Es un sistema más facilitado a las hijas que a los hijos (se les toca más, se les hace más mimos).
Las mujeres buscan más el placer (la sauna, los masajes, la sensualidad del contacto con el bebé,…). Esto tan bueno es algo que se pierden los hombres porque “Es cosa de mujeres”.
La madre va transmitiendo la sensación de placer en el cuidado al bebé. Todo esto es incorporado al sistema del bebé. El ser humano viene dotado de unas células espejo para adaptarse al otro para sobrevivir. En este sentido todo lo que tiene que ver con la sensualidad es muy importante y puede desarrollarse como algo grato o puede no estar presente.
Si el vínculo de apego es hostil, se va a producir la descarga de endorfinas en un encuentro con alguien que produce hostilidad. Esto puede dar origen a trastornos de conducta (por ejemplo, conductas autolesivas).
La sexualidad se asienta sobre el sistema neuro-endocrino. Mientras que la sensualidad es algo constante y es una situación que produce relajación y placer a partir de la cual se puede pasar a la sexualidad o no, la sexualidad se rige por otros canales del sistema nervioso y no es algo que esté permanente y constante, sino que tiene una excitación y lo que busca es la descarga.
El desarrollo de la identidad se va a estructurar a que yo me vivo como mujer u hombre. Hay una conciencia de género absolutamente asentada desde los dos años.


Sensualidad / Sexualidad y Género

Person 1955. Encontró que las fantasías eróticas son distintas en hombres y mujeres.


En los hombres son más impersonales y se centran más en la dominación, control y rendimiento físico.
En las mujeres son más románticas, con menos graficaciones sexuales. Atañen más a la relación con alguien conocido.
La socialización y las experiencias tempranas son más importantes que el sexo biológico a la hora de modelar la identidad de género y las fantasías sexuales masculinas y femeninas.
Es diferente la forma en que el hombre y la mujer se acercan a la sexualidad. En las mujeres, hasta muy entrada la pubertad, no aparecerá la representación de que ocurrirá en el encuentro sexual. La sensación que aprecia es “Que asco”. (Aunque esta aproximación ha cambiado últimamente con la educación sexual).
La sexualidad en la niña está siempre ligada a la fantasía romántica. Las niñas asocian sexualidad – amor. Los niños lo separan.
Las mujeres se acomodan más a los deseos sexuales de los hombres mientras que en el hombre aparecen las fantasías de dominio.
En las relaciones sexuales va influir la experiencia que el hombre haya tenido en su relación con la madre. Todo lo que ha vivido, si se ha sentido humillado, lo v aa reproducir en su vida sexual, mientras que la mujer va a tratar de acoplarse a los deseos de su pareja. Las mujeres temen a la ira y a la violencia masculina y utilizan guiones de sometimiento estereotipados y despersonalizantes.
A la mujer le excita ser deseada (ser objeto de deseo) y al hombre desear (ser sujeto de deseo). El lugar tradicional de la mujer es ser objeto de deseo y el no serlo le produce mucho sufrimiento psíquico. (De ahí la necesidad de mostrarse “sexy” frente al hombre).
La función de la fantasía erótica es revestir las heridas y humillaciones infantiles. Aparecen los elementos hostiles en la sexualidad cuando ha habido una relación traumática con la madre durante la infancia.

Criterios de Salud

Desde la perspectiva clásica, resolver el Edipo implicaba: Ser autónomo, aceptar las diferencias, es decir, aceptar el lugar que la sociedad atribuía a hombres y mujeres.


En la actualidad el objetivo del desarrollo es conseguir un self cohesivo: “La persona que se vive como un centro de iniciativa independiente, no se siente arrastrada por los acontecimientos”.
Se siente eficaz en las relaciones interpersonales, “Que sus opiniones, pensamientos y sentimientos influyen y son tenidos en cuenta por otras personas”.
El sometimiento es una estrategia adaptativa a una relación asimétrica en la que es el otro el que tiene el poder.

Agresión ¿Interna / Externa?

El sometimiento es una estrategia o procedimiento adaptativo que surge cuando la persona se siente en inferioridad de condiciones y sin recursos para revertir la situación.


Masoquismo sexual: “Las fantasías sexuales pueden servir para restaurar traumas de la infancia” (Stolorow).
La agresión no debemos considerarla como una pulsión ejerciendo presión para su descarga destructiva sobre la mente, sino como una capacidad de la mente, activada bajo condiciones propicias, para vencer un obstáculo (O. Ryan).
La mujer no tiene cómo frenar al hombre porque su opinión no es tenida en cuenta. No es un sujeto cuya palabra es respetada.
En muchas ocasiones el desplegar una conducta de sometimiento facilita la supervivencia. Como someterse implica estar bajo el dominio del otro, la mujer es despreciada porque se le sitúa en el lugar del perdedor.
Hay que discriminar cuándo el sometimiento es útil y cuando se puede prescindir de él.
Sometimiento y dominio son los dos procedimientos utilizados en las relaciones asimétricas. Para mantenerse, afianzar y desarrollar el poder es necesario desarrollar una serie de maniobras violentas y agresivas que se deben implantar en una relación a largo plazo.
Sometimiento y dominio  acentúa la relación.
En una investigación reciente se llegó a la conclusión de que los niños que presentaban una situación de apego seguro se adaptaban al sistema igualitario, mientras que los desarrollados en una situación de apego resistente no se adaptaban al sistema igualitario y sí al sistema jerárquico. Son personas que necesitan de alguien que les de una normativa, les diga lo que tienen que hacer. En las mujeres maltratadas debemos investigar cómo se ha estructurado su relación de apego. De acuerdo a este estudio el tipo de crianza va a determinar si somos capaces o no de desarrollar relaciones igualitarias.
Apego seguro: El niño se siente seguro.
Apego resistente: El niño no se siente seguro. Siempre tiene que estar pendiente de lo que quiere el adulto.
Apego evitativo: Siempre ha actuado evitando el encuentro.
Para Freud agresión y violencia era lo mismo. En la medida que se tiene en cuenta establecer relaciones igualitarias para la salud, se considera que la agresión es algo útil para la salud. La asertividad es un elemento importante para conseguir la igualdad. La agresión es una capacidad del self como agente para enfrentar un obstáculo que interfiere con una necesidad interna o externa. Si establecemos relaciones igualitarias la agresión se va a ver limitada por la ética.
En nuestra cultura se ha legitimado la creencia de la posición superior del varón, por lo que nuestro sistema no es igualitario.
El mito que tenemos como estructurante del desarrollo del psiquismo es el Edipo que mantenía relaciones jerárquicas con sus padres.

Poder, Género y Violencia

La concepción habitual de violencia es patriarcal, simplista, minimizadora, oscurecedora, tiene diferentes características. Afecta a quienes están en situación inferior en la pirámide social” (L. Bonino, 2003).


Existen entre 113 y 200 millones de mujeres desaparecidas.
Cada año, entre 1,5 y 3 millones de mujeres pierden la vida por la violencia o el abandono.
Las mujeres entre 15 y 44 años tienen más probabilidad de ser asesinadas o heridas por sus parientes masculinos que de morir por cáncer, malaria, accidentes de tráfico o la guerra, todos juntos.
Cada día 6000 niñas sufren mutilación genital.
La violencia no es siempre fácilmente reconocible. Debido a un conjunto de maniobras simbólicas, se pueden minimizar, naturalizar o hacerla invisible. La violencia produce tal daño que no la podemos mirar y nos defendemos ante ella. Hay que desarrollar un juicio crítico que nos ayude a reconocer la violencia en nuestra sociedad.
El sometimiento de la mujer no se hace solamente sobre la violencia simbólica. Se ejerce una violencia real y física con ellas. No se consigue el sometimiento porque sí, hay que ejercer la violencia a los dos niveles.
El poder dentro de la pareja se produce con unos procedimientos que son invisibles y que se denominan micromachismo. A través de estos procedimientos se trata de imponer sin consensuar el propio punto de vista. Estas maniobras pueden no parecer dañinas pero su poder devastador se manifiesta en el abuso de poder que el hombre ejerce (la mujer se encarga de las cosas de la casa aunque trabaje fuera, por ejemplo).
Es ilusorio creer que esta relación de dominio se va a resolver con fuerza de voluntad. Hay que hacer cambios a nivel individual, familiar, social y político.

Efectos de la violencia sobre el desarrollo psíquico

El aspecto más devastador del abuso en la infancia es el daño producido en la mente del niño, puesto que, es la otra persona la que tiene la autoridad de controlar y definir la realidad” (Davies, 2000).


Cuando nos sentimos agobiados por una amenaza ineludible nos identificamos con el agresor” (J. Frankel).
Con la esperanza de sobrevivir nos convertimos en lo que el atacante espera de nosotros, en cuanto a nuestra conducta percepciones, emociones y pensamientos” (Ferenzi 1933).

Efectos neurobiológicos de la violencia

El miedo afecta el desarrollo de la agresividad


El miedo es esencial para la supervivencia de los animales. Cada especie tiene estímulos específicos que desencadenan las reacciones de miedo.
Le Doux ha estudiado el circuito del miedo encontrando dos vías:


  1. Rápida, corta: Subcortical, sentidos, tálamo, amígdala. (Respuesta automatizada)




  1. Lenta, larga: Sentidos, tálamo, corteza, hipocampo, amígdala. (Puedo evaluar una estrategia para afrontarlo).

Venimos preparados para saber lo que nos produce miedo. La respuesta frente al miedo puede ser escaparse, paralizarse, enfrentarlo o someterse.


¿Estamos preconstituidas las mujeres para tener miedo de ciertas situaciones que no tienen los hombres?
El objetivo de la terapia es que las mujeres puedan desarrollar unas estrategias defensivas para, a partir de ahí, poder actuar.





Compartir con tus amigos:
1   ...   48   49   50   51   52   53   54   55   56


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad