Consultoria identificacion de escenarios de riesgo de desastres y su zonificacion en los municipios que conforman las cuencas del rio naranjo y suchiate


Fuente: José Luis Arellano. CONAGUA. 2005



Descargar 4.91 Mb.
Página7/9
Fecha de conversión20.03.2018
Tamaño4.91 Mb.
Vistas248
Descargas1
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Fuente: José Luis Arellano. CONAGUA. 2005

Durante el Seminario sobre Riesgos, Desastres y Migración, realizado en Tapachula los días 1 y 2 de agosto de 2006, escuchamos la opinión de los guatemaltecos al respecto. El señor Rigoberto Genaro Coutiño Barrio, sindico de la alcaldía del municipio de Ayutla (ciudad Tecún Umán) San Marcos, indicó que: “el día primero empezaron las primeras lluvias, nos inundaron varias comunidades, pero la tormenta en sí se vino el día cuatro cuando el río Suchiate desbordó arrasando cuatro comunidades, en una se la llevó en 100%, se llevo más de 300 casas, escuelas, centro de salud, auxiliatura y en otras aldeas sólo arrasó con viviendas”. Además mencionó: “Igualmente el gobierno municipal ha gestionado ante el congreso de la República de Guatemala el dragado del río y hoy nos han manifestado que por acuerdos entre los dos gobiernos el río no lo pueden dragar, es la respuesta que ellos no han dado. Sin embargo, tengo conocimiento que hace aproximadamente dos meses el director de la reconstrucción nacional informó que el gobierno mexicano iba a dragar 40 kilómetros del río Suchiate, partiendo de la barra de Ocos hacia el norte, cuarenta metros de largo por 30 metros de ancho con 10 metros de profundidad pero hasta aquí estamos a la espera de lo que va ha pasar”.


De la misma manera, se le cuestionó sobre el desbordamiento del río Suchiate y la perdida de terreno en México. Refirió que en Guatemala: “estamos en igualdad, porque el río en partes se metió al terreno mexicano y en otras partes se metió al terreno guatemalteco, ósea que el río afectó a los dos países. ¿Pero qué va a pasar?, está pendiente, que esto lo van a manejar las instituciones gubernamentales de Relaciones Exteriores, estamos en la espera, porque los dos países estamos afectados en este caso”.
Para contrarrestar estas divagaciones del río Suchiate en el lado mexicano a partir de febrero de 2006, la CONAGUA inició la construcción de obras de protección a lo largo del río, mediante la edificación de espigones, con los cuales pretende evitar que el afluente continúe erosionando al territorio mexicano. Asimismo se planea, a través del Instituto de Historia Natural y Ecología (IHNE), rehabilitar 28 kilómetros con bambú y otras especies arbóreas, para estabilizar los márgenes y conservar los bordes del río. Las acciones antes mencionadas considero que tienen como objetivo volver el afluente a su antiguo cauce, proteger a la población, evitar que el afluente siga erosionando el margen del lado mexicano e impedir el avance de la degradación de terrenos ejidales.

Las posturas de los funcionarios públicos antes mencionadas, nos indican que el río Suchiate no modificó las fronteras naturales entre ambos países; sin embargo, a nivel práctico dichos enfoques entran en conflicto con el punto de vista de los ejidatarios mexicanos, quienes afirman que el río arrasó con sus tierras ocasionando perdidas económicas y aduciendo que el cauce quedó ubicado adentro del territorio mexicano. Considero que, durante esa época los escurrimientos del río ampliaron su área de inundación modificando los márgenes y el sitio donde se encuentra el canal más profundo, inclinándose hacia el lado mexicano y no al centro como dicta el tratado entre ambos países.




Figura 34: Mapa de pendientes de la Cuenca del Rio Suchiate






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos