Conceptualización de altas capacidades



Descargar 216.43 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión23.09.2018
Tamaño216.43 Kb.
  1   2   3   4

MARCO TEÓRICO


1.- CONCEPTUALIZACIÓN DE ALTAS CAPACIDADES.

En el manual de la Junta de Andalucía de altas capacidades número 2, se afirma que hoy día existe una diversidad de términos que, relacionados con la posesión de capacidades intelectuales de un nivel superior, suponen conceptos y matices diferentes. Así, el término superdotado se utiliza conjuntamente con las acepciones de genio, talento, altas capacidades, prodigio, etc. Ante esta diversidad, vamos a tratar de clarificar las situaciones más frecuentes que se pueden presentar entre el alumnado que presenta estas características.

El alumnado precoz es aquel que muestra un desarrollo temprano en una o varias áreas, pudiéndose confirmar o no las características que presenta una vez se consolide la maduración de su capacidad intelectual.

Se habla de talento cuando la persona destaca de manera especial en un ámbito o ámbitos específicos, presentando una capacidad superior a la media en áreas como la artística, verbal, lógica, matemática, creativa, etc.

La sobredotación intelectual es definida por J. Renzulli (1994), por la posesión de tres conjuntos básicos de características estrechamente relacionadas y con un igual énfasis en cada una de ellas:


  • Una capacidad intelectual superior a la media, en relación tanto a habilidades generales como específicas.




  • Un alto grado de dedicación a las tareas refiriéndose a perseverancia, resistencia, práctica dedicada, confianza en sí mismo, etc.




  • Altos niveles de creatividad, considerando la creatividad como capacidad de las personas para responder con fluidez, flexibilidad y originalidad.

Tras la revisión terminológica, y siendo conscientes de la dificultad de establecer una única conceptualización así como de la diversidad de situaciones existentes, utilizaremos el término genérico de altas capacidades intelectuales para designar a aquellos alumnos o alumnas que destacan en algunas o en la mayoría de las capacidades muy por encima de la media.


En el plan que propone la Junta de Andalucía para las altas capacidades encontramos afirmaciones como que, actualmente, no hay un consenso entre la comunidad científica sobre la definición de altas capacidades intelectuales existiendo diferentes teorías, concepciones y modelos, siendo muchas de ellas de carácter descriptivo.

Situándonos dentro de un paradigma más actual, donde lo más importante es proporcionar oportunidades y crear situaciones en las que el alumnado pueda desarrollar plenamente su potencial, se considera que un alumno o alumna presenta «altas capacidades intelectuales» cuando maneja y relaciona múltiples recursos cognitivos de tipo lógico, numérico, espacial, de memoria, verbal y creativo, o bien destaca especialmente y de manera excepcional en el manejo de uno o varios de ellos.

En este contexto, podemos diferenciar los siguientes perfiles de alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales:



  • Alumnado con sobredotación intelectual: hace referencia a las características personales de un alumno o alumna que dispone de un nivel elevado (por encima del percentil 75) de recursos en capacidades cognitivas y aptitudes intelectuales como razonamiento lógico, gestión perceptual, gestión de memoria, razonamiento verbal, razonamiento matemático y aptitud especial. Además, se requiere que este perfil aptitudinal anterior vaya acompañado de una alta creatividad igualmente por encima del percentil 75.




  • Alumnado con talentos simples: un alumno o alumna con talento simple muestra una elevada aptitud o competencia en un ámbito específico (por encima del percentil 95), como, por ejemplo, el verbal, matemático, lógico o creativo, entre otros.



  • Alumnado con talentos complejos: la combinación de varias aptitudes da lugar a talentos complejos, (percentil superior a 80 en al menos tres capacidades), como es el talento académico que se presenta al combinarse la aptitud verbal con la lógica y la gestión de la memoria, toda ellas, por encima del percentil 80.

Como conclusión se pone de manifiesto que, el propósito de la identificación de este alumnado no es etiquetar sino ofrecerle una respuesta ajustada a sus necesidades educativas. El hecho de que los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales posean unas aptitudes superiores no puede llevar a la conclusión de que no presentan ninguna necesidad específica de apoyo educativo que condicione su proceso de aprendizaje. De hecho son necesidades de tipo curricular, social, emocional e intelectual las que están afectando dicho proceso y que reclaman del sistema educativo una respuesta específica.


2.- ¿CÓMO ES EL ALUMNADO CON ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES?

Cuando pensamos en niños con alta capacidad creemos que son los niños que suelen sacar buenas calificaciones, son tranquilos, obedientes y obtienen el mayor aprovechamiento escolar. Sin embargo la realidad es muy distinta, ya que suelen pasar desapercibidos y por tanto no reciben el estimulo necesario para desarrollar su potencial. Suelen ser muy inquietos, preguntan al profesor continuamente, se aburren y tienen problemas de comportamiento, no siguen las actividades propuestas, por lo que no siguen el ritmo de la clase.

Algunos psicólogos en sus estudios nos muestran algunos comportamientos que suele presentar la persona con alta capacidad. Según Coriat (1990) o Gulbenkian. Las personas con lata capacidad suelen dormir poco, ya que poseen unos cerebros más activos. Les dan muchas vueltas a las cosas. Pueden presentar problemas de socialización al sentirse diferentes de los demás. Suelen tener un mayor grado de concentración si les interesa el tema.

También podemos encontrar información sobre las aptitudes o actitudes de las personas con lata capacidad intelectual en el manual de atención al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo: alumnado con altas capacidades intelectuales de la Conserjería de Educación de la Junta de Andalucía. En él nos muestra información de cómo es el alumnado con altas capacidades intelectuales, teniendo en cuenta que el alumnado con altas capacidades nos forma un grupo homogéneo y, por tanto, no se puede hablar de unas características comunes. Además la mayoría de los alumnos/as no mostraran todos los rasgos definitorios ni lo harán de forma continuada. A continuación destacamos la información más significativa en los siguientes ámbitos:

- INTELIGENCIA.


  • Comprenden y manejan símbolos e ideas abstractas, complejas, nuevas; captando con rapidez las relaciones entre éstas.

  • Son más rápidos procesando información.

  • Tiene una capacidad superior para resolver problemas.

  • Poseen una gran habilidad para abstraer, conceptualizar, argumentar, razonar, sintetizar, preguntar.

  • Presentan gran curiosidad y deseo por el por qué de las cosas.

  • Tienen una alta memoria.

  • Presentan un desarrollo madurativo precoz y elevado en habilidades perceptivo-motrices, atencionales, comunicativas y lingüísticas.

- CREATIVIDAD.

  • Presentan flexibilidad en sus ideas y pensamientos.

  • Tiene en cuenta diferentes puntos de vista para abordar conflictos o problemas.

  • Desarrollan un pensamiento más productivo.

  • Poseen gran capacidad de iniciativa.

  • Manifiestan creatividad y originalidad.

  • Disfrutan de una gran imaginación y fantasía.

- PERSONALIDAD



  • Suelen Ser muy perfeccionistas y críticos consigo mismo.

  • Son muy independientes

  • Poseen gran capacidad de convicción y persuasión

  • Son perseverantes si están motivados e interesados.

  • Sensibles con el mundo que les rodea.

  • Tienden a responsabilizarse del propio éxito o fracaso.

- APTITUD ACADEMICA.

  • Realizan aprendizajes tempranos y con poca ayuda.

  • Poseen capacidad para desarrollar gran cantidad de trabajo

  • Tiene capacidad para dirigir su propio aprendizaje.

  • Comienzan a leer muy pronto

  • Tiene buen dominio del lenguaje, vocabulario muy rico.

  • Mayor facilidad para automatizar las destrezas como la lectura, la escritura…

  • Suelen mostrar un elevado interés por contenidos de aprendizaje de carácter erudito, técnico o social.

Como hemos dicho anteriormente, estas características son orientativas y pueden aparecen todas, ninguna o alguna de ellas durante no sé sabe cuanto tiempo.

Cada persona tiene sus diferencias y sus características individuales y nuestra labor es ayudar a que el alumno desarrolle todas sus capacidades y habilidades hasta el máximo nivel. Sus actitudes nos darán información de cuales son sus intereses y motivaciones para poder potenciar sus aptitudes, para ello debemos poner a disposición del alumnados aquellas estrategias y recursos que desarrollen su capacidad y tener en cuenta sus necesidades educativas y los problemas que pueden presentar por comportamientos o aislamiento social para evitar que produzcan cualquier hándicap en la persona.



3.- LA CREATIVIDAD EN LOS ALUMNOS CON ALTAS CAPACIDADES.
Son diferentes los estudios y trabajos realizados sobre el estudio de la creatividad. El tema se ha tratado desde diferentes perspectivas y enfoques: psicodinámicos, psicométricos, biográficos y cognitivos, y la forma de enfocarlo difiere según las diferentes perspectivas. A nivel general, la creatividad se entiende como la capacidad para engendrar algo nuevo, ya sea un producto o una técnica, o una forma de enfocar la realidad. En este sentido, las personas creativas tienen la capacidad para pensar en algo nuevo que la gente considera de interés, pero sólo unas pocas personas lo hacen de forma diferente y original. Suelen tener ideas que rompen con las tradicionales y estereotipadas, e incluso con los modos generalizados de pensar y actuar. A pesar de las dificultades en encontrar una definición de la misma, la mayoría de los autores ratifican que la creatividad implica el logro o resultado de un producto original y útil.
A continuación presentamos diferentes definiciones de creatividad realizadas por diversos autores:

Para Torrance, la creatividad es como un proceso por el cual una persona es sensible a los fallos, a las lagunas del conocimiento y a las desarmonías en general. Considera que las personas creativas saben identificar las dificultades de las situaciones, buscar soluciones donde otros no las encuentran, hacer conjeturas, formular hipótesis, modificarlas, probarlas y comunicar los resultados (TORRANCE, 1974).

Una definición de creatividad desde un punto de vista educativo es la de De Bono, ya que la considera como la capacidad para organizar la información de manera no convencional, lo que implica la utilización de procedimientos para resolver problemas y situaciones que se alejan de los ya establecidos (DE BONO, 1986).

Guilford (1950; 1967) construye uno de los procedimientos más útiles para evaluar la producción divergente, definida como la creación de información a partir de determinada información, cuando el acento se coloca en la variedad y la cantidad de rendimiento de la misma fuente, capaz de implicar transferencia. Él lo incluye en su ya conocida teoría de la Estructura de la Inteligencia. Este autor concibe la creatividad como un conjunto de aptitudes intelectuales estables. En sus primeros trabajos postula que los factores intelectuales relacionados con la creatividad son aquellos que resultan de combinar la operación de producción divergente con la totalidad de contenidos de información posibles y con todas las producciones que pueden derivarse.

La creatividad es la capacidad de pensamiento divergente que favorece la búsqueda de soluciones o alternativas diferentes ante la presentación de un problema. Los sujetos con un alto nivel de creatividad son aquellos que presentan una capacidad de inventiva elevada, ideas nuevas y originales. Hay que destacar que la creatividad como ingrediente esencial de la alta habilidad ha sido estudiada por diferentes autores cuyos trabajos destacan las producciones novedosas y originales de estos alumnos. (BERMEJO, 1995; CASTELLÓ, 1993; CASTELLÓ & BATLLE, 1998; FERRANDO, 2006; GENOVARD & CASTELLÓ, 1990; GENOVARD, 2001).

Desde los planteamientos de la teoría triárquica de la inteligencia de Sternberg (1985A), se considera la creatividad un constructo complejo que no se puede explicar sin apelar a componentes de tipo cognitivo, motivacionales, ambientales y de personalidad que envuelven la vida del individuo. En los primeros trabajos sobre superdotación, Sternberg (1981, 1982, 1985A) define la superdotación intelectual dentro de su modelo de inteligencia triárquica. Para el autor, los estudiantes superdotados suelen combinar con gran maestría y habilidad los procesos de la inteligencia analítica, sintética y práctica, pero lo verdaderamente relevante de la superdotación es el uso que suelen hacer de las habilidades de insight.

Hacia 1995, Sternberg & Lubart proponen un nuevo concepto denominado superdotación creativa, y la definen mediante seis recursos:



    • El primer componente se refiere a los procesos o mecanismos de la inteligencia; son las habilidades que manifiestan los superdotados creativos para encontrar problemas, formularlos y redefinirlos de manera novedosa.

    • El conocimiento base es la habilidad para reconocer qué es lo realmente nuevo. El superdotado creativo suele descubrir las ideas en las cuales merece la pena invertir tiempo, lo cual exige utilizar los conocimientos y la experiencia con cierta pericia.

    • Un tercer componente de la teoría son los estilos intelectuales, referidos a la forma en que una persona usa, explota o utiliza su inteligencia. Los autores dicen que unos estilos conducen a la creatividad más que otros; así, el legislativo se refiere a la capacidad para invertir reglas y procedimientos, frente al ejecutivo, característico de personas que prefieren seguir lo establecido y al estilo judicial, referido a la emisión de juicios, evaluación de las personas, tareas y reglas, gustándoles emitir opiniones y valorando las de los demás.

    • El cuarto componente se centra en algunos rasgos de personalidad que contribuyen a la expresión de la creatividad, como son: tolerancia a la ambigüedad, perseverancia, apertura mental y deseo de crecer y arriesgarse intelectualmente.

    • El quinto componente versa sobre los recursos motivacionales, definidos como las fuerzas impulsoras de la creatividad. Es la motivación intrínseca que manifiestan los superdotados creativos y que se refleja en la satisfacción que les produce el trabajo personal y el logro de metas.

    • El último componente se refiere al contexto ambiental. Dicen los autores que el problema de los superdotados creativos es la hostilidad que encuentran en su medio, porque la sociedad, y principalmente la escuela, no suele recompensar ni reconocer las ideas creativas (STERNBERG & LUBART, 1995).

Desde una perspectiva interactiva, Gardner sostiene que la creatividad es la capacidad de resolver problemas nuevos, inusuales y poco convencionales, y que no puede estudiarse sin considerar la trayectoria evolutiva del individuo, el campo o área de conocimiento donde se manifiesta la creatividad y el reconocimiento de los expertos en el área que juzguen la solución, el diseño o la elaboración del producto realmente novedoso. Gardner (1995) plantea que la inteligencia y la creatividad no deben comprenderse como fenómenos separados, rompiendo la dicotomía existente entre los estudiosos de la creatividad. Gardner hace un perfil de la persona creativa y de las características de la creatividad. Respecto a la creatividad dice que: implica novedad; se caracteriza por la elaboración de nuevos productos o el planteamiento de nuevos problemas; y las actividades son creativas sólo cuando han sido aceptadas en una cultura concreta.

En relación a las personas creativas, argumenta primero que sólo suelen ser creativas en un campo determinado y no en todos y segundo, que una persona es creativa cuando pone a la vista su creatividad de modo consciente y regular. Para Gardner, si la inteligencia es plural, la creatividad también lo es. Así como no hay un único tipo de inteligencia, tampoco puede haber un único tipo de creatividad. Es en esta cuestión donde fallan los tests de creatividad, en su ingenua suposición de que el desempeño acertado ante tareas divergentes y muy triviales garantiza una predicción respecto a comportamientos futuros en cualquier campo. En su obra Mentes creativas (1995) plantea un razonamiento apoyado en dos ejes: por una parte su teoría de las inteligencias múltiples, y por otra una aproximación conceptual a la creatividad que denomina perspectiva interactiva. Considera la creatividad como un fenómeno multidisciplinario, que no se presta al estudio desde una disciplina como se ha hecho hasta ahora, sino que requiere un conjunto de talentos: psicólogos, biólogos, filósofos, informáticos, artistas y poetas, todos ellos tendrían algo que aportar. Es decir, desde la perspectiva de Gardner la creatividad es un fenómeno polisémico o multifuncional.

Por lo tanto, se puede concluir que la creatividad es un tema muy importante cuando nos referimos a la configuración cognitiva de la superdotación. Expertos en el tema la incluyen como concepto necesario para definir y entender la alta habilidad; así pues, la inteligencia y la creatividad son consideradas como características idiosincrásicas de los superdotados. Igualmente es importante el papel del profesor como mediador de experiencias de aprendizaje en un ambiente que utiliza la interacción para favorecer la creatividad en los alumnos en un contexto libre donde se puedan expresar y potenciar las ideas nuevas; que proporciona el sentimiento de competencia necesario para la creatividad y el reconocimiento de la misma. Para finalizar, señalar que la creatividad requiere un contexto y unas actividades convenientemente organizadas para el intercambio de ideas, lo que nos lleva a considerar que el aula debe ser un espacio en el que se rentabilicen todos los recursos materiales y humanos. Enseñar estrategias y tácticas propias de la creatividad es beneficioso para todos los alumnos del aula.

4.- PROBLEMATICAS ASOCIADAS CON LAS ALTAS CAPACIDADES.

Como todos los seres humanos las personas con alta capacidad intelectual también tienen que enfrentarse en su día a día a numerosos obstáculos y problemas que le impiden desarrollar íntegramente su potencial. Nacer con un coeficiente elevado no le va solucionar la vida por arte de magia. Es necesario que como todas las personas se entrenen y aprendan conocimientos nuevos que les permitan evolucionar y potenciar al máximo sus capacidades.

El principal problema que tiene una persona con alta capacidad es que puede que no llegue a saber nunca que lo es. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a una persona con altas capacidades o superdotada como «aquella que cuenta con un cociente intelectual superior a 130». Sin embargo, reconocer a un niño superdotado no es fácil. Sólo un 2,8 por ciento de la población infantil iguala o supera el coeficiente intelectual para ser calificado como tal y casi la mitad suelen ser niños problemáticos con bajo rendimiento académico y, en algunos casos, fracaso escolar. Dificultades de integración social en su entorno escolar, baja autoestima, desinterés y apatía por las clases, son algunos de los problemas a los que se enfrentan. Por lo que el pricipal problema es detectar a la persona con alta capacidad.

Los superdotados desarrollan una serie de habilidades que no suelen ser “normales para su edad y que si no se identifican a su debido tiempo y no se potencian, puede producirse un retraso en su desarrollo intelectual. De hecho, no articular las medidas adecuadas que den respuesta a las necesidades que presenta éste, puede derivar en situaciones de frustración, falta de motivación, problemas de conducta, indiferencia hacia las materias escolares, en definitiva, en fracaso e inadaptación escolar. El presidente de la Asociación Española de Superdotación y Altas Capacidades (AESAC), José Antonio Montes, considera que un diagnóstico precoz, entre los dos o tres años, es lo más adecuado para que esta aptitud intelectual no se convierta en un problema. Otros expertos coinciden con él en que en estas edades es más fácil identificar las altas capacidades pero estiman que debe esperarse hasta los cinco o seis años.



Según Amparo Acereda, profesora asociada del Departamento de Psicología de la Universidad Rovira i Virgili, cuando un niño superdotado no se identifica como tal o no se le estimula intelectualmente para que desarrolle su potencial pueden aparecer problemas de comportamiento que pueden ser de dos tipos:

  • Agresividad: el niño se rebela y se niega a seguir las reglas establecidas, da muestras de violencia verbal y física.

  • Pasividad: el niño intenta abstraerse del mundo exterior y se crea un mundo de fantasía sin contacto social, se muestra reacio a comunicarse con la gente y no se defiende si recibe insultos o le pegan.

Otra problemática asociada es que el niño superdotado además de enfrentarse a las dificultades de cualquier niño de su edad, tiene también que enfrentarse a las que derivan de su excepcional dotación intelectual. Por lo que provocan problemas que son fruto de una inadaptación entre la sociedad y la educación. A continuación detallamos algunos:

  • Este tipo de niños son conscientes de que son diferentes a los demás niños de su edad y por ello, se sienten solos y no muestran predisposición a entablar amistad con otros compañeros porque tienen miedo a que les rechacen

  • Los profesores de este tipo de chicos se sienten amenazados porque poseen elevada observación crítica, una alta capacidad analítica y una marcada incredulidad que les obliga a cuestionar todo.

  • Su tiempo de atención es limitado y esto los hace inconstantes para terminar actividades. Sienten un aburrimiento permanente y necesitan ser incentivados en forma continua.

  • Poseen una marcada capacidad de liderazgo y sus reacciones suelen ser muy enérgicas lo que en ocasiones provoca un efecto de dominio sobre los demás.

  • Tienden hacia la búsqueda de la libertad y sienten gran tendencia hacia la individualidad. No les molesta la soledad y se muestran muy combativos ante cualquier situación que no aceptan.

La legislación española reconoce en el Real Decreto 696/1995 de 28 de abril, (B.O.E. 2-6-1995) para la Ordenación de los Alumnos con Necesidades Educativas Especiales, la existencia de diferentes tipos de superdotación. La profesora de la Universidad de Granada, Mª Inmaculada Ramírez Salguero, especializada en Psicología Evolutiva y de la Educación dirigió una investigación sobre la superdotación en la que se diferenciaban dos tipos de superdotación:

  • Superdotación creativa: tienen muy desarrollado el sentido del humor y una actitud lúdica que incluso se manifiesta en las actividades académicas. Además destaca su inconformismo, su marginalidad y las ideas originales que expresan en el trabajo. La superdotación creativa se mide con el test específico, The Torrance Test of Creative Thinking (TTTC).

  • Superdotados con Coeficiente Intelectual elevado: Los niños con un coeficiente intelectual alrededor de 140. Dentro de este tipo de superdotados se pueden diferenciar tres subgrupos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©psicolog.org 2019
enviar mensaje

    Página principal
Universidad nacional
Curriculum vitae
derechos humanos
ciencias sociales
salud mental
buenos aires
datos personales
Datos personales
psicoan lisis
distrito federal
Psicoan lisis
plata facultad
Proyecto educativo
psicol gicos
Corte interamericana
violencia familiar
psicol gicas
letras departamento
caracter sticas
consejo directivo
vitae datos
recursos humanos
general universitario
Programa nacional
diagn stico
educativo institucional
Datos generales
Escuela superior
trabajo social
Diagn stico
poblaciones vulnerables
datos generales
Pontificia universidad
nacional contra
Corte suprema
Universidad autonoma
salvador facultad
culum vitae
Caracter sticas
Amparo directo
Instituto superior
curriculum vitae
Reglamento interno
polit cnica
ciencias humanas
guayaquil facultad
desarrollo humano
desarrollo integral
redes sociales
personales nombre
aires facultad