Curso 2015-2016 educación primaria lunes, 18 de enero juntos por una vocacióN



Descargar 0.82 Mb.
Página1/3
Fecha de conversión18.11.2018
Tamaño0.82 Mb.
  1   2   3




CURSO 2015-2016 EDUCACIÓN PRIMARIA


Lunes, 18 de enero

JUNTOS POR UNA VOCACIÓN

EVANGELIO: Jn 1, 38-40

«Se volvió Jesús y, viendo que le seguían, les preguntó: ¿Qué buscáis? Ellos le dijeron: Maestro, ¿dónde vives? Les respondió: Venid y veréis. Fueron y vieron dónde vivía, y permanecieron aquel día con él».

LECTURA

Ronaldo comenzó a destacar entre sus compañeros del Andorinha, donde trabajaba su padre y su primer club, y al cumplir los diez años los grandes equipos de Madeira, C. S. Marítimo y C. D. Nacional ya se habían interesado en su contratación.

Finalmente se incorporó a las filas del Clube Desportivo Nacional, donde continuó con su progresión convirtiéndose en una de las más brillantes promesas del fútbol portugués. En 2001 realizó una prueba de tres días para fichar por el Sporting Clube de Portugal, y finalmente dejó el C. D. Nacional para pasar a formar parte del club de Lisboa, habiéndose de trasladar a la capital portuguesa. En esos momentos el C. D. Nacional tenía una deuda de 450 mil escudos que quedarían saldados merced a la progresión y trayectoria cosechados por Ronaldo en su traspaso a Lisboa.

Una vez finalizado el traslado, comenzó su nuevo periplo en la disciplina del club lisboeta a partir de la temporada 1997-98. Allí le asignaron, junto al resto de sus compañeros, psicólogos, tutores personalizados que le orientaban en sus estudios y médicos que observaban su crecimiento físico. Todo ello contribuyó a su formación como persona y como futbolista.

Cuando Cristiano Ronaldo tenía quince años, fue diagnosticado de un problema de corazón que pudo haberle forzado a retirarse de jugar fútbol. El Sporting de Lisboa informó a la madre de Cristiano Ronaldo cual era el problema, que, conscientes de los riesgos, le dio permiso para ir al hospital. A continuación, se sometió a una operación en la que analizó a través de cirugía láser el área del corazón que estaba causando el problema. La cirugía se realizó por la mañana y Cristiano Ronaldo, fue dado de alta del hospital la misma tarde y pocos días después volvió a entrenar.

Sin duda, su gran desarrollo futbolístico le acabó llevando a jugar sus primeros minutos como profesional cuando contaba con tan sólo 17 años de edad en el partido de clasificación para la Liga de Campeones de la UEFA del 14 de agosto de 2002 frente al F. C. Internazionale. Su debut en Primera División se produjo el 30 de septiembre frente al Sporting Clube de Braga en la que su equipo cayó derrotado por 4-2. Sin embargo, en su segundo partido de Liga jugado el 7 de octubre ante el entre afición y prensa una grata impresión, pasando a formar parte del grupo de habituales del primer equipo del Sporting.



REFLEXIÓN

¿Crees posible luchar por cualquier sueño?

¿Cómo crees que luchó Ronaldo por alcanzar su meta de ser futbolista profesional?

¿Crees que le gusta jugar al futbol o solo lo hace porque gana mucho dinero?



VÍDEO: https://www.youtube.com/watch?v=xh2i7ZA3sgA

IMAGEN



ORACIÓN

Señor Jesús, que llamaste a tus Apóstoles

para hacerlos tus mensajeros

en medio de un mundo necesitado de tu amor,

te pido me ayudes a discernir con sinceridad

y a optar por tu evangelio con valentía. 

Confío en que estarás conmigo,

deseo servirte con todo mi ser para el bien de muchos jóvenes

que tienen hambre de Ti y te están necesitando. Amén 

Martes, 19 de enero

VAMOS A LIMPIAR EL MUNDO

EVANGELIO: Hch 2, 36

Pedro les dijo: ‘Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo’”.



LECTURA

Mario era un niño bueno, pero tan impaciente e impulsivo que pegaba a sus compañeros casi todos los días. Laura, su maestra, decidió entonces pedir ayuda al tío Perico, un brujo un poco loco que le entregó un frasco vacío.

- Toma esta poción mágica que ni se ve, ni se huele. Dásela al niño en las manos como si fuera una cremita, y dejará de pegar puñetazos.

La maestra regresó pensando que su locuelo tío le estaba gastando una broma, pero por si acaso frotó las manos de Mario con aquella crema invisible. Luego esperó un rato, pero no pasó nada, y se sintió un poco tonta por haberse dejado engañar.

Mario salió a jugar, pero un minuto después se le oía llorar como si lo estuvieran matando. Cuando llegó la maestra nadie le estaba haciendo nada. Solo lo miraban con la boca abierta porque… ¡Le faltaba una mano!


  • ¡Ha desaparecido! ¡Qué chuli! ¡Haz ese truco otra vez! - decía Lola.

Pero Mario no había hecho ningún truco, y estaba tan furioso que trató de golpear a la niña. Al hacerlo, la mano que le quedaba también desapareció.

Laura se llevó corriendo a Mario y le explicó lo que había ocurrido, y cómo sus manos habían desaparecido por usarlas para pegar. A Mario le dio tanta vergüenza, que se puso un jersey de mangas larguísimas para que nadie se diera cuenta, y ya no se lo volvió a quitar. Entonces fueron a ver al tío Perico para que deshiciera el hechizo, pero este no sabía.

- Nunca pensé darle la vuelta. No sé, puede que el primo Lucas sepa cómo hacerlo…

¡Qué horror! El primo Lucas estaba aún más loco que Perico, y además vivía muy lejos. La maestra debía empezar el viaje cuanto antes.

- Voy a buscar ayuda, pero tardaré en volver. Mientras, intenta ver si recuperas tus manos aguantando sin pegar a nadie.

Y Laura salió a toda prisa, pero no consiguió nada, porque esa misma noche unas manos voladoras -seguramente las del propio Mario- se la llevaron tan lejos que tardaría meses en encontrar el camino de vuelta.

Así que Mario se quedó solo, esperando a alguien que no volvería. Esperó días y días, y en todo ese tiempo aguantó sin pegar a nadie, pero no recuperó sus manos. Siempre con su jersey de largas mangas, terminó por acostumbrarse y olvidarse de que no tenía manos porque, al haber dejado de pegar a los demás niños, todos estaban mucho más alegres y lo trataban mejor. Además, como él mismo se sentía más alegre, decidió ayudar a los otros niños a no pegar, de forma que cada vez que veía que alguien estaba perdiendo la paciencia, se acercaba y le daba un abrazo o le dejaba alguno de sus juguetes. Así llegó a ser el niño más querido del lugar.

Con cada abrazo y cada gesto amable, las manos de Mario volvieron a crecer bajo las mangas de su jersey sin que se diera cuenta. Solo lo descubrió el día que por fin regresó Laura, a quien recibió con el mayor de sus abrazos. Entonces pudo quitarse el jersey, encantado por volver a tener manos, pero más aún por ser tan querido por todos. Tan feliz le hacía tanto cariño que, desde aquel día, y ante el asombro de su maestra, lo primero que hacía cada mañana era untarse las manos con la crema mágica, para asegurarse de que nunca más las volvería a utilizar para pegar a nadie.



REFLEXIÓN

- ¿Crees que se “ensucian” tus manos cada vez que pegas a alguien?

- ¿Qué sientes cuando pegas a alguien o cuando te pegan a ti?

- ¿Se puede pegar sólo físicamente?



- ¿Qué haces tú para ayudar para que tus compañeros no peguen?





Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad