Contacto boletin mensual de fenomenos extrañOS


participen otros países. Los australianos sabemos que van a participar, y a partir de estas jornadas



Descargar 2.26 Mb.
Página27/34
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño2.26 Mb.
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   34
participen otros países. Los australianos sabemos que van a participar, y a partir de estas jornadas
que se hicieron ahora aquí y de la venida de Crow que es el supervisor de la red de la NASA de
telecomunicaciones dirigidas al espacio profundo, y que dedica una parte de su tiempo a estos
problemas, hay una posibilidad muy concreta de la participación de nuestro país.

Nuestro país

_ ¿Y qué es lo que podría hacer la Argentina en esto?
_ Bueno, creo que los científicos argentinos deben evaluar que es lo que pueden hacer y obtener de
este proyecto y si les conviene. La NASA, probablemente, proponga un proyecto conjunto con la
Argentina, en el que la contribución de la NASA, consistiría esencialmente en la provisión de nueva
tecnología y el entrenamiento en esta nueva tecnología, especialmente estos nuevos desarrollos a
nivel de microelectrónica y procesamiento automático de señales. Y la responsabilidad argentina
consistiría en la operación del experimento y la utilización de una de las antenas de treinta metros
del parque Pereyra Iraola. A mí me parece que para nosotros tiene interés; desde el punto de vista
de la tecnología, en especial para ingenieros, o departamentos de electrónica de la Universidad de La
Plata o Buenos Aires, interesados en la adquisición de esos nuevos desarrollos. Es importante que
haya ingenieros, físicos y astrónomos que sean capaces de manejar estos nuevos aparatos e incluso
de hacer desarrollos por su cuenta.
Más, naturalmente, todas las cosas colaterales que pueden surgir de un relevamiento del espacio, en
donde participarían esencialmente astrónomos y que provocaría un contexto para la discusión
interdisciplinaria con la participación de otra gente. Hay que tener en cuenta que estas son
investigaciones a largo plazo. Uno puede estar muchos años observando y observando sin escuchar
ninguna señal. No hay ninguna garantía.
_ ¿Se escucha solamente o se envían mensajes también?
_ En una ocasión se envió un mensaje desde Arecibo, que es el radiotelescopio más grande y
sensitivo del mundo, y está en Puerto Rico. Fue construido allí aprovechando la geografía de la isla,
allí hay ollas naturales que abaratan mucho la construcción de la antena. Bueno, desde allí en una
ocasión se envió un mensaje. Pero eso fue una vez, y tuvo un valor principalmente simbólico. Por
ahora nos limitamos a escuchar. Si llegáramos a obtener una señal, una prueba de la existencia de
seres inteligentes en otras partes del universo, ya el contacto sería formidable. Sólo después
trataríamos de descifrar, intentar ver qué significan esas señales, y allí tendrán seguramente que
colaborar investigadores de otras disciplinas, tratando de imaginar cómo y que puede estar
codificado en esas señales, lo cual son palabras mayores. Por ahora, si encontráramos algo, sería
bastante.
_ ¿Hasta dónde se ha logrado observar con nuestros telescopios y radiotelescopios?
_ Hasta diez mil millones de años luz. Hemos observado quasars a esa distancia.
_ ¿Qué son los quasars?
_ Son galaxias en formación. Hay que tener en cuenta que lo que nosotros vemos es una fotografía de
lo que ocurrió hace diez mil millones de años. A medida que profundizamos en el espacio, estamos
retrocediendo en el tiempo, porque la señal que recibimos de un quasar tuvo que viajar diez mil
millones de años para llegar a nosotros. Cuando esa señal partió, el universo era mucho más joven
que ahora, y ésta es la manera que tenemos de saber y elaborar teorías sobre esas etapas tempranas
del universo. Los quasars, por lo que sabemos hasta ahora, fueron los primeros objetos estelares
individuales que aparecieron en el cosmos. Tenemos también evidencias de que hace miles de
millones de años los quasars eran mucho más abundantes que ahora.
_ ¿Cuándo se habla de buscar señales de vida extraterrestre se piensa en nuestra galaxia o en el
universo en general?
_ Bueno, uno nunca puede dejar de pensar, en el universo en general, pero la búsqueda está dirigida
a nuestra galaxia. Ya con eso tenemos distancias enormemente grandes... Imagínese entre galaxias.
Piense que nuestra galaxia sola tiene miles de millones de estrellas, y que es una galaxia más entre
cientos de miles de millones de galaxias. Vista desde una perspectiva cósmica, toda nuestra galaxia
es un grano de polvo. Y eso hace a otro aspecto de todo este asunto de búsqueda de inteligencia
extraterrestre, que yo creo que es crucial. Aparte los desarrollos tecnológicos que implica y las cosas
que se pueden encontrar lateralmente, es un desafío intelectual de grandes proporciones. Aunque
durante veinte o cien años no se encuentre nada, el solo hecho de enfrentarse a un problema así
promueve la comunicación interdisciplinaria y ayuda a la cooperación entre diferentes países, y a la
reflexión sobre temas como la posibilidad real que tiene una civilización técnica de evitar su
autodestrucción. Nos da una dimensión real de lo que somos. Una especie inteligente que accedió
recientemente a la tecnología de las radioondas, y que tiene en sus manos peligrosos juguetes,
capaces de autodestruirla. Y que por otro lado es sólo una especie más, que habita un suburbio
planetario de una galaxia cualquiera, sin mayor importancia que miles de millones de otras galaxias
esparcidas en el cosmos. Volviendo al principio, y al principio de uniformidad, es de suponer que
hay muchas otras especies como nosotros. Y es de esperar que, si sobrevivimos a nuestra tecnología,
alguna vez las escucharemos.

Hasta aquí, lo declarado por el Doctor Igor Mirabel.
Mi contestación es la siguiente:
He leído dicho artículo, "Buscar la razón en el Espacio", título de la entrevista durante la cual el Dr.
Igor Mirabel, radioastrónomo argentino que trabaja en Arecibo (Pto. Rico), expuso sus puntos de
vista sobre la Inteligencia Extraterrestre (IET) y sus posibles contactos con nuestra Humanidad.
Pesando cuidadosamente mis palabras, pues sólo soy un investigador de Temas Especiales
(incluyendo la temática ovni, con todos sus alcances), me parece que primero se tiene que
puntualizar el verdadero significado de algunas expresiones.
Por ejemplo, el término extraterrestre abarca a todo aquel objeto, persona o cosa que no pertenecen
a nuestro mundo, que no es identificado como una de las diversas formas de vida conocidas que
pueblan nuestro planeta Tierra. Es decir, lo extraterrestre no es de nuestra civilización terrestre. A
partir de ahí, casi todas las hipótesis son posibles.
La más verosímil y en estos momentos más ampliamente aceptada es la que se trata de objetos, de
seres que provienen de otros mundos, de sistemas planetarios similares al nuestro, con formas de
vida inteligente y que desde hace mucho tiempo visitan periódicamente el planeta Tierra.
A lo que se podría agregar lo leído en "UFO, the Greatest Mystery" by Hilary Evans, sobre la
procedencia de lo extraterrestre... "submarina, subterránea, del espacio o de un mundo de
alternativas..." (Por supuesto, en una exposición de nivel científico como la del Dr. Mirabel, no
podríamos insertar "algo" tan poco aprehensible como un mundo paralelo...).
Siguiente aclaración; se hace mención de "los tan mentados Platos Voladores", según el folklore
corriente... Bien, según el Diccionario Consultor de Sopena, Folklore, es el conjunto de las
tradiciones, creencias y leyendas de las clases populares... De sobra sabemos que cuando se habla de
"clases populares" está implícito el concepto de empirismo, pero de acuerdo al estudio y análisis de
evidencias del fenómeno Ovni, éste no tiene nada de empírico.
El Dr. Mirabel manifiesta que "si los científicos están convencidos, eso una cosa y tener evidencia
experimental es otra". De acuerdo, pero ¿en base a qué están convencidos los científicos? Un
científico serio no va a exponer su nombre y su prestigio sin tener evidencias experimentales.
Permítame recordarle algunas de estas evidencias; me refiero a los análisis de los restos del objeto
volador no identificado que explotó en el aire (ante una multitud) en Ubatuba (Brasil, el 15.09.57); el
análisis espectroscópico del magnesio en estado de pureza total con una densidad de 1,86 (la
conocida es de 1,741). Los análisis por difracción de Rx, realizados en el Laboratorio de Cristalografía
Mineral (Brasil) también dan magnesio en estado de pureza total. Además una cantidad inusual de
estroncio; 500/000.000, mientras que la proporción conocida es del 4/00.0. O sea que nos
encontramos con una combinación artificial sólo lograda gracias a una alta tecnología, desconocida
en la Tierra. Esta investigación fue dirigida por el Doctor Olavo Fontes (Brasil).
Es indudable la realidad incontrovertible del fenómeno Ovni, sus derivaciones, contactos y
fundamentalmente observamos que dichos aparatos, tripulados o no, son el exponente de un alto
tecnicismo y de un desafío constante a las leyes físicas conocidas por nuestros científicos y que sólo
pueden producir asombro al comprobar que provienen de mentes inteligentes... ¿del Espacio?...
posiblemente.
Además, ¿qué significan las inscripciones dejadas por un humanoide en la selva peruana? (Mayo de
1983); no hay equivalentes en nuestro mundo, ni en lenguas antiguas o modernas.
¿Qué explicación lógica ofrecen las antiquísimas pinturas rupestres de seres antropomórficos con
escafandras, vehículos aéreos?, ¿cómo podrían haberlos dibujado sin haberlos visto antes?
El Astronauta de Palenque, la Dama Blanca de Banderlag, la pulida Calavera de Cristal, a todas luces
imposible de haber sido manufacturada en pleno período histórico (hallada en Lubaantun –
Honduras, el mes de enero de 1924).
Todos estos datos consignados por autores tales como Landsburg, Von Däniken, Antonio Ribera, A.
Thomas, P. Vanderberg, etc.
Y de hecho, esta continua y periódica presencia Ovni, ¿no podría ser precisamente una consecuencia
de los intentos de comunicación por parte de estas inteligencias?...
Fuera de toda discusión sobre títulos y conocimientos del Dr. Mirabel (repito, soy sólo un
investigador de Temas Especiales) observo en él, una actitud ya predispuesta al no... no al
conocimiento de que una estrella fija tiene planetas (dicho sea de paso, los mayas, lo sabían), no a
ningún tipo de especulaciones... Y si no hay especulación o discusión, ¿cómo llegar a la verdad?
Con todo respeto, Doctor Mirabel, ¿cuáles serían las evidencias experimentales?... ¿Una emisión en
la banda más angosta de un centésimo de Hertz? Por supuesto, claro que lo sería... pero ¿y las
demás? No lo digo yo, lo dicen científicos de la talla de Herman Oberth, Aime Michel, Allen Hynek.
El Doctor Mirabel enfatiza que dichas señales deben detentar, de acuerdo al principio de
uniformidad, "lo que nos interesa a nosotros, les interesa a ellos" (¿cómo lo sabe?). Además deben
ofrecer "regularidad y repetibilidad"... sí, de acuerdo a nuestra humana y ortodoxa lógica... ¿pero
cuál es la lógica de ellos? Existen declaraciones de testigos calificados, analizadas y diseccionadas
científicamente por juntas médicas de reconocida solvencia (en nuestro país y en el extranjero).
Es evidente que estas inteligencias (reitero, vengan de donde vengan) no eligen arbitrariamente a
sus testigos, ni por razas, credos, ni estatus social... simplemente a seres que serán capaces de
transmitir lo que vieron y vivieron en sus contactos. A mi modesto entender es altamente
improbable que algún día haya una comunicación masiva; ¿qué ocurriría con las tres cuartas partes
de la Humanidad, presa de una psicosis colectiva?
Pues aunque esta comunicación se detecte por medios tecnológicamente sofisticados, poco tardaría
en filtrarse al resto del mundo, que indudablemente no está preparado para ello. Por eso, no
desdeñemos estas experiencias más o menos aisladas (aunque 5.000.000 de casos no son
precisamente aislados...) que nos van señalando indicios y revelaciones.
Siguiendo con sus declaraciones, sumamente interesantes en cuanto a técnicas astronómicas y
radioastronómicas (¡qué lejanas parecen ahora las proposiciones de Fermi, los ensayos de Marconi y
el lenguaje de Freudhental!), nuestra participación a nivel país en las investigaciones del cosmos...
observo que usted se ha referido a la señal simbólica (¿) que se envió desde Arecibo, lugar donde
usted trabaja actualmente; supongo que se refiere al mensaje del 16.11.94, enviado por el astrónomo
Francis Drake a "a un lejano cúmulo de estrellas en el borde de la Vía Láctea".
Esta señal puede ser convertida en una imagen de televisión que explicaría a los observadores que el
planeta llamado Tierra está dominado por una especie cuya estructura genética que tiene su base en
una molécula química conocida como ácido desoxirribonucleico (ADN) (Del libro "En Busca de E.T"
de Landsburg).
Pero antes, en Green Banks (Virginia, Estados Unidos) en el transcurso del Proyecto OZMA a cargo
también de Francis Drake, después de enviar señales a Tau-Ceti y Epsilon-Eridano (11 años luz de
nuestro planeta), se inicia la escucha el 3 de abril de 1960. En muy breve tiempo se escucharon
señales muy potentes: se buscaron irregularidades (parecían venir de la sala de control) y no se
encontró ninguna. Pero el Proyecto OZMA fue bruscamente interrumpido y como explicación se dijo
que las señales eran interferencias de radar de experimentos militares; y el gigantesco telescopio,
retirado para sus proyectos.
Nunca se explicó nada.
Según el Mayor Keyhoe: "De ser cierta tan arbitraria explicación el Proyecto OZMA podría haber
proseguido".
En la misma forma que nunca se supo qué eran esas extrañas (e inteligentes señales) o ecos
radiofónicos en 1927, 1928 y 1931...
¿Y qué de la súbita radiación cósmica de CTA-102 en 1964 que según los científicos soviéticos, eran
señales de una inteligencia extraterrestre?
Las noticias que se recibían desde Moscú (Agencia Periodística Tass) se referían a extraordinarias
señales radiales, que se recibían regularmente del espacio estelar y manifestaban: "Las señales
recibidas de un objeto espacial probablemente proceden de seres inteligentes, miembros de una
civilización muy desarrollada, en opinión de los astrónomos de Moscú".
El Doctor Nicolai Kardashev, científico del Instituto Astronómico Sternberg afirmaba: "Se ha
descubierto una nueva supercivilización".
En resumen, nada: "no existen evidencias experimentales", según el Dr. Mirabel, quien finaliza con
cierto humor negro "si sobrevivimos a nuestra tecnología, alguna vez los escucharemos"...
Los tripulantes de esos ingenios son los "Uranidas". Doctor Herman Oberth, padre de la
astronáutica.
Esos ingenios (platos voladores) son "Viajeros del Tiempo". Albert Einstein
"Sería arrogante pensar que solamente existe nuestro planeta habitado". Carl Sagan.
Y a modo de colofón, Doctor Mirabel, una última consideración: usted trabaja en Arecibo y decir
Arecibo es identificar a la NASA... y ¿alguna vez la NASA aceptó públicamente algo de lo que acabo de
exponer?
(Fin del artículo)
EL FUEGO DEL DRAGON
BOLETIN MENSUAL DE OVNILOGIA
Nº 11 – Julio de 1999

Editado por Carlos Alberto Iurchuk
La Plata – Argentina
iurchuk@netverk.com.ar


--------------------------------------------------------------------------------

Se permite la reproducción parcial o total, por cualquier medio, de los artículos presentados en este
boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y al editor del boletín.


--------------------------------------------------------------------------------

El Fenómeno OVNI en la TV

Daniel M. Quiroga
Salta – Argentina

Introducción

A partir de la emisión de la primera temporada de los "Expedientes Secretos X" en 1993, el
tratamiento del fenómeno OVNI como de los hechos paranormales, fue captando curiosidad por
aquellos que antes se mostraban reticentes a creer o analizar todo lo que resultaba ser un enigma
carente de una respuesta racional. Gracias a esta serie, en la actualidad las personas se muestran
interesadas en la realidad de los misterios y en la búsqueda de una solución a los mismos, el por qué
de los mismos, y por qué no además, a que causa se debe su aparición en el medio que rodea al ser
humano.
Con el fervor de los "Expedientes Secretos X", las otras compañías y productoras televisivas, se
integraron a la boga impuesta por la cadena FOX y colocaron sus respectivas series en el mercado
estadounidense. De todas las que se realizaron anteriormente, citando como ejemplo "Los
Invasores", "Proyecto OVNI" y "OVNI" (Gran Bretaña), no hubo hasta ahora una gran aceptación e
interés por todo aquello que se vincule fundamentalmente con la temática OVNI.

The X Files

Creada por Chris Carter tiene como idea central el fenómeno OVNI y una conspiración
gubernamental para ocultar toda evidencia acerca de la existencia de formas de vida extraterrestre.
Está estelarizada por David Duchovny (Fox Mulder) y Gillian Anderson (Dana Scully), quienes
encarnan a dos agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) asignados a una sección muy
particular de dicho organismo, encargada de registrar y averiguar casos que involucran patrones
relacionados con los OVNIs, fantasmas, conspiraciones, satanismo, extraños experimentos, etc.
Sus guionistas se inspiraron en hechos reales pero en el desarrollo de los capítulos abordaron más
la ficción con la posibilidad de crear sus propios misterios y casos. El eslogan de la serie es "La
verdad está afuera", la cual hace una alusiones al fenómeno OVNI y también a la iniciativa de salir a
buscar e indagar todo lo desconocido y cifrado.
En lo que más se aproximó a lo real Expediente X son: el incidente Roswell, el caso Tunguska, las
abducciones, los Hombres de Negro, el Chupacabras, etc.
http://www.thex-files.com

The Visitor

John Corbett, favorecido con el premio EMY, es Adam McArthur, El Visitante. Un abducido en 1945
en el verídico Vuelo 19, hasta hoy desaparecido sobre el Triángulo de las Bermudas, escapa en un
OVNI del planeta al que fue conducido con el propósito de hallar a su familia.
Al ser derribada su nave por cazas estadounidenses se estrella y sobrevive para posteriormente huir
del acoso del FBI y las Fuerzas Armadas Estadounidenses, quienes desean aniquilarlo al creer que se
trata de un alienígena.
El Vuelo 19, compuesto por cinco aviones bombarderos TBM Avenger y tripulado por 14 hombres,
nunca más regresó a su base de Fort Lauderdale, Florida, al desaparecer el 5 de diciembre de 1945
después de concluida la Segunda Guerra Mundial.
http://www.thevisitor.com

Psi Factor

La O.S.I.R. (Organización de Búsqueda e Investigaciones Científicas) concentra a un grupo de
investigadores expertos en OVNIs, parapsicología, desapariciones misteriosas, criaturas extrañas y
brujería, por nombrar algunas anomalías paranormales, que se dedican a estudiar e investigar en
forma independiente del gobierno de los EE.UU., y tienen para ello el abastecimiento de un
completo banco de datos y archivos acerca de todas estas cuestiones.
Un narrador inserto en el equipo de la O.S.I.R. presenta cada uno de los casos que se expondrán con
la respectiva conclusión que le corresponde luego del informe de los pesquisadores.
http://www.psifactor.com

Darkskies

"Mi nombre es John Loengard, estoy grabando esto porque quizás no sobrevivamos. Están aquí
desde hace tiempo y son hostiles. La historia tal como la sabemos es una mentira".
Con esta frase comienza "Darkskies" ("Cielos oscuros") en la que el primer actor (Eric Close)
interpreta a un agente de la siniestra agrupación Majestic 12 decidido a denunciar a sus superiores
al develarlos como autores intelectuales del magnicidio de John F. Kennedy. En su demanda
también incluye el encubrimiento del caso Roswell y un contacto furtivo entre una raza de extra
terráqueos denominados Grises y las Fuerzas Armadas de su país. Esta serie de la cadena
estadounidense NBC es la competencia más férrea de "Expediente X".
Darkskies muestra que además de tener las FF.AA. estadounidenses un vínculo con alienígenas,
también tienen el propósito de finalizar la comunicación para expulsarlos del planeta
combatiéndolos. Esta serie pone énfasis en los hombres de negro y sus actividades para silenciar la
sabiduría ocultista.

Conclusión

Con el auge de "Expediente X" más la continuidad de su ideología por parte de sus competidoras, la
investigación científica del fenómeno OVNI tendrá cada vez más adherentes por desear conocer y
aprender que hay detrás de la ficción que las caracteriza. Cabe destacar que todas las mencionadas
anteriormente poseen una coherencia científica libre de todo misticismo y orientación destinada a
formar al televidente sobre estos temas tan discordantes.
Debemos agradecer a los guionistas de las mismas por despejarnos más el laberinto de la VERDAD y
hacer que uno se sienta integrante de ellas; y verdadero protagonista cuando emprendemos una
investigación seria y objetiva de lo que a ellos los inspira para crear.


--------------------------------------------------------------------------------

Tecnología Militar
Parámetros para un análisis

Roderick W. Bowen
Santiago – Chile
Unidad de Análisis Ovnilógico (U.A.O.)
esio@entelchile.net

Durante las últimas décadas la fenomenología OVNI ha asumido un rol cada vez mayor en el diario
vivir, alcanzando parámetros inimaginables en relación a diversas concepciones, teorías o meros
análisis, por cuanto, se ha traducido no sólo en una interrogante acerca de la vida en otro punto del
universo sino también en una interrogante en torno a las limitaciones tecnológicas de nuestra
civilización. Lo anterior redunda en una mayor preocupación por comprender los parámetros que
en la actualidad limitan nuestro desarrollo tecnológico para, de esta manera, fijar una frontera entre
aquello que es humano tecnológicamente hablando y aquello que no lo es; en definitiva reconocer
cuáles son los alcances de nuestra tecnología y qué elementos u observaciones forman parte de la
fenomenología OVNI.
Entendamos, por lo demás, que al referirnos al fenómeno OVNI lo hacemos en la comprensión de
que es una manifestación física de algo que si bien no es reconocido, sí manifiesta un
comportamiento inteligente ya sea sobre el cielo, la tierra o el mar de nuestro mundo.
Es, entonces, necesario reconocer en qué contexto del desarrollo humano podemos advertir los más
grandes avances y desarrollos tecnológicos que nos permitan delimitar la frontera sobre la cual se
constituirá el proceso analítico del fenómeno, para ello, recurriré al pasado, al origen del juego de la
vida.
Mi sujeto de estudio primario es el primitivo ser humano y sus conductas básicas. Desde el comienzo
de los tiempos el ser humano ha requerido determinados elementos de su entorno, para, de una
manera constante, posibilitar su existencia y evolución, tales como alimentos, abrigo y vivienda, en
este sentido es de mi especial interés el análisis de la búsqueda y recolección de los recursos
alimenticios .
En aquel instante en que el hombre, fruto de su raciocinio, se apoya en un objeto como lo es una
piedra para que usada como un arma le sirviese de apoyo en sus cacerías o su propia defensa ante
feroces animales. Este hombre primitivo comenzará a generar un proceso tecnológico que no se ha
detenido hasta nuestros días. La elaboración de este primer elemento como lo es la piedra,
tallándola y posteriormente adosándola a un madero transformando tal instrumento en un objeto,
que lanzado a la distancia le permitió alcanzar un mayor rango de acción, todo lo cual, con el
transcurso del tiempo y con los continuos enfrentamientos entre comunidades de humanos
agrupadas en torno a líderes, dio por resultado el nacimiento de la tecnología militar.
La construcción de sistemas de armas cada vez más efectivos y eficientes y la consecución de
descubrimientos cada vez más impresionantes en esta materia, con el pasar de los año se han
incorporado no solo a lo militar, sino que, también a diversas áreas del desarrollo humano como la
conquista espacial, la electrónica de instrumentos computacionales, aeronaves civiles e incluso las
prendas de vestir.
Lo que me ha llevado a comprender que en definitiva la tecnología de defensa y el conocimiento de la
misma es lo que nos permitirá comprender y fijar los parámetros necesarios para analizar el
fenómeno OVNI. en el entendido que es ésta y no otra la que agrupa el mayor cúmulo de tecnologías
aplicadas, las que conjugadas con el siempre reservado accionar de las fuerzas armadas o agencias
que con ellas se vinculan, delinea una difusa pero a la vez perceptible frontera entre lo humano y
aquello que resulta no serlo, y que se encasilla en el concepto de los no identificados, esto es
especialmente claro, en cuanto a las aeronaves de uso permanente, como también a las de no tan
frecuente uso por las diversa fuerzas aéreas militares.
Uno de tantos ejemplos de lo anterior y citado en publicaciones varias, es el caso del desarrollo
aeronáutico de los cuarenta, el cual, producto de uno de los enfrentamientos más cruentos del siglo
como lo fuera la Segunda Guerra Mundial, potenció e impulsó el desarrollo de múltiples aeronaves
experimentales que observadas desde la tierra por perceptores inadecuados o desconocedores de
los últimos avances aeronáuticos, definió el nacimiento de una verdadera cultura fenomenológica
totalmente errada, ya que si bien, desde mi punto de vista, el fenómeno OVNI es absolutamente real
como elemento físico y de origen desconocido, posible de ser atribuido a una o varias culturas
evidentemente superiores y distintas a la nuestra, no todo lo que se atribuye al mismo es producto
de éste.
Otro elemento que se ha conjugado en tal errada percepción, es el tema de lo reservado que
limitando la comunicación masiva de ciertos desarrollos o descubrimientos, lo cual, puede
evidentemente ser discutido toda vez que el manejo de consideraciones estratégicas impone ciertas
conductas comunicacionales lógicas y comunes o transversales al conjunto de las fuerzas, ello no
implica que, en la medida de lo posible, quien se involucre desde cualquier área con el estudio del
fenómeno OVNI pueda hacer uso de tal parámetro de reserva para en, definitiva, disculpar sus
errores analíticos en cuanto a un determinado hecho fenomenológico, ya que se entiende que toda
investigación involucra el análisis estructurado, serio y objetivo de posibilidades, para lo cual, la
comprensión básica de los desarrollos en materia de defensa y tecnología militar son exigibles,
necesarios y obligatorios en el entendido de que la relación entre lo militar y el fenómeno supera el
50% del mismo, lo que en un mínimo análisis justifica la comprensión de las limitantes tecnológicas
humanas a partir del desarrollo tecnológico militar máximo.
Otro ejemplo, importante a la hora de comprender esta tesis, es la consecución de tecnologías de
invisibilidad, las cuales en más de alguna ocasión provocan y provocarán aún más en el futuro
fuertes dolores de cabeza a los ovnílogos, en las múltiples pesquisas relativas a los avistamientos
constantes que en cantidad llegan a sus manos, involucrando horas de trabajo y esfuerzo para llegar
a la respuesta de las interrogantes. Las aeronaves fantasmas como son conocidas aquellas que
poseen esta tecnología ya han generado situaciones tales que por largos periodos de tiempo y unidas
a sensacionalismos comunicacionales, han detonado procesos que sólo con el pasar de los año
reciben respuestas mediatizadas, pero la mayor de las veces terminantes por los medios
gubernamentales correspondientes.
Cabe destacar que también son un elemento de considerable confusión los factores operacionales de
la guerra moderna; en este sentido la aplicación del concepto de ciberguerra conjugado con el uso de
tecnologías del próximo milenio, contribuirá seguramente a una revisión de los parámetros de juicio
que son utilizados en la investigación ovnilógica, esto traerá consigo el perfeccionamiento obligado
del investigador y, por cierto, la necesidad de conformar grupos de trabajo multidiciplinarios,
profesionales, estableciendo, en definitiva, una tecnificación del proceso investigativo y por ende
una evolución hacia la consideración científica en el análisis.
Por último asimilar la posibilidad de establecer una relación entre el mundo civil y el militar,
generando un proceso de intercambio en lo referente a las informaciones involucradas en la
casuística OVNI, es algo en extremo importante a la hora de evaluar las posibilidades de un trabajo
mancomunado pero por sobre todo leal entre ambas organizaciones, lo que debe ser fruto de un
periodo de conocimiento mutuo que redundará en mejores y más sólidas apreciaciones en torno a
las características del tema. Ello no implica una ingenuidad analítica de mi parte al establecer esta
relación, por cuanto todo sistema requiere ser alimentado de información en torno a lo que otros
sistemas realizan en su misma área de trabajo y ello puede darse de una manera destructiva o
constructiva. No olvidemos que no es posible cambiar las cosas desde la distancia hay que
involucrarse con ellas para generar desde su interior un proceso de transformación del cual
nosotros mismos seamos parte; es claro que en esta relación existirán informaciones de carácter
reservado por parte de ambos actores, pero es igualmente claro que existirán elementos sinérgicos
que potenciarán los resultados analíticos finales.
Quede claro entonces, como resultado de este breve análisis la considerable importancia de conjugar
la comprensión en marcos generales y específicos de fenómeno OVNI, con un mínimo pero adecuado
conocimiento en torno al nivel máximo del desarrollo tecnológico militar, en el entendido y repito
una ves más de ser esta la frontera que delimita lo humano y lo fenomenológico, ampliando
absolutamente nuestra comprensión de la realidad tan compleja como lo es y tan sorprendente como
puede llegar a ser.


--------------------------------------------------------------------------------

Ufología Espacial
Algo hay más allá de la atmósfera
(Segunda parte)

Oscar Lorenzo Ferreyra
San Martín – Argentina
cabina@sanmartinmza.com.ar

La NASA sabe de sucesos lumínicos en la Luna. En el cráter Aristarcus, por ejemplo, y en otros
lugares más del suelo selenita. Según un long – play (LP) que editó el ufólogo Fabio Zerpa, en 1975,
este organismo espacial publicó un libro llamado Catálogo Cronológico de Reportaciones Lunares,
donde hay más de doscientas observaciones de OVNIs que ocurrieron en el intervalo de varios años
en nuestro satélite natural. La tirada de ese libro debe haber sido muy limitada, ya que nunca fue
visto en alguna librería o siquiera por algún ufólogo que haya divulgado algo respecto a esta
información. Quien escribe preguntó al respecto y le dijeron "se agotó".
De todas maneras, los hechos han sido reconocidos por astronautas y astrónomos. En 1883 – fíjense
la fecha – el astrónomo José Bonilla, del observatorio de Zacatecas en México, observó por su
telescopio 283 esferas que cruzaron la Luna (!). Y estamos hablando del siglo pasado.
En este siglo, en el informe anterior ya escribimos sobre la nave que orbitaba la luna estudiada por
Duncan Lunan. Ella enviaba un mapa del sistema estelar Epsilon de Boyero, pero como era ésta hace
13 mil años. En Inglaterra este científico junto a un técnico en computadoras, estudiaron la nave.
Llevaría una computadora y la emisión fue captada también en otras partes del mundo. El planeta de
aquella estrella se estaba extinguiendo y pedían ayuda.
Cuando hablamos de astronautas nos preguntamos si ellos han sido testigos de OVNIs en el espacio.
La respuesta es sí para unos dos o tres de ellos, que se han atrevido a hablar al respecto luego de sus
expediciones. Son los casos de Scott Carpenter y James McDivitt. El segundo fotografió un objeto
extraño.
El famoso primer alunizador Neil Armstrong nunca dijo que haya visto un OVNI y seres
extraterrestres en la misma superficie lunar. Pero algunos ufólogos que se hacen eco de rumores no
se cansan en decir que vio – remarco este testimonio en especial – un ser "delgado y alto cerca de un
OVNI". Información que amplía la más conocida, que es la foto que le sacó Edwin Aldrin cerca de la
bandera de USA – en el momento que la colocaba – y que muestra un objeto a si costado sobre el
horizonte.
Pero se sabe que la conversación captada por radioaficionados, entre los astronautas y la NASA, en la
cual los alunizadores vieron OVNIs de acuerdo a ciertas referencias de "alguien" que estaba allí
"antes que ellos".
Hay que reconocer que toda información que existe o existió respecto a OVNIs por parte de la NASA,
está mejor cuidada que la de la CIA y el FBI.
El ingeniero Oscar Daniel Sánchez es un hombre de unos sesenta años (hoy), algo robusto, poco
cabello, y mantuvo una fugaz correspondencia con este ufólogo en 1986. Es quien asegura la
peligrosidad de los OVNIs. Dice tener "una valija llena" de pruebas a favor de esta idea. Cuando se le
preguntó sobre el accidente del Challenger, lo atribuyó a extraterrestres. Se le sugirió la idea de que
las llamadas partículas transalfa fueran energías manejadas por los humanos, pero no estaba de
acuerdo. Lo cierto es que el ingeniero Emilio Ojea escribió sobre los Gremlims en alguna revista,
diciendo que los soviéticos experimentan con estos rayos en una zona de la ex – Unión Soviética.
¿Los humanos tienen alguna conexión con extraterrestres para experimentar con estas partículas
que según Sánchez "matan la vida"? Es una pregunta sugestiva.
Pero como se escribió en el anterior informe, el futuro tiene la palabra. ¿Ud. qué piensa?


--------------------------------------------------------------------------------

Objetos Voladores No Identificados

Leopoldo Fausto Montello
Buenos Aires – Argentina
CIEAO – Centro Investigaciones Especiales Alfa Omega
cieao@ciudad.com.ar

La siguiente es una nota publicada en el Anuario Americano KIER, Año: 1986
La autora es la señora Velia Cinarelli de Montemagno, Directora Eclesiástica del Centro Rosacruz
Max Heindel.
Finalizada la misma, el lector conocerá mi comentario.

Desde hace muchos años, el mundo está sometido a una gran cantidad de información sobre objetos
voladores no identificados, seres extraterrestres, y otros. No hay duda que la vida es mucho más rica
que lo que el hombre supone, pues sus limitaciones le impiden ir más allá de sus posibilidades de
investigación. Periódicos y revistas, radiotelefonía y televisión se hicieron eco de los
descubrimientos de los rusos al fotografiar, con una máquina llamada Kirlian, ondas y líneas de
fuerza energéticas, que ellos coincidieron en llamar antimateria.
Max Heindel dio mucha información sobre los siete mundos de nuestro universo y la cadena
planetaria, sobre períodos, épocas, razas, etc.; el "Concepto Rosacruz del Cosmos" es tan ajustado en
sus apreciaciones que el estudiante llega a consustanciarse a tal punto con esta obra excepcional que
una vez que penetra en su esencia, se encuentra cara a cara con la realidad. El candidato a la filosofía
de los Misterios Menores es un individuo serio, reflexivo, responsable, que, habiendo agotado sus
recursos en los niveles naturalmente humanos, busca la explicación de muchas cosas a través del
conocimiento esotérico; dichas explicaciones no están reñidas con las leyes que mueven el Universo.
El neófito aprende así a hablar poco de lo que sabe, y nada de lo que no sabe. Tiene conciencia de que
la vida es un "eterno ahora", que a cada instante se está descorriendo el "Velo" ante sus ojos, y que el
aprendizaje es lento pero positivo. Como el hombre de laboratorio, pasa sus horas disponibles
estudiando, observando, meditando, y, a fuerza de disciplina método y perseverancia, llega a
concretar, en parte, su ideal: conocer su origen y su predestinación. De manera que este hombre,
que entra en la Escuela de Misterios de Occidente, sabe que el "silencio" es parte de su formación y
nunca comenta sus experiencias espirituales con quien no esté en su mismo nivel de información.
Nuestro Instructor formuló una advertencia muy seria sobre esto; sabiendo que el desarrollo
espiritual puede interrumpirse por lo anteriormente expresado, nadie que aprecie realmente estas
enseñanzas se prestará a hablar sobre experiencias extrasensoriales traídas de los Mundos
Siderales. A Max Heindel, los conocimientos le fueron suministrados, en casi su totalidad, por los
Hermanos Mayores de la Orden Rosacruz, ya que él estaba facultado, como receptor, para
asimilarlos.
Sin entrar en lo pragmático, podemos considerar el valor de lo antedicho, ya que Max Heindel fue
elegido como mensajero espiritual, siendo que él estaba por tomar la quinta Iniciación por ese
tiempo. Entre la orientación que se da al estudiante, se advierte que sea cuidadoso con las lecturas,
pues leer quizá no sea tan importante como asimilar, o Digerir lo que se lee.
Según Max Heindel, el plan de los Hermanos Mayores está bien delineado. Ellos secundan la Obra de
Cristo, y el hombre de Acuario se apresta para dar el paso necesario dentro del cristianismo. En
nuestro aprendizaje, hemos entendido que Cristo – Jesús "entró" en la Tierra como un hombre
entre los hombres, por su propia voluntad, porque nuestro maestro lleva implícita, dentro de sí, una
síntesis de las Leyes Cósmicas y jamás hubiera transgredido ninguna de ellas. Todos los seres que
secundan ese plan de amor son Huestes Angélicas, Hermanos Mayores, Hierofantes de los Misterios
Menores, Adeptos y otros, que podrían reencarnar en una de las lunas de Júpiter, pues aquellos que
han terminado la rueda del destino están capacitados para dejar este planeta. Pero todos ellos se
han vuelto seres de compasión y permanecen en el cinturón etérico de la Tierra, ayudándonos en
nuestra evolución.
¿Nos asombraría que ellos viajen en naves espaciales etéricas? Su adiestramiento para auxiliar, en
un momento dado, a un continente por razones que escapan a nuestra comprensión, puede pasar
por un temblor de tierra, una inundación o cualquier otro cataclismo. ¡Cuántas veces nos hemos
azorado por algo que parecía imposible resolver y, de pronto, todo vuelve a ser normalmente
humano! Hay seres que, en un segundo pueden atravesar el espacio para una misión determinada, y,
en su recorrido tan veloz como la luz, sólo podríamos distinguir colores, llamas, fuego o figuras
brillantes que pueden confundir al más sagaz por el rápido movimiento.
Ahora, pasamos a detallar una parte de una lección enviada por la Sede Central a los estudiantes
rosacruces.

OVNIS

...La idea de que seres desconocidos, del espacio exterior custodian a la humanidad provocó una
simpática respuesta en la imaginación de mucha gente que alimenta la esperanza de que una raza
ignota haya venido, en naves espaciales, para auxiliar a la humanidad. Entre muchas cosas, debemos
recordar que la realidad posee varias facetas. Si observamos una silla a través de un espejo y
tratamos de moverla tocando el espejo, llegaremos a la conclusión de que la silla no es real; sin
embargo, sabemos que dicha silla ciertamente es real. Lo que entonces percibimos es una imagen del
espejo, que no posee en sí las propiedades de la silla. De manera semejante, si durante largo rato
observamos un trozo de papel rojo, y luego desviamos la mirada, subsistirá en nosotros una imagen
visual. El fenómeno es real pero subjetivo, y no puede ser objeto de medición científica.
Las propiedades de los llamados Ovnis parecen indicar que éstos pueden afectar la materia física.
Las observaciones simultáneas mediante visión y radar demuestran el hecho de que algo del
fenómeno se define en el espacio. Sin embargo, estas observaciones no constituyen evidencia
suficiente como para demostrar que dichos fenómenos son objetos "sólidos". Es evidente que dichos
objetos pueden percibirse visualmente, y su conductibilidad eléctrica puede producir un eco de
radar. Pero, la naturaleza sólida de este fenómeno se cuestiona todavía más cuando consideramos
que las percepciones visuales en general no son corroboradas por percepciones en el radar.
Entonces, observamos que solamente se produce en el radar un eco.
A veces, estos fenómenos se perciben como figuras semejantes a nubes, con un halo nebuloso
interpenetrante, o simplemente como algo de brillo variado. El comportamiento del fenómeno Ovni
está fuera de las leyes físicas; por lo tanto, fuera de los objetos sólidos. Algunos de ellos parecen
viajar a miles de kilómetros por hora a través de la atmósfera, efectuando giros en ángulo recto sin
desintegrarse. Una comprobación científica asevera que se mueven sin la resistencia normal del
aire. Otras veces se ha visto un cambio en la silueta del objeto en cuestión, mientras giraba a gran
velocidad.
Los estudiantes rosacruces saben que la Tierra posee un cinturón o una subdivisión que se
denomina región etérica. No se desmiente el hecho de que la materia física es afectada por los Ovnis.
En ciertas condiciones, las "sustancias" etéricas pueden llegar a mover objetos químicos densos.
Esto está demostrado en el "Concepto Rosacruz".
Un auxiliar invisible que posee el vehículo llamado cuerpo del alma, al salir de su cuerpo denso
puede atraer hacia sí átomos físicos cuando lo desee o sienta la necesidad de corporizarse en algún
lugar que esté lejos de donde ha dejado su cuerpo físico.
Volvamos a los Ovnis: en ocasiones, éstos pueden ser detectados por el radar y hasta pueden activar
sensores eléctricos. Sus sonidos etéricos pueden ser escuchados y sus siluetas fotografiadas. Los
Ovnis no solamente pueden desplazarse a mucha velocidad, sin resistencia atmosférica, también
pueden cambiar de forma en un instante. Son susceptibles de levitación y gravitación. Como la
región etérica es la fuente de energía física, eso explicaría la aparición de luces brillantes, colores
predominantes, niveles de radiación y efectos eléctricos insólitos. Además, al estudiante rosacruz se
le ha informado desde hace mucho tiempo que el éter está aumentando en nuestro planeta, lo cual
produce visión etérica en muchas personas. Esta visión tiene lugar a través del nervio óptico, más
que en la retina.
Hay ciertas regiones que tienen más capacidad para atraer grandes corrientes de éter, en ciertas
condiciones, esto ocurre especialmente en lugares cuya atmósfera es seca y eléctrica. Esto explicaría
porqué se determinan ciertas áreas como posible contacto con dichos seres "extraterrestres".
La región etérica es el hogar de seres cuyos cuerpos están compuestos por éter, así como nuestro
cuerpo denso está compuesto por materia química sólida. Estos objetos solamente pueden ser
interpretados por clarividentes positivos, muy bien entrenados en una escuela esotérica.
Es interesante saber que, a pesar de que, hasta ahora, sólo una mínima parte de la población
mundial experimentó este fenómeno, la mayoría de las personas desea creer en la existencia de
visitantes extraterrestres. El célebre psicólogo Carl G. Jung se interesó por la motivación psicológica
que se oculta detrás de la creencia en las máquinas del espacio exterior.
En este siglo en el que el materialismo científico (según expresión de Max Heindel) ha "lanzado los
últimos vestigios de espiritualidad contra la pared", no sería raro que la humanidad estuviera
sufriendo "hambre" espiritual, deseando ser "salvada" del materialismo en el que está inmersa. Una
humanidad que marcha hacia el excesivo control científico, por el cual la energía nuclear, hasta
donde se sabe, se usa para asuntos bélicos, no puede aceptar la ley espiritual tal como la dio el
cristianismo a través de su fundador, nuestro Señor el Cristo.
Mucha gente vive desprevenida, inconsciente de su divina naturaleza espiritual, y la idea de ser
"salvada" por una raza superior es, sin duda, tentadora. Lo que esas personas ignoran es que al
rendir pleitesía a la interpretación de los llamados Ovnis están confirmando el mismo materialismo
que ellos desean trascender.
La interpretación popular del fenómeno postula que la ciencia avanzada y la sapiente mecánica de
los "hombres de los platos voladores" curarán los males de la humanidad. Sin duda, la trampa reside
en el hecho de que el conocimiento científico y la tecnología moderna de nuestra Tierra jamás
resolverán las aflicciones de la humanidad.
Creemos firmemente que la hermandad universal surgirá cuando la humanidad se haya
"Cristificado" de verdad. Cualquier otro sustituto sólo sirve para desviar la conciencia de la
responsabilidad espiritual que a cada uno atañe. Esto está confirmado por la filosofía rosacruz, la
cual sostiene que el Universo fue creado por una inteligencia Divina, cuya sabiduría es inagotable, al
punto de crear diferentes estados de materia (Ver "Concepto Rosacruz del Cosmos").
El peligro de la interpretación de este fenómeno etérico es que puede retardar el reconocimiento de
la naturaleza espiritual del hombre, que es inherente al proceso de evolución cósmica y puede
reducir todas las cosas trascendentes a niveles de experiencias sensoriales. De esta manera, puede
ser obstaculizado el progreso y el crecimiento internos, al punto de que una parte de la humanidad
puede sufrir un retraso en el desarrollo de las facultades de percepciones espirituales. Si el hombre
cree que una raza no humana entrará en nuestro globo terráqueo como un "Deus ex macchina",
¿para qué tendremos que realizar cualquier esfuerzo para desarrollar nuestra capacidad pensante,
intelectual y devocional?
El hecho de depender de entidades externas es contrario a las enseñanzas rosacruces cuyo principal
objetivo es construir la confianza en uno mismo. La historia de secuestros por hombres que viajan
en "platos voladores" gira en torno de experiencias psíquicas traducidas inconscientemente en
términos sensoriales. Para los estudiantes espirituales de una Escuela de Misterios, el fenómeno
constituye un hecho diametralmente opuesto al principio divino del libre albedrío.
La fenomenología está muy lejos de ser el método correcto a la experimentación para confirmar la
existencia de otros mundos.
La región etérica que envuelve a nuestra Tierra está poblada por seres etéricos, trátase de un mundo
parecido al nuestro en el proceso, en el cual actúan el bien y el mal. Los buenos integran el Plan que
trabaja en la Obra de Cristo, y los contrarios son una clase de seres que, como muchos de aquí, en la
Tierra, engañan y confunden a los pocos versados en el cristianismo verdadero. El discernimiento,
pues, debe venir siempre en ayuda de nuestro planeta: la atmósfera se está tornando diáfana, el éter
planetario se vuelve más denso y penetrante. Cuando la humanidad tome conciencia de su Yo
Interno (Yo Superior), desarrollará facultades especiales, las cuales, con el tiempo, le abrirán
nuevos horizontes. Es de esperar que los estudiantes rosacruces promuevan este concepto en
cualquier parte del mundo, pues nuestra misión es clarificar temas como estos que producen
confusión e inestabilidad emocional en muchas personas.

COMENTARIO:
Para quien, aún no accede a las enseñanzas y filosofía Rosacruz, este artículo es revelador y abre
perspectivas ignoradas y por supuesto, a una infinidad de elucubraciones y porqués.
La concepción Rosacruz del Cosmos, de acuerdo a lo que interpreto, no es algo totalmente esotérico,
está estrechamente ligada a realidades físicas, a sentimientos y percepciones humanas, pero
muestra estas realidades y cualidades de la persona, a través de una filosofía que va mucho más allá
de los conocimientos adquiridos en las aulas o en las bibliotecas, digamos ortodoxas.
Una de las premisas fundamentales de esta doctrina es "hablar poco de lo que se sabe", por eso sólo
haré un muy sucinto comentario sobre este artículo.
Acá se exponen no teorías, sino afirmaciones y así nos corroboran lo ya leído en otras publicaciones
(por ejemplo "El Enviado" de J. J. Benítez) que se han prestado y prestan a polémicas y
controversias de todo tipo <> (o pseudo teólogos) que
no comprenden que no está en juego discutir la esencia del "Enviado" ni sus poderes sobrenaturales
(llegamos a convencernos de que no hay tal "sobrenaturalidad", sólo la "naturalidad" inherente a
toda obra del Supremo), sino <> las enseñanzas de lo Superior.
Y así llegamos a desentrañar uno de los enigmas más apasionantes de todos los tiempos: los Ovnis.
Vemos entrelazadas, mística y materialidad; así como están indisolublemente unidos (acá en la
Tierra) espíritu, mente y cuerpo físico; vemos digo, a estos ingenios, puramente materiales,
consubstanciados a los "seres" que observan y atienden nuestro desenvolver.
El símil de la "silla en el espejo" nos revela la objetividad y subjetividad del fenómeno real. Como no
es menos real la existencia de mundos paralelos, en este caso, "el cinturón etérico" un mundo
parecido al nuestro en su proceso, en el cual actúan el bien y el mal. No nos están dirigiendo, sino
dándonos a elegir, haciendo uso de nuestro libre albedrío, el camino correcto o no.
Pero, volvamos a los Ovnis: no son portadores de <>, esa Redención y
Salvación está en nosotros mismos, en nuestra conciencia y en esa espiritualidad que cada vez
parece más lejana, dado el arrollador avance científico de nuestra era.
Conciliemos pues esta realidad <> (perdón por la redundancia) con la esencia Divina que
anida en todo ser humano y veamos a los Ovnis como el vehículo material que nos hace acceder a la
comprensión del mensaje que los Espíritus Superiores nos están brindando.
EL FUEGO DEL DRAGON
BOLETIN MENSUAL DE OVNILOGIA
Nº 12 – Agosto de 1999

Editado por Carlos Alberto Iurchuk
La Plata – Argentina
iurchuk@netverk.com.ar


--------------------------------------------------------------------------------

Se permite la reproducción parcial o total, por cualquier medio, de los artículos presentados en este
boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y al editor del boletín.


--------------------------------------------------------------------------------

El test extrañeza – credibilidad
Una herramienta importante para el ufólogo

Fernando J. Téllez
Guadalajara – México
fjtellez@excite.com

Uno de los problemas con los que se enfrenta un investigador OVNI es el de realizar una correcta
evaluación de un caso, por lo cual se requiere de tener herramientas que nos aproximen a los hechos
reales.
El fenómeno OVNI tiene dos componentes: el objetivo y el subjetivo. El objetivo es el aparato, el
objeto, los humanoides, vistos y que son los elementos de la experiencia OVNI a evaluar. Y el
subjetivo, es lo que nos dice el testigo qué vio, qué sintió, qué le hicieron... y exactamente ahí está el
problema.
Cuándo el testigo nos da su testimonio, nos da su opinión, su apreciación, su verdad y a veces ésta no
se acerca a la realidad de lo hechos ¿ por qué? La experiencia OVNI es por lo general una vivencia
impactante, sobre todo si hablamos de casos de Encuentros Cercanos o de Abducción. Un testigo al
estar viviendo esta cercanía con el fenómeno, se ve afectado por sentimientos como el miedo, el
terror, el pánico están presentes en ese momento, como también el instinto de conservación se
activa, porque el testigo está viviendo una experiencia desconocida, es decir, es una persona
"normal" que vive una experiencia "anormal" que en la mayoría de los casos lo va a dejar marcado
de por vida. Y todo esto se quiera o no, afecta, modifica y altera su percepción de lo que recibe a
través de sus sentidos, dando como consecuencia que algunos de los datos como: características del
objeto, evoluciones, apariencia de los tripulantes OVNI (si fueron observados) sean alterados por
razones de "naturaleza humana". No digamos en casos de abducción, en donde la experiencia en
dramáticamente traumática.
Ante tal situación, la evaluación de la experiencia OVNI se complica, pero, debemos de ser positivos
y tomar herramientas que otros investigadores pioneros del fenómeno nos han dejado como su
legado.
El investigador OVNI español, Alberto Adell Sabatés, que formó parte del panel de consultores del
Centro de Estudios Interplanetarios de Barcelona, España, publicó en la revista Stendek (órgano
informativo de este centro) número 16 correspondiente a junio de 1974, un artículo que lleva como
título Test de Extrañeza – Credibilidad, en donde propone una herramienta que nos llegue a auxiliar
para el entendimiento de una experiencia OVNI.
El Test de Extrañeza – Credibilidad, se plantea dentro de un plano cartesiano en donde el eje de las
"x" corresponde a la Credibilidad y se identifica por la letra griega Pi, y el eje de las "y" es para la
Extrañeza, que se identifica con la letra griega Sigma. Ambos ejes de dividen en diez puntos. Un caso
que obtenga la máxima puntuación en la Extrañeza y Credibilidad, nos hablaría de un caso
virtualmente real.
Analicemos los diez puntos que son considerados en la Extrañeza:
Efectos Secundarios: Se refiere a la presencia durante la experiencia OVNI de ciertos efectos que han
sido reportados en otros casos y que llegan a afectar al testigo, seres vivos y medio ambiente que la
rodea. Pueden ser quemaduras en la piel del testigo, en animales de granja (ganado), mascotas,
comportamiento extraño de estas últimas ante la presencia del objeto, enfermedades que surgieron
en humanos o animales después de la experiencia y en casos extremos la muerte misma. Aquí
podemos considerar cualquier comportamiento extraño de algún aparato como puede ser el desvió
de la orientación de una brújula, el paro de relojes o motores, alteración del alumbrado público o
doméstico y en algunos casos la presencia de radioactividad.

Luces Secundarias: En las noches se pueden identificar en el aire el paso de aviones y helicópteros
gracias a luces de posición que utilizan para que sean vistos. Hay personas que confunden en la
noche con un OVNI a una aeronave convencional, pero si esta nave tiene luces que no son las que
usualmente se manejan dentro de la aeronáutica, entonces es un factor de extrañeza que debe ser
considerado.

Condiciones Ambientales: Los OVNIS se ven en la atmósfera terrestre y son su medio de
desplazamiento como los aviones, pero a veces, el clima puede afectar la observación de uno de estos
objetos. El sentido de la vista puede verse engañado si el presunto OVNI fue visto al momento de
estar cayendo una tormenta o una granizada. Un día claro y soleado sería el escenario ideal para una
observación, aunque un día nublado, sirve como fondo visual para poder detectar la presencia de un
OVNI.

Cantidad: La mayoría de los casos de avistamiento OVNI se refieren a la presencia solitaria de un
solo objeto. Pero si un caso nos refiere que el número de objetos es mayor a uno, a manera que esta
cantidad se incrementa, aumenta la Extrañeza.

Tiempo: El factor tiempo es determinante en una experiencia OVNI. Si uno de estos objetos fue visto,
por ejemplo, si un testigo vio en un lapso de 5 segundos a un objeto, debemos de considerar que fue
muy poco el tiempo de observación. Ahora si el OVNI fue visto a lo largo de 5 minutos, debemos de
pensar que hubo un tiempo más que suficiente para que el observador hubiera podido analizar y
estudiar el objeto. Cuanto mayor sea el tiempo de la experiencia OVNI, sea del tipo que sea, va a
reducir la posibilidad de que por falta de tiempo, el testigo haya rellenado con suposiciones o
apreciaciones hechos en los que no pudo fijarse por falta de tiempo.

Evolución: Todos sabemos como vuela un avión o un helicóptero, mayoría de nosotros los hemos
visto. Pero si de día o de noche, vemos un objeto cuyo comportamiento en el cielo no corresponde a
una aeronave convencional, se incrementa la Extrañeza. Evoluciones como la llamada "caída de
hoja", en zigzag, cambio de dirección de 90 grados, arranques o frenadas en seco, son elementos que
nos hablan de la presencia de objetos que no pueden corresponder al comportamiento de una de
nuestras aeronaves.

Velocidad: Una de las características el fenómeno OVNI es que alcanza velocidades que difícilmente
uno de nuestros aviones puede igualar. Se tienen casos reportados en donde un OVNI visto en el
radar aceleró de 0 a 1.400 kilómetros por hora en un segundo. Ultimamente se han observado unos
objetos de alta velocidad que han sido captados a través del vídeo, los llamado Rods. Son objetos o
luces que se mueven a gran velocidad, en donde a veces solo pueden ser vistos al pasar cuadro por
cuadro un vídeo. Esto nos habla de que la velocidad es un factor determinante para catalogar a un
OVNI.

Forma: Todos sabemos la forma que puede tener un avión o un helicóptero. Desde el modelo de los
hermanos Orville Wilbur Wright hasta el Stealth F-117, los aviones siguen teniendo alas, los
helicópteros tiene unas aspas de su rotor principal y un rotor pequeño en la cola. La aeronáutica ha
evolucionado, se ha modernizado, pero los principios de los fuselajes siguen siendo los mismos. Así
que cuando un objeto carezca de alas, motores o rotores, es un buen candidato a ser un OVNI.

Luz: Los aviones y helicópteros no tienen luz propia, los OVNIS que han sido reportados llegan a
tener una luminosidad que se extiende a lo largo de toda su superficie. Estos objetos si son vistos de
noche, deben de ser un gran espectáculo, así que un OVNI luminiscente no puede ser una aeronave
nuestra.

Sonido: Todos hemos escuchado el ruido característico de aviones a reacción, de hélice, como
también de helicópteros. Si el objeto observado no producía ruido alguno, o lo que fue escuchado fue
un zumbido, un sonido agudo que lastimaba los oídos, entonces podemos estar hablando de un
potencial OVNI.

Ahora analicemos los diez puntos que son considerados en la Credibilidad:
Profesión: Es muy importante saber a qué se dedica el o los testigos de un caso OVNI, cual es su
oficio o actividad, que nos servirá para crear un perfil del mismo. Todos los testigos son
importantes, pero si el reporte OVNI proviene de un piloto – aviador, podemos pensar que por
razones profesionales tiene una experiencia laboral que le permita distinguir fácilmente de una
aeronave conocida de un objeto extraño. Ha habido muchos casos en que el testigo en cuestión es un
fotógrafo o camarógrafo profesional. Mucho cuidado con ellos si es que han logrado obtener una foto
o un vídeo de un OVNI. Por su quehacer profesional seguramente lograron obtener una excelente
evidencia, pero hay que ser muy cauteloso y evaluar si esta evidencia fue fabricada para lograr fama
y querer lucrar con ella.

Objetividad: Debemos de poner mucha atención en el relato del testigo, como se nos va narrando la
experiencia OVNI. Si bien hay personas que les es difícil expresarse, no por ello deja ser congruente
su relato. Analicemos las palabras del testigo viendo su objetividad en el relato, que no caiga en
contradicciones, como también observar si cada vez que narra la experiencia, la agrega u omite
detalles. Si el relato no es consistente, podemos estar ante un caso de fraude.

Salud: Es elemental el observar el estado físico y mental del testigo; el punto a tratar es el de
determinar si estamos hablando con una persona sana física y sobre todo mentalmente, porque hay
mentirosos profesionales que aunque sean sometidos al polígrafo o detector de mentiras, salen
airosos de la prueba porque al fin y al cabo están diciendo su "verdad". Aquí el investigador OVNI
tendrá que echar mano de sus conocimientos de psicología y de sus dotes de observador. El hecho de
que una persona tenga una úlcera, no significa que su caso sea un fraude pero es indudable que un
ser sin complejos ni dolencias congénitas tendrá menos necesidad de mentir que alguien que padece
una enfermedad física o mental.

Reputación: Es importante conocer cuál es la opinión que tienen sus compañeros de trabajo, de
estudio o familiares del testigo. Estas indagaciones tienen que hacerse con todo el tacto del mundo y
preferentemente que pasen desapercibidas, porque podríamos ofender con nuestras preguntas. Lo
que nos interesa saber es si el testigo es propenso a decir mentiras, inventar cuentos o historia
fantásticas. Muchas veces estas opiniones son consecuencia del punto anterior (su estado de salud
físico o mental), así que deberemos de ser muy objetivos, educados y discretos a la vez, para saber
que reputación guarda nuestro testigo.

Notoriedad: Este es un grave problema. Gracias a la proliferación de programas de radio y televisión
sensacionalistas, de revistas y periódicos amarillistas, hay muchas personas que llegan a inventar
una historia fantástica con el solo fin de aparecer en los medios de comunicación masiva. Así que si
percibimos que el testigo está muy ansioso de ser si su caso va a ser publicado, donde o si va a salir
en televisión, puede ser un síntoma de alerta por lo que tendremos que ser más estrictos al revisar
el caso porque tal vez estuviéramos ante un gran farsante.

Habilidad: Se debe de evaluar la habilidad que tuvo el testigo al reseñar las diferentes etapas de su
observación, el interés que se observó al estar rindiendo su testimonio, su gesticulación y mímica al
hacer su relato. Todo esto nos sirve para darnos cuenta de la buena disposición que tuvo para



Compartir con tus amigos:
1   ...   23   24   25   26   27   28   29   30   ...   34


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad