Contacto boletin mensual de fenomenos extrañOS


Particularmente en Colombia en culturas aborígenes, la historia ha demostrado, o al menos la



Descargar 2.26 Mb.
Página19/34
Fecha de conversión26.03.2018
Tamaño2.26 Mb.
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   34
Particularmente en Colombia en culturas aborígenes, la historia ha demostrado, o al menos la
incógnita queda, que existe influencia de culturas mas avanzadas y de origen no conocido, en el
desarrollo de estos pueblos, que sin lugar a dudas han dejado profunda huella en el marco
ideológico y cultural de estas civilizaciones.
En la población de Facatativa, nombre de origen Chibcha, tribu aborigen que habitó en la zona
central de Colombia en tiempos del descubrimiento de América, existen algunas muestras no muy
ordenadas de unas piedras de descomunal tamaño en donde se observan inscripciones rupestres,
que demuestran a las claras contacto visual entre sus miembros y seres que presentan una fisonomía
extraña no humana.
Por otra parte, en el Parque Nacional de San Agustín (Departamento del Huila) la influencia marcada
de seres extraterrestres determinó que el avanzado estado de un pueblo eminentemente escultor,
reflejara en sus estatuas fisonomías no humanas de seres venidos de otros mundos. Las hermosas
esfinges que allí se encuentran, tienen ubicaciones bien particulares, simétricamente alineadas
como formando una zona de referencia y posibles aterrizajes de naves espaciales.
Por otra parte la ubicación estratégica de la zona Huilense en nuestro país, equidistante entre los
océanos Atlántico y Pacifico, muestra a las claras que no es simple casualidad la escogencia de un
lugar como el que hoy se conoce como Parque Arqueológico de San Agustín, como centro de
operaciones de un posible asentamiento de seres de otras latitudes.
Sería interminable seguir mencionando lugares en nuestro país que se enmarquen dentro de las
factibilidades que pretende mostrar este artículo, pero no quisiera terminar sin antes narrar tal vez
la mas impactante, la llamada ciudad perdida o BURITACA 2000, en las estrivaciones de la Sierra
Nevada de Santamarta, (Parque Natural Tairona) en el Departamento de Magdalena.
En tierras de la denominada cultura Aruaca, se construyo una ciudad escalonada en el cerro, de
incomparable belleza y de inexplicable hechura. Esta construcción llena de majestuosidad y de
prodigiosa ubicación, se ha constituido en el hallazgo mas importante arqueológicamente hablando,
de los últimos tiempos en nuestro país.
BURITICA 2000, se constituye en un lugar inexpugnable en su acceso, lugar paradisiaco y de
obligatoria concurrencia para todas aquellas personas amantes de las culturas antepasadas, que hoy
por hoy obliga al mas incrédulo de los estudiosos, a cuestionarse sobre la existencia de seres de
otros mundos, en la medida en que si se aplica la lógica racional del hombre, no se podría entender
el por que una cultura como la allí asentada, logra desarrollarse desde todos los puntos de vista,
incluso comparándola con culturas como la Azteca y la Inca, para hablar de desarrollos en América.
No sería ilógico el pensar que la escogencia de un lugar como el descrito, obedezca a planes
estratégicos de seres extraterrestres, por cuanto los hallazgos permiten concluir que la influencia de
los primeros habitantes de la zona, es altamente enmarcada dentro de aspectos fuera de contexto
para la época. Dibujos de seres diferentes descendiendo de naves extrañas, influencia pictórica y
artesanal, adoraciones totémicas, desarrollo tecnológico desde el punto de vista agrícola, población
pacífica pero celosa al máximo con su costumbres, que incluso hoy con su descendencia ultrajada
por la cultura del hombre "civilizado" ha logrado sobreponerse y cuestionar a todo aquel que ha
pretendido romper el equilibrio que allí existe.
Para concluir vale la pena recalcar siendo además muy extraño, como los lugares que se presentan
como tocados de alguna forma como fenómenos donde se ha desarrollada la actividad OVNI en
nuestro país, se encuentran hoy por hoy bajo el control de reservas naturales.
¿Podría ser esto simple coincidencia o extraña casualidad?, yo prefiero pensar y en éste caso pecar
por exceso y no por defecto, por cuanto la actividad OVNI en Colombia muestra a las clara un
elemento muy importante en nuestros días que quizás para otros mundos no solo sea importante
sino quizás el único objetivo y fin, cual es encontrar en la naturaleza y su cuidado, la única forma de
garantizar la sobrevivencia de una especie en vías de extinción.


--------------------------------------------------------------------------------
Reflexiones sobre la posibilidad de contacto con inteligencias extraterrestres

Jorge Munnshe
"Noticias de la ciencia y la tecnología"
Vol. I, Nº 10
Viernes, 24 de Abril de 1998
http://www.amazings.com/ciencia

Una civilización extraterrestre, por muy alejada que esté de nosotros, forzosamente tiene que acabar
percatándose de la existencia de vida inteligente en nuestro sistema solar. Por ejemplo, en las
frecuencias de onda que usamos para las retransmisiones televisivas, la Tierra "brilla" mil veces más
que el Sol. Desde otro planeta, una civilización que captase esto con sus instrumentos, se
sorprendería de tamaña anormalidad contraria a la física, y sospecharía que en el tercer planeta de
ese sistema operan fuerzas artificiales manipuladas por entidades inteligentes.
La consiguiente posibilidad de que entes de otros mundos nos estén visitando lleva implícita la
circunstancia de que, si es así, su progreso científico aventaja de modo colosal al nuestro.
Imaginemos que fuese cierta la suposición de que viajan hasta la Tierra. Creo que en tal caso, es poco
probable que se den a conocer, y muy lógico que prefieran no ser detectados. Sin duda, les
resultaríamos tan extraños, que no lograrían comprendernos, y por tanto no verían viable la
posibilidad de establecer contacto.
Pongámonos en el sitio de ellos. Imaginémonos como seres de una civilización capaz de dominar la
Física casi por completo, viajando en vehículos que probablemente se desplazan alterando el espacio
tiempo. Llegamos a un planeta. Detectamos vida, y entre las diversas especies, una de inteligencia
superior. Comprobamos que su grado evolutivo es notable: efectúa viajes espaciales, utiliza sistemas
de inteligencia artificial, obtiene su energía de fuentes que requieren un gran dominio tecnológico,
produce sus bienes mediante un sistema de industria tecnificada con creciente automatización, y
presenta otras muestras de progreso científico reseñables. Parece por tanto una especie apta para
ser contactada. Pero entonces descubrimos cosas muy extrañas. Su civilización está fragmentada en
bloques tecnológicamente avanzados y bloques con un gran retraso técnico. Esa misma especie
presenta comunidades de la era espacial y tribus de la edad de piedra. Adolece de desequilibrios tan
impensables como colonias con una elevadísima calidad de vida, y otras abandonadas a su propia
muerte bajo la denominación de "Tercer Mundo". En las mismas áreas geográficas, también conviven
sujetos con problemas de supervivencia, y otros con un nivel de vida que rebasa lo superfluo. Los
seres cometen otras estupideces inexplicables como envenenar su propio hábitat, minar el planeta
con bombas nucleares capaces de exterminarles por completo, matarse entre sí en "guerras", y otras
muchas.
Nuestra sorpresa es enorme. Esas entidades son lo bastante inteligentes como para poseer un
elevado grado tecnológico, y sin embargo hacen cosas irracionales.
¿Contactaríamos con una civilización así? Lo más lógico sería limitarnos a observar, y avisar de la
anomalía a las autoridades de nuestro mundo, para que enviasen equipos de psicólogos, sociólogos,
neurólogos, y demás científicos, con objeto de estudiar un fenómeno tan extraño. Nuestros colegas y
quizá nosotros mismos pasaríamos décadas y décadas estudiando tan singular civilización, sin
ejercer ninguna acción que ellos pudieran constatar, ya que ¿cómo se puede prever la reacción de
una especie que se comporta de modo irracional? Quizá de vez en cuando haríamos un estudio
neurológico detallado de algún ejemplar, pero nuestro formidable nivel tecnológico nos permitiría
hacerlo sin necesidad de secuestrarle y llevarle a bordo, y sin que ello afectase para nada a su vida
corriente. Si hubiésemos de emplazar algún artefacto físico en su hábitat, enviaríamos réplicas
perfectas de objetos para ellos cotidianos, que pasarían desapercibidos. Por supuesto, no
mostraríamos nunca nuestros vehículos y estos no serían por tanto avistados como objetos volantes
no identificados. En resumidas cuentas, permaneceríamos indetectables y sin interferir.
Si entidades extraterrestres nos han detectado y evaluado, dudo mucho que se pongan en contacto
con nosotros hasta que ascendamos al rango de civilización racional. No nos invitarán a ingresar en
ninguna "Federación de Planetas" ni nada por el estilo, hasta que nuestro comportamiento parezca
tan poco "humano" o poco irracional como por ejemplo el de Mr. Spock de la popular saga "Star
Trek".
Las consecuencias de un contacto prematuro traerían más problemas que ventajas. Lo mismo
pensaríamos si fuésemos cosmonautas humanos y viajásemos por el tiempo hasta la Edad Media.
¿Aterrizaríamos en la plaza de un pueblo? ¿Verdad que no? Si lo hiciéramos, causaríamos una
conmoción de consecuencias difíciles de prever. Lo mismo nos consideraban un ángel venido del
cielo que un dragón volador surgido del infierno. No sólo estaría en peligro nuestra integridad física
si nos aventurásemos entre esas gentes sin medidas de camuflaje, sino que, en cualquier caso, su
sociedad recibiría un shock mental peligroso.
En nuestra época estamos más concienciados, pero aún así las consecuencias de un contacto formal
estarían fuera de control. Sin ir más lejos, la forma física de los visitantes constituiría el primer
sobresalto. Me temo que no nos encontraríamos precisamente ante extraterrestres rubios, altos y
guapos, como ciertas creencias populares han establecido. Curioso que viniendo de otro planeta se
parezcan más a la raza blanca que a otras razas de nuestra propia especie. Otra cosa sería, por
supuesto, que usaran un "disfraz" con el que aproximarse a nosotros, pero en cualquier caso esa no
podría ser su verdadera forma, ni siquiera una de tipo humanoide. ¿Nos hemos parado a pensar en
que un escorpión es, a fin de cuentas, un terrícola? Pues si dos especies del mismo planeta son tan
tremendamente distintas, ¿qué cabe esperar si proceden de mundos diferentes, con distintas
características ambientales y una evolución bioquímica independiente? Además, si hubieran
progresado lo bastante como para viajar hasta nuestro sistema solar, podría ser que ni siquiera
tuvieran una dependencia de la biología. Su condición biológica podría ser parcial, habiendo
avanzado desde nuestras nociones sobre el concepto de Cyborg, hasta verdaderos elementos
calificables como vida artificial. Sus nociones de tiempo, espacio, y otras que integran las bases
cognoscitivas en que se apoya la psique de los mamíferos, podrían ser tan diferentes que la
comunicación con ellos nos sería imposible de modo directo. Aquí podrían intervenir las
computadoras. Un sector creciente de especialistas opina que el día en que se produzca la primera
comunicación oficial, no se efectuará de hecho entre ellos y nosotros, sino entre sus computadoras y
las nuestras. Los ordenadores serán los auténticos embajadores cósmicos, porque son máquinas que
se basan en las matemáticas, las cuales, afortunadamente para el caso que nos ocupa, funcionan
igual en todas partes. Usando planteamientos matemáticos, las computadoras de uno y otro lado
podrán intercambiar informaciones específicas.
La idea de las guerras galácticas, tan tópica en la ciencia ficción, encierra en el fondo una gran
falacia. Si una especie es lo bastante agresiva para intentar, cuando estuviera en condición de
hacerlo, conquistar el universo sin otro móvil que la expansión de su imperio, no sobrevivirá tanto
tiempo. Mucho antes se auto destruirá, ya que sus individuos lucharán desde el principio para
conquistar la región, el país o el planeta, hasta provocar el holocausto cuando su grado técnico les
permita guerras mundiales con mecanismos nucleares o afines. Las únicas especies capaces de
sobrevivir lo suficiente hasta que su tecnología les permita estar en situación de iniciar guerras
galácticas, serán, paradójicamente, aquellas que jamás las iniciarán a causa de haber erradicado por
completo de sí mismas la belicosidad.
Otro móvil muy manejado para las guerras galácticas, más realista que el expansionismo, es la
supervivencia, como por ejemplo la necesidad vital que tiene una especie por conseguir algo que
otra tiene, aunque suponga causar su muerte. Si bien ello podría resultar factible en un grupo muy
pequeño, sometido a carencias y aislado a merced del entorno, es inadmisible para una civilización
entera. El estatus tecnológico que requieren los viajes interestelares es tan colosal, que una
civilización capaz de ello está tan desarrollada que no necesita nada material de nadie, ya que puede
obtenerlo con más facilidad por sus propios medios, a partir incluso, si es necesario, de la
transformación atómica de unos elementos en otros. Sería absurdo que una civilización organizase
un viaje a gran escala hacia otro planeta, con todo lo que ello supone, para invadirlo y apropiarse de
materias primas, objetos, energía, o seres de los que alimentarse. Sería como si alguien gastase sus
ahorros en el pasaje de un avión que le llevara al otro extremo del mundo, con la única finalidad de
robar en un supermercado una botella de leche y no tener así que pagarla en la tienda de su barrio.
EL FUEGO DEL DRAGON
BOLETIN MENSUAL DE OVNILOGIA
Nº 2 – Octubre de 1998

Editado por Carlos Alberto Iurchuk
La Plata – Argentina
iurchuk@netverk.com.ar


--------------------------------------------------------------------------------

Se permite la reproducción parcial o total, por cualquier medio, de los artículos presentados en este
boletín. Si así se hiciere, se agradecerá la notificación al autor del artículo y al editor del boletín.


--------------------------------------------------------------------------------

¡No hay duda... existen!
El increíble caso del vuelo 510

Eduardo Mendoza Palacios
Guatemala – Guatemala
telediario@canal3.com.gt

Todo inició el 18 de junio de 1997, en horas de la noche. Eran las 19:l5 , varias personas en el área de
Mixco, Municipio del Departamento de Guatemala observaron una extraña luz en el cielo. Algunos de
ellos reportaron el fenómeno a la torre de control del aeropuerto internacional "La Aurora". El
objeto se movía emitiendo destellos y fue detectado visualmente por los operadores del control de
tráfico aéreo.
Descartando que aquello obedeciera a una nave sobre ese rumbo, los técnicos iniciaron el
procedimiento de identificación. Rodrigo Ochaeta, Mario Morales y Maynor Choy confirmaron que
era un objeto sólido ya que el eco estaba claro en la pantalla de radar sobre el radial 275, según la
orientación de la pista que es de norte a sur. Más que la curiosidad les invadió un sentimiento de
preocupación por las posibles consecuencias en el intenso tráfico para esa hora de la noche. Al
objeto se le veía claramente movimiento vertical, lo cual algunas veces lo lleva a ocultarse en las
montañas que rodean el valle de la Asunción, donde esta situada la capital de Guatemala.
19:30 – Un vuelo "currier" procedente del Salvador inicia su maniobra de acercamiento a la pista. Es
un LET de fabricación checa pilotado por un joven aviador, Luis Urrutia. Inmediatamente fue
informado sobre la luz sobre el oeste. El piloto del pequeño avión turbo informó a la torre que
efectivamente tenía a la vista el objeto el cual "brillaba en extremo". Este vuelo entraba sobre el
sudeste pidió una aproximación en arco al WOR, esto lo llevaría hacia el norte, lo que se llama una
"gota de agua". Lo anterior era para visualizar mejor aquella extraña luz. Efectuada la maniobra no
quedo duda de lo que ellos y los operadores estaban viendo, además el objeto para ese entonces se
había movido hacia el radial 215 – sudoeste.

Inicia el drama

19:45 – Un Boeing 767 de una línea aérea del Salvador y con rumbo a Los Angeles se preparaba para
despegar. El capitán de la nave con más de 100 pasajeros recibe la indicación de lo que está
sucediendo, una luz al costado de la pista a unas 8 o 10 millas según pantalla del radar.
19:50 – El 767 despega y el capitán está en alerta. Se reporta a la torre y manifiesta la intención de
indagar que es lo que se encuentra allí.
19:55 – El altímetro del 767 marca 7.500 pies, la visibilidad es ilimitada. El capitán H.W. reporta
estar viendo la luz, su rumbo no es ahora al norte, si no al oeste y la tiene a su izquierda, a las 11:30
según el reloj de orientación relativa de la cabina. El operador de la torre ve como aquella luz se ha
corrido al radial 300, es decir al noroeste. Todo lo anterior ha sido seguido con atención por la
pantalla de radar del aeropuerto internacional "La Aurora", personal que le nota movimiento
vertical.
19:57 – El avión de pasajeros enfila hacia su destino, mientras el capitán y la torre de control
continúan su comunicación de identificación de aquel objeto que continúa apagándose y
encendiéndose. La comunicación se torna dramática puesto que por momentos la luz parece jugar
con el avión. El operador de la torre le dice al piloto del 767 que "debe ser un espectáculo para los
pasajeros". El capitán H.W. le responde que no se les ha comunicado nada, ¡ya que desearían bajarse
del avión!
19:59 – Otro avión que se prepara para despegar rumbo a Centroamérica interviene en la
comunicación. Cuando le dan autorización de despegue dice: ¡Espero no encontrarme nada allá
arriba!
20:05 – La luz no se ve, existen algunas nubes y se tiene la creencia de que ha sido ocultado por ellas.
20:25 – La nave comercial con rumbo a Los Angeles y a más de 30 mil pies sigue su curso en la noche
y el piloto sigue eventualmente reportando la extraña luz, para ese entonces aproximadamente ya
sobre territorio mexicano. El capitán del 767 en conversación privada manifestó por momentos
sentir incertidumbre ya que la luz intensa de pronto se colocaba levemente a la izquierda o al frente
del avión. ¡En otras palabras lo estaba acompañando en su viaje! De pronto el fenómeno terminó en
una de las veces en que el objeto se encendía y se apagaba.

Reflexiones técnicas sobre el caso

El objeto era sólido, siempre reflejó un "eco" en la pantalla y su localización estaba entre 5 y 8 millas
al inicio, para después desplazarse hacia el norte y luego seguir al avión comercial por más de: ¡110
millas!
La evidencia la da el hecho que los operadores de radar observaron el objeto únicamente por medio
de la pantalla, ya que a diferencia de los de la torre no tienen visibilidad al exterior. Esto dieron la
voz de alerta al piloto del 510, cosa que no sucede a menudo. En el caso intervinieron observadores
de tierra, controladores de vuelo, al menos tres pilotos de aerolíneas y técnicos de radar. El planeta
Venus está apareciendo por esta época en esa dirección, sin embargo lo hace desde dos meses atrás y
en ninguna otra oportunidad se dio la voz de alerta.
El fenómeno fue analizado por un grupo asesor de la organización local Sky Cam Ovni de la ciudad
de Guatemala. En ella intervinieron un piloto con más de 30 mil horas de vuelo. Un experto del
Instituto de Meteorología de Guatemala, un miembro de la Asociación Astronómica, psicólogos, un
físico de un Instituto de Meteorología y miembros de Sky Cam Ovni. La conclusión fue la siguiente:
¡No se puede identificar el objeto!
Todo lo anterior pareciera una simple historia de ciencia ficción, pero para desilusión de los
escépticos la increíble historia está grabada en la cinta magnetofónica que registra toda
comunicación que es transmitida o recibida por la torre de control del aeropuerto internacional "La
Aurora". Este dramático documento está en poder del autor de este artículo.


--------------------------------------------------------------------------------

¿Error sobre Zeta Reticuli?

Dr. Roque Mecoli
Rosario – Argentina
rofe48ma@cablenet.com.ar

Quiero exponer ciertas cosas que he averiguado sobre el sistema de Zeta Reticuli, sitio desde el que
se dice "provendrían" los llamados "grises". Puesto que mi profesión no es la de astrónomo, no
descarto que pueda haber algún error en mis ideas.
¿Cómo, quién y por qué o para qué comenzó con esta loca idea ? !Ah!... pregunta muy difícil de
responder, sobre todo por lo extensa y por las ramificaciones que posee. Quiero recordar que
inclusive, en este sentido, se ha querido ver este sistema estelar en el mapa que bajo hipnosis
trazaron los esposos Hill, luego de su aparente secuestro (???). Pero no es este aspecto de la cuestión
el que quiero analizar, sino las características astronómicas de Zeta Reticuli, sistema binario por
otra parte, integrado por Zeta 1 y Zeta 2.
Quizá, el hecho que ha provocado que vuele en exceso la imaginación de algunas personas, es que el


Compartir con tus amigos:
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   34


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad