Contacto boletin mensual de fenomenos extrañOS


parte de matanzas de reses con el fin de alimentarse pero no tienen inconvenientes en caso de



Descargar 2.26 Mb.
Página24/34
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño2.26 Mb.
1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   ...   34
parte de matanzas de reses con el fin de alimentarse pero no tienen inconvenientes en caso de
necesidad de hacer lo mismo con seres humanos. Están verificando desesperadamente experiencias
genéticas con los humanos, pero no por amor a la ciencia o por conseguir un cruce más perfecto sino
para conservar su propia especie y para lograr reproducirse de un modo más natural ya que debido
al defecto que portan en sus funciones generativas todos son clones. Esta es la razón por la que todos
parecen iguales. Han tratado de llevarse ganado a otros sistemas solares pero hasta que nosotros
sabemos no lo han conseguido todavía. Al parecer estos rigelianos han penetrado masiva y
radicalmente nuestra civilización. Mantienen bases en todo el mundo especialmente en los Estados
Unidos, y controlan cada aspecto de nuestra sociedad. En la actualidad la raza humana está siendo
prácticamente "conquistada" o sometida por estos seres a un "bombardeo mental" sin que se dé
cuenta. Para mantener su control sobre nosotros se valen también de lideres e "iluminados" de
muchos tipos. He aquí como el informe "THE MATRIX" resume sus actividades:

Se clonan a sí mismos en úteros parecidos a vejigas. Fecundan a hembras humanas para extraerles
posteriormente el feto.

Fabrican androides de apariencia humana que tienen un tiempo muy limitado de vida.

Adquieren material biológico de ganado y seres humanos para alimentación y experimentos
genéticos.
TIPO IV: Rubios, altos llamados también "procionanos" no tienen el poder de cambiar su apariencia
y parecerse a los grises. En cambio estos sí pueden presentarse como rubios. Su altura anda
alrededor de 1,90 m. Ejercen también bastantes actividades en nuestro planeta pero menos que los
grises. No están de acuerdo con lo que los rigelianos del tipo III están haciendo. Parece que tratan de
disuadirlos pero básicamente no intervienen.
TIPO V: Rubios bajos. De piel blanca, más discretos en la intervención en nuestro mundo. Según un
informe "estarían dispuestos a expulsar de este planeta a los rigelianos si las autoridades mundiales
se lo pidiesen oficialmente". Pero ello conllevaría una guerra en la que perecerían muchos humanos.
Aunque algunas de estas afirmaciones concretas pudieran no ser ciertas, el fondo de todo ello es real
la presencia y actividad de seres inteligentes no humanos en nuestro planeta. Es algo que la
Humanidad no puede darse el lujo de ignorar por más tiempo. Desgraciadamente resulta muy difícil
separar lo autentico de lo falso, ya que son muchas y muy diferentes las causas que intervienen en
todo ello. Y aparte del factor humano hay que contar con el extrahumano, muy interesado en que no
caigamos en la cuenta de lo que está pasando. Por eso es muy natural que la mayor parte de la
humanidad, ante tantos hechos extraños y ante la imposibilidad de llegar a tener una idea clara de
todo ello, dude perpetuamente o rechacé los hechos y en ocasiones su mente se desbloquee
enloquecida. Esto es parte de la estrategia de estos seres.

Conclusiones
No hay dudas de que naves tripuladas por seres de otro mundo se han estrellado en la Tierra.

Estas naves proceden no sólo de nuestra propia dimensión sino también de espacios ultra
dimensionales.

Los esfuerzos del Gobierno de USA para obtener tecnología alienígena han resultado satisfactorios
en algunas ocasiones.

El Gobierno de USA ha practicado autopsias de estos seres y ha tenido rehenes alienígenas durante
algún tiempo.

Agencias de seguridad norteamericanas, agencias de seguridad y agencias públicas están
involucradas en el encubrimiento de estos hechos.

Como resultado de las actividades de ciertos alienígenas, muchas personas han sido y están
actualmente abducidas, secuestradas, mutiladas y asesinadas.

En la actualidad existe una presencia activa alienígena en el planeta, que controla elementos
diferentes de nuestra sociedad.

El Gobierno USA ha tenido por algún tiempo relaciones de trabajo con estos seres con el propósito
de obtener tecnología de propulsión gravitacional, armamento de rayos y control mental.

Millones de reses han aparecido muertas con el propósito de obtener de ellas material biológica.

Vivimos en un mundo multidimensional que es compartido y visitado por entidades de otras
dimensiones. Algunas son hostiles y otras no.

Nuestro desarrollo genético y las religiones tienen que ver con la intervención de estos seres. Tanto
terrestre como extraterrestre.

La tecnología actual en poder de algunos gobiernos excede con mucho aquello que es conocido por el
público.

El programa espacial de la NASA encubre otros propósitos.

Algunas personas que han llegado a saber lo que está sucediendo han sido asesinadas. La CIA y la
NASA están involucradas en esto.

Nuestra civilización es una de las muchas que han existido en los últimos dos millones de años.
EL FUEGO DEL DRAGON
BOLETIN MENSUAL DE OVNILOGIA
Nº 7 – Marzo de 1999

Editado por Carlos Alberto Iurchuk
La Plata – Argentina
iurchuk@netverk.com.ar


--------------------------------------------------------------------------------

Se permite la reproducción parcial o total, por cualquier medio, de los artículos presentados en este
boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y al editor del boletín.


--------------------------------------------------------------------------------

La visita inesperada
(Primera parte)

Asdrúbal Acosta
Ituzaingó – Argentina

Creer o saber: he ahí la cuestión

El propósito de la investigación ufológica es abordar el tema de los Objetos Voladores No
Identificados (Ovnis) y la posible existencia de vida inteligente extraterrestre, desde un ángulo
realista, dado que existen sobre la cuestión muchas creencias basadas en suposiciones imaginarias e
inciertas.
Desde ya, cada persona puede creer lo que le da la gana, pero una cosa es creer y otra muy distinta es
saber. En la generalidad de los casos prevalece la tendencia a creer en vez de saber. Y la razón de tal
actitud es muy sencilla: resulta más fácil o cómodo creer que saber, porque el saber se accede a
través del aprendizaje, la investigación y la experiencia.
En materia de aprendizaje, la mayoría de los argentinos cursó el ciclo primario de estudio. Como
consecuencia de ello, nadie pone en duda, ni discute, acerca de si dos más dos es cuatro porque
todos saben, a ciencia cierta, que eso es así. Por consiguiente, vemos que el desconocimiento es una
de las principales causas que originan la disparidad de criterios y la discusión. Por otra parte,
prevalece la falsa impresión de que la ciencia tiene respuesta para todo, y que todo lo puede
explicar, cuando en la realidad concreta de los hechos tal cosa no es así: la ciencia tiene respuesta
únicamente para todo aquello que investigó, descubrió y comprobó con certeza.
Sobre el terreno aún desconocido, la ciencia balbucea opiniones hipotéticas, en un plano de igualdad
con las diversidad de criterios hipotéticos esgrimidos desde el campo espiritualista acerca del
origen del universo, los mundos y la vida. Desde ese plano de igualdad, tanto el campo científico
como el espiritualista, se niegan a reconocer o aceptar que lo único que saben es que no saben nada
en comparación a todo lo que resta por investigar, descubrir y aprender del macro y del micro
cosmos en que nos hallamos inmersos. En tal sentido, cuanto más nos introducimos en la
investigación del universo, más nos percatamos de ello.
Sobre el particular, tampoco nos percatamos que la acción de adquirir conocimiento es,
básicamente, una iniciativa individual correspondiente a la vocación por saber que se manifiesta,
con mayor o menor intensidad, en cada persona. De ahí que es mejor investigar y descubrir lo que
desconocemos, antes que negar enfáticamente la existencia de aquello que ignoramos, porque la
investigación y el descubrimiento constituyen la única vía cierta de acceso al conocimiento.

El ocultamiento de los hechos

Entonces, ¿cómo podemos descubrir un facto x, si de antemano negamos la existencia del factor x, y
en nombre de su improbabilidad rechazamos la posibilidad de investigar y descubrir al factor x en
cuestión? Ahora, ¿en qué evidencia científica se basan los refutadores de la hipótesis extraterrestre
para afirmar categóricamente que los Ovnis no son artefactos extra planetarios, o que no existe vida
inteligente extraterrestre en nuestro sistema planetario? ¿En que bendecida o infalible teorización
se apoyan para sostener que no existen formas, parámetros, ni métodos que permitan constatar el
origen extra planetario de los Ovnis, o la existencia de vida inteligente fuera de la Tierra?
Evidentemente las afirmaciones vertidas por los presuntos racionalistas, o los ortodoxos
espiritualistas, tendientes a refutar la hipótesis ET de los Ovnis, constituyen manifestaciones
emergentes de la creencia individual y el desconocimiento real de los hechos, que se apoyan más en
las técnicas de la sofística antes que en la lógica de los procesos.
Desde el punto de vista de la lógica procesal, las manifestaciones negacionistas a priori, lejos de
servir al progreso del conocimiento, apuntalan a los criterios imperantes y favorecen a los intereses
sectoriales concretos que se benefician con el estancamiento de la evolución racional.
De ser esto así, la negación a priori se torna comprensible pero no admisible. De lo contrario, sería
una incomprensible actitud de extrema irracionalidad por parte de quienes representan al mundo
del Poder, el Saber y de la Fe. Resulta, pues, altamente llamativo que los gobiernos de todo el
mundo, y las instituciones políticas, militares, científicas, religiosas, etc., esquiven oficialmente el
asunto de los Ovnis y la posible existencia de vida extraterrestre, evitando su tratamiento
institucional y las declaraciones públicas sobre el particular. ¿Acaso existirá un pacto de silencio
entre los diversos segmentos que constituyen el poder mundial?
Lo cierto, y concreto, es que desde la postrimería de la Segunda Guerra Mundial trascendió la
noticia sobre la aparición de misteriosos Objetos Voladores No Identificados (Ovnis). La noticia en
cuestión, lejos de constituir un hecho aislado, se convirtió en algo frecuente debido a que
ciudadanos de todos los rincones del mundo reportan, periódicamente, la presencia y el
desplazamiento de los Ovnis. Reportes que suelen ir acompañados con fotografías o videos
filmaciones de los enigmáticos objetos.
No obstante ello y a la trascendencia periodística mundial de algunos casos reales de avistamientos
Ovnis, los organismos gubernamentales de todas las naciones desestiman la cuestión afirmando que
los Ovnis son un deseo de la imaginación popular, el resultado de una confusión visual o el producto
de noticias infundadas. Empero esas declaraciones gubernamentales nunca van acompañadas de las
investigaciones pertinentes ni exhiben las evidencias que dan fundamento al argumento oficial. Es
más, cuando algún ciudadano solicita el acceso a las investigaciones y a las evidencias que
respaldarían a las afirmaciones oficiales, los funcionarios de las áreas pertinentes niegan la
existencia de tales investigaciones y rehusan concretar declaraciones públicas sobre el particular.
Obviamente, la ciudadanía sospecha abiertamente que los organismos gubernamentales ejercen un
solapado ocultamiento sobre la cuestión Ovnis y vida extraterrestre, limitando el derecho del pueblo
a saber de qué se trata mediante el ejercicio de una expresa política ocultista de corte netamente
negacionista. Tal situación se ve confirmada en los hechos cuando desde el ámbito gubernamental se
traslucen las actividades de investigación llevadas a cabo por los organismos militares de
inteligencia o las comisiones especiales de investigación encubierta sobre la cuestión Ovni. Máxime
cuando los organismos gubernamentales prohiben a su personal militar, científico y técnico, revelar
información sobre el tema o a realizar declaraciones públicas, bajo el apercibimiento de severas
sanciones disciplinarias contempladas en las leyes vigentes que regulan el funcionamiento de los
organismos estatales.
Más que una fantasía popular, el secreto de estado es un hecho jurídico concreto, que restringe y
limita el derecho del pueblo a saber de qué se trata. De allí que, la civilidad mundial descree de las
afirmaciones que realizan los gobiernos sobre los Ovnis, experimentando la sensación que deja el
marginamiento informativo que, con justa razón, lo califica como un hecho inadmisible de la
apertura y la globalización en curso.

Los testimonios calificados

En línea general, existe la impresión de que las personas de escasos recursos, limitada formación
cultural o técnica, constituyen el segmento principal del cual emergen los testimonios de
avistamientos Ovni. Empero, esa impresión se desdibuja y desaparece ante una prolija investigación
de los sucesos Ovnis.
La historia de la Ufología está repleta de testimonios de alto nivel técnico y profesional, que son
definidos por la "Comunidad Ufológica" como testigos de Alta Credibilidad. En ese grupo se incluyen
los protagonistas de avistamientos Ovni que, por su formación cultural o técnica, estarían en
condición de identificar la naturaleza de esos fenómenos aéreos que podrían confundir a un
observador no experimentado.
Existen elementos como los globos meteorológicos, las nubes lenticulares, el planeta Venus,
inversiones térmicas, aeronaves convencionales, etc., que podrían confundir a un testigo no
familiarizado con los mismos, reportando a la prensa o a los investigadores lo que, para él, sería un
Objeto Volador No Identificado. Tal situación de confusión resulta altamente improbable entre los
profesionales como los meteorólogos, los astrónomos o los pilotos. Dichos profesionales están
sobradamente calificados para identificar una nube lenticular, una inversión térmica o los famosos
rayos globulares. Los astrónomos, por otra parte, difícilmente confundirían Venus, un meteorito o
una conjunción de planetas con un Ovni.
Estos casos suelen ahorrar a los investigadores mucho trabajo, ya que este tipo de testigo suele
estar, por su propia preparación técnica, en mejor posición para identificar el origen y naturaleza
del fenómeno que ha observado. De manera que, cuando un astrónomo, un meteorólogo o un piloto
reporta el avistamiento de un fenómeno que él no ha podido identificar, es probable que la
naturaleza del mismo no se encuentren en el campo que dominan dichos profesionales.
Pero aún más valorados que los testimonios de astrónomos, físicos, meteorólogos, etc., por parte de
los Ufólogos, están los testimonios de los pilotos. La formación técnica de los pilotos, civiles y
militares, incluyen esos conocimientos sobre física, astronomía y meteorología, que los califica ya
notablemente. Pero además exige un equilibrio psicológico, el imprescindible para
responsabilizarse de los pasajeros o las valiosas naves que pilotan , que periódicamente será
comprobado. En el caso de los pilotos, por ejemplo, cada 6 o 12 meses deben someterse a "cursos de
refresco" en donde exámenes psicológicos, simuladores de vuelo, etc., comprobarán su equilibrio y
su preparación técnica. Obviaremos incluir en este tramo a los astronautas que, aún siendo pilotos,
evidentemente merecen un tratamiento aparte, dado que no son pocos los astronautas rusos y
norteamericanos que han protagonizado avistamientos Ovnis durante sus misiones espaciales. Por
otro lado, el piloto suele ser el vértice de un triángulo imaginario formado con otros profesionales
del aire: los radaristas y los controladores aéreos.
La importancia de estos "profesionales del aire" en algunos avistamientos Ovni protagonizados por
pilotos resulta fundamental. Los refutadores profesionales argumentan que los testimonios de
pilotos no son válidos por la carga emocional que encierra el toparse con algo extraño mientras son
responsables de las vidas del pasaje, como si esa situación (por otro lado la esencia de su quehacer
diario) pudiese turbar hasta ese punto su percepción de la realidad, como para confundir a la Luna
con un plato volador. En este tipo de caso, por ejemplo, el radarista juega un papel crucial al
constatar las declaraciones del piloto y tripulación del vuelo con un eco no identificado en la
pantalla del radar. O el controlador, que coordina varios vuelos cuyos comandantes describen las
evoluciones de un fenómeno similar. Cuando no es el mismo controlador, sobradamente calificado
en la identificación de aviones, helicópteros, etc., quien también observa el fenómeno desde el
mismo Centro de Control.
Los avistamientos múltiples protagonizados por pilotos, radaristas y controladores aéreos,
constituyen los casos más importantes de la investigación ufológica, debido a que suministra
información muy objetiva sobre la naturaleza del fenómeno Ovni. Por esa razón, los casos de
avistamientos múltiples son encuadrados inmediatamente bajo la figura jurídica del "secreto de
estado".
De hecho los pilotos fueron quienes se percataron e informaron de la presencia de los Ovnis, y a
ellos le debemos reconocer su descubrimiento. Desde la Segunda Guerra Mundial se han producido
cientos de reportes Ovnis por parte de pilotos civiles y militares, que constituyen un universo de
casos que no trascendieron a la opinión pública mayormente, con la excepción de unos pocos
incidentes difundidos por la prensa, y que son los clásicos casos conocidos por todos los aficionados
al tema. Paradójicamente, los casos más importantes como son los avistamientos múltiples han sido
vedados al conocimiento público por el manto oficial del secreto de estado, sin mediar ninguna
explicación.

Los dispositivos de la defensa y el control aéreo

La ciudadanía en general, y en particular los refutadores de la hipótesis ET de los Ovnis, desconocen
mayormente los múltiples dispositivos de la defensa y el control aéreo, que se aplican a fin de
obtener una mayor eficacia en materia de "seguridad". El argumento del error humano que se
esgrime frecuentemente resulta, en la actualidad, un enfoque inconsistente e ilógico ante la
sofisticada tecnología de rastreo, detección y análisis, en uso combinado desde tierra (radares) y
desde el espacio aéreo (satélites).
Una extensa red de satélites y estaciones terrestres de rastreo y detección, dispuestas en formas fijas
y móviles, constituyen un dispositivo de "alerta temprana" muy eficaz, que permite registrar e
identificar instantáneamente el desplazamiento de objetos voladores como satélites, cohetes o
aviones supersónicos no identificados.
La tecnología avanzada de detección e identificación de objetos voladores también permite detectar
e identificar el ingreso al espacio aéreo terrestre de objetos como los meteoritos, la chatarra
espacial, etc., lo cual posibilita conocer con precisión su trayectoria y la zona del posible impacto.
A la citada red de "alerta temprana" se suman los controles aéreos zonales mediante el uso de
radares militares y de aeronavegación comercial. El control aéreo zonal, o nacional, se efectúa
mediante el uso del radar secundario y el radar primario.
El radar secundario: Toda aeronave, sea civil o militar, ha de disponer de un emisor de señal,
previamente "acordada" con el radar secundario, que será recibida e interpretada (transponder) en
el mismo. Así la pantalla del radar secundario reflejará tres códigos referente a cada tráfico aéreo, y
que corresponderá a la altitud o nivel de vuelo (modo Bravo), velocidad del avión (Modo Charly) e
identificación o trasponder (modo Alfa), en términos aeronáuticos, Sqwak, de la aeronave.
Obviamente, una aeronave que, por la razón que fuese, no emitiera ese código señal preacordado con
el ordenador, no aparecería en la pantalla del radar secundario. Por otro lado, una avería en el modo
alfa (identificación), que sin embargo no afecte a los modos Bravo y Charly, convertiría técnicamente
a ese avión en un tráfico no identificado (intruso) aunque los datos sobre la altitud y velocidad que
aparecerían en la pantalla lo revelarían como una aeronave convencional.
El radar primario: Este tipo de radar es el más conocido. Limitado caso exclusivamente al sector de
aproximación dentro de la aviación civil (ya que normalmente se opera con el secundario) es
utilizado de manera constante en el sector militar, dado que el espacio aéreo nacional está vigilado
por radar primario y secundario a la vez. Este sistema de detección utiliza la natural reflexión de un
objeto o fenómeno. El radar emite una onda que, al encontrarse con algún cuerpo o fenómeno en su
camino, rebota regresando al emisor, y siendo reflejada en la pantalla del radar. A partir de aquí,
justo es reconocer que existe toda una serie de "ecos falsos" que pueden ser reflejados en las
pantallas del radar primario y secundario.
Estos ecos falsos son aparentes reflejos interpretados por el ordenador del radar, que pueden
obedecer a causas distintas: vuelos de pájaros migradores, ciertos granizos, ionización atmosférica,
etc. Por esa razón, para evitar los riesgos de este tipo de ecos, los controladores y observadores de
radar son entrenados durante su formación para discriminar este tipo de fenómeno.
Por otro lado, y en honor a la verdad, es necesario aclarar que no todos los "ecos verdaderos"
detectados en radar y pertenecientes a Tráficos No Identificados (TNI) se deben a Ovnis. Una
avioneta de contrabando o de narcotráfico que penetra en vuelo visual (VFR), es decir, vuelos que no
son controlados o no notifican el obligatorio plan de vuelo en nuestro espacio aéreo, para entregar
su repugnante mercancía, igualmente sería detectada en radar primario, sin que fuese posible su
identificación. De manera que, vuelos visuales, averías en el trasponder, extravío del plan de vuelo,
etc., forman parte de las muchas posibilidades que existen de que aeronaves convencionales o
artilugios voladores no declarados se conviertan en un Tráfico No Identificado en las pantallas del
radar. Pero para esto están los radaristas y los operadores. Después de horas, días y años de servicio
escrutando las pantallas, los mismos radaristas son los técnicos más calificados para diagnosticar si
un eco puede obedecer a alguna causa convencional, como las ya explicitadas, o realmente un
fenómeno desconocido está siendo registrado en el radar.
El radar se limita a reflejar una información objetiva que posteriormente el observador o radarista
habrán de interpretar. Y si bien dicha interpretación humana es susceptible de error, cuando la
detección en radar de un eco es confirmada por los testigos visuales, por ejemplo pilotos, resulta ya
imposible eludir el carácter físico del Ovni.
Para los casos de detección de tráficos aéreos no identificados y Objetos Voladores No Identificados,
existe un dispositivo de la defensa aérea denominado "Scramble" (Interceptación). El objetivo de la
misión "Scramble" consiste en concretar una aproximación al intruso para su reconocimiento y
eventual interpretación. El resultado de las misiones "Scramble", como la detección satelital de
Objetos Voladores que penetran el espacio aéreo, desplazándose por distintas zonas para regresar al
espacio exterior, son informaciones militares calificadas como secretas. Pero el hecho de que esas
informaciones no trasciendan, no significa que los "Platos Voladores" resulten ser objetos no
identificables, porque son perfectamente identificables, y su procedencia del espacio exterior es
absolutamente comprobable mediante la aplicación de tecnología combinada.


--------------------------------------------------------------------------------

Diferenciando una raza extraterrestre

Oscar Lorenzo Ferreyra
San Martín – Argentina
cabina@sanmartinmza.com.ar

En 1955 en Kelly, una ciudad de los Estados Unidos, ocurrió algo fantástico. La familia Sutton vio a
su famoso "monstruo". Sí. Un tipo de humanoide, parecido a un extraño antropoide o mono.
Junto al ser, un ovni. Por esto último, quien describe destaca que se trató de una raza alienígena ya
vista en el mundo. A continuación describimos sus características anatómicas y las relaciones con el
planeta de origen.
Ojos muy grandes, suficientes para captar la poca luz de su planeta, o sea, ¿subterráneo? O un día
con el sol enano, o en vías de extinción.

Grandes orejas, lo que puede indicar densidad de aire muy baja.

Complexión atlética, robusta... ¿Montañas en su "modus vivendi"?

Además cuerpo con dureza enorme, o como un "chaleco de acero". Esto debido a que los Sutton
dispararon con sus rifles contra estos personajes aquella noche de 1955. Y cayeron al suelo volviendo
a levantarse.

Sus brazos eran largos, lo que hace pensar en la utilización de ramas de árboles... ¿En otro
planeta?... Podría ser, por qué no...

Su fortaleza física nos hace pensar en obreros, con capacidad mental mínima en un mundo carentes
de máquinas. Quizá se trate de sirvientes de otra "casta" más intelectual, o una especie de policía a
bordo de platillos voladores de un planeta en vías de extinción. Su sol podría estar apagándose.

En la Ovnilogía moderna existen varios casos de seres tipo "Sutton". En 1947, dos seres bajos muy
similares al biotipo del de USA. En Francia, tenemos los casos de Dewilde y Mazzeude, ambos de
1954...
Estaremos frente de seres que ya no aparecen por extinguidos? ¿Habrán colonizado las cuevas que
hay en la Tierra? (Y por lo tanto serían "terrestres").
Son noctílopes. Aparecen de noche. ¿Por qué la mayoría – entre todos los casos del tercer y cuarto
tipo – son nocturnos?
Esta última pregunta podría ser motivo de un estudio posterior.


--------------------------------------------------------------------------------

El Informe Bennewitz
(Primera parte)

José Espinoza
San Cristóbal – Venezuela
jespinoz@epsilon.funtha.gov.ve

(Información obtenida del libro "La amenaza extraterrestre" de Salvador Freixedo)

Paul Bennewitz. en los últimos dos años se ha convertido en un personaje singular en el mundo de
los ovnis. Denostado o seguido por muchos de los "ufólogos", es indudablemente una pieza clave en
la investigación de las actividades de los extraterrestres en nuestro mundo.
Es un científico de primera categoría, presidente de los Laboratorios Científicos "Thunder" en
Alburquerque. y con una veta de genio que ha demostrado más que suficientemente en sus
investigaciones en las actividades de los ovnis.
Algunos lo acusan de ser un agente solapado del gobierno para despistar a los investigadores.
dándoles pistas falsas y otros no dejamos de tener algunas sospechas sobre el, porque ciertamente
se nos hace muy difícil de comprender cómo un hombre, usando únicamente sus propios medios, ha
llegado a conseguir una información tan secreta que, de ser cierta, da muchas claves para
comprender el misterio tras el fenómeno ovni.
El doctor Bennewitz vive en Manzano (Nuevo México), cerca de un área de almacenamiento de
armas, muy próximo a la Base Sandia de la Fuerza Aérea.
Como desde su casa estaba constantemente observando luces en el cielo, se decidió a investigar por
su cuenta a ver si aquellas luces eran efectivamente ovnis y cuál era la causa de que abundasen tanto
en aquella zona. Para ello usó no sólo sus muchos conocimientos en electrónica y física, sino todo el
instrumental de su laboratorio. Sobre todo cámaras de filmar y ordenadores.
Su primer objetivo fue entrar en contacto con los tripulantes de aquellas máquinas, cosa que logró
muy pronto gracias a su gran inteligencia y a su conocimiento en materia de programación y códigos
de ordenadores. Debido a esta comunicación, fue poco a poco conociendo más a fondo los propósitos
y actividades de aquellos misteriosos individuos y haciéndose una idea cabal de cómo era su
psicología.
Atemorizado en parte con lo que fue descubriendo, se decidió a comunicárselo a las autoridades y
redactó un largo informe que a continuación le ofrecemos al lector. Mal sabía el doctor Bennewitz.
cuando acuciado por la curiosidad comenzó sus investigaciones, que el gobierno ya conocía todo lo
qué él estaba tratando de averiguar, y que la preocupación que él tenía era la misma que desde hacía
tiempo le quitaba el sueño a algunos miembros más responsables del gobierno.
Sin embargo, para los maniáticos militares del Pentágono, imbuidos de la paranoia belicista y con
una excitación casi orgásmica ante sofisticadísimas armas con las que divertirse aplastando a los
comunistas (y al mismo tiempo acabando con el planeta), el pacto con los extraterrestres tenía que
continuar. Paul Bennewitz envió su informe, en el que hasta proponía maneras para defenderse de
los EBEs, pero las autoridades no le hicieron ningún caso.
Es, sin embargo, algo muy de extrañar que conociendo PB (Paul Bennewitz) todo lo que conocía no
sufriese ningún atentado ni fuese silenciado de una manera violenta como lo han sido tantos otros.
Aunque algo de esto sí debió suceder, pues en los últimos meses se ha negado a hacer más
declaraciones. Sin embargo, su retirada no fue total, ya que en alguna ocasión, Paul Bennewitz
preguntado por algún periodista, se reiteró en todo lo dicho.
Según él, tiene 2 km. (kilómetros) de film de 8 mm con las idas y venidas de los ovnis cerca del área
de estacionamiento de armas en Manzano y muchos videos y fotos. Además, asegura que en la casa
Kodak, adonde mandó sus películas y fotos a revelar, le han manipulado los negativos en muchas
ocasiones, le han cortado pedazos de partes en que aparecían ovnis muy de cerca, los han tenido por
dos meses y hasta en una ocasión la película que le devolvieron era una copia. y no la original que él
les había mandado.
A continuación traduzco el informe enviado por PB – por cierto en un inglés muy «sui generis» – al
gobierno de los Estados Unidos. Comienza con un resumen de todo lo que contiene el informe:

Dos años de una continua vigilancia electrónica grabada, de 24 horas por día, acerca de la actividad
de vehículos alienígenas, en un radio de 60 millas alrededor de A1buquerque, lo cual se traduce en
más de 2.000 m de película tanto de día como de noche.

Detección y descodificación de comunicaciones y canales de vídeo de alienígenas: locales, de la
Tierra y del espacio circundante.

Recepción constante de vídeo procedente de naves alienígenas y de pantallas de la base subterránea.

La historia de la víctima de un encuentro (con los extraterrestres) en Nuevo México, lo cual me llevó
a la sintonización de las comunicaciones y al descubrimiento de que aparentemente todas las
víctimas de los encuentros tienen implantes (de instrumentos dentro de su cuerpo) con las
consiguientes cicatrices. Estos implantes han sido comprobados con rayos X y "scans". Se han
comprobado, además, otros cinco casos de cicatrices.

He establecido una comunicación directa y constante, usando para ello una computadora y una
forma de «Código hexdecimal» con gráficos e impresión. Esta comunicación se acentuó
aparentemente después de la evacuación de la base... (frase oscura).

Gracias a este nexo de comunicación con los alienígenas, dijeron la ubicación verdadera de la base
subterránea y señalaron el punto exacto.

Subsecuentes fotografías aéreas y desde tierra revelaron pilotes (para señalar) el aterrizaje, naves en
tierra, entradas, armas lanza rayos, y posibles puertos de lanzamiento junto con alienígenas en
tierra en vehículos propulsados electrostáticamente y armas lanza rayos también cargadas
electrostáticamente (traducción difícil).

Comparando por tríangulación y correlación cruzada (mis hallazgos) con films de alta resolución de
la NASA tomados en infrarrojo, se confirmó la localización de la base y se encontró que el Ejército
estaba envuelto en todo esto, dando los límites precisos de la base militar.

Una Comunicación previa con los alienígenas ya había indicado el envolvimiento militar y el hecho
de que la Fuerza Aérea tenía una nave de éstas; pero debido a la (extraña) psicología de los
alienígenas que yo había descubierto, no hice caso por entonces de aquel dato.

Subsecuentemente, los alienígenas comunicaron que, ciertamente, había una nave y, en realidad,
más de una. De hecho, dos se habían ya estrellado y abandonado y otra, había sido construida. Esta
estaba propulsada por energía atómica y está funcionando. Los alienígenas me indicaron su
ubicación.

Se supo y se dijo que dos mujeres y un muchacho, cerca de Austin (Texas), sufrieron una gran
irradiación (procedente de un ovni averiado) y el aparato fue visto moviéndose hacía el oeste,
rodeado de helicópteros. Además, el Gobierno pagó calladamente todos los gastos (Se refiere al
incidente Cash – Landrum).

Un estudio de las películas, reveló que el vehículo (disco) de los Estados Unidos, o uno similar a él,
iba volando con los de los alienígenas. Esto está de acuerdo con las películas infrarrojas tomadas
desde el aire, en las que se pueden ver dos en el suelo y en las subsiguientes fotos tomadas desde
tierra, cuando la base fue abandonada.


La comunicación mediante computadora con los alienígenas – aunque sin un contacto directo – (me)
ha dado un idea razonablemente clara de e/los y de su sicología, su lógica, métodos lógicos y sus
metas principales.
Es importante tener presente desde el principio que los alienígenas (con los que Bennewitz trataba)
son raros, emplea el engaño, no tienen intención aparente de hacer la paz y obviamente no cumple
ningún trato que hayan hecho previamente.
En cuanto a la verdad, tienden a mentir, pero su memoria para mentir no les dura y eso se
demuestra tras analizar sus afirmaciones en la computadora. Por tanto, no es difícil " verles la oreja
", por así decirlo, y de aquí se puede deducir la verdad.
El propósito de este informe no es el criticar o señalar a nadie con el dedo, indudablemente,
quienquiera que fuese el que hizo el primer contacto (con estos seres) actuaba conforme a nuestra
lógica y no conforme a la de ellos, y por eso actúo de buena fe, pero cayó en la trampa.
Los alienígenas indicaron que los "grises" – que aparentemente son el grupo inicial que hicieron el
trato – todavía estaban enfadados por la captura y muerte subsiguiente de los ocho compañeros
suyos que llegaron primeramente (Desconocemos a qué se refiere).
Hay otro grupo, que en el lenguaje de la computadora, se llaman a sí mismos "Naranja", y cuya base
está en la ladera oeste de la Mesa de Archuleta... (da detalles precisos y prolijos de dónde tienen la
entrada y de la extensión de la base subterránea).
Basado en fotografías aéreas. en las cuales se ve a un (ovni) alienígena claramente y despegando, se
puede decir que algunos despegues proceden de la dirección del domo (del que habló previamente).
Creo que el lugar es una salida de la base subterránea. En las fotos en infrarrojo de la NASA se ve lo
que parece ser una limosina negra al lado del domo en una rampa. También hay vehículos con
ruedas, vehículos para nieve y, "caterpillar", camiones y "jeeps". Los alienígenas no usan ruedas; los
humanos sí.
(A continuación sigue describiendo todo lo que se ve en las fotos en infrarrojo y llega a !a conclusión
de que son implementos pertenecientes al ejército de los Estados Unidos que está colaborando con
los extraterrestres. Termina así el largo párrafo): "He comparado las dimensiones de todos los tipos
de vehículos y son exactos a los del ejército. Si yo tuviese que hacer alguna conjetura, diría que las
limosinas negras son de la CIA".
(Continúa describiendo pormenores de la base y termina): "El área total de la base alienígena – que
da la impresión de tener varios cultivos, que en el lenguaje de la computadora se llaman "Unity" –
mide tres kilómetros de ancho por ocho de largo. Un cálculo aproximado de la población total de
alienígenas en la actualidad, a juzgar por el número de naves que vuelan sobre esta área y las que
hay posadas en el suelo en las fotos infrarrojas, sería de unos dos mil y probablemente más. Y ellos
dicen que hay más en camino".
(Sigue un párrafo de difícil comprensión, dada la sequedad y a veces la incorrección del lenguaje de
P. B.):
"No quiero especular en esta información acerca de cómo fue el contacto inicial del gobierno, que fue
lo que se supo, ni cuántos lograron escapar. Los alienígenas han comunicado su punto de vista y si
fuese cierto, en verdad que no sería tragable".
"He omitido muchos detalles para una futura discusión si se desea, pero lo importante es lo dicho".
"Estos son datos muy valiosos":

Es muy Importante saber que los alienígenas no permitirán que nadie (terrícola) salga (de la base)
sin un implante (en el cerebro) y cuando estén convencidos de que se han olvidado de todo.
Simplemente no lo permitirán. Todo parece indicar que no puede haber lenguaje ni comunicación
sin un implante. Con excepción del código binario y la computadora. Esto es una posible amenaza
para todos aquellos que sean del ejercito, de la Fuerza Aérea o quien quiera que haya estado en la
base. De todas maneras, nadie podrá recordar que le pusieron un implante. La razón para el
implante es múltiple: Para el lenguaje y la comunicación por el pensamiento – parece que no hay
barreras en este tipo de comunicación y lenguaje – y también para el control absoluto del humano
por parte del alienígena con miras al programa general a través de sus "rayos hondas" o contacto
directo. Yo he investigado esto y encontré que durante la programación la persona se vuelve
enteramente como un alienígena: una vez que uno aprende a reconocer los signos y la persona ya no
tiene recuerdo de la conversación o del acto que sigue. Si esto le ha pasado a algunos militares no
tengo que enfatizar las posibles consecuencias. El "botoncito" de la víctima puede ser apretado en
cualquier momento y en un instante se convierte en una cámara filmadora o en un micrófono, si así
lo desean ellos. Con estos métodos no hay nada por secreto que sea en los Estados Unidos que no
pueda ser conocido por ellos. Sin embargo. Las cicatrices (que dejan los implantes) a pesar que están
muy disimuladas, pueden ser vistas, todas están exactamente colocadas en el mismo sitio y todas son
accesibles por rayos X.

Hay que notar también que todos los alienígenas – "humanos" y humanoides – tienen implantes. Sin
ellos parece que no es posible la comunicación. Por eso uno puede decir de una manera general que
si una persona dice que se comunica con el pensamiento con un extraterrestre, muy probable ha sido
"implantado". Estos individuos suelen decir que son muy "psíquicos" y están dispuestos a probarlo.
Además, a través del transplante, el humano recibe información del alienígena y no se da cuenta de
ello.

Muy importante: el alienígena exhibirá tendencia a usar una mala lógica (mala si la comparamos con
la nuestra), de manera que ellos no son infalibles. En realidad ellos dan la impresión de cometer más
errores y de tener mas debilidades que el normal "Homo Sapiens". Para el alienígena, la mente es
clave, y eso constituye una gran debilidad de ellos que discutiremos más adelante.

No hay que fiarse de ellos. Pienso que si tuviésemos a alguno de ellos por amigo y nos viésemos en
alguna dificultad y lo llamásemos para que nos ayudase contra un enemigo, el amigo se pondría en
seguida del lado de nuestro enemigo. La computadora indica que en la Tierra en general nadie, ni
siquiera los rusos o cualquiera otros por el estilo, tienen esa tendencia. Ello nos lleva a deducir que
el peligro que hay en hacer cualquier tipo de trato con estos alienígenas, por lo menos con los de
esta especie.

Los alienígenas generalmente usan "el rayo" para matar. Su efecto en el humano es un circulo
púrpura de unos tres a cuatro cm. Si es hecho desde atrás se notara en una o en las dos espaldas. En
el ganado es lo mismo, mostrando un color púrpura debajo de la piel con círculos quemados en el
interior.

Las mutilaciones de ganado son la otra parte de la moneda y no trataré de ellas aquí, aunque son una



Compartir con tus amigos:
1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   ...   34


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad