Cristo sigue llamando


La educación sociopolítica en las instituciones salesianas de la República Checa



Descargar 0.6 Mb.
Página9/9
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño0.6 Mb.
Vistas155
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7   8   9

9. La educación sociopolítica en las instituciones salesianas de la República Checa

Pavel Ciap, sdb, Praha/Jabok
El enfoque y actuaciones de nuestros hermanos de los países que estuvieron detrás del Telón de Acero, no son homologables a las del resto de los países europeos y de otros continentes. La nueva situación los tiene aún descolocados y tratan de incorporar la nueva cultura social, política, religiosa y salesiana, algo que les sigue costando mucho. De momento tienen Oratorios, Parroquias y solamente un colegio y una editorial y están preparando un libro sobre problemas sociales y políticos y su incidencia en Chequia. La Comunicación de Pavel Ciap se redujo a una relación inorgánica de realidades que se centran en los Oratorios, relación en la que fue incrustando temas diversos de la realidad de este país. Lo que aquí se expone va en el mismo orden espontáneo con que lo expuso Ciap, al que no le fue posible presentar una Comunicación meditada y orgánica.
La emigración de ucranianos es intensa y son víctimas de la explotación y prostitución; hay muchos campos con prófugos. La actividad juvenil es importante, y con frecuencia es reprimida por la policía. Él mismo reconoce que nunca había oído hablar del tema de este Coloquio; sobre esto hablan algunos salesianos que perciben estos problemas sociales concretos, pero en estos 16 años de vida inspectorial y comunitaria se ha hecho bien poco. Tal vez esta realidad de ineficacia explique el hecho de que unos 50 hermanos con votos temporales o perpetuos, hayan dejado la Congregación porque no ven soluciones a la actual situación; quieren dar soluciones y no pueden y de ahí nace la desmotivación.
Se percibe un natural individualismo (en los años pasados cada salesiano vivía a su aire, como podía); no se comparten los problemas; de momento tienen que preocuparse en recuperar las casas, arreglarlas y sobrevivir. Ellos mismos reconocen que las fuentes salesianas, la vida de Don Bosco, les son desconocidas y ello les lleva a no saber aplicar los principios de Don Bosco y salesianos a la nueva realidad. Esto les lleva a mostrarse algo indiferentes ante los estudios, la formación, pues creen que les es suficiente la práctica. Se da, pues, un ambiente de superficialidad en la formación. En el Capítulo Inspectorial se trató de la vida de comunidad y de la formación, poniendo el acento en que muchas de sus carencias se debían a haber vivido muchos años aislados
En la única escuela que tienen, fundada en 1993, han pretendido que sea una escuela profética, tratando de unir fe y obra social. Dan clases prácticas en obras sociales y se enseñan principios sociopolíticos y sociología. El acento, con todo, se pone en la práctica, en las obras sociales del Estado: los prófugos, los encarcelados, los disminuidos y tratan de reaccionar ante todos los problemas sociales. A pesar de ello, reconoce que el Oratorio decae porque la fe es débil y sólo se atiende a los hechos y las situaciones y, si no se consiguen soluciones, surge el desánimo porque no hay una fe que los sostenga.
Han empezado con el Voluntariado en Méjico, India y África. Al retornar se reflexiona y comentan lo allí vivido y experimentado. Proyectan tener dos o tres encuentros al año para tratar los diversos problemas a los que son sensibles. Suelen analizar los tristes hechos de su historia reciente. Analizan temas de trabajo social, política social y doctrina social de la Iglesia, como también lo hacen sobre la misma Iglesia entre 1918 y 1998 (caída del muro).
Tratan de programar estudios sobre los problemas sociales, ecología, globalización, política social, historia de las ideas sociales, reformas sociales en Chequia, etapas evolutivas del Estado social, aspectos internacionales de la política social, organizaciones sociales de la Unión Europea y su futuro. También tratan de ahondar en temas como el fascismo, el comunismo, el terrorismo y diversas patologías sociales
Como ha sucedido en los últimos Coloquios, las intervenciones de nuestros hermanos del Este, que fueron sometidos a las inhumanas condiciones del marxismo, suscitan en los asistentes comprensión y un deseo de que pronto puedan sintonizar con el carisma de Don Bosco y dar de sí tanto como la sangre que derramaron y las muertes que padecieron.
********
Tanto las Ponencias como las Comunicaciones, fueron objeto de reflexión y debate en grupos y en el aula, con lo que los contenidos se enriquecieron y, en algunos casos, se aclararon. Lo que sí se constató fue la calidad de los trabajos y las intervenciones. La clarificación de lo que hoy significa ser ‘honrados ciudadanos’ y de cómo debe ser tal ciudadano y cómo hay que educarlo en ese sentido, responde a lo que sustancialmente quería Don Bosco, aunque dentro de las coordenadas de nuestro tiempo. En este sentido se cumplió el objetivo del Coloquio.
Al igual que en alguna otra ocasión, se reflexionó sobre el futuro de los Coloquios; aparecen siempre motivos económicos, de dirección y gestión; de temática y de personas que quieran contribuir con sus aportaciones al enriquecimiento y finalidad de los Coloquios. Los asistentes se manifestaron en uno u otro sentido, no faltando sugerencias para que se consolide su futuro dentro de la finalidad para que fueron creados.
Hubo tiempo para, después de una cena, visitar el viejo Lyón, rebosante de arquitectura renacentista y de bellos espacios y edificaciones. Una tarde pudimos conocer Ars y los lugares y actividades del San Juan María Vianney en donde vivió su sacerdocio como un gran pastor de almas. En esa tarde los asistentes visitaron la pequeña villa de Pèrouges, construida por habitantes de Perugia, y que es un ejemplo de recuperación arquitectónica y lugar de visitas. Al final de ese día hubo una cena en el Colegio Salesiano (los Mínimos) al pie de la colina de la Fourvière; pudimos conocer, de manos del Director, toda la obra en la que los signos religiosos y salesianos eran muy patentes. Una alegre sobremesa cerró esta tarde de asueto.
Los actos litúrgicos y religiosos se desenvolvieron con gran dignidad; la música y dirección de los salmos corrieron a cargo de del P. Placide Carava, director del Colegio; su buen hacer quedó como modelo de oración comunitaria.
Terminado el Coloquio hubo visitas libres. Los españoles, dos sdb y una fma, acompañados por el P. Morand Wirth, que retornaba a Roma, visitamos los ‘santos lugares’ de nuestro Santo Patrono, San Francisco de Sales. Fue una experiencia profunda y espiritual, rezar ante su tumba en Annecy, recorrer los lugares de su nacimiento, bautismo, ordenación sacerdotal y episcopal y, en especial, los lugares donde ejercitó su duro apostolado para la conversión de los protestantes. Decubrimos las raíces profundas en donde se inspiró Don Bosco, leyendo textos que nuestro Fundador incorpora casi literalmente en sus escritos. Disfrutamos del privilegio de ser guiados por el P. Wirth, un experto en San Francisco de Sales, de quien ha escrito, por indicación de D. Viganò, una extensa obra sobre “El humanismo de San Francisco de Sales” de más de quinientas páginas y que está a punto de ser publicada.
Félix Domínguez Rodríguez


ÍNDICE DEL CURSO 2004-2005
Presentación

  • “La vida como eterno verano” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 1).

  • “Adelante” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 1).

  • “Los suyos no le recibieron” (Noviembre de 2004, nº 39, pág. 1).

  • “Hablemos de Don Bosco” (Diciembre de 2004, nº 40, pág. 1).

  • “El rato de Europa. Europa y la Cuaresma” (Enero de 2005, nº 41, pág. 1).

  • “¡Vive!” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 1).

  • “El tiempo de los testigos” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 1).

  • “¡Viva el Papa!” (Abril de 2005, nº 44, pág. 1).

  • “Verano, tiempo de colaboración” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 1).



Retiro

  • Jesús Arambarri, “Orar con los salmos” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 3-13).

  • Marcos Mellado, “La unión con Dios en el salesiano” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 3-8).

  • Francisco Santos, “La santidad en la vida cotidiana” (Noviembre de 2004, nº 39, pág. 3-29).

  • Manuel Rueda, “Dos miradas de Don Bosco: Jesucristo y los jóvenes” (Diciembre de 2004, nº 40, pág. 3-8).

  • Roberto Cortés, “Escuchar nuestra historia… para escuchar a Dios’” (Enero de 2005, nº 41, pág. 3-14).

  • Adolfo de Lucas Maqueda, “Vivir en clave litúrgica” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 3-14).

  • José Antonio San Martín, “Los bloqueos afectivos en las comunidades” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 3-18).

  • “Con María al Padre” (Abril de 2005, nº 44, pág. 3-6).

  • Luis Onrubia, “Ante la fragilidad vocacional” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 3-11).



Formación

  • Pere Borrás, “Dificultades para orar” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 14-29).

  • Olegario González de Cardedal, “El Cristo de los filósofos” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 9-17).

  • Alfredo María Pérez Oliver, “la profecía de la resistencia” (Noviembre de 2004, nº 39, pág. 30-38).

  • Jesús Sanjosé, “Calidad y centros educativos” (Diciembre de 2004, nº 40, pág. 9-18).

  • Izaskun Sáez de la Fuente, “¿Es posible vivir juntos los distintos sin diluir su identidad?” (Enero de 2005, nº 41, pág. 15-24).

  • Lluis Duch, “La secularización: una perspectiva histórica” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 15-22).

  • Mariano Martínez, “Discernimiento y Obediencia en la vida religiosa” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 19-25).

  • José Sols Lucía, “Retos de la secularización a la reflexión teológica” (Abril de 2005, nº 44, pág. 7-19).

  • Ramón Prats, “Retos de la secularización a la praxis eclesial” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 12-22).



Comunicación

  • Silvio Sassi, “Una ‘santa cruzada’ contra el cine malo” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 30-33).

  • Ana Clara Valle y Darío Rivarossa, “Padre nuestro que estás en el chat” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 18-22).

  • Demetrio González, “La solidaridad se educa con los Medios” (Noviembre de 2004, nº 39, pág. 39-45).

  • “Sociedad de la información versus sociedad del conocimiento” (Diciembre de 2004, nº 40, pág. 19-22).

  • Silvio Sassi, “El periodista católico” (Enero de 2005, nº 41, pág. 14-29).

  • Ana Clara Valle y Darío Rivarossa, “Los jóvenes y la fe: Padre nuestro que estás en el chat” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 23-26).

  • Teresa Pou, “Los jóvenes en una sociedad de la información y la imagen: Perspectivas educativo-pastorales” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 27-32).

  • Eduardo T. Gil de Muro, “Comunicación social y familia: volvemos a la carga” (Abril de 2005, nº 44, pág. 20-25).

  • Silvio Sassi, “La publicidad” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 23-27).



El anaquel

  • Pascual Chávez, “Una pastoral para los jóvenes de hoy” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 34-46).

  • José Joaquín Gómez Palacios, “El fin de semana de los jóvenes: entre la necesidad, el deseo y el sentido de la vida” (Septiembre de 2004, nº 37, pág. 47-64).

  • Peter Malone, “La Pasión de Cristo, una notable realización cinematográfica” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 23-30).

  • “Setmana del Cinema Espiritual” (Octubre de 2004, nº 38, pág. 30-38).

  • Lluis Oviedo Torró, “La religiosidad de los jóvenes” (Noviembre de 2004, nº 39, pág. 46-56).

  • “Reseña: El código da Vinci” (Diciembre de 2004, nº 40, pág. 23).

  • “Comunicación no consciente, la otra comunicación” (Enero de 2005, nº 41, pág. 20-27).

  • Dan Brown, “Ángeles y demonios” (Enero de 2005, nº 41, pág. 29).

  • Amy Welborn, “Descodificando a Da Vinci. Los hechos reales ocultos en El Código Da Vinci” (Enero de 2005, nº 41, pág. 30).

  • César Vidal, “Checas de Madrid. Las cárceles republicanas al descubierto” (Enero de 2005, nº 41, pág. 31).

  • Josep Mascaró i Manasanch, “Los jóvenes en una sociedad intercultural. Realidades y retos educativo-pastorales” (Enero de 2005, nº 41, pág. 32-35).

  • Eloy Bueno, “Europa y cristianismo: herencia y proyección” (Enero de 2005, nº 41, pág. 36-66).

  • José A. García-Monge, “Escoger mi vida” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 27-32).

  • Juan Manuel de Prada, “Las ideas de la Iglesia” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 33-34).

  • Thomas S. Kuhn, “La estructura de las revoluciones científicas” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 34-35).

  • Manuel Fernández Álvarez, “Isabel la Católica” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 35-36).

  • “En torno a la comunicación” (Febrero de 2005, nº 42, pág. 36-40).

  • Xabier Blanco, “Monseñor Romero: cando un bispo faise pobo” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 33-40).

  • Luis Lozano, “Parábolas de Dios Padre” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 41-47).

  • José B. Terceiro y Gustavo Macías, “Digitalismo” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 48-49).

  • “El nuevo horizonte sociocultural” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 50).

  • Benito Pérez Galdós, “Trafalgar” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 50).

  • José María Eça de Queiroz, “Los Maia” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 50-51).

  • Féliz Domínguez, “Novelas con vistas” (Marzo de 2005, nº 43, pág. 52-54).

  • Juan Pablo II, “Carta apostólica a los responsables de las Comunicaciones Sociales” (Abril de 2005, nº 44, pág. 26-35).

  • Card. Óscar A. Rodríguez Maradiaga, “Entre la globalización y la pobreza: en la agenda para el desarrollo y la equidad” (Abril de 2005, nº 44, pág. 36-45).

  • Luis Lozano, “Parábolas primera” (Abril de 2005, nº 44, pág. 46-51).

  • Julia Navarro, “La Hermandad de la Sábana Santa” (Abril de 2005, nº 44, pág. 52).

  • Alessandro Baricco, “Océano Mar” (Abril de 2005, nº 44, pág. 53-54).

  • Dolores Aleixandre, “Buscadores de pozo y caminos” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 28-48).

  • Luis Lozano, “Parábolas segunda” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 49-53).

  • Elfrieda Jelinek, “La pianista” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 54).

  • Francisco Ayala, “El jardín de las delicias” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 54-55).

  • Olegario González de Cardedal, “Educación y educadores” (Mayo de 2005, nº 45, pág. 55-56).


1 La bibliografía es abundantísima. Selecciono algunos textos más significativos y asequibles. ARNÁIZ J.Mª., Por un presente que tenga futuro. Vida consagrada hoy: más vida y más consagrada, Madrid: Publicaciones Claretianas 2003. CASTILLO J.Mª., El futuro de la vida religiosa de los orígenes a la crisis actual ,Madrid: Trotta 2003. CEREDA F., La Fragilidad vocacional. Orientaciones para la reflexión y propuesta de intervención ACG 385, 33-51. FERNÁNDEZ B., La vida consagrada ante la crisis de reducción, Fontera Hegian 47, Vitoria: Frontera 2004. GARCÍA VALLES C., ¿Muchos o pocos?. La crisis de los números en la Biblia y en la Iglesia, Sal Terrae 2004. GONZÁLEZ-CARVAJAL L. “Elementos insalubres para la vida religiosa en la cultura actual” Confer 159 (2003) 634. OVIEDO L., “Estrategias de supervivencia en una orden religiosa”, en Verdad y Vida 238(2003) 587-610; ID., “Crisis en la vida consagrada. El problema de los abandonos”, Razón y Fe (Marzo 2004) 209-223). SESBOÜÉ B., ¡No tengáis miedo!. Los ministerios en la Iglesia hoy, Santander: Sal Terrae 1998. URÍBARRI G., Portar las marcas de Jesús. Teología y espiritualidad de la vida consagrada Desclee de Brouwer-Universidad Pontificia de Comillas, 2001. HAUSMAN N., Inútil y preciosa. Ensayo sobre el futuro de la vida consagrada en Occidente, Madrid: Publicaciones Claretianas 2005..

2 Vita Consecrata 3, 4 y 63: “En algunas regiones del mundo, los cambios sociales y la disminución del número de vocaciones está haciendo mella en la vida consagrada. Las obras apostólicas de muchos Institutos y su misma presencia en ciertas iglesias locales están en peligro. Como ya ha ocurrido otras veces en la historia, hay Institutos que corren el riesgo de desaparecer” (VC 63). Caminar desde Cristo 12-13: “Con la disminución de los miembros en muchos institutos y su envejecimiento, evidente en algunas partes del mundo, surge la pregunta de si la vida consagrada es todavía un testimonio visible, capaz de atraer a los jóvenes” (12).

3 FERNÁNDEZ B., La vida consagrada ante la crisis de reducción, Frontera Hegian 47, Vitoria: Frontera 2004, 16.

4 Cfr. GRUBER M. “Exilio y diáspora. Paradigmas bíblicos de crisis y nuevo comienzo”, en SCHAUPP K.-KUNZ C.E., ¿Renovación o refundación? Vitalidad y cambio en las congregaciones religiosas. Madrid: Publicaciones Claretianas 2003, 85-104.

5 CHITTISTER J., El fuego en estas cenizas Santander: Sal Terrae.

6 Se trata del título de una conferencia dada por T. Radcliffe, siendo superior general de los dominicos, incluida en la publicación: RADCLIFFE T. El manantial de la esperanza, Salamanca: San Esteban 1999.

7 URIBARRI G., Portar las marcas de Jesús..., 44.

8 Cfr. CHAVEZ P., “Tú eres mi Dios, fuera de ti no tengo ningún bien”, en ACG 382 (2003) 25-31.

9 Cfr. URÍBARRI G., Portar las marcas de Jesús 80-92.

10 Cfr. MARTÍNEZ F., Vida religiosa y calidad de vida. ¿Bienestar o vida evangélica?, Frontera Hegian 48, Vitoria: Frontera 2004; ID., Vida religiosa y Calidad de vida. ¿Bienestar o vida evangélica?, Frontera Hegian 48, Vitoria: Frontera 2005.

11 Cfr. URIBARRI G., Portar las marcas de Jesús.,138.

12 URIBARRI G., o.c., 106.

13 X. QUINZÁ LLEÓ, Modular deseos, vertebrar sujetos. Pensar la formación para la vida consagrada, San Pablo, Madrid 2005, 197-216.

14 P. GIORDANO CABRA, Para una vida fraterna, ST, Santander 1999.





Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos