Consideraciones de cinterfor de la oit sobre la formación profesional y laboral por competencias



Descargar 365.69 Kb.
Página4/7
Fecha de conversión23.12.2018
Tamaño365.69 Kb.
Vistas187
Descargas0
1   2   3   4   5   6   7

Finalmente, se establecen los itinerarios formativos, una secuencia de los módulos, ordenada pedagógicamente cuyo fin es el de capacitar para el desempeño de una ocupación.


La experiencia de trasposición curricular en el caso mexicano se puede ilustrar a partir de la propuesta del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP) que elaboró un método para la elaboración de cursos de capacitación basados en normas de competencia (2).
El método surgió de un cuidadoso análisis de otras experiencias internacionales y de varios enfoques pedagógicos. Luego de establecer y cotejar las necesidades de impartir formación, basada en demandas reales, y de identificar y analizar la norma de competencia laboral vigente para el área ocupacional en cuestión; el método planea la elaboración de módulos formativos tomando como base las unidades de competencia.
El objetivo general del curso puede definirse asimilándolo con la unidad de competencia o incluso elemento de competencia; esto dependerá del nivel al que se esté elaborando. Al hacerlo así, los objetivos del curso resultan similares al contenido descrito en la unidad de competencia respectiva.
En esta línea, los elementos de competencia se utilizan como referentes para establecer los módulos. Los objetivos específicos del curso, los contenidos y los resultados del aprendizaje se establecen a partir del análisis de las evidencias de desempeño, los criterios de desempeño, los conocimientos requeridos y el campo de aplicación.
En general, todos los elementos de la norma sirven generosamente para la estructuración de los currículos. Si bien, como se anotó, no se puede pensar en una correspondencia automática; es factible con un análisis juicioso, derivar currículos formativos atendiendo a las especificaciones de las normas.
Un aspecto que requiere especial atención es el referido a la conformación de competencias actitudinales tales como a la iniciativa, la productividad a la cooperación, la creación de un ambiente positivo de trabajo, la mentalidad creativa, la resolución de problemas. Estas actitudes se generan más en las estrategias pedagógicas utilizadas que en los contenidos mismos.
Ambientes educativos agradables, profesores motivados, aprendizaje por resolución de problemas, utilización de diversos medios didácticos: esas pueden ser las claves detrás de la creación de las competencias personales.



      1. Formulación de una Competencia:

La competencia se formula como un objetivo macro de aprendizaje y por lo tanto se estructura con los elementos siguientes: comenzando con una habilidad rectora ( expresión en infinitivo, que resume el accionar de varias capacidades) que caracteriza la acción principal de la competencia, seguidamente se dimensiona el alcance del contenido asociado a la habilidad, su nivel de profundidad científica y complejidad en el contexto que debe expresarse la competencia, finalmente se caracterizan también las actitudes que se requieren.


En la competencia hay que considerar el estándar que precisa el nivel de competitividad que se va demostrar en el mundo del trabajo y en la vida en general. El estándar tiene dos componetes básicos:


  • El contexto de realización de la competencia: se refiere a las condiciones temporespaciales de desempeño que demanda la competencia; por ejemplo: el trabajo empleando determinados instrumentos, la realización de la actividad expuesto a variadas condiciones climáticas, la ejecución de la labor en horario fuera de lo “normal”, etcétera.




  • Los criterios de desempeño de las variables que caracterizan el nivel de competencia: son determinaciones sobre el dimensionamiento en la precisión en determinada actividad, rapidez, organización, productividad, originalidad, impacto en la sociedad, etcétera.

Como parte esencial de la competencia hay que definir, junto al nivel de competitividad, la expresión del desarrollo de la compartencia que se requiere en la actuación de un profesional, esta significa que no se trata de una elevación del nivel de competitividad sobre la base de “luchas entre los hombres”, sino de crecimiento humano integral, con capacidades para resolver los problemas eficientemente y de actuación respetuosa, honesta y solidaria.


En el desarrollo de las competencias hay que considerar:


  • Las competencias generales: son aquellas que portan exigencias comunes a todas las asignaturas objeto de estudio, que tienen expresión generalizadora para la actividad profesional.




  • Las competencias específicas: que se refieren a la actividad a realizar en una determinada ciencia, o que se logran en un determinado período de la formación de los educandos.



4.1.2. Ejemplos de Competencias:
a) para el nivel secundario


  • Resolver problemas de la realidad objetiva aplicando modelos matemáticos y físicos, como resultado del dominio de la geometría y álgebra integrada a los conceptos y leyes fundamentales de la física mecánica, electromagnetismo, calorimetría, termodinámica y óptica, demostrando precisión, rapidez y originalidad en las soluciones que se obtengan, a la vez que constancia, respeto y solidaridad en el trabajo.

Veamos en este ejemplo los elementos de la competencia:




  • habilidad rectora: resolver problemas

  • nivel de conocimientos: dominio conceptual de la matemática básica y la física en sus aspectos fundamentales.

  • nivel de profundidad y complejidad: la aplicación de modelos matemáticos a la solución de problemas reales de la vida, lo que implica un fuerte desarrollo de las áreas del pensamiento: lógica-informativa, interpretativa-creativa y aplicativa-ejecutora.

  • estándar: demostración de que el estudiante es capaz de resolver problemas reales con precisión, rapidez y originalidad

  • desarrollo afectivo-volitivo: la demostración de constancia, respeto y solidaridad en el trabajo individual y en equipo.


b) para el nivel universitario:
Diseñar y desarrollar planes de negocios para el desarrollo empresarial, como resultado de la integración de conocimientos de la ciencia de la administración, el marketing, la contabilidad y finanzas en general, así como la legislación aplicada, demostrando espíritu emprendedor, confianza y seguridad, en función de alcanzar alta productividad y eficiencia, como expresión de un alto nivel de competitividad en la gestión de la empresa que se implemente.
Veamos en este otro ejemplo, los elementos de la competencia:


  • habilidad rectora: diseñar y desarrollar

  • nivel de conocimientos: dominio conceptual de la ciencia de la administración, marketing, contabilidad y finanzas, así como legislación

  • nivel de profundidad y complejidad: plan de negocios profesional que sea factible de aplicar en la práctica y de obtener resultandos de productividad y eficiencia

  • estándar: demostración del espíritu emprendedor, que quiere decir constancia, dedicación, originalidad, entre otros componentes de este concepto; así como también constituye parte del estándar la idea que se refiere a alcanzar un alto nivel de competitividad en el negocio en desarrollo.

  • desarrollo afectivo-volitivo: la demostración de constancia, confianza y seguridad en el proyecto que el profesional emprenderá.




      1. Exigencias Metodológicas a Considerar en el Desarrollo de las Competencias.

En la proyección metodológica de las competencias, hay que considerar, entre otros, los procesos siguientes:




  • La complejidad progresiva del aprendizaje: la secuencia lógica en qué debe darse el desarrollo de los conocimientos y la expresión de habilidad.




  • Integración progresiva del aprendizaje: la medida en que se deben ir sistematizando a un nivel superior de desarrollo, los conocimientos y las habilidades que porta la competencia.




  • Etapas del proceso de aprendizaje: determinación de en qué medida estarán presentes los macroprocesos del aprendizaje, secuencia lógica en función de la solución de problemas, comenzando por la investigación y terminando con soluciones creativas.




  • Incremento progresiva de la autonomía del estudiante: es muy importante considerar en las etapas de desarrollo de la competencia, el nivel de autonomía que debe ir alcanzando, progresivamente el estudiante.




  • La evolución de métodos de aprendizaje a métodos generalizadores del trabajo real: otro aspecto relevante en el desarrollo de la competencia es determinar como la aplicación progresiva de métodos de aprendizaje en las condiciones del aula y en la actividad de estudio en general, van conduciendo al dominio de métodos generales que permiten resolver problemas de la vida, con un carácter más profesional en la medida que el alumno avanza en el currículo.



    1. El Aprendizaje Basado en Problemas, ABP: su Impacto Psicológico y Pedagógico.

La concepción de un aprendizaje más integrador, en función de alcanzar las competencias profesionales, tiene una base metodológica esencial en el aprendizaje basado en problemas, para desatar un sistema de procesos de trabajos en busca del nuevo conocimiento que permite resolver la contradicción planteada en el problema. Estos procesos se concretan en los proyectos estudiantiles de investigación y producción estudio ( proyectos integradores); es decir:




  • Los procesos de aprendizaje parten de un problema,




  • se conducen a través de sistemas de tareas orientadas al desarrollo de un proyecto integrador,




  • los proyectos integradores sistematizan métodos generales de trabajo que permiten solucionar problemas diversos independientemente de las condiciones y las situaciones del trabajo,




  • el estudiante es un protagonista de su propio desarrollo en tanto, busca el conocimiento, lo aplica en condiciones de la práctica laboral y lo profundiza y sistematiza en la investigación científica.




  • el desarrollo del “ser”, de una personalidad integral en lo cognitivo y afectivo-volitivo, será el eje central de todas las situaciones de aprendizaje.

Un problema es un conjunto de relaciones objetivas, que en un momento dado, presentan una incongruencia o insuficiencia para la satisfacción de intereses de un grupo de hombres. Cuando ese conjunto de relaciones objetivas se manifiesta sobre el objeto de trabajo de una profesión, se trata de problemas profesionales.


El mundo del trabajo requiere de profesionales capacitados para enfrentar y resolver problemas cada día de mayor complejidad, donde intervienen simultáneamente diferentes ciencias, las tecnologías empleadas varían con mucha rapidez y por lo general alcanzan mayor repercusión económica y social; esas capacidades hay que desarrollarlas en todo el proceso de formación, desde cada una de las materias de estudio y a lo largo de toda la carrera; es decir: de problema en problema.

Conducir el aprendizaje de todas las materias por problemas significa que el diseño curricular y la proyección didáctica deben concebirlo para cada unidad temática en que se descompone el contenido inherente a una profesión. En el modelo del profesional o perfil del egresado se parte del problema social, de carácter principal, que deben resolver los graduados; en consecuencia se derivan los problemas profesionales más característicos y se determina la estructura del plan de estudio.


A partir de problemas reales de la sociedad se determinan los objetivos educacionales, los que constituyen el modelo pedagógico que dimensionan en qué medida los estudiantes serán capaces de solucionar los mismos. El contenido de la enseñanza y los métodos que se utilicen para provocar las situaciones de aprendizaje estarán en correspondencia con los objetivos y por consiguiente con las exigencias del problema a solucionar.
Cada materia objeto de estudio, sus unidades temáticas, el sistema de actividades docentes: clases, prácticas de laboratorios, talleres, trabajo en áreas de producción, trabajos investigativos, etcétera, se proyectarán sobre la base de problemas, en tanto reales o simulados de acuerdo con las condiciones existentes e intereses didácticos.
El aprendizaje mediante la solución de problemas, ofrece un conjunto de posibilidades, de orden psicológicas y pedagógicas, entre las que se encuentran:


  • Enfrenta al sujeto con la realidad, la reconoce y adopta una postura frente a ello.




  • Provoca una mayor actividad de los estudiantes, al intentar resolver la situación, al buscar respuestas científicas y tecnológicas con la realidad, a aprender y modificar.




  • Favorece la formación de un pensamiento creativo, al tratar de hallar la solución desde lo diferente: al encontrar y establecer relaciones, consolidaciones y respuestas lógicas.




  • Propicia la permanente duda, la actitud hacia la investigación científica como modo de abordar la realidad y de llegar a resultados objetivos en su perfeccionamiento.




  • Integra y sistematiza conocimientos y habilidades.




  • Desarrolla un mayor interés por la profesión, al promover un aprendizaje significativo donde se manifiesten sentimientos de pertenencia, de satisfacción por la labor realizada.

No obstante estas posibilidades mencionadas, el aprendizaje por problemas porta contradicciones y exigencias que deben ser valorados con profundidad, para concebir una adecuada proyección didáctica para el proceso de enseñanza-aprendizaje. La contradicción más relevante es la decisión en cuanto a sí se desarrolla el contenido de la enseñanza acuerdo con la “lógica del problema” o continúa predominando la “lógica de las ciencias”.




      1. Proyección Metodológica de los Problemas.

De los problemas generales, se derivan "familia o grupos" de problemas más específicos, inherentes a cada profesión de acuerdo con sus campos y esferas de actuación. Al trasladar estos problemas profesionales al proceso pedagógico profesional, el profesor debe hacerlo concibiendo una activa participación de los estudiantes en su solución, pero, a la vez, con una dosificación adecuada del nivel de profundidad y complejidad del contenido.


El profesor debe estudiar con profundidad las diferentes formas de proyectar los problemas de acuerdo con la complejidad y características de los mismos, en función del problema principal. El autor recomienda considerar, entre otras, las posibilidades siguientes:
1ro. de carácter propedéutico:

  • dirigidos a sistematizar conocimientos y habilidades, y a solucionar insuficiencias de orden teórico práctico para enfrentar otros problemas con mayor grado de dificultad y nivel de integración.


2do. de tipo situacional:

  • orientado a resolver situaciones específicas, concretas del proceso profesional como pueden ser la necesidad de: una reparación, la rectificación de una deficiencia, la explotación de un equipo, la dirección de un proceso, entre una amplia gama de posibilidades.


3ro. de tipo proyectivo:

  • encaminados a ofrecer una solución a insuficiencias de mayor complejidad y que exigen un alto nivel de integración de conocimientos y habilidades; deben conducir a dar algún aporte de orden teórico o práctico, como pueden ser: el perfeccionamiento de un método de trabajo, medidas correctivas que antes no habían sido concebidas, nuevos diseños de piezas, partes, equipos o sistemas profesionales.

La solución de los diferentes tipos de problemas permite alcanzar progresivamente los modos de actuación del profesional, es decir, la aplicación de los métodos de trabajo más generales en el objeto, por ejemplo:


Para resolver los problemas de implicaciones propedéuticas se orienta un nuevo método de trabajo, o se eleva el nivel de profundidad de otros ya estudiados; estos deben garantizar el dominio de una fundamentación teórica y desarrollo de habilidades que de forma preliminar permitan introducirse en los problemas de carácter profesional.
En la solución de los problemas con características situacionales los estudiantes deben sistematizar los métodos de trabajo más generales, en diferentes casos particulares del proceso profesional, con regulación del grado de dificultades.
El enfrentamiento a los problemas con exigencias proyectivas permite consolidar la aplicación de diferentes métodos de trabajo, buscar nuevas alternativas para optimizar los procesos de solución de los problemas profesionales; requieren del empleo, con mayor fuerza, de los métodos de la investigación científica.
El estudiante, al trabajar en la solución de los problemas, debe desarrollar el hábito de resolverlos con el máximo rigor científico, siguiendo un orden lógico que puede resumirse de la forma siguiente:


  • Identificar los problemas y sus causas, llegando a su detección y diagnóstico.




  • Determinar los métodos, vías y alternativas de solución, y la mejor alternativa.




  • Planificar, organizar y ejecutar con destreza y racionalidad las tareas prácticas que conducen a la solución del problema.




  • Controlar y evaluar los resultados y las vías empleadas en el proceso de ejecución.

Es de gran significación, orientar y controlar las acciones y operaciones a realizar por los estudiantes, para garantizar que: pasen a la etapa de ejecución práctica después de hacer un diagnóstico de la situación existente y confronten sus conocimientos con el marco conceptual necesario para seleccionar la mejor alternativa de trabajo. Claro está, en este proceso a medida que se va logrando profesionalidad, se va haciendo con un cierto grado de automatización, pero siempre la toma de decisiones hay que hacerlas con todo el rigor científico que el objeto de trabajo demanda.





    1. Los Proyectos Integradores: Articulación de las Experiencias de Aprendizaje en los Niveles o Años de Estudio.

Siguiendo el criterio de procesos educativos con integración del contenido objeto de estudio, se recomienda utilizar el “método de proyectos” para guiar el aprendizaje hacia la solución de problemas. El proyecto es un importante instrumento metodológico de integración de las diferentes disciplinas que estructuran una carrera universitaria o nivel educacional, en general.


En relación con el termino "proyecto" etimológicamente significa: dirigido hacia, lanzado en beneficio de, representado en perspectiva, diseño de una obra. Operacionalmente se define el Proyecto Integrador de Investigación y Producción como: "un trabajo docente de gran dimensión, que requiere la aplicación de los métodos de la investigación científica a través de un sistema de tareas docentes de diversas asignaturas para dar solución a un problema real de la vida, para dar lugar a resultados tangibles, productos, bien de orden práctico, metodológico o práctico".
Los soportes metodológicos del aprendizaje: Proyectos y Tareas de Aprendizaje, se articulan con los Problemas reales de carácter empresarial o social, conformando una triada de elementos interactuantes que imponen una mayor dinámica al proceso de enseñanza-aprendizaje, en función de las competencias de actuación profesional; es decir:
PROBLEMA

PROYECTO INTEGRADOR

DE INVESTIGACIÓN Y PRODUCCIÓN

SISTEMA DE

TAREAS DE APRENDIZAJE

4.3.1. Aportes Psicopedagógicos de los Proyectos:
Los proyectos producen importantes aportes psicopedagógicos al proceso de enseñanza-aprendizaje, como los siguientes:


  • Integra el estudio de las ciencias alrededor de la solución de un problema




  • Vincula con la realidad un sistema de contenidos amplio, de diversas asignaturas.




  • Propicia un ambiente de aprendizaje a través de la investigación.




  • Potencia las capacidades de “productor”, de creador en el estudiante




  • Favorece el desarrollo de valores humanos al trabajar en equipo durante un tiempo prolongado, de forma participativa.






      1. Tipos de Proyectos Integradores de Investigación y Producción:

Entre los principales tipos de proyectos integradores están:


1ero. Los dirigidos a resolver problemas generales de la vida, que afectan una empresa, una comunidad determinada o la sociedad en general.
2do. Los que aportan la creación de una nueva empresa o perfeccionan una existente, en vistas de promover las competencias profesionales para la gerencia de negocios.
3ero. Los que se orientan al diseño y construcción de un equipo, instrumento, o elemento concreto, para solucionar un problema eminentemente práctico.
4to. Los que aportan una nueva metodología de trabajo o que perfeccionan una existente para elevar la eficiencia de un proceso empresarial o social.
5to. Los que se concentran en organizar y sistematizar contenidos científico- tecnológico, con aplicación en la práctica empresarial o social.
6to. Los que aportan resúmenes de procesamiento de información, de determinadas temáticas científicas o culturales en general.
El transcurso de los estudios, el alumno debe pasar por diferentes tipos de proyectos para que se enfrente a diferentes situaciones de la realidad, lo que coadyuvará al desarrollo de un pensamiento y modo de actuar divergente, amplio, preparado para diferentes situaciones y condiciones del trabajo.



      1. Planificación y OOOooOOrganización de los Proyectos Integradores.

Los proyectos integradores requieren una planificación corporativa, con el equipo de profesores que intervienen en un nivel o año de estudio, para buscar consenso de cuáles serán los posibles problemas a resolver, a fin de hacer una propuesta de equipo a los estudiantes, en vistas de darles participación en la selección del tema de los proyectos y planificar cuál será el alcance de los mismos.


La materia rectora, que constituye el eje principal del currículo en el nivel de estudio en cuestión, debe coordinar todo lo referente a la planificación y orientación de estos proyectos; no obstante, todas las asignaturas participan en el control sistemático, y en brindar consultas a los estudiantes, así como en la evaluación final.
Los proyectos, van ganando en profundidad y complejidad, en el desarrollo del pensamiento y en los niveles de actuación, de tal forma que los resultados que se alcancen tengan una mayor significación desde los puntos de vistas científico y tecnológico. Al concluir los estudios de bachillerato en el nivel medio o de profesional en el nivel superior, el estudiante realizará un proyecto de grado, con un carácter más integrador y sistematizador de todo el volumen de contenidos desarrollados.

CRITERIOS CURRICULARES Y METODOLÓGICOS PARA DESARROLLAR LOS PROYECTOS:


  1. SE PLANIFICAN PARA REALIZARLO EN UN DETERMINADO PERÍODO ACADÉMICO. EN CADA NIVEL O AÑO, EL ESTUDIANTE DEBE DESARROLLAR, COMO MÍNIMO, UN PROYECTO DE CARÁCTER INTEGRADOR.




  1. EN CADA PROYECTO SE DEFINE UNA ASIGNATURA QUE SERÁ LA COORDINADORA DEL PROYECTO, QUE TENDRÁ MAYOR RESPONSABILIDAD EN EL MISMO.




  1. EL RESTO DE LAS ASIGNATURAS DEFINEN TAREAS CONCRETAS QUE FORMARAN PARTE DEL PROYECTO; ES DECIR, EL TRIBUTO HACIA EL PROYECTO.




  1. SE TRATA QUE TODO EL ACCIONAR PEDAGÓGICO ESTÉ EN FUNCIÓN DEL PROYECTO, CON ACTIVIDADES DE ORIENTACIÓN Y CONTROL.




  1. LA EVALUACIÓN SE REALIZA DE FORMA PARCIAL Y FINAL, POR EL GRUPO DE PROFESORES TRABAJANDO COORDINADAMENTE EN EQUIPO.




  1. DESPUÉS DE DEFINIDO EL ALCANCE DEL PROYECTO Y EL SISTEMA DE TAREAS, SE PROYECTAN LOS INDICADORES DE EVALUACIÓN, TANTO CONCEPTUALES, COMO PROCEDIMENTALES, COMO DE EXPRESIÓN DE LOS VALORES HUMANOS.




4.3.4. Formato de Planificación de un Proyecto Integrador:
Para realizar la planificación de cada proyecto integrador de investigación y producción se sugiere utilizar un formato como el siguiente:

NIVEL AL QUE ESTÁ DIRIGIDO:





COMPETENCIA PRINCIPAL DEL NIVEL:


PROBLEMA DE CARÁCTER MACRO PARA EL NIVEL:

TEMA DEL PROYECTO:




TIEMPO DE EJECUCIÓN:




ASIGNATURA COORDINADORA:




PRODUCTO A OBTENER CON EL PROYECTO:






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

enter | registro
    Página principal


subir archivos